Home / Fan trabajos / Inicia una nueva vida Capítulo 9

Inicia una nueva vida Capítulo 9

CAPITULO 9

 

El primer beso

 

AliAlison McCalister
WaWalter McCalister
AMAbuela Martha O´Brian
PaPatricia O´Brian

 

Ge –Si señor, iré al hotel royal y después al teatro, permiso.

George salió ofuscado por la contestación de Albert, pero decidido a no dejar las cosas así, porque él sabía que entre ellos había algo más y no permitiría que ambos fueran infelices lejos uno del otro.

Albert se quedo en la biblioteca, tomando una copa de coñac y pensando al respecto. “En realidad me casare con Alison?”.

Candy había dado su medicamento a la tía Elroy, la cual se había quedado profundamente dormida, lo que dio tiempo a Candy para pensar. “ Entonces es un hecho, Albert se casara, yo pensé que él… que él sentía algo por mí, era tan dulce conmigo, y esos ratos que pasamos juntos, yo me sentía tan feliz a su lado, creo que fue por él, por quien deje de amar a Terry, yo no me di cuenta antes, pero ahora lo veo, nuestras charlas, las notas con la flor, lo bien que me sentía cuando bailábamos, el estar en sus brazos, era como flotar, siempre lo sentí tan cerca que no me imagine que la vida pudiera ser de otra manera, por él acepte venir a vivir a Lakewood pues me hacía falta su compañía, y el beso, ese beso que me dio, fue tan diferente, ese beso me hizo darme cuenta de que lo amo, y ahora, ahora él se casa con Alison, pero entonces porque parecía tan molesto de que Michael y yo?, bueno él lo dijo, no quiere que me hagan daño, supongo que me aprecia pero, pero y el beso???”

Candy se quedo pensando hasta que llego a una resolución.

“Bueno, pues si no me dice nada es porque fue un error y está arrepentido, pero no quiero perderlo, así que debo mostrarle que todo está bien entre nosotros y que podemos seguir siendo amigos, tal vez me adelante a amarlo, pero si lo único que puedo tener de él es su amistad, eso me hará feliz.”

La tarde transcurrió, pero justo antes de la cena George arribo a la biblioteca.

Toc toc.

Albert estaba tratando de ver unos papeles, pero en realidad su mente estaba en otro lado, o más bien con otra persona, cuando la puerta volvió a sonar el reacciono.

Toc toc.

Al –Adelante.

Ge –Señor, La señorita Alison y el señor Walter McCalister, le esperan en la sala.

Albert después de una respiración de resignación, dijo –Si está bien, voy para allá, gracias.

Albert entro a la sala, vio a un Señor Alto y Fornido y a una linda joven de cabello rojizo, sentada junto a él.

Al –Buenas noches, soy William Albert Andrew.

Wa –Que  tal hijo, sin formalismos, dame un abrazo.  Y el señor Walter sin dudarlo tomo a Albert dándole un fuerte, fuerte abrazo. Para separarse de él y presentar a su hija Alison.

Ali –Un placer.

Al –Es un gusto conocerle señorita.

Wa –Basta si ya casi son novios, porque tanta ceremonia. Estos muchachos. Decía mientras reía alegre y ruidosamente.

Wa –Hijo conocí a tus padres, fueron muy buenos amigos míos, tanto que cuando nacieron tu y Alison, decidimos que ustedes harían buena pareja y acordamos este feliz compromiso, realmente lamento mucho la muerte de ellos, eran tan buenas personas.

Al –Le agradezco Sr. McCalister.

Wa –Por favor no seas tan solemne dime Walter..

Al –Esta bien, Walter, y díganme han viajado solos desde Escocia?

Wa –No en realidad también vinieron mi esposa y mis otras 3 hijas. Pero ellas fueron a buscar boletos para la obra de la compañía Stranford, dicen que es un evento de caridad para los heridos de esta miserable guerra.

Al –Así es, nosotros asistiremos también a la primera presentación.

Wa –Pero cómo?, se que esa presentación es un evento reservado para los soldados, médicos y enfermeras del frente, como es que conseguiste lugares?.

Albert comento con ellos el proyecto del área del hospital San Julián y lo que había pasado en este último viaje.

Wa –Ahora entiendo porque no pudieron posponer el viaje, era mucho más importante verificar que su sobrino estuviese con vida, me alegro de ello.

Al –De hecho tengo dos palcos reservados si gustan pueden acompañarnos el día del estreno.

Wa –Para haber sabido, pero no se preocupe ya conseguimos un palco para el día siguiente, mis hijas no me hubiesen perdonado el no ver a ese actor Teran…

Al –Terry Granchester.

Wa –Si ese mismo. Ellas quieren conocerlo o por lo menos verlo actuar.

Al –De hecho es amigo de nosotros, tal vez podamos arreglar que Terry nos acompañe para una cena, y poderlo presentar con sus hijas.

Ali –Si papa, seria genial, si por favor?.

Wa –Bueno creo que ya hablaron por mí, sabe, tenga cuidado porque si tiene hijas, no podrá negarles nada jajaja

Al –Entonces hablare con Terry el día de la función y veré que se puede hacer.

Wa –Pues no se hable más del asunto, nos veremos entonces mañana para hablar con su tía Elroy sobre los preparativos de la boda.

Al parecer esa última palabra había molestado a Alison, quien discretamente al lado contrario de su padre apretó el puño contra la falda de su vestido y bajo la vista por unos instantes, hecho que paso desapercibido para Walter, pero no para Albert.

Al –Se quedaran a cenar con nosotros hoy, verdad?

Wa –Tendrá que ser mañana hijo, hoy me falta la mitad de mi clan, así que tu entenderás.

Al –Por supuesto, entonces mañana nos veremos para cenar.

Albert los acompañaba a la puerta, y cuando salieron de la sala, Candy cruzaba el pasillo precisamente. Y aunque Albert trato de no ver a Candy para no tener que presentarle a Alison y Walter, eso no fue posible.

Wa –Y quien es esta linda señorita?

Al –Ella es la señorita Candy White Andrew. Ellos son Walter y su hija Alison McCalister.

Ca –Un gusto. Aunque el interior de Candy no dijera lo mismo porque un escalofrió recorrió su pecho como queriendo….

Walter la saludo con un Abrazo tan efusivo que Candy no pudo hacer nada.

Wa –Porque todos los americanos son tan formales?, a demás dentro de poco seremos familia. Pero yo no sabía que tenias otra hermana aparte de Rosemary.

Al –No, ella no es mi hermana, ella…

Ca –Yo soy hija adoptiva de la familia Andrew.

Wa –Hija adoptiva?, vaya, entonces viene siendo como tu hija William? jajaja

Al –No, yo solo soy su tutor, y nada más, en realidad nos llevamos solo 7 años de edad, no puedo verla como una hija.

Wa –Eso no importa, de cualquier forma es una Andrew y pronto seremos familia, así que ya nos vamos y nos veremos mañana.

Nuevamente Walter se despidió con abrazos para Candy y Albert quienes los habían acompañado a la puerta, cuando ellos se fueron:

Ca –Así que ella es Alison?, que linda es tu prometida.

Albert solo abrió los ojos ante tal comentario y

Al –Candy yo…

Ca –Y su padre que alegre es, se ve que son una linda familia, bueno, yo voy con la tía Elroy, me está esperando con el té, permiso

Y antes de que alguien pudiera decir algo mas, Candy se dirigió más aprisa de lo normal a la cocina entro al pasillo y se detuvo –“Si, es muy linda su prometida” –limpiándose las lagrimas mientras pensaba esto.

Albert no supo si seguirla para hablar con ella o respetar el silencio de Candy ante su nota. Opto por lo segundo y subió a su habitación, como la tía Elroy no bajaría a cenar y Candy cenaría con la tía, Albert decidió no bajar tampoco. Después de que se durmió la tía Elroy, Candy decidió salir al jardín para verlo después de tantos días. Al llegar allí se sentó en la banca que compartía con Albert y…

Ca -“Vamos Candy, que sucede contigo?, porque lloras?, es su prometida y tienes que alegrarte por él, veraz que será muy feliz, aunque no sea contigo” -ella pensaba eso cuando sintió una mirada conocida, volteo para buscar de donde provenía y..

Al –Se ve tan linda, y esta allí en esa nuestra banca, será que pueda volver a platicar con ella?… upss, ya me vio.

Candy hizo un ligero saludo con la mano y pensó -“vamos Candy, demuéstrale que siguen siendo amigos”. Después de un instante lo invito a que platicara con ella, allí en esa banca.

Al –Quiere que vaya, será que…. Mejor iré.

Candy vio que se alejo de la ventana y unos instantes después la luz de su habitación se había apagado.

Ca –“Será que viene o se habrá dormido?” “Será que no quiere hablar conmigo?” y en voz alta dijo CABEZA DURA!

Al –A quien llamas de esa manera?

Ca –Hay! Albert! Me espantaste, no esperaba que vinieras.

Al –Entonces, no me dijiste que bajara?

Ca –Si, pero como después las luces se apagaron, pensé que no vendrías.

Al –Pues aquí estoy, puedo sentarme?

Ca –Si, Claro.

Un instante de silencio se torno entre ambos, y Candy pensó –“que digo?, Stear, si, ese será un buen tema”.

Albert y Candy trataron de hablar al mismo tiempo.

Al –Primero tu, por favor

Ca –Esta bien, y que vamos a hacer con Stear, no podemos mantenerlo escondido por mucho tiempo.

Al –Si, en eso pensaba, dime, como está la tía? La vez lo suficientemente bien como para hablarle de Stear?.

Ca –En realidad se encuentra bien, yo diría que mañana mismo se le dijera sobre Stear, de hecho eso hará que se anime.

Al –En ese caso mañana por la mañana hablare con ella, me gustaría que estuvieras presente.

Ca –Si está bien, también sería bueno hablarle al Dr. Robinsón, para cualquier cosa

Al –Le llamaremos temprano. Candy. Yo… quería decirte que…

Candy volteo a ver esos ojos azules que tanto la hipnotizaban y dijo

Ca –Si?

Albert paso saliva y pensando en lo que iba a decir –Que ya están reservados dos palcos para el estreno de Otelo.

Ca –Haa, que bien, pero dos palcos? No creo que la tía Elroy quiera asistir, y solo seriamos 4 o 5 si Stear se anima a acompañarnos, para que el otro palco?

Al –Bueno también esta Michael, Elizabeth y Roger

Ca –Es cierto, tienes razón.

Al –Y al finalizar la obra quisiera visitar a Terry en el camerino, para invitarlo a cenar a casa

Ca –Seria estupendo así Stear podrá darle el susto que tanto quiere! Jajaja

Al –jajaja, si tienes razón.

Ca –Y con respecto a Eliza que vas a hacer?

Al –En realidad nada, es su decisión, yo esperaba que recapacitara, pero sabía que sería muy difícil, ella a escogido ese camino, así que yo ya no puedo hacer nada.

Ca –Pero no les cerraras las puertas de la familia, o si?

Al –No, de cualquier forma son parte de ella, así que no haré eso, ella sola tendrá lo que merece, solo espero que realmente sea feliz casada y dispuesta a formar una familia.

Ca –Si, una familia, a final de cuentas eso es lo que se busca al casarse, cierto?

Al –Si, supongo que sí.

Ca –Y Alison y tu se casaran pronto?

Al –Como dices?

Ca –Si, como veo que ya vino la familia a cerrar el compromiso supongo que se casaran pronto, no es así?

Al –Bueno, yo, no lo se

Ca -Será una linda fiesta, piensas hacerla aquí en Lakewood?

Al –Candy por favor yo..

Ca –Lo siento, creo que me estoy metiendo en cosas que no debo, -diciendo esto se levanto, fingió dar un bostezo y dijo –mmmm pero que tarde es, será mejor que me vaya a dormir, buenas noches y dio como siempre el beso a la mejilla de Albert quien por un segundo trato de voltear para encontrar sus labios con los de ella, pero prefirió no hacerlo y mantener la amistad que había.

Al –Buenas noches Candy.

Ca –Buenas noches Albert, -y diciendo esto camino unos pasos y dijo.

Ca –Albert?

Al –Si Candy?

Ca –Aun somos amigos, verdad?

Al –Si Candy, buenos amigos?

Ella sonrió, hizo una mueca y dio la vuelta para regresar a la casa. Albert se quedo en la banca para tomar un poco mas de aire y luego regresar a su habitación.

…………………………………………………………………………………………………

Al día siguiente después del desayuno Candy se encontraba con la tía Elroy, quien le había pedido a Candy leyera el diario.

Toc toc

SE –Adelante

Al –Buenos días tía, puedo pasar?

SE –William?, pasa.

Al –Buen día tía, quisiera hablar con usted, pero dígame como se siente esta mañana?

SE –Me siento bien, es solo que el doctor a dicho a Candy que debo estar en reposo y ella no me deja salir de la cama.

Ca –Vamos tía, tiene que cuidarse mucho.

SE –Lo vez?, no me permite hacer nada.

Al –Bueno, pero es mejor que se encuentre tranquila tengo que hablar con usted sobre algo importante del viaje.

SE –Es sobre las propiedades que viste, no es así?.

Al –Con ese respecto las propiedades en general están bien, la única que hasta ahora parece perdida es la de Alemania, pero no pudimos verificar nada porque todo es aún muy reciente.

SE –Entiendo, pero entonces, de que quieres hablarme?.

Al –En realidad sobre la verdadera razón de nuestro viaje

SE –Habla William, cual es esa razón?

Al –Lea esto por favor. –Y le extendió el telegrama que había recibido sobre Stear.

SE –Como es posible esto?, porque no me informaron? Pero…

Ca –Tranquilícese tía, por favor.

Al –En realidad queríamos asegurarnos de que fuera verdad antes de comentarle a los demás.

SE –Y dime, que sucedió?

Albert comento la historia sobre Stear, el cómo salió del avión, el tiempo que paso inconsciente y el cómo despertó.

SE –Pero mi sobrino está bien, no es así? Y donde esta? Porque no nos aviso antes?

Al –Hay algo mas tía

SE –Algo más?

Al –Si tía, cuando pudo salir del avión y antes de encontrarlo recibió un fuerte golpe en la cabeza lo que ha producido que este ciego.

SE –Ciego?, pero como?

Ca –El doctor que lo vio hasta ahora, dice que es posible que solo sea cuestión de tiempo para recuperar la vista, o que tal vez sea algo permanente, que solo el tiempo lo dirá.

SE –Hay, mi pobre muchacho

Al –Por esa razón no quería comunicarse ni regresar, había decidido dejarse morir, pero el doctor nos aviso y ahora está aquí con nosotros.

SE –Esta aquí?

Al –Si tía, esperando a ver cómo reaccionaba usted, de hecho está afuera.

SE –Que pase, díganle que pase, quiero verlo?

Candy se levanto y fue por él, cuando entraron en la habitación:

St –Permiso tía.

SE –Mi muchacho, pasa, pasa –decía con lagrimas de alegría y de dolor en los ojos, por ver así a su sobrino.

Albert y Candy los dejaron a solas para que pudieran hablar con calma.

Al –Candy, como está la tía?

Ca –Se altero un poco, pero le acabo de dar su medicamento, así que estará bien.

Archie y Annie también esperaban afuera de la habitación de la Sra. Elroy, y se reunieron con Candy y Albert a platicar.

Ar –Candy, Stear me contó cómo le has ayudado a adaptarse, crees que puedas enseñarme a mi cómo puedo ayudarlo?

An –A mi también?

Al –De hecho sería bueno que todos fuéramos al instituto para la ceguera, para que nos digan que es lo que debemos hacer

Ca –Si estoy de acuerdo, allí podremos aprender lo necesario. Archie, te comento algo sobre hablar con Patty?

Ar –De hecho platicamos eso hoy por la mañana, pero está indeciso en hablarle o no.

Al –Supongo que tendrá que ir primero al instituto para que le refuercen la idea de que puede tener una vida plena con su ceguera y también una relación.

Ca –Si, entonces mejor esperaremos a que primero vaya.

Ar –Annie y yo podemos llevarlo esta tarde y preguntar todo lo necesario para que nos reciban a todos.

Al –Es una buena idea, yo tengo que ver algunos negocios antes de la cena de esta noche, por cierto Archie, Annie, me agradaría nos acompañen hoy a cenar, tendremos visitas.

Ar –Visitas? Quien?

Ca –Viene la prometida de Albert y su familia.

Ar –Tu qué? refiriéndose a Albert.

Annie solo abrió los ojos y volteo a ver a Candy.

Al –La familia McCalister nos acompañaran esta noche, así que por favor, quiero que nos acompañen ustedes a cenar.

Ante ese tono tajante ambos solo asintieron.

Se escucho el ruido de la puerta y …

St –Candy, la tía Elroy quiere hablarte.

Ca –Si, permiso.

Stear salió de la habitación y Candy entro.

Ca –Si tía?

SE –Acércate Candy

SE –Stear me ha contado todo lo que sucedió y quiero agradecerte por aquella bofetada que lo ha hecho reaccionar y por todo lo que has hecho por él ….

Ca –Pero yo..

SE –No interrumpas niña!

Ca –Lo siento

SE –Ahora me doy cuenta de que tener una enfermera en la familia es de gran ayuda, haz cuidado de Albert, de Stear y de mi, gracias pequeña. Y jalo hacia ella a Candy para darle un beso en la frente.

Candy sin pensar reacciono dándole un abrazo muy cariñoso y dijo –Lo hago con cariño.

La tía no supo en el instante como reaccionar, pero después de escucharla correspondió el abrazo.

SE –Bueno en ese caso habrá que festejar la aparición de mi sobrino, pide a todos que estén presentes para la cena por favor.

Ca –De hecho Albert ya se los pidió, pues esta noche vendrá la familia McCalister.

SE –Esta noche, que apropiado, entonces tal vez haya doble celebración.

Ca –Si, doble celebración, -aunque por dentro el corazón de Candy se rompía un poco más.

Ca –Déjeme tomarle la presión, quiero ver que todo esté bien.

SE –Basta niña, me siento muy bien.

Ca –Tía Elroy, tengo que revisarla.

SE –Esta bien, pero te digo que ya me siento mejor.

Ca –Aun así, no se levantara de cama hasta que sea la hora para cenar

SE –Pero…

Ca –Son ordenes del doctor.

SE –En ese caso, me quedare aquí.

Ca –Bueno, yo iré por un té para usted y uno para mí. –se dirigía a la puerta cuando

SE –Candy!

Ca –Si?

SE –Gracias por todo hija.

Ca –Si! Dijo mientras sentía mil mariposas en todo el cuerpo por haber escuchado que la llamaba hija.

Candy salió de la habitación, los demás estaban acompañando a Stear a su habitación y ayudándole a instalarse.

Ca –Así que ya te están instalando Stear, como te sientes?

St –Muy contento Candy, agradecido por estar aquí.

Ca –Me alegra escuchar eso, y Albert?

Ar –Se fue a la oficina.

Ca –mmmm dijo bajando la vista, hecho que no paso desapercibido para Annie quien dijo al ver la taza de té en manos de Candy…

An –Veo que vas por té?, te acompaño.

Mientras se dirigían hacia la cocina platicaron.

An –Como es eso de que Albert está comprometido, tu sabes algo?

Ca –Candy bajo la mirada como queriendo ocultarse, y dijo –No en realidad no sé nada, apenas ayer la conocí, es una linda chica de cabello pelirrojo.

An –Como que una linda chica, pero y tú? Como te sientes con esto?

Ca –Yo? Yo como tengo que sentirme?, feliz por él, que mas puedo hacer?

An –Pero vamos Candy, tu y él…

Ca –Él y yo…. Somos amigos, más que familia, así que si el está feliz, yo lo estoy por él

An –Feliz, pero Candy tu???

Candy recargo sus manos sobre la mesa como queriendo recuperar las fuerzas.

Ca –Basta Annie por favor! Entre él y yo, solo hay una amistad, decía mientras se limpiaba las lágrimas aparentando estar bien.

Annie entendió la actitud y dijo –Esta bien Candy.

Candy cambio el tema radicalmente.

Ca –Y qué opinas si le avisamos a la abuela Martha que venga con Patty, para darle la sorpresa, pero sin decirle a que viene.

An –Seria algo divertido, como antes, pero sin los inventos de Stear, lo bueno que Albert recupero la memoria.

Jajaja.

Ca –Annie, te quedaras a cenar, verdad?

Annie comprendió el porqué de la pregunta y dijo

An –Si Candy, me quedare.

La noche llego, todos estaban en la casa, arreglándose para la hora de la cena cuando George aviso a Albert.

Toc toc.

Al –Adelante

Ge –La familia McCalister llego.

Al –Esta bien, iré para allá.

Los demás bajaron y llegaron al comedor, inclusive la tía Elroy, todos saludaron y cuando se disponían a escuchar a Albert como serian acomodados en la mesa…

Wa –Pero porque tanto formalismo, no, no, a ver William tu y Alison aquí, Archie y su novia aquí, Sra. Elroy acá junto a mi esposa y …..

Al final del acomodo Candy había quedado justo en frente de Albert y Alison, la incomodidad entre los dos rubios era de notarse, Annie afortunadamente había quedado junto a Candy, y dándose cuenta de las miradas entre ellos, trato de llamar la atención de Candy lo más posible, con cualquier pretexto. 

En realidad la cena había sido muy divertida, el buen humor de Walter y su familia rompió todo formalismo, y produjo un ambiente muy agradable, tal vez demasiado para gusto de la tía Elroy quien se disculpo con el pretexto de descansar por ordenes del médico. Candy se ofreció a acompañarla, pero Jade la tercera hija de los McCalister le pidió encarecidamente que regresara para seguir conversando, cuando Candy regreso.

Wa –Pero bueno, esta es una doble celebración, brindemos por el joven Stear que está con nosotros

-Salud.

Wa –Y también por el compromiso de esta hermosa pareja.

Y aunque también se levantaron las copas y se escucho Salud por parte de los presentes, hubo una voz más apagada que el resto.

Wa –Bueno pues ya es tiempo de que se vayan conociendo, William, lleva a mi hija a ver el jardín, cuando llegamos me hablo de lo hermoso que se veía. Llévala pues.

Al –Este, si, Alison vamos? Dijo mientras se levantaba y ofrecía su brazo. Ambos jóvenes salieron del comedor y se dirigieron hacia el jardín.

Candy se veía realmente consternada, quería aguantar el llanto, pero sus ojos brillaban.

Annie noto esto e hizo algo inesperado aun para ella. Pues al querer hacer un movimiento para alcanzar el agua, derramo sobre Candy la copa de vino tinto que estaba cerca de ella.

An –Lo siento Candy, que torpe soy, lo siento. Te acompañare a cambiarte vamos.

Ca –Este sí, permiso.

Ambas salieron del comedor para dirigirse a la habitación de Candy, al llegar allí.

An –Lo siento Candy, no quise…

Ca –Gracias Annie.

An –Te sentías muy incómoda verdad?

Candy bajo la vista y se arrodillo a los pies de su cama y comenzó a llorar.

Annie se acerco a ella para consolarla y solo le dijo –Tu lo amas verdad?

Ca –Como?, dijo levantándose y secándose las lagrimas.

An –Dime la verdad Candy, lo amas verdad?

Ca –No, este yo no….

An –Vamos Candy, tu lo amas desde hace tiempo, se sincera contigo

Ca –No, él y yo somos buenos amigos.

An –No Candy, no te quieras engañar, ven, asómate a la ventana.

Annie llevo a Candy hasta la ventana donde se veía el jardín y por supuesto a la pareja que allí paseaba del brazo.

Candy no soporto ver la imagen y menos cuando se acercaban a la banca, a su banca. Regreso nuevamente a la orilla de la cama y lloro otra vez.

…………………………………………………………………………………………………

Ali –Vamos a sentarnos

Al –Si, no, en esa banca no.

Ali –Porque?

Al -Porque “esa banca es de Candy y mía, de nadie más” porque el señor Whitman, el jardinero, me informo que tenía un desperfecto en una pata, así que podríamos caer, vamos a aquella.

Ali –Esta bien.

………………………………………………………………………………………………..

An –Y bien Candy, lo vas a decir o te seguirás mintiendo a ti misma?

Ca –Si Annie, si lo amo, pero no debo, él y Alison…

An –Aun no está nada dicho, todo puede pasar

Ca –Pero ya están comprometidos.

An –Pero no casados, así que aún hay tiempo, tienes que hacerle ver, que lo amas.

Ca –Pero es que, después del beso él…

An –Cual Beso?

Candy contó la historia del beso entre ella y Albert y Annie totalmente asombrada escucho, después de unos momentos Candy se tranquilizo y dejo de llorar recordando sus palabras “Todo fue un error”.

An –Pero como vas a saberlo si no han hablado, habla con él.

Ca –Te escucho hablar pero no parece que seas tú, que te ha pasado, donde está la niña miedosa y tímida.

An –Bueno mientras se fueron de viaje hubo una fiesta a la que Archie y yo asistimos y había una chica Nathalie, que se dedico a coquetear con Archie durante la cena, así que me pregunte qué harías tu en mi situación y cuando estábamos en el jardín tomando el té, aquella chica pidió a Archie que dieran una vuelta, Archie no pudo negarse porque es hija de los amigos de sus papas, así que cuando se fueron, después de un tiempo los seguí, y vi que esa chica se acercaba mucho a él, incluso fingió caerse para que él se agachara y ella lo tomo del cuello así que en ese momento me hice la aparecida y le dije.

An –Querido, estaba buscándote, te llaman así que vamos, nos disculpas Nathalie, la casa no está lejos, permiso, así que tome a Archie del brazo y cuando pasamos por debajo de un árbol dije

An –Mira Querido, muérdago, -así que yo di un beso a Archie para que le quedara muy claro a Nathalie quien era yo.

Al vernos Nathalie dijo –Que acaso no son hermanos?

Ar –Hermanos?, no, claro que no, ella es..

An –Su novia, soy su novia.-dijo muy enfáticamente.

Nat –Pero es que parecía que ustedes eran hermanos, no se veían como una pareja en….

An –Enamorada? Pues si. Así que si nos disculpas.  Y tomándolo del brazo me lo lleve.

Ca –Annie pero tú? me hubiera gustado ver la cara de Archie. Jajaja

An –Pero en serio Candy, si tu lo amas, hacelo ver, no lo pierdas por guardar silencio, no importa si fue un error o no, tal vez no lo haya sido, pero como no han hablado, pues no lo sabrás.

Ca –No Annie, él ya está comprometido yo no puedo interferir en su felicidad

An –Y Alison es su felicidad?, no lo creo, yo los he visto y no la mira a ella como te mira a ti.

Ca –Como dices?

An –Él te mira enamorado, y tu a él, así que por eso te digo, habla con él, no dejen pasar el momento. Prométeme que hablaras con él.

Ca –Si, pero no ahora, será el….

An –Antes del lunes, hablaras con él antes del lunes, de acuerdo?.

Ca –Estas loca, pero si hoy es miércoles, es muy poco tiempo.

An –No es demasiado, así que te lo estaré recordando. Ahora tu quédate aquí y te disculpare con los demás, diré que fuiste a ver a la tía Elroy. Annie dijo eso y se dispuso a salir de la habitación de Candy.

Ca –Annie?

An –Si Candy?

Ca –Gracias.

An –Tu siempre me ayudas, ahora me toca a mí. –y salió de la habitación.

………………………………………………………………………………………………….

El jueves transcurrió tranquilo, Candy estaba en las mañanas con la tía Elroy y por las tardes visitaba la clínica del Dr. Martin, esa tarde en particular como a las 18:00 Albert visito al Dr. Martin para hablarle del proyecto de San Julián, bueno ese era su pretexto.

Toc toc

Ca –Adelante, aun está abierto.

Al –Buenas tardes. Dijeron Albert y Joshua que traían cargando algunos dulces y juguetes para los niños que visitaban la clínica.

Ca –Albert! Que hacen aquí?, y estas cosas?

Al –Bueno son solo algunas cosas y dulces para los niños, pase por esa dulcería que te gusta y pensé en traer esto.

Ca –Que bien, los niños se sorprenderán.

DM –Carraspeo su garganta para hacerse notar –Si también estoy muy bien Albert, que alegría verte por aquí, y no como paciente.

Al –Dr. Martin que tal, no lo vi.

DM –Si lo note “Y como me va a ver a mi, si solo tiene ojos para Candy”, pero dime a que debemos tu visita y tus regalos?.

Al –Bueno de hecho necesito hablar con usted de un proyecto

DM –Un proyecto?, veamos, toma asiento.

Albert, Candy, Joshua y el Dr. Martin platicaban sobre el proyecto, y al final de la plática el Dr. Martin dijo

DM –Te agradezco mucho la oferta Albert, pero después de todo este tiempo me doy cuenta de que esta pequeña clínica es necesaria aquí, en esta parte de la ciudad, hay muchos que no pueden pagar un hospital, así que vienen aquí donde pueden ser atendidos, si me voy para trabajar por una mejor paga y un nombre, esta gente sufrirá las consecuencias, así que prefiero quedarme aquí, Pero Candy estará mejor allá, será más útil que aquí, a demás aprenderá más cosas.

Ca –Pero doctor, yo quisiera quedarme aquí.

DM –Por mi está bien, puedes regresar dos veces por semana si así lo deseas, pero serás más útil en el hospital.

Ca –Esta bien, así aprenderé lo que me hace falta y podré ayudar aquí también.

Al –Esta bien doctor y comprendo su intención, tan solo quisiera que me permitiera retribuirle algo de lo que usted me ha dado, trayendo lo necesario para su clínica.

DM –Si a demás incluyes una botella de whisky, por mi encantado.

Jajaja

DM -Bueno se hace tarde y es hora de cerrar.

Al –Si está bien, Candy quieres que te lleve a casa?

Jh –Señor le recuerdo que quedo de pasar a las 19:00 por la señorita Alison

Al –Es cierto, este….

Ca –Te lo agradezco Albert pero aun tengo que recoger algunas cosas aquí, así que me iré después.

Al –Esta bien, te veré en casa. Buenas noches, permiso.

Candy llego a la mansión, espero un rato a Albert en la cocina, pero después de las 10:00 subió a su habitación.

El viernes por la mañana, Candy bajo a desayunar y vio que Albert estaba ya listo desayunando.

Ca –Buenos días Albert, te levantaste temprano, me alegra porque deseo hablar contigo.

Al –Buenos días Candy, si, es que saldremos a la finca de los amigos de los McCalister, así que no tardan en llegar, pero que dices, vienes con nosotros?

Ca –No, no puedo, tengo que trabajar, a demás quede de ir a….

En ese momento Annie entro y al ver el titubeo de su amiga añadió.

An –Quedo de ir con nosotros a recoger a Patty a la estación, ya que hoy llega, acaso lo olvidaste Candy?

Ca –No, bueno si, sabía que tenía algo que hacer pero no recordaba que! Dijo haciendo una mueca.  –En ese caso me iré ya a la clínica para salir temprano, adiós –dijo mientras salía aprisa de la cocina cuando.

Al –Candy

Ca –Si?

Al –De que querías hablarme?

Ca –Nada importante, será hoy por la noche, que te diviertas, adiós, vámonos Annie. Y salieron de la casa, al subirse al automóvil.

Ca –Patty llega hoy? Cómo? tan rápido?

An –Ayer escribí un telegrama a la señora Martha, pero cuando llego el telegrama a su casa, el mayordomo nos llamo y nos informo que venían para acá a ver algunos asuntos relacionados con un aniversario.

Ca –Aniversario?

An –No entendí a lo que se refería, pero el caso es que llegan hoy por la tarde.

Ca –Y Stear lo sabe?

An –Si, de hecho nos pidió que no le digamos nada hasta después de la cita en la clínica de la ceguera, que es mañana, lo recuerdas verdad?

Ca –Si claro, entonces, la recibirá el sábado por la tarde?

An –Pues aparentemente si.

Ca –Que lindo! Quiero ver la cara de Patty cuando lo vea, seguro se desmayara.

………………………………………………………………………………………………….

Patty y la abuela Martha viajaban en el tren rumbo a Chicago.

AM –Vamos Patty, es una locura ir hasta Chicago por el aniversario luctuoso de Stear.

Pa –Abuela, pero si estabas de acuerdo cuando salimos de la estación

AM –De hecho lo hice para que salieras ya de tu encierro, no me gusta verte tan deprimida, se que por lo menos aquí podremos visitar a Candy y tus amigos, quiero verte más feliz.

Pa –Si abuela, veré a mis amigos y les comentare que he decidido tomar los hábitos.

AM –Pero Patty, sigues con esa locura? Debes darte otra oportunidad, el amor puede aparecer en cualquier lado

Pa –No abuela, lo he decidido, perdí mi oportunidad con Stear, y además ya pedí hablar con la madre superiora, lo olvidas?

AM –Pero si ni siquiera has dado un beso en tu vida, no puedes perder esa experiencia

Pa –Abuela!!! Dijo totalmente apenada.

AM –A ver Patty dime, acaso Stear y tu se besaron alguna vez?

Pa –Abuela por favor!

AM –Dime Patty lo hicieron?

Pa –Bueno, aquella tarde en Escocia, cuando dimos una vuelta en el lago y jugábamos en los botes con Archie y Annie, yo me sentí algo mareada, así que le pedí que fuéramos a la orilla para estar en tierra firme, cuando llegamos, yo me levante dentro del bote y él sentado, me tomo la mano para ayudarme a bajar, el bote se movió y caí sobre él, y sin querer nuestros rostros se juntaron mucho, y ….

AM –Así que si hubo un beso entre ustedes, que romántico!

Pa –Abuela, guarda silencio.

AM –Y dime no fue una sensación maravillosa? No te gustaría volver a sentirla?

Pa –Pero ya no quiero, si no es con Stear no! -dijo soltándose a llorar en las faldas de su abuela. 

AM –Mi niña “Espero que Candy te haga cambiar de idea”.

LEER EL SIGUIENTE CAPÍTULO

Comentarios

comentarios

Check Also

LA PROMESA DEL OCÉANO… CAPITULO 3

CAPITULO 3 Voces lejos, muy lejos apenas perceptibles gritando con desesperación, unos brazos fuertes que …

16 comments

  1. que bónito!, que bónito!, que bónito! que linda está la historia en verdad, pero ¿qué va a pasar con Albert y Candy? 🙂

  2. Muy bonita tu historia

    Espero que pronto publiquen el siguiente capitulo, estoy anciosa por
    saber que pasara con la dichosa boda de Albert y Alison.

    Bye

  3. hola cali porfis no tardes tanto hay fantics que tardan mucho en publicar y despuesno nos acordamos cual es cual y que candi realmente se quede con albert pero ponle otro galan a candi que no sea terri bay y gracias

  4. Excelente gran historia me encanta!!
    please no nos hagas esperar por el siguiente capitulo!!
    me kede muy intrigante

    genial!!

  5. Muy linda tu historia!!! No me pierdo ningun capitulo. Gracias por escribir!!!

  6. HOLA QUE BIEN VA LA HISTORIA…. ESPERO QUE NO HAYA MUCHOS MALENTENDIDOS CON ALBERT Y CANDY PUES DEBERIAN ESTAR JUNTOS… AUNQUE EL SUSPENSO ES MUY BUENO.

  7. QUE LINDA LA HISTORIA …DEBO CONFESAR QUE ME DIERON GANAS DE LLORAR POR CULPA DE ALBERT….COMO TAN CIEGO ……..AAHHHH!!!!

  8. k bonito felicidaes espero seguir leyendo tu historia grasias

  9. Hola Cali!!! Que gusto que ya pusiste la continuacion porque ya me moria de ganas de leer. pero lo malo es que ahora estoy peor, estoy intrigada con que va a pasar ahora con Albert y Candy. pooooooooooorfa no tardes tanto en poner el sig. capitulo porque eso es algo que me cae super super bien de ti, que no haces esperar de mas a tus fanaticas, estare esperando tu nuevo capitulo, gracias por esta historia!!!
    saludos desde Nayarit.
    Lupita

  10. que lindo! me gusto muchoo patyy tan enamorada de stear 🙂 jaja me gusta mucho tu fic y escribes mui seguido qe alegria solo tengo una pequeñaa prgunta.. DONDE ESTA TERRY? QE PASO CON TERRY? AMA A CANDY TODAVIA? ES UN ALBERT O TERRY FIC? aaaah! dime pronto porfavooor!
    escribes exelente gracias por tu fic
    saludos a todas las candy fans
    C@taa!

  11. Hola!!!
    Que pena con Candy, cuándo va a dejar de sufrir por amor?.
    La historia me encanta, está muy, pero muy buena, ojalá subieras capítulos más seguidos.

  12. hala cali ya tardaste mucho con el cap. 10 porfis no es que te presione pero ya quiero leerlo quiero saber que mas va apasar gracias y perdon por la precion es que tu histotia esta muuuuuuuuuuuy buuueeeennnnnaaaaa

  13. Que.lindo!!!!
    Adoro.a.la.abuela.Martha
    siempre.me.ha.gustado.su.forma.

  14. me tienes en esuspenso estoy esparando el siguiente capitulo este uf muy bueno te felicito

  15. Albert es lo maximo!!!

  16. Candy y Albert son un par de tercos!

Leave a Reply

Your email address will not be published.