Home / fanfics / Inicia una nueva vida Capítulo 61

Inicia una nueva vida Capítulo 61

Toulouse

OD – Oswald Donahiu

XD – Xavier Donahiu hijo de Oswald

Nl –Bueno?

Al –Neal, hola, habla Albert

Nl –Albert, que gusto, está todo bien?

Al –Si claro, y tú que tal, estas bien?

Nl –Si, porque lo preguntas?.

Al –Hace unos fines de semana que no te vemos, no es común que faltes tanto tiempo.

Nl –Supuse que tarde o temprano lo notarían, pero no pensé que con tres fines de semana fuera suficiente.

Al –Claro que sí, pero dime, sucede algo?

Nl –En realidad no, pero será mejor que te lo comente de una vez.

Al –Comentarme qué?

Nl –Cuando pedí el permiso para quedarme con Terry, el general me dijo que una vez que regresara al colegio serian canceladas todas mis salidas de los fines de semana, hasta terminar el año.

Al –Como dices? No comentaste nada con nosotros.

Nl –No quise hacerlo, no sabía cuánto tiempo Terry podría necesitarme, pero aun así, sabía que hacia lo correcto al cambiar mis fines de semana por el permiso.

Al –Si, tienes razón, pero todos los fines de semana, es algo rudo, no crees?

Nl –Si, pero no puedo hacer nada.

Al –Pero vendrás para las fiestas de fin de año, cierto?

Nl –Temo que no.

Al –No puede ser, hablare con el general, yo le explicare

Nl –No Albert por favor, se que podemos usar nuestros apellidos para obtener algunas cosas, pero no deseo utilizarlos así, sabía lo que pasaría, y estuve de acuerdo, así que…

Al –Comprendo, y realmente admiro lo que haces, me enorgulleces en realidad.

Nl –Te lo agradezco, es muy importante para mí oírte decir eso.

Al –Pero podremos visitarte?

Nl –Sabes bien que hace mucho frio en esos días, he inclusive hay tormentas de nieve, preferiría que no se arriesgaran o que los niños se enfermaran, a demás solo son unos pocos meses, nos veremos en cuanto el general me permita salir nuevamente.

Al –Esta bien Neal, pero te extrañaremos.

Nl –Estaré comunicándome, créeme que yo seré el que los extrañe mas, pero espero que para el siguiente año si puedan reservarme un sábado para venir.

Al –Por que lo dices? Se supone que el próximo año ya podrás salir, o no?

Nl –Si, claro, es solo que decidí tomar una actividad extra para tener algo que hacer los fines de semana.

Al –Actividad extra?

Nl –El colegio de Marines, tiene un equipo de equitación, y decidí inscribirme hace algún tiempo, ahora los fines de semana tengo más oportunidad para practicar, y tal vez el año que viene pueda yo participar en una demostración o concurso, y me encantaría que vinieran.

Al –Cuenta con ello, siempre he sabido que montas bien, así que será grandioso verte.

 

Al –Así, que espero que comprendas las razones que tiene Neal para no venir.

Te –Si lo hubiera sabido

Al –Ahora que lo sabes, solo puedes agradecerle y respetar tu trato con él.

Te –Y lo hago, créeme que soy otro, pero aun así, no me sentiré tranquilo en la reunión sin Neal.

Al –Vamos, no querrás decir que no vendrás, o si?

Te –No, claro que no, es solo que…

Al –No se hable más, te esperaremos para las fiestas y no puedes fallarnos.

Te –Esta bien, nos veremos pronto.

Al –Prométeme que vendrás.

Te –Claro que sí, lo prometo.

 

El último mes del año llego, los preparativos estaban terminados, en cualquier día del mes los invitados comenzarían a llegar, todas las habitaciones se mantenían listas, inclusive las del tercer piso del ala sur, junto a la torre del reloj, se habían remodelado un poco, y Candy, Stear y Archie recordaban aquella broma que habían jugado a Candy la primera vez que ella visito Lakewood.

Ca –Realmente a sido todo un cambio en esta área, se ve totalmente diferente de cómo la conocí la primera vez

Ar –Si, este lugar luce maravilloso, lo que puede hacer un poco de pintura y otras cosas.

St –Es una lástima.

Ar –Una lástima? Acaso te gustaba como estaba?

St –Si, resultaba atractivo poder contar la historia de la torre del reloj y asustar a alguien más.

Ca –Esa historia la recuerdo bien.

Jajajaja –rieron los tres alegremente al recordar

Ar –Pero si ya todos aquí conocen esa historia.

St –No, los Welligton, no la conocen.

Al –Y eso tiene algún inconveniente?

St –Solo que ya no podremos contársela a Eloise, Clarisa y Henry.

Ar –Podríamos asignarles esas habitaciones a ellos y contarles la historia.

An –Archie.

Pa –Si, sería muy justo, por lo que veo, todas fuimos asustadas con esa historia.

Ca –Quieres decir que tu también?

Pa –Si, cierto Stear?

St –Je je, si

Ca –Y tu Annie?

Annie se ruborizo y bajo la vista contestando afirmativamente.

Al –Pero hay algo más cierto?

Ar –Si, –dijo orgulloso.

An –Archie.

Ca –Algo más? Y no me has dicho nada?

Pa –No nos has contado?

An –Es que fue la primera vez que visite esta casa como novia de Archie.

Ge –Ya recuerdo.

Al –Así que tu sabes algo?

Ge –Si, pero será mejor que Archie lo cuente. –dijo, divertido.

Archie comenzó a reír al recordar lo sucedido.

St –Cuéntanos Archie.

Ar –Esta bien, En una reunión de no sé qué cosa que hubo aquí en la mansión…

 

Ar –Quisiera mostrarte un bello lugar, vamos?

An –Si

 

Ar –Subimos a la terraza del primer piso y le mostré el jardín desde allí.

Pa –Stear me conto la historia en esa misma terraza.

Ca –A mi también, los tres juntos.

Jajajaja

 

An –Es un lindo lugar, el jardín se ve precioso esta noche.

Ar –No más que tu ojos.

An –Archie –dijo ruborizándose.

Ton, Ton,

Ar –Es la torre del reloj, en media hora más saldrá y recorrerá el pasillo

An –Salir?, Quien?

Ar –Lo siento, pensaba en voz alta, es una historia de familia, no quisiera aburrirte con ella.

An –Cuéntamela

 

Ar –Yo le conté la historia, y después distraje su atención con la música y una pieza de baile que le pedí, como sabia que faltaba poco para que el reloj de la torre sonara nuevamente…

 

Ar –Te gustaría conocer el resto de la casa?

An –Pero deberíamos de estar en la fiesta, se molestaran si no nos ven.

Ar –Con tanta gente no notaran nuestra ausencia, a demás no tardaremos mucho.

An –Esta bien.

 

Ar –Poco antes de que sonaran las campanas de la torre, llegamos al pasillo del ala sur…aquí, precisamente

 

Ar –En realidad no recuerdo todos los nombres, pero sé que representan a mi familia.

An –Son unas replicas muy exactas, sus trajes son bellísimos.

 

Ar –Justo antes de que sonaran las campanadas pude distraer a Annie con otro de los trajes y esconderme detrás de una de las esculturas.

 

Ton, ton.

An –Las campanadas de la torre!. –dijo sobresaltada.

An –Archie?

An –Archie? Hayyyyyyy.

 

Ge –Eso fue en el ala sur, veré que sucede.

 

Ar –Fue cuando salí de detrás de la escultura y sorprendí a Annie.

 

Ar –Bu!

An –Hayyy –dijo mientras se agachaba y cubría su rostro totalmente espantada.

Ar –Jajaja

An –Archie?

Ar –Lo siento, pero no pude evitar contarte la historia.

Archie se acerco a Annie y le ayudo a incorporarse, por lo que ellos quedaron muy, muy juntos, y la conversación se dio en un suave volumen, casi un susurro.

An –Así que planeaste todo esto para asustarme?.

Ar –Es como una tradición, pero me disculparas cierto? –acercándose a ella

An –Tal vez tenga que pensarlo. –sin moverse

Ar –Y que puede ayudarme a que me disculpes? –acercándose un poco mas

An –No lo sé, tendría que pensarlo –sin moverse

Ar –Y tardaras en pensarlo? –dijo, y al final la beso.

 

Ge –Jajaja

Al –Creo que tu continuaras la historia cierto?

Ge –Cuando llegue al pasillo vi una par de siluetas, pero no distinguí quien era, así que ….

 

Ge –Oigan!

An Ar –Hayyy

 

Jajaja

St –Así que también fuiste asustado en el pasillo?

Ar –Si, ha sido el susto más grande que he llevado, en realidad ver a una figura de traje negro que se acercaba a nosotros y gritaba, fue una gran impresión.

Ge –Lo mejor de todo fue ver que Archie…

Ar –No cuentes eso!

St –Si, toda la historia.

Ca –Cuéntanos George.

Ge –Jajaja, cuando me acerque para ver quiénes eran, Archie estaba escondido detrás de Annie jajaja

Jajaja

Archie se puso totalmente sonrojado.

Jajaja

St –Valiente hermano el mío.

Al –Así que tu ocupabas esa historia para traer chicas a la casa?

Ar –En realidad Annie fue a la única a la que le conté la historia después de Candy, y ese fue nuestro primer beso.

Ca –Annie nunca me contaste eso!

An –Archie –dijo ruborizada.

Ge –Bueno, si no mal recuerdo no fuiste el único que hizo eso para besar a una chica.

Albert volteo disimuladamente hacia otro sitio, mientras…

Pa –Stear?

St –No, no me mires a mí, las únicas tres veces que yo participe en esa historia, después de que George nos la conto a nosotros, fue cuando la usamos para espantar a Neal y Eliza, y la segunda vez a Candy, y la ultima a Patty, así, que no soy yo.

Todos en el pasillo, voltearon a ver a Albert.

Ca –Albert William Andrew?

Albert apretó los ojos al escuchar su nombre completo y…

Al –George!

Ca –Así que fuiste tú!

Al –Este…

Ge –Si, fue él, jajaja

Al –Jajaja, solo que la ultima vez no me resulto como esperaba, lo recuerdas? –dijo mirando a George.

Ge –Si lo recuerdo bien.

Ar –Cuéntanos George

Ge –Creo que tenias poco menos de 20 años, y en esa ocasión la tia Elroy había invitado a una de sus amigas y su hija a la casa, a una fiesta o algo similar, para que Albert pudiera socializar un poco y conocer a alguien, presentándolo como su pupilo.

Al –No era la primera vez que la tía hacia eso, así que comencé a contar esa historia para divertirme un poco.

Ca –Para divertirte o para besar chicas?.

Al –Este… -dijo mirando a George como pidiéndole ayuda.

Ge –En esa ocasión Puppe se había quedado en la habitación de Albert mientras la reunión terminaba, pero cuando escucho la voz de Albert, subiendo las escaleras, ella salió y lo siguió.

Al –Yo contaba la historia mientras subíamos las escaleras, procurando que fuera antes de las campanadas de la torre, pues al llegar al pasillo y escuchar las campanadas se sobresaltaban y terminaban abrazadas a mi –dijo presuntuosamente.

Ca –Albert!

Al –Upss

Ge –Solo que en esa ocasión, Puppe se adelanto a los planes.

Al –Es cierto, jajaja, Puppe se había colocado detrás de una de las figuras, y en esa ocasión el sorprendido fui yo.

St –Tu? Porque?

Ge –Esa chica resulto más astuta de lo que él pensaba.

 

Ella –Así que este es el pasillo de la historia que me contaste?

Al –Si, será mejor que nos marchemos, no tardaran en sonar las campanas de la torre y…

Ella –Y tu esperas que yo crea esa historia?, temo que tendrás que asustarme con algo mas –dijo mientras se acercaba a Albert.

Al –Asustarte?, no, claro que no es mi intención.

Ella –Tal vez tu intensión sea que me asuste y te abrace fuertemente así, -dijo abrazándose a Albert.

Al –Pues… -dijo sonriendo coquetamente.

Ton, ton…

 

Al –A Pupe no le gusto que aquella chica me abrazara, así que salió en el momento justo en que yo iba a be…

Ca –Albert!

Ge –Y al salir detrás de la estatua, esta cayó sobre otra y el estruendo espanto tanto a la chica, que termino por desmallarse, jajaja

Jajajaja

Ar –Así que no te funciono la estrategia en esa ocasión?

Al –No, no funciono

Jajaja

Ar –Y cuantas veces si te funciono?

Al An –Archie!

Ca –Albert?

Al –Sera mejor que sigamos viendo el otro pasillo, -dijo mientras trataba de escabullirse de junto a Candy.

Jajaja.

 

Los García ya habían llegado junto con Tomm, Jazmin y Steve jr., a diario jugaban carreras a caballo o cualquier tipo de diversión, poco después llegaron los Donahiu, y fue una reunión muy afectiva y conmovedora con Annie y el resto de la familia, los Welligton iban y venían diariamente para pasar más tiempo con todos, la Tía Elroy había regresado de Europa, de pasar unos días con Alan y Aurora trayendo buenas noticias.

SE –Afortunadamente Aurora se encuentra mejor, ha sido mucho tiempo de terapia, pero por lo menos ya ha aceptado la muerte de Eliza.

Ca –Esas son buenas noticias, pero me preocupa que hará con respecto a Ángela.

SE –Sobre eso no se comenta nada, al parecer Aurora no recuerda muchas cosas después de la muerte de Eliza, ella piensa que todos en su casa murieron, incluyendo a la niña.

Al –Eso no me parece correcto.

SE –El médico ha dicho que sería lo mejor para ella, que no recuerde que Ángela está viva, pues el no tenerla cerca podría resultar contraproducente para ella, o tal vez la similitud de Ángela y Eliza pueda arruinar todo el avance que ha tenido.

Ar –Y el tío Alan está de acuerdo?

SE –Si, el mismo fue el que pidió a todos que no se mencionara el nombre de Ángela, y todos los documentos le fueron entregados a William para la adopción legal de la niña.

Sr –Pero que sucederá cuando ellos vengan de visita, es claro que verán a Ángela aquí.

SE –En realidad no tienen planes de regresar a America, por lo menos en algún tiempo, hasta que el doctor determine que puede hacerlo.

An –Pero y Neal? Acaso no piensan verlo más?

SE –Alan hablo con Neal al respecto, tal vez él pueda visitarlos allá, pero con sus estudios en el colegio, no hay una fecha próxima.

Pa –Neal se sentirá muy solo sin ellos.

SE –El mismo Alan me ha dicho que no es así, que se siente muy tranquilo porque sabe que los días de descanso los pasa aquí con ustedes, y que está muy feliz de que ustedes lo hayan aceptado tan favorablemente.

Al –Ha sido porque Neal se lo ha ganado, es otro completamente.

St –Usted misma ha visto el cambio tía Elroy, que piensa de eso?

SE –Le he contado a Alan y Aurora, lo bien que esta Neal, lo mucho que ha crecido como ser humano, y el cambio tan favorable que ha tenido, les mostré las fotos que Archie tomo cuando le dieron su rango de Sargento y algunas donde esta con ustedes y los niños.

Ca –Pero en esas fotos aparece Ángela, que ha dicho Aurora de ella?

SE –Se le dijo el nombre e hijos de quienes eran cada uno de los niños, de Ángela solo hemos dicho que es hija de ustedes y nada más, claro solo fueron dos fotos las que le mostramos a ella, el resto las ocultamos.

SE –Pero hablando de Neal, cuando vendrá?

Albert recordó la plática con Neal y sabía que si mencionaba algo, la tía Elroy trataría de hacer cualquier cosa para traerlo, aun contra los deseos de Neal, por lo que prefirió guardar silencio.

Al –Aun no nos ha dicho nada, lo que me comento la ultima vez, es que espera vernos a todos en alguna presentación de él o concurso.

Ar –Concurso de qué?

Al –No les había comentado, Neal forma parte del equipo de equitación del colegio, y practica arduamente, espera que el año próximo pueda participar ya sea en una presentación o en algún concurso y desea que asistamos.

En ese momento Ángela y Keyna entraron feliz y apresuradamente a la sala.

Ang –Papa, mama, ya regresamos.

Ke –Y trajimos un enorme árbol.

Sf –Y esferas

Grah –Y muchos adornos

Alex –Y regalos

Meg –Dulces

Mer –Vamos, vamos a ver todo.

Eloise, Clarisa, Henry, y los otros chicos, venían detrás de ellos tratando de seguirles el paso.

St –Y ustedes porque vienen tan sofocados?

Eloise tomo aire para poder contestar –Es que tienen demasiada energía, no se cansan de correr nunca.

An –Les dieron dulces durante su paseo?

Ji –Si, cuando fuimos a comprar dulces para traerlos, cada quien escogió uno para comerlo allí.

Pa –Seguramente fueron chocolates, cierto?

Hy –Si

Ca –En ese caso, ustedes pasaran el resto del día con ellos, tendrán energía para mucho tiempo.

Jajajaja

Az –Nunca nos dijeron eso, no es justo!

Los niños que habían corrido para ver como metían el árbol habían regresado a la sala por los adultos.

Ang –Vamos, tienen que ver qué lindo árbol.

Ke –Ven papa, yo escogí la estrella de la punta, tía Clarisa dice que es azul, vamos.

St –Si mi amor, vamos, -decía cargando a la pequeña y saliendo entusiasmado a ver aquella estrella.

Todos los niños tomaron de la mano a algún adulto por igual y fueron hacia el árbol, Frank, Joseph, John, Joshua, trataban de poner el árbol en su lugar, mientras los niños mostraban aquellas compras que habían realizado en compañía de los Wellington, los Donahiu y los Garcia

Sra D –Estos niños son increíbles, tienen mucha energía, apenas podíamos seguirles el paso.

Sra We –Pero están muy bien educados, no nos dieron ningún problema.

Cr –Ningún problema? Como le llamas a lo de la fuente de sodas?

Al –Hubo algún problema?

Sr We –Ninguno, solo que Conrad exagera.

Ca –Pero que sucedió?

Sr D –En realidad fue muy gracioso.

OD –Ustedes porque no tuvieron que cambiar la orden 3 veces

XD –Exageras papa, solo fueron dos veces –dijo Xavier el hijo de Oswald

Jajajaja

Ar –Seguramente preguntaron qué sabor de malteada quería cada uno

Le –Si, y eso no fue una buena idea

An –Nunca lo es, siempre escuchan el sabor que quiere el otro, y todos desean el mismo sabor.

Jajajaja

OD –Eso nos hubieran dicho, así no nos abríamos tomado 2 malteada cada uno de nosotros.

Le –Pero estaban deliciosas

Jajaja

Sra D –Como hacen ustedes para no pasar por eso?

St –Cada familia escoge un sabor sin mencionarlo en voz alta.

An –Nosotros hacemos el pedido y todo se mantiene en calma

Al –Aunque de vez en cuando sucede, sobre todo cuando hay alguna mesera nueva

Pa –O se les ocurre mencionar los postres.

DE –Pero son unos niños muy buenos.

Ca –Pero la malteada fue antes o después de los dulces?.

El –Terminaron sus dulces antes de empezar la malteada.

Al –Eso fue un grave error

Pa –Se mantendrán despiertos por mucho tiempo

To –Ni hablar de la siesta

Hy –Pero aquí en casa será más fácil.

St –Eso crees tú

En ese momento tocaron a la puerta y preguntaron por el señor Welligton, quien salió y regreso con un paquete, seguido por todos los niños quienes gritaban y brincaban a su alrededor.

Los chicos llamaron a sus respectivos hijos, pero el efecto de la azúcar y la emoción del paquete no permitió que ningún niño hiciera caso al llamado de sus padres, hasta que Candy silbo fuertemente y todos se tranquilizaron.

Cs –Que manera de silbar.

Ca –Lo siento, pero en ocasiones es la única forma en que se detienen. –dijo con su característica sonrisa

Al –Pero dinos abuelo Theodor, que traes en ese paquete?

Ke –Es Toulouse

St –Toulouse?

Ke –Es mi mascota

An –Mascota?

Ar –oh oh

Sr We –Espero no haber cometido un error

Keyna abrió la caja y en el fondo de ella se encontraba un pequeño gato regordete de pelo café rojizo y patitas que terminaban en blanco, al cual saco dulce y cariñosamente colocándolo en su regazo.

Pa –Es una belleza

Ke –Si mama?, dime como es

Patty se acerco a Keyna y lo acaricio mientras los otros niños se sentaban junto a ellas esperando su turno para cargarlo.

Stear se aproximo y vio al pequeño gato, notando que uno de sus ojos tenía un problema.

Stear volteo a ver al abuelo Theodor mientras que Archie trataba de calmar a Annie, quien seguía sin gustarle los animales.

Eloise pidió a Dorothy y sus hermanas que llevaran a los niños al establo para poder hablar con los chicos.

Dorothy les dijo a los pequeños que salieran con ellos para mostrar al gatito con los lokie y los caballos en el establo, a lo que los niños fueron gustosos.

Sr We –Quisiera disculparme por traer un animal a casa, sin preguntarles antes, pero la situación me obligo a tomar esa medida.

Annie escucho aquello y presto más atención a lo que se decía.

Ca –Platícanos abuelo, que sucedió?

Sra We –Nosotros caminábamos de la mano de los pequeños, cuando pasamos por la tienda de animales y …

 

Enc. –Vete, vete de aquí tonto gato.

Cs –Oiga, es no es forma de tratar a un animal

Ro -Que le sucede?

Enc –Es que este animal no quiere separarse de sus hermanos, pero no puedo tenerlo en mi tienda.

Mar –Y porque no puede?

Enc –Si mira bien a este gato notara que le falta un ojo, es un animal al que nadie querrá

Ke –Yo si

Enc –Que?

 

Sr We –Kenya caminaba conmigo, cuando ella contesto que si quería al pequeño gato, la acerque al encargado, porque ella me pidió hablar con él, pero estaba tan molesto que no presto atención a la condición de Keyna.

 

Ke –Yo si lo quiero.

Enc –No nena, tú no quieres un gato con un ojo malo, no es tan bueno como los demás.

Ke –Porque no?, mis dos ojos no funcionan y son tan buena como cualquier niño, verdad abuelo?

Sr We –Si Keyna.

Enc –Lo siento, yo no… pero entiéndanme, no puedo vender un gato así, nadie querrá comprarlo.

Sr We –Cuanto valen los gatitos?

Enc –Normalmente valdrían $5.00 pero este gato, pues…

Ke –Yo le pagare ese dinero, vendré todos los domingos con mi papa, a darle mis ahorros, hasta juntar los $5.

 

Sra We –El encargado vio la determinación de Keyna, y se sintió mal, por lo que acepto el trato con ella, y no pudimos negarnos a traer al pequeño animalito.

Pa –Es una de las cosas que les hemos enseñado a ella y a todos los niños del colegio, el hecho de que tengan un problema con sus ojos, no significa que sean menos importantes que otros niños.

Al –Todos han sido educados de la misma manera en esta casa.

An –Ahora entiendo porque lo hicieron, y me disculpo por molestarme

St –Me alegra ver que mi pequeña ahora tenga esa seguridad en su vida

Sra D –Es una niña maravillosa

Le –Créeme que me dio una gran lección a mí, yo no hubiera siquiera pensado en adquirir a ese gato.

Gi –A Todos, creo que a todos nos dio una gran lección.

Hy –Sobre todo al encargado de la tienda de animales.

XD –Que después cambio de idea.

El –A mí se me salieron las lágrimas al ver como recibía al animalito y lo acariciaba con tanto cuidado diciéndole que ella lo querría mucho.

Az –Fue tan conmovedor.

 

Ke –Abuelo, pon al gatito en mis manos por favor.

Sr We –Si pequeña.

Miau, miau

Ke –Tranquilízate, no tienes por qué tener miedo, yo te cuidare, y no estarás solito, no dejare que nada te pase y que nadie te vuelva a pegar.

Todos vieron conmovidos aquel cuadro, hasta que los pequeños se acercaron para ver al animalito.

Ke –De que color es?

Ag –Es café rojizo, y las puntas de sus patas son blancas.

Ke –Te llamaras Toulouse

Ang –Como el del cuento.

Alex –El gatito juguetón, si.

Cs –Pues como ya tiene un nombre, será mejor que le compremos algunas cosas para que esté contento en casa.

Ang –Y puedo llevar algo para Lokie?

Sf –Y para Clin?

Meg –Y para Puppe?.

Cr –Llevaremos algo para todos, y algunos cubos de azúcar para los caballos también.

Todos entraron a la tienda, y escogieron artículos para las mascotas de la familia, Edson, a petición de Keyna, hizo una carta para cerrar el trato del pago de Toulouse, al finalizar el señor Steve, se coloco junto al encargado y le dijo.

Ste –Lo ve, aquel pequeño gato que no valía nada para usted, le ha dado más de $50.00 de cosas vendidas, supongo que ahora si vale algo para usted o no?

El encargado bajo la vista y se aproximo a Keyna.

Enc –Gracias pequeña, me has enseñado que todas las personas al igual que los animales son importantes.

Ke –Si, todos somos importantes para alguien, adiós señor, vendré el domingo con mi papa a traerle el dinero.

Enc –Si pequeña ven cuando quieras.

 

Sr We –Stear, Yo quisiera que me permitieras pagar por Toulouse, después de todo fuimos nosotros quienes accedimos a traerlo.

St –Se lo agradezco abuelo, pero no puedo permitir eso, Keyna hizo un trato con el encargado.

Ar –Otra de las cosas que tratamos de enseñarle a los niños, es que cuando adquieren un compromiso

An –Ya sea en un juego

Ca –Una promesa

Pa –Un trato

Al –Una tarea

Ar –O cualquier cosa que digan que van a hacer, lo cumplan.

St –Y que no digan que harán algo cuando no piensan cumplirlo.

Sr We –Comprendo.

Pa –Es por eso que Keyna dijo que juntaría su dinero hasta pagar por Toulouse, y así lo hará.

St –Yo quisiera que se respetara el trato.

Sra We –Tienen toda la razón, pero por favor, disculpen que no les avisamos antes de tomar esta decisión, todo fue tan precipitado que ninguno nos atrevimos a decirle que no a Keyna.

Al –En otras ocasiones habrá que hacerlo, pero en esta no le veo mayor problema, supongo que podemos acostumbrarnos a convivir con otro animalito mas en esta propiedad.

An –Y que también Toulouse se acostumbrara a vivir en el establo o en la propiedad con los otros animales.

Jh –Señor William, el árbol ya está en su lugar y bien asegurado.

Al –Gracias Joshua, iremos en un momento.

 

Días antes de la fiesta del día 24, una carta llego a Lakewood, dirigida a Albert

Do –Señor William, esta carta es para usted.

Al –Gracias Dorothy, si preguntan por mí, di que bajare en un momento.

Do –Si señor.

Albert abrió aquel sobre y aunque la noticia no le hizo feliz, la acepto y bajo al readaptado comedor para compartir dicha noticia.

Al –Buenos días

Todos –Buenos días.

El desayuno transcurrió tranquilo, sin novedad, hasta que Keyna hizo la pregunta tan esperada por Albert.

Ke –Tía Candy?

Ca –Si Keyna?

Ke –Cuando llegaran la hermana María, la señorita Ponny, y los niños del hogar?

Ca –Es cierto, deben llegar hoy

Al –Temo que no vendrán.

An –Como?

St –Porque no?

Al –Pido a todos que escuchen lo que voy a leer, y traten de entenderlo por favor.

El silencio y la expectación en aquella habitación eran eminentes.

LEER SIGUIENTE CAPÍTULO

Comentarios

comentarios

Check Also

Un día de luna de miel 2

Un día de luna de miel (2) Por Manzana9 Otro día más de la luna …

6 comments

  1. que gran lecion puede dar un pequeña niña no?

  2. Me enternecio la historia de Kenya con el gatito, hasta llore un poco, me conmovió. Por que no vendran la Señorita Pony, la Hermana maria y los niños? que habra pasado?

  3. hay por que no van a ir????”’ que paso ahora???’ por que nada sale como lo planeado???? bububuub, mm lo del gato no me gusto, no me gustan los gatos sueltan mucho pelo jejej

  4. Ha sido un capitulo muy conmovedor. Se conmovera el teniente de Niel y le permitirá pasar el fin de año con la familia? Ya estoy empezando a enamorarme de este personaje. jajajajaja

  5. saben los niños nos enseñan muchas cosas y le boy acontar una adecdota un amigo mio su papa murio en un acidente y sus amigo de este chico se pusieron alabar coches y le daban el dinero ala mama de este chico

  6. La histiria de keyna es realmente conmovedora. 🙂

Leave a Reply

Your email address will not be published.