Home / Fan trabajos / Inicia una nueva vida Capítulo 36

Inicia una nueva vida Capítulo 36

CAPITULO 36

Un Buen escarmiento para Eliza.

 

Ca –Esta es la ropa que aquí se utiliza para montar.

Da –Se ve muy incómoda.

Mar –Y piensan quedarse así vestidos para el día de campo?

Ar –Tienes razón

Ca –Yo mejor subiere a cambiarme

Al –Creo que todos deberíamos cambiarnos, bajaremos en un momento.

Los jóvenes García esperaban afuera, cuando un auto llego y Eliza bajo.

Ez –Hey tu muchacho –dijo al ver a Darío.

Darío volteo a ver quien le llamaba.

Ez –Tu debes de ser uno de los sirvientes que contrato mi tío para atender a sus huéspedes, ve a buscar a mi tío William y dile que Eliza lo espera.

Da –Que?

Ro –Como te atreves a hablarle así a mi primo!

Ez –Y esta insolente, quien es?

Rosa se dirigía a Eliza para reclamar su actitud, pero Tomm la detuvo.

To –Déjala Rosa no vale la pena.

Ez –Ya veo, deben ser más huérfanos de Ponny si es que vienen contigo, no sé cómo se atreven a venir a pedir limosna, con lo generoso que es mi tío al darles dinero cada mes.

Ja –Óyeme tu…

Ez –Que insolencia

El escándalo se escucho cuando los jóvenes Andrew bajaban por las escaleras.

Ca –Que es ese ruido?.

St Ar –Eliza!

Se apresuraron a bajar y llegar a la entrada.

Al –Eliza que haces aquí?

Ez –Tío William, estoy tratando de que esta gentuza se vaya, no quiero que incomode a tus invitados extranjeros.

Az –Gentuza? A quién crees que llamas así?

Ji –Cálmate Azucena. –dijo mientras la detenia.

Ez –Que escándalo, estos huérfanos de Pony no tienen modales, Candy, no deberías invitar a esta gente a una casa decente.

Al –Suficiente Eliza, cierra la boca.

Ez –Pero tío William.

Al –No tienes ningún derecho de insultar a nuestros amigos, ellos son los invitados de que hablas.

Ez –Estos…

Al –Eliza!

Ez –Desde que Candy llego a nuestras vidas, toda la clase y el estilo se ha perdido, mis primos conviven con huérfanas porque ahora también Patty lo es, parece que se hace costumbre, y para colmo Stear es un inválido y esta gente….

Candy se canso de los insultos y dio una bofetada a Eliza para que cerrara la boca, y ante la mirada atónita de todos y principalmente de Eliza dijo:

Ca –Es suficiente Eliza me canse de tus insultos, y no voy a permitir que vengas a insultar a nadie a esta casa, así que te prohíbo que vuelvas a entrar aquí hasta que sepas respetar a los demás.

Ez –Prohibirme?, tú no eres nadie para prohibirme entrar aquí

Al –Si lo es, junto con la tía Elroy, Candy es la señora de esta casa, así que ya escuchaste Eliza, no volverás a entrar a Lakewood, hasta que te disculpes con toda las personas que has ofendido, y cambies tu actitud, así que haz el favor de retirarte de una buena vez.

Ez –Pero tío William…

Al – Señor Charlie, haga el favor de llevar a la señora Eliza a su casa.

Ch –Si señor.

Ez –Esto no se quedara así, te juro Candy que vas a ser muy infeliz, te lo juro.

Y dando la media vuelta subió al auto y se fue.

Ca –Permiso, -y dio la media vuelta para entrar a la casa.

Al –Adelántense por favor, Tomm, que ensillen nuestros caballos, iremos en un momento.

Candy entro a la sala y se sentó en uno de los sillones tratando de calmarse, Albert entro detrás de ella y sin decir palabra alguna se sentó junto a Candy, varios minutos después:

Ca- Lamento mi comportamiento de hace un momento, puedes disculparme por favor?.

Al –Disculparte? Claro que no Candy…

Ca –Se que no debí hablarle así a Eliza, ni prohibirle venir, y mucho menos pegarle pero…

Albert puso su dedo en la boca de Candy para hacerla callar.

Al –No puedo disculpar el que defendieras a tu familia como lo hiciste, porque no hay nada que disculpar, me enorgullece saber que defiendes así esta casa donde tú eres la señora, y a sus huéspedes e invitados, y si quieres prohibirle la entrada a alguien, estas en todo tu derecho de hacerlo. Que nunca ninguna regla de protocolo te permita que nadie lastime ni ofenda a los que estamos dentro de esta casa, a demás quiero agradecerte lo que hiciste.

Ca –Agradecerme? Qué?

Al –Desde hace mucho tiempo había querido cerrarle la boca a Eliza de la forma en que lo hiciste, pero por muy ofensiva que sea, no deja de ser mujer y eso me impide ponerle la mano encima, pero hoy tu lo hiciste por mí, gracias.

Ca –Albert!

Al –Vamos Candy, actuaste correctamente, no te arrepientas de nada, anímate por favor, y vamos a divertimos, quieres?

Ca –Si

Ambos jóvenes se levantaron y cuando se dirigían a la salida, Albert jalo a Candy y le dio un fuerte beso.

Ca –Y ese beso?

Al –Por querer a esta familia como la quieres! Te amo!

Ca –Vámonos ya, deben estar esperándonos. –dijo sonrojada

Los dos llegaron ya más tranquilos al establo donde los otros terminaban de ensillar a los caballos, cuando los vieron venir Patty, corrió hacia Candy y le dio un fuerte abrazo.

Pa –Gracias Candy.

Ca –Porque Patty?

Pa –Por defenderme así y por esa bofetada que le diste, desde hace mucho había querido darle una igual pero no me atreví.

Al –Por lo visto no soy el único que ha querido darle una.

Jajajaja.

Ca –Olvidemos ya este incidente y disfrutemos del día.

La cabalgata fue un paseo tranquilo y placentero, el sol brillaba, el cielo azul anunciaba un grato día y la armonía y alegría que había entre los jinetes, hacia ver que la vida era buena con todos ellos, cuando llegaron cerca del rio, instalaron los manteles y las cosas para el almuerzo, algunos bajaron y caminaron por los alrededores, otros se sentaron a platicar y en general todos disfrutaban de aquel paseo, pero algo interrumpió aquellos momentos, aunque solo uno de los presentes no se sorprendió por un grito de alegría y una voz sorprendida.

St –Patty?, Patty?  Albert!!!

Albert y los otros llegaron hasta donde Stear y Patty se encontraban, Stear estaba hincado junto a Patty que se encontraba desmayada.

Ar –Que sucedió Stear?

St –No lo sé Patty se desmayo.

Albert se acerco a Stear para preguntarle por lo sucedido

Al –Se lo pediste verdad?

St –Si.

Ca –Patty, Patty, reacciona, traigan un poco de agua por favor.

Poco a poco Patty reacciono.

Ca –Te sientes mejor?

Pa –Si, que fue lo que paso?.

Ca –No lo sé, tu dinos, te encontramos desmayada junto a Stear!

Pa –Stear!, -dijo, mientras se levantaba y lo besaba felizmente.

Todos menos Albert se sorprendieron de aquello.

Da –Que sucede aquí?

Pa –Es que… -y no pudo continuar porque se sonrojo totalmente.

St –Es que Patty acaba de aceptar casarse conmigo.

Los gritos de alegría y los abrazos y felicitaciones no se hicieron esperar, y como es costumbre las chicas pidieron ver el anillo.

An –Es muy lindo.

Ar –Cuando compraste el anillo y cómo?

St –Le pedí a Albert que me acompañara para escoger uno adecuado.

Ro –Y cuando se casaran?

St –Aun tenemos que platicar eso.

Ja –También nos invitaran verdad?

St –Son los primos o no?, entonces tienen que venir.

To –Pues hay que hacer un brindis, aunque sea con agua de Jamaica.

Jajajaja.

Los jóvenes regresaron junto al rio, almorzaron y pasaron otro rato conversando gratamente, después levantaron todo y regresaron a la casa para cambiarse de ropa y prepararse para el teatro.

Las chicas García tocaron a la puerta de Annie

Toc toc

An –Adelante

Ja –Podemos pasar Ana?

An –Claro que sí.

Ro –Es que tenemos un problema

An -Que sucede?

Ja –Nos sentimos muy raras con estos vestidos, pero no sabemos cómo peinarnos y que aretes usar, ninguno se ve bien.

An –Es cierto, permanezcan aquí, denme un minuto y regresare.

Annie salió y busco a Patty y Candy explicándoles la situación, cada una regreso a su habitación para buscar algunas cosas y se dirigieron a la habitación de Annie.

An –Candy, tu ve que joyas van bien para cada una y Patty y yo las peinaremos y maquillaremos adecuadamente.

Az –Maquillarnos?, yo nunca he usado maquillaje.

Después de un buen rato alguien toco a la puerta.

Toc toc.

Candy salió a abrir.

Al –Amor tardaran mucho aun?, ya casi es hora de irnos.

Ca –No, ya estamos casi listas, bajaremos en un momento.

Los jóvenes esperaban impacientes en la sala.

Da –Que tanto tiempo pueden tardar para ponerse un vestido?

Al –Créeme que después de que las vean no pensaran lo mismo.

Ar –A las mujeres siempre les toma mucho tiempo arreglarse, sobre todo para el teatro o una fiesta.

St –Solo a las mujeres? Tú tardas igual

Jajajaja.

Candy llego a la entrada de la sala y dijo:

Ca –Caballeros, las damas aquí presentes están listas para ir al teatro.

Cuando las chicas comenzaron a caminar hacia la sala los jóvenes se pararon como forma de saludo y los García se quedaron boquiabiertos al ver a sus primas tan arregladas, y Tomas se aproximo inmediatamente a Jazmín.

To –Te vez muy hermosa.

Da –Azucena? Te vez muy linda con ese maquillaje y ese vestido.

Az –Gracias Darío.

Mar –Tu también Rosa.

Cada novio se acerco a su pareja y expresaron lo lindas que se veían.

St –Aunque no puedo verte, se que como siempre estas realmente bella.

Pa –Gracias Stear, -dijo tiernamente y acompañando la frase con una caricia para él.

Al –Sera mejor que nos vayamos.

Todos llegaron al teatro y subieron a los palcos reservados, afortunadamente en cada uno había 8 lugares, por lo que pudieron acomodarse sin problemas, aunque alguien más se encargaría de ocasionarlos.

Ez –En este teatro hay dos palcos para la familia Andrew, así que puedo pasar y utilizar uno de esos.

Encargado –Lo siento señora Eliza, en esta ocasión ambos palcos están ocupados.

Ez –Como dice? Quien los está usando?

Encargado –El señor William y sus invitados.

Ez –“Esos muertos de hambre”, en ese caso, puede asignarme cualquier otro palco, recuerde usted con quien está hablando.

Encargado –Pues lo siento mucho señora Eliza no quedan lugares disponibles en los palcos. Si quiere puedo darle lugares del salón.

Ez –Como se atreve.

Ri –Eliza cálmate y comprende la situación, o tomamos esos lugares o nos vamos.

Ez –Claro que nos vamos, pero dígame una cosa, al final del estreno la prensa siempre está presente para ver quien vino este día cierto?

Encargado -Si señora

Ez –Gracias, y dando la media vuelta tomo el brazo de Richard y se fueron.

Ri –Si quieres podemos venir mañana, ahora podemos regresar a casa y pasar un poco más de tiempo con Ángela.

Ez –La niña esta con Estela, está bien, no pienso moverme de aquí hasta hablar con la prensa.

Ri –Pero Eliza amor, no causes mas líos, mejor vámonos.

Ez –No!

Al finalizar la obra y después de unos momentos la gente comenzó a salir, Eliza pudo confundirse con la gente que salía del teatro para que la prensa la viera.

Prensa –Señora Zokerman, que le pareció la obra.

Ez –Realmente hermosa, todo fue maravilloso.

Prensa –Viene usted acompañando al señor Andrew y familia, porque sabemos que ellos están aquí presentes.

Ez –No, desgraciadamente fui excluida del palco familiar.

Prensa –Porque razón?.

Ez –En realidad no lo sé, mi tío últimamente ha cambiado tanto, podría jurar que las personas que lo acompañan no son gente adecuada, de nuestro nivel, pero tal vez sea influencia de su prometida, parece que se empeñan en convivir con gente inferior, es una lástima.

Las voces comenzaron a decir que el señor Andrew y sus invitados se aproximaban.

Al –Pensé que sería un día tranquilo, la prensa ya está afuera

Ar –Eso no es lo peor, ve con quien están hablando.

An –Eliza, que les estará diciendo?

St –Nada bueno, como siempre.

Al –Esperen aquí, Candy acompáñame por favor.

Ca –Si.

Prensa –Señor William, señorita Candy, que les pareció la obra.

Al –Fue una grata representación.

Prensa –Su sobrina Eliza dice que ha sido excluida del palco familiar porque usted trae acompañantes no aceptables?

Albert cerró los ojos como tratando de tomar más paciencia de la requerida y dijo acercándose a Eliza.

Al –Mi sobrina sabe bien cuál es la razón por la cual ha sido excluida (volteando a ver a Eliza y aproximándose a ella le dijo en susurro “si quieres un escándalo con la prensa, lo tendrás!”)

Al –Y no solo será excluida del palco familiar en los teatros, aprovecho este momento para hacer un comunicado a los establecimientos comerciales en donde los Andrew contamos con crédito para la adquisición de productos, para comentarles que a partir de este momento la cuenta de la señora Eliza Zokerman antes Eliza Leegan, queda totalmente cancelada, por lo que no pienso cubrir ningún monto que le sea otorgado a partir de ahora, lo mismo se refiere a restaurantes, teatros o cualquier otro lugar donde los Andrew tenemos el privilegio, porque eso es, privilegio de contar con crédito por nuestro nombre.

Prensa –Pero no nos ha dicho la razón de esta exclusión.

Al –El comportamiento de mi sobrina no ha sido el adecuado últimamente, por lo que, hasta que ella comprenda que las cosas que tiene son un privilegio y aprenda a comportarse como es debido y deje de causar problemas, todo lo otorgado a los Andrew le será negado hasta que yo lo indique.

Prensa –Y en cuanto a las personas que le acompañan que nos puede decir?.

Al –Candy, haz el favor de pedirles que vengan.

Ca –Si.

Candy se aproximo al grupo y les pidió que se acercaran.

Ji –García, por favor mantengan la boca cerrada y no provoquen lio alguno por más que los provoquen, recuerden que la reputación de los primos está en juego.

García -Si

Al –Las personas que nos acompañan esta noche, son las hijas y los sobrinos de la señora Esperanza García, con quien tengo negocios en México, y ya que nosotros fuimos excelentemente recibidos en su casa cuando visitamos su país, me es grato recibir a nuestros nuevos amigos y de igual forma tratarlos con las atenciones que merecen, si me permiten quisiera presentarlos a ustedes.

Albert fue presentando a cada uno con la prensa y ellos y ellas saludaron cortésmente.

Prensa –Señor Jaime qué opina de su primera visita a Chicago?.

Ji –Es un lugar maravilloso y lleno de vida.

Prensa –Piensan quedarse mucho tiempo aquí?

Ji –No, en realidad partiremos en una semana.

Al –Bueno, siento no podernos quedarnos más tiempo a charlar con ustedes, pero tenemos reservaciones para ir a cenar, y no me gustaría perderlas, así que si nos disculpan.

Albert ofreció el brazo a Candy y se encaminaron hacia los autos que ya les esperaban.

Ca –Fuiste muy rudo con Eliza.

Al –Espero que eso le sirva para de una vez por todas, dejarnos en paz.

Ca –Tranquilízate amor, estas muy tenso.

Al –Lo siento, pero Eliza siempre saca lo peor de mi.

Ca –No sabía que teníamos reservaciones en algún restaurante, a donde iremos?

Al –De hecho no la tenemos, pero quería salir de allí lo antes posible.

Ar –La que salió lo antes posible fue Eliza, se fijaron que tomo la mano de Richard y se escabullo antes de  que alguien le preguntara algo?

An –Albert, que fue lo que le dijiste cuando te acercaste a ella?

Al –“Si quieres un escándalo con la prensa, lo tendrás”

Ar –Y vaya escándalo, piensas continuar con esto?

Al –Si, claro que si, créeme que ya colmo mi paciencia, el lunes pediré a George que elabore una carta para todos los lugares donde nuestro nombre tiene privilegios y le sean retirados.

Ca –Pero amor, sabes que el pasatiempo favorito de Eliza es ir de compras

Ar –En serio?, pensé que era molestar a los demás.

Jajaja.

Al –Lo sé Candy, por eso lo hago a demás Richard no tardara en decirle que su situación económica ya no le permitirá vivir como hasta ahora.

Ar –Que quieres decir?

Al –Por favor, guardemos esta conversación aquí.

Ar An Ca –Si

Al -Desde hace algún tiempo Richard ha llevado su empresa a la bancarrota, tiene hipotecada su casa y sus deudas se están acumulando, le di un plazo considerable para que cambien su estilo de vida, y corrija la situación, pero veo se empeña en cumplir los caprichos de Eliza, así que esto se termino, no me pesa pagar sus deudas, pero no es aceptable que ella derroche el dinero como lo hace y que él siga cumpliéndole cuanto capricho se le ocurra, si así piensan criar a Ángela, será cuestión de ellos, pero que no cuenten conmigo.

An –Pobre Eliza, lo pasara muy mal.

Ar –Pero su madre nuevamente solapara a su hija, como siempre.

Al –No, pienso hablar con Alan, para pedirle que acate esta instrucción.

Jn –Señor hacia donde me dirijo?

Al –Lo siento John, déjame ver, donde podremos cenar tranquilos y a gusto?

Ca An Ar –La pequeña Italia.

Jajaja

Al –Vamos para allá por favor John.

Jn –Si señor.

Al llegar al restaurante, se instalaron y pasaron una velada muy divertida.

Da –Esta comida está muy rica

Mar –Pero le sigue faltando picante.

Ji –Y también el tequila hace falta.

Al –Pero brindaremos con otra cosa.

Albert pidió trajeran unas botellas de vino espumoso italiano, un Asti, para ser más exactos, aquel vino dulzón y con esas burbujas que tanto agradaba a Candy.

Ca –Este vino me encanta, pero las burbujas siempre me hacen achu!

Jajajaja

Az –Si sabe rico, pero si pican las burbujas en la nariz.

Ag –Pero esta cosa no raspa, solo da cosquillas.

Ji –Cállate Ángel, ellos probaron nuestra bebida, ahora tu prueba la de ellos.

To –Bueno, pero hoy es viernes, nadie trabaja mañana, y yo se que Stear tiene algunas botellas de tequila guardadas en su habitación.

St –Tomm!

Pa –Como? Para que las quieres?

St –Este, como recuerdo?

Da –Si tu, cómo no!

Ji –Como esta es la última noche antes de ir al rancho de Tomm, nos tendremos que poner una buena borrachera.

Al –Conmigo no cuenten

Mar –Como de que no, que, nos haces a un lado?

Al –No es eso, pero a diferencia de ustedes, a mi si me esperan en mi cama, verdad amor?

Ca –Si!

To –Si ni siquiera duermen en la misma cama, así que eso no vale.Ro –No duermen juntos? Porque?

Ji –Rosa! Que te importa!

Ro –Bueno, pues si están casados así deberían de ser las cosas o no?, en el rancho si dormían en la misma cama!

St –La tía Elroy los tiene castigados hasta que se casen aquí, y después les devuelve su cama.

Ca –Stear!

Al –Ustedes saben que para la tía las apariencias y el nombre de la familia es muy importante, y se supone que aun no nos casamos, por lo que no podemos…

Ca –Tener hijos todavía.

Da Ag –Que? Significa que ustedes, nada de nada?

Ji –Oigan! Eso es vida privada de ellos, a ustedes que les importa si todo esto es un desperdicio, upss, perdón.

Jajajaja

Da –Con todo respeto primo, pero que tienes en las venas?, atole?

Al –Como?

Da –Digo, tener a Candy tan cerca a de ser toda una tentación.

Ji –Darío!

Da –Con todo respeto, claro.

Ji –Suficiente! Cambiemos de tema, así que esta noche si te pondrás una borrachera con nosotros.

Al –No, definitivamente no!

Ji –Entonces seguiremos hablando del tema, cual fue tu última pregunta Darío?

Ca –Albert los acompañara, verdad amor?

Al –Candy!

Jajajaja.

Mar –De hoy no te salvas, nos debes una borrachera bien puesta.

St –Y a nosotros nos debes dos.

Da –Porque dos?

Archie les platico sobre la fiesta de día de muertos a la que fueron y como regresaron.

Ag –Haista primo, ya son dos, todos parejos, así que no te salvas hoy.

Al –Esta bien, pero les propongo una cosa, que no nos quedemos en el establo, si no en la casa cerca del rio.

Archie y Tomm voltearon a verse uno al otro sin comprender porque de aquella propuesta, Archie volteo a ver a Albert para preguntarle, él solo hizo un movimiento para decirle que después le explicaría, y ya nadie dijo nada del tema.

Los jóvenes regresaron a Lakewood y fueron nuevamente a cambiarse de ropa, ellas se quedaron platicando en la sala junto a la chimenea y ellos tomaron los caballos para irse a la casa cerca del rio, en el camino, ya casi para llegar.

Ar –Ahora si puedes explicarme porque querías que nos quedáramos aquí?

Al –Por dos razones, la primera aquí no hay nadie a quien molestemos con nuestro ruido, y la segunda porque Puppe y Crin nos ayudaran

To –Puppe, Clin? Como?

Albert llamo a Puppe y ella llego inmediatamente, junto con Clin, cuando ellos bajaban de los caballos.

Al –Hola Puppe, Clin, me alegro de verles,  Clin, quiero que te quedes esta noche con Candy de acuerdo?

Los jóvenes miraron aquella escena.

Al –Seguramente mañana por la mañana las chicas vendrán para despertarnos a cubetadas, así Clin y tu Puppe me despertaran en cuanto vean que ellas vienen para acá, y nosotros seremos quienes reciban a las chicas con esas cubetas de agua.

Ji –Me parece una buena idea.

Ag –Sera el desquite de una de tantas veces.

Ar –Estas seguro de que Puppe te avisara?

Al –Siempre he podido confiar en ti, verdad Puppe, se que Clin nos ayudara también?

Puppe y Clin hicieron sonidos como asintiendo a aquella pregunta.

Al –Vete ya Clin, y quédate con Candy, no dejes de avisarme en cuanto vengan para acá, Puppe quédate conmigo, tu sabes cómo despertarme.

Clin salió corriendo hacia la casa y entro cuidadosamente a la mansión buscando a Candy, cuando escucho los ruidos en la sala se aproximo y al ver a Candy corrió hacia ella y brinco.

Azucena, Rosa y Jazmín, brincaron y gritaron al ver al pequeño cuatí.

An –Tranquilas, cálmense, es solo Clin

Ro –Que?, pero si es una rata?

Ca –Rata?, NO! El es Clin, y siempre ha estado con Annie y conmigo.

Az –Como?

Ca –Acércate Jazmín veras que lindo es.

Jazmín confiando en las palabras de Candy se acerco y acaricio a Clin y fue tomándole confianza, lo mismo hicieron Azucena y Rosa, al poco tiempo todas las chicas jugueteaban con el pequeño cuatí.

An –Crees que Clin haya escuchado mucho ruido allá en la casa del rio y haya venido aquí.

Ca –No lo creo, Clin no se separaría de Puppe, a menos que haya una buena razón, si fuera por el ruido, ambos hubieran venido, no lo creen?

Pa –Que quieres decir?.

Ca –Clin, Albert te pidió que vinieras conmigo verdad?

Clin hizo nuevamente sus ruiditos para contestar afirmativamente.

Ca –Y si alguna de nosotras se dirige a la casa tu le avisaras verdad?

Y nuevamente Clin asintió.

An –Entonces es un espía que envió para avisarles y no despertarlos a cubetadas.

Ca –Exactamente, pero Clin sabe que amo a Albert y que no haría nada para lastimarlo verdad?

Y Clin asintió.

Ca –Y también sabe que un poco de agua no le hace daño a nadie, verdad?

Candy y las chicas planearon la forma de despertar a los jóvenes al día siguiente, como ellos esperaban un aviso, estarían al pendiente de su llegada.

Ro –Y de donde vamos a conseguir tantas campanas?

Pa –Yo tengo una

An –En la cocina hay dos

Ca –En el estudio hay dos más

Pa –Pero si los sorprendemos en la puerta seguramente nos alcanzaran y nos lanzaran al rio.

Az –Con la cruda que tendrán lo dudo.

Ca –Aun así llevaremos ropa para ellos y para nosotras por si también nos mojan

Ja –Y también llevaremos el desayuno?

An –Pero aquí no tenemos cervezas

Ca –Voy a la cocina

Al poco tiempo Candy regreso.

Ca –Le pedí a Joseph que mañana cuando vaya a comprar cosas para preparar el pan, traiga con él las cervezas.

Ro -Entonces ya todo está listo, que sorpresa se llevaran mañana.

Al día siguiente las jovencitas se pararon temprano, prepararon el desayuno y se dirigieron al establo.

Whi-Buenos días señorita Candy

Ca –Buen día señor Whitman

Whi –Buscaba usted algo?

Ca –Si, tendrá que nos preste unas 5 cubetas.

Whi –De hecho ayer alguien se llevo 5 que tenía aquí.

Ca –Seguramente los muchachos las tomaron, tendrá algunas otras?

Whi –Si señorita.

Whitman trajo las cubetas y las chicas emprendieron el viaje, al llegar a una distancia considerable, Candy bajo de su yegua y pidió a Clin, trajera a otros animalitos de los alrededores y les ataron a sus cuerpos las campanas que ellas llevaban entre otras cosas ruidosas.

Ca –Patty tienes listos los despertadores?

Pa –Si Candy.

Todas se acercaron sigilosamente a la casa del rio. Candy bajo a Clin de sus brazos y le dijo que entrara.

Clin se dirigió hacia Puppe quien trato de  despertar a Albert.

Al –Puppe, basta, déjame dormir.

Puppe insistió hasta que logro despertarlo.

Al –Ya voy Puppe, ya desperté.

Albert intento despertar a los demás, pero era más difícil de lo que pensaba.

Al –Esto es inútil, creo que nos terminaran mojando a todos.

Candy y Annie vigilaban desde la ventana y cuando vieron que Albert volvía a acomodarse para dormir hicieron señas a Patty y Jazmín que se encontraban en la puerta de la casa, ellas abrieron la puerta y metieron a los animales que llevaban las campanas los cuales comenzaron a correr haciendo un ruido impresionante que no paso desapercibido por los jóvenes.

Patty y Annie accionaron los despertadores y el ruido fue aun peor, todos comenzaron a gritar y a tratar de levantarse para salir de aquel ruido infernal.

Afuera Azucena, Rosa, Jazmín y Candy esperaban con las cubetas llenas de agua y conforme cada uno de los chicos fue saliendo, las cubetas de agua se fueron vaciando sobre ellos.

Los gritos aumentaban con el agua fría y la confusión, y cada uno de ellos iba aterrizando donde podía, mientras las risas de ellas no dejaban de parar.Da –Esto es peor que despertar solo con agua.

Ar –Albert! Dijiste que Puppe nos avisaría.

Al –No grites Archie!

Ji –Stear estas bien?

St –Salvo por el dolor de cabeza sí.

Ag –Ya dejen de reírse tan fuerte!

To –Lo peor de todo es que estamos muy lejos para ir a cambiarnos y desayunar.

Mar –Pues ya que estoy mojado, me meteré al rio, así tal vez la cabeza deje de dolerme.

Ag –Yo te sigo.

Al –Sera mejor que todos vayamos.

St –Pero no grites!

Después de un rato mojándose en el rio.

Ar –El agua está muy rica, aunque fría.

To –Si, pero la cabeza aun me duele.

Ca –Tal vez con una cervecita fría, se sientan mejor –dijo mientras les mostraba aquella botella.

To –Cerveza!

Y vario de ellos se apresuraron a salir.

Ji –Hubieran dicho que traían cervezas antes de tomarme el agua del rio

Jajajaja

Ag –No se rían tan fuerte.

Al –Pero faltan los chilaquiles.

Ca –Te refieres a estos amor?

Al –Que bien huelen, dame un plato por favor.Las chicas sirvieron los platos y los pasaron a cada uno junto con otra cervecita, y se sentaron a desayunar junto a los chicos.

Ar –Ahora si explícame Albert, no se supone que Puppe y Clin nos avisarían si ellas llegaban?.

Al –Y lo hizo, pero por más que trate de despertarlos no pude.

Jajajaja

Ca –Y para que querías que Puppe y Clin les avisaran si veníamos?.

Al –Este….

To –Pues para que no nos mojaran.

Ja –Y ustedes nos mojarían a nosotras con las 5 cubetas de agua que tenían allí dentro, verdad?

To –No fue idea mía, deberás

Ro –Y de quien fue la idea?

Ninguno de los jóvenes dijo nada.

Ca –Con que no van a decir nada, ya veremos

Annie y Candy tomaron las dos campanas que tenían cerca de ellas y las hicieron sonar con todas sus fuerzas.

Todos ellos comenzaron a gritar y trataban de taparse los oídos pero ese ruido era insoportable, hasta que comenzaron a decir repetitivamente el nombre de Albert.

Ca –Así que fue idea tuya?

Al –Soplones!

Jajajaja

Al –Tu me mandaste a acompañarlos, yo no quería venir.

Ji –Con que no querías venir con nosotros por la mojada, Mario, Darío, Ángel, agárrenlo!

Albert y los otros se levantaron todos ellos querían agarrar a Albert para volver a lanzarlo al rio, Albert aun con dolor de cabeza pudo zafarse de algunos, pero al final lo atraparon y lo lanzaron, aunque no fue el único que cayo y nuevamente todos ellos estaban mojados.

Al –Candy, amor, porque no vienes un momento.

Ca –No Albert no se te ocurra

Al –Agárrenlas!

Todos ellos corrieron para atrapar a las chicas, las mas fáciles de alcanzar fueron Patty y Annie, después Azucena y Jazmín, pero Candy comenzó a trepar al árbol y Rosa trato de seguirla pero Darío la alcanzo antes de que pudiera subir a la primera rama.

Ar –No es justo, nadie trepa arboles tan bien como Candy, nunca podremos bajarla.

Ca –Se rinden?

St –No habrá forma de bajarla de allí.

Da –Nunca había visto trepar a una mujer tan rápido.

To –Candy es experta desde niña, nadie le gana.

Ja –Y tu Tomas?

To –Ni yo puedo ganarle.

Al –Esta bien Candy nos rendimos.

Ca –Eso significa que nadie me lanzara al rio.

Al –Es un trato, nadie te lanzara al rio.

Candy bajo confiada en la palabra de Albert, pero él tenía otra cosa planeada.

Cuando Candy bajo, Albert se coloco junto a ella y caminaron de regreso a donde estaba el mantel, justo para llegar, Albert la levanto en brazos y se dirigió al rio.

Ca –Dijiste que nadie me lanzaría.

Al –Y nadie lo hará, simplemente los dos entraremos y te dejare suavemente sobre el agua.

Jajajaja

 

LEER EL SIGUIENTE CAPÍTULO

 

Comentarios

comentarios

Check Also

LA PROMESA DEL OCÉANO… CAPITULO 3

CAPITULO 3 Voces lejos, muy lejos apenas perceptibles gritando con desesperación, unos brazos fuertes que …

15 comments

  1. muy lindo muy divertido me encanta!!!!!
    escribes muy lindo felicidades!!!

  2. esta muy lindo este episodio y muy divertido y me encanto que le dieran su merecido a elisa jajajaja espero el siguiente capitulo

  3. JKA JKA QUE DIVERTIDO CAPITULOOOO FELICIDADESSSSS !!!!

  4. jajajaja no lo dejo de decir eres buenisima escritora felisitaciones.
    me tienes muy entretenida con tu historia.

  5. Hola de nuevo amiga escritora, nuevamente de lujo me encanto muyyyy divertido. por favor apresurate en publicar los siguientes capitulos. Estoy con ancias de que llegue rapido el dia de la boda de Candy y Albert. Saludos

  6. ME FACINO POR TANTAS COSAS QUE TIENE Y CHICA SORPRESA QUE SE LLEVO ELIZA O NO? LO BUENO ES QUE SE LO MERECIA Y QUE DECIR DE LA DESPERTADA FUE FABULOSA Y UN BUEN CASTIGO PARA TODOS LOS HOMBRES JEJEJEJEJEJE MARAVILLOSO

  7. Que.lindo.cap.
    Elisa.te.lo.merecias.

    Primos.indiscretos.jj.

    Excelente.como.siempre

  8. Me encantó este capítulo, no puedo dejar de reír desde el castigo para eliza hasta la mojada en el río, en verdad es una gran historia muy divertida y tierna

  9. Cada capítulo más entretenido y bonito!!

  10. ilian cristina armenta chavez

    O.O k onda candy con albert woooow k paso kon terry eso no me lo esperaba pero si es muy buena cuando la hizo su esposa :O

  11. me parece todo esto muy a lo mexicano, no cabe duda de que la escritora o escritor de esto le da demaciado enfasis a las fiestas, los arranques emocionales, y apela al alchoolismo, los mariachis y todo eso es pura cultura mexicana y ni se relaciona en nada a lo que candy y albert de verdad son. ademas la violencia con armas y todos esos escandalos y arranques de la estupides de alguien que es impulsivo para hablar, no tiene nada que ver con candy y albert relacionado con el origen de sus caracteres. me gusta la idea que de esten juntos, pero de verdad se salieron de contexto. en la cultura angloamericana y mas aun los que se originan de escocia son otras las costumbres y los arranques. las familias anglo americanasa de los tiempos de la 1920 se reunina afuera de las casas aveces y hacian sus baquetes en los jardines, ademas que no eran relajeros ni demaciado emocionales, eran mas discretos para actuar. los razgos de culturas de candy y albert no son como se describe aqui. me gusto la idea de amistad y amor entre los caracteres, pero no los detalles. perdio todo su estilo y su contexto original de los caracteres. odio mucho que se la pasara albert tomando tequila en fiestas y cada vez que se ponia emocional y tomaba demaciado, quedandose tirado de las grandes borracheras con los demas, eso no es de un caballero el hacer y no le va a albert ni a candy…. me parece demaciado mexicano en tiempos actuales el concepto y no es que rechaze a los mexianos simplemente no le va a la historia de candy candy porque originalmente nunca fue ese el contexto de la historia, y sus caracteres. mucho menos me gusto cuando se menciona que albert al hacercarse a candy la tocaba y sabia como tocarla porque era un hombre experimentado, ese pensamiento me parece muy machista y lo digo de nuevo es pensamiento entre la cultura hispana pero no angloamericana. la castidad de albert era muy notable y el siempre fue limipio como hombre no era un hombre experimentdo, el solo se dejaba llevar por su amor a candy y los dos eran inexpertos en el sexo que tiene eso de malo???? solo es la imagen machista de quien escribio esto… me gusto la idea de amistad entre otros caracteres y el amor entre albert y candy, pero insisto se salio del contexto de los originales caracteres. y su gracia no es precisamente mexicana y que tengan los arranques emocionales, violentos y pasionales ademas de arrebatados y entregados a la bebida, eso me desagrado mucho, pero gracias de todos modos por compartir esto.

  12. en unos de tus fics pones a albert como que el le gusta tomar y los demas tambien, esto se mira en la cultura latina mucho, y lo pintas exactamente como se dan las cosas con los latinos en mexico, asi como hablan de machistas y de vagos en vocabulario, no me gusta nada ver a Albert en ese plano… 🙁 has arruinado la historia un poco con esas cosas, te digo que tienes muchas cosas lindas pero has perdido mucho el sentido de la historia.

  13. Q padre me gusta mucho todo en la historia. Machismo no creo Albert es todo un caballero.

Leave a Reply

Your email address will not be published.