Home / fanfics / Inicia una nueva vida Capítulo 41

Inicia una nueva vida Capítulo 41

CAPÍTULO 41

La Fe de Stear.

Las tres chicas salieron de las habitaciones de ellos y platicaron.

Ca –Albert dijo que era demasiado temprano.

Pa –Stear tenía frio

An –Archie ni siquiera me contesto.

Pa –Y si vamos nosotras?

Ca –Yo ya no podre dormir, así que por mi está bien.

An –Vamos entonces, nos veremos en 10 min aquí.

Las tres chicas se colocaron en el gimnasio y al ver tantas cosas no supieron por dónde empezar.

An –No tengo idea de que se hace con todas estas cosas, lo más que conozco es la bicicleta.

Ca –Y si nos aventuramos a hacer algo, podemos lastimarnos.

Pa –Sera mejor que salgamos a correr.

An –Estoy de acuerdo.

Ca –Vayamos por algo más de taparnos aun es muy temprano.

Las chicas se animaron y salieron a correr, cuando consideraron que era una buena distancia, regresaron entonces, y entraron a la cocina.

Al –Me canse, pero me siento muy bien.

Ca –Se me ocurrió algo para que estos tres flojos se levanten y hagan ejercicio con nosotras.

Pa –Que tienes planeado?.

Candy comento su plan, y después de tomar un jugo subieron a bañarse.

Las chicas se bañaron y bajaron a desayunar tranquilamente sin comentar nada de que no se habían levantado ellos. Después de desayunar:

Ca –Annie, Patty, están listas, será mejor que nos vayamos ya.

Ar –A donde van?

An –Con el gimnasio instalado, se nos antojo hacer algo de ejercicio, pero nos faltan algunas cosas para empezar, así que nosotras 3 iremos a buscarlo.

St –Pues entonces vayamos todos.

Pa –No, en esta ocasión seremos solo las chicas, así que nos vemos más tarde

Las chicas se despidieron y se fueron.

Al –Alguno de ustedes se levanto par ir al gimnasio, yo tenía mucho sueño

St –Y yo frio

Ar –A mí nadie me aviso.

Al –Vamos a correr?

St –Ahorita?, después de desayunar, no, olvídalo.

Después de platicar y ponerse de acuerdo en que harían se fueron a sus respectivas actividades.

Después de un par de horas, las chicas regresaron, con apenas una bolsa cada una, y también se fueron a sus actividades del día, ya para la cena.

Al –Bueno queremos ver que compraron.

De las bolsas sacaron algunas toallas pequeñas y un par de tenis cada una.

Ar –Eso es todo?

Ca –No, a decir verdad el otro artículo lo traerán mañana, no les molesta si usamos su gimnasio mañana?

Como los chicos sabían que ellas no sabían utilizar ninguno de los aparatos allí instalados, se voltearon a ver como para reírse y.

Al –No, claro que no hay problema, úsenlo.

A la mañana siguiente las chicas se levantaron un poco más tarde, 6:45, y aunque utilizarían ropa deportiva se arreglaron un poco más de la cuenta, Albert se dio cuenta de eso.

Al –Candy, solo van al gimnasio dentro de la casa, para que te arreglas, tendrás que ducharte después.

Ca –Es bueno siempre mantenerse arreglada, pero duérmete, nos vernos más tarde y diciendo eso se puso un poco de perfume, regreso a darle un beso a Albert y salió.

Al –Mujeres, me dormiré un rato más.

Las chicas se reunieron y bajaron a la sala a esperar su pedido, cuando llego tan esperado producto Candy llamo a Dorothy.

Ca –Recuerda, tienes que llegar a mi habitación, tocar y entrar, porque seguramente Albert se habrá vuelto a dormir, cuando te conteste le dices que el instructor ya llego y que me busca, de acuerdo?

Do –Si Candy

Ca –Hola buenos días, Eduard verdad?.

Aquel hombre alto bien parecido de piel bronceada y con un cuerpo atlético saludo amablemente a las chicas, ellas habían platicado con él el día anterior, comentándole cual era el plan de su contratación y él, muy divertido accedió.

Ca –Eduard, puedes entonces ayudarnos con este juego?

Ed –Si Candy, ya sé que hacer.

Toc toc.

Toc toc.

Al –Adelante.

Do –Buenos días señor William, busco a la señorita Candy.

Al –Ella bajo al gimnasio con Annie y Patty.

Do –Bueno entonces le diré al instructor que pase.

Al –Instructor?, cual instructor?

Do –Se llama Eduard, me comenta que ayer las señoritas solicitaron sus servicios y pues ya está aquí.

Al –Bajare en un momento.

Dorothy bajo y comento a las chicas lo sucedido.

Ed –Comenzaremos con un calentamiento, y no se preocupen sé lo que debemos hacer, si les molesta algo por favor no duden en decírmelo.

Ellas y Eduard entraron al gimnasio y comenzaron a calentar, unos minutos después Albert bajo y al no ver a nadie llamo a Dorothy.

Do –Si señor?

Al –Y el instructor?

Do –Ya está con las señoritas en el gimnasio.

Al –Gracias

Albert se dirigió al gimnasio, toco y en ese momento escucho unas risas, volvió a tocar y entro, casualmente (o más bien sabiendo que sería Albert el primero en bajar) Eduard estaba instalado en uno de los aparatos ayudando a Candy con su rutina, pero de una forma demasiado amable.

Al –Buenos días.

Ellas y él –Buenos días.

Como ninguno dejo de hacer su rutina, Albert se quedo parado en la puerta, viendo aquella escena.

Ed –Lo haces muy bien Candy, aunque en realidad no necesitas trabajar mucho las piernas, son fuertes y me imagino que con un vestido corto se verán muy hermosas –dijo galante y coquetamente.

Albert escucho aquello y los celos le hicieron fruncir el seño, la ceja de costumbre se levanto y se dirigió hacia ellos.

Al –Buenos días Amor!

Ca –Albert buenos días, déjame presentarte a Eduard.

Cuando aquel joven se levanto, resulto ser más alto que Albert y por obvias razones mucho más musculoso que él, lo que al principio causo sorpresa en Albert.

Ed –Que tal mi nombre es Eduard, un gusto.

Al –Que tal, soy Albert, es una sorpresa verlo por aquí, no sabía que habíamos solicitado un instructor, dijo mientras miraba a Candy.

An –Eduard, termine mi rutina, podrías decirme que mas hacer por favor?

Ed –Con gusto Annie.

Se veía que aquel joven era galante, pero demasiado para el gusto de Albert.

Al –Candy porque no me comentaste que vendría un instructor?

Ca –Lo olvide, ayer que fuimos de compras él nos atendió y nos pregunto si sabíamos que ejercicios realizar, después de platicar con él nos dimos cuenta de que no sabíamos nada, y le pedimos que nos ayudara, él muy amablemente accedió a venir a esta hora para mostrarnos que hacer.

Al –Ya veo.

Ed –Candy, continua con tu rutina, no te enfríes.

Ca –Si Eduard, amor, te veo en el desayuno, bye.

Albert comprendió que no debía estar allí, aunque en realidad no le agradaba mucho la idea de salir, pero lo hizo.

Desde afuera se escuchaba la conversación y las risas de las chicas.

Al –Es bueno mantenerse arreglada, aja.

Albert subió a bañarse y bajo para desayunar, cuando llego al comedor Archie y Stear ya estaban allí.

Al –Buenos días

Ar –Por lo visto hoy todo mundo se quedo dormido.

Al –Lo dices por las chicas?

St –Pues ni una ha bajado.

Al –Se estarán duchando después de su ejercicio en el gimnasio.

Ar –No lo creo, seguramente entraron y no pudieron hacer nada.

Al –Eso crees tú.

Las chicas bajaron juntas y arregladas.

Ellas –Buenos días.

Ellos –Buenos días.

Al –Que tal su primer día de ejercicio?.

Pa –Cansado pero divertido.

An –Muy placentero.

Ca –Muy divertido.

Ar –Bueno, pero tómenlo con calma, ese tipo de ejercicios sin saber cómo se hacen pude resultar dañino, seguramente mañana les dolerá todo.

An –Eduard nos dijo lo mismo, por eso mañana traerá algunos aceites para darnos un masaje en caso de que algo nos duela.

Pa –A mí ya me duele la espalda. –dijo pícaramente

Ellas –jajaja

St –Quien es Eduard?

Ca –Nuestro instructor.

Ar –Cual instructor?

Las chicas comentaron lo del instructor, y Albert solo miraba a todos algo divertido y celoso también, pero mañana si se levantaría para hacer ejercicio.

Por la noche, después de la cena.

Pa –Yo me voy a dormir, mañana nos levantaremos temprano, y no quiero llegar tarde a la sesión.

An –Es cierto será mejor que nos acostemos, Candy puedes subir conmigo un momento?

Ca –Si vamos.

Ellas se despidieron y se fueron, ellos comentaron que ….

Ar –Tu sabes algo con respecto a ese instructor del que hablaron en la mañana cierto?

Al –Si, lo sé.

St –Bueno pues dinos.

Al –Solo les diré que es muuy amable –enfatizando esto último-

Ar –Que quieres decir con eso?

Al –Quiero decir, que mañana si pienso levantarme al gimnasio.

St –Tu tono de voz no me agrada, como es el tipo ese?

Al –Mas alto que yo y se ve que pasa gran parte del día en el gimnasio.

Ar –Bueno, pero ese es su trabajo.

Al –A ellas no les parece de mal ver, ustedes no lo notaron, pero que yo sepa las mujeres no se arreglan ni se perfuman para ir a hacer ejercicio.

St –Que dices?, te parece que el tipo es bien parecido?

Al –Si, algo así, por lo menos ellas están a gusto con él.

Ar –En cuanto te levantes mañana, me avisas

St –A mi también.

Ca –Y bien, creen que haya funcionado?.

Pa –Seguro mañana si se levantan.

An –Pero no hay que dejar esto así como así.

Ca –Claro que no, mañana saldremos a correr.

Pa –Entonces yo me lastimare la pierna?

An –Así es.

Ca –Pero si pienso dejarme dar un masaje, entre este ejercicio y el hospital, la verdad me siento algo cansada.

An –Bueno, entonces yo lo pediré pasado mañana.

Al día siguiente 06:30 am, Candy salió sigilosamente de su habitación, para no despertar a Albert.

Eduard llego y los cuatro fueron al gimnasio.

Ed –Sus planes van como quieren?

Ca –Si, pero aun no hay que dejar esto por la paz.

Ed –Bueno, ustedes dirán que hacemos hoy.

Ca –Yo si quiero un masaje, podrías darme uno?

Ed –Si Candy.

A las 07:00:

Al –Candy, buenos días amor. Candy? Me quede dormido!

Albert se levanto y se vistió, saliendo a toda prisa, despertó a Archie y Stear y dijo los esperaría abajo.

Toc toc.

Ca –Un momento por favor.

Annie salió del gimnasio y vio a Albert.

An –Buenos días Albert.

Al –Buenos días, espero que aun sea tiempo para trabajar un rato aquí.

An –Solo deja que terminen de darle su masaje a Candy y listo.

Al –Masaje?, cual masaje?

An –Se sentía algo cansada, así que Eduard ofreció quitarle la tensión, no tardara, espera unos minutos, saldremos en seguida.

Archie y Stear bajaron en cuanto pudieron.

Ar –Que haces afuera?

Al –Esperando a que terminen el masaje de Candy? –dijo de forma sarcástica.

St –Que?

La puerta se escucho, y ellas salieron.

Ellas –Buenos días, que hacen levantados tan temprano?

Ar –Pues como dijeron que había instructor, pues decidimos bajar.

Eduard se presento y ellos con él.

Archie lo miro y solo abrió los ojos sorprendido de lo que veía.

Ed –Pues adelante, el gimnasio es todo suyo, nosotros iremos a correr, que tengan buen día, señoritas, vamos, ya calentaron y no deben enfriarse.

Ellas –Adiós.

Ellos se quedaron allí parados viendo como Eduard ofrecía sus dos brazos a Annie y Patty.

Ar –Que diab…

Al –Tranquilízate.

St –Que sucede?

Ar –El instructor lleva del brazo a Annie y Patty –dijo apretando los dientes.

St –A Patty?, pero…

Al –Tu también cálmate.

Candy salió del gimnasio.

Ca –Buenos días.

Al –Buenos días, donde estabas?

Ca –Terminando de ponerme mi ropa, ahora voy a correr, nos vemos en un rato.

Albert solo se quedo allí parado sin decir nada, porque los dientes los tenía bastante apretados también.

Ar –No piensas decir nada?

Al –Venimos a hacer ejercicio, así que entremos! Dijo algo molesto.

St –Pero…

Stear no pudo decir nada porque Archie le dijo que entrara ya que Albert lo había hecho.

Un momento más tarde, se escuchaban voces en la casa.

Ca –En la sala estará bien, iré por tu maleta Eduard.

Candy toco y entro al gimnasio.

Ca –Lo siento chicos, solo vengo por la maleta de Eduard, Patty se lastimo y necesita algo de aquí.

St –Que le paso?

Ca –No es grave, parece que se dio un tirón en la pierna, Eduard le dará un masaje y listo

St –Voy para allá.

Candy salió, y de tras de ella los chicos.

Stear se coloco junto a Archie.

St –Dime todo lo que pasa.

Ar –Patty se quedo en short, y él le está dando un masaje en la pantorrilla.

Stear apretó fuertemente su bastón por un lado, y la playera de su hermano con la otra mano.

Ed –Fue solo un calambre, estarás bien, pero debo aplicarte el mismo aceite en la otra pierna.

Pa –Esta bien.

St –Que?

Ed –Albert que ustedes no habían comenzado a hacer ejercicio?

Al –Si.

Ed –Pues deben continuar no es bueno que se enfríen.

St –Solo esperare a que Patty esté bien.

Pa –Estoy bien.

Ed –Solo tiene que descansar un momento, quieres quedarte aquí? o puedes hacerlo en tu habitación.

Pa –Pero no puedo subir.

Ed –Si quieres puedo cargarte yo.

St –No! No será necesario, pediré que prendan la chimenea y que le traigan lo necesario para que este cómoda aquí, regresare en un momento para estar con ella.

Al –Eduard, porque no hablamos un momento, nos interesa saber si también puedes coordinarnos a nosotros.

Eduard y los jóvenes salieron de la sala y ellas se quedaron allí.

Pa –Me encanto la reacción de Stear.

An –La de todos, viste sus caras?

Ca –Archie le comentaba a Stear lo del masaje en tu pierna, y que cara puso.

Jajaja

An –Seguro que con eso tienen para levantarse a partir de mañana.

Después de un rato, Stear llego con Patty, y dijo no irían al instituto hoy, los demás hicieron sus actividades normales, y por la noche en la cena.

Ca –Bueno en la mañana ya no nos comentaron que fue lo que hablaron con Eduard.

Al –Que en lugar de tener 3 alumnas tendría 6 pupilos, acordamos rutinas para cada uno y a partir de mañana comenzaremos.

Después de la plática cada uno se fue a su habitación.

Al –Te ves más relajada.

Ca –El masaje me sirvió, fue muy placentero.

Al –mmm

Ca –Estas molesto?

Al –No porque?

Candy noto su forma de actuar y se acerco a él

Ca –Tu estas molesto por algo!

Al –No

Ca –Si no me dices te hare cosquillas

Al –Esta bien, me doy, no molesto, solo algo celoso.

Ca –Celoso?

Al –Hablas de ese masaje y no quiero imaginármelo, eso me incomoda.

Ca –Es solo un masaje, pero si he de serte sincera hay unas manos que me encantan.

Al –A si?

Ca –Si, pero ahora están algo enojadas.

Ese coqueteo y juego entre la pareja se prolongo, hasta convertirse en algo mas, pero no como hubiesen querido, pues Candy había pedido a Albert que no deseaba pasar por lo de la ultima vez, así que tan solo pasaron un rato mas juntos y se durmieron, A la mañana siguiente y algunas otras más, los 6 jóvenes hicieron ejercicio, unos corrían, otros en el gimnasio, pero los 6 la pasaban muy bien.

El Tiempo pasaba, los fríos se iban y Marzo llegaba, los jóvenes habían ya adoptado la agradable rutina del ejercicio diario, y aunque de vez en cuando alguna desvelada les evitaba levantarse al día siguiente, normalmente no dejaban su acondicionamiento físico.

St –En este tiempo que llevamos de ejercicio, realmente me he sentido muy bien, no pensé que también podría yo llegar a correr, pero me agrada.

Ar –Si, la verdad si nos hacía falta, ya no siento ajustada mi ropa, ahora si se ve bien.

St –Nunca cambiaras verdad?

Jajajaja

Al –Yo comparto la opinión de Archie.

Ca –Tanto que ya ni saco ni chaqueta usa.

Al –Bueno ya hace calor

Jajajaja

George llego en ese momento, junto con 2 personas más.

Ge –Señor William podría venir por favor.

Ya apartados de los otros jóvenes.

Al –Esta todo terminado?

Ge –Si, de hecho esta lista para usarse.

Al –Genial, en los vestidores está todo listo?

Ge –Si señor.

Al –Iremos para allá.

Cuando Albert regreso les comento a los otros chicos…

Al –Oigan yo tengo calor y hoy no hay planes o sí?

Archie y Stear sabían de qué había hablado George con él, así que seguirían el juego.

Ar –Que propones, vamos a cabalgar?

St –O un día de campo?

Al –Yo tengo otra opción, vamos.

Ca –Pero tenemos que ir por las cosas.

Al –No es necesario.

Todos salieron y se dirigieron juntos al solario.

Pa –Venimos aquí?, por fin nos van a decir cuál es el tan guardado secreto.

Ar –Pero tienen que cerrar los ojos.

Los chicos abrieron las puertas, era un lugar genial, el techo del lugar era igual que el del solario, todo con vidrios, así que se podía ver el cielo mientras se disfrutaba de la alberca, una grande, de cómo 10 metros de largo, algo para poder hacer ejercicio también, estaba construida a desnivel, así que cualquiera podía quedarse en el área que escogiera, en uno de los lados fuera de la alberca, había

una especie de sala, con sillas de descanso adecuadas para un área de nado, al final estaban los vestidores y detrás de una de esas puertas el acceso al nuevo gimnasio. Cuando entraron todos, ellos contaron hasta tres para que las chicas abrieran los ojos

An –Una alberca, es maravilloso.

Ca –Y con este calor, es genial

Pa –Sera muy divertido.

Ar –Realmente quedo muy bien.

Ca –Cuando planearon todo esto?.

Al –Cuando iniciamos con la idea del ejercicio y estábamos en la tienda.

Ar –Annie, tu mencionaste que te gustaba nadar pero no ir al club, así que pensamos en poner una aquí.

An –En serio?, gracias, esto es genial.

Al –Como a todos nos gusta nadar, será placentero pasar los días aquí.

St –Y que estamos esperando, cambiémonos de ropa y estrenemos.

Ca –Iremos a cambiarnos.

Al –Porque no averiguan que hay ya en los vestidores?

Todos se dirigieron a los vestidores y vieron trajes nuevos para cada uno, así que se cambiaron y regresaron para darse un chapuzón.

Ar –El agua esta deliciosa.

Pa –Apenas para el calor que está haciendo.

Ca –La tía Elroy también está enterada de esto?

Al –No queríamos descubrir la sorpresa, así que no se lo dijimos, lástima que decidió irse a Florida a descansar.

Pa –Tengo sed, Stear vamos por algo de beber?

St –Si vamos.

Los chicos salieron de la alberca y se dirigieron a la casa.

Ca –Patty me pidió que les comentara que el próximo mes es cumpleaños de Stear.

Ar –Si, el 1 de Abril.

Ca –Quiere que organicemos algo pequeño para ese día.

An –Algo pequeño?.

Ar –Desde que regreso no le gustan las multitudes, prefiere las reuniones pequeñas, como ahora se concentra más en los sonidos, dice que a veces le duele la cabeza con tantas voces y sonidos.

An –Por cierto que ha dicho el doctor, recuperara la vista?

Ca –Aun no se sabe, los estudios que le han hecho dicen que es una posibilidad, pero solo eso.

Al –Lamentablemente la cirugía aun no es muy segura que digamos.

Ar –Pero se ha adaptado bien. Aunque a veces se desespera.

Ca –Bueno, pero que vamos a hacer para ese día?

Los chicos planearon una reunión con solo ellos, Tomm y Neal, si podía venir.

An –Pero tenemos que ver bien que día hacerla, recuerda Candy que ya tienes citas asignadas para la prueba de tu vestido, y nosotras también.

Ca –Es cierto, lo olvidaba.

Al –Allí vienen.

Ar –Entonces una competencia entre tú y yo, que dices Albert?

Al –Si quieres.

Los chicos pasaron la mañana y parte de la tarde en la alberca y mostraron el resto del lugar a las chicas.

Ca –La tía Elroy ya no se molestara por que usamos su salón de té para el gimnasio.

Al –Ni lo digas, recuerdo ese sermón.

Ar –Pero lo que nunca olvidare fue cuando saco el fuete del cajón, pensé que lo usaría igual que la tía Esperanza.

Al –Es cierto, nunca pensé que hiciera una broma como esa.

Jajajaja

Los días siguientes la alberca fue utilizada e intercalada con el gimnasio en su nueva ubicación, Eduard ya no iba diario sino solo una o dos veces por semana, y ya los chicos se habían acostumbrado a su presencia.

Una de las noches en que todos estaban tranquilos ya en sus habitaciones y después de las 23:00

Toc toc.

Toc toc.

Albert se levanto de su cama y abrió la puerta aun algo dormido.

Pa –Siento despertarte Albert pero estoy preocupada.

Al –Que sucede Patty? pasa.

Candy escucho las voces y despertó

Ca –Sucede algo?

Pa –Es que Stear no está en su habitación.

Al –Como?

Pa –Desde que trajo la imagen de la virgen, sale todas las noches a la capilla para rezar, y desde que vivo aquí, siempre pasa a mi habitación a darme las buenas noches, algunas veces se retrasa, pero siempre pasa.

Ca –Y hoy no?

Pa –Me quede dormida esperándolo, pensé que ya había pasado, pero no me quede tranquila sin saber si había regresado, así que me asome a su habitación y él no está, quiero ir a buscarlo a la capilla, pero no me atrevo a ir sola.

Al –Iremos contigo. Vamos.

Candy y Albert se pusieron sus batas y salieron, en la capilla vieron luz, y entraron, en el piso junto a la imagen de la virgen, Stear estaba tirado.

Pa –Stear!

Los tres se aproximaron y Candy reviso a Stear.

Ca –Respira pero no responde, será mejor que vayamos al hospital.

Al –Yo lo cargare, vayan por John o Frank y que traigan un auto.

Pa –Iré yo.

Ca –Iré por Archie, tiene que saberlo

Todos se reunieron en el vestíbulo y Joshua llego corriendo.

Jh –El auto está afuera señor

Al –Y John?

Jh –Si me permite yo los llevare señor.

Al –Esta bien, vamos. Archie lleva el otro auto y ve con Patty.

Ar –Si, vamos.

Cuando llegaron a San Julián, Candy entro con Stear, mientras los otros esperaban afuera.

Pa –Que tendrá?, si no me hubiera dormido.

Al –Cálmate Patty, pronto sabremos que tiene.

Dentro de la habitación el doctor revisaba a Stear, y en ese momento despertó.

St –Ouch mi cabeza, me duele mucho, ouch.

Ca –Tranquilo Stear vas a estar bien.

St –Candy eres tú?

Ca –Si Stear, tranquilo, el Dr. Hanson te está revisando.

Dr. H –Dime si te duele esto

El doctor comenzó a examinar a Stear, y receto algunos medicamentos para quitarle el dolor, pero aun así tendría que permanecer en observación.

Cuando Stear se durmió, Candy y el Dr. hablaron

Ca –Que es lo que sucede?.

Dr. H –Parece una inflamación en su cabeza.

Ca –Es grave?

Dr. H –No lo sabremos hasta hacerle más estudios.

Ca –Avisare a los demás, puede alguien quedarse esta noche?

Dr. H –Si, pero solo una persona.

Ca –Si doctor.

Candy salió y les comento a los otros, Patty se quedaría esa noche con él en la habitación y los otros regresaron a casa.

Al día siguiente Albert tuvo que ir a la oficina pues había una junta pendiente, Archie y Candy fueron al hospital, Archie subió a la habitación y Candy fue a buscar al doctor.

Ar –Buenos días.

Pa –Buenos días Archie.

Ar –Como esta?

Pa –Hace un rato despertó, con mucho dolor de cabeza, le dieron medicamento nuevamente y se quedo dormido otra vez.

Ar –Te ha dicho algo el doctor?

Pa –No, hoy le harán unos estudios

Los días pasaron, la condición de Stear era estable pero los dolores de cabeza no se quitaban, los chicos se fueron rolando cada noche para que él no estuviera solo.

St –Candy?

Ca –Si Stear.

St –Tú debes saber qué es lo que está pasando, dime.

Ca –Aun no sabemos nada.

St –Ya son varios días, y estos dolores no se quitan, no soporto estar así, y que me tengan dormido tampoco es agradable.

Ca –No te desesperes, mañana nos dirán todo lo que saben hasta ahora, descansa.

St –No puedo, mi cabeza no deja de dolerme.

Ca –El medicamento no tardara en hacer efecto, relájate.

St –Crees que estos dolores serán permanentes?

Ca –No Stear, claro que no, tranquilízate por favor.

Al día siguiente todos estaban reunidos en la habitación de Stear esperando el resultado. El doctor llego y hablo sin demoras.

Dr. H –La condición de Stear se debe al golpe que sufrió en la guerra, por lo que nos dice, el ha estado haciendo ejercicio y entre ellos la natación, parece que eso ha modificado su condición de cómo estaba…

El doctor explico que sería necesario realizar una pequeña cirugía sencilla para eliminar lo que hacía que se presentaran los dolores de cabeza y con eso desaparecerían.

St –Pero no es riesgosa?

Dr. H –En lo absoluto, no es de rutina, pero tampoco implica gran riesgo, pero si es muy necesaria, si no esos dolores no se te quitaran.

Todos preguntaron las dudas que tenían, el Dr. contesto a todas y por fin acordaron la fecha de la cirugía.

Aquel día, todos estaban en el hospital incluso la tía Elroy.

SE –Aunque el doctor dijo que no era riesgosa, yo estoy muy preocupada.

Al –Todo saldrá bien tía, vera que pronto esto habrá pasado.

Patty y Annie se encontraban en la capilla del hospital rezando, Michael que sabía de la condición de Stear daba sus vueltas para preguntar sobre los resultados, incluso Neal, había mandado telegramas para saber sobre la condición de su primo.

Unas horas más tarde Candy salió.

Al –Como esta él?

Ca –El doctor me dice que todo salió bien, que solo tenemos que esperar a que despierte, en un rato mas lo pasaran a su habitación.

Al –Sera mejor que le avisemos a Patty, vamos.

Los chicos se reunieron en la habitación de Stear y lo esperaron, cuando llego aun estaba dormido, así que ellos se despidieron y se fueron, esa noche le tocaba a Albert quedarse.

Stear comenzó a quejarse y cada vez con más frecuencia, así que Albert llamo al médico de guardia, que le administro un calmante y lo mantuvo en observación.

A la mañana siguiente, Stear comenzó a despertar, Albert ya estaba despierto y bebía un té.

Al –Buenos días Stear.

St –Albert?

Al –Si

St –Buenos días, porque hay tanta luz?

Al –Como?

St –Esa luz es muy fuerte.

Al –Puedes distinguir la luz?

St –Claro que… la luz, puedo ver que hay luz, pero que es?

Albert fue por los doctores, quienes revisaron a su paciente.

Dr. H –Sus ojos reaccionan a la presencia de luz, eso no lo hacían antes, parece que la cirugía modifico algo en su vista, pero no sabemos qué tanto.

Al –Podría recuperar la vista?

Dr. H –No lo sabemos, pero si puede distinguir la luz, tal vez pueda ver más cosas.

Stear salió a los pocos días del hospital, los doctores recomendaron mantener su cuarto a oscuras y exponerlo poco a poco a la luz del día, con el paso de los días, su vista había regresado paulatinamente.

LEER SIGUIENTE CAPÍTULO

 

Comentarios

comentarios

Check Also

Un día de luna de miel 2

Un día de luna de miel (2) Por Manzana9 Otro día más de la luna …

14 comments

  1. aaaaaaa stear va a verr!!!! qee boniitoo!!!!
    aaaa ya duje qe AMO esta historiaa!!
    pz lo repito la AMOOOOO!!!

    AAA YA QUIERO VER EL OTRO CAPITULO
    te felicitoo sigue escribiendoo jejejeje

  2. Eso.se.llama.MILAGRO!!!!

    Nuevamente.magnifico,Cali.
    Me.fascino.este.cap.

  3. Si que emoción! stear Ya puede ver es la mejor noticia que me han dado en mucho tiempo jajaja perdón pero no me canso de decirlo es una gran historia y en lo personal me gusta que no haya tantos problemas la vida no está llena de ellos así que es maravillosa. En verdad, felicidades

  4. hhaaaaayyy que bueno que ya esta recuperando la vista que lindo me encanto este capitulo esta muy divertido felicidades

  5. HOLA!!!!!
    ESTA MUY LINDO TU FIC!!
    FELICIDADES ME ENCANTA….

  6. crei que iba hacer mas emocionante la recuperacion d la vista de stear

  7. OOO ke bello!!! me encantó el capitulo, felicidades por todo el trabajo ke has hecho.
    Por favor no dejes de escribir y compartir las historias ke escribes x ke realmente tienes talento.
    FELICIDADES!!

  8. yupiiiii siiiii queee bueno que stear ya va a poder ver eso es super mega padrisimo al fin se va a volver a sentir atravez de ster , hay como lo adoro
    yuuuuupiiiiiiiiii jejejeje que feliz capitulo!!!!!!!!

  9. haaaaayyyyy que lindo tambien eso asia falta que Stear bolviera a ver y asi va aser verdad, ahora a esperar la fiesta de su cumpleaños.

  10. GEIAL MARAVILLOSO CADA VEZ ME GUSTA MAS Y ME INTRIGA QUE PASARA EN EL SIGUIENTE CAPITULO!!!!

  11. super,es bueno que stear pueda ver a las chicas con su vestido de novia principalmente a paty, y despues a sus hijos, hasta luego tu fans y amiga

  12. HOLA SE QUE NO TE HABIA ESCRITO NINGUN COMENTARIO DESDE QUE EMPECE A LEER PERO DEJAME DECIRTE QUE ME GUSTA MUCHO TU HISTORIA Y MAS PORQUE AL DARLE EL TOQUE DE MEXICO ES MAS EMOCIONANTE E INTERESANTE TE FELICITO MUCHAS GRACIAS.

  13. hola es la primera vez que comento sobre este trabajo es muy bueno y bestoy tan metida en la historia que se olvida uno de hacer comentarios que bonito es tener una familia grande y muchos amigos , el cambio de nil fue muy bueno espero que eliza tambien tenga un cambio aunque eliza es eliza y ya

  14. Q padre q stear ya puede ver. Y q los chicos se animaron a ponerse en forma. 🙂 =)

Leave a Reply

Your email address will not be published.