Home / fanfics / El amor de la rosa eterna – Segunda parte

El amor de la rosa eterna – Segunda parte

El amor de la rosa eterna por Astareth

Capítulo 117 – Día de visitas

Candy miraba por la ventana como jugaban los niños, seguía triste por la carta de Terry, estaba sorprendida con la donación que Neal había hecho al hogar, todo transcurría como un domingo cualquiera, bueno a diferencia de que los niños estaban felices por la ropa nueva además de que por la tarde comerían un delicioso pastel, sus pensamientos eran lejanos y tormentosos, si desde que leyó la carta no había dormido bien el mismo sueño se repetía una y otra vez , deseaba no pensar en ello, en eso estaba cuando alguien la interrumpió.
Hermana María- Candy ¿donde estas?
Candy- En mi habitación- respondió ella.
Hermana María- te sientes bien, me preocupas.
Candy- no tiene porque estoy muy bien – forzó una sonrisa.
Hermana María – ¿cómo va el golpe?
Candy – bastante bien – puso su mano sobre su pecho – ese día recibí muchos – claro aunque el más doloroso fue la carta de Terry, pensó para sí – tal vez vaya de visita con Tom me gustaría cabalgar un poco.
Hermana María – lo crees prudente, no me gustaría tener otro susto.
Candy –no tenga cuidado estaré bien.
Volvió su rostro a la ventana ahora no miraba a los niños, si no al cielo azul de aquel día, ¿Qué hará Terry? Se cuestionaba mientras se limpiaba las lágrimas de los ojos.
A kilómetros de distancia en la ciudad de Nueva York, Terry almorzaba en casa de Susana, era otro domingo monótono, igual que los pasados y los futuros, estaba cansado, aburrido de siempre la misma rutina, Susana había tenido mucha paciencia pero se le estaba agotando, ese día era peor que los otros, había mucha tensión gracias a la madre de esta.
Susana – ¿quieres más té? –le dijo aunque ya sabía la respuesta
Terry – no gracias, dime que es lo que tiene tu madre la noto muy nerviosa – para suerte de él, pues esta ocasión no lo había hostigado tanto con lo de formalizar el compromiso.
Susana – lo que sucede es que mi hermano llego ayer.
Terry – ah si la oveja negra de tu familia –dijo burlonamente –
Susana – está agobiada porque él no quiso quedarse en casa, no tolera mi presencia –dijo tristemente y para sí misma –
Terry –pues algo grave le habrás hecho para que no te quiera ver.
Susana – le arruine la vida – dijo en un susurro.
Terry – es tu costumbre – dijo secamente aunque luego se arrepintió, se levanto de la mesa y le despidió – bueno me voy.
Susana – es domingo no te quedara otro rato conmigo – suplico –
Terry – Tengo algo que hacer un favor que Robert me pidió.
Susana –No deberías de referirte así de él, es tu maestro y le debes respeto, bueno y cuál es ese favor.
Terry sabía que si se lo decía discutirían y no estaba para eso, además que sabia Susana de respeto cuando ella se interpuso en su relación con Candy, tomo su chaqueta y se dirigió a la puerta.
Terry – me voy, ah y no creo que venga hoy a comer la verdad no tengo ganas de soportar a tu madre y menos estando tan nerviosa.
Susana lo miro con recelo pero no contesto nada, solo apretó fuertemente la servilleta que sostenía su mano, se oyó como la puerta que daba a la calle se cerraba, Susana se quedo sola en aquella habitación tan grande y vacía, dijo algo entre dientes.
Susana – Cuanto la odio – .
Terry camino varias calles, se sentía enfadado y caminar lo tranquilizo un poco, se detuvo hasta que llego a un gran edificio de color gris y ventanales blancos, cruzo la puerta y subió las escaleras de caracol, llego al tercer piso y se paro frente a una puerta de madera blanca, toco varias veces hasta que esta se abrió, pasa dijo una voz femenina, el entro a la estancia que era muy elegante y seductora toda la decoración estaba en rojo los sillones, las cortinas el tapizado de las sillas del comedor con madera de caoba inclusive las flores eran rojas.
Terry – hola Karen vengo a entregarte esto, Robert me lo pidió – le entrego un sobre blanco –
Karen – toma asiento, que pena lo que pasa es que ayer ya no pude esperar la paga, perdona que te reciba en esta forma – tenia puesta una bata un poco insinuante –
Terry se sentó en un fosa y la miro, era difícil no fijarse en Karen realmente era muy atractiva, solo que había algo raro ahí Karen no era de las que faltaban los días de paga, Terry se puso nervioso y se levanto deprisa y dijo.
Terry – bueno me voy te veré en la función,
Karen – Terry no quisieras saber porque me fui tan temprano ayer.
Terry –Ese es tu problema a mi no me interesa, será mejor que me vaya – dijo nervioso –
Karen – Richar puedes venir un momento por favor – Richar quien era Richar –
Terry se quedo con la boca abierta cuando de la habitación de Karen alguien le contestaba, era una voz masculina, de pronto apareció en el marco de la puerta un hombre alto, de la misma estatura de él, de gloriosos ojos azul cielo, labios pequeños y delgados pero bien formados, tenía el dorso desnudo, sus músculos se apreciaban al instante, parecía un sol deslumbrante con su pelo rubio, Karen parecía ser la más feliz – bueno con un hombre como ese quien no verdad -.
Terry. ¿Qué pretendes con esto Karen? – dijo con enfado y retándola con la mirada.
Karen – nada solo quería que conocieras a un miembro de tu futura familia, Terry te presento a Richar Marlowe.
Terry se quedo frio, no podía creerlo, era el hermano de Susana y estaba con Karen la que en algún momento fuera su rival en la actuación.
Karen – Richar te presento a Terry Granchester el novio de tu adorable hermana.
Richar extendió su mano y Terry hizo lo correspondiente, aun que seguía impactado.
Richar – Vaya hasta que lo consiguió, si, siempre obtiene lo que quiere.
Karen – bueno los dejo solos, creo que querrán conocerse mejor, ah Richar deberías ponerte una camisa – decía mientras se dirigió al dormitorio y cerró la puerta.
Richar – pero siéntate pareciera que te vas a desmayar – decía mientras se cubria el dorso con una camisa
Terry – Gracias, perdón es que no creí encontrarte aquí jamás.
Richar – y bien que haces en el departamento de Karen – no más bien que hacia el ahí –
Terry – viene a entregarle algo que me pidieron.
Richar –Vaya que lo planeo bien, es muy astuta por eso me gusta.
Terry – no entiendo a que te refieres – decía aun asombrado
Richar – tú crees que te mandaron a ti por casualidad, seguramente ella lo pidió, sabía que aquí nos podríamos conocer – se refería a Karen, si lo había planeado todo, hubo un silencio prolongado y Terry lo rompió.
Terry – tu madre está agobiada y tu hermana se siente culpable porque no vas a verlas.
Richar – bah, no me interesa, que se quede con su hijita.
Terry – ¿Qué te hizo Susana? – pregunto curiosamente
Richar –Siempre fue la preferida de mi madre, desde que nació ella me hizo a un lado siempre cumpliéndole sus caprichos y a mí que me partiera un rayo, sabes yo quería se pianista, era mi sueño, lo hacía muy bien y mi padre siempre me apoyo, pero luego el murió y mi madre me puso a trabajar porque según ella mi padre solo nos había dejado deudas, yo tenía 8 años cuando paso eso y mi madre me obligaba a trabajar de sol a sol para que a su hijita no le faltara nada, yo debía de trabajar para pagarle los estudios a mi adorable hermana porque ella quería ser actriz, cuando cumplí los 14 me fui de casa, conseguí que alguien me ayudara, es un gran tipo, cuando lo conocí acababa de perder a su hijo en un accidente y decía que yo le recordaba mucho a él, cuando nos conocimos no fue en una situación muy agradable, ya no puede estudiar música, así que mejor estudio el derecho y ahora estoy a unos meses de graduarme –con qué facilidad contaba las cosas a Terry hasta parecía que eran viejos amigos, Terry lo miraba sorprendido realmente Richar era un tipo muy agradable –
Terry – desde cuando eres novio de Karen.
Richar – la conocí hace varios años cuando todavía eran amigas y una niñas – se refería a Susana y Karen – pero no somos novios realmente solo nos la pasamos bien juntos.
Terry – pero no crees que sea doloroso para ella, cuando se separen – sabia lo doloroso que eran las separaciones además de que también sabía que el hermano de Susana estudiaba en Francia –
Richar – no lo creo, ella me dijo claramente, nada de compromisos, mejor así.
Terry – a que viniste desde Francia y dejando tu escuela a unos meses de graduarte.
Richar – quería reconciliarme con mamá y Susana supe lo del accidente, pero creo que mi visita fue en vano – decía tristemente –
Terry trago saliva, se puso tenso esperaba a que Richar le reprochara lo de Susana al igual que anteriormente lo había hecho su madre.
Richar – ¿Qué piensas que te voy a culpar, no te mortifiques, no soy como mi madre.
Terry – Cuando iras a verlas, no me gustaría interrumpir un momento tan intimo.
Richar – si pensaba hacerlo, pero Susana me decepciona, mira lo que le paso y aun así no cambia busco la forma de atarte a ella.
Terry se sobresalto, como sabia Richar eso, se le quedo mirando fijamente.
Richar – no me mires así se que no la amas, Karen me platico anoche como ocurrieron las cosas, si un poco de la historia y también me conto lo de tu chica.
Terry se puso nervioso, se la había olvidado que Karen conocía a Candy y también se lo olvido que conocía la historia, el hecho de pensar en Candy le causaba un dolor en la boca del estomago.
Richar – sucede algo, te pusiste palido.
Terry – no nada, creo que será mejor que me vaya, despídeme de Karen y dile que la veré en la función.
Richar – claro yo se lo digo – de pronto se quedo solo en la estancia.
Karen – y Terry – cuestiono a Richar cuando salió de la habitación hacia la estancia.
Richar –se fue dijo que te vería en la función, se puso algo nervioso cuando le comente que me habías contado algo de su anterior novia.
Karen – que hiciste que – dijo enfadada – creí que había comprendido que no se mencionaras no soporta ese tema.
Richar –bueno no creí que fuera para tanto, además ni siquiera se su nombre porque no me dices como se llama la chica.
Karen – porque eso no te importa y además si lo hago no tardaras en mencionarlo delante de él
Richar – bueno no te enojes – la tomo de la cintura – no me lo digas si no quieres es algo que no me interesa.
Terry bajo deprisa las escaleras y se dirigió a su departamento, tenía que estar solo para concentrarse en la función de esa noche, llego a su casa y se recostó en la cama, cerró los ojos y nuevamente estaba ahí ella con sus hermosos ojos verdes sonriéndole, eso era lo único que lo consolaba, se relajo y se quedo dormido.
Mientras en el hogar de ponny Candy se apresuraba a los que pendientes, hacia un poco de tiempo en lo que salía a casa de Tom cuando de repente oyó el motor de un auto, se asomo por la ventana, alguien había llegado pero no le tomo importancia tenía su mente en otro lado, mas bien a kilómetros de distancia, cuando la llamaron.
Srita Ponny – Candy puedes venir un momento por favor – la srita ponny la esperaba en el pasillo que daba a la oficina –
Candy – si, dígame srita ponny.
Srita ponny – tienes visita, espero puedas guardar la compostura un poco quieres – eso sonó como una orden -.
Candy – ¿y quién es? – decía mientras entraba a la oficina, puso cara de pocos amigos, cuando reconoció a su visitante.
Neal – hola Candy –sonrío, bueno algo poco usual en Neal –
Candy ¿qué quieres? – pregunto con voz áspera, mientras miraba a la srita que le hacía señas para que se comportara bien con él.
Neal – quería invitarte a dar un paseo, espero no te moleste.
Candy – tenía planes, pero eso puede esperar – dijo más tranquila -.
Neal – de verdad, que bien vamos – dijo gustosamente, la tomo del brazo y la llevo a su coche rápidamente, no fuera que se arrepintiera. Candy subió al auto, que los niños veían con asombro, Neal arranco y se fueron.
Neal – a donde te gustaría ir
Candy – no lo sé, me da igual – claro que le daba igual Neal no era de su agrado.
Neal – llego la donación.
Ese era el punto, si lo que Neal quería era que Candy le agradeciera el favor,
Candy – si gracias y si solo viniste a eso menor regresemos.
Neal – no lo siento.
Candy – tu disculpándote, eso es histórico – rio un poco –
Neal -Ya estamos cerca del pueblo quieres comer algo.
Candy –gracias está bien.
Llegaron a un restaurant , bueno al más lujoso que tenía el pueblo, Neal se quería lucir con Candy, pero, ¿Qué hacia Neal en el pueblo lejos de Chicago?, ojala no estén su Madre y Elisa en el pueblo o también intentaran echarme de aquí pensaba Candy, entraron al lugar y Neal pidió la mejor mesa, se sentaron uno frente al otro, ambos esperaron para ordenar algo.
Candy – solo agua por el momento.
Neal – lo mismo.
Candy – y bien a que debo el honor de tu visita – dijo sarcásticamente.
Neal – mira se que no me he portado bien contigo en algunas ocasiones – reflexiono – bueno mas bien nunca.
Candy – y luego que paso.
Neal – Vine porque quería ser yo quien te diera la noticia, ya que fue por mi culpa que te quedaras sin trabajo.
Candy – y bien ve al punto quieres.
Neal – el tío Williams ya arreglo todo
Candy – Albert – dijo sorprendida.
Neal – si, el mismo ya puedes empezar a trabajar nuevamente en el hospital Santa Juana, sin ningún problema.
Candy – y porque no vino el a decírmelo.
Neal –yo le suplique que me dejara a mí decírtelo.
Neal suplicando, Candy trato de imaginárselo pero no pudo le parecía increíble.
Candy – Cómo se encuentra él.
Neal – bien, esta en la casona de las rosas donde antes vivías con Anthony, yo vine con el pero me voy en la noche a Chicago, tengo que ayudar a papá con los negocios
Candy -¿desde cuándo eres tan responsable? – decía desconcertada.
Neal – desde que una chica me robo el corazón y me rechaza
Candy – no empieces Neal, por favor
Neal – el tío Williams, me pidió que te dijera que estará solo unos días, creo que se va de viaje si quieres ir a verlo antes de partir.
Candy – Albert de viaje por supuesto que iré y ahora me puedes llevar al hogar.
Neal – no quieres comer algo primero, se supone que a eso venimos no.
Candy – está bien –decía mientras fruncía la nariz.
Ordenaron algo y comieron en silencia, en ocasiones Neal trataba de platicar pero Candy terminaba tajantemente la plática, cuando terminaron Neal la llevo de regreso al hogar, antes de que saliera del coche Neal le dijo algo.
Neal – te prometo que hare lo posible para que me quieras y te convertiré en mi esposa –la tomo de la mano y la acerco a él bruscamente e intento besarla, Candy lo empujo y le dijo.
Candy – tu no cambias y es mejor que no te ilusiones, soy feliz así, bueno adiós y cuídate mucho – cerró la puerta de un empujón, se introdujo a la casa, luego camino a su dormitorio y se recostó en la cama, se puso a pensar en que pronto regresaría al trabajo y en que tenía que ver a Albert, claro aunque eso lo haría al día siguiente.
Candy – tonto Neal, no se da por vencido – dijo en voz baja – yo nunca podre querer a nadie más yo solo amo a una persona – sus ojos se llenaron de lagrimas, ahora abrazaba la almohada, cerró los ojos fuerte mente y cayó en un profundo sueño.

Entrada la tarde Terry se dirigió al teatro estaba listo para otra función , no había ido a casa de Susana como lo prometió, no tenía ánimos de nada, pensaba que diferente era Richar de ellas dos, tal vez porque Richar no era un obstáculo en su vida como lo era su hermana.
Terry dio una gran actuación, muchas felicidades le decían todos pero él no los tomo en cuenta, se dirigió a su camerino, al abrir la puerta se sorprendió, no podía creerlo, no esperaba esa visita, su rostro parecía confundido, quien había permitido que se metiera en su camerino, no parecía molesto, pero tampoco tan contento, cerró la puerta y espero a que su visitante hablara.
Por otra parte Candy se había despertado de su larga siesta, pero seguía recostada no tenía muchos ánimos de comer pastel, ¿Qué estará haciendo Terry?, ¿habré hecho bien en dejarlo?, ¿Susana será feliz?, se cuestionaba, la carta de Terry había movido la fibras más hondas de su piel y también abrió mas la herida de su corazón. Alguien interrumpió sus pensamientos.
John – Candy estas despierta.
Candy – eh ¿Qué pasa John?
John – no te queríamos molestar, pero cuando dormías llego una visita, la srita ponny me envió por ti, dice que espera que no te molestes, te aguardan en la oficina.
Candy – no puede ser, porque no deja de insistir, es un necio pero ya me canso – decía mientras se dirigía a la oficina, siguió refunfuñando cuando entro en esta – Neal porque no dejas de molestar ya te dije que no…….
Candy se sorprendió cuando entro a la oficina y vio quien era su visita, sabia quien era a pesar de que le daba la espalda, pero que hacia ahí, con qué fin, no hacía mucho le escribió una carta, acaso tenía un problema.
Hola Candy espero no molestarte y decepcionarte, dijo la visita con voz angustiante y dándole aun la espalda, el visitante miraba por la ventana ahora el oscuro cielo con una luna llena, srita salió de la habitación y le dijo a candy.
Srita ponny – a veces el amor nos hace cometer locuras, que en muchas ocasiones tienen sus consecuencias buenas o malas, pero hay que aceptarlas, se compresiva y sobre todo buena amiga-cerró la puerta y Candy se quedo sola con su visita.
Siguiente capítulo
Todos los capítulos de este fanfic

Comentarios

comentarios

Check Also

LA PROMESA DEL OCÉANO… CAPITULO 3

CAPITULO 3 Voces lejos, muy lejos apenas perceptibles gritando con desesperación, unos brazos fuertes que …

19 comments

  1. si me gusto todo lo que ha pasado hasta ahorita, pero saben me hubiera gustado leer cuando segun querian casar a Candi con Neal, y tambien que paso cuando se enteraron
    todos ellos, Elisa, Neal,la mama de Elisa y la tia abuela de que el abuelo wiliam es albert el mejor amigo de Candi.
    Eso hubiera estado bueno, me gustaria ver sus caras.

  2. me gustaria que la pasaran esos capitulosen dvd o pasaran la segunda temporada porque no me gusto como acabo

  3. pienso lo mismo que deyariv ske nos encanta cuando candy hace renegar a los ligan jajajajaja y más a Elisa

  4. ME GUSTA EL FINAL ITALIANO QUE LE DIERON A CANDY CANDY, ESTA MAS COMPLETO, EL OTRO ESTA COMO INCOMPLETO. EN EL FINAL ITALIANO, DONDE CANDY Y TERRY QUEDAN JUNTOS Y AMANDOSE PARA SIEMPRE.

  5. QUE HISTORIA TAN LINDA, PERO CON UN FINAL TAN TRISTE. ME GUSTA MAS EL FINAL ITALIANO, DONDE TERRY Y CANDY QUEDAN JUNTOS. JUNTO AL HOMBRE QUE AMA.

  6. CANDY QUEDA CON LA SEÑORITA PONY Y LA HERMANA MARIA. TERRY QUEDE METIDO EN SENDO PROBLEMON, ¡ EN UNA TRAGEDIA !, CON SUSANA MARLOWE Y LA MADRE DE ESTA Y LO OBLIGAN A QUEDARSE CON ESTA.

  7. Se pone interesante el relato quienes seran las vistas de nuestroa protagonista y ese Neil no cambia nunca.

  8. muy buena la historia me gustaria que la hicieran caricatura se ve muy interesante.

  9. hay como me gusta terri

  10. INTERESANTE… MUY INTERESANTE

  11. me gusta la historia pero neal nunca seria amable y trataría a toda costa de casarse con Candy

  12. plis agan la segundatemporada amo esta serie esta ria bueno ver la segunda temporada…

  13. no megusto el final como que candy se queda sola yo keria que sekedara con terry 🙁

  14. aramis-tm@hotmail.com

    por fabor queremos la segunda parte queremos ber a candy casarse con terry oh eso seria increible conosco a mucha gente que sonamos con eso

  15. estoy de acuerdo con ustedes deberian hacerlos en dibujos y que los pasaran en tv

  16. azucena zambrano

    hola minombre es azucena pero me pueden decir susi aunque no me una de mas lo crean yo aun sigo esperando l asegunda temporada y con la esperanzA DE VER UN FINAL FELIZ MIS HIJOS TAMBIEM VEN LA SERIE Y ESTAN MUY AFANADOS DE VER EL FINAL PERO NO SABEN EN REALIDAD COMO TERMINA ESTA 1RA TEMPORADA DEVERIAN DE PONER LA SEGUNDA TEMPORADA XQUER YO A PESAR DE MIS AÑOS ME FACINA VER CANDY Y BUSCO LA FORMA DE VER UN FINAL FELIZ Y MAS JUSTO ES QUE SALGA LA 2DA YA QUE CANDY MERECIA SER FELIZ COM TERRY POR FAVOR POMGA LA SEGUNDA TEMPORADA ES MAS JUSTO

  17. Me encanto la serie por fis no sean malos hagan la segunda parte donde Candy se queda con el príncipe de la colina de pony.
    Y donde se casan y se can de luna de miel.
    Saben es mejor verla k leerla 🙂

  18. Es increíble k se quede con Albert es muy cariñoiso comprensivo y ama a Candy

  19. Sea quien lo aya Escrito tiene Muy buena imaginación les felicito aunque seria mejor si lo plasman en DVD seria fabuloso

Leave a Reply

Your email address will not be published.