Home / fanfics / Inicia una nueva vida Capítulo 40

Inicia una nueva vida Capítulo 40

CAPITULO 40

Sorpresa!!

Ca –Es que, es que la tía Elroy se molestara mucho conmigo, con nosotros, no sé qué hacer.

Al –Porque dices eso, que pasa?

Candy bajo la mirada y le dijo cual era su preocupación.

Al –Como? Estas segura de eso?

Ca –Es que ya son tres días de retraso y eso nunca me había pasado.

Al –Y por eso estas así?, por Dios, es la mejor noticia que he escuchado, mi amor!

Ca –Basta Albert! No está bien, la tía se molestara, que dirán los demás?, que sucederá con los planes?!.

Al –Candy, por favor tu y yo estamos casados, eso es lo que importa, no hicimos nada equivocadamente, alégrate por favor.

Ca –No estás molesto?

Al –Molesto?, no, claro que no, estoy más feliz que nunca, te amo, mi amor.

Ca –Pero que vamos a hacer.

Al –Gritarlo al cielo, estar felices, eso es lo que debemos de hacer.

Ca –Por favor Albert sabes a lo que me refiero.

Al –Esta bien, si quieres mañana mismo pediré a los diarios que publiquen una nota mandada por alguien donde digan que ayer en secreto nos casamos tu y yo, o que nos casamos hace mucho, lo que sea, pero no quiero que te mortifiques, alégrate por favor.

Ca –En serio no estás molesto?

Al –Contigo?, claro que no, es cosa de los dos en tal caso, pero no vez que estoy más feliz que nunca, sonríe por favor. Debemos ir a casa y decírselo a los demás, vamos.

Ca –Espera no, hasta mañana diremos algo, por favor.

Al –Porque hasta mañana?

Ca –Pedí en el hospital me hicieran una prueba, mañana me darán los resultados.

Al –Con esa prueba estaremos seguros?

Ca –Si.

Al –Entonces hasta mañana, pero no quiero que estés triste o preocupada por favor, es lo que hemos deseado para nosotros no es así?

Ca –Si, pero la tía…

Al –Se que se molestara al principio por los planes, pero te aseguro que estará también feliz, vamos sonríe, muéstrame que también estas feliz, porque estas feliz o no?

Ca –Mas preocupada por tu reacción, pero viéndote así, si, estoy feliz.

Albert se recostó viendo el cielo y suspiro

Al –Es increíble, papa!, voy a ser Padre? No puedo creerlo.

Ca –Me tranquiliza verte así, y me alegro de ello.

Al –Espero que sea niña, o lo que sea, de cualquier forma será mi hijo, bueno nuestro hijo.

Albert volteo hacia Candy y la abrazo por la cintura, aproximándose a su abdomen.

Al –Serás el mas bienvenido bebe de este mundo.

Ca –Príncipe!

Al –Esa sonrisa es la que quiero ver. –beso.

Después de un rato de platicar, soñar y pensar en la ilusión de un bebe…

Ca –Tengo que regresar al hospital, pedí permiso por un rato, y falta personal, no puedo ausentarme más tiempo.

Al –Esta bien, te llevare y regresare por ti, a qué hora sales?

Ca –Como no quería estar en casa, pedí el turno hasta las 18:00.

Al –Tanto tiempo?, Candy, a partir de ahora tienes que cuidarte mas, te pido que consideres reducir tus horarios, no debes fatigarte tanto, por favor.

Ca –Esta bien, pero vámonos ya.

Al –Regresare por ti para ir a almorzar, está bien.

Ca –No puedo salir, ya pedí permiso, comeré algo rápidamente.

Al –También eso tienes que cambiarlo, tienes que alimentarte bien, por favor.

Ca –Ahora me vas a estar riñendo todo el tiempo?

Al –Amor, déjame cuidarte, cuidarlos a los dos si?, es que ahora más que nunca debes pensar en tu salud.

Ca –Lo sé, y por eso te amo! –beso

Albert dejo a Candy y…

Al –“Iré a comprar algo al centro”, olvide mi cartera, tendré que regresar.

Cuando Albert entro a la mansión, su alegría era totalmente visible, el vio que los chicos estaban jugando en la sala y los saludo espantándolos de paso.

St –Oye, que susto nos diste!

Al –Jajaja. Los vi tan entretenidos que no pude dejar pasar la ocasión.

Ar –Donde has estado?

Al –Si les contara, -dijo mientras sonreía ampliamente mirando al cielo y feliz, -pero no puedo, así que nos vemos al rato, iré de compras. Adiós.

Pa –De compras?

Albert se dio la vuelta y se marcho para evitar que le siguieran preguntando.

Annie se levanto y se dirigió hacia él, ante la mirada curiosa de Patty y Archie.

Ar –Annie sabe algo, yo no me quedo con la duda.

Pa –Espérame, voy contigo!

St –Oigan!

Annie subió a la habitación de Albert, y como vio la puerta abierta, entro y sorprendió a Albert!

Al –Annie!

An –Lo siento, jajaja. Pero dime, que sucedió?, se arreglaron?.

Al –Tu sabes porque ella está preocupada cierto?

An –Si, y que van a hacer?

Al –Pues ser felices, Annie, es una gran noticia, es la mejor que pude haber recibido.

An –Pero y la tía Elroy y tu boda?

Al –Lo demás no me interesa, lo importante es que voy a ser papa, puedes creerlo? –y diciendo esto levanto a Annie en el aire y le dio una vuelta repitiendo su última frase –Voy a ser papa!

Ar Pa –QUE?

Al –Upsss!, no volveré a dejar la puerta abierta.

Ar –Como? No pensabas decirnos nada?

Al –Bueno si pero…

Pa –Eso no es justo, una noticia así deberías de decírnosla.

St –Que noticia?

Todos voltearon a ver a Albert y el dijo:

Al –Pero Candy no debe saber que les dije, le prometí que esperaría hasta mañana para contárselos.

St –Contarnos qué?

An –Que Candy y Albert van a ser papas!

St –Como?

Ar –Oye, pero y la boda?

Pa –La tía Elroy?

St –Si te conozco como creo, solo tengo una cosa que decir.

Al –Y cuál es?

St –Que yo voy a ser el tío consentido, felicidades!

Jajaja

Al –Gracias, por lo menos alguien se alegra

Pa –Pero no estás preocupado?

Al –Créanme que esto me hace muy feliz, y no hemos faltado a nuestros valores ni educación, estoy casado por la iglesia, y eso significa que no tengo nada que ocultar ni de que mortificarme, así que pienso ser muy feliz con esta noticia.

Ar –Pues si tú no estás preocupado, entonces también me alegro

Pa –Y yo!

An –Claro que yo también.

Al –Eso quería escuchar, pero bueno, los veo mas tarde, tengo que comprar algunas cosas.

Ar –Que vas a comprar?

Al –Quiero que Candy vea que esta noticia me hace muy feliz, iré por algunas cosas para el bebe y que ella deje de preocuparse y también se ponga feliz.

An –Déjanos ir contigo, después de todo será el primer sobrino en esta casa.

Pa –Yo también quiero ir.

Al –Pues entonces vamos.

Los chicos pasaron la mayor parte de la tarde de una tienda a otra, cada quien compro algo lindo para el bebe.

St –Patty, puedes por favor buscar por mí un lindo oso de peluche, blanco, me encantaría darle uno a mi sobrino.

Pa –Si!

Al –Annie, que color crees que le guste más a Candy, rosa o lila?

Ar –Pero esos son vestidos, no deberías de llevar algo más neutral, aun no sabes que será.

Al –Siento o quiero que sea una niña, ya me la imagino, ojos azules, el cabello ondulado de Candy, sus pecas, -suspiro

An –Estas muy emocionado, verdad?

Al –Mucho. Espero que ustedes no se tarden mucho en tener hijos, quiero que los míos jueguen con los suyos.

Archie comenzó a reírse muy animosamente.

An –Que te sucede Archie?

Ar –Por lo visto tienes prisa de ser abuelo?

Al –Como dices?

Ar –Contéstame!, tu eres nuestro tío cierto?

Al –Si

Ar –Entonces si nosotros tenemos hijos, ellos te llamaran tío abuelo

St –Es cierto, el tío abuelo William

Jajajaja

Al –No, por favor, apenas tengo 30 años, no puedo ser abuelo, podemos enseñarles a que me digan solo tío, por favor?.

Jajajaja

Después de las compras, fueron a almorzar y ya por la tarde regresaron a Lakewood.

Pa –Donde pondremos todo esto?

Al –Candy no tiene que darse cuenta.

An –Pero el objetivo es que se alegre no?

St –Eso es cierto, que les parece si….

Los chicos trazaron un plan y se instalaron en la sala a esperar que Candy llegara.

Cuando Candy llego, saludo un tanto seria a todos en la sala.

Ca –Buenas noches.

Albert se levanto y se aproximo hacia ella.

Al –Como te fue?, te vez cansada, ven siéntate.

Ca –Estoy bien, podemos hablar por favor.

Candy y Albert se dirigieron hacia la biblioteca y Albert a propósito dejo la puerta abierta, pues sabía que los chicos irían hacia allá, con las cosas compradas.

Albert se coloco de frente a la puerta, haciendo que Candy diera la espalda a la misma.

Al –Que sucede amor?, quedamos en que no ibas a estar preocupada, muéstrame tu sonrisa, por favor.

Ca –Es que… es que todo fue una falsa alarma, ya no hay porque… y solo se abrazo a él.

Al –Te entregaron los resultados?, seria hasta mañana, o no?

Ca –Ya no fueron necesarios, pero aun así, la chica de laboratorio noto mi preocupación e hizo una prueba especial por mí, y no estoy embarazada.

Albert se sintió decepcionado, pero sabía que después habría otra oportunidad, así que solo la abrazo, mientras le decía.

Al –Vamos amor, no hay porque deprimirnos, tenemos más tiempo para esto, será en otra ocasión, de acuerdo?, animo, no quiero verte triste.

Ca –Es que tú estabas tan contento, y todo lo que hablamos en la tarde hizo que también me sintiera feliz y ahora…

Al –Pero ya lo estaremos y veras que entonces ya no habrá ningún motivo para que estés ligeramente preocupada.

Ca –No estás molesto conmigo por emocionarte?

Al –No cariño, claro que no, pero promete, que sea buena o mala la noticia, o lo que te este dando vueltas en la cabeza me lo dirás, no me evites de nuevo por favor.

Ca –Si príncipe, lo siento.

Y mientras permanecían abrazados en silencio, Archie y los otros se aproximaron a la puerta, Albert los vio venir, y abriendo los ojos para alertarlos movió la cabeza en forma negativa, lo que comprendieron y se retiraron sin que Candy los notara.

Al –Sonríe por favor, quieres?

Ca –Si,

Al –Recuerda que los demás no saben nada, y si te ven así, preguntaran.

Ca –Tienes razón

Al –Vayamos a cenar, ya solo te estábamos esperando.

Los chicos habían guardado las cosas, esperando a que Albert les explicara los sucedido y se instalaron en el comedor.

La cena fue tranquila, aunque algo apagada al principio, al final se animaron y rieron como siempre.

Al –Amor, me moleta algo la cabeza, podrías regalarme una de esas pastillas.

Ca –Si, iré por ella, ya que Dorothy está ocupada con el postre.

Cuando Candy subió, Albert comento a los demás lo sucedido.

An –Es una lastima

St –Bueno, pero ya será en otra ocasión.

Al –Por favor, ustedes no saben nada de esto, si?

Ar –Despreocúpate, no mencionaremos nada.

Pa –Pero que haremos con todo?, no podemos guardarlo simplemente.

Al –Si no les molesta, preferiría regalar todo.

St –Así se hará.

Al –Archie, solo guárdame los aretes por favor, esos quiero conservarlos.

Ar –Esta bien.

Al –Annie, no olvides preguntarle a Candy.

An –Si, lo hare.

Ar –Allí viene Candy.

Los chicos cambiaron de conversación y el día termino tranquilo.

Los días siguieron transcurriendo, la fiesta de año nuevo llego y todos en el rancho de Tomm festejaron junto con la señorita Ponny, la hermana María, y los niños del hogar, también la fiesta de día de reyes fue animada y novedosa para los Andrew y en general el año empezaba lleno de dicha y alegría, una fiesta más se aproximaba aunque el festejado no tenía la mas mínima idea, así que el 18 de Enero comenzó tranquilo.

Candy hablo con Archie antes de bajar al comedor para desayunar.

Ca –No olvides, que deben salir después de las 19:00, si no los demás no podrán llegar.

Ar -Ya hable con Anabel, le dije que le avisara sobre una junta a las 18:30 para ambos, George también estará allí, créeme que fue muy difícil hacer eso porque hoy es sábado.

Ca –Esta bien, asegúrate de que los demás en la oficina salgan a tiempo.

Ar –Esta bien.

Candy sabía que a Albert no le gustaban las fiestas demasiado rigurosas, formales, él era sencillo y disfrutaba más de algo con la gente que apreciaba y que lo apreciaba a él, así que había organizado una reunión que aunque sencilla, sería muy numerosa, pues mucha gente apreciaba a Albert y a la familia.

Aquel día también la tía Elroy, participaba en los planes, y había pedido supuestamente a Candy que no asistiera al hospital, porque ella se sentía mal.

Durante el desayuno la farsa comenzaba, todos se encontraban allí, y Albert pensó que recordarían que ese día era su cumpleaños, Candy ya lo había felicitado en su habitación, y le dio un pequeño presente, incluso habían hecho planes para festejarlo a solas, pero Albert, no esperaba el resto del día.

En el comedor, todos desayunaban tranquilamente sin hacer aspavientos de nada en particular.

Al –“Ni siquiera la tía Elroy se acordó”, “será porque se siente mal, tal vez mas tarde lo recuerde”

Al –Y que tal, tienen muchos planes para hoy?

St – Patty y yo tenemos que ver los últimos detalles de la contratación del personal para la nueva escuela, tal vez las entrevistas se prolonguen hasta tarde.

Ar –Yo no tengo más que lo de la oficina, y después ir a cenar a casa de Annie, sus padres llegaron hace un par de días.

Ca –Pues estar aquí con la tía Elroy, porque preguntas?

Al –No, nada en especial, solo para hacer platica.

Ca –“Pobrecito, esperaba que lo felicitaran”.

Ar –Bueno será mejor marcharnos.

Al –Me despediré de la tía.

Ca –Esta dormida amor, le di una pastilla para que descansara.

Al –Bueno nos veremos más tarde.

Todos se dirigieron a sus ocupaciones, o bueno, eso creyó Albert.

St –Parece que no sospecha nada.

Pa –Sentí feo cuando le dijiste que haríamos, y en sábado, supongo que no esperaba que olvidáramos su cumpleaños.

Ca –Es el primero que no pasara solo, eso debe ser significativo para él.

SE –Lo bueno que no baje, siempre recuerdo su cumpleaños, no sé como hubiese podido esconderlo.

Todos terminaban de preparar la fiesta, mucha gente había sido invitada, Tomm, Fernando, la gente de la oficina, Michael y Elizabeth, incluso algunas invitaciones habían sido hechas desde mucho tiempo atrás, como para que pudieran asistir, algunos de ellos ya habían enviado sus disculpas o inclusive sus regalos, como fue el caso de Terry, que tenia presentación en California y no podría asistir.

SE –Me alegra que me hayas hecho ver que una fiesta más formal no sería de su agrado, pensaba yo incluso avisar a la prensa, pero tienes razón, esos eventos nunca has sido sus favoritos.

La tarde transcurrió, los arreglos estaban concluidos, la comida se preparaba y todo sucedía con alegría.

Mientras en la oficina.

Toc toc.

Ar –Adelante.

Al –Archie terminaste ya?, George salió a ver algunos asuntos y hoy no tengo ganas de almorzar solo, vamos?

Ar –Si claro, dame 5 min. Te alcanzo en tu oficina.

Al –Esta bien.

Cuando Albert salió Archie tomo el teléfono

Ar –Anabel, ya le avisaste de la junta?, no?, ok, en 5 min. Entrare a su oficina, en ese momento avísanos a los dos, gracias.

Toc toc.

Al –Adelante.

Ar –Estoy listo, y a donde quieres ir a comer?

Al –En realidad no sé, solo quiero salir, que se te ocurre?

Toc toc.

Al –Adelante.

Ana –Señor William, el gerente de la armadora de autos me pidió con urgencia una cita para hoy a las 18:30, y también me pidió hablar con usted señor Archie.

Ar –Conmigo para qué?

Al –Anabel, hoy no, te pedí que no hicieras citas para hoy y menos a esa hora.

Ana –Lo siento señor, me dijo que era muy urgente, y ni siquiera me dio tiempo para preguntarle a usted.

Al –Trata de comunicarte, y dile que lo veremos el lunes.

Ana –No se encontraba en su oficina, parece que está aquí en la ciudad, pero no sé dónde.

Al –Esta bien, gracias.

Ar –Llamare a Annie para que no me esperen a cenar.

Archie y Albert salieron de la oficina, rumbo a cualquier restaurante, fue donde Archie retomo la plática.

Ar –Te vez molesto, porque?

Al –Por la junta de la tarde.

Ar –No es la primera vez que tenemos que quedarnos más tarde, porque te molesta?

Al –Por la fecha de hoy.

Ar –La fecha?, 18 de enero.. Es cierto, hoy es tu cumpleaños, lo había olvidado.

Al –Gracias.

Ar –Bueno, es que es el primer año que en realidad lo festejamos, los otros años la tía Elroy nos recordaba del cumpleaños del tío abuelo y como no podíamos verte…

Al –Si, dímelo a mí, yo esperaba que este primer año, lo pudiera pasar en familia, pero solo Candy se acordó.

Ar –Entiéndenos, es nuevo para nosotros, pero mañana si lo festejaremos te parece?, que quieres hacer?, yo organizare todo con los demás.

Al –Quisiera ir a bailar o a cenar a algún lado, por eso quería salir temprano hoy, pero ya ves.

Ar –Trataremos de que la junta sea muy rápida y entonces nos reuniremos.

De regreso en la oficina, George llego.

Ge –Buenas tardes, Anabel me aviso de la junta con el gerente de la armadora, pensé que no habría citas para hoy?.

Al –Era la idea.

Ge –Que lastima, pensé que festejaríamos en casa tu cumpleaños.

Al –Yo pensé lo mismo.

Ge –Bueno, no debe tardar, ya son las 18:20

Ca –Todos han llegado ya, espero que lo sorprendamos ya casi es la hora.

Ana –Buenas noches señorita Candy.

Ca –Anabel, que bueno que llegaste, ellos aun están allí?.

Ana –Si, me sentí muy mal por tener que mentirle al señor William, se veía molesto.

Ca –Pero veras que fue por algo bueno.

St –Candy, Fernando llamo, dice que ya están los mariachis y que llegaran mas tarde.

Ca –Genial, será una fiesta muy divertida.

SE –Pero Candy de donde sacaste tantas ocurrencias?.

Nl –Buenas noches

SE –Neal?, pudiste venir.

Nl –Afortunadamente el nombre sirve de algo, cuando mencione de quien era el compromiso para el cual pedí permiso, me dejaron venir sin pensarlo.

Ca –Me alegra que vinieras.

Nl –Casi no llego.

Al –Que hora es?

Ge -10 minutos después de la última vez.

Al –Ya es suficiente son casi las 19:00, lo siento, pero no pienso esperar más, será mejor irnos.

Ar –Pero y la junta?

Al –La puntualidad es importante, yo no quiero perder más tiempo.

Ge –Esta bien, hare una llamada y los alcanzare, espérenme.

Pa –Candy, George acaba de llamar, ya vienen para acá, estarán aquí en 10 minutos.

Dile a Joshua que esté listo en la entrada con la lámpara, será él quien nos avise cuando lleguen.

Al poco tiempo una luz se veía brillar desde la entrada principal a la mansión, lo cual fue la voz de alerta para apagar las luces en el salón y cerrar las puertas. Candy esperaba a Albert en la entrada del comedor.

Ge, Al, Ar –Buenas noches.

Ca –Buenas noches, pensé que llegarían antes.

Al –Tuvimos un asunto de último minuto.

Ca –Esta bien, siéntense, Stear y Patty tampoco han llegado.

Los jóvenes se sentaron y

Ca –Albert, puedes acompañarme tengo algo para ti.

Al –Si amor.

Cuando la pareja salió se dirigieron al salón, Archie y George, salieron por la puerta de la cocina y llegaron al salón.

Ca –Tengo un regalo pequeño para ti, pero quiero que cierres los ojos, ok.

Al –Esta bien.

Cuando Albert cerró los ojos, ella abrió la puerta y encendió las luces, y todos gritaron ¡SORPRESA!!!

Albert abrió los ojos sorprendido por aquella palabra y por todas las personas que estaban allí.

Al –Que es todo esto?

Todos comenzaron a felicitarlo, toda la gente que lo apreciaba estaba allí, los que no, habían enviado alguna carta o detalle de aprecio.

Al –No puedo creer todo esto, Tía, así que no se encontraba enferma?.

SE –No William, pero había que preparar todo.

Al –Esto es grandioso, no lo esperaba.

La fiesta fue muy animada, amigos y familia reunidos, hubo música, comida de todo tipo, y a cierta hora los mariachis llegaron.

Al –Que sucede?

Fe –Es un regalo de nuestra parte, sabemos que te gusta nuestra música, así que no dudamos en traerla.

Al –Es increíble, nunca me había sentido así.

Ca –Te lo mereces amor.

Ar –Todos los que estamos aquí te apreciamos realmente.

Pa –Y los que no están también, enviaron muchas cartas y algunos presentes.

Ana –Verdad que no está molesto señor William?.

Al –Así que la junta era parte del plan?

Ana –Si señor.

Al –Gracias Anabel.

La fiesta se prolongo, pero todos estaban realmente animados y disfrutaron todo aquello, sobre todo Albert, cuando el último invitado se fue.

Ca –Estoy rendida.

Pa An –También yo.

Al –Fue una fiesta muy hermosa, gracias a todos.

Ar –Y tú pensaste que lo habíamos olvidado!

Al –La verdad si, antes no me importaba festejar un año más, pero en realidad este es el primer año que festejo con familia después de que mis padres y mi hermana se fueron.

Nl –Y si que fue un festejo, valieron la pena los reclamos de la tarde.

St –Porque dices eso?.

Nl –Cuando llegue a dejar mi uniforme y a cambiarme de ropa a casa de mis padres, Eliza estaba allí comiendo con mi madre, y al verme se alegraron, pero se sorprendieron, cuando les dije que estaba yo invitado a la fiesta, bueno, mi hermana casi me mata, me aventó uno de los floreros de la sala, afortunadamente pude esquivarlo y salí corriendo de allí, lo malo es cuando regrese.

Jajajaja

An –Lastima por Eliza, se hubiera divertido

Pa –Annie, en una fiesta como está, realmente crees que se hubiera divertido?

Nl, St, Ca, Al –No!

Jajaja.

Nl –Es una lástima, lo siento por ella, si tan solo cambiara su actitud no estaría tan sola, y no trataría así a Ángela.

Al –A que te refieres?

Nl –Creo que hable de más.

Ca –Pues termina de hablar.

Nl –Eliza ya casi no tiene amigas, desde que Richard le ha limitado el dinero y ya no cuenta con privilegios por parte de los Andrew, muchas de las que consideraba sus amigas, le han dado la espalda, pasa la mayor parte del tiempo en su casa o con mi madre, pero no está a gusto y pues su trato hacia su hija…

Al –No querrás decir que le pone la mano encima a Ángela. –dijo muy serio.

Nl –No, bueno, no, pero la forma en que le habla, le grita todo el tiempo, creo que la pequeña se siente más a gusto con Mirna la niñera que con su madre.

Ca –Como es posible que se comporte así, eso no es justo para Ángela.

Nl –Por favor no digan que yo comente algo, pero me duele ver cómo trata a una nena tan pequeña, creo que ahora se lo que es el remordimiento, y no me agrada.

Al –No diremos nada, pero es indignante su comportamiento con su propia hija.

Ar –Sera mejor que cambiemos de tema, aun estamos festejando un cumpleaños.

Ca –Es cierto y hay muchas cartas y regalos que aun no recibes.

Al –Las cartas me gustaría leerlas primero, mañana las compartiré con ustedes.

Pa –Pero los regalos si queremos verlos.

Al –Esta bien.

Dorothy y el servicio trajeron los demás regalos que la gente había enviado.

Al –Todos estos?, y de donde vienen?

Dorothy se acerco y le dio uno personalmente. –Bueno este en especial es de toda la gente que trabajamos aquí en Lakewood señor William.

Al –Dorothy, muchas gracias, no debieron molestarse.

Do –Es solo un pequeño detalle, señor.

Cuando lo abrió, vio un hermoso cuadro tallado en madera que mostraba un caballo a trote y en la crin, una rosa en flor.

Al –Es un hermoso cuadro.

Do –Queríamos representar sus dos pasiones, la libertad y la señorita Candy.

Al –Ya veo, el caballo y esta rosa es ella, en realidad esta precioso, donde lo consiguieron?

Do –El cuadro lo tallo Joshua y el marco lo compramos entre todos.

Al –Joshua, waow, es una obra de arte, mil gracias. Lo pondré en mi oficina.

Pa –Aquí hay otro.

Al –Este es de los empleados de la armadora.

Ca –Que dice la nota?

AL –Sr William, felicidades por su cumpleaños y gracias por todo, los empleados de la Armadora F.

St –Y que es el regalo?

Al –Que curioso, Es un llavero de plata en forma de auto.

Ar –Que buen detalle.

An –Este es del hogar de Ponny, los niños te lo envían.

Ca –Este es de Terry.

To –Y quieres ver algo grandioso, este es de México.

Al –Eso es enorme que es? -después de abrirlo –No puedo creerlo, Es una silla de montar.

Ar –Que trabajo tan genial

Nl –Porque tiene las iníciales A-G?

Todos –Andrew García.

Jajaja

Nl –Andrew García? Porque?

Albert conto la historia de lo vivido en México y el cómo terminaron siendo primos de los García.

Nl –Así que ustedes ya se casaron?

Ca –Creo que debimos omitir ese detalle.

Ar –Eso es un secreto que solo nosotros conocemos, así que tienes que guardarlo.

Nl –Lo prometo, aunque me muera de ganas de ver la cara de Eliza, prometo no decir nada.

Jajajaja.

Nl –Ahora entiendo porque les gusta tanto esa comida, y cómo fue que se acostumbraron.

St –Pero sigamos con los regalos.

Después de un rato más de risas y apertura de regalos todos se retiraron a sus dormitorios

Ca –No te acostaras todavía verdad?

Al –Pensaba leer las cartas, pero porque lo preguntas?

Ca –Quiero darte otro regalo

Al –Mas aun?

Ca –Vamos, acompáñame.

Antes de entrar a la biblioteca.

Ca –Cierra los ojos.

Al –Otra vez?

Candy condujo a Albert al interior, lo sentó en una silla y movió algo.

Ca –Ábrelos.

Albert abrió los ojos y frente a él se encontraba el cuadro de sus padres su hermana y él, Albert se quedo viéndolo fijamente, era tan hermoso como el primer día después de terminado, lo vio y lo estudio, viendo cada una de las caras, de los detalles, y todo sin decir palabra alguna, silencio que Candy respeto.

Al –Es un trabajo realmente impresionante, parece nuevo, pero no estaba así, acaso hicieron un duplicado?

Ca –No, es el cuadro original, tardo tiempo la restauración, mira, aquí donde está este sarmiento, esta la rasgadura que tenia la tela, pero ya no se nota tanto.

Al –Es cierto, no lo note.

Ca –Te gusta?, no te molesta que lo haya hecho traer?

Al –Molestarme?, no claro que no, te comente que me había arrepentido de no traerlo, pero esta sorpresa fue genial. Pero porque decidiste tráelo?

Ca –Me di cuenta de que ese cuadro era muy especial para ti, a demás me gustaría que algún día nuestros hijos conocieran en este cuadro a sus abuelos y a Rosemary.

Al -Muchas gracias por esto y por todo lo de hoy.

Ca -Todo eso y más te mereces, amor.

Al –No digas eso.

Ca –Pero es cierto, tú crees que si no fuera así, toda la gente que vino lo hubiese hecho, y los que no vinieron te hubiesen escrito o mandado algo, te has sabido ganar a la gente, por tu forma de ser.

Al –Pero no creo haber hecho nada excepcional, solo tratar a todos con el respeto que se merecen y mi amistad.

La pareja regreso a su habitación, Albert comenzó a leer las cartas y abrió el regalo de Terry, que había dejado para el ultimo.

Al –Jajaja. No lo olvido.

Ca –Que sucede?

Al –Mira –decía mientras le mostraba unos lentes como los que siempre usa.

Ca –No entiendo.

Al –Cuando conocí a Terry fue durante la pelea en Londres, cuando después lo lleve al colegio, recuerdas?

Ca –Si.

Al –En esa pelea, mis lentes se estropearon, y el prometió enviarme unos nuevos, si es que yo le daba mi dirección, le dije lo olvidara, para no tener que decirle donde encontrarme o quien era en realidad, pero ya veo que no lo olvido.

Ca –Y porque fue la risa?

Al –Escucha “Porque no he olvidado como conocí a mi mejor amigo, mi hermano, y porque ahora sé dónde encontrarte” Feliz cumpleaños, nos veremos luego, Saludos a Tarzan pecosa. Terry.

Ca –Creo que nunca dejara de decirme así. Jajajaja.

Después de leer todas las notas recostado al lado de Candy, ambos se quedaron completa y profundamente dormidos.

Los padres de Annie habían regresado para principios de Enero, pero como siempre el trabajo hacia que volvieran a viajar y nuevamente Annie se instalaba en Lakewood

Los días siguieron su curso, y a mediados de enero, después de que todo estaba instalado en el gimnasio, los chicos aun no se levantaban para hacer ejercicio así que ese día por la mañana las chicas decidieron levantarlos.

Ca –Albert levántate.

Al –Al rato

Ca –Despiértate flojo

Al –Que sucede amor?

Ca –Son las 06:30 es hora de que se vayan a correr, si no, no llegaran a la oficina

Al -06:30 de la mañana?, no!, es demasiado temprano, olvídalo! -Y se metió debajo de las frazadas de su cama.

LEER SIGUIENTE CAPÍTULO

 

Comentarios

comentarios

Check Also

LA PROMESA DEL OCÉANO… CAPITULO 3

CAPITULO 3 Voces lejos, muy lejos apenas perceptibles gritando con desesperación, unos brazos fuertes que …

10 comments

  1. aaaaaaaaa estuvo muy bonito este capitulo anque yo pense que abria bebe pero bueno ya sera después

  2. muy lindo me gusto mucho!!!
    auque me hiviese gustado que en verdad candy
    estuviese embarazada!!! pero ni modo en los proximos
    capitulos sera verdad que si!!!!
    felicidades me encanta tu fic!!!!

  3. creo k es mucha fiestaaaaaa!!!!!!!!!

  4. es fantastico pero fue triste cuando se enteraron que hiban a hacer papas pero todo a su tiempo amo a esa pareja si exixtiera de verdad seria fabuloso

  5. la verdada nose que te paso cali ivas bien con tu historia de ser buena ha pasado ha ser demasiado aburrida mucha felicidad poca accion.suerte para la proxima historia

  6. pue y a k te puedo decir que me gusta mucho que lastima k Candy no estaba embarazada y lo de Niel me alegra su cambio a y tambien me preguntaba k abia pasado con ese cuadro mucha felisidad junta estare esperando por los demas.

  7. Candy.alale.las.orejas
    jj,Saquenlos.de.sus.camas,
    deben.ejercitarse.

    Cali.magnifico.el.cap;
    que.bien.que.Candy.no.esta
    embarazada.un.bebe.es
    maravilloso.pero.aun.no
    es.tiempo.

  8. que bello capitulo esta genial!!!!
    me encanta esta historia de verdad qe es una de las mejores qe he leido
    te felicito!!

    y ya espero con ansias el siguiente capitulo
    porqeee aaa qe bonita esta jajajajaa
    ame a los garcia 😉

  9. en un momento pense que candy estaria embarazada pero es mejor que aun no suceda, lastima alberth estaba muy ilucionado y los demas tambien, fue una linda fiesta, lastima que no fue terry pues el fue un gran amor de candy espero que vuelva a aparecer nuevamente, hasta luego tu fans y amiga bren

  10. No hubo bebe 🙁 q mala onda.Pero q lindo es Albert yo quiero uno de carne y hueso. 🙂

Leave a Reply

Your email address will not be published.