Home / Fan trabajos / Un nuevo comienzo Capítulo 3

Un nuevo comienzo Capítulo 3

Perdón por no actualizarles pero ahora ya se los traigo espero que les guste y nos vemos cada 20 días.

 

Capitulo 3

Mi príncipe de la colina

Donde estés, estaré yo y donde este yo…

Cerca del medio día William se reunía con su abuela sin que nadie se diera cuenta de que había regresado. Todo parecía normal como si los años no hubieran consumido nada ni se llevara cosas materiales y personas queridas, al regresar del extranjero lo que menos quería era regresar a esa mansión la cual le traia malos recuerdos. Después de visitar a su tía y ponerse al tanto de todo decidió ir a caminar en la cual pudiera pensar en lo que aria de ahora en adelante, pero algo interrumpió sus pensamientos al momento de ver a alguien.

 

–          ¿Porque lloras? Eres mucho mas linda cuando lloras – le preguntaba William a la niña que vio llorando.

 

–          Mmm  – pareció no entender hasta que lo vio bien – oh – se le quedo viendo de la forma que estaba vestida – pareces un astronauta con tu falda y eso – apuntando a la gaita – cuando le soplas parecen caracoles arrastrándose.

 

–          Dices caracoles arrastrándose – se sorprendió por el comentario tanto que empezó a reir – jajaja caracoles arrastrándose.

 

Fue anta su risa que ella también comenzó a reir, mientras que sus risas era lo único que escuchaban, hasta que William empezó a tocar la gaita y los pies de la niña comenzaron a moverse conforme la musíca. En eso llego una ventisca que provoco que a la niña se le volara el papel que tenia en la mano.

 

–          Oh por poco, quiero seguir escuchando los caracoles – levanto el rostro pero el ya no estaba – a donde fue – se pregunto.

 

En eso iva a dar el paso y encontró algo.

 

–          Creo que esto es de el príncipe – lo recogió y lo guardo en su bolsa de su vestido – creo que el vendrá por el algún dia.

 

William regreso a la mansión una hora después.

 

–          William donde has estado – preguntaba la tía Elroy con cara de angustia.

 

–          En el bosque tía Elroy – contestaba con si mirarla – estoy cansado ire a mi habitación.

 

–          Espera! – exclamo – George te esta esperando en el despacho.

 

–          Estaré ahí en un minuto – y se dirigió a su habitación, se dejo caer en su cama – no puedo creer que caminé tanto – se empezó a desvestir y vio que le faltaba algo – y mi broche! – pensó por un segundo – creo que se me cayó.

 

Termino de vestirse y bajo al despacho.

 

–          Creí que no vendrías – le dijo viéndolo entrar.

 

–          Como puedes decir eso!, nunca te desobedecería – lo dijo de broma – te tengo miedo!

 

–            Ya para de bromas – poniéndose serio – que es lo que vas a hacer de ahora en adelante.

 

–          No lo se – con seguridad – si te lo dijera creo que te estaría mintiendo.

 

–          Debes de pensar muchas cosas y como puedes resolverlas.

 

El se retiro sin decir nada mas mientras que William se quedaba pensativo sobre lo que va y tiene que hacer y todas tienen que ser resueltas por el mismo.

 

–          No necesito pensar – decía en voz alta – cuando llegue el momento pensare que hacer.

 

Salía del despacho cuando vio a la tía Elroy  afuera de este.

–          ¿Que se te ofrece tía?

 

–          Quiero hablarte de algo, vamos al jardín.

 

–          ¿William cuanto tiempo te quedaras en Lakewood?

 

–          No lo se,  no creo que sea mas de un mes tengo negocios que atender en Escocia.

 

–          Oh, pensé que seria más tiempo – exclamo.

 

–          No, es que tengo cosas que hacer aquí, por eso será un poco mas de mi estancia aquí.

 

–          De acuerdo.

 

–          Iré a mi habitación.

 

–          La tía Elroy se quedo algo pensativa de porque su actitud si, siempre se le ve sonriendo.

 

–          ¿Que abra pasado con George? , ¿porque se ve desinteresado? – se preguntaba.

 

William iva subiendo las escaleras entro a su habitación, se sento en su escritorio y busco unas hojas dentro de un cajón y encontró una carta que decía…

 

Para William Andrew.

William si estas leyendo esta carta es que regresaste de estudiar del extranjero, que estas sano y salvo, quiero decirte que no te preocupes por mi, quiero que sepas que nunca quise dejarte, simplemente no desee esto y la vida no me alcanzo para estar al lado de mi hijo, mi esposo, de ti y de mi familia.

¿Por cierto como esta Anthony?, y la tía Elroy?, espero que no te regañe tanto y que tal George?, ocupado de seguro.

No quiero que te desgastes tanto siendo el líder del clan, come bien.

Y por aquello perdóname por no poder acompañarte a buscarla te lo encargo, visita mi tumba quieres!!!

Cuida mucho de tu sobrino y cuida de ti espero que seas feliz y no te descuides y perdona a tu hermana por ser tan devil.

Te quiere tu hermana Rosemary.

–          No te preocupes – decía llorando – no me descuidare y cuidare de mi sobrino como pueda, y no te preocupes estoy comiendo bien, pero una cosa que quiero decirte es que no eras devil, no lo eras , perdoname por culparte, perdón.

 

–          William!! – entro George pensando que se sentía mal – que paso, perdón por entrar asi te sientes mal.

 

–          No te preocupes – le decía sin mostrar la cara – estoy bien, a que has venido.

 

–           Te enviaron esos papeles de Londres.

 

–          Esta bien, gracias George.

 

–          Entonces si estas bien, me retiro – estaba apunto de tomar la perilla cuando le hablo.

 

–          George.

 

–          Si – dijo volteando hacia con el.

 

–          Te acuerdas que antes de que me fuera a estudiar al extranjero hablamos de ese tema.

 

–          Claro – recordaba.

 

–          Quiero que me ayudes me siento algo impotente sin saber por donde empezar, no tengo rumbo.

 

–          Debes pensar, ¿por donde quisieras comenzar?

 

–          No lo se – decía desesperado.

 

–          Tal vez, por los orfanatos pero, que tal si fue ya adoptada a estos años?

 

–          Seria una probabilidad pero, no te des por vencido aun puedes lograr algo con eso.

 

–          Esta bien, reflexionare lo que quiero hacer hoy, para que salga algo bueno de esto en un futuro.

 

–          Por hoy me retiro nos vemos luego – dijo dirijiendose a la puerta.

 

–          George!

 

–          Si – sin voltear.

 

–          Gracias!

 

–          Cuando quieras –dijo cerrando la puerta.

 

Transcurrieron 4 horas después de hablar con George.

–          Toc, toc – llamaron a la puerta.

 

–          Adelante.

 

–          La cena esta cervida la sra. Elroy lo esta esperando.

 

–          Dile que me perdone que no tengo hambre.

 

–          Si, compermiso.

 

–          Ahora ya he pensado y reflexionado lo que tengo que hacer.

 

Al día siguiente, estaban desayunando en el jardín y la tía Elroy le reprochaba.

 

–          ¿William porque me dejaste cenando sola?

 

–          Lo siento tia – lo decía en forma de burla – no me sentía con apetito.

 

–          William compórtate como cabeza de la familia Andrew debes comportarte.

 

En eso una mucama los interrumpió.

 

–          El sr. George esta aquí.

 

–          Hazlo pasar – indico la tía.

 

–          Enseguida – y se retiro.

 

–          ¿A que vendrá? – se pregunto.

 

–          Tía eso no se pregunta, George es mi mano derecha –se levanta de su haciento – voy con el en un momento regreso.

 

–          Esta bien.

 

William iva entrando cuando vio a George.

–          George – exclamo.

 

–          Hola, vamos al despacho.

 

–          Deacuerdo.

 

Ya dentro del despacho.

 

–          Ayer lo estuve pensando – le decía – eh razonado y se lo que debo de hacer y tu George me vaz ayudar.

 

–          Eh! – decía sorprendido – yo en que te puedo ser útil.

 

–          Pienso desaparecer por un tiempo y ru te vas a hacer acargo de los negocios como mi mano derecha – decía muy seguro.

 

–          ¿Porque?,  A donde te iras! –sorprendido.

 

–          Ire a conocer el mundo y buscar pistas aun estoy a tiempo – felizmente.

 

–          Pero que dices!, estas loco.

 

–          No! pero, – poniendose serio – me ayudar a encontrar pistas que tal vez me lleven hacia ella.

 

–          ¿Pero abandonar los negocios?

 

–          Si, necesito que te quedes al frente y me apoyes necesito este favor, necesito que me ayudes ¿contare con tu apoyo?

 

–          No lo se es mucha responsabilidad cuando no estas aquí.

 

–          Después que encuentre todo lo posible regresare con buenas noticias y estaré al frente de los negocios como todo líder del clan.

 

–          Esta bien pero ¿como se lo diras a la sra. Elroy?

 

–          No se lo dire.

 

–          ¿Que?

 

–          Acaso quieres que el ejercito salga y te busque por todo el mundo debajo de cada piedra.

 

–          Ella lo comprenderá – aunque se veía algo inseguro – ella lo comprenderá.

 

–          Espera cuando repites dos veces las cosas no estas seguro jajaja.

 

–          Vamos George, no es momento de reírse.

 

–          Lo siento es que estoy demasiado o muy nervioso.

 

William preparaba tragos sacando varias botellas.

 

–           Ya tranquilízate y ten un trago.

 

–          Wow ! Para tu edad sabes como tranquilizar a las personas – le decía –

 

–          Jajajajajajaja si trato con varias personas mayores.

 

–          William

 

–          Si?

 

–          Cuenta con migo para todo – mientras lo abrazaba – para todo no necesitas – mientras que William sollozaba.

 

–          Gracias.

 

–          No las des, desde ahora nunca te guardes las cosas para ti solo.

 

–          Si.

 

Continuara…

LEER EL SIGUIENTE CAPÍTULO

Comentarios

comentarios

Check Also

LA PROMESA DEL OCÉANO… CAPITULO 3

CAPITULO 3 Voces lejos, muy lejos apenas perceptibles gritando con desesperación, unos brazos fuertes que …

4 comments

  1. HOLA. TU ORTOGRAFIA HA MEJORADO. ESPERO QUE CONTINUES LA HISTORIA.

  2. hola me agrado el inicio de la historia pero como ke le hace falta un poco mas de sazón aun así felicidades y esperare la continuación
    de tu historia salu2.

  3. ola
    me encantaria poder leer la historia desde al principio asi qe porfavor alguna de ustedes me podria decir en donde la puedo ver
    se lo agradeceria mucho y porvafor podrian decirme el nombre del autor ya qe no lo encuentro y me gustaria buscar la historia en el foro porfavor

    gracias

  4. Patricia andrade gonzalez

    M encanta

Leave a Reply

Your email address will not be published.