Home / fanfics / Inicia una nueva vida Capítulo 58

Inicia una nueva vida Capítulo 58

La Experiencia de Neal

Ld – Louis Deneuve

Pb – Penelope Belmonde

 

St –Si no nos detenemos llegaremos hoy por la noche.

Ang –Papi pero mis hermanos y primos están dormidos, vamos por ellos.

Ca –Ángela recuerda que se quedaran con los abuelos este fin de semana.

Ang- Yo también?, no quiero, no quiero quedarme, -lloraba.

Al –Tranquilízate Ángela, no te quedaras, no llores por favor.

Ke –Papa Stear, tampoco quiero quedarme, no me dejen por favor

St –Tu y Ángela vendrán con nosotros, tranquilízate

Ang –Iremos las dos con ustedes?

Pa –Si, las dos vendrán con nosotros

Ke –Y luego regresaremos por mis hermanos y primos?.

An –Claro que si Keyna, no los dejaremos.

Una vez que las niñas entendieron y se calmaron, todos partieron, casi de madrugada, habían llegado ya, a la casa de Eleonor Beiker.

Toc toc.

Will –Señor William bienvenidos, los esperábamos.

Al –Gracias Wilson, ayúdenos por favor con las maletas.

Will –Si señor las pondremos en cada una de las habitaciones.

Al –Ha llegado ya Terry?

Will –No señor, desde ayer que se fue la señora Beiker, el joven no ha regresado, pero la señora Beiker le encargo mucho que estuviera aquí, pues le dijo que le traerían algo muy importante a ella, y deseaba que él lo recibiera personalmente.

Al –Esta bien, gracias, “y aun así no le importo, y no estuvo aqui”

Keyna y Ángela estaban ya dormidas, así que fueron colocadas en la habitación de Albert y Stear respectivamente, los jóvenes bajaron a cenar.

Toc toc.

Terry y su nuevo amigo Louis Deneuve, un francés no mal parecido pero nada confiable, habían llegado ya a la casa Beiker

Will –Señor Terry, permítame ayudarle.

Albert escucho aquello y se levanto junto con los otros, dirigiéndose a la puerta.

Ld –Nos hemos divertido tanto, Wilson, llévanos el coñac especial a la sala y unos vasos.

Al –Temo que Terry ya no está en condiciones para seguir bebiendo.

Ld –Y quien lo dice?

Terry escucho la voz de Albert y comenzó a reaccionar.

Te –Albert, hermano, como es que estas aquí?

Al –Hemos venido a visitarte, pero parece que tienes otros planes en mente.

Ld –Temo que si, llegaron en mal momento, justo estamos por hacer una fiesta, así que será mejor que se vayan

Ar –Pero como….

Al –Tranquilízate Archie.

Te –No, Ellos son mi familia se quedaran a la fiesta.

Al –De hecho no habrá ninguna fiesta, ya no estás en condiciones Terry.

Te –Tonterías, -dijo mientras trataba de pararse solo, pero prefirió recargarse en la pared.

Al –Sera mejor que se retire señor…

Ld –Louis Deneuve, y no espere que me retire, hemos invitado a algunos amigos esta noche.

Al –Le repito que no habrá ninguna fiesta, nos encargaremos de avisar a quien llegue, Stear, Archie, suban a Terry a su habitación.

St Ar –Si.

Ld –Usted no puede hacer eso, no es nadie en esta casa.

Te –El es mi hermano, no le hables de esa manera.

Ld –Pero Terry…

Al –Le acompañare a la puerta señor Louis, mañana si desea lo esperaremos para almorzar.

Te –Si Louis, déjame esta noche para estar con mis amigos.

Ld –Esta bien, pero vendré mañana, recuerda que Penélope, nos espera en casa.

Te –Si.

 

Toc toc.

Pb –Louis?, y Terry?

Ld –Recibió visitas inesperadas y me sacaron de la casa

Pb –Como?, pero acabo de hablar con todos para citarlos en casa de Terry.

Ld –Pues allá les dirán que todo se cancelo

Pb –Y quienes son esas visitas?

Ld –Terry llamo hermano al mayor de ellos, un tal Albert

Pb –Hermano?, pensé que vivía solo con su madre

Ld –No lo sé.

Pb –Y yo que pensaba mañana ir de compras, sin dinero no podre hacerlo, mierd!

Louis saco algunos billetes de su bolsa.

Ld –Yo nunca regreso con las manos vacías.

Pb –Louis, y como hiciste para quitarle este dinero?

Ld –Le dije que necesitaríamos comprar algunas cosas para la fiesta y que era mejor que me diera el dinero antes de perderlo.

Pb –Por eso te amo! –beso

Jajaja

 

Te –Esta muy fría!!!!

Nl –Cálmate, nadie se ha muerto por una ducha fría.

Te –Sácame de aquí, ya verás –dijo mientras tambaleándose trato de darle un puñetazo a Neal.

Nl –Ja, no eres ni la sombra de aquel que me dio una buena paliza en el colegio.

Te –Deja de moverte y ya veraz

Nl –No te equivoques, yo tampoco soy el mismo.

Neal lo saco de la ducha y le puso su bata de baño, lo llevo a su cama y allí estaba Albert esperándolo con una bebida que Neal le había preparado previamente.

Te –Que gusto me da verlos, hace cuanto que no los veía?.

Al –Desde tus vacaciones en casa, que fue lo que te paso?, mírate!

Te –No me riñas, solo fueron unas copas para celebrar.

St –Celebrar qué?

Te –La buena temporada que tuvimos ahora.

Ar –Y desde cuando festejas?

Te –No lo sé, han sido muchas fiestas.

Al –Bebe esto

Terry tomo un sorbo que escupió inmediatamente.

Ar –Oye!

Te –Que diablos es esto?, es espantoso.

Nl –Te servirá para que estés sobrio, bébelo todo.

Te –Estas loco

Al –Lo beberás aunque no quieras –dijo sosteniéndolo ayudado por Neal y haciéndolo beber aquel espantoso liquido.

Te –Que horror, porque vienen tan molestos?, que es lo que está pasando?

Al –Estoy molesto porque ya habías dejado de beber, mira en qué estado estas, apenas y puedes sostenerte por ti mismo.

Te –Exageras, mira –dijo mientras se levantaba e inmediatamente caía al suelo, comenzando a reír.

Al –Lo vez, no puedes ni levantarte.

Te –Stear me empujo. Jajaja

Al –Levántate.

Te –Basta, yo sé lo que hago, no tienes que tratarme como a un niño, no eres nadie para reñirme así!

Al –No soy nadie?, perfecto. Vámonos, mañana hablaremos con él –dijo dirigiéndose a los demás y levantándose para salir de la habitación.

Te –Espera, no quise decir eso, Albert, Albert, diablos, -dijo quedándose tirado en el suelo, pensando por un minuto en lo que había dicho, pero durmiéndose poco después.

Ca –Como esta?

Al –En muy mal estado.

Ca –Tranquilízate, porque estas tan molesto?

Al –Lo siento, es que me molesta verlo así, no puedo creer que volviera a caer en el alcohol.

Ca -Mañana hablaremos con él, cálmate.

 

A la mañana siguiente Ángela se despertó y recordó que estaban en casa del tío Terry así que no espero para irlo a despertar.

Ang –Papa dijo que esta era su habitación.

Ángela entro sigilosamente, para sorprender a Terry, pero no resulto como ella esperaba, cuando salto sobre Terry para despertarlo como hacia cuando él los visitaba, Terry se sobresalto tirando a Ángela de la calma, y comenzando a gritar, Ángela comenzó a llorar y los gritos se escucharon en toda la casa.

Al –Ángela!

Todos se levantaron y se dirigieron al lugar de donde provenía aquel alboroto.

Ca –Ángela –dijo mientras la levantaba en brazos.

Al –Hija, que sucede?

Te –Cállala, que deje de llorar, cállala

Al –Candy, llévatela de aquí.

Candy y las chicas salieron de la habitación tratando de consolar a Ángela.

Te –Mi cabeza, -decía sosteniéndola con las manos.

St –Que te sucede?, que le hiciste a Ángela?.

Te –Nada! Se cayó de la cama

Al –Que!

Te –Cállate no me grites.

Ar –Neal, pensé que habías dicho que esa bebida le evitaría la cruda.

Nl –Así es, al menos que…

Ar –Al menos qué…?

Te –Cállense y déjenme dormir.

Al -Stear ve por Wilson, que traiga aspirinas, Neal, que preparen café bien cargado, Archie prepárale ropa decente.

Ar St Nl –Si

Te –No grites.

Al –Levántate, tu vendrás conmigo, ya!

Te –Suéltame!

Los gritos de Terry fueron inútiles, Albert lo metió a empellones a la regadera abriendo la llave del agua fría y deteniendo fuertemente la puerta para evitar que saliera de allí.

Te –Esta helada, sácame de aquí!

Al –Tendrás que reaccionar, tenemos que hablar.

Te –Sácame de aquí!

Al poco tiempo, después de las aspirinas, el café y la ropa limpia, Terry estaba aun molesto pero más tranquilo.

Al –No es posible que bebas de esa manera, ya lo habías dejado, que te ha hecho volver a beber y de esa manera.

Te –Solo son unas cuantas copas, no es nada.

Neal escuchaba atentamente la conversación entre ellos mientras recordaba un capítulo de su propia experiencia vivida con el alcohol.

 

Frederick –Vamos Carl, prepárale el reparador, mañana tiene que estar temprano en el cuartel, lo castigaran si no se levanta.

Carl –Seria mejor que no bebiera tanto

Frederick –No seas aguafiestas, no ha tomado mucho.

Carl –Que no? Ni siquiera puede ponerse en pie.

Frederick –Vamos, prepárale uno.

Carl –Estas seguro de que solo fueron cervezas?

Frederick –Si

Ar –Neal, en donde estas?

Nl –Lo siento estaba recordando algo.

St –Porque no funciono tu bebida?.

Nl –Terry cuanto bebiste anoche?

Te –No lo sé, tal vez 4 o 5 whiskies

Al –Pero tú bebías más que eso, nunca te habíamos visto así.

Te –Desde que deje de beber no aguanto mucho.

Nl –Y hace cuanto que comenzaste de nuevo?

Te –Ya les he dicho que solo celebraba con Louis

Nl –Con él comenzaste otra vez a beber?

Te –Si, porque?

Nl –Eso pensé.

Ar –Que quieres decir?

Nl –Cuando yo bebía, pagábamos extra al cantinero para que nos preparara el reparador, lo que bebió anoche Terry, pero solo sirve cuando se ha ingerido solo alcohol.

Al –Te refieres a que…

Nl –Si, sospecho que Terry no solo está abusando del alcohol.

Al –Es cierto eso Terry? –dijo sobresaltado.

Te –Te refieres a drogas, no! Yo no consumo esas cosas.

St –Tal vez no por tu voluntad.

Te –Louis es mi amigo, él no me haría eso.

Al –Donde lo conociste?

Te –El y su hermana son amigos de un actor de la compañía en la que estoy, asistieron con nosotros a alguna fiesta y desde allí hemos sido buenos amigos.

Nl –Fue con ellos con quien volviste a beber, no es cierto?.

Te –Si, pero…

St –Desde cuándo exactamente?

Te –Un par de meses, desde que regresamos a Broadway para cerrar la temporada.

Ar –Y han venido mucho a tu casa?

Te –Que es esto? Un interrogatorio?

Al –Nos preocupamos por ti, no queremos verte en este estado.

Te –Estoy bien, no soy un niño y…

Al –Cuidado con lo que dices, si dices una vez mas que no somos nadie para ti, nos iremos y ya.

Terry cerró la boca y medito unos segundos en lo que Albert le dijo.

Te –Lo siento, es solo que me duele mucho la cabeza, no pienso bien lo que digo.

Nl –Antes cuando bebías te sentías igual que ahora?

Te –No, de hecho los dolores de cabeza han sido insoportables, y antes no lo eran.

Nl –Tiene que ser alguna droga.

Te –No, te repito que Louis y Penélope no me harían eso, ella me quiere.

St –mmm.

Al –Como sea, tienes que dejar de beber, ya habías logrado hacerlo.

Te –Lo puedo volver a hacer cuando quiera.

Nl –Donde he oído eso?.

Te –No comiences o te daré una paliza.

Nl –Quiero ver que lo intentes.

Terry se levanto para responderle a Neal, pero aun mareado volvió a caer en la cama.

Nl –Lo vez, ni siquiera puedes mantenerte en pie.

Terry bajo la vista, y apretó los puños.

St –Sera mejor que desayunes, Patty dijo que te prepararía unos chilaquiles para hoy.

Te –Como los que comimos después de año nuevo?

St –Si.

Te –Entonces si quiero, no sabes cómo los he extrañado.

Al –Entonces vamos a vestirnos.

Ya en el comedor, todos esperaban a Terry

Te –Buenos días

Ángela comenzó a llorar y Terry se sintió avergonzado por lo sucedido.

Ca –Ángela, tranquilízate mi amor.

Terry se acerco y arrodillándose junto a ella le hablo.

Te –Ángela discúlpame, fue solo que me sorprendiste y no supe cómo reaccionar, sabes que yo no te dañaría nunca, tu bien sabes que te quiero y mucho.

Ángela se tranquilizo.

Te –Me disculparas si después del almuerzo tu y yo vamos por un helado doble.

Ang –Doble?

Te –Si.

Ang –También para Keyna

Te –Keyna?

St –Mira Terry ella es mi hija Keyna.

Te –Un nuevo miembro de la familia? Un gusto dijo mientras la levantaba en brazos pero Keyna se asusto.

Ke –Papa, papa

Terry la entrego a Stear.

Te –Acaso ella…?

Pa –Si, ella es ciega, por eso la adoptamos, sabíamos que podríamos cuidarla bien.

Te –Comprendo.

St –Ven Keyna te presentare con otro tío tuyo.

Ke –Otro, ya son muchos tíos nuevos

Terry hizo cara de extrañado

Al –Si, mira aquí hay mas familia, ella son Eloise, Clarisa y el es Henry.

Te –Familia? –decía mientras cargaba a Keyna y se presentaba cariñosamente con ella.

Durante el desayuno le fue contada la historia sobre la familia Wellington todo lo nuevo que sucedía mientras disfrutaba de aquellos chilaquiles tan añorados.

Te –Eres un ángel en la cocina Patty, tendrás que enseñarle a Sophia a preparar esta delicia, me harán mucha falta cuando este aquí.

Al –Porque?, piensas seguir bebiendo?

Te –Te he dicho que puedo dejarlo cuando yo quiera.

Nl –Seria un buen momento para querer hacerlo.

El tono de la conversación comenzaba a subir y…

An –Sera mejor que se tranquilicen, recuerden donde estamos –dijo mientras señalaba a las niñas allí presentes y todos se tranquilizaron.

Te –Porque no vamos al jardín, es un día muy hermoso.

Todos salieron al jardín, y disfrutaban de la mañana Terry en especial se sentía feliz por la compañía e inclusive se dejaba hacer cosquillas por las niñas.

Will –Señor Terry, su amigo Louis lo espera en la sala.

Te –Iré en un momento.

Terry se levanto y se dirigió hacia la sala, Albert lo siguió sin que él se diera cuenta y escucho la conversación.

Ld –Terry, vamos Penélope nos espera.

Te –Temo que no podre ir, mi familia ha venido a visitarme.

Ld –Tu familia?, pensé que no los veías, cuando llegaron de Londres?.

Te –No, bueno, ellos no, es algo largo de contar, lo hare después.

Ld –Pero, tienes que venir, recuerda que hoy haremos la fiesta de cumpleaños de Penélope.

Te –Su cumpleaños, pensé que era en Agosto.

Ld –Te lo dije ayer, la fiesta que haríamos aquí seria para festejarla, por eso ofreciste tu casa

Te –Ayer? No lo recuerdo

Ld –Seria porque otra vez bebiste mucho.

Te –Solo fueron 4 whiskys

Ld –Nos acabamos casi dos botellas.

Te –No sé como tú puedes aguantar tanto.

Ld –Los franceses somos mejores para beber

Al –”Si como no”

Ld –Penélope está molesta contigo, piensa que no te interesa de verdad

Te –Sabes que eso no es cierto, ella me gusta, me interesa.

Ld –Pues al menos que le lleves un buen regalo ella no te perdonara

Te –Un buen regalo?

Ld –Sabes los gustos que tiene, tal vez ese collar con esa esmeralda, la haga contentarse contigo.

Te –Ese collar?

Ld –Se que es algo caro, pero… era la fiesta de su cumpleaños.

Te –Esta bien, lo comprare y la veré en la semana.

Ld -Tendrás que ir esta noche a la fiesta en casa, no querrás que se moleste aun más.

Te –Pero entiéndeme mi familia está aquí, no puedo simplemente irme.

Al –Una fiesta?, esta noche?, genial, iremos contigo.

Ld –Pero…

Te –Pero y las niñas?

Al –De hecho Candy y las chicas habían hecho planes para llevar a Eloise, y Clarisa al teatro, mientras nosotros dábamos un paseo más interesante, pero si hay una fiesta, pues con gusto iremos.

Ld –Temo que no hemos sido presentados señor

Te –Lo siento, el es Albert Andrew, mi hermano

Ld –Andrew? El apellido no es lo mismo.

Te –Eso no tiene importancia.

Al –Es un gusto. –dijo con cara de querer creerlo.

Ld –Que tal.

Al –Entonces, habrá algún problema si los amigos de Terry vamos con él?

Ld –No señor Andrew, de ninguna manera, serán bienvenidos.

Te –Entonces nos veremos en tu casa mas tarde.

Ld –Claro, oye por cierto, quedamos que dividiríamos los gastos, ya compre algunas cosas pero no lo suficiente.

Te –Aquí tengo mi cartera, pero…

Al –Sucede algo?

Te –Ayer traía una cantidad de dinero, pero no está.

Ld –Te dije que me la dieras para que no la perdieras, lo vez, eres muy terco.

Te –No tengo más efectivo conmigo.

Ld –Tal vez tu amigo pueda prestarte. –dijo maliciosamente.

Albert cerró los ojos por un segundo como tratando de aguantar el cinismo de aquel tipo.

Al –Claro, no hay problema cuanto necesitas?.

Ld –”otro pichón” no sé, tengo que comprar whisky, algo de comida…

Al –No importa, toma

Albert extendió algunos billetes hacia Louis quien discretamente sonrió victorioso.

Al –Bueno los dejo, avisare a los chicos que ya hay planes para la noche.

Ld –Claro, los esperamos.

Albert salió de la habitación algo molesto por la situación, pero más deseoso de contar los planes que otra cosa.

Cuando llego al jardín, reunió a todos y comento sobre los planes, las chicas irían al teatro y ellos acompañarían a Terry.

Hy –Yo quiero ir con ustedes.

Al –No quisiera meterte en esto Henry, ustedes han venido a disfrutar del lugar, a demás, estaría más tranquilo si por lo menos tú fueras con las chicas.

Ar –Neal también debería de acompañarlos, tú sabes.

Al –Creo que tienes razón.

Nl –Si lo dices porque habrá alcohol presente, no te preocupes por mí, tengo la suficiente fuerza para resistirlo, a demás, creo conocer mejor ese ambiente que ustedes.

St –El tiene razón, nosotros no estamos acostumbrados a ese tipo de fiestas.

Al –Esta bien, tendremos que ser cuidadosos con lo que bebemos, no podemos arriesgarnos a que nos den algo más que alcohol.

Nl –Les diré que deben hacer.

Ca –Tengan cuidado, puede ser peligroso.

Ar –Estaremos bien.

St –Lo más importante será guardar la calma pase lo que pase, no pueden sospechar que en realidad estamos esperando a descubrirlos.

Ar –Por cierto, te llamo George, dijo que tenía la información que le pediste.

Al –Genial, hablare con él.

Albert entraba a la casa cuando Terry salía.

Te –A dónde vas?

Al –Puedo usar tu teléfono? quisiera hacer una llamada.

Te –Claro usa el de la biblioteca.

Terry regreso al jardín y…

Ang –Tío Terry, podemos ir por el helado, si?

Terry volteo a ver a Candy como pidiéndole autorización, a lo cual ella asintió.

Te –Bueno, pues vayamos todos a la nevería, tan solo esperaremos a tu papa.

Ang –Si!!! Keyna, iremos por helado.

Ke –Que rico!

 

Al –Ya están en Lakewood?, me alegro, pudiste averiguar algo?

Ge –Si, afortunadamente me diste tiempo para hacer unas llamadas, y fue más fácil de lo que pensé, ese tipo es bastante conocido en Cleveland y otros estados.

Al –Que sabes de él?

George conto todo lo que pudo averiguar sobre Louis y Albert se quedo sorprendido.

Al –Sabes algo de su hermana?

Ge –Hermana?, a ya, tal vez te refieras a Priscila o Penélope, o Lorain

Al –Tantas tiene?

Ge –No, de hecho es una misma, con diferentes nombres al igual que él, pero no es su hermana.

Al –Como?

Ge –Ellos aparentemente son esposos o algo parecido.

Al –También en eso lo engañan?, diablos.

Ge –Necesitas que te ayude en algo más?

Al –Tal vez necesitemos más tiempo aquí del que pensé, podrías encargarte de la oficina?

Ge –Si claro, te avisare cualquier cosa, tengan cuidado, de acuerdo.

Al –Si, estaremos bien, te llamare después.

 

Terry y los otros pasaban en ese momento por la biblioteca para ir por Albert y escucharon algo poco común.

Al –Demonios, -y un golpe sobre el escritorio.

Te –Sucede algo?

Al –Este no, es que… no llego un pedido de material que era urgente, y pues eso me molesta.

Te –Andas muy tenso, eso antes no te ponía tan mal.

Al –Si, pero bueno, ya paso, y porque vienen todos?

Ang –Iremos por helado papi.

Al –En serio, que bien, quiero un helado grande de vainilla y chispas de chocolate

Ang –Con una galleta?

Al –Con dos! –dijo mientras hacía como si mordiera a Ángela a la que llevaba ya en brazos.

Te –Subiré por algo, los veré en los autos.

Mientras se dirigían hacia la puerta Archie y Stear se colocaron junto a Albert.

Ar –No hay ningún pedido urgente de material en la empresa, que sucede?

Al –George averiguo sobre el tal Louis y su noviecita.

St –Su novia?

Al –Esposa, amante o lo que sea, ellos están juntos y no son hermanos.

St –Que haremos?.

Nl –Antes que nada calmarnos, tendremos que actuar con inteligencia.

Al –Si, tienes razón.

 

Ya en la ciudad afuera de la nevería daban un placentero paseo

Te –Porque no se adelantan, iré en un segundo, tengo que comprar algo.

Pa –Te esperaremos en aquel parque, te parece?

Te –Si claro.

Terry había caminado unos pasos apenas y…

Nl –Lo seguiré.

Al –Que no te vea.

Nl –Descuida.

Al poco tiempo Neal regreso al parque.

St –Y Terry?

Nl –Entro a una joyería, veía unos collares y unos brazaletes.

Al –Para Penélope.

Ar –Que haremos?

Nl –Nada, aun.

Terry regreso y se integro con los otros, se divirtieron un rato y regresaron a casa

Ca –Sera mejor que nos alistemos, aun nos queda mucho por recorrer aquí.

El –Hay muchas tiendas que no he visto aun

Cs –Vas a comprar más cosas?

Hy –No pienso seguir ayudándote con tantos paquetes.

El –Que exagerado eres.

Jajaja

 

Pb –Como que vendrán sus amigos?, pero ese no era el plan, no podremos convencerlo de invertir su dinero en nuestros planes.

Ld –Tal vez salga mejor de lo pensado

Pb –Porque dices eso?.

Ld –Resulta que uno de sus amigos, al que le dice hermano, es alguien a quien le podemos sacar muy buen provecho.

Pb –De que hablas?

Ld –Su “hermano” –dijo irónicamente -es el famoso William Andrew.

Pb –Que?, hace unos años acaban de presentarse ante los medios, apenas vi unas fotografías de él, tiene un mundo en sus manos, una fortuna incalculable.

Ld –Así es, hable con Charlie, resulta que todos sus amiguitos pertenecen a la misma familia, pero no es solo eso, averigüe por mi cuenta y resulta que el de cabello negro es un Cornwell, el que tiene la patente de los carros lujosos de ferrocarril, y el otro, el moreno, es un Legan, hijo de uno de los principales banqueros de Europa, y único heredero recientemente.

Pb –Y los otros?, dijiste que había más familia.

Ld -No lo sé, no he podido conocerlos a todos.

Pb –Tendremos que actuar diferente esta noche, ganarnos su confianza, hacer que nos inviten a conocerlos a todos.

Ld –Si, esta noche no utilizaras tu anillo querida.

Pb –Pero hermanito es un recuerdo de familia –decía mientras ambos reían y ella mostraba su anillo con compartimento para guardar pastillas o polvo en él, y se daban después un apasionado beso.

 

Todos subieron a sus habitaciones y se alistaron.

An –Tengan mucho cuidado con lo que hacen.

Ar –Si amor, estaremos bien, por eso vamos todos.

 

Pa –Cuídate, trata de no pelear, sabes que el doctor te dijo que tuvieras cuidado con los golpes

St –Estaremos bien corazón, veras que todo se arreglara.

 

Ca –Se que sabes cuidarte, pero aun así, no saben hasta donde puedan llegar estos delincuentes, no se arriesguen, por favor.

Al –Si amor, nos cuidaremos bien, ustedes diviértanse y distráiganse de todo esto.

Ca –No regresaran muy tarde verdad?

Al –Quisiera poder decir eso, pero no lo sé.

Candy lo abrazo y al oído le dijo cuanto lo amaba y lo necesitaba.

Al –Y yo a ti, a ustedes, no cometeré ninguna locura, lo prometo.

 

Todos estaban listos, Terry presto su auto a Henry y los chicos y él se fueron en el auto de Stear, el mas nuevo.

Te –Es realmente bueno este auto.

St –Gracias, tu sabes cómo me gusta trabajar en estas cosas.

Te –Es una suerte que recuperaras la vista, así puedes construir estas bellezas, espero que me avises cuando salga el próximo modelo, me gustaría tener uno.

St –Claro que te avisare

Llegaron a la fiesta y se instalaron, había en realidad poca gente en aquella casa del centro de la ciudad, al parecer amigos cercanos a los Deneuve y conocidos de Terry.

Después de las presentaciones las bebidas llegaron, todos tomaron una y cada uno a su forma puso algún pretexto o fingió beber algo, pero todos recordaban lo que Neal les había enseñado para no probar trago alguno de esas bebidas, Albert pudo perder su copa en algún lugar, Archie se deshizo de ella en una planta, Stear la derramo accidentalmente y Neal no la soltó, pero tampoco la bebió.

Los tragos fueron circulando poco a poco, Penélope bajo a la mitad de la noche y todos la felicitaron, Terry llego a su lado y busco en el bolsillo de su chaqueta algo que no encontró.

Pb –Sucede algo querido?

Te –Te molestaras conmigo, pero olvide tu regalo en la otra chaqueta, la que traía por la tarde.

Pb –Ya vez como no me quieres.

Te –Tu sabes que te quiero, pero tendrás que esperar para tu obsequio.

Penélope recordó que de una u otra forma tenían que ir a casa de Terry a conocer a los demás y acercarse a esa familia así que no dudo en aprovechar la oportunidad.

Pb –Estas mintiendo, ni siquiera recordabas mi cumpleaños.

Te –Si lo recordé, pregúntales, ellos saben que compre algo para ti.

Pb –Eso es cierto?

St –Si, Terry tenía un obsequio para usted, pero como dice, lo olvido.

Pb –Si eso es cierto, entonces mañana iré a tu casa, así me presentaras al resto de tu familia.

Te –Es una buena idea, mañana podremos almorzar todos juntos.

Al –Si, será agradable “entre más vigilados los tengamos, será mejor”

La noche fue cayendo, y el alcohol siguió circulando, uno a uno fueron fingiendo que el alcohol surtía efecto, a Terry tuvieron que hacerlo beber aun mas, pues sus 4 whiskies no surtían el efecto acostumbrado.

LEER SIGUIENTE CAPÍTULO

Comentarios

comentarios

Check Also

LA PROMESA DEL OCÉANO… CAPITULO 3

CAPITULO 3 Voces lejos, muy lejos apenas perceptibles gritando con desesperación, unos brazos fuertes que …

9 comments

  1. mmmmmmm interesante…..

  2. a mi me encanta tu histotia siiiiii por que vemos mas lejos que el terry y candy tubio
    eron hijos y fueron felices, es diferente me encanta

  3. ay Dios!!! esto se pone cada vez mas interesante!!!! no me aguanto las ganas de esperar al proximo capitulo!!!, Sigue asi, por favor. Esta secuela debio haber aparecido en el Anime. eres una gran escritora!!!

  4. Nooooooooo. Por favor sube pronto el próximo capítulo, la trama se esta poniendo muy interesante.

  5. !!!!!!!!!!!! clac,clac,clac,….(aplausos) esta genial esta historia….clac,clac,clac,…..

  6. woooo esta genial el anime me encanta y cada vez me enamoro mas de el porfavor no te tardes mucho para el siguiente capi k esta buenisimo.

  7. candy-09@live.com.mx

    La historia es fantastica, pero te estas olvidando de que la historia es de candy y no de la familia Andrey, incluso candy ya no participa, me gustaba que fuera una historia de amor la cual estoy dudando de que sea.
    Con cariño

  8. linnnnnda k mas te puedo decir.

  9. Me gusta mucho q todos sean tan solidarios.Q le sigan dando sus banos de agua fria a Terry para q reaccione x (

Leave a Reply

Your email address will not be published.