Home / Fan trabajos / La decisión de un amor

La decisión de un amor

La decisión de un amor por Roxy
1° PARTE

Han pasado ya seis años desde que Candy ha descubierto la identidad de Albert y se siente un tanto apenada, porque después de todo el bisabuelo William siempre estuvo cuidándola y por lo tanto se dio cuenta de los castigos que le aplicaban en el colegio. Pero como todo, la vida continúa.

Candy sigue trabajando y da enteramente su mente en el hospital.
Candy pensó que trabajando olvidaría su dolor pero ahora sabe que no es así, por lo cual aprendió a ocultar su tristeza.
Por otra parte, Archie sentía ya no poder guardar más su secreto amor por Candy, sobre todo ahora que la Sra. Briter insistía en que se anunciara su compromiso y fecha para la boda ante la sociedad. Lo cual le molestaba demasiado.

-Archie, creo que ya es tiempo de que se decida la fecha en la que se ha de celebrar la boda – dijo la Sra. Briter – mi Annie es una dulce y bien educada dama que pronto necesitará de ti para no ser criticada por retardar tanto la boda después de tantos años de noviazgo, ¿no lo crees Archie?

-El retardar la boda no es motivo de crítica, y le vuelvo a repetir, ¡en cuanto termine mi carrera y me sienta completamente bien, elegiremos la fecha! – contestó Archie un poco alterado por la insistencia de la Sra. Briter. Annie, un poco asustada por la reacción de Archie, comprendía muy bien el motivo de tal reacción y eso le dolía profundamente.

-Mamá, ¿nos puedes dejar solos por un momento? – suplicó Annie.

-Si hija, creo que es lo mejor – dijo la Sra. Briter antes de salir. Al salir la medre de Annie ella se dio cuenta de que tenía que enfrentar su verdad.

-Archie, ¿qué es lo que pasa?, ¿porqué te molesta tanto el decidir la fecha de la boda? – preguntó Annie en un tono muy suave.
-No lo sé Annie, debo decirte que te quiero mucho… Pero no esto muy seguro de…
Y antes de que Archie lograra dar una explicación, Annie lo interrumpió.
-…de amarme? – Preguntó Annie- Archie, antes me negaba a creerlo o por lo menos a pensarlo, pero me di cuenta de que no has podido olvidar a Candy, verdad? – dijo Annie
-Annie… yo…
-No digas nada, déjame hablar por favor – le rogó Annie – esto es muy doloroso para mí y creo que también lo es para ti, pero no es posible que me siga engañando. Creí que algún día me amarías pero veo que me equivoqué. Siento mucho el haber perdido tanto tiempo por mi culpa y lo único que puedo hacer ahora por ti… Es darte tu libertad – dijo Annie con lágrimas en los ojos en los ojos – Busca tu felicidad, pero si quieres mi opinión, no busques a Candy, porque ella ahora menos que antes podrá corresponderte – terminó Annie.

-Annie, yo lamento haberte… Engañado por tanto tiempo… No quería lastimarte, pero ahora veo que no logré evitarte este sufrimiento, Annie… Si tan sólo yo pudiera…

-No sigas! Calla, quiero pensar que esto no ocurrió… Así que será mejor que te vallas – exclamó Annie rompiendo en llanto.

-Annie perdóname

-Archie no es culpa tuya. Te amo y digas lo que digas te amaré toda la vida. Pero yo te dejo ir porque no quiero ser como Susana, que no es feliz y no deja ser feliz a Terry y por lo tanto también es la causa de la infelicidad de Candy. Adiós Archie y que Dios te bendiga con inmensa felicidad – en ese momento Annie salió del cuarto llorando.

Cuando Archie se quedó sólo se sintió culpable por causarle un dolor tan grande a Annie pero sabía que de haber esperado más tiempo, el dolor habría sido aún mayor.

Archie salió de a casa de Annie. No sabía si buscar a Candy y confesarle que aún la amaba o seguir su camino en soledad buscando un motivo para vivir.
Después de estar meditando en que había hacer, Archie se decidió a ir a buscar a Candy la hospital.

Para entonces Candy ya sabía del rompimiento de Annie y Archie. Cuando Candy vio a Archie no sabía cómo dirigirse a él, no sabía qué le diría, se sentía un poco molesta y nerviosa, pero después de todo, él también era su amigo. Archie invitó a Candy a comer porque le dijo que quería hablar con ella.

Candy y Archie salieron del hospital y se dirigieron a un restaurante en donde pidieron de comer. En el aire se respiraba un silencio tan pesado que Candy tuvo que hablar para no sentirse tan incómoda con la situación.

-Bueno Archie, a que se debe tu invitación? – preguntó Candy
-Es sólo ue quería ver cuánto acostumbrabas comer – respondió Archie en tono de broma tratando de no mostrar nervios al tener a la mujer que ama frente a él.

-Ya veo, pero si es eso, debes prepararte para trabajar toda tu vida porque después de pagar lo que yo coma te quedarás en bancarrota – se rió Candy dándole un poco de confianza a Archie.

-Eres muy graciosa, yo creo que es por eso que todos te quieren.
-Tú crees eso? – le preguntó Candy
-Ya veo que sí – fue la respuesta de Archie

Una vez más todo se quedó en silencio y Archie se dio cuenta de que el tiempo de descanso de Candy estaba terminando así que empezó a hablar para intentar saber algunas cosas acerca de ella.

-Candy, puedo hacerte una pregunta? – le dijo Archie un poco nervioso.
-Sí claro – contestó Candy
-Has sabido algo acerca de Terry?
En ese momento sin darse cuenta Candy dejó entrever su tristeza.

-No – dijo Candy tristemente- Pero me imagino que ahora debe ser un gran actor – terminó Candy con una alegría que no ocultaba completamente la tristeza al oír el nombre de Terry. Fue en ese momento que Archie sintió el dolor de saber que Candy aún amaba a Terry por sobre todas las cosas.

-Lo siento Candy… No fue mi intención… Entristecerte – dijo Archie
-Triste yo?. Te equivoquitas, soy feliz. Pero si eso es lo que piensas, no te preocupes – dijo Candy tratando de que Archie no se sintiera mal por haber preguntado sobre Terry – Bueno, debo agradecerte la comida pero debo irme, mi tiempo de comida ya acabó y tengo que regresar a trabajar al hospital.

-Yo te puedo llevar – dijo Archie tratando de estar con ella el mayor tiempo posible.
-No te preocupes, puedo ir sola y gracias por todo de nuevo – dijo Candy
-Al contrario, gracias por haberme dado un poco de tu tiempo – dijo Archie ofreciéndole su mano para despedirse.
Al momento que se dieron la mano, Archie se despidió internamente de Candy.

-Adiós mi amada Candy, lamento no poder hacerte feliz, es una lástima.
-Bueno adiós, por favor salúdame a Albert, pues no le he visto últimamente – terminó Candy antes de salir
-Sí, por supuesto , adiós.
-Algún día serás feliz mi amor?
Este dolor yo si lo merezco, pero tú?
Cuánto tiempo ha pasado y nunca pude hacer que me amaras, en el colegio, después de la muerte de Anthony, cuando Terry se fue pero siempre fui cobarde y nunca hablé con sinceridad y ahora lastimé a Annie.
Lo que a mi me ocurre es justo, pero tú? Algún día…
Estos fueron los pensamientos de Archie después de que Candy se fuera del restaurante.

Un mes más Archie se la pasó pensando en cómo podría ver a su adorada Candy feliz. La decisión que tomó fue extraña pero a la vez lógica.

Segunda Parte
Todo el fanfic

Comentarios

comentarios

Check Also

Caminos del destino Capítulo 33

CAMINOS DEL DESTINO POR SHELSY Capitulo 33   Rencor La luz del sol iluminaba la …