Home / fanfics / Inicia una nueva vida Capítulo 39

Inicia una nueva vida Capítulo 39

CAPITULO 39

Dulces Sospechas

 

Ar –No te preocupes, ya te acostumbraras.

To –Hey Neal, ya probaste la salsa verde?, esta buenísima.

Nl –No, déjame probarla.

Ca –Ten cuidado, no estás acostumbrado a ese sabor

Nl –Que puede pasar?.

Cuando Neal le dio una mordida a ese taco al que había puesto salsa, se arrepintió de no haberle hecho caso a Candy.

Nl –Agua, agua por favor.

Jajaja

Ca –Te lo dije.

Candy tenía ya preparado un vaso con agua de Jamaica para él.

Después de un momento y dos vasos más de agua, se tranquilizo.

Nl –Ustedes ya se acostumbraron a comer así? No puedo creerlo.

Al –En realidad no le ponemos tanta, solo unas gotas, el sabor resulta agradable una vez que te acostumbras.

To –Bueno y para festejar al primo Neal, vamos por el tequila.

Al –Yo no me incluyo en la borrachera, no cuenten conmigo.

Ar –Neal, mañana tienes algo que hacer?

Nl –No, de hecho estoy de vacaciones hasta después del 2 de Enero.

St –Entonces a tomar tequila.

Al –Adviértanle lo que sucede, y ustedes recuerden como los despiertan las chicas.

Ar –Vale la pena si es por festejar a Neal.

Nl –De que hablan?

Tomm, Archie y Stear le comentaron de que se trataba la borrachera y …

Nl –No!, se los agradezco pero no!, yo ya tuve problemas con el alcohol, y no quiero volver a pasar lo mismo, ya sé cómo se sienten esos dolores de cabeza y las tonterías que se hacen estando alcoholizado, discúlpenme pero no vuelvo a pasar por eso.

To –Que quieres decir con problemas con el alcohol?

Nl –Como estudiantes en el colegio tenemos algunos fines de semana de descanso, al principio yo estaba muy resentido con Albert y con mi padre por haberme mandado al colegio, así que no quería verlos ni regresar aquí, en esos días y solo con mi amargura, me iba a cantinas y lugares de mala reputación a beber lo que fuera, en más de una ocasión me arrestaron como civil, y luego como cadete, también recibí varias golpizas de las que ni siquiera me acuerdo, y en una de esas ocasiones recordando mi enojo contra Candy, agredí a una de esas mujeres del bar, porque me rechazo, fue cuando estuve más tiempo castigado y luego mis compañeros del colegio me dieron esa golpiza que me mando una semana a enfermería, y me hicieron entender que estaba yo desperdiciando mi vida en rencores y bares, después de allí, empecé a cambiar y ellos me brindaron su amistad, así pude dejar el alcohol, y liberarme de mis rencores.

Ar –Te escucho y no lo creo.

Al –Se ve que en estos meses has madurado bastante, en realidad pareces otro.

Ca –Y es admirable de tu parte que reconozcas tus errores y los enfrentes.

An –Me alegra que hayas cambiado tanto

St –A mi también.

Neal agacho la cabeza y con voz entrecortada agradeció sus palabras.

Al –Sucede algo Neal?

Nl –Si, la verdad es que nunca había escuchado esas palabras hacia mí, y mucho menos de mi familia, en realidad no saben lo mucho que significa para mi escuchar eso de ustedes, gracias.

To –Pero Animo primo, eso es para levantar la cabeza muy en alto, no es fácil caer y salir de un vicio como el alcohol, tan rápido. Te felicito.

Nl –Gracias Tomm. Tienes razón, ahora puedo mantener la cabeza en alto.

Al –Entonces pidamos más agua de Jamaica para brindar.

Jajajaja

La fiesta continuo, todos se divertían y llegaron al momento de romper las piñatas.

Fe –Esta es una tradición para las posadas, pero como a los niños les gustan las piñatas, por eso también las hacemos para otras fiestas, en esta ocasión sabemos que sería su primera piñata, así que preparamos dos para ustedes Andrew.

Ar –En serio?, pero no sabemos qué hacer.

Fernando fue preparando a cada uno, le vendaban los ojos, le daban el palo y las vueltas según su edad.

Al –Eso no es justo, yo soy el mayor.

Albert comenzó totalmente mareado y desorientado pero pudo darle dos buenos golpes después de todo.

Cuando fue el turno de Stear, Fernando omitió cubrirle los ojos por obvias razones.

Ca –Que le cubran los ojos también.

St –Como para que Candy?, por favor

Ca –Es cierto, lo olvide, dijo con su acostumbrada mueca

Jajajaja.

Todos pasaron poco a poco, a Neal se le hizo muy divertido aquel juego y en general toda la fiesta.

Después de las piñatas, probaron un poco de ponche caliente.

Pa –Esto es delicioso! Prefiero esto que otro vino espumoso.

Jajajaja

Fernando llegaba con el tequila para el ponche.

Al –No Fernando, gracias, en esta ocasión, todos nos abstendremos de tomar alcohol, cierto?

Todos –Si!

Fe –Esta bien, si es la decisión, la respeto.

Nl –Gracias chicos, pero no es necesario, tómenlo con confianza, no se preocupen por mí.

Al –No es eso Neal, pero quiero que esto sea una muestra de respeto hacia ti y tu fortaleza.

Nl –Gracias Albert, y a todos ustedes por este gran momento, me he divertido como nunca, muchas gracias por dejarme convivir con ustedes.

Ar –Esperamos que no sea la última vez que nos acompañes.

To –A demás tienes que venir a mi boda.

St –Y a la nuestra.

Al –Y a la nuestra también.

Nl –Es en serio? No lo puedo creer, con gusto asistiré, aunque, bueno, mi hermana y mi padres.

Al –Te comprendo Neal, si Eliza sigue con su actitud, seguirá siendo restringida de todo lo referente a los Andrew, si tus padres desean acompañarla, es su decisión, pero si tú eliges venir con nosotros, serás bienvenido.

Nl –Lo agradezco mucho, y si puedo, vendré con más gusto aun.

Fernando se acerco y les comento.

Fe –Se están divirtiendo?, les hace falta algo?

Ar –No, todo está muy bien.

Pa –El ponche esta delicioso, tienes que enseñarme a prepararlo.

Fe –Pues de hecho esta recién preparado con la fruta que ustedes trajeron.

Ca –En serio, que bueno que lo que trajimos fue útil y delicioso.

Fe –Me alegra mucho que nos acompañen, y muchas gracias por los dulces para los niños.

Al –Al contrario, créeme que hace dos días habíamos decidido no asistir a una fiesta más, estábamos exhaustos por tantos compromisos, pero cuando recibimos tu invitación, ninguno dudamos en venir, son las fiestas más divertidas a las que asistimos.

Fe –Pues eso me parece genial, en ese caso, vayan reservando el próximo sábado 04 de enero, para la siguiente fiesta.

St –De que se trata.

Fernando les explico en qué consistía la fiesta del día de reyes del 06 de Enero y lo que se comía ese día.

Fe –Lo demás de esa fiesta se deja para el día de la candelaria, pero ya les explicaremos cuando partan la rosca.

An –Suena muy interesante

Ca –Y delicioso.

Jajajaja

Fe –Por cierto, no tenía el gusto de conocer a su amigo, es la primera vez que lo veo

Al –Lo siento mucho Fernando, el es otro de mis sobrinos, Neal Leegan, es cadete y hasta ahora tuvo vacaciones y nos acompaño, es la primera vez que viene a una fiesta Mexicana.

Fe –Pues bienvenido sea y espero que no sea la última vez, le gusto venir?

Nl –La verdad fue una experiencia muy agradable, nunca me había divertido tanto, créame que si tengo la oportunidad de venir otra vez, y los primos me avisan, aquí estaré.

La fiesta continuo, los mariachis llegaron, las parejas se acomodaron a escuchar algunas melodías y después de un rato, todos se despidieron y regresaron a Lakewood.

Al –Te quedaras a dormir esta noche? cierto Neal?

Nl –Si no te molesta, me agradaría aceptar tu invitación.

St –Genial, en ese caso mañana probaras los chilaquiles.

Pa –Cuales chilaquiles?

St –Le pedí a Nelly la esposa de Fernando me ayudara a conseguir todo para unos chilaquiles, y aunque no hubo borrachera, de todas formas seria delicioso desayunarlos, verdad que los harás cariño? Si?

Pa –Bien sabes que si!

Al –Patty prepara unos chilaquiles deliciosos.

Nl –Pues no se que sean, pero suena bien, así que me quedo!

Al –Tomm, también tú te quedaras cierto?

To –Si es posible si!

Al –Claro que sí! Pediré que preparen sus habitaciones.

Dentro de la habitación del joven matrimonio.

Ca –Fue una fiesta muy divertida, sobre todo eso de la piñata, sería muy bueno incluirlas en las fiestas de aquí no crees?

Al –Jajajaja.

Ca –De que te ríes?

Al –No me imagino a la tía Elroy tratando de pegarle a una piñata

Jajajaja

Al –Neal también se divirtió verdad?

Ca –Realmente es otro, esta tan cambiado, hasta su rostro es diferente, ese corte de cabello le sienta bien.

Al –Oye, me pondré celoso.

Ca –Pues quizás si así hubiera sido unos años atrás, tal vez…

Y Albert se aproximo para hacerle cosquillas y bromear con ella.

Al –Así que eso piensas, ven acá

Ca –No, cosquillas no,

Jajajaja

Después de unos momentos.

Ca –En realidad me alegro por Neal.

Al –Si, yo también, se ve que ahora esta más feliz que antes, y es más responsable.

Ca –Fue una buena idea la que tomaste con respecto a él.

Al –Ahora veo que sí, pero algunas veces me sentía mal, pensé que lo obligue a seguir un camino que no era el suyo, pero hoy me siento más aliviado.

Los jóvenes platicaron un rato más, y después se durmieron, a la mañana siguiente poco a poco fueron llegando todos al comedor.

Ca –Patty debe ya estar en la cocina, eso huele delicioso.

Al –Si realmente si

Ar An –Buenos días.

Al –Buenos días, que tal durmieron?

Ar –Muy rico y fue agradable despertar en mi cama y sin agua.

Jajajaja

Stear y Patty salieron de la cocina.

St Pa -Buenos días, ya está el desayuno.

An –Y huele muy bien.

Ar –Desayunemos entonces.

Al –Falta Tomm y Neal.

To –Buenos días, alguien menciono mi nombre?

Buenos días.

Ar –Seguramente Neal, se quedo dormido.

To –No, de hecho él fue quien me despertó.

Al –Entonces donde esta?

Nl –Siento llegar tarde, no me di cuenta de la hora?

Ca –Que te paso?, vienes todo acalorado.

Nl –Se me ha hecho costumbre levantarme temprano a correr, me daré un baño y bajare enseguida.

Al –Desayuna y luego te bañas, si no los chilaquiles no saben igual.

Nl –Pero no traigo ropa apropiada para estar aquí.

Ar –Vamos Neal, esto es informal, la tía Elroy no está, así que tranquilízate.

Nl –Esta bien, solo me lavare la cara y vendré.

Pa –Pediré que traigan todo.

Los jóvenes desayunaron plácidamente y conversaron un rato más, casi hasta la hora del almuerzo.

Ar –Ya vieron la hora, nos hemos quedado aquí varias horas.

Ca –Ha sido una plática muy amena

To –Si, pero yo tengo que regresar, será mejor que me vaya, el camino es largo.

Al –Dorothy.

Nl –Yo también me voy, ya estarán molestos porque no les dije nada.

Do –Si señor.

Al –Dile a John que por favor lleve a Tomm, al rancho.

To –Gracias Albert.

Al –Pero tienes que venir un fin de semana, ya es tiempo de que tengas tu propio auto.

To –Aun no convenzo a mi padre de comprarlo.

Al –Tu hazme caso, y ven para que aprendas a conducir, con eso lo convences.

To –Esta bien, pero ya que no estará la Señora Elroy, porque no vienen a pasar año nuevo al rancho con los chicos del hogar?

Al –Es un buen plan, te avisare que decidimos.

To –Esta bien, me voy entonces, gusto en conocerte Neal, espero verte de nuevo.

Nl –Igual Tomm. Bueno, también me voy, gracias a todos por tan divertida fiesta, y estos chil…

St –Chilaquiles

Nl –Chilaquiles, que te quedaron deliciosos Patty, ahora veo porque Stear, Archie y Albert ya no están tan delgados.

St –Oye, que insinúas?

Jajajaja

Al –Te acompañare a la puerta, vamos.

Ar –Annie, crees que Neal tiene razón?

An –Te vez bien amor.

Ca –Pero en realidad a los tres les hace falta hacer ejercicio.

St –Tú crees?

Ca –Es lógico, estando sentados en la oficina y el instituto, no han hecho mucho ejercicio últimamente.

Ar –Si, creo que tienes razón, la ropa ya no se me ve tan bien como antes.

St –Eres un vanidoso.

Ar –Tendremos que hacer algo con ese respecto.

Al –Con respecto a qué?

St –A que nosotros tres estamos subiendo de peso por falta de ejercicio.

Al –Dirán ustedes dos.

Ca –Tres amor, los tres.

Al –También yo?

Candy se acerco a Albert y le dijo.

Ca –Tú mismo lo has notado, antes no cerrabas tu chaqueta, ahora casi siempre la usas cerrada para disimular esto –dijo acercándose y tocándole el abdomen.

Al –Es que últimamente hace frio.

Ar –Si cómo no!

Jajajaja

Al –Esta bien, lo acepto, que quieren que hagamos, saldremos a correr como Neal todas las mañanas o instalamos un gimnasio aquí en la casa.

An –Y porque no hacen las dos cosas?

St –Yo no puedo correr.

Pa –Si puedes, si le dices a Scott, que te enseñe como es que corre él con su hermano, seguro tu podrás hacerlo.

St –Patty, no me gusta correr.

Pa –Lo siento, pero todos parejos.

Ar –Podríamos correr dos días y los otros tres en el gimnasio.

Ca –Pero les faltan dos días?

Ar –También queremos descansar.

Al –En ese caso está decidido, vayamos de compras de una vez.

Los jóvenes se fueron al lugar indicado a comprar los aparatos necesarios.

An –Candy, nosotras también deberíamos de hacer algo de ejercicio no crees?

Ca –Más de lo que hago en el hospital?

Pa –Bueno nosotras tenemos actividades más movidas que ellos, pero sería divertido hacer ejercicio las tres juntas.

Ca –Los días que ellos corren, nosotras podemos entrar y hacer bicicleta o algo

An –Preferiría nadar, pero no me agrada estar en el club todos los días.

Los chicos detrás de ellas escucharon la conversación.

Ar –Nadar, así que eso es lo que hace en el club, pensé que solo iba a tomar el té con las otras jóvenes.

Al –A mí también me agrada nadar, sería bueno colocar una alberca en casa no creen?

St –Si, en la parte de atrás, junto al solario, una alberca y el gimnasio también.

Ar –Pero ya compramos las cosas, no esperaremos hasta que eso este terminado.

Al –Podemos instalarlo por el momento en una de las habitaciones del primer piso, y pedir que mientras lo construyan, después será divertido que nademos allí con nuestro hijos.

St –Pero no les digamos nada a ellas, que sea una sorpresa.

Ar –Estoy de acuerdo.

Al –Perfecto, pediré a George que busque quien puede hacer la remodelación, mientras lo tendremos en secreto.

Las compras terminaron y se pusieron de acuerdo con la gente de la tienda para que les hicieran el favor de llevar e instalar todo.

Las vacaciones de los chicos eran placenteras, como eran las únicas oportunidades para levantarse tarde, decidieron posponer un poco más lo del uso del gimnasio.

Los días transcurrían tranquilos aunque no para todos, Candy se levanto una mañana y fue directamente al secreter donde había un calendario, donde comenzó a contar los días -1,2,3…28.29, 30 31, no puede ser, -dijo y volvió a contar pero su cuenta salían nuevamente en 31.

Ca –“Cálmate Candy, todo está bien, no hay ningún problema, mañana todo se solucionara”.

Aun así no podía estar tranquila porque días antes ella y Albert, habían estado juntos íntimamente, y aunque el sueño de tener un bebe era muy anhelado por ambos, bien sabían que aun no era tiempo.

Ca –“Si me quedo en casa, estaré dando vueltas como ayer, será mejor que vaya a la clínica del Dr. Martin”.

Candy daba vueltas en su habitación de un lado a otro pensando que hacer.

Ca –“Si mis miedos resultan ciertos, la tía Elroy nos matara, no sé qué le vamos a decir, será mejor que no le diga nada a Albert, con uno solo que este preocupado por el momento basta” –Decía mientras seguía dando vueltas.

Albert despertó esa mañana y vio a Candy de un lado para el otro.

Al –Buenos días amor

Ca –Albert!, buenos días.

Al –Sucede algo?

Ca –No, nada, porque?

Al –Llevas un rato dando vueltas de un lado a otro.

Ca –No, solo pensaba que ponerme el día de hoy, no me decido.

Al –Saldrás a algún lado?

Ca –No, porque?

Al –Entonces no te preocupes ahora, ven, recuéstate conmigo un rato, si?

Ca –En la cama, no! No puedo, si tengo que salir, así que me duchare rápido.

Candy se ducho, se vistió y antes de salir, pensó: “Si me quedo mucho tiempo con Albert, sabrá que algo me preocupa, me conoce bien, tendré que estar alejada lo más posible de él”

Albert estaba sentado en la orilla de la cama, esperándola para desayunar.

Ca –Bueno, termine, te veo al rato.

Al –No piensas desayunar?

Ca –Si, algo rápido y me iré, dijo mientras salía de la habitación.

Al –Pero Cand….

Albert bajo al comedor para ver si aun la encontraba, pero ella estaba en la cocina, tomando su último sorbo de té, cuando él llego, ella termino, se limpio la boca y…

Al –No piensas despedirte?

Ca –Si, claro, nos vemos luego, bye. –Y simplemente se fue. “Si me quedo o si me acerco a él temo que voy a necesitar que me abrace, en realidad estoy muy preocupada”.

Albert se quedo extrañado, porque era la primera vez que ella no se despedía de él, ni siquiera con un beso en la mejilla, eso lo desanimo, vio una fruta sobre el frutero de la mesa del comedor, la tomo y se dirigió a su habitación, en la escalera encontró a Archie.

Ar –Buenos días

Al –Buenos días Archie.

Ar –Ya desayunaste?

Al –No tengo hambre nos vemos luego, -y siguió su camino.

Archie bajo, no vio a nadie en el comedor y espero, cuando Stear, Patty y Annie bajaron, se sentaron.

Pa –Debemos esperar a Candy y Albert.

Ar –Albert está en su habitación, dijo que no tenía hambre.

An –Y Candy?

Dorothy salió de la cocina y dijo –Ella se fue hace un rato, llevaba algo de prisa.

St –Alguna emergencia en la clínica?

Do –No dijo nada joven Stear.

Ar –Gracias Dorothy.

Annie se quedo pensativa –“Desde ayer está actuando extraña, que será?”

Patty se dio cuenta del silencio de Annie y cambio el tema de la conversación.

La tarde fue más que tranquila, Albert no había salido de su habitación en toda la mañana.

Al –“Estará molesta por algo?” “Desde ayer esta algo rara”

Toc toc.

Al –Adelante.

Ar –Te sientes bien?

Al –Si, porque?

Ar –Haz estado aquí toda la mañana, es raro en ti que no estés afuera.

Al –Estoy bien, de hecho planeo montar a caballo, quieren venir?

Ar –Les preguntare a los otros, te vemos abajo.

Albert se integro al grupo y montaron a caballo, él intento distraerse pero a ratos Candy regresaba a su mente.

DM –Candy, ya es hora de almorzar, porque no dejas todo como esta y nos vamos?

Candy había sacado todo de los estantes y estaba limpiando arduamente.

Ca –Vaya usted doctor, no tengo hambre, preferiría terminar aquí.

DM –Esta bien Candy, estaré en la parte de atrás por si me necesitas.

Ca –Si Doctor.

El día transcurrió, Candy limpio todos los estantes, las gavetas, los cajones, tendió la cama, limpio todo el lugar con mucho afán.

DM –“Algo debe preocuparla, nunca la había visto tan metida en algo”

DM –Candy, deja ya todo esto, es tarde, debes descansar.

Ca –En un momento más terminare doctor.

En Lakewood

Albert había vuelto a subir a su habitación diciendo que tenía dolor de cabeza, pero en realidad no deseaba que los otros hicieran preguntas por su actitud del día.

St –Dolor de cabeza, mmm, eso no me lo creo, cuando algo le preocupa o está molesto, siempre dice eso.

Ar –Tienes razón, está actuando extrañamente.

Al poco rato Albert bajo.

Al –Buenas noches, no ha llegado Candy?

Ar –No.

An “Es muy raro que él no sepa que sucede con Candy, ya hubiera salido a buscarla”.

Al –Estaré en la biblioteca, cuando llegue, díganle que me busque allí por favor.

St –Está todo bien Albert?

Al –Si Stear, permiso.

Una vez que se alejo:

Pa –Algo está pasando, Candy no se ha comunicado en todo el día, y él está muy disperso

Ar –Tienes razón, tal vez están molestos entre sí.

St –Eso suele pasar.

Annie no comento nada, pues sabía que eso no era de un solo día.

Ca –Buenas noches.

Ar –Donde estabas Candy?

Ca –En la clínica del Dr. Martin

St –Y porque no llamaste?, Albert está preocupado por ti.

Ca –Estoy bien, tal vez olvido que le mencione que estaría allí, bueno, estoy muy cansada, los veré mañana buenas noches.

Pa –No piensas cenar?

Ca –Ya tome algo, nos vemos

Ar –Candy espera, Albert nos pidió que lo vieras en la biblioteca.

Ca –Gracias Archie, dile que necesito darme una ducha y que bajare después.

Candy se retiro sin dar tiempo a otro comentario más.

Pa –Estoy segura de que algo pasa, esto no es normal.

St –Seguro es un problema de pareja, será mejor que no nos entrometamos.

Ar –Avisare a Albert que Candy llego.

Annie comenzó a toser y dijo iría a la cocina por algo de agua, pero en realidad subió a la habitación de Candy.

Toc toc.

Ca –Adelante.

An –Candy necesito hablar contigo.

Ca –Si dime.

An –Que te sucede?

Ca –A mi?, nada, porque?

An –Deja de moverte y ven a sentarte aquí.

Ca –Es que estoy buscando el cepillo, tengo enredado el cabello.

An –Candy, el cepillo lo tienes en la mano, que te sucede?, no me engañas.

Ca –Candy se quedo parada con la vista hacia el suelo, y dijo –Necesito pedirte un enorme favor.

An –Que necesitas?.

Ca –Finge que te duele algo, lo que sea, y que necesitas que esta noche duerma en tu habitación, por favor

An –Tienes problemas con Albert?

Ca –No es eso, te contare todo en tu habitación, pero hazme ese favor, te lo ruego.

An –Esta bien, fingiré que me lastimo el tobillo al bajar las escaleras, y le pediré a Archie que venga por ti.

Ca –Hazlo antes de que suba Albert por favor.

An –Si.

Annie salió de la habitación y bajaba las escaleras cuando vio que Albert se disponía a subir, en ese momento fingió doblarse el tobillo.

An –Hay mi tobillo.

Al –Annie estas bien?.

An –No, me duele mi tobillo.

Al –Siéntate, iré por Candy.

Archie y Patty salieron de la sala.

Ar –Que pasó Annie?

An –Me lastime mi tobillo.

Los chicos subieron y Albert fue por Candy.

Al –Candy puedes venir, Annie se lastimo el tobillo.

Ca –Si

Candy salió y le pidió a Archie que llevara a su habitación a Annie, encargo hielo y unos medicamentos.

Ar –Te sientes mejor?

An –Aun me duele, ouchh.

Ca -Sera mejor que la dejemos descansar.

An –Candy no te vayas por favor.

Ca –Quieres que me quede contigo?

An –Si.

Ca –Esta bien, iré por una frazada.

Candy salió de la habitación, y Albert detrás de ella, al entrar a la habitación de ellos.

Al –Candy, sucede algo?

Ca –No, porque?

Al –No fuiste a la biblioteca, y no llamaste en todo el día.

Ca –Tuve mucho trabajo, nos veremos mañana, buenas noches.

Al –Te quedaras allá toda la noche?

Ca –Si, Annie me lo pidió.

Al –Y tampoco piensas despedirte?

Ca –Si, claro.

Ella regreso y dio un rápido beso a la mejilla de Albert, lo que lo dejo paralizado, frustrado, molesto y preocupado.

Candy entro a la habitación de Annie y vio que no hubiera nadie allí.

An –No te preocupes, les pedí que se fueran, ahora siéntate y dime que tienes.

Ca –Candy se sentó junto a Annie y la abrazo fuertemente mientras lloraba.

An –Candy que sucede?, Dime.

Ca –Estoy muy preocupada Annie, no sé qué hacer, la tía me matara, no sé qué decirle a Albert, …..

An –Cálmate Candy, no te entiendo nada.

Candy lloro un poco más hasta que se tranquilizo.

An –Respira y dime que sucede.

Candy agacho la mirada y solo dijo –Creo que estoy embarazada

An –QUE?? No es posible Candy, pero no puede ser.

Ca –Lo sé, pero no se qué hacer.

Ellas hablaron del porque de sus sospechas, y ambas ahora estaban preocupadas.

An –Tienes que hablar con él.

Ca –No puedo, que le voy a decir, no quiero que también este preocupado.

An –Si es verdad que estas embarazada, tienen que pensar en qué hacer, no puedes dejar pasar más tiempo, a demás, él está preocupado por ti, hoy estuvo muy ausente.

Ca –Lo sé, he tratado de evitarlo, siento que si me acerco a él voy a comenzar a llorar, y no quiero preocuparlo, no todavía, mañana pediré que me hagan alguna prueba en el hospital para saber si es cierto.

Ellas siguieron hablando hasta altas horas de la noche y se quedaron dormidas. A la mañana siguiente Candy se levanto y se ducho en la habitación de Annie a quien le pidió ropa prestada y salió de la casa sin decir nada a nadie.

Annie también preocupada por su amiga se vistió y salió de su habitación hacia el comedor, en ese preciso momento Albert salió y vio que Annie caminaba perfectamente, así que se acerco a ella.

Al –Buenos días Annie

An –Albert! Buenos días.

Al –No quise sorprenderte, lo siento, veo que ya estas mejor.

Annie levanto su pie para mostrar que estaba bien, solo que levanto el equivocado.

Albert se dio cuenta y le pidió fueran a la biblioteca.

Entraron y se sentaron

Al –Annie dime que está sucediendo con Candy por favor.

An –Con Candy?, no lo sé, porque me dices eso?.

Al –Donde esta ella?

An –Tenia trabajo en el hospital.

Al –Ella no se va sin desayunar, y a demás porque la farsa de tu tobillo anoche?

An –Farsa?, no entiendo?

Al –Anoche te lastimaste el tobillo derecho y hoy me dices que ya estás bien del izquierdo?

Annie bajo la vista y se quedo callada.

Al –Porque Candy me está evitando, que fue lo que hice? Tú lo sabes bien, te pido me lo digas. –dijo desesperado y algo molesto.

An –Yo no puedo decirte nada, no me pidas eso, solo sé que ella y tu deben hablar.

Al –Hice algo que le molestara?

An –No, no es eso.

Al –Annie, por favor, dime que sucede, te lo suplico.

An –Sera mejor que hables de una vez con ella, vamos al hospital, y diciendo esto se levanto y Albert tras ella.

Se dirigieron al hospital en dos autos, Annie bajo y busco a Candy

Ca –Que pasa?

An –Tienes que acompañarme, así que pide permiso y sal de aquí.

Ca –Pero Annie

An –Te espero afuera, date prisa.

Candy hizo lo que Annie le dijo.

Ca –Annie que sucede?.

Annie abrió la puerta trasera del auto.

An –Sube

Ca –Pero Annie que sucede?

An –Entra!

Candy entro, Annie cerró la puerta por fuera, y el coche arranco

Ca –Que sucede aquí John? Albert! Albert no dijo una sola palabra y Candy guardo silencio, hasta llegar al parque central.

Albert bajo del auto, abrió la puerta y ofreció la mano a Candy para que bajaran, ya en un lugar apartado, se sentaron y…

Al –Candy, que fue lo que te hice?, porque me estas evitando?, que sucede?

Ca –Como?

Al –Estos días has estado evitándome, y eso me duele, si hice algo que te molestara, discúlpame, lo siento, pero dime que es lo que pasa, por favor.

Candy lo abrazo y comenzó a llorar.

Al –Candy!

Ella lloro y lloro, hasta que se tranquilizo.

Al –Amor que sucede, que te hice?

Ca –No eres tú, discúlpame si te hice sentir mal, es que estoy muy preocupada.

Al –Pero porque?, que sucede?
 

LEER SIGUIENTE CAPÍTULO

 

Comentarios

comentarios

Check Also

Un día de luna de miel 2

Un día de luna de miel (2) Por Manzana9 Otro día más de la luna …

12 comments

  1. Ooooh, que bonito!!
    Pero ojalá sean solo sospechas… un bebé es hermoso, pero no aún.
    Esta cada vez más entretenida tu historia, felicidades, me gusta muchoooooo. Un beso.

  2. NNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO TAN BIEN UST. ME ASEN ESTO DE DJARME MAS PICADA QUE NUNCA AHORA SI QUE NO BOY APODER DORMIR JAJAJJAJA ASI QUE ESPERO EL SIGIENTE CAPITULO

  3. Maravilloso capitulo cali veremos que suced en el proximo capitulo, espero que sea pronto pliss ya quiero saber

  4. hola!!!!!!!!!
    esta muy lindo!!!!1
    me encanta por fa
    no dilates con la continuacion!
    esta emocionante felicidades

  5. Hola la historia cada vez se vuelve mas interesante..!!! y muy linda!!!! por favor no tardes en subir el siguiente capitulo!!! me emociona la idea de que Candy esté embaraza…. y TE FELICITO!! eres una muy buena historia… cada vez que la leo vivo el momento

  6. Ohhhhh.ohhhhhhhhhh
    Que.sucedera?
    Esperemos.a.ver.que.acontese
    jj.

    Besos.y.abrazo,Cali.

  7. hola, es emocionante el hecho de que candy este embarazada y sera una enorme alegria, pero todavia no es el momento, estoy muy impasiente por que sucedera esperemos que solo sea una dulce sospecha, esta historia cada vez se pone mas interesante, no tardes en subir tu proximo capitulo me muero de curiosidad,es bueno que nuestros personajes tambien nos den el ejemplo de que debemos hacer ejercicio, con gran cariño tu fans y amiga

  8. estuvo fabuloso este capítulo, por favor no tardes en con el próximo capitulo, que si no lo sigo lellendo me voy a morir jajaja no te creas pero si, por favor no tardes en subir el próximo capítulo
    y tambien aprovechoo para felicitarte por tu gran trabajo
    felicidades!!!

  9. ohhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
    cali me dejastes picadisima siento que me dara un colapso de la emocion seria padre lo del bebe pero que pasaria con la tia elroy espero que no sea nadamas que una sospecha por el momento pero que tampoco se tarden mucho en tener hijos, que maravilloso y emocionante no se ni que mas poner fabuloso

  10. super fantastico y si nos as dejado con muchos nervios

  11. Bye estas segura de que candy diria bye? Eso es algo q estoy muy segura

  12. Q hermoso y q bueno q las cosas se van aclarar. La verdad se me hacen la pareja perfecta.

Leave a Reply

Your email address will not be published.