Home / fanfics / Inicia una nueva vida Capítulo 54

Inicia una nueva vida Capítulo 54

CAPITULO 54
La Pequeña Keyna

Py –Pero si estoy bien aquí.
Al –No, usted es parte de la familia, así que estará mejor en la habitación de la familia.
Ca –Albert, me quedare con ella esta noche, está bien?
Al –Si amor, iré a casa con los niños y mañana estaremos por aquí.
Ca –Si.
Instalaron a la señorita Ponny en la habitación y Candy se quedo con ella esa noche.
Py –Gracias por todo lo que están haciendo.
Ca –No tiene nada que agradecer señorita Ponny, todos lo hacemos con gusto.
Py –Me alegra ver que eres feliz.
Ca –Si señorita, soy muy feliz, Annie y Tomm también.
Py –Si, ahora la veo más segura, y mucho mas sonriente que nunca, y Tomm siendo todo un vaquero, y buen padre, me da tanto gusto que ustedes sigan siendo como hermanos, gracias a Dios que sus vidas han caminado a la par.
Ca –Si señorita, afortunadamente de una u otra forma hemos seguido juntos, nunca me imagine que nuestros hijos jugarían juntos, ni mucho menos que los de Annie y los míos vivieran en la misma casa.
Py –Sabes, cuando regresaste a vivir al hogar, la última vez, nos dio mucho gusto, pensamos que trabajarías con el Dr. Leonard y que también podrías ayudarnos, la edad ya comienza a realizar estragos en mí.
Ca –Señorita.
Py –Pero después de unos días, tu alegría ya no era la misma, algunas noches pronunciabas su nombre, o te reías con él en tus sueños.
Ca –Como? Con quien?
Py –Con Albert, nos contaste algunas anécdotas más de una vez y cuando lo recordabas siempre lo extrañabas.
Ca –En serio?, bueno, es que era un muy querido amigo.
Py –Por eso nos alegro tanto que enviara cartas para preguntar por ti, claro fue discreto, pregunto por todos, pero al final por ti.
Ca –Cartas?
Py –No te lo dijimos, pero antes de que viniera a verte, en esas semanas que estuviste en el hogar, escribió unas 4 veces.
Ca -4 veces?
Py –En general las cartas eran diferentes, preguntaba si necesitábamos algo, si todos estaban bien, si lo que había enviado había llegado, cosas por el estilo, pero una pregunta nunca cambio.
Ca –Cual?
Py –Candy es feliz? Dígale que le envió saludos.
Ca –Nunca me dijeron nada.
Py –No lo creímos pertinente, tu deseabas olvidar todo aquello, pero no entendimos que era solo a Terry, y asumimos que también era lo demás de tu vida, por eso no dijimos nada. Pero creo que nuestra última carta fue lo que lo hizo venir.
Ca –Porque dice eso?
Py –En la primera le dijimos que estabas contenta y que los niños también lo estaban contigo, en la segunda que pensabas trabajar con el Dr. Leonard , En la tercera le dijimos que como la sobrina del Dr., ya estaba trabajando con él, ya no pudo contratarte a ti, por lo que te dedicabas al hogar, pero que extrañabas el hospital, en la última, le dijimos que te veíamos algo melancólica, que hablabas de él y la vida en el hospital y en tu departamento, que aunque tratabas de ser feliz, nosotras comprendíamos que este ya no era tu lugar, y que necesitabas regresar.
Ca –Así que por eso fue a buscarme?, pensé que él había venido porque me extrañaba.
Py –No te lo estoy diciendo yo misma? Claro que te extrañaba, las cartas solo eran un pretexto para preguntar por ti, y en cuanto vio la posibilidad de que regresaras cerca de él, no dudo en venir, no le pidió a Archie que regresara de Londres?, no le dijo a Annie que los acompañara ese día?, sabía que entre los
tres te convencerían de regresar, a demás, si no te extrañara, simplemente te hubiera dicho que regresaras al departamento, y no a vivir a Lakewood donde estaba él.
Candy por favor, si lo hubieras visto cuando llego, saludo a todos, a los niños y a nosotras, pero no dejaba de buscarte con la mirada, recuerdo bien ese momento.

Al –Señorita Ponny, Candy no está aquí?
Py –Si, fue a la colina del lado sur, últimamente ha ido mucho, se queda largo tiempo allí.
Al –Tiene mucho que se fue?
Py –No, hace muy poco de hecho.
Al –Archie sabes si bajaron mi Kilt y mi gaita del auto?
Ar –No me diste tiempo en la mañana, tenías tanta prisa por venir que ya no lo hice.

La señorita comento –En ese momento se sonrojo, y tratando de cambiar el tema dijo

Al –Es que parecía que llovería, así que era mejor salir lo antes posible, en ese caso, señorita Ponny, me permitiría cambiarme de ropa, por favor, quisiera darle una sorpresa a Candy.
Py –Si, claro.

Py –Se cambio rápidamente y hasta le pidió opinión a Annie sobre los detalles de su traje.

Al –Annie, está bien puesta la gaita?
An –Si, te vez muy bien.
Al –Gracias, en ese caso, los veré después.

Py -Y antes de salir suspiro, como para tomar fuerzas y salió con una amplia sonrisa en tu búsqueda, claro, nada comparada con la sonrisa con la que regreso y se mantuvo todo el día, viéndote reír a cada momento, sobre todo cuando subieron al auto de regreso a Lakewood, su sonrisa era enorme, el brillo en sus ojos y en general todo él, al igual que tu. En ese momento la hermana María y yo, supimos que ustedes sentían algo el uno por el otro, y rezamos por que fueran felices.
Ca –Así que ustedes se dieron cuenta?
Py –Si, y siempre que venían era más evidente
Ca –Mas evidente?, porque?
Py –Por las miradas entre ustedes.
Ca –Como?
Py –Era común que él volteara a verte, cuando reías, o estabas con los niños, te miraba por unos minutos, hasta que tú volteabas y lo veías mirándote, cosa que trataba de disimular, pero no me dirás que en más de una ocasión no lo descubriste cuando te observaba.
Ca –Si, de cierta forma en algunas ocasiones sentía yo su mirada.
Py –Tu también lo veías a él de la misma forma, es mas hasta la fecha siguen viéndose así, cuando están jugando con los niños, se ve que aunque han pasado ya años de que se casaron, ustedes dos se siguen amando tanto o más que antes.
Ca –Señorita Ponny –dijo sonrojada y después rieron felizmente.
Ambas platicaron un rato más y después durmieron placenteramente, al día siguiente por la mañana operaron a la señorita Ponny y por la tarde ya se encontraba en su habitación.
An –Yo me quedare esta noche.
Ca –Esta bien.
Al –Cuantos días tendrá que quedarse en el hospital?
Ca –Mañana podremos llevarla a casa.
Py –Pero necesito ir al rancho de Tomm, no puedo dejar a la hermana María con los niños, ella sola.
Al –Jazmín le está ayudando, y en general todos en el rancho, dice Tomm que son como vacaciones para los niños, pues estaban muy contentos hoy ayudando con las tareas del rancho.
Py –Aun así, necesito regresar.
Ca –Esta bien, pero con la promesa de que se mantendrá en cama el tiempo necesario.
Py –Si Candy, lo hare.
La señorita Ponny regreso al día siguiente al rancho, mientras tanto, Tomm hablo con los chicos.
To –Ya hable con Jimmy Cardwride, y con su padre, quien dijo que hablaría con un abogado para que el terreno del hogar quede de una vez a nombre de la señorita Ponny.
Ca –Que alegría.
Al –Archie hablo con dos amigos suyos que se especializan en construcción, y ya comenzaron a elaborar planos para el nuevo hogar.
Ca –Annie me dijo que hablo con su padre y que ya pidió que comenzaran a hacer los muebles, aunque no sabe cuántos, pero comenzaron por las camas de los niños.
To –Mañana iré al pueblo donde se que hay algunos de los chicos que vivieron allí.
Una semana paso, los Andrew visitarían a todos en el rancho y de paso verían como iba la construcción, cuando bajaron.
Al –Niños, por favor, no se acerquen a esta área, jueguen cerca del árbol o de los autos, pero no por aquí, hay muchas cosas con las que pueden lastimarse
Niños –Si.
Ang –Yo los cuidare papa
Al –Si Ángela, por favor.
George se quedo junto con Ángela a cuidar de los niños, mientras que los otros recorrían el lugar.
An –Hicieron modificaciones al lugar verdad?
Ar –Si, algunas.
St –El comedor es más amplio, lo mismo que la cocina.
Ar –Ahora no solo hay un dormitorio para los niños, hay dos, uno para niñas y otro para niños.
Al –Aunque la capilla sigue siendo igual, no lo es el resto de la casa.
Ar –La última vez que venimos, parecían estar algo apretados.
Ca –Tienes razón, había más niños que en otras ocasiones.
An –Sera maravilloso, un lindo lugar para los niños y las hermanas.
Ar –Dentro de las modificaciones, también está el hecho de que será de concreto con madera y no todo de madera, así será más difícil que vuelva a ocurrir algo similar a este incendio.
Ca –Habrá paredes de concreto?
Al –Así es?, porque?
Ca –Sera lindo poner colores alegres dentro de la casa.
Pa –Pero no será algo fría?
St –Contara con las mismas dos chimeneas que tenia y una más en la sala principal, y parte de la casa tendrá madera, que evitara que sea muy fría para invierno, pero será muy fresca para verano.
Después de un rato todos llegaron al rancho, y como siempre llevaban dulces a los niños, en cuanto ellos los vieron llegar, la reacción de alegría no se hizo esperar.
Al –Es tan fácil hacerlos felices.
St –Y es tanto lo que uno recibe a cambio.
Hm –Ustedes han sido tan buenos con todos nosotros, que Dios ha de sabérselos recompensar.
Al –Ya lo ha hecho hermana María.
Ar –Así es, Candy y Annie
St –Y Patty, sin Candy, no la hubiese yo conocido.
Ar –Y nuestros hijos también.
Al –Ahora nos toca a nosotros corresponder a sus bendiciones.
Py –Ellas también son afortunadas de tenerlos a ustedes.
Para después del almuerzo, Tomm hablo con los chicos, sin que las hermanas escucharan la conversación.
To –He localizado a varios de los chicos que vivieron aquí, me han pedido que les avise en cuanto puedan venir para ayudar con lo que se necesite, algunas de las chicas o sus familias, están haciendo cortinas, o manteles, otras están juntando ropa para los niños, y los que viven con familias más adineradas, me han dado estos cheques para lo que se pueda ir necesitando, también me han pedido les avise si se hará una fiesta para la apertura del nuevo hogar.
St –Si que has estado ocupado.
To –La noticia del incendio se supo en el pueblo, algunos de los chicos vinieron a verme porque saben donde vivo, y entre ellos se han dicho lo demás.
Ar –No habíamos pensado en una fiesta de apertura, pero sería una buena idea.
To –En cuanto al dinero, toma Albert, tú eres el que lleva los gastos de la construcción.
Al –No puedo aceptarlo, tu papa, el señor Britter, Archie, Stear y yo, decidimos encargarnos de los gastos del nuevo hogar.
To –Pero y que hare con este dinero?
St –Que se utilice para comprar las cosas que hagan falta en la casa, las cosas de cocina, algunos adornos, o que se guarde para lo que se necesite después.
An –Es una buena idea, siempre hacia falta el dinero.
Pa –Falta mucho para que el hogar quede terminado?
Ar –Dos semanas a los mas, porque?
Pa –Tenemos que hacer una gran fiesta, y que vengan todos los chicos que han vivido aquí
Ca –Es una buena idea, así las hermanas podrán ver la importante labor que hacen.

Las dos semanas habían pasado, algunos de los chicos y sus familias habían ido días antes para pintar el interior de la casa, otros, para terminar de arreglar y llevar algunos animales como gallinas y un par de vacas, y el toque final llego dos días antes de la gran fiesta.
An –Porque nos llevan con los ojos vendados?
Ar –Tenemos una sorpresa que mostrarles.
Ca –Pero no pudieron vendarnos los ojos bajando la colina?
Al –No porque entonces verían la sorpresa.
Pa –Y yo porque tengo que ir también con los ojos vendados?.
St –Por nada en particular, pero me pareció divertido.
Jajajaja
Cuando llegaron atrás del nuevo hogar.
Al –Listo quítense las vendas.
Cuando las chicas abrieron los ojos, se encontraban en la parte de atrás del hogar, en donde ahora había algunos juegos para los niños, dos resbaladillas, subeybajas, columpios.
Ca –Waooo, que lindos.
An –Cuando trajeron esto?, si apenas antier estuvimos aquí.
Ar –Ayer precisamente los trajeron.
Pa –Sera genial, los niños se divertirán muchísimo.
Las tres chicas voltearon a ver a los jóvenes y como poniéndose de acuerdo les dieron un gran y dulce beso, que fue más que correspondido por ellos.
Después de ese beso.
Archie suspiro y dijo –No cabe duda que toda buena acción….
Y Stear termino la frase, como solían hacer los hermanos
St –…Tiene su gran recompensa. -suspiro
Jajajaja.
Ca –Bajemos las cosas que traemos y regresemos, no creo que los niños y Lokie se mantengan muy tranquilos que digamos.
Y así lo hicieron, bajaron todo lo que llevaban, lo acomodaron dentro de la casa y volvieron a cerrar, regresando a Lakewood, para terminar todo para la gran fiesta.

La mañana era esplendorosa, cual alegre día de primavera, los primeros en llegar fueron Tomm, Jazmín, Steve y Steve jr. Después el señor Cardwride y Jimmy, y luego los Andrew.
Jm –Jefa! Jefa.
Ca –Jimmy?, no puedo creerlo ya eres todo un hombre, hace mucho que no te veía.
Jm –Desde la boda de Annie.
An –Jimmy, estas enorme. Creciste mucho en muy poco tiempo.
Jnn –Jimmy, Candy, Annie
Los tres voltearon a ver quien les llamaba y en ese momento llego un joven alto embarnecido y muy feliz, que les dio un abrazo muy apretado a cada uno, que los dejo sorprendidos porque no reconocían a ese joven.
Jnn –Porque me miran así?
Jm –Te conozco?
Jnn –No puede ser, no me reconocen?, soy John
Ca An –Que? John?
Jnn –Si!
Jm –No puede ser, John era un niño pequeño y flaco, más pequeño que yo.
Jnn –Pues ya lo vez, crecí, y ahora soy así.
Ca –Albert, Archie y Stear no podrán creerlo, esperen aquí.
Candy fue por los tres y los puso frente a John.
Jnn –Si claro que los recuerdo, dijo mientras abrazaba fuertemente a Stear y luego a Archie.
St –Ouch, como que nos recuerdas?, yo no te recuerdo.
Ca –Recuerdan cuando un niño del hogar fue a visitarme a la casa de los Leegan y después llego por él la hermana María, pues ese niño es John, es él.
Ar –No puede ser, eras un niño pequeño, yo te daba vueltas en el aire, cuando la hermana María y Candy fueron a conversar, cuando regresaban aquí.
St –No puedes ser al niño que levante en brazos cuando creí que lo había arroyado con mi auto.
Al –No me dirás que es el niño que me enseñaste en fotos, el que dicen que era el más pequeños de los 4 hermanos?
Jnn –Así que tú eres Albert, el esposo de mi hermana Candy?
Al –Si
John, se aproximo y le dijo, en ese caso, un abrazo para ti también.
Y le dio un fuerte, fuerte abrazo.
Al –Ouch, y tú eres el menor?
Jajajaja
St –Pero es sorprendente, has crecido demasiado.
Jnn –Crecí un poco, algo de ejercicio, el ejército y el trabajo con mis padres.
St –El ejército?
Jnn –Si, Candy nos conto sobre ti, cuando te fuiste a la guerra, meses después me adoptaron, y el que es ahora mi hermano mayor, también fue soldado, así que decidí seguir el ejemplo de ambos, creo que fue donde crecí.
Ar –Demasiado.
Jajajaja
An –Pero ya no estás allí o sí?
Jnn –Estudio en el colegio, pero no para dedicarme a la milicia pienso ser ingeniero, así que yo solo asisto a clases en el colegio, no vivo allí.
Al –Dices también que trabajas con tus padres, que es lo que haces?
Jnn –Mi padre es dueño de dos carnicerías en Chicago, por las tardes y los fines de semana le ayudo a cargar los animales y lo que pueda hacer en el negocio.
Pa –Es cierto, ya decía que te conocía de algún lado.
Jnn –Patty, perdón, no te había visto, pero que haces aquí?
St –Conoces a Patty?
Jnn –Si, es una buena clienta en la carnicería de mi padre, ella acompaña a Martha de vez en cuando.
Pa –Si, así es, pero nunca pensé que conocieras a mi familia.
Jnn –Tu familia?
St –Patty es mi esposa.
Jnn –Que pequeño es el mundo.
Ar –Miren allí viene Neal. Juguémosle una broma.
St –Que pretendes hacer?
Ar –John, recuerdas que en aquella visita a Candy, te diste cuenta de que ella dormía en el establo?
Jnn –Si, porque?
St –Ya entiendo, recuerdas que había dos niños que la molestaban.
Jnn –Si, pero a qué viene esto ahora?.
Ar –Neal en ese entonces era uno de los que la molestaban.
Ca –Que están pensando hacer?
Al –Hay que mencionar que Neal ha cambiado y mucho, se ha disculpado con Candy sobre el pasado, no lo olviden.
Ar –Lo sabemos, pero no se supone que John lo sepa, y si no mal recuerdo, John dijo que si alguien se portaba mal con Candy, vendría a pegarle, no es cierto?
Jnn –Si, yo dije eso, y quieren que le dé un susto a ese joven?.
St –Neal es nuestro primo, pero si, darle un susto, solamente.
Pa –Ustedes están locos.
En ese momento Neal se aproximo, y no quedo de otra más que seguir el juego.
Nl –Hola buenas tardes, espero no llegar muy tarde pero me perdí en el camino.
Ca –No, está bien, aun faltan algunos por llegar, pero mira, te presentare, recuerdas que cuando vivía en tu casa, un niño del hogar llego a verme?
Nl –Si, porque?
Ca –Bueno pues ese niño está aquí, el es John ….
Jnn –Fletcher, John Fletcher, y tu eres uno de esos chicos que molestaba a Candy y la hacía llorar verdad? –dijo en tono algo molesto.
Nl –Este bueno, yo, sí, soy Neal Leegan, pero…
Jnn –Así que es a ti al que debo golpear por hacer llorar a Candy tantas veces.
Nl –Como?, no, espera, yo…
Jajajajaja
St –No te preocupes, es una broma.
Nl –Que susto, pensé que esto iba a ser muy doloroso.
Jnn –Pero veo que eres Marino, Sargento para ser exactos no?, supongo que sabrás defenderte.
Nl –Si claro, pero no contra un amigo de mi familia y menos si tiene la razón.
Jajajaja
Jnn –Es un gusto conocerte.
Nl –Lo mismo digo, ahora.
Jajaja.

Poco a poco más gente fue llegando, hasta que antes del almuerzo, llegaron la hermana María y la señorita Ponny, que fueron recibidas con muchos aplausos, abrazos y besos, poco a poco los chicos que estaban allí fueron identificándose y algunos llevaban a sus familias adoptivas y otros incluso llevaban a sus propios hijos.
Hm –Que gran sorpresa, la mayoría de nuestros niños están aquí.
Py –Ahora me siento más vieja, algunos vienen con hijos adolecentes.
Shophie –Pero todos venimos con el mismo cariño
Mike –Y agradecimiento hacia ustedes.
Después de unos minutos, pidieron a Albert que dijera unas palabras.
Al –Bueno, no sé porque tenga que ser yo el que dé el discurso, pero lo hare, como ven hermana María y Señorita Ponny, hay muchos chicos y las familias junto a ellos que estamos agradecidos de su labor, y del amor con que han criado a estos chicos, por lo que todos de alguna forma hemos puesto algo en este hogar, que esperamos que brinde el mismo amor a nuevos niños que siempre las necesitaran, Así que sin más que decir, aquí están las llaves del hogar de Ponny.
Aplausos.
La Hermana María tomo las llaves y abrió la puerta de aquel lugar, entraron y junto con ellas todos los otros.
Hm –Este lugar es enorme, no era así antes.
Py –Pero el terreno, no nos pertenece.
Jm –Si Señorita Ponny, ahora les pertenece, verdad papa?.
Sr C –Si señorita Ponny, aquí están las escrituras por toda esta extensión de terreno.
Py –Muchas gracias señor Cardwride, se lo agradecemos mucho.
Hm –A todos, mire señorita Ponny, esta habitación es para niñas.
Ca –Y la de este lado para los niños.
Py –Todo es muy hermoso, y esta todo decorado.
St –Todos los que estamos aquí, hemos puesto algo para que este hogar sea tan acogedor como siempre.
Hm –Conozco estas puntadas, donde están Emily y Mary?
Em My –Aquí estamos hermana
My -Usted fue quien nos enseño a cocer, lo recuerda?
Hm –Claro que sí, lo recuerdo bien.
Ca –Todas las cortinas las hicieron ellas.
Py –Muchas gracias chicas.
Todos fueron recorriendo el lugar y llegaron a la capilla.
Py –Quedo muy hermosa, y ese vitral es tan hermoso.
Ar –Annie lo pidió especialmente, para recordar el que había antes.
An –Me encantaba venir a rezar a medio día, pues el sol entraba por ese vitral y siempre pintaba un arcoíris en esa pared, por eso pedí que pusieran uno igual.
Py –Y esta virgen?
Pa –Stear y yo la trajimos, ella nos ha hecho muchos milagros a nosotros, y sabemos que cuida a las personas de buen corazón, por eso no dudamos en traerla aquí.
Hm –Y aquí hay una caja con muchas biblias.
Fred –Las personas que acuden a mi capilla no dudaron en ayudar a las personas que me criaron y me mostraron mi vocación.
Hm –Frederick, hace mucho que no te veíamos, y ahora eres un sacerdote.
Fred –Si hermana María, su ejemplo y mi vocación me llamaron al servicio de Dios.
Al –Pero sigamos viendo el resto de la casa, los chicos querrán ver el patio trasero.
Cuando salieron y los niños vieron los juegos, no dudaron ni un segundo en estrenarlos.
Hm –Pero juegos también?, que gran detalle.
Py –Muchísimas gracias a todos por todo lo que han hecho por nosotras, es demasiado.
Jnn –No es nada comparado con lo que ustedes nos dieron a nosotros.
Lula –Y que sabemos le seguirán dando a los niños que las necesiten.
Py –Estoy tan feliz porque todos mis niños están aquí, gracias a Dios por este momento, no se me ocurre nada más apropiado que rezar una oración para agradecerle a nuestro padre celestial este momento.
Todos se arrodillaron o permanecieron de pie en aquel lugar y la señorita Ponny comenzó la oración. Al finalizar la voz de “ya esta lista la comida” no se hizo esperar y todos salieron al patio frontal para disfrutar de aquellos alimentos traídos por todos.
Los niños por supuesto pensaban mas en jugar que en comer, pero poco a poco fueron haciendo caso a sus padres, y a la hermana María.
Ar –Megan, Merybeth, vengan a comer, decía mientras Annie y él las levantaba en brazos.
St –Graham también ven por favor.
Patty traía cargado a Evan y llamo a Ángela que estaba con Keyna.
Pa –Ángela, Keyna, vengan ustedes por favor también.
Ke –Si ma… lo siento, si señora Patty.
Stear y Patty voltearon a verse el uno al otro, sorprendidos por lo que Keyna iba a decir.
St –Albert puedes sostener a Evan un momento por favor?
Al –Si, claro.
St –Ven Patty.
Ambos se apartaron de la multitud y Stear dijo.
St –Escuchaste lo que iba a decirte Keyna?
Pa –Si.
St –Bueno, yo he pensado que…
Pero esa conversación llamo la atención de una pequeña, traviesa y astuta niña pelirroja que se escondió para escuchar aquella charla.
Pa –Estoy de acuerdo amor.
St –Bueno, mira, piénsalo, la pequeña se ha encariñado con todos, es lógico convive casi todo el día con los niños y con nosotros.
Pa –Si Stear estoy de acuerdo en lo que….
St –Y entonces -decía Stear mas enfocado en convencerla que en escucharla –bueno, pues yo también me he encariñado con ella, y nosotros queríamos tener también una niña…
Pa –Stear, estoy de acuerdo en …
St –Se que será más difícil, pero es una niña hermosa, y nos necesita, y en realidad no da problemas, y tenemos espacio en la casa, entonces, pues mira deberíamos pensar en adoptarla, y así…
Ángela escucho aquellas palabras y salto de felicidad abrazando a Stear.
Ang –Si Tío Stear, mi tía Patty ya dijo que está de acuerdo en adoptar a Keyna.
St –Espera Ángela, estoy tratando de convencer a tu tía de… Qué?, entonces aceptas?
Pa –Por quinta ocasión, si, Stear, estoy de acuerdo contigo en Adoptarla.
Stear levanto a Patty tomándola por la cintura, y después de una vuelta en el aire le dio un dulce beso.
St –Por eso te amo tanto!
Ángela se cubrió los ojos pues le resultaba algo bochornoso ver los besos que se daban las parejas.
Ang –Ya puedo ver?
Jajaja
St –Si pequeña latosa, y dígame usted que estaba haciendo aquí, escuchando la conversación? -dijo con cara de molestia y sonrisa.
Ang –Esteee…
Ca –Ángela, Stear, Patty, vengan a comer.
Ang –Sera mejor que nos vayamos si no mama se molestara.
St –Te salvo la campana esta vez, pero por favor no digas nada a nadie de lo que escuchaste, primero preguntaremos a Keyna que opina de la idea de ser adoptada.
Ang –A ella le gusta la idea.
Pa –Como dices?
Ang –Ups… tampoco tenía que decir eso –y salió corriendo de allí.
Stear y Patty aun con cara de duda, siguieron en su camino a Ángela hasta llegar al patio frontal.
Fue una comida bastante animada, después de ella las charlas entre los grupos y luego inclusive música y baile, cuando comenzaba la noche las familias se fueron despidiendo, quedando al final los Andrew.
Py –Mil gracias por todo esto, ha sido una muy grata sorpresa.
Ca –Pues es solo una parte de lo que ustedes nos han dado a nosotros.
Ar –Sera mejor que nos vayamos ya todos los niños se han dormido.
Hm–Si, ya es algo noche.
St –Y han sido muchas cosas para ellos.
Pa –Se han divertido bastante.
Ar –Creo que todos lo hemos hecho.

A la mañana siguiente domingo de descanso, los niños habían desayunado ya y se encontraban con las niñeras en el jardín, mientras los adultos conversaban en el comedor.
SE –Fue una pena no haber podido acompañarlos ayer, por lo que escucho fue una reunión de lo más alegre.
Ca –En realidad si tía, no pensé que tantas personas asistieran.
Y después de un rato de charla…
St –Por cierto, Patty y yo queremos comentarles algo.
SE –De que se trata Stear?
Pa –Hemos decidido adoptar a Keyna.
An –Que buena noticia
Nl –Keyna es una niña muy dulce
Al –Eso es genial.
St –Bueno aun no lo hablamos con ella
Ca –Pero no dudo que ella acepte, se le ha visto un gran cambio desde que está aquí.
Ar –Si, ya se ve más segura, y feliz.
Pa –Aunque aún tiene algunas pesadillas.
SE –Pesadillas?
St –Si, parece que su padre le ha dejado desagradables recuerdos.
Ar –Lo que desaparecerá con el tiempo y más aun, teniéndolos a ustedes de padres.
Ca –Ángela se pondrá muy feliz cuando se entere.
St –De hecho ya lo sabe
Ca –Como?
Pa –Ángela escucho ayer cuando Stear trataba de convencerme de la adopción.
An –Convencerte?, no estás segura de querer adoptarla?.
Pa –Si, de hecho yo pensaba proponérselo a Stear, pero por mas que le decía que estaba de acuerdo, no me escuchaba, pues se esforzaba mucho en darme razones para aceptar, hasta que Ángela le dijo que yo ya había aceptado.
Jajaja
Al –Así que escucho su conversación?
St –Si.
Al –No me imagino de quien saco esa costumbre –dijo irónicamente mientras veía a Candy y ambos sonreían.
SE –Y cuando piensan preguntárselo a Keyna?
St –Hoy mismo tía, si ella acepta mañana mismo me informare sobre los trámites.
Ge –En eso puedo ayudarles tengo algo de experiencia.
Jajaja
Después de un rato, todos se encontraban en el jardín, algunos disfrutaban de un descanso en la hamacas, otros sentados bajo la sombra de un árbol.
Pa –Stear, creo que es buen momento para hablar con Keyna.
St –Si, iré por ella, será mejor que vayamos a la sala para hablar con calma.
Ya dentro de la casa.
Ke –Hice algo malo?
Pa –Porque dices eso Keyna?
Ke –Porque estamos en otro lugar donde no están los demás.
St –Bueno, pero eso no significa que hayas hecho algo malo, es tan solo que queremos conversar contigo.
Pa –Te ha gustado ir a la escuela?
Ke –Si, ya se los colores y los números del uno al 10
St –Y te sientes contenta en la escuela y aquí en la casa?
Ke –Si, me divierto mucho, Ángela y todos son muy buenos conmigo y nadie me pega.
St –Te prometí que nadie lo haría
Ke –Si, eso me gusta.
Pa –Keyna queremos preguntarte si has pensado en la posibilidad de que alguien te adopte, te gustaría tener un papa, una mama y una familia para ti?
Ke –No

LEER SIGUIENTE CAPÍTULO

Comentarios

comentarios

Check Also

Caminos del destino Capítulo 33

CAMINOS DEL DESTINO POR SHELSY Capitulo 33   Rencor La luz del sol iluminaba la …

6 comments

  1. hola te quedo super genial tu capitulo sigue asi animo y no tardes en subir otro capitulo va cuidate mucho

  2. ooooooo ya kiero k salga el proximo cap se ve k estara padrisimo espero la respuesta de stear y patty cuando keyna dijo no nonoononno ya lo kiero leer

  3. Me encanta!! eso si es amor en todas sus variedades 🙂 supongo que Kenya no quiere a otras personas que no sean Stear y Patty de papas vdd? esperaré el siguiente capítulo de esta maravillosa historia, de hechos me gusta tanto que creo que la leeré de nuevo desde el primer capítulo XD
    saludos

  4. hay que lindo capitulo un hogar de Ponny mas grande con juegos y sin dejar de ser tan acogedor como antes, me gusto el capitulo mucho sobretodo la posibilidad de que Kenia sea adoptada!!!!! no tarden en subir el siguiente capitulo!!!

  5. suuuuper lindo hay mi Stear siempre de chistoso y que lindo que todos los niños que vivieron en el hogar allan estado en tu historia que bueno que no te olvidastes de ellos, felisidades estare siempre esperando por tus capitulos.

  6. Como q no q paso?

Leave a Reply

Your email address will not be published.