Home / fanfics / Parte 19 continúa

Parte 19 continúa

Ane – Tenia un maestro en casa y cuando estuve en el colegio Real San Pablo nos daban clases – Isaac torció el gesto como si ese comentario le hubiera molestado –

Isaac – Estudiaste en el San Pablo en Londres – dijo despectivamente – es el peor colegio que puede haber – Ane se quedo muda cuando escucho el comentario de Isaac, intentando comprender por qué se había molestado de esa manera –

Richard – Les parece bien que vayamos a otro lado – les sugirió –

Isaac – A donde te gustaría ir Ane – ella se encogió de hombros –

Richard – Vayamos a Montparnasse – sugirió –

Isaac – Te gusta el arte, ahí se congregan grandes intelectuales y artistas – le explico y ella sonrío, entonces Isaac supo sin preguntar que a ella le gustaba el arte un gusto sabia compartirían mientras Candy ponía los ojos en blanco, las artes no eran algo que le gustara mucho pero con tal de complacer a Ane que había hecho un largo viaje no muy convencida fueron, pero cuando llegaron se dio cuenta de que era un lugar muy hermoso se encontraba junto a rio Sena, Isaac no se separaba de Ane, lo mismo sucedía con Richard que no dejaba a Candy, luego de ver unos cuantas pinturas, oír a algunos cuantos poetas decidieron comer, en un lugar donde el paisaje era maravilloso, el rio, la música, la gente alegre y los rostros dulces de esas dos chicas. Mientras platicaban, alguien pasaba por ahí, se percato de lo sucedido en el restaurante, sus ojos pardos se llenaron de recelo y resentimiento, no solo Richard se veía envuelto, si no también Isaac y eso Nicole no se lo perdonaría. La Torre Eiffel, Los Campos Elíseos, La Catedral de Notra Dame y la Basílica de Sacré Coeur, fueron algunos de los lugares que visitaron sin darse cuenta que el sol de aquel día daba paso a la estrellada noche –

Ane – Gracias fue un día maravilloso – se notaba cansada –

Candy – Creo que será mejor que te lleve al hotel – Richard la interrumpió –

Richard – Nosotros las llevaremos – no dejaría que se fueran solas además necesitaba hablar con Candy a solas –

Isaac – Por qué no llevas a Candy al hospital y yo llevo a Ane a su hotel – sugirió caballerosamente mientras Ane miraba a Candy en complicidad –

Candy – Tu qué dices Ane – creía que Ane se negaría pero lo que dijo le sorprendió –

Ane – Por mí no hay problema – miro a Isaac tiernamente y este se volvía a estremecer ante aquella mirada –

Richard – Srita Britter que pase buena noche – se despido –

Candy – Te veré mañana Ane – le dijo al despedirse – hasta mañana doctor – se dirigió a Isaac quien la sorprendió con lo que dijo –

Isaac – Hasta mañana – le sonrío – llámame Isaac – Candy miro a Richard confundida –

Candy – No vemos en el hospital Isaac – y le sonrío y él respondió de la misma manera, pero una suave risita capto la atención de ellos – Sucede algo Ane – dijo cuando la escucho reírse –

Ane – No, solo que ambos hacen el mismo gesto al reírse, no es curioso – entonces la mirada de Isaac se cruzo con la de Candy –

Luego de que Ane e Isaac abordaron el auto Richard decidió parar un carruaje, ya que un coche no era tan romántico para pasear, ella se notaba cansada pero feliz de haber pasado un día tan maravilloso, entonces Richard recordó la noche en que la vio en el barco, los días subsecuentes, la gran tristeza que reflejaba ahora parecía desvanecerse casi por completo entonces supo que pronto llegaría el momento de decirle lo que por tanto tiempo había guardado, casi no hablaron durante el camino, solo el sonar de su respiración era lo que se escuchaba, mientras los nervios de el crecían cada que sentía la mirada de ella, cuando llegaron a la entrada del hospital pasaban de las diez de la noche caminaron hasta la reja que era la entrada del personal.

Candy – Gracias Richard por un día maravilloso – se quedo parada al llegar a la puerta –

Richard – Gracias a ti por aceptar la invitación – quedo de frente a ella –

Candy – Que pases buenas noches – se despido –

Richard – Candy – la detuvo – hay algo que quiero decirte – ella lo miro extrañada y asustada por lo que es estaba por decir –
creo que ya sabes que pronto será el baile de graduación – ella reacciono cuando sintió que el aire le faltaba, había dejado de respirar – quería saber si te gustaría ir conmigo – por fin le dijo –

Candy – Richard – titubeo – si te acompañare – no lo pensó, mientras el rostro de él dibujaba una sonrisa –

Richard – Gracias Candy – su corazón no dejaba de palpitar –

Candy – Hasta mañana – se dio la vuelta, cuando estaba por abrir la puerta él la detuvo de la mano –

Richard – Candy – se acerco a ella dejando el mínimo de distancia entre ellos – quisiera pedirte algo – su respiración era agitada –

Candy – Que – apenas se escucho lo que dijo, estaba nerviosa de tener el rostro de él tan próximo al de ella –

Richard – Puedo darte un beso –casi sonó como un ruego, mientras su mano acariciaba la mejilla de ella que dijo en voz baja “si”, entonces el chico acerco su rostro al de ella, quien cerró los ojos, pero Richard la sorprendió aun mas cuando sintió como los cálidos y suaves labios de él besaban su mejilla – gracias Candy – le dijo cerca del oído y luego la soltó – que descanses – dijo mientras su otra mano soltaba la de ella, que estaba muda ante lo sucedido –

Candy – Adiós – dijo mientras él se marchaba y se perdía entre la oscuridad de la noche –

Por su parte Isaac llegaba a su casa después de haber dejado a Ane en su hotel, no podía echarle encara nada a Richard puesto que había pasado un día maravilloso, mas por el hecho de tener la compañía de Ane, no dejaba de pensar en lo dulce, terna y hermosa que era, hundido en sus pensamientos no se percato de que alguien ya lo esperaba en la entrada de su casa.

Nicole – Pensé que descansarías – le reclamo – al menos eso fue lo que me dijiste cuando rechazaste mi invitación – Isaac no supo que responder –

Isaac – Tuve que atender otros asuntos – dijo intentando evadirla –

Nicole – Eres un traidor – le dijo con desprecio –

Isaac – No estoy de humor para discutir contigo – saco las llaves de su bolso – que hace a fuera de mi casa a esta hora – le cuestiono molesto –

Nicole – Tu madre me dijo que te esperara aquí – estaba muy molesta –

Isaac – Deberías irte a tu casa no son horas para que una Srita ande sola en la noche si quieres te llevo – dijo pero como respuesta ella lo abofeteo –

Nicole – Te vi con ella, estabas con la enfermera y con otra chica, me traicionaste Isaac, pensé que éramos amigos – comenzaba a llorar –

Isaac – Nicole lo siento – no soportaba verla llorar –

Nicole – No quiero que me vuelvas a buscar – dijo entre llanto y corrió Isaac quiso alcanzarla pero no pudo un coche ya la esperaba. Isaac se sintió culpable, Nicole lograba su cometido el cargo de conciencia que embargo a Isaac fue inminente y entro a su casa sintiéndose el peor amigo que había –

La mañana siguiente Isaac se fue al hospital tenía trabajo pero no pudo dormir por el hecho de que Nicole llorará por su culpa, no se perdonaba su dolor, intentaba olvidar el día que paso junto a Ane pero no podía, un sentimiento de bienestar se apoderaba de él cada que recordaba el bello rostro de la chica, solo así podía olvidar lo sucedido con Nicole, caminaba rumbo a su consultorio, seguramente Candy ya lo esperaba se había dado cuenta de que ella era una buena persona, pero acaso tendría que cambar de aptitud con ella nuevamente para complacer a Nicole, pensaba mientras camina como perdido mientras Candy también se dirigía al consultorio cuando se encontró con Eugénie.

Candy – Buenos días Eugénie – le dijo alegremente –

Eugénie – Hola Candy, te estaba buscando acaba de llegar este telegrama para ti – le entrego una hoja doblada en dos –

Candy – Gracias Eugénie – le dijo, luego abrió la puerta del consultorio estaba a punto de desdoblar la hoja cuando miro quien
la esperaba – Ane que haces aquí – le pregunto curiosa –

Ane – Candy necesito hablar contigo – le dijo cabizbaja –

Candy – Podemos hablar después – no quería que el doctor Veruck le llamara la atención –

Ane – Si no lo hago ahora tal vez ya no tenga el valor después – intento mirarla pero no pudo –

Candy – Ane está por llegar… – pero Ane la interrumpió –

Ane – Candy ¿cómo lo lograste? – le pregunto, Candy no entendía la pregunta –

Candy – Lograr qué – Ane estaba muy rara –

Ane – Sabes por qué termine con Archie – le dijo, mientras Candy intentaba comprender lo que ella decía – por qué me di cuenta que él no me ama – dijo tristemente mientras Candy no sabía que responder – aunque me duela aceptarlo se que él no es para mí – su voz comenzaba quebrarse – Ayer que te vi me di cuenta de que eres feliz, pues hace mucho tiempo no sonreías de esa manera, toda la noche estuve pensando en si sería bueno decírtelo – parecía hablar consigo misma, mientras Candy se sentía más confundida que al principio, que tenía que ver Archie en todo esto –

Candy – Ane no entiendo a donde quieres llegar con todo esto – dijo pero lo que contesto Ane la dejo pasmada –

Ane – Él te está buscando – lo soltó de golpe y Candy supo inmediatamente de quien hablaba su amiga así que palideció – fue a chicago a casa de los Andley para preguntar por ti, yo estaba con Archie, así que comenzaron a discutir y él – se refería a Archie – no le dijo nada, solo que se alejara de ti ya que siempre que él aparece en tu vida todo lo echaba a perder, ese día discutí con Archie por lo mismo, luego fui a casa y él estaba ahí esperando por mí, Candy estuve a punto de decirle dónde estabas para que así Archie deje de pensar en ti – Candy estaba boquiabierta ante todo lo que le conto Ane – pero no pude, no pude traicionar tu confianza, pero me sentí tan mal al verlo tan triste, como nunca pensé que lo vería, me conto como pasaron las cosas en Nueva York, te fuiste así , sin un adiós y eso lo está matando, el lloraba desesperadamente por ti – no se dio cuenta en que comento comenzó a llorar – ¿Candy acaso ya no lo amas? – pregunto entre el llanto – ¿Cómo lograste olvidarlo? Por qué yo quiero olvidar también a Archie – pero Candy no respondió puesto que estaba llorando, esto pocos meses en París parecían haber dejado atrás el amor que sentía por Terry, pero cuando Ane lo volvió a mencionar las heridas en su corazón comenzaron a sangrar en el alma, Richard había conseguido que el dolor se apaciguara casi al grado de ya no sentirlo pero supo que solo era temporal por que a pesar de todo no lograba arrancarlo de su mente, mientras ambas chicas lloraban casi en silencio unos ojos grises observaban todo a detalle, Isaac había escuchado todo lo que Ane dijo ya que la puerta estaba entre abierta “¿Quién es Archie?”, “¿Quién está buscando a Candy?”, se cuestionaba curioso intentando comprender un poco lo que estaba pasando – Perdóname Candy – apenas se alcanzo a escuchar –

Candy – Ane yo no sé qué decir – se limpiaba las lagrimas al igual que Ane – te parece bien que hablemos después – se oía melancólica, en ese momento entro Isaac disimulando que no sabía que Ane estaba ahí –

Isaac – Buenos días – dijo cuando entro, puso cara de sorpresa al ver a Ane – no sabía que estabas enferma Ane –

Ane – Ya me iba – camino hasta la puerta – te veo luego Candy, hasta luego Isaac – dijo al pasar junto a Isaac, sus ojos azules atraparon los de él que nuevamente sentía un escalofrío es su espalda, luego abandono el consultorio dejando solos a Isaac y Candy –

Isaac – Algún paciente – se sentó frente al escritorio, Candy no respondió – se siente bien – cuestiono a la chica –

Candy – Si, disculpe – tenia la hoja todavía en sus manos –

Isaac – Carta de su familia – dijo curioso al ver el papel que sostenía –

Candy – ¡Eh! – Reacciono – no lo he leído aun, entonces desdoblo la hoja de papel y comenzó a leer, conforme leía en su rostro se dibujaba una sonrisa que borraba la tristeza reflejada momentos atrás, sus ojos se llenaron de lagrimas mientras abrazaba el papel, Isaac la veía admirado nuevamente de lo rápido que cambiaba su semblante, ella lo miro con los ojos llenos lagrimas mientras se reía por la noticia –

Isaac – Sucede algo Srita Andley – pregunto curioso –

Candy – Es la mejor noticia que he recibido en mucho tiempo – limpiaba sus ojos – Isaac crees que me puedan conceder un permiso, necesito viajar a Londres – le preguntaba a Isaac mientras mostraba el papel que había recibió, entonces el comprendió la alegría de la joven, que minutos antes lloraba con gran sentimiento, pero ¿Por quién lloraba?, se seguía preguntado curioso acaso su amigo Richard solo había sido una puerta de escape para superar una pena de amor de un amor que dejo en los Estados Unidos –

Todos los capítulos de este fanfic

Comentarios

comentarios

Check Also

LA PROMESA DEL OCÉANO… CAPITULO 3

CAPITULO 3 Voces lejos, muy lejos apenas perceptibles gritando con desesperación, unos brazos fuertes que …