Home / fanfics / El amor de la rosa eterna – Tercera parte

El amor de la rosa eterna – Tercera parte

El amor de la rosa eterna
Por Astareth

Capitulo 118 – A CORAZON ABIERTO

Terry volvió a mirar su camerino, si no había error era el suyo, sus cosas estaban donde las había dejado esperaba una explicación, no comprendía qué demonios hacia ahí, como que era ilógico tal vez se confundió de camerino. Terry no estaba dispuesto a que le robaran su tiempo no tenía el ánimo suficiente como para soportar a nadie es mas no se soportaba el mismo así que con su modo no tan amable dijo.

Terry – Creo que te equivocaste de camerino –su voz sonaba de un modo irritante – el de Karen es el de enfrente– en otras palabras vete y no me molestes –

Richar – Eso ya lo sé solo que no quiere verme, está un poco molesta así que me preguntaba si no habría problema en que tu y yo …

Terry – Un momento que quieres decir con eso de tu y yo –cuestiono sorprendido –

Richar – Bueno estaba pensado en que…

Terry – Pues hazme un favor no pienses y cuando salgas cierra la puerta –la irritabilidad en Terry era evidente no le gustaba incluir a nadie en su vida llena de soledad –

Richar – Sabes una cosa, los tipos como tú no son más que patanes –la dulce mirada del joven ahora se volvía severa y desafiante –

Terry –Mira niño tú no sabes por lo que estoy pasando así que lárgate y déjame en paz.

Richar – Pues te haría bien hablar con alguien no lo crees, para que saques toda la frustración que tienes, conoces a Sigmund Freud creo que te ayudaría mucho – dijo en son de burla, la comisura de sus labios dibujo una sonrisa que la reafirmaba–

Terry – Te crees muy gracioso no – dijo mientras se abalanzo contra el chico de hermosos ojos azul cielo, su puño estuvo a punto de chocar con la mandíbula de Richar pero la habilidad de este lo impidió, era la primera vez que alguien le detenía un golpe cuando se encontraba totalmente sobrio, sus ojos se abrieron ante la sorpresa – maldición como pudo ser…

Richar – No creas que no se defenderme, no eres el único que ha sufrido – Terry lo miro con sorpresa que había pasado a caso ya no era aquel hombre fuerte, no ahora era un hombre completamente débil, cansado y sin ganas de vivir – No creo que un hombre con tu aspecto le haga daño a nadie –le restregó en la cara –.

Terry por fin se armo de valor, volteo hacia el espejo que estaba en la pared, el cual estaba evitando desde hace varios meses, bien sabia que lo que vería no le gustaría, sería un duro golpe a su realidad, se dio cuenta de que realmente se veía peor de como se sentía , tenía unas pronunciadas ojeras debido a la ausencia de sueño, la barba empezaba a crecer, la blancura de su piel se tornaba amarillenta, los pómulos se marcaron mas, era evidente que no se alimentaba bien, pero sobre todo se dio cuenta de que por lo poros de su cuerpo se escapaba el aroma del licor que había bebido, coloco sus manos también delgadas y pálidas sobre su rostro, a pesar del maquillaje que se había usado para la obra era evidente el deterioro que su físico había sufrió, ¿cuando fue que el sol se vio opacado por la penumbra?, ¿cuando fue que la muerte lo había sorprendido en vida?.

Terry – Por todos los cielos que aspecto tan deprimente tengo – su voz ahora sonaba perturbada por la sorpresa de ese Terry derrotado –

Richar – Parece que tú eras el único que no la había notado, suele suceder en ocasiones.

Terry – ¿Que es lo que quieres de mí? No crees que tenga suficiente con tu hermana.

Richar – La verdad es que discutí con Karen y no tengo muchos ánimos de pasar la noche en su casa y como no conozco más gente aquí, por eso pensé en ti no se tal vez ir a tomar un trago.

Terry – Bueno lo que sucede realmente no me apetece beber – Richar puso cara de desilusión – pero si quieres podemos ir a mi casa, tomarnos un café – por todos los cielos qué demonios acabas de decir se pregunto a sí mismo –

Richar – Me agrada esa idea tal vez me mude a tu departamento – dijo mientras veía la reacción de Terry-

Terry lo miro confundido que estaba pasando aquí apenas tenían unas cuantas horas de conocerse y este chico ya hablaba de mudarse con el acaso estaba loco, ¿Qué pretendía? Ser su amigo, si tal vez un amigo era lo que Terry necesitaba para poder sobrellevar su pena.

Richar – No te pongas así es broma, buscare un hotel.

Terry – Si gustas, yo creo que en mi departamento hay suficiente espacio para dos – dijo y una leve sonrisa se dibujo en su rostro, su mal humor se había ausentado ante la presencia de Richar, no entendía a que se debía ni porque la presencia del chico ya no le molestaba como apenas hace unos instantes – voluble – se dijo en voz baja –

Richar – Perdón dijiste algo – Terry movió las manos en señal de negativa – bueno en ese caso tal vez te tome la palabra, la verdad es que no es muy agradable estar en casa de Karen, bueno aunque si es satisfactorio – dijo maliciosamente –

Terry – Si me permites necesito cambiarme solo serán unos minutos y nos vamos – Richar entendió a que se refería Terry así que se retiro pero antes de que este saliera Terry le dijo en un tono amable – Gracias – Richar le respondió con una sonrisa. En cuanto se encontró solo se hizo muchas preguntas ¿Por qué le abrió las puertas de su vida a ese chico? ¿Cuándo empezó a tener este aspecto? ¿Por qué nunca nadie le dijo lo patético que se veía? ¿Había hecho bien querer tener un amigo? ¿Porque tenía que ser precisamente el hermano de Susana? No encontró respuesta a ninguna de sus preguntas solo se sintió un poco mas aliviado de todo el peso que su corazón estaba cargando, un leve presentimiento se apodero de él, siguió cambiándose de ropa y en un susurro dijo – será una noche larga.

Ambos chicos caminaron juntos por las calles de Nueva York, Terry prefería caminar en lugar de conducir se le había hecho costumbre solo así podía despejar su mente de dolorosos recuerdos, pero esta ocasión ya no estaba solo, Richar era un tipo muy agradable en todos los aspectos, pero no paraba de hablar y hablar de Paris, de los pocos meses que le quedaban para graduarse. En el camino se toparon con algunas chicas que miraban coquetamente a esos dos chicos tan apuestos que no tenían ninguna compañía femenina, era curioso ninguno de los dos les prestaba atención, el trayecto a casa de Terry no fue largo como era habitual bueno con tan parlanchín acompañante cualquier distancia era corta, sobre todo el tiempo era menos agonizante y doloroso. Para cuando llegaron al departamento Terry tenía una perfecta descripción de todo Paris y de lo triste que era ver como la guerra consumía los alrededores.

Richar –Sabes una cosa, lo mejor de parís es mi padre – Terry lo miro confundido, no se suponía que su padre había muerto, aun así no lo cuestiono, saco de su bolsillo las llaves y abrió la puerta, maldición como no me acorde eres un estúpido se dijo para sus adentros – bueno pasaremos o nos quedaremos aquí toda la noche –sugirió Richar -.

Terry – Pasa disculpa el desorden – por dios Terry donde tenías la cabeza cuando no permitiste que hicieran el aseo, estaba avergonzado – es que no ha venido la sra que hace el aseo.

Richar – No esta tan mal – dijo serenamente aunque su expresión no concordó con lo que dijo – sabes esto es mas de hombres – sonrió –

Terry dejo su chaqueta en el perchero, lo mismo Richar aun atónito ante aquel desorden. Terry se dirijo a la cocina y preparo café todo esto transcurrió en silencio hasta que Terry volvió con 2 tazas en las manos fue entonces que Richar empezó a hablar de nuevo.

Richar – Vaya si que han sido noches largas –comento mientras señalaba unas botellas de licor que habían junto un pequeño sillón – ahora veo por qué no quisiste tomar un trago, bueno me imagino que vaciaste las licorerías, si que debes estar sufriendo, me imagino que no es fácil tu situación –

Terry – No entiendo de que me hablas –titubeo – mejor sígueme contando mas de ti – se sentó junto a la mesa, Richar también tomo asiento, quería entender a Terry pero primero necesitaba ganarse la confianza para que este hablara, estaba a punto de tomar la iniciativa cuando Terry le pregunto – ¿Por qué te fuiste de casa siendo tan joven? – .

Richar – Creo que te lo comente en casa de Karen, pero tal vez quieras detalles – Este sería el inicio para poder saber más de Terry, la curiosidad que tenia Richar sobre porque el actual novio de su hermana sufría tanto por otra chica lo tenía desconcertado -. Cuando tenía 2 años nació Susana, era pequeño pero tengo vagos recuerdos, mama ya no me prestaba atención, se la pasaba cuidando a mi hermana yo pase a un segundo plano –sonrió tristemente – nuestra situación económica era estable, pero al cumplir los 8 años mi padre murió en un accidente, mama no supo administrar el dinero y en poco tiempo se acabo, bueno al menos eso me hizo creer, yo empecé a trabajar a esa edad, conseguía dinero donde fuera, pero siempre honestamente, papa siempre me dijo que lo a un gran hombre lo respalda es la honradez, que es algo que te abre las puertas en cualquier lado, sabes tenía mucha razón – cerro los ojos como si un algún recuerdo volviera a su mente – trabaje casi 6 años hasta que cumplí los 14, desde chico me gusto la música sobre todo tocar el piano ese era mi gran sueño un sueño que se vio truncado para que mi hermana siguiera el suyo, quería ser actriz, todo lo que ganaba estaba destinado a Susana y sabes no me molestaba, solo que un día cuando regresaba a casa cansado de un largo día de trabajo oí como mi madre le decía a Susana que no se preocupara, que ella seria actriz a costa de mi esfuerzo y el de mi padre, ella había guardado el dinero que él dejo al morir, te imaginas cuantos años me la pase trabajando pensando en que estábamos en la ruina, no pude soportarlo así que le reproche a mi madre sus acciones, ella solo se limito a decir que lo hizo por Susana, si Susana siempre ella – sus ojos se cristalizaron con unas cuanta gotas que empezaban a opacar el azul cielo de sus ojos solo que él no permitió que estas cayeran por sus mejillas – consiguiendo todo lo que quiere a costa del dolor y es sacrificio de los demás-esa frase la remarco – no lo soporte y me fui de casa, vague unos meses por varios lugares, sabia ganarme la vida así que no pase hambre, pero si una gran soledad acompañada de dolor y odio hacia Susana, no había conseguido trabajo durante una semana y la verdad estaba muy hambriento – otro recuerdo inundo su mente – pase por un restaurant que había cerca del puerto, dos chicos acababan de robarle la cartera a un hombre, ellos tropezaron conmigo, eran menores que yo así que no me fue muy difícil quitarles la cartera, en ella había mucho dinero, por mi mente paso llevármela y no regresarla al hombre aquel, lo meditaba cuando de repente los chicos echaron a correr y la policía llego para detenerme. Yo quise explicar que regresaría la cartera pero no tuve oportunidad, el hombre estaba muy molesto y dijo que seguro yo era cómplice de aquellos niños, ya que era mayor pude pasar como jefe de la pandilla – sonrió – solo que cuando me acercaron a él y me miro a la cara se sorprendió, pidió que me soltaran yo caí al suelo de rodillas por que los policías me aventaron estaba muy temeroso no sabía que sería de mí, él dijo que yo no era el que le había arrebatado la cartera y pidió que se retiraran, me dejaron a solas con el ¿Cómo te llamas? Preguntaba ansioso, desesperado, Richar , Richar Marlowe le respondí asustado, mire aquí esta su billetera pensaba regresarla, estire la mano y se la di, estaba a punto de irme cuando me detuvo, me pregunto que si ya había comido algo, con pena conteste que no probaba bocado alguno desde hace varios días, me llevo a un restaurant la gente me miraba estaba sucio y con la ropa hecha arrapos, no tenía muy buena apariencia junto aquel hombre tan elegante, vestía de luto cuando lo conocí me dijo que tenía poco de haber perdido en un accidente a su único hijo, se lamentaba mucho que se hayan distanciado a causa de que él se pensaba casar de nuevo, la madre del chico murió cuando él era muy pequeño así que su tía se hizo cargo de él, me pregunto si yo tenía familia a lo que le respondí que si pero que era como si no existiera, te quieres ir conmigo me pregunto yo lo mire atónito no sabía qué hacer o decir, me iré a Francia no te gustaría viajar conmigo yo puedo arreglarlo todo si dices que sí, su tono de voz era suplicante, pero sabes una cosa yo no tuve miedo y le dije que si, su rostro se ilumino y de ahí en adelante mi vida cambio totalmente, es un gran hombre y su esposa también ambos me tratan como si yo realmente fuera su hijo, es por eso que lo llamo padre –lo dijo para aclararle ese punto a Terry pues había notado su expresión de duda cuando le dijo que lo mejor de Paris era su padre – bueno ahora te toca a ti contarme tu historia – Terry lo miro de reojo y desvió la vista hacia la taza de café –me gustaría saber cómo es que terminaste con Susana bueno ya sé cómo, más bien como es que dejaste a la chica que amas por Susana no logro entender esa parte ¿Crees que Susana se merezca este sacrificio tuyo?.
Continuacion de este capitulo
Todos los capítulos de este fanfic

Comentarios

comentarios

Check Also

LA PROMESA DEL OCÉANO… CAPITULO 3

CAPITULO 3 Voces lejos, muy lejos apenas perceptibles gritando con desesperación, unos brazos fuertes que …

6 comments

  1. Hermoso, de verdd parece que fuera la contuniacìòn del anime

  2. Me encanta, es muy lindo, la verdad es que quede fustrada con el traumante final de la serie de tv, pero me gusta mucho

  3. Que bien me cae Richar, nada que ver con Susana, pero ese padre me suena al papá de Anthony ya que la descripcion de Richar es muy parecida al chico de las rosas.

  4. pobre richard!!! que mala fue su madre!! hacerlo trabajar tantoQ!! dese niño que buen oq ue encontro a un buen hombre en su camino y terry tendra que tomar una desicion no pude quedarse con susana !!! y estoy de acuerdo co Yojana creo que es el papa de Anthony a quien se encontro al menos eso creo

  5. Hola hace apenas unos dias descubrí tu página acabó de leer todo tu material y bueno,te puedo decir que Candy,Candy es una de mis historias favoritas me encanto hacía tanto tiempo que no leía algo tan hermoso,hojala puedas escribir mas estoy tan emocionada de haver leído tan maravillosa historia que solo te puedo decir que lo que hiciste fue maravilloso ha, hiciste que volviera a creer en el amor…

  6. Gracias por escribir una historia tan hermosa.

    Me fascina el anime de Candy y para nada me gusto el final.

    Me encanta esta página.

Leave a Reply

Your email address will not be published.