Home / fanfics / Inicia una nueva vida Capítulo 43

Inicia una nueva vida Capítulo 43

CAPITULO 43
La Promesa de Terry

Al –Entonces si eres como un tío, vamos George eres un padre para mí, date cuenta

Ge –Te he pedido que no repitas eso.

Al –No entiendo porque te molestas

Ge –Tu padre fue una gran persona, y nadie puede ocupar su lugar, el ser tu padre solo le pertenece a él y a nadie más, yo no puedo tomar su lugar.

Al –Pero George, tú me has educado y querido como si lo fueras, tú me has ayudado siempre y aunque en ocasiones fui descortés contigo, permaneciste a mi lado, como un padre.

Ge –Pero no lo soy.

Al –Esta bien, si tu no me quieres como a un hijo, y estas conmigo por cumplir la promesa a mi padre, lo entiendo, no volveré a tratar de decirte padre.

Ge –No me malentiendas, yo te he querido siempre como un hijo, nunca me importo buscar una pareja o formar una familia porque eso lo éramos tu y yo, ahora tú tienes una familia y no me necesitas a mí, estoy muy lejos de ser como William, él era noble de corazón, y de apellido, yo solo fui y soy un empleado en tu familia, nada más.

Al –Tu sabes que eso no es cierto! Que para mí y para los otros siempre has sido más que un empleado, has pasado más tiempo con nosotros que ningún familiar, Stear y Archie han convivido mas contigo que con su propio padre y te respetan y quieren por eso, de la misma forma que yo, Candy también te ve como un tío, y Patty y Annie han aprendido a hacerlo, y aunque sabes que apreciamos a todos los que trabajan en Lakewood, y en las empresas, bien sabes que tú tienes un lugar especial con nosotros. –decía molesto, herido, resentido por la actitud de George.

Crees que vendrían a diario a verte si no fuera así, crees que Stear te mencionaría diariamente en sus oraciones, Crees que Annie cocinaría las cosas que te gustan y las traería cuando viene a verte. Eres muy injusto con nosotros, no nos permites quererte como te mereces! Eres un egoísta, quieres estar aislado de los que te quieren y no sé porque, pero no es justo! Así que como yo no soy nada para ti, me voy.

Albert se levanto sumamente molesto, dolido por la actitud de aquel hombre al que admiraba, respetaba y quería tanto, y se fue.

George se quedo en silencio pensando en todo aquello. Albert había regresado a Lakewood, pero no quería ver a nadie, deseaba estar solo, así que dejo una nota a Candy para que no se preocupara.

Querida Candy.

Discutí con George anoche, estoy muy alterado y necesito estar solo, discúlpame, regresare mañana cuando me calme, te amo. Albert.

Albert dejo la nota en la habitación junto con su acostumbrada flor y se fue.

Cuando Candy se levanto, leyó la nota y se preocupo por aquello, sabía que Albert regresaría, pero como estaría George?, así que se vistió y se fue al hospital.

Toc toc.

Ge –Adelante

Ca –Buenos días George.

Ge –Señorita Candy buenos días.

Ca –Puedo pasar?, traje el desayuno.

Ge –Si claro.

Candy puso lo que había llevado de desayuno y comenzaron a disfrutarlo, cuando casi terminaban.

Ca –Te encuentras bien?

Ge –Si, me siento mejor, ya casi no me duele la espalda.

Ca –Me alegro, has mejorado notablemente.

Ge –Ha sido gracias a ustedes y los doctores que me han cuidado.

Ca –Entonces dime porque discutieron anoche Albert y tu?.

Ge –Como?

Candy mostro la nota a George.

George le comento a grandes rasgos lo que había sucedido y el porqué Albert se había molestado.

Ge –Espero que usted lo haga entender del error en él que él esta.

Ca –En realidad crees que Albert esta en un error?

Ge –Si, por supuesto que sí.

Ca –Discúlpame George, pero en este caso le concedo toda la razón a Albert, tú no puedes entender, que cuando se es niño y se va creciendo, es necesario tener a alguien a quien llamar padre o madre, alguien a quien ver de esa forma y de quien recibir amor y riñas.

Todos necesitamos que alguien nos muestre el camino, nos cuide y nos quiera, y eso siempre lo brindan los padres, como la señorita Ponny y la hermana María, en el caso de Stear y Archie, ellos siempre te mencionan en cualquier platica, que les enseñaste algo, o los reñiste por algo mas, a sus padres casi nunca los mencionan, pero tú siempre estas presente para ellos.

Ahora que Patty perdió a la abuela, también ha necesitado de un apoyo, de alguien a quien llamar tío, y así te ha visto desde aquella platica que tú tuviste con ella, cuando se encontraba mas desolada, después de eso volvió a sonreír, y ella misma ha dicho que eres como su tío. Annie y yo pensamos lo mismo, nos has reñido y nos has consolado en más de una ocasión, algunas veces también te he visto como un padre, pero sé que Albert prefiere acapararte como tal.

Eres muy injusto con todos nosotros, pues no nos dejas quererte como nos gustaría, eres tú el que nos rechaza a nosotros y hoy comprendo, que solo nos ves como un trabajo que cumplir y no como tus hijos o sobrinos.

Cuando estabas aun muy mal y Albert paso noches enteras a tu lado, él, te pidió que te quedaras para que nuestros hijos tuvieran a quien llamar abuelo, pero veo que eso no podrá ser, que eso no te importa, ya que tu nos rechazas como familia, solo somos parte de tu trabajo, no me agrada, pero lo respeto, y no volveremos a verte así, hablare con los otros para explicarles tu incomodidad y te trataremos de la manera que tu lo deseas, de la manera que tantas veces te hemos pedido que

no nos trates, que no nos digas señor o señorita, pero ya que es tu deseo, así se hará.

Así que si me disculpa, lo veré más tarde señor George. Buenos días.

Candy se había levantado de su silla y se disponía a salir cuando George la llamo.

Ge –Candy.

Candy volteo sin acercarse a él, pues también estaba resentida.

Ge –Candy, discúlpame por favor, hija.

Candy abrió los ojos y corrió a su lado, arrodiñandose a los pies de su cama para darle una caricia.

Ge –En verdad lo siento, no sabía que se sentían así, yo siempre quise separar mi trabajo del cariño que yo siento por ustedes, porque pensé que cuando cada quien tomara su camino y su vida, yo me quedaría solo y no quise perder a la gente que tanto amo, por eso guarde mi distancia para que no fuera tan cruel la despedida, para mí, pero los amo a todos, ustedes son como mis hijos, por eso me preocupo y los riño o los procuro, en realidad si los amo y mucho, no pensé que ustedes se sintieran así, se que todos son nobles de corazón, y simplemente supuse que me tenían respeto, como a los demás, pero no quise darme cuenta de que me quieren como dices.

Ca –Eres más testarudo que todos nosotros juntos, George.

Ge –Candy, mi niña.

Ca –Un tierno beso se poso en la frente de Candy, quien devolvió el mismo beso y un suave abrazo.

Ge –Candy, te pido que traigas a Albert, quiero y necesito disculparme con él, y con los demás también, puedes hacer que vengan?, por favor.

Ca –Tratare de traerlos a todos, pero aun tengo una duda.

Ge –Dime cual es?

Ca –Que ahora no sé cómo debo llamarte?

Ca –George está bien, pero pronto serás la esposa de mi hijo Albert, -dijo con una sonrisa juguetona -así que también puedes decirme papa, así sus hijos podrán llamarme abuelo.

Ca –Papa.

George escucho esa palabra y dos lágrimas brotaron por sus ojos.

Ca –Que sucede?

Ge –Es que, no sé, se escucha tan bien, me siento tan liberado, tan ligero de poder escuchar esa palabra que me llega profundamente.

Ca –Me vas a hacer llorar a mí también, así que basta de lágrimas, iré por los demás y vendremos a verte por la noche.

Ge –Gracias hija, te quiero

Ca –Yo también te quiero George, nos veremos más tarde, Annie dijo vendría por la tarde.

Candy salió de su habitación sintiéndose feliz por ver el cambio en la expresión de George, su rostro ya no estaba serio como siempre, su sonrisa era franca y dulce, y eso hacía que el corazón de Candy se sintiera alegre también.

Candy llego a Lakewood, vio a Archie y espero al resto, sabía que Stear y Albert estarían en la oficina, así que cuando llegaron Annie y Patty, salieron en busca de los otros para ir al hospital, al llegar…

Ca –Anabel buenas tardes.

Ana –Buenas tardes señorita Candy.

Ca –Aun se encuentran Albert y Stear?

St –Yo estoy aquí, hola Candy

Ca –Stear, que bueno verte, vayamos por Albert tenemos algo que hacer todos.

St –De que se trata?

Ca –Lo sabrás después, será mejor que vayamos por Albert.

Ana –Señorita Candy, no sé si deba pasar.

Ca –Porque Anabel, que sucede?

St –Albert no ha querido ver a nadie en todo el día.

Ana –Ha estado de muy mal humor, nunca lo había visto así.

Ca –Comprendo, pero tendrá que vernos.

Ana –Entonces los anunciare.

Toc toc.

Al –Anabel te dije que no quería ver a nadie. –dijo en un grito.

Anabel se disponía a contestar pero Candy le hizo señas para que se retirara y ella y Stear entraron.

Albert se encontraba de espaldas a la puerta y bebía un coñac.

Al –Que no te dije…

Ca –No deberías de comportarte de esa manera, Anabel no tiene la culpa de tu mal humor.

Al –Candy, lo siento no sabía que eras tú.

Ca –Esta bien, vine por ustedes, necesitamos ir al hospital

Al –Le paso algo a George? –dijo sobresaltado.

Ca –No, él está bien, me pidió que reuniera a todos, desea hablar con nosotros.

Al –Yo no quiero hablar con él, así que no iré.

St –Pero Albert

Al –He dicho que no voy!

Ca –Se porque estas molesto con George, hable con él en la mañana y …

Al –No tienes ningún derecho a entrometerte en este problema, no te pedí que lo hicieras. –dijo golpeando la mesa con el puño cerrado y con los ojos furiosos.

Candy y Stear se sorprendieron de su actitud.

St –Vámonos Candy. –Dijo mientras la tomaba de los hombros y la sacaba de la oficina, apretando los dientes para mantener la cordura.

Ca –No podemos irnos Stear.

St –No tiene porque comportarse así, será mejor que lo dejemos solo.

Ca –Lo sé, pero el vino conduciendo y esta bebiendo, no podemos dejar que conduzca de regreso a casa, en ese estado.

St –Esta bien, le quitare las llaves y le diré a John que lo lleve a casa, espera aquí.

Stear entro furioso a la oficina de Albert.

Al –Vete Stear he dicho que no iré.

Stear se aproximo hacia él y le dio un derechazo que lo sentó en su silla.

St –No tenias porque hablarle así a Candy, te desconozco. –Tomo las llaves del auto que se encontraban en su escritorio y antes de salir, Albert reacciono.

Al –Porque te llevas mis llaves?

St –Estas bebiendo no puedes manejar así, le diré a John que te espere y te lleve a casa! Adiós.

Y azotando la puerta se marcho junto con Candy.

Ca –Stear cálmate por favor.

St –No Candy, no puedo soportar que te trate así, no debió.

Ca –Se que está muy molesto y me ha dicho muchas veces que cuando este así no me acerque a él, porque no puede controlar su mal humor, se por lo que está pasando así que no lo culpo.

St –Pero Candy aun así…

Ca –Tranquilízate, no quiero que los demás te vean así, tenemos que ver a George y Albert vendrá cuando este más tranquilo, ya lo veras.

St –Esta bien Candy.

Los chicos se marcharon, mientras en la oficina de Albert.

Al –No sé que estoy haciendo, no debí hablarles así, será mejor que me vaya a casa.

Albert tomo su chaqueta y salió.

Al –Anabel, por favor perdona mi actitud de hoy, he sido sumamente descortés con todos, pero ha sido un mal día, por favor discúlpame.

Ana –Esta bien señor Andrew, puedo ayudarle en algo?

Al –No Anabel, me voy a casa, pensándolo bien si, por favor saca todas las botellas que tengo en mi oficina, durante un tiempo no quiero nada de alcohol allí dentro, desaste de todas.

Ana –Si señor, que descanse.

Al –Gracias Anabel.

Albert salió y vio a John esperándolo.

Jn –Buenas noches señor.

Al –Buenas noches John, vamos a casa por favor.

Jn –Los demás fueron al hospital, no desea ir allá?

Al –No John, no estoy en condiciones, iré después, vámonos por favor.

Jn –Si señor.

Albert llego a Lakewood, y subió a su habitación, se metió en la tina de baño y se quedo pensando en todo lo sucedido, hasta que decidió salir para ir al hospital, cuando llego a la habitación de George escucho las risas de todos allí dentro y toco la puerta.

Toc toc.

Ge –Adelante.

Al –Buenas noches, puedo pasar?

Ge –Pasa.

Albert entro en la habitación pero se quedo recargado junto a la puerta para no interrumpir la conversación, después de unos minutos Archie pregunto aquel asunto que lo tenía tan inquieto.

Ar –George, tu recuerdas bien el accidente?, por algún motivo yo no recuerdo nada y eso me incomoda.

Ge –No hay nada que recordar Archie, estamos bien y eso es todo.

Ar –Por favor George, dime que sucedió, he tenido pesadillas, y en todas veo a un ciervo, pero no entiendo porque, ayúdame a entenderlo.

Ge –Esta bien, pero mantente tranquilo, después de que almorzamos en ese café junto al camino, tu decidiste manejar y así fue, veníamos platicando por la carretera y cuando empezó a oscurecer fue que llegamos a ese lado del camino

que está entre un cerro del lado derecho y el desfiladero del izquierdo, lo recuerdas?.

Ar –Ya recuerdo, yo manejaba, fue cuando ese ciervo salió corriendo por entre los arboles de la colina, cierto?

Ge –Así es.

Ar –Todo fue mi culpa –dijo agachando la cabeza y poniendo sus manos en ella.

Ge –No Archie, no lo fue, tranquilízate

Ar –Fue mi culpa, trate de esquivar al ciervo, y para no golpearlo jale el carro hacia la izquierda, hacia el desfiladero.

Ge –Tu trataste de controlar el auto, del otro lado del camino, venia un camión, y para no chocar con él, te dirigiste hacia el otro lado.

Ar –Pero casi te mato, lo siento George, discúlpame por favor –decía desesperadamente.

Ge –Tomaste la opción correcta, el camión nos hubiera envestido de peor forma, así que tomaste la mejor opción, estuvo bien, muchacho.

Ar –Pero…

Ge –No Archie, tu trataste de hacer lo correcto, esto solo fue un accidente y de ninguna manera fue tu culpa, yo hubiese hecho lo mismo, ahora por favor, levanta la cabeza y siéntete tranquilo, si?

Ar –Si George, gracias.

Los demás intervinieron en la conversación para cambiar el tema, y en un momento cualquiera…

Toc toc

Ge –Adelante

Al –Buenas noches, puedo entrar?

Ge –Entra Albert por favor, acércate.

Al –Gracias, -dijo seriamente aunque permaneció en la puerta.

Ca –Sera mejor que salgamos todos, esperaremos afuera.

Albert trato de acercarse a Candy pero Stear se interpuso aun muy molesto

St –Vamos Candy –dijo tomándola del hombro y saliendo.

Ge –Pensé que no vendrías.

Al –No pensaba hacerlo.

Ge –Acércate por favor, siéntate.

Al –Estoy bien aquí.

Ge –Comprendo. Te pedí que vinieras porque quiero y necesito disculparme contigo, Candy me ha hecho ver que he sido muy egoísta con todos pues yo no les permití acercarse a mí, como ustedes querían, ahora comprendo que tu necesitabas llamar a alguien padre y aunque siempre lo he tratado de ser, quise mantener mi distancia para no sufrir cuando encontraras a tu familia y tu camino y te alejaras de mí, no quería involucrar mis sentimientos en lo que solo pensé era mi trabajo, pero no pude, los amo a todos, y tu, tu siempre has sido un hijo para mi, muchas veces he querido decírtelo pero me resistí para evitarme un dolor en el futuro, pero no pensé en ti, así que te ofrezco una disculpa, cachorro, te quiero hijo, te quiero.

Albert se mantenía estático escuchando aquellas palabras y de sus ojos salían lágrimas sinceras, cuando George termino de decir lo último, Albert corrió hacia la

orilla de su cama y puso su cabeza en la mano de George, tan solo para decir –Papa.

Ge –Cachorro, hijo, discúlpame no quise lastimarte, pensé que te hacia un bien, pero solo pensé en mi, discúlpame por favor.

Al –Siempre te he querido como a un padre y deseaba tanto llamarte así, pero tú siempre me rechazabas, aun así te mantuviste conmigo, y… -Albert no pudo terminar de hablar porque el sentimiento lo invadió y solo bajo la cara para que aquel hombre no lo viera llorar.

Ge –Lo siento hijo perdóname, no quise lastimarte, nunca fue mi intensión.

Después de algunos minutos las cosas se tranquilizaron y las risas volvieron a la habitación.

Al –Ya es bastante tarde, y los demás están afuera, será mejor que entren.

Ge –Sera mejor que todos se vayan a descansar.

Al –Les diré que se vayan, yo me quedare contigo.

Ge –Espera, que te sucedió en el rostro?

Al –Otro más de mis errores y mal humor, Stear me hizo comprenderlo.

Ge –En ese caso ve con ellos, debes hablar con Candy, no sé qué sucedió, pero cuando no llegaste con ellos, entendí que algo había pasado, así que supongo que tienes que hablar con ella o con todos, yo ya estoy bien, mañana nos veremos.

Al –Esta bien, papa, nos veremos mañana.

Ge –Si Albert, y gracias por venir.

Albert salió de la habitación con otro semblante, Candy ya estaba tranquila pero Stear aun no.

Al –Ya es algo tarde será mejor que nos vayamos.

St –Te veremos en Lakewood, -dijo a Albert, y volteo hacia los demás –vamos.

Candy trataba de acercarse a Albert pero Stear la detuvo y volteándolo a ver dijo a Candy –Déjalo solo, eso quería!

Albert solo bajo la vista y se quedo allí. Los demás se fueron y llegaron a Lakewood, Albert también.

Todos entraron a casa y Albert pidió a Annie, Patty y Candy que buscaran a John, Candy sabía que sucedía y llevaron a Archie con ellas.

Al –Stear necesito hablar contigo, vamos a la biblioteca?.

Stear no contesto y solo se encamino hacia allá, cuando los dos estaban adentro.

St –Y bien?, te escucho!

Al –Disculpa mi actitud por favor y gracias por hacerme ver mi error.

Stear no esperaba que le diera las gracias, así que se quedo sorprendido y vio nuevamente al Albert de siempre.

St –Yo, yo siento haberte golpeado, pero no debiste hablarle así a Candy, Anthony, Archie y yo, prometimos cuidar y proteger a Candy de cualquiera, desde que ella llego a nuestras vidas, y cuando tú te comportaste así, no pude evitar mi reacción, lo siento.

Al –No te disculpes, al contrario mil gracias por cuidar de ella, y nunca por ningún motivo faltes a tu promesa, sobre todo si se trata de mí, tienes razón, no tenía porque tratarla así y me disculpare con ella también, pero quería que tú me escucharas primero para poder acercarme a ella.

St –Lo siento, creo que he exagerado un poco.

Al –De ninguna forma, te agradezco tu actitud, y créeme si es necesario que me demuestres mis errores nuevamente, hazlo por favor.

St –Esta bien, ya estas más tranquilo?.

Al –Si, ya lo estoy, pero dime, ya puedo acercarme a Candy?.

St –Si, claro, jajajaja

Ambos salieron de la biblioteca y subieron a sus habitaciones.

Toc toc.

Ca –Adelante.

Al –Puedo entrar?

Ca –Es su habitación señor William.

Albert entro y se sentó a la orilla de la cama de Candy, con la cabeza agachada.

Ca –Ya estas más tranquilo?

Al –No, me siento fatal, no debí hablarte así, no debí comportarme de esa manera, y mucho menos decirte lo que te dije, discúlpame por favor, pero estaba tan molesto…

Ca –Que no puedes controlarte, lo sé, y te entiendo, más que molesto estabas dolido, lo sé porque a mí también me dolió la actitud de George, se que a ti dolió mucho mas.

Al –Pero aun así, no debí hablarte de esa manera, por favor di que me disculpas.

Ca –Si príncipe, te disculpo, ven aquí, no ha pasado nada.

Al –Mi amor, gracias –beso

Ca –Escuche que había risas en la habitación, significa que se arreglaron?

Al –Si, gracias a ti, al fin pude decirle papa, sin que me riñera, cuando lo dije me sentí tan bien, nunca pensé que una palabra pudiera ser tan fuerte.

Ca –Puedo imaginarme que surgió el mismo efecto en él.

Al –Si, hablaste tu también con él, cierto?

Ca –Si, le explique el porque para nosotros era necesario poder decirle a alguien esa palabra y parece que me entendió.

Al –No sabes cómo agradezco que tu vida y la mía sean tan similares y que tu, especialmente tu, estés conmigo.

Ca –Porque dices eso?

Al –Porque si no fuera así, tu no sabrías como me siento, no entenderías la importancia de esa palabra, y si alguien más estuviera conmigo, al no saber cómo me siento, no hubiera hecho nada, y no sé como hubiera acabado todo.

Ca –En ese caso también me alegro de lo mismo, ambos nos entendemos bien, pero ya quita esa cara, sonríe por favor, eres mucho más guapo cuando sonríes.

Jajajaja

——————————————————————————————————–

Por fin el día de la gran boda había llegado, la mansión Lakewood era todo movimiento aquella mañana, como el número de invitados ya no cabía en el gran salón, la recepción tuvo que mudarse al jardín, y colocar lo que hiciera falta para prevenir la lluvia, en el portal de las rosas todo estaba ya arreglado, las sillas colocadas, la mesa del sacerdote, el arco con flores, la decoración, todo estaba esplendoroso.

Albert se encontraba solo en su habitación, pues siguiendo la costumbre de que el novio no puede ver a la novia ese día, antes de la ceremonia, Candy se había instalado con Annie. Así que él simplemente se limitaba a mirar por la ventana.

Toc toc.

Al –Adelante.

St –Ya todo está terminado, dentro de un momento los invitados comenzaran a llegar, pero tú te vez muy tranquilo.

Al –Lo estoy.

St –Sera que Archie me ha contagiado, pero yo estoy sumamente nervioso.

Al –Pero porque?

St –Porque?, porque?, jajaja, en realidad no lo sé.

Jajajaja

Al –Ya todo está listo, el lugar de la ceremonia, el jardín, la recepción, la comida, la novia a dos puertas de distancia, incluso la prensa, afortunadamente la tía accedió a que solo fueran dos los diarios que vinieran y no todos como ella deseaba.

St –Menos mal, esto sería un circo.

Al –Ya viste por todo lo que tendrás que pasar dentro de unos meses?

St –Ni me digas, solo porque realmente deseo casarme con Patty y verla llegar al altar con su vestido, si no, me la robaría a México.

Jajajaja

St –Y cuando partirán hacia África?

Al –No lo sé, Archie y George aun no puede retomar el ritmo en la oficina y no quiero dejarte toda la carga a ti.

St –Te agradezco, pensé que tendría fuertes dolores de cabeza en los próximos meses, pero no me dirás que no tendrán viaje de bodas.

Al –En realidad no hemos hablado de eso, supongo que iremos por aquí cerca una semana.

St –Es una lástima, solo espero que no decidan irse a África cerca de la fecha de mi boda.

Al –Como puedes pensar eso! De ninguna manera nos ausentaríamos.

Los jóvenes se quedaron platicando y mientras en la habitación de las chicas.

An –Candy te vez tan hermosa.

Pa –El vestido se te ve divino.

SE –En realidad eres una muy bella novia hija.

Ca –Gracias tía, gracias chicas, todas ustedes también se ven muy lindas.

An –Ya faltan menos de dos horas, los invitados no deben tardar, estoy tan nerviosa.

Pa –Yo también.

Ca –Yo solo espero no decir algo equivocado cuando me pregunte el sacerdote.

SE –Mientras digas que aceptas a William por esposo, todo estará bien.

Jajajaja.

SE –Annie, Patty, pueden dejarnos solas unos minutos por favor.

An Pa –Si.

Cuando ya se encontraban a solas…

SE –Candy, hija, me alegro tanto de que seas tú quien se case con William, que todo lo que había pensado decirte se me ha olvidado, pero te agradezco que

aceptaras vivir aquí en Lakewood, cuando William te lo pidió, nunca hubiera podido tener a mi familia completa y feliz si no hubiera sido por ti, Stear, regreso de Francia, Archie de Londres y Neal está completamente cambiado y me siento orgullosa de él, a demás de que William es muy feliz, también yo he cambiado mucho, y todo te lo debemos a ti, a tu corazón y tu alegría.

Me has hecho darme cuenta de que el apellido o la posición, no importan en una persona, sino más bien su forma de ser y de comportarse ante los demás y las circunstancias que se le presentan, te quiero mucho Candy y deseo que seas muy feliz aquí con tu familia.

Ca –Tía Elroy!

SE –No llores, no llores, no puedes arruinar tu maquillaje, y me vas a hacer llorar a mí, no debemos llorar, pediré a las chicas que entren.

Una vez estando todas reunidas, las chicas fueron por algo que tenían guardado para ese momento.

SE –Para seguir las tradiciones; ya tienes algo nuevo: tu vestido

Pa –Algo prestado –El rosario de mi abuela.

Al –Algo viejo –Tu broche de la insignia Andrew, que has llevado desde aquel día en la colina.

SE – Y algo azul; -La Señora Elroy abrió un estuche que contenía un hermoso juego de collar con la insignia Andrew al centro, pendientes y brazalete de zafiros, y dijo –Esta joyería ha sido utilizada en las bodas de mi abuela, mi madre, mi hermano y ahora en la tuya, espero que seas tan feliz como ellas lo fueron, estoy segura de que serás una gran señora Andrew y pondrás el nombre de nuestra familia en alto.

Ca –Si usted sigue enseñándome como hacer eso, daré lo mejor de mí, tía Elroy.

Todas tenían lágrimas en los ojos, pues aquel momento era muy emotivo.

SE –Basta, no debemos llorar, recuerden que hay que lucir bien.

Toc toc.

SE –Adelante.

Do –Señora Elroy, los invitados comienzan a llegar.

Candy, Patty y Annie, gritaron por los nervios y rieron alegremente, mientras en el pasillo Albert, Stear y Archie salían de la habitación principal.

St –Y esos gritos?

Ar –Las mujeres gritan por cualquier cosa

Al –Dorothy porque gritaron las chicas?

Do –Acabo de avisarles que los invitados están llegando ya.

Ar –QUE???

Albert y Stear voltearon a verse después del grito de Archie y comenzaron a reírse

Jajajaja

Ar –Y ustedes de que se ríen?

Al –De que solo las mujeres gritan por cualquier cosa.

Jajajaja.

Los chicos bajaban y Dorothy los alcanzo nuevamente.

Do –Señor William esto es para usted, -dijo mientras extendía una tarjeta. –Lo esperan en la biblioteca.

Al –Gracias Dorothy.

Albert Quisiera charlar contigo TG.

Al –Adelántense iré en un momento.

Albert entro a la biblioteca y dijo –Veo que te atiendes solo.

Te –No te molestara o sí?, tenía yo sed.

Al –De ninguna manera, como estas? Me alegra que hayas venido.

Te –No pensaras que me perdería la boda de mis mejores amigos.

Al –Y Susana? está afuera?

Te –Susana? No, pensé que ya lo habrías leído.

Al –Leído qué?

Te –Donde has estado estos últimos meses? Desde finales de Mayo Susana y yo nos separamos fue la noticia principal de los diarios.

Al –Lo siento no sabía eso, con el accidente de Archie y George, no estuve muy enterado de nada.

Te –Si supe eso, me alegra que ya estén bien.

Al –Pero te veo muy bien, no te afecto en realidad o sí?

Te –Sabes bien que no amaba a Susana como ella hubiese querido, así que en realidad no me afecto.

Al –Pero que sucedió?

Te –Cuando Susana dejo de sentir lástima por sí misma, comenzó a ir al hospital donde le colocaron un aparato para que pudiera caminar nuevamente, con el tiempo se sintió más segura, pero aun así iba al hospital muy seguido, después de todo, resulto que se había enamorado del doctor que la convenció del aparato y pues decidió hacer su vida con él.

Al –Un doctor, que irónico.

Te –Porque dices eso?

Al –Porque antes de decirle a Candy lo que siento por ella, pensé que la perdería también con un doctor.

Jajajaja.

Al –No esperaba que llegaras tan temprano, de hecho pensé que harías una entrada a tu estilo, durante la ceremonia.

Te –Tengo que comportarme después de todo soy uno de los padrinos del gran señor Andrew.

Jajajaja.

Te –En realidad deseaba hablar contigo antes de la ceremonia.

Al –Algo en especial?

Te –Solo pedirte que hagas muy feliz a Candy y que la cuides mucho, se que la amas y estoy seguro de que lo harás

Al –Aun la amas cierto?

Te –Si, aun la amo y creo que siempre la amare de alguna forma, pero ambos tomamos una decisión y aunque me cueste aceptarlo, ella hizo su vida y yo tengo que respetar eso.

Al –Debo preocuparme?

Te –En lo absoluto, se que ella encontró al mejor hombre y que será muy feliz a su lado, así que no tienes de que preocuparte, o bueno tal vez, si ustedes dos, algún día, no se entienden, o ella se acuerda de mi, pues ….-dijo algo burlón.

Al –Te odio!

Jajajaja

Te –No amigo, no tienes nada de qué preocuparte no podría yo hacerle daño a mi hermano.

Al –Te lo agradezco, pero tú debes prometernos una cosa.

Te –Te escucho

Al –No dejaras de visitarnos cuando puedas, y pasaras algunas de tus vacaciones aquí, a demás, quiero que tus sobrinos te conozcan y deseo verlos jugar contigo.

Te –Te prometo que así será, ustedes también son mi familia, y no me alejare.

Un gran abrazo se dio entre ambos y después salieron para recibir a los invitados.

El tiempo paso y el gran momento llego, todos se encontraban ya sentados en sus lugares, el novio en el altar, George, Stear, Terry y Archie junto a él y solo faltaba que la marcha nupcial comenzara para que la novia saliera.

An –Ya están afuera, estas lista?

Ca –Si!

SE –Pero Candy no puedes salir sola, quien te llevara al altar?

Ca –Como?, lo olvide, no se lo pedí a nadie.

An Pa SE –Candy!

La música comenzaba a sonar y los 4 jóvenes pasaron saliva al escucharla, y George solo sonrió al verlos.

SE –Patty detén la música!.

Patty salió corriendo y pidió la detuvieran, los chicos vieron aquella escena y se voltearon a ver unos a los otros.

St –Que está pasando?

Ar –Algo malo seguramente.

Te –Cállate Archie.

Al –Sera algún detalle del vestido, verdad?

Ge –Tranquilícense todos.

__________________________________________________________________

SE –A quien traemos?

Ca –No lo sé no se me ocurre nadie.

Pa –El padre de Tomm

An –No! Es tan nervioso que seguro se desmayara antes de llegar.

Pa –George?

SE –El está con William.

Ca –El señor Cartwrith?

An –No lo vi llegar.

Pa –Quien?, quien?, tenemos que decidirlo rápido.

Ca –Annie, tu papa!

An –Si! Iré por él.

Annie salió y camino nerviosamente por el pasillo, ya que sus papas se encontraban casi hasta adelante.

__________________________________________________________________

Ar –Annie viene para acá.

St –Que habrá pasado?

Al –Tal vez la tía se sintió mal.

Te –Se detuvo.

Ge –Tranquilos.

Annie se detuvo y pidió a su padre que la acompañara ante la mirada de todos, el Señor Britter sin comprender aquello le acompaño.

__________________________________________________________________

Ar –A donde van?

St –No lo sé.

Te –Esto está muy raro

Al –Ahora si me estoy poniendo nervioso.

Ge –Quédense quietos yo iré a ver qué sucede.

George se disponía a moverse cuando la música comenzó de nuevo y los 5 suspiraron de tranquilidad.

Annie y Patty salieron primero, vestidas elegantemente con sus vestidos azul cielo, la Tía Elroy salió por el otro lado del adaptado privado y se sentó hasta el frente, viendo como aquellos 4 jóvenes, movían sus manos nerviosamente y esperaban la salida de Candy.

Las chicas llegaron al altar y ocuparon sus lugares.

__________________________________________________________________

Ca –Señor Britter le agradezco que me lleve al altar, siento que se lo haya pedido de último momento.

Sr B –Es un honor para mí Candy, eres una hermana para Annie, así que me siento muy alagado por tu petición, me permitirías darte la bendición cuando lleguemos al altar?.

Ca –Si señor Britter y gracias.

LEER SIGUIENTE CAPÍTULO

Comentarios

comentarios

Check Also

LA PROMESA DEL OCÉANO… CAPITULO 3

CAPITULO 3 Voces lejos, muy lejos apenas perceptibles gritando con desesperación, unos brazos fuertes que …

20 comments

  1. aaaaaaaayyyyyyyyy que lindo por fa no tardes con el siguiente capitulo sssssssssssssssiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii

  2. Hermoso wuau espero el otro capitulo

  3. MUY EMOCIONANTE….. ME GUSTA MUCHO Y YO TAMBIEN YA ME PUSE NERVIOSA.

  4. AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHH!!!! ame como no te imaginas la ultima parte!! xDD
    ña conversacion de los chicos todo nervisos es taaaan genial! =)

    aunq igual creo que la hermana maria o la sñorita pony debieron de entregarla =/

    en fin.. esta super genial !!!

  5. Definitivamente esta es el capitulo que mas me hizo llorar.. reir. emocionarme.. realmente muy hermosa…. por favor no tardes en subir el siguiente….

    Eres la mejor

  6. ooo!!!! que lindo por favor no tardes en subir el próximo capitulo o me muero please
    esperare con ansias!!!

  7. QUE LINDO CAPITULO LLORE JURO QUE LLORE…..

  8. Que lindooooooooo ya quiero leer lo que pasara.
    me gusta mucho ¡¡te felicito!!

  9. Excelente.cap.

    La.boda,que.emocion!!!!!!!!!!!!!

    Candy.despistada.como.siempre.

  10. no, no,no,no haber, vamos entendiendonos, como que le pega a Albert???? que a este muchachito se le olvida que Albert es el tio abuelo???? que falta de respeto!!!! si se lo merecia pero……es el tio Abuelo!!!!! como se atrevio a pegarle???? bueno pero que lindo capitulo , por favor describe el vestido de Candy, de Ani , de Paty y la ropa de los muchachos!!!! que romantico!!!

  11. mmmmmmmm si me gusta perooooo creo k amo a terry jajja

  12. no se porque pero cuando lo estaba leyendo estaba perdiendo la respiracion ¡haayyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy! no se que decir estoy tan nerviosa quiero leeerrrr el siguiente capitulo cali es que es muy emocionante ya quiero que …. hay no se como decirlo esta padrisimo porfavor que no tarde.

  13. aaaaaaaaaaa mi diiooosss!!

    hermoso capitulo aaawww TERRY MI VIDA tan lindo y hermoso como siempre
    jajajajaja
    felicidades eee
    y espero con muchaz pero muchaz ansiaz el proximo capitulo
    NO TARDESS!!!

  14. Que emoción el día esperado por todas tus fans cali en especial tu servidora llegó que bien!!!!! hay no saben creo que los nervios se apoderaron de mi tambien, magnifico capitulo me gusto y muchisimo espero que pronto ya este publicado el siguiente capitulo mientras tanto tengo que sufrir por la espera…

  15. OYE!!!!!!!!!!! NO SE VALE DEJARNOS ASI CON LAS DUDA DE QUE PASO DESPUES TE PIDO POR FAVOR QUE ESCRIBAS LOS OTROS CAPITULOS Y LOS SUBAS PRONTO ERS MUY GENIAL HE.. INTERACTIVA CON MUCHA INCIATIVA Y POR FA DINOS A LAS CHICAS Y AMI CUANDO PODEMOS SEGIUR LEYENDO LOS SIGUIENTES CAPITULOS “””” SOLO ESPERO SEA MUY PRONTO””””” ¡ POR LO MENOS ESPERO YA LEERLO MAÑANA!!! JEJEJEE. ME ENCANTO TODO LO QUE HE LEIDO TATO QUE EN CADA CAITULO ME SENTI COMO SI YO ESTUVIESE VIVIENDO ESE MOMENTO Y POR FA CUANDO LO ESCRIBAS DESCRIBE COMO ERA EL VESTIDO DE DE NOVIA DE CANDY.. ¡¡¡¡¡ A LO MEJOR YO PIDA UNO IGUAL CUANDO ME CASE QUE POR CIERTO SERA MUY PRONTO POR LA IGLESIA AUNQUE YA LO ESTOY CIVIL Y QUIERO COMENTAR QUE DE ECHO A MI Y A MI ESPOSO NOS PASO UN POCO PARECIDO NUESTROMATRIMONIO AL IGUAL QUE CANDY BUENO LA CIRCUNSTANCIA FUERON DIFERENTES MI EPOSO Y YO NOS CASAMOS A ESCONDIDAS Y FUE UNA LINDA HISTORIA DE AMOR.. Y AL IGUAL QUE ELLA MI ESPOSO Y YO DORMIAMOS EN DIFERENTES LUGARES. EL EN LA CASA DE SUS PADRES PARA QUE NO SOSPECHARAN NADA Y YO EN LA MIA POR QUE NUESTRA FAMILIAS SE OPONIAN A QUE ESTUVIERAMOS JUNTOS HASTA QUE POR FIN ENTENDIERON DE QUE EL Y YO NOS AMAMOS Y QUERIAMOS ESTAR JUNTOS, CUANDO SE DIERON CUENTA CASI NOS MATAN A LOS DOS PERO DESPUES DEL FUROR QUE LES DIO LO ENTENDIERON DE UNA MANERA MUY LINDA.. Y ME ACEPTARON DESPUES DE TODO YO CREO QUE EL AMOR VERDADERO AUNQUE CUESTE ES EL MEJOR SI SOMOS VALIENTES Y NOS ATREVEMOS A VIVIR LO LINDO QUE ES AMAR DE VERDAD…. YO ME SENTI MUY RECONOCIDA CON LA HISTORIA DE CANDY Y LA QUE YO VIVI, TE AGRADEZCO POR HACERMA SENTIR ALGO QUE YA MUCHO NO SENTIA EL COMO AMO A MI ESPOSO,¿SABEN CUANTO LO MANTUVIMOS CALLADO? QUIEREN SABER, FUE CASI UN AÑO ENTERO, Y NO FUE FACIL PERO LA RECONPENSA FUE MUY ESPECIAL.. AHORA ESTOY A SU LADO.. JJEJE AUNQUE AVECES JODE!!!!!!!!!! JEJEJE NO ES CIERTO ES UNA BROMA EN FIN ES EL HOMBRE A QUIEN YO AMO Y DESO PASAR EL RESTO DE MI VIDA A SU LADO…

  16. OTRA COSA MAS SALUDES A UDS Y DE VERDA PORRRRRRRRRRRRRRRR FISSSSSSSSSSSSSSSSSS!!!!!!!!!!!!!!!!!!! ME FASINA LA NUEVA HISTORIA DE CANDY…

  17. que emocion como diria la Abuela Marta aunque tarde pero seimpre estoy al pendiente de cada capitulo de tu histori y porque no pusistes a la Señorita pony o a la Hermana Maria a que ayudaran a Candy creo que ellas se merecian es honor pero en fin, a que bueno que el señor Britter entrege a Candy ya que como en la Historia el ubiese deseado que ella fuera su hija adoptiva pero por cosas del destino no fue asi me alegra tanto estare esperando como todas las demas que subas la contimuacion no nos dejes con los mervios a flor de piel pliiiiisssssss y eres genial.

  18. meeee encanta…. es la mejor serie de animacion q e visto en mi vida la vi muchas veces y aun no me canso….

  19. Sabes la verdad esq esta un poco aburrida sin q candy o albert tengan un rival con quien pelear x el amor del otro eso es algo q deberias haberle puesto a tu historia xq asi todo es muy perfecto no creees?

  20. Estuvo muy sentimental y emocionante gracias. =)

Leave a Reply

Your email address will not be published.