Home / Fan trabajos / Rivalidad por un amor Capítulo 1

Rivalidad por un amor Capítulo 1

                                         RIVALIDAD POR UN AMOR         

                                             

                                             POR: IVANA ALBA

 

Capítulo 1

 

                                                      ¿ANTHONY?        

 

  Pasaron unos dos meses desde que Candy llegó al hogar de la señorita Pony para quedarse allí un intervalo. La vida de la rubia en el sitio en ese último tiempo era muy tranquila, y acompañada por su amiga Patty y los niños la hacían divertida en algunas ocasiones, aunque a veces rememoraciones nostálgicas venían a su mente.

 

Era viernes, siendo las nueve de la noche. Se encontraban casi todos dormidos a excepción de la chica antes mencionada, estando despierta, sentada en su cama entre la oscuridad de la noche teniendo recuerdos del pasado, los cuales usualmente la perseguían:

                                                                                                                   

Terry… hace mucho que no te veo. ¿Cómo estarás?- pensó ella

                                                                                

En ese instante, en sus pensamientos visualizó una memoria que la seguía todavía, poniendo un semblante de profundo entristecimiento:

 

Era invierno,  ya pasó lo de Susanna, y la núbil de ojos aceitunados se hallaba sentada en una sala de espera oscura, discurriendo sobre lo que haría, sintiendo una gran dolencia por ultimo al llegar a la decisión de dejar a Grandchester para que se quedara con la chica que quedo inválida por la pérdida de su pierna, colocándose la parte de su cuerpo unida al antebrazo en la cabeza ante su aflicción, arribando el  chico de cabello castaño en el lugar:

                                                                                                          

          Terry: Candy, Susana quiere verte

 

 Al oírlo, la muchacha se levanta y lo voltea a ver, diciéndole que también pretendía verla para despedirse, ante la sorpresa del joven. Al alcanzar las escaleras, el hombre le cuestiona si se iría esa noche mientras que ésta subía. La púbera ladeó su cuerpo para mirarlo:

 

          Candy: ya nos vimos; no puedo dejar mi trabajo mucho tiempo, además, Albert me preocupa- profirió, con una sonrisa en sus labios

                      

Al decir eso, empezó a ascender:

 

          Terry: ¡Candy!

 

La mujer se detiene:

 

          Candy: Terry, cuida mucho de Susana…

 

Sin embargo,  en las reminiscencias de la enfermera llegó la imagen del inglés abrazándola por detrás de su espalda, y sus palabras al desengancharse: “Candy, prométeme que serás feliz”…….

 

La adolescente  puso su codo derecho en su regazo, bajando su torso, y poniendo su cabeza en su mano:

 

 Terry…, no entiendo por que estoy pensando en ti en estos últimos días, pero… pero creo que si ese día no te hubiera dejado ir, en este momento fuéramos una familia como yo lo soñaba cuando estaba contigo…- pensó la joven

 

De seguida, ante su cavilación, salió una lágrima de  uno de sus ojos.

 

Era de día, siendo sábado; eran las tres de la tarde. White estaba en la cocina del hogar preparando algunas galletas; sin embargo, entró la chica con lentes con una postal en su mano:

 

          Patty: Candy, hay una carta para ti

                                                                                                              

    La rubia  la volteó a ver:

 

          Candy:  gracias- agradeció, sin preguntarse quien seria

                                                   

  La adolescente de melena rizada extendió la mano, dándosela O´brien. La núbil de coletas  estudió en silencio  el remitente de seguida, sonriendo felizmente:

 

          Patty: ¿de quien es?

                                                                                         

          Candy: de Albert

 

La chica de ojos aceitunados abrió el mensaje y empezó a leerla en voz alta:

 

Mí estimada Candy:

 

      Te recuerdo que hoy es mi cumpleaños, y quiero especialmente que tú vengas a mi fiesta.  Mandare un chofer para que te busque a las seis de la tarde. Espero que aceptes ir.

 

    Albert

 

La señorita  al terminar de recorrer la vista por el escrito, ve a su amiga con un gesto de simpatía en el rostro:

 

 

          Candy: Patty, ¿me ayudas a escoger el vestido?- cuestionó, contenta

 

          Patty: ¡claro que si!- aseveró, dichosamente

 

Ya eran las cinco y cuarenta y nueve de la tarde. Candy estaba cubierta con un vestido- que le prestó la antigua novia de Stear- de color blanco y manga larga con una cinta rosada apretándole la cintura, aunque algo sencillo pero hermoso, llegándole el largo hasta los pies, teniendo un peinado diferente en el cabello -un moño que le llegaba hasta la parte más alta de su cabeza-. Patricia se mostraba alegre con los resultados de su elección al igual que la chica de ojos verdosos. Unos minutos más tardes, arribó como dijo el multimillonario un automóvil de la época muy lujoso enfrente de la entrada del hogar, saliendo Candice después de despedirse de su compañera y sus tutoras. Cuando transcurre media hora, siendo las seis y  media, llegaron a la mansión de Lakewood – siendo generalmente donde habitaba William en esos instantes-. La moza observó por los portones que se encontraban abiertos cuando se detuvieron, que la casona estaba llena de gentes pudientes, además de familiares de los Andley. El chofer abre la puerta de su lado, sale, y de seguida, separa la portezuela del  coche del lado de la hija adoptiva de la familia millonaria. Ella al proceder afuera subió los escalones, y se adentra buscando con la mirada al apuesto empresario, a Archie y Annie. Ve hacia el frente y vio que se acercaba a ella el hombre que envió el correo:

 

          Candy: ¡Albert!- exclamó, sonriendo en el acto

 

          Albert: ¡hola, Candy!

 

La joven marchó rápidamente hacia él para abrazarlo, ya que hacia dos meses que no lo había visto. Al llegar hasta William, lo apretó cariñosamente cerrando los ojos, correspondiéndole el de ojos color cielo:

 

          Albert: ¿Cómo has estado?- preguntó, tiernamente

 

          Candy: bien- contestó, quitando su gesto de felicidad al terminar, aferrándose al caballero con un semblante de tristeza, pues por alguna razón, prontamente, sintió un gran sentimiento de soledad por sus recuerdos tristes usuales

 

Al verla mejor, el adulto quita su gesto de alegre, poniendo una faz seria:

 

          Albert: ¿Estas segura?- inquirió, al otear que no tenia una sonrisa en sus labios

 

     La mujer seguidamente abre los ojos, y se separa de él, ya que estaban en público, y las gentes podrían pensar mal:

 

          Candy: claro, ¿Por qué?- afirmó y preguntó por ultimo, tratando de sonreír

 

          Albert: por nada- negó, sonriendo también por ultimo

 

    

  En ese momento, alguien tocó el hombro de la púbera, haciendo que ella volteara:

 

          Archie: hola

 

          Annie: ¡Candy, que gusto volver a verte!

 

          Candy: ¡hola!

 

 Las dos muchachas se abrazaron, separándose de seguida manteniendo la pecosa sus manos en la parte superior y lateral del tronco de su íntima:

 

          Candy: ¿Cómo les va a los dos?- habló mirando a ambos

 

          Archie: muy bien- respondió sonriendo, aunque un poco disgustado de que la enfermera no lo abrazara, ya que todavía, sin aparentarlo, estaba enamorado de ella

 

          Annie: Candy.  ¿has estado durmiendo regularmente?- indagó, notándole ojeras

 

La niña de melena rizada quito sus manos de encima de Britter:

 

          Candy: si, ¿Por qué?

      

      –  Annie: no tiene importancia- profirió, sonriendo por ultimo, sin tomarle tanta significación al asunto

 

    Empieza a tocar la orquesta, hablando el mayor del trío:

 

          Albert: Candy. ¿quieres bailar?

 

La chica lo ve:

 

          Candy: por supuesto

 

Ya en el medio del salón, los dos comenzaron a danzar junto a otras personas:

 

– Albert: me alegra mucho verte- expresó, mirándola con ternura

 

          Candy: yo igual- dialogó, sin dejar de sonreír

 

El hombre consecutivamente quita su semblante amoroso:

 

          Albert: ¿has estado bien en estos par de meses?, quisiera que me contestaras con la verdad- pidió, seriamente

 

          Candy: si, Albert- contestó, sonriendo

 

          Albert:  entiendo; solo quiero que sepas que puedes contar conmigo para decirme lo que tu quieras, Candy

 

          Candy: gracias, pero te aseguro que estoy bien.

 

          Albert: eso espero. Tengo que decirte algo muy importante

 

          Candy: ¿Qué cosa?- preguntó con curiosidad

                                                              

          Albert: te lo diré después en mi estudio.- informó, dibujándose un gesto de simpatía en su rostro por ultimo

 

Cuando culmina, dejaron de hablar para sólo limitarse a moverse al compás de la música. La núbil al voltear hacia la izquierda en un momento distracción abre los ojos como platos, quedándose perpleja, al ver a un hombre de aproximadamente casi la misma edad de ella, rubio y atractivo, bailando con Eliza Leagan, inmovilizándose. Albert sigue la mirada de su pupila, dándose cuenta de lo que ocurrió:

 

          Candy: es…es Anthony…- susurro, para sí, atónita

                                                   

    El patriarca la mira:

 

          Albert: es el hijo de uno de mis socios

 

     La chica lo ve aún atónita:

                                                                                                                        

          Candy: lo siento, es que se parece tanto a él que…

 

          Albert: no importa- negó, sonriendo por ultimo

                                                                                                                             

          Candy: ¿Cómo se llama?

 

          Albert: James Ford

 

          Candy: es impresionante su parecido con él.- comentó, bajando sus pupilas pensativa al concluir

 

          Albert: lo sé, cuando lo vi por primera vez me pareció igual. ¿Quieres que vayamos a mi oficina?- cuestionó rápidamente para cambiar de tema

                                                                                                      

La adolescente subió los ojos para observarlo, y sonrió:

 

–  Candy: si, mejor vamos- aceptó, complacientemente

                                                                                         

          Albert: bien

 

  El banquero soltó a la menor de edad, y se trasladó hacia el público; no obstante, la de melena ambarina se quedó mirando al otro caballero, hasta que el doncel al sentirse observado, la ve. La moza queda paralizada, sorprendida, ya que el chico era idéntico a Anthony en todo. El joven inmediatamente se detiene, quedándose pasmado ante la belleza de la enfermera, sintiendo un sentimiento más que atracción, sino de ternura y apego que parecían que se estaban convirtiendo en amor a primera vista.

 

 LEER EL SIGUIENTE CAPÍTULO

Comentarios

comentarios

Check Also

LA PROMESA DEL OCÉANO… CAPITULO 3

CAPITULO 3 Voces lejos, muy lejos apenas perceptibles gritando con desesperación, unos brazos fuertes que …

17 comments

  1. ale de Grandchester :'3

    Lindo comienzo Ivana bueno veremos que pasa con tu fic ya que este capitulo me parecio bien lindo espero que pronto continues con el siguiente capitulo . 😀

  2. woo ya me dejastes impresionada y con ganas de leer mas. me podrias decir cada cuanto tiempo actualizas??? por fis…:)

  3. Hola bienvenida es bueno que empiecen con nuevos temas yo tengo poco tiempo que encontré esta pajina pero me lleve una mala impresión cuando empece a leer todos los fic y muchos de ellos no están terminados y vi que tienen muchos meses sin publicar espero que eso cambie te deseo mucha suerte en tu fic y gracias por hacerlos soñar

  4. Amor a primera vista?… hay que ver… porque olvidad a mi amado Terry es bien difícil!!! jajajaja, me pareció muy cortito, espero publiques rapidito!!! esperaré el próximo a ver si me atrapas!!! jajaja

  5. Muy bonito capitulo, me da mucho gusto q se publiquen nuevas versiones de esta serie tan bonita q al día de hoy nos tiene cautivada

  6. Qué lindo, parece que será una historia interesante. Será que Anthony tenía un gemelo desconocido????????

  7. Hola a todas, me alegra y me emociona que les haya gustado el capitulo de mi primer fic.

    Con lo relacionado a la actualización lo haré una vez a la semana, así que esten pendientes je, je, je. Si no puedo mandarlo en algún momento les avisare.

    Bueno, les agradezco a todas sus comentarios.

    Chao

  8. holaaa Ivana ….. Dejame decirte que este capitulo estubo genial me llamo mucho la atencion me quede emocionada con el chico que se parece a Anthony ….. Woww….. Te felizito buen comienzo espero el proximo capitulo….. Saludosss….. 😀

  9. graciax Ivana por responder a mi pregunta…por cierto ya avise a mis amigas sobre el nuevo fics y creo que ya las atrapastes.

  10. Hola ya paso una semana cuando plubican el otro ya metienen ansiosa porfa ya publiquen el otro capi

  11. Hola Veroniqe, ya mande el capitulo, ahora sólo faltan que lo publiquen.

    Paciencia.

  12. HOLA IVANA. ME PARECIO INTERESANTE TU PROPUESTA. ME LLAMA LA ATENCIÓN TU FORMA DE ESCRIBIR, ES DECIR EL LENGUAJE QUE UTILIZAS,A VECES ME PARECE MUY SERIO O CEREMONIOSO,PERO ESTÁ BIEN, FINALMENTE CADA AUTOR TIENE SU PROPIO ESTILO DE ESCRIBIR Y ESO ES LO QUE LOS HACE DIFERENTES ENTRE SI.

    ESPERO QUE PRONTO SUBAS EL SIGUIENTE CAPÍTULO.

  13. me gusta este nueva historia me encanta k tengan una imaginacion increible

  14. Horrible el cap tulo en comparaci n al de la tdrmopaea pasada. No tienen gracia, casi ninguno. Aunque con los avances de los pr ximos cap tulos casi me da un infarto. Le tengo fe todav a!

  15. Me gusto la historia, pero como consejo, cuida tu redacción y puntuación. El lenguaje que empleas es muy contrastante y me agrado. En definitiva es una historia que ya nos atrapo. Suerte. 😀

  16. Hola esta muy bonita la historia, ojala pongan pronto la continuación para terminar de leerla

  17. Hola a todas aquellas chicas que han leído el primer capitulo de esta historia, y no encuentran los próximos:

    Los demás capitulos ya estan publicados, sólo tienen que poner en el espacio “buscar” los capitulos que quieran leer, y allí los encontraran. Son dieciocho en total, más su continuación.

    Espero que les gusten. 😉

Leave a Reply

Your email address will not be published.