Home / fanfics / Inicia una nueva vida Capítulo 62

Inicia una nueva vida Capítulo 62

Las Órdenes para el Sargento Leegan

Querido Albert.

Antes que nada, saluda a todos por favor, diles que les enviamos cariñosos abrazos y deseamos que se encuentre bien.

Albert, discúlpanos con todos por no asistir a esta reunión como nos lo pidieron, espero que comprendan nuestras razones y no se molesten, por favor explícale en especial a los niños, el porqué no asistimos.

Sabemos que la reunión en su casa será muy cálida y afectiva, también se que como cada año, habrá presentes para los pequeños, pero una experiencia vivida hace poco, nos ha hecho recapacitar y tendremos que modificar nuestra actitud por el bien de los niños…

Py –Ya está todo listo hermana, pronto comenzaran a llegar las personas que desean adoptar a los niños.

Hm –Si señorita Ponny, espero que muchos de ellos puedan gozar una linda navidad con una familia.

Las familias comenzaron a llegar, todos eran de niveles económicos diferentes, pero con las mejores intenciones de adoptar a uno de los pequeños.

Nancy -Mira Alfred, ese niño tiene el cabello rizado como tú, y los ojos tan hermosos, me gustaría que pudiéramos hablar con él

Alfred –Si amor, vamos

Después de unos momentos, el pequeño niño llego corriendo al lado de la señorita Ponny, pidiendo que no permitiera que lo adoptaran.

Py – Bernardo, que sucede, porque no deseas que te adopten, sucede algo malo?

Bern –Si señorita Ponny, lo más malo del mundo.

Py –Pero dime qué es?

Bern –Si ellos me adoptan, ya no podre jugar con Ángela y Keyna, no tendré dulces ni regalos, y no podre ir mas a su casa a jugar, si me quedo aquí con ustedes, podre tener todo eso.

 

La carta continuaba

…Así que espero que comprendan nuestras razones para no asistir, queremos que los niños sean felices al tener la esperanza de ser adoptados por una buena familia y que no deseen quedarse por todo lo que ustedes les dan.

Di a mis pequeños que sus abuelas los adoran y esperan verles pronto, reciban nuestro amor.

Señorita Ponny y Hermana María.

El silencio en el comedor se mantuvo por unos minutos, nadie sabía que decir, si comprender o entristecerse, si objetar o aceptar aquella explicación.

Sra We –Es una razón lo suficientemente fuerte para respetarla y aceptarla

Ca –Nunca pensamos que podríamos ocasionar algún daño con lo que hacíamos.

St –Tratamos de llevarles alegría a esos niños, pero parece que nos equivocamos.

Ar –Pero que haremos?, ya no llevaremos mas nada?

An –Creo que las aportaciones en efectivo serán adecuadas, el hogar siempre tiene gastos que cubrir.

El –Pero un regalo de vez en cuando seria agradable.

Al –Tendremos que hablar con ellas, antes de pensar en llevar algo.

Ja –Albert tiene razón, no me gustaría que el resto de los niños no quiera ser adoptado.

Sra D –Pero podremos llevarles algo para la cena de navidad?

Sra We –Algo sencillo.

Cr –Tal vez solo los alimentos.

Cs –Pero y los regalos?

Hy –Sera mejor guardarlos hasta una mejor oportunidad.

ND –Annie tiene razón, el dinero será una mejor contribución.

Ang –Papa

Al –Si Ángela?

Ang –Significa que ya no iremos a jugar al hogar con los niños?

Al –Iremos Ángela, pero tal vez no tan seguido como antes, es por el bien de los niños, lo entiendes verdad?

Ke –Yo sí, yo no quería que me adoptaran porque tal vez me pegarían, y la hermana María y la señorita Ponny no lo hacían, pero ahora estoy contenta aquí, con mi familia.

Ang –Si, todo niño del hogar merece una familia, verdad abuelo George?

Ge –Si Ángela, tener una familia es importante.

 

Una mañana Terry llamo a Lakewood, para avisar que salía en camino a casa, que trataría de llegar la mañana del 24 a la mansión.

 

Eb –Pero Terry, dijiste que llegarías tu solo, porque?

Te –Tu sabes que Archie y Stear son grandes admiradores tuyos, será una gran sorpresa cuando te vean allí.

Eb –Pero según dices nos quedaremos a dormir ese día en la mansión, como podremos hacerlo si no avisas que iremos.

Te –Albert sabe que voy acompañado de dos personas más, así que habrá lugar suficiente.

Ella –Pero y yo?, a mi no me esperan

Te –No, pero quiero ver la cara que pondrán al ver que tan hermosa dama me acompaña

Ella –Caballero es usted un seductor, su papel de Casanova le hace justicia.

Jajajaja

Te –Créeme que será una grata sorpresa que te vean después de tanto tiempo y ahora como mi novia.

Ella –Tú crees que les agrade?

Te –Estoy seguro de ello. –dijo y beso su mano.

Will –Señor, su auto está listo y todo su equipaje guardado.

Te –Gracias, partamos entonces.

 

En el camino, poco antes de llegar.

Eb –Estas seguro de que deseas que pasemos por Neal?, recuerda que Albert te pidió que no lo hicieras.

Te –Quisiera intentarlo por lo menos, así no me sentiré tan mal por no verlo allí, le debo mucho.

Eb –Tienes razón, por lo menos podre agradecerle todo lo que ha hecho por ti.

A las puertas del colegio el auto de Terry se detuvo, Terry hablo con el encargado quien no presto mucha atención a sus palabras, pero cuando escucho la dulce voz de una dama, la reconoció en seguida.

Eb –Por favor, le pido diga al General que tan solo quiero ver al Sargento Leegan por unos minutos, y nada más.

Enc –Si, si señora, yo se lo diré.

Y en encargado de la puerta salió corriendo hasta la oficina del general.

Toc toc

Y en voz baja se escucho –adelante

Toc toc

Gn –ADELANTE!

Enc –Siento molestar señor pero piden autorización para una visita y..

Gn –No, hoy no es día de visitas

Enc –Es que desean hablar con el Sargento Leegan

Gn –Que no escucho que no! Que vengan el día de visita.

Enc –Lo siento señor, pero no creo que la señora Eleonor Beiker pueda venir el día de visita

Gn –QUE?, Quien dijiste?

Enc –Es la actriz Eleonor Beiker quien pide ver al Sargento.

Gn –Hazla pasar, claro que puede verlo, -dijo, mientras se levantaba emocionado -Eleonor Beiker aquí, es una sorpresa.

Toc toc.

El general se arreglo la corbata, sus insignias y arreglo un cuadro que tenia detrás de su escritorio, donde precisamente aparecía Eleonor Beiker y se apresuro a abrir.

Gn –Señora Beiker –dijo sorprendido –pase, pase por favor es un honor tenerla por aquí.

Eb –Le agradezco mucho general, no quisiera interrumpir sus labores.

Gn –De ninguna manera, pero dígame a que debemos el honor de su visita.

Eb –Tendrá usted unos minutos para charlar conmigo?

Gn –El tiempo que guste, claro que sí.

 

En el auto de Terry, los dos jóvenes sonreían satisfechos y en espera de respuestas favorables para ver a Neal.

Ella –Tú crees que nos dejen verlo?

Te –Estoy seguro, una vez que vi como regreso en encargado de la puerta, supe que mi madre hablaría con el general de inmediato, y no dudo de que ella lo convenza para poder ver a Neal.

Ella –Seria mejor aun si le permitiesen salir por lo menos hoy.

Te –Pues puede que eso también se haga realidad, mira, Neal va a la oficina del general.

 

Toc toc

Gn –Adelante

Nl –Permiso señor, buen día, me mando usted llamar?

Gn –Si sargento, tiene usted una visita especial

Nl –Una visita especial señor?

En ese momento la señora Eleonor se levanto de su asiento y saludo a Neal.

Eb –Hola Neal

Nl –Señora Beiker –dijo asombrado de lo que veía, pues aunque era la madre de Terry, no la había visto nunca. –Está bien Terry? –dijo algo preocupado.

Eb –Si Neal, el está bien.

Gn –Los dejare conversar, regresare en un momento.

Eb –Le agradezco mucho general.

Neal y Eleonor tomaron asiento y conversaron.

Nl –Disculpe si fui descortés, no la salude ni me he presentado como es debido, pero en realidad no esperaba yo verla y mucho menos aquí.

Eb –No tienes nada que disculparte Neal, y presentación no necesitas, se perfectamente quien eres, Terry no ha dejado de hablar de ti.

Nl –Pero dígame, en que puedo ayudarle?

Eb –E venido a agradecerte de forma muy especial todo lo que has hecho por Terry, el cómo lo has ayudado todo este tiempo, gracias a ti, es otro, y ahora lo veo muy feliz.

Nl –No señora Beiker, no tiene nada que agradecerme, aprecio mucho a Terry y lo hago con gusto.

Eb -Se que tu y los chicos lo aprecian y eso ha sido muy bueno para él, ahora ya no se encuentra solo, cuenta con ustedes, y ha puesto más empeño que nunca en su carrera, y por cierto, no ha dejado de hacer ejercicio, realmente me sorprendió ver con que empeño lo hace, sabia por Albert, que Terry fue herido y que se estaba recuperando, que pasaría un tiempo en tu casa, pero no espere verlo tan bien cuando regresé, muchas, muchas gracias por lo que has hecho por él.

Nl –No tiene porque agradecerlo, créame que a mí también me sirvió, he podido enmendar algunos errores del pasado, a demás a mí también me agrado mucho pasar tiempo con él.

Eb –Aun así, me permitirías darte un abrazo por favor?

Nl –Si –dijo nervioso

Eleonor le dio un abrazo muy sentido a Neal, al cual le movió las fibras más sensibles de su ser y se sintió muy bien consigo mismo.

Eb –Dime Neal, te gustaría pasar las fiestas con tu familia, cierto?

Nl –Si me gustaría señora, pero no puedo hacerlo

Eb –Por el acuerdo que hiciste con el general?

Nl –Si señora.

Eb –Pero dime, si pudieses venir, lo harías?

Nl –No quisiera romper el trato con el general

Eb –He hablado con el general para agradecerle que te haya dado el permiso para cuidar y ayudar a Terry, lo he convencido de que estar aquí en estas fechas es más un castigo que una recompensa por tu loable labor, y que si no fuese por ti, tal vez Terry estaría perdido o muerto ahora.

Nl –Pero no es ningún castigo para mi, fue un trato que hice, yo sabía desde un principio cuales eran las condiciones y accedí con gusto, discúlpeme que me rehusé, pero un trato es un trato.

El general a petición de la señora Beiker había dejado su intercomunicador abierto, para escuchar la conversación que Neal y Eleonor mantenían entre sí, pues ella sabía que Neal se negaría a salir, y había dicho al general que si le permitía pasar las fiestas con ellos, ella regresaría terminando las vacaciones de Neal, y pasaría un día completo en el colegio, caracterizando parte de la obra de Romeo y Julieta junto con el actor Terry Granchester, y conviviendo con los marines de su colegio, oferta que claro, el general no dejaría pasar, pues él era uno de sus grandes admiradores, y ahora por fin, tenía su preciado cartel autografiado y con una dedicatoria especial para él.

Toc toc.

Nl –Adelante.

Gn –Sargento, tome asiento por favor –el general había regresado con un oficio y en ese mismo momento lo firmo.

Elenor sabía que era el momento preciso para salir, así que agradeció al general su tiempo con Neal y se despidió de él.

Gn –Ha sido un gusto tenerla por aquí, y espero verla nuevamente el próximo año –dijo mientras guiñaba un ojo.

Eb –Sera un gusto para mi general, lo veré entonces, -dijo sonriendo.

Neal volteo a ver a cada uno sin comprender aquello.

Eleonor se despidió cortésmente y salió.

Gn –Tome sargento, prepare su equipaje, y presente esta hoja con su superior.

Nl –Señor? –dijo sorprendido.

Gn –Es una orden!

Nl –Si señor. Permiso.

Neal salió de la oficina del general sin comprender aquello, ya afuera leyó el documento que en resumidas palabras decía.

…La actriz Eleonor Beiker ha pedido se le asigne a un marine para su protección y guía en la ciudad de Chicago por unos días, he comisionado al Sargento Leegan para dicha tarea, ya que conozco su desempeño, responsabilidad y valor moral…

Desde el estacionamiento Terry lo llamo.

Te –Hey sargento, tardara usted mucho?

Nl –Terry!

Te –Vamos Neal, hace frio aquí, date prisa.

Nl –Iré por mis cosas.

 

En Lakewood, después de la hora de almuerzo.

St –Sucede algo Albert?

Al –Como?

Ca –Estas muy pensativo amor, que sucede?

Al –Es que ya pasó más de medio día, y Terry aun no llega, dijo que llegaría temprano.

Ar –Él está bien, veras que no tardara en llegar.

El timbre de la puerta principal se escucho en ese momento.

An –Lo vez, debe de ser Terry, ya ha llegado.

Un par de minutos después se escuchaba la voz de Megan y Merybeth en el pasillo

Meg –Abuelo, abuela

An –Son mi padres, ya han llegado.

Y unos instantes después, los señores Britter cargaban a las pequeñas y se escuchaba en la entrada de la sala.

Sr C –Alister

Sra C –Archie

St –Papa!

Ar –Mama!

Ambos jóvenes se levantaron de sus lugares y se dirigieron hacia sus padres, dándoles un fuerte abrazo a cada uno.

St –Pero que hacen aquí?

Ar –Que sorpresa, no los esperábamos.

Sr C –Lo sabemos, es solo que su madre y yo decidimos pasar las fiestas con ustedes, ya que no van a visitarnos.

Sra C –Y queremos conocer a nuestros nietos.

La reunión fue cálida, cariñosa, los señores Cornwell explicaron a los chicos como fue que los señores Britter los convencieron de viajar con ellos para pasar las fiestas en familia.

 

En Londres una tarde en el café.

Sra B –Se que deben extrañarlos, hace cuanto que no los ven?

Sr C –Desde la boda de Stear.

Sra C –No pudimos viajar para la boda de Archie y Annie, fue una lástima, pero teníamos que ver ese banco en Suecia, y a mí no me gusta viajar sola.

Sr B –Si lo sabemos, pero aun así, deben posponer sus planes, sería muy agradable que viajaran con nosotros, a demás, no conocen a sus nietos, son unos pequeños hermosos.

Sra C –Te agradezco mucho las fotos que nos han mostrado, se ve que son unos pequeños muy lindos.

Sr C –Y que Stear y Patty hayan adoptado a… como dices que se llama?

Sr B –Keyna, es una niña muy dulce, ha cambiado tanto en el tiempo que lleva viviendo con ellos, deberían de ver las travesuras que ella y Ángela hacen a cada instante.

Sra C –Como quisiera conocerlos –dijo con los ojos brillosos.

Sr B –Vamos, traten de dejar los negocios para después, no pueden perderse esta reunión, la familia de Candy, y los abuelos de Annie estarán presentes.

Sra B –También los García, que he de confesarte que una vez que te acostumbras a ellos son muy simpáticos.

Sra C –Que dices querido, vamos por favor, quiero conocer a mis nietos, si?

Sr C –Pero ellos también podrían visitarnos a nosotros, no es así?

Sr B –Tu bien sabes que los asuntos de negocios que tiene por allá, también los mantiene ocupados, y el colegio tampoco puede quedarse solo.

Sra B – A demás, los pequeños están tan acostumbrados a estar todos juntos, que la única vez que los separaron fue un desastre para las tres familias, y eso que solo fue un día, te imaginas que pasaría más tiempo?

Sra C –Por favor querido, vamos, déjame ver a mis hijos, conocer a mis nietos, si?

Sr C –Esta bien, está bien, pero necesito un favor por parte de ustedes.

Sr B –Un favor?, claro que sí, que es?

Sr C –Necesito que me digan que será adecuado llevarles de regalo a mis nietos y a todos los pequeños, no puedo llegar con las manos vacías simplemente.

Jajajaja

 

Los niños se mantenían atentos al relato que hacia el señor Cornwell, y al escuchar la palabra regalo, ellos se emocionaron, permitieron que el relato terminara y una vez finalizado…

Ang –Y donde están los regalos?

Al –Angela!

Ang –Papa –dijo bajando la vista.

Sra C –No la regañes, es lógico que quieran verlos, pero tendrán que esperar hasta la noche como todos los demás

Ke –Eso no es justo, hay muchos regalos debajo del árbol y no podemos tomar ninguno?

St –Keyna

Sr C –Pero lo que si podemos abrir en este momento, son los dulces favoritos de Archie y las galletas predilectas de Stear.

St –Esas galletas pequeñas con trozos de chocolate?

Sra C –Si, se que siempre han sido tus favoritas.

St –Si, como las he extrañado, donde están? –decía levantándose de su asiento y sonriendo como niño pequeño.

Pa –Eres igual que los niños

Jajajaja

 

Nl –Les agradezco que pasaran por mí, pero no entiendo porque usted señora Beiker necesita un guía en Chicago, si la conoce muy bien.

Te –Un guía?

Eb –Jajaja, así que esa fue la escusa que utilizo el general, jajaja

Terry, su acompañante y Neal, voltearon a verse uno al otro sin comprender.

Te –De que hablas mama?

Eb –De algo que también te ocupa a ti Terry

Te –A mi?

Eb –Le agradecí al general que me permitiera hablar con Neal, que era una pena que él no pudiese pasar estas fiestas con nosotros, pues yo tenía pensado que al regresar con Neal de las vacaciones, sabiendo cómo trabajan los marines de este colegio, podríamos regalarles Terry y yo una tarde representando Romeo y Julieta, que por lo que pude ver con el cartel que tiene en su pared, es su obra favorita, y él comento que sería grandioso, y que esperaba que así pudiera ser.

Nl –Ahora entiendo porque me dio la orden de viajar con ustedes, sería la única forma en que se aseguraría de la representación el próximo año

Jajajaja

Te –Por lo visto por fin podre actuar de Romero junto a mi madre, como lo hacíamos cuando era pequeño, lo recuerdas?

Eb –Claro que si, solo que ahora seremos tres para representar la obra.

Te –Es cierto, seremos tres.

Los cuatro siguieron conversando en el auto, y antes de llegar a Lakewood, decidieron parar en un mirador para descansar por unos minutos y fue cuando la acompañante de Terry puso en su manos una hoja maltrecha, la cual Terry reconoció y…

Te –Sera agradable que casi toda la familia este completa, ahora que es tan grande.

Nl –Casi toda?, quien faltara?, pensé que todos asistirían.

Te –”Empezare por Eloise” –No, desgraciadamente no, Eloise ha viajado a Londres para encontrarse con su novio.

Nl –Es una pena, pero no sabía que tenía novio.

Te –”Entonces es Clarisa?” –Y claro, para no ir sola, Clarisa viajo con ella.

Neal se sobresalto y –Como? Clarisa también viajo? –dijo sorprendido y al final apesadumbrado.

Te –Así que es por Clarisa por quien estas interesado, he?

Nl –Como dices?

Terry abrió la maltrecha hoja que iba dirigida a “Señorita Welligton” y comenzó a leer un párrafo.

“No he podido olvidar nuestra última conversación, el eco de su risa aun se encuentra en mi mente y yo…”

Nl –Terry! Dame eso! –dijo mientras se abalanzaba sobre él

Te –Así que el eco de la risa de Clarisa esta en tu mente?

Nl –Terry!

Jajaja

Te –Vamos, porque no me habías dicho que con quien platicabas en tu casa largo tiempo era con Clarisa Welligton?

Nl –Te equivocas, no sé de qué hablas.

Te –No mientas, ella te gusta, verdad?

Nl –Me agrada, es solo eso, y no hay nada más de que hablar, será mejor que nos marchemos. –dijo mientras se dirigía hacia el auto y entraba.

Ella –Parece que no le agrado mucho que lo descubrieras?.

Te –No entiendo, no esperaba que se molestara, será mejor que me disculpe.

Dentro del auto.

Te –Neal, yo, siento haberte molestado, no quise…

Nl –No hay nada mas de que hablar, por favor.

Te –Esta bien

El auto prosiguió su marcha y al poco tiempo se encontraba en Lakewood, donde los niños estaban en la habitación de arriba jugando plácidamente con las niñeras, mientras los adultos conversaban en la gran sala, y las sorpresas comenzaron.

Do –Señor William, el señor Terry ha llegado, quiere saber si todos están aquí para pasar?

Albert comprendió el porqué de la pregunta y sonriendo, pidió a Dorothy le mostrara el camino.

Ca –Albert, porque Terry pregunta eso?

St –Es muy raro si quiera que él, anuncie su llegada.

Al –Ya lo sabrán.

Ar –Así que tu sabes algo?

Al –No en realidad

Te –Familia, se puede pasar?

Ca –Vamos Terry, desde cuando te anuncias tu, en esta casa?

Te –Desde que vengo acompañado.

Pa –Acompañado?

Terry estiro su mano y una de sus acompañantes entro

Archie y Stear se levantaron como impulsados por resortes y al unisonó y totalmente sorprendidos, dijeron

Ar St –Eleonor Beiker!

Los otros reaccionaron poco a poco ante la presencia de aquella gran actriz

Después de unos momentos de presentaciones la conversación se torno más tranquila y…

Te –Bueno, espero que no les moleste que mi madre nos acompañe quería que pasara las fiestas con nosotros.

Al –Por favor, no es ninguna molestia, todo lo contrario es un halago su presencia en esta casa.

Eb –Albert por favor, no me traten de esa manera, te lo pido.

Al –Esta bien, pero Terry, si no mal recuerdo me dijiste que serian tres ustedes, y creo que falta alguien más.

Te –De hecho tengo dos invitados mas –dijo sonriendo ampliamente

Ca –De quien se trata?

Te –He traído a mi novia y a un amigo, espero no les moleste.

Al –Por favor, hazlos pasar, no puedo creer tu falta de modales.

Te –Es para crear una atmosfera mas de suspenso

Ar –Pero si esto no es el teatro.

Te –Pero yo sigo siendo actor

An –Eres imposible

Jajaja

Terry se levanto y se dirigió al pasillo de donde trajo a sus otros acompañantes, al entrar!

Al –Yannise?

Ca –Neal?

Y otra voz se escucho más emocionada al tiempo que llegaba junto a Neal

Cs –Neal!

Nl –Clarisa! –dijo poco antes de abrazarla, pero sintió las miradas de los otros y contuvo su emoción.

Nl –Clarisa, buenas noches, dijo mientras fría y solemnemente extendía su mano hacia ella, lo cual dejo helada a Clarisa quien no esperaba un recibimiento así, y desilusionada contesto a su saludo, apartándose del resto de los invitados ante la mirada fija y atenta de Terry.

Ca –Yannise que gusto verte, pero espera, eres la novia de Terry?

Terry reacciono al escuchar su nombre y se aproximo a Yannise.

Te –Así es, la señorita Yannise McCalister es mi novia.

Ar –Pero desde cuándo? Cómo?

Ya –En estos años, he ido y venido a Escocia y pasado tiempo en dos compañías de teatro, hace poco escuche que la compañía Stamford haría audiciones para una obra y fui a probar suerte.

Te –Ella es uno de los personajes de la próxima puesta, y hemos ensayado algunas veces juntos, lo que nos llevo a conocernos mas y el resto es historia.

Yannise y Terry contaron su historia, conversaron sobre la familia McCalister la cual tenía ya dos nuevos integrantes que volvían loco a Walter, pues los nietos siempre tienen ese efecto en los abuelos.

Al –Lamentamos mucho no haber podido asistir a la boda de Alison y Gaston, pero la fecha eran muy próxima a la boda de Archie y Annie.

Ya –Si, también nosotros hubiéramos deseado que estuvieran allí, después de todo fue gracias a ti Albert que por fin ellos podían estar juntos.

Al –No, de cualquier forma ellos hubieran terminado juntos.

Ya –Ellos les envían muchos saludos, he traído fotos y cartas de todos para ustedes.

Terry aunque presente en la conversación, mantenía su atención hacia otra parte de la sala, donde se encontraba Neal, algo cabizbajo y mirando ilusionado, interesado, y dolorido a Clarisa, la cual volteaba de vez en cuando a ver a Neal, aun algo desencajada por aquel frio saludo.

También contaron la historia de porque Neal estaba en casa, y ya para la cena todos estaban listos, arreglados elegantemente, las grandes mesas del comedor se encontraban bellamente ataviadas y la atmosfera del lugar era de alegría y amor en toda su expresión, o en casi toda, pues dos jóvenes aunque sonrientes, miraban de un extremo a otro a aquella persona a la que deseaban tener cerca, pero no era así.

Al –Pero porque yo tengo que ser quien inicie los discursos en esta familia?

Stear y Archie voltearon a verse y sin decir palabra alguna planearon la contestación.

Ar St –Por ser el tío Abuelo William!

Jajaja

Al –Pero eso no es justo, yo no soy el mayor, ahora están los bisabuelos Welligton y Donahiu.

Sr D –Pero somos invitados.

Ji –Vamos primo, empieza ya con el discurso, esto se está calentando! –dijo mientras levantaba su copa de vino.

Jajaja

Al –Esta bien, Tan solo puedo agradecerles a todos, que hayan aceptado venir a esta casa y compartir estas festividades con nosotros, con la familia, porque de una u otra forma todos somos aquí, parte de una gran familia, y brindo por ello.

Todos –Salud.

La tía Elroy tomo la palabra.

SE –Esta es la primera vez que esta casa luce tan majestuosa, y no me refiero a una fiesta, si no al ambiente familiar y cálido que en ella se siente, me siento agradecida con Dios por permitirme compartir con todos este bello momento, creo que nunca me había sentido tan dichosa de estar en una reunión familiar que es tan relajada y brindo por ello.

Todos –Salud.

Da –Bien dicho tía Elroy

DE –Darío!

Jajajaja

Después de la cena, uno a uno de los pequeños fueron cayendo dormidos, las niñas mayores trataban de mantenerse despiertas, pero al final sucumbieron ante el certero encanto de Morfeo.

El –Es increíble que Ángela soportara tanto tiempo despierta.

Ca –Pero te aseguro que será la primera en despertar!

Az –Pero le toca a la novia de Terry ser despertada por Ángela, es la única que falta.

Jajajaja

La conversación continuo, hasta que los adultos mayores se retiraron a sus habitaciones, quedando los más jóvenes en la animada fiesta y baile que habían organizado.

Todos bailaban animosamente, Xavier con Azucena, Henry con Rosa, Jaime con Clarisa ante la mirada entristecida de Neal

Da –Baila usted muy bien señorita Eloise.

El –Cuantas veces tengo que pedirte que no me digas señorita?, solo Eloise!

An –Mejor no le des confianza, no sabes como es.

El –Es encantador, eso es lo que se.

Hy –Eloise!

Jajaja

Durante una pieza algo suave, Neal había pedido a Clarisa que bailara con él, y mientras lo hacían, ellos charlaban discretamente, pero aun así observados por Terry quien a su vez era observado por los profundos ojos azules de Albert.

Cs –Porque me saludaste de esa forma?

Nl –Lo siento Clarisa, yo, yo no he sabido cómo comportarme frente a todos, no he querido que tus padres se molesten contigo.

Cs –Molestarse?, pero porque?

Nl –No lo sé en realidad, de hecho no sé qué decirte, disculpa.

Neal se aparto de Clarisa y se retiro abruptamente de la sala.

Terry quien se sabía observado por Albert, volteo a verlo como para compartir su asombro ante aquella salida de Neal.

Ambos se miraron, se extrañaron y a los pocos segundos Clarisa salió discretamente llorando de aquel lugar.

Albert se acerco a Terry.

Al –Tu sabes que sucede?

Te –En realidad no, lo único que sé es ….

Terry conto a Albert como es que comenzó a sospechar que a Neal le atraía una de las jóvenes Welligton, y cómo fue que averiguo que se trataba de Clarisa, y también comento la molestia y actitud de Neal en el viaje.

Al –Pues tampoco entiendo su actitud

Te –Como te digo, trate de hablar con él, pero se molesto.

Al –Pues tendremos que esperar a ver qué sucede.

Otra pieza de baile comenzó y todos continuaron con la fiesta.

A la mañana siguiente la predicción sobre Ángela se había cumplido, como era su costumbre en vacaciones y fines de semana, se había levantado junto con Keina y después de despertar a Stear, planeaban quien sería la siguiente víctima, que fue sugerida por Stear, tal y como se había platicado la noche anterior, así que primero despertarían a Terry, y luego a Neal, con quien compartía habitación, para después ir por Yannise.

Antes de entrar a la habitación de Terry…

Ang –Tío Stear y si me caigo de la cama otra vez, y el tío Terry se enoja?

St –No Ángela, eso no ocurrirá, te lo aseguro.

Ang –Esta bien, vamos.

Al entrar a la habitación las cortinas oscuras dejaban pasar muy poca luz lo suficiente para distinguir dos camas, sobre una se podía ver una forma recostada de costado, poco a poco y sigilosamente las niñas se acercaron, seguidas por Stear quien sigilosamente conto tres y ayudo a Keyna a subir a la cama, para sorprender a Terry, pero…

Ang –Estas son almohadas, y el tío Terry?

Te –Aquí estamos, pequeña latosa.

Las niñas gritaron sorprendidas mientras Terry y Yannise comenzaban a hacerles cosquillas a ambas, ante la divertida mirada de Stear y Neal desde la otra cama

 

Al –Candy?

Ca –No estoy

Al –Como?

Ca –Aun no estoy despierta, háblame en 3 o 4 horas, -dijo mientras se escondía dentro de las frazadas calientitas de su cama

Al –Ángela ya se levanto, escucha.

Candy puso atención a las risas que de lejos se escuchaban.

Ca –Escucho a las niñas y a Terry, crees que hayan ido por Yannise?

Al –Lo sabremos dentro de poco, bien sabes que después de levantarse Ángela, nadie más puede quedarse en cama.

Al poco de emitirse esas palabras, se escucharon las voces de los otros pequeños, quienes entraban a las habitaciones de los adultos para despertarlos a todos por igual.

Poco a poco los adultos instalados en los tres pisos de la casa iban saliendo de sus habitaciones, unos más despiertos que otros, pero todos igual de sonrientes,

después de dar los buenos días en los pasillos, regresaba poco a poco a sus habitaciones para comenzar el día después de un relajante y tibio baño.

Un tiempo después, todos se iban reuniendo en el adaptado y gran comedor, para disfrutar del desayuno y conversar entre todos.

El comedor a su vez estaba divido en mesas para niños, y para adultos, aunque sin pensarlo, los mismos adultos iban juntándose en grupos de edades similares, en una de ellas la conversación entre los jóvenes comenzó.

St –Creo que el más sorprendido fui yo, no pensé que estarías despierto.

Te –Yannise y yo ya hace un rato que habíamos regresado de usar el gimnasio.

Al –En serio sigues despertándote tan temprano?

Nl –Se hubiera quedado dormido si no lo levanto yo

Ar –Así que los tres estaban levantados tan temprano?

Te –Ya se me ha hecho costumbre

Ya –Y a mí me agrada.

Nl –Pero no se preocupen, a partir de mañana y mientras estemos por aquí, pasaremos por ustedes temprano también.

Albert contesto con los ojos cerrados. –Por mi está bien, pero no muy temprano por favor.

Mar –Vamos Alberto, solo los despertaran temprano por unos días.

Nl –Eso los incluye a ustedes también, Primo.

Da –Que? No, que paso primo? Eso no es muy justo

Stear Archie y Albert voltearon a verse y contestar al mismo tiempo la tan favorita frase de Darío.

St Ar Al –Todos parejo primo

LEER SIGUIENTE CAPÍTULO

Comentarios

comentarios

Check Also

Un día de luna de miel 2

Un día de luna de miel (2) Por Manzana9 Otro día más de la luna …

8 comments

  1. QUE LINDA REUNION FAMILIAR.. OJALA QUE NEAL SE LE DECLARE OFICIALMENTE A CLARISE… asi ya todos tendrian pareja….

  2. SIENTO MUCHO QUE DECIR ESTO PERO ESTA HISTORIA YA NO ES CANDI AL PRINCIPIO ESTABA MUY BUENA PERO DESDE EL VIAJE A MEXICO SE PERDIERON LOS PROTAGONISTAS DE LA HISTORIA QUE SON CANDI,ALBERT,Y TERRY.CALI NO SE QUE HAYA PASADO CON TIGO IVAS BIEN APARTE HAVECES NOS SALUDABAS Y AGRADECIAS POR LEER TU HISTORIA LA VERDAD NOS GUSTARIA UNA EXPLICACION. ESPERAMOS PRONTO OTRA HISTORIA TUYA DONDE NO SE PIERDAN LOS PROTAGONISTAS.

  3. ME GUSTA MUCHO ESTA HISTORIA …..EN VERDAD ESPERO CON ANSIA EL SIGUIENTE CAPITULO..

  4. No me parece que Terry tenga otra pareja, sin querer le vas quitando la esencia misma de la verdadera historia

  5. jejejejej estuvo genial el capi ademas creo k neal tiene miedo al amor jejej pero se co lograra enamorar a la bella chica

  6. hola Cali , estubo bueno este capitulo pero coincido con riita como que faltan mas apariciones de Candy, albert y terry, efectivamente siento que les hace falta mas apariciones, fue bueno el capitulo batante entretenido pero si me gustaria ver mas a los protagonistas, ademas que como que son muchas apariciones de Kenia y Angela a los demas ni los mencionas, ya ni se cuantos son, en fin porfa mas apariciones de Candy, Albert, Terry, Archi, stear, anni y paty, porfa hazlos aparecer mas. gracias un abrazo espero con ansia el proximo capitulo, a y muy bien reaparecer a Eleonor B.

  7. lindo tu capitulo pero si es verdad ya no as mencionado mucho a los demas y ni que con el verdadero hijo de Candy y Alberth despues de mi critica seguire en espera del proximo capitulo.

  8. Pues ami me encanto tu historia y mi favorito es Albert.sigue escriviendo lo haces muy bien. 🙂 =) ÷)÷)

Leave a Reply

Your email address will not be published.