Home / fanfics / El retorno de Anthony – Capítulo 8

El retorno de Anthony – Capítulo 8

Por: Nancy Brower Andry (alias Nanina)

Capítulo VIII “El corazón de Anthony y Candy”

Dorothy llega apresurada sólo para descubrir que Candy ya ha preparado el almuerzo y tanto ella como Anthony se encuentran en el postre.
Ambos se ven muy alegres y es evidente que disfrutan enormemente el estar juntos.
Saluda y retira la mesa ayudada por Candy. Anthony se dirige a su cuarto para continuar con su libro y Candy va a la cocina a apoyar a Dorothy en los quehaceres de la casa.
El día pasa sin mayores cambios en la rutina. Los días posteriores Candy sigue haciendo que Anthony haga sus ejercicios de rehabilitación. Anthony da sobradas muestras de no necesitar más que unas pocas sesiones, sin embargo sigue notando cómo Candy lo cuida con un amor más allá del que brinda una común enfermera, lo cual lo preocupa cada vez más y lo turba más de lo que quisiera admitir.

Una apacible tarde después de la cena Anthony y Candy están en el balcón de la casona asomados disfrutando la cálida brisa primaveral, Anthony lleva puesta una camisa celeste y unos pantalones azules, Candy se ve muy bella con un solero blanco con muchos volados y los hombros descubiertos, entonces Candy mira a Anthony y éste le devuelve la mirada, el atardecer es tan hermoso que ambos vuelven a volar en ensueños observándose el uno al otro, parece que el mundo en derredor ha desaparecido y que flotan en medio de un cielo estrellado, ninguno de los dos se percata del visitante que los mira desde abajo y no pierde el más mínimo detalle. Se alegra al ver feliz a Candy después de mucho tiempo de sólo verla sufrir y, aunque algo en su corazón duele mientras los ve, él bien sabe quien es el poseedor del corazón de ella y vuelve a alegrarse al verla con él.

De pronto la magia se rompe, Anthony advierte lo que está sucediendo y retira su mirada de Candy, ella lo nota y se apena, es entonces cuando fija su vista en la silueta del hombre que los está observando desde el jardín, debajo de ellos se vislumbra la figura de Albert.
Anthony lo ve y observa a Candy con detenimiento. Candy esboza una gran sonrisa en su rostro y se lo ve iluminado por la visión de aquel hombre. Anthony puede percibir que ella guarda un sentimiento muy profundo hacia él. Entonces sonríe con picardía y le dice – Mi tío es un hombre verdaderamente guapo, ¿verdad?- y luego agrega – Si yo fuera una hermosa mujer como Ud. lo vería como un buen partido- sonríe y continúa ante la mudez en la que Candy ha caído por el asombro de lo que está escuchando – Yo podría …..- Candy se repone, baja su vista al suelo y sonríe cómplice y lo interrumpe ––Por supuesto que tiene razón, Albert es un hombre muy guapo, pero yo lo amo como a un padre protector.-

-Entiendo- dice Anthony socarronamente, – sin embargo con un hombre como él Ud. podría olvidar a su caballero inglés si es que no puede arreglar las cosas con él, quizás…..- Candy sonríe y lo interrumpe una vez más siguiendo el juego -Por favor deje Ud de buscarme otro pretendiente.- Candy se apoya en el balcón de espaldas y mira a Anthony desafiante, éste se pone frente a ella y se acerca hasta su oído y susurra
-Entonces, por favor no se enamore de mí.- clava su ojos en los de ella,, se da vuelta y entra a la casa. El juego ha terminado, ella debe callar cuando en realidad quiere gritarle que es ella misma y que lo ama…. Poder abrazarlo y cortar el sufrimiento de ambos al no poder corresponderse. Albert nota el dolor en la cara de Candy y se preocupa, entonces escucha a Anthony que lo saluda -¡Albert! ¡qué agradable sorpresa!-

Anthony está de pie, erguido ante sus propios ojos sin muletas ni bastón, ¡es verdaderamente un milagro! Se lo ve radiante y feliz de verlo. Albert sonríe y contesta -¡la sorpresa agradable es para mí Anthony! La última vez que te ví estabas en silla de ruedas y sin color en la cara…. ¡Y ahora estás de pie y con buen semblante!- Candy aparece detrás de Anthony para recibirlo, no se le ve la felicidad que momentos antes pudo percibir en ella.

–¡Bienvenido Albert!, por favor pasa.- Albert siente una puntada en el corazón cuando también percibe que al escuchar la voz de Candy Anthony también parece turbado perdiendo su inicial alegría. -¿Qué está sucediendo?- se pregunta pero hace de cuenta que nada ocurriera y con un brazo abraza a Anthony y con el otro a Candy y de esta forma los conduce dentro. Candy le ofrece algo para tomar y Albert acepta gustoso, le dice que no ha cenado todavía que por favor también le prepare algo para comer, con esto va a ganar tiempo a solas con su sobrino e investigar lo que está pasando.

Anthony toma asiento en uno de los sillones del salón de estar y Albert hace otro tanto.
Después de un corto silencio Albert toma la palabra -Le enviaste una carta a un amigo mío, no pude evitar leer su nombre cuando Dorothy me la entregó hace unos días.- dice mirando seriamente a Anthony – ¿Cómo conociste a Terry?- Anthony se ve asombrado -¿Cómo? ¿tú también lo conoces?- Ahora es Albert quien se ve azorado. -¿No lo sabías? -No- responde Anthony. 

Albert prosigue – Conocí a Terry cuando viví en Inglaterra, nos hicimos buenos amigos, lo ayudé en una pelea callejera despareja en la que lo encontré envuelto- -¿Un caballero inglés envuelto en una pelea callejera?- 
–Bueno, Terry no se comportaba como un caballero inglés en esa época- Albert recuerda y ríe. – Fue ella quien lo convirtió en el caballero que ahora es, ella sacó lo más noble del carácter de Terry y él se decidió a seguir su sueño más grande gracias a la influencia de C…… de Nani.- Anthony no nota la omisión y afirma compenetrado en la historia como está –se hizo actor.- -Eres muy perceptivo querido sobrino.-

-Así que fue ella…… quien cambió su corazón…..- Anthony se pone de pie y se ve turbado. -¿Qué sucede Anthony?- Anthony se toma la cabeza con un mano y desliza sus dedos entre sus cabellos conmocionado. -¡Vamos Anthony! ¿Qué te sucede?-
-Ella.- Anthony mira a su tío a los ojos y Albert puede ver el tormento interior de su sobrino y pregunta -¿no entiendo Anthony?, explícate.- -Ella, Albert, es increíblemente parecida a Candy, hasta en lo que me cuentas de lo que hizo con Terry se le parece a ella, sólo ella tenía la capacidad de cambiar el carácter de la gente que la rodeaba tornándolo mejor.-

Anthony voltea y le da la espalda a su tío –Bien sabes que sigo amando a Candy como a ninguna otra….. pero esta chiquilla me trastorna, especialmente cuando me doy cuenta que parece estar enamorándose de mí, yo no puedo corresponder el sentimiento que ella deposita en mí y no puedo ser tan infame de darle falsas esperanzas porque cuando estoy con ella siento que estoy con Candy y ….- su respiración se entrecorta y se toma el pecho con una mano inclinándose peligrosamente hacia el piso como si fuera a caer, Albert en un instante corre a su lado y lo levanta lo abraza con el amor de un amoroso padre y le acaricia la cabeza, Anthony se suelta y le caen las lágrimas. –¡Por favor Anthony tranquilízate!, no debes emocionarte tanto!-

Anthony más calmado continúa aún abrazando a su tío, que con su afecto le da las fuerzas para terminar de hablar –Iba a despedirla por esto, pero ella me dijo que no se estaba enamorando de mí, aunque no le creo, dijo que yo me parecía a Granchester y que por eso me veía con ese cariño que yo percibía .- Anthony suelta a Albert y se sienta nuevamente, fatigado. Albert lo ayuda y comenta

–Entiendo. Piensas que si ella puede arreglarse con él, ya no va a enamorase de ti.-

-Quizás sea una locura, pero no permitiré que ella sufra por mi causa, es una criatura pura y delicada como Candy, no permitiré que mi confusión la lastime, jamás.-

Albert se da cuenta que el corazón de Anthony aún no está lo suficientemente fuerte para revelarle la verdadera identidad de Nani pero también reconoce el gran sufrimiento que soporta su sobrino por el increíble “parecido” de estas dos jóvenes que no son más que la misma. Sopesa la situación pero es inevitable el padecimiento hasta que su sobrino fortalezca un poco más su corazón, piensa que bastante progresos hizo como para pretender una cura tan rápida.

Lamentablemente tendrá que dejar pasar más tiempo y soportar, teme que Candy le haga más daño que bien pero también teme que al alejarla de él su condición vuelva a decaer. Lo mejor será dejar todo como está y ver qué pasa.

-No te dejaré solo en esto Anthony- dice finalmente, – hablaré con ella ahora mismo y veré qué es lo mejor para todos.- Anthony baja la vista y le cuenta el resto – Invité al joven Granchester para lograr que se reconcilien, me encargaré de que esta jovencita sea amada por quien ella es.- Los ojos de Albert se agrandan de sorpresa.

-¿Lo invitaste a esta casa?, ¿Anthony porqué no me consultaste antes?- Anthony se extraña de semejante pregunta – No pensé que causara ningún mal, al contrario.-

Albert entiende, él no sabe que Terry es su rival por el amor de Candy y que su aparición sólo traería más emociones fuertes para su debilitado corazón, pero debe arreglar su comentario ya que Anthony lo sigue mirando a la espera de una respuesta

– Es que hace mucho que no te presentas en sociedad y quería que estuvieras sano para hacerte una reunión con nuestra familia primero para no ofender a nadie.- Anthony sonríe y le dice -¿Desde cuándo tío te importa tanto el honor de la famila?- Albert está en un aprieto pero alcanza a salir de él contestando –desde que soy la cabeza de los Andly.- Se levanta y se dirige a la puerta justo cuando Candy se asoma trayendo la cena.

Candy entra y ve a Anthony desencajado y se alarma, va a dejar la bandeja y a correr a su lado pero Albert, al ver la cara de desasosiego de Anthony al verla, la detiene tomando sus manos, que sostienen la bandeja y le dice tiernamente –Anthony va a retirarse a su cuarto se siente un poco cansado y ya quiere irse a dormir, ¿verdad Anthony?- Anthony reacciona y comprende la maniobra de su tío, sonríe y replica -es cierto, la emoción de ver a Albert me ha dejado de cama, hasta mañana.- se levanta con un poco de dificultad, dificultad que por supuesto esconde y se va.

Albert le dice en el oído a Candy que todavía mira con preocupación cómo Anthony camina tambaleante hacia su pieza -vamos Candy, deja esa fuente y vamos al jardín que necesito hablar contigo. Candy no deja de mirar en dirección a Anthony pero obedece al tierno pedido de su benefactor.

Albert toma a Candy de la cintura en un abrazo paternal y la guía por el camino entre las rosas hasta la fuente de los enamorados, muy dentro del jardín y totalmente lejos de los oídos de Anthony. Candy todavía no se da cuenta que está al lado de Albert en el jardín de las rosas… su mente ha quedado atada en la visión de un momento atrás de Anthony maltrecho.

-Candy- la amorosa voz de Albert la trae al presente. –Escucha Candy, he estado hablando con Anthony y está muy alterado porque no puede dejar de ver quien realmente eres. No quiere lastimarte y ha hecho una locura, no quiero preocuparte contándotela ya que quizás no traiga ninguna consecuencia, pero mi sobrino sufre porque quiere amarte pero el amor que siente por ti, en realidad nunca le permitirá amar a otra mujer. No sé si es mejor que estés a su lado o que lo dejes solo por un tiempo.

Candy se quiebra y comienza a llorar desconsoladamente -¡No, por favor Albert no me separes de él!- Albert la abraza, Candy llora hasta descargarse, la luz de la luna llena brilla en los cabellos de ambos al igual que sus ropas, parecen un par de hermosos elfos encantados tomados de un país de fantasía. Bellos, etéreos……

-Candy, no quiero que te preocupes tanto por Anthony ahora. Yo sólo quiero que me cuentes qué es lo que estuvo pasando por tu corazón en este tiempo. Olvídate de Anthony sólo por un instante y dime lo que tú sientes al estar aquí.-

Candy se sobrepone y busca en lo íntimo de su ser y contesta – Yo estoy feliz de estar cerca de Anthony y de poder verlo todos los días a mi lado….. yo siento que vuelvo a ser yo misma y que mi corazón sana de tantas heridas sufridas cuando estoy con él……poder volver a ver su mirada en la mía me llena el alma y me siento en el cielo….

Pero…. – Candy comienza a sollozar y sus últimas frases son dichas en llanto abrumador – pero cuando estoy cerca, ¡cuando él me mira deseo correr a sus brazos y confesarle quien soy! ¡quiero que me abrace y me ame por quien soy, ya no soporto que se contenga pensando que soy otra y que puede herirme, no puedo ver el dolor en sus ojos pensando que se está equivocando de persona y que me perdió irremisiblemente! Candy llora desconsolada y Albert la abraza como siempre, como cada vez que necesitó ser contenida y confortada. –Mi pequeña- la voz de Albert es insondablemente tierna y dulce –llora, llora todo lo que precises que aquí estaré mientras me necesites.-

Candy llora largo rato hasta que ya no le quedan lágrimas y se adormece en los brazos de su querido Albert y sueña….. sueña que Anthony está bien y fuerte y que al verla sonríe como antaño y que grita su nombre ¡Candy! Y corre a su encuentro en un mar de rosas multicolores…. Llega a su lado y la abraza… sus ojos azules no suprimen su amor por ella sino que lo emanan tan fuertemente que ella lo puede sentir en su pecho, Anthony se acerca a ella lentamente y la abraza… y ambos se pierden en el inmenso amor que se irradian.

Capítulo 9: El amor de Albert
Leer todos los capítulos de este fic

Comentarios

comentarios

Check Also

Un día de luna de miel 2

Un día de luna de miel (2) Por Manzana9 Otro día más de la luna …

9 comments

  1. me gusto como se ven los dos con tanto amor y el sueño de Candy

  2. pero esta chiquilla me trastorna wow que lindo me encanta Anthony

  3. la verdad me enant como me gustaria que lo hicieran anime para disfrutarlo mas todavia viva anthony lo amo

  4. Es linda la historia , si supiera Anthony que en realidad esta dando al amor de su vida a un gran rival como Terry y luego se la da al principe de la colina , aquel hombre por el cual Anthony preocupado pensaba que había robado el corazón de Candy. ¡Anthony reconocela ya! ¡la bas a perder para siempre! ¡Terry es muy vivo y te la quitara!

  5. Que lindo es Anthony que Bello…………… Me gustaría que candy le dijera la verdad a Anthony pero Candy no puede por que hiso una promesa con Alber de que no le diría nada a anthony. Que mal no 🙁

  6. ilian cristina armenta chavez

    anthony mira bien es candy y estas cometiendo un gran error al estar de entregarle el amor de tu vida a tu mayor rival 🙁
    aunque albert mmmmm yo solo lo kiero como un padre
    ESTO ES ALGO HERMOSO…. TE AMO ANTHONY

  7. jaja anthony que bueno que estes aqui por lo menos estaremos esperanzadas la que nunca aceptamos la muerte de anthony.

    dios quisiera que me enviaras un hombre como a amo anthony quien no quisiera un novio asi, pero en fin se vale soñar

  8. Hay que dulce historia hay Anthony no cometas el mayor error de tu vida Te amo!!!

  9. j’ai trouver sur youtube un personnage pratiquement identique à Anthony à l’age adulte dans un déssin annimé “charlotte”je connaissé pas!c’est comme si Anthony était dans une autre série génial!

Leave a Reply

Your email address will not be published.