Home / Fan trabajos / Inicia una nueva vida Capítulo 17

Inicia una nueva vida Capítulo 17

CAPITULO 17

Una Linda Fiesta

 

SteSteve –Padre de Tomm

 

St –No lo sé, dijo que iría por algo y regresaría.

Ar –Ya estoy aquí, siéntense, les leeré el telegrama.

An –Telegrama, les paso algo a Candy, Albert o George?

Ar –No, no paso nada, escuchen.

Archie.

 Avisa a los chicos, mañana espérenos en hogar de Pony, fiesta de compromiso, saca del secreter pequeña caja vino, llévala, lleven comida necesaria y cosas para niños.

 Albert.

 Annie y Patty gritaron de la emoción.

St –Shsss, despertaran a la tía Elroy.

An –Es que es tan emocionante,

Pa –Que es lo de la caja vino?

Archie abrió la pequeña caja y mostro un anillo con un fino diamante en el centro.

Annie y Patty brincaron emocionadas

St –Bueno, díganme que es.

Pa –Es su anillo de compromiso, que lindo.

Ar –Bajen la voz.

An –Patty, me ayudas a preparar un pastel?

Pa –Si, y hay que hablar con el señor Whitman para llevar algunas rosas

St –Y hay que hablar con Joseph y Martha para que preparen la comida.

An –Pero hay que avisarles ahora, mañana no dará tiempo, tenemos que salir temprano para arreglar todo allá.

Ar –También hay que pasar por los dulces y las cosas para los niños.

An –Hay que avisarle a Dorothy para que prepare un vestido lindo para Candy.

St –Y también nuestros Kilt, esto es una ocasión especial.

Ar –Son muchas cosas, tendremos que empezar ahora.

St –A ver, Archie tu prepara nuestros Kilt y el de Albert, Annie y Patty, bajen a buscar a Joseph, Martha y Dorothy.

Ar –Si ya vengo.

An Pa –Si, vamos para allá.

Pa –Stear te quedaras aquí?

St –No, bajare a la cocina y las acompañare, crees que podre dormir con todo esto?

En la cocina, todos comenzaron a trabajar muy alegremente, era una ocasión muy especial y para alguien a quien querían mucho, nadie se quejo y todos participaron muy activamente, los que no estaban en la cocina, fueron con Whitman a hacer unas guirnaldas con flores que iban depositando en agua, para adornar el jardín al día siguiente.

Dorothy había ya ayudado a Archie con los Kilt y las gaitas, todo estaba ya listo, la comida lista y empacada.

Js –Por favor lleven estos cuernitos de chocolate, son los favoritos de Candy, hice muchos para ella y los niños.

Las cosas se iban acumulando tanto en la cocina, el jardín, y en la entrada, no querían dejar nada pendiente, fue tanto trabajo que ya eran casi las 07:00 cuando terminaron todo.

Archie y los chicos se reunieron en la sala para ver que todo estuviera listo.

St –La comida lista?

Pa –Si

St –Los juguetes y dulces?

Ar –De paso los compramos.

St –Ya están los Kilt de nosotros y el de Albert, y las gaitas

Ar –Si

St –Las guirnaldas y las flores?

An Pa –Si.

St –Ya está todo en los autos?

Ar –Si

St –El anillo

Ar –El anillo!, no sé donde lo deje, ya lo perdí

St Pa An –Archie!

An –Hay que buscarlo rápido

Ar –Jajaja, es broma, aquí lo tengo.

St –Eres un payaso, siento que algo me falta, pero que es? LA TÍA ELROY

Ar –Es cierto la tía, que le diremos?

An –Pues la verdad, no creo que se oponga.

Pa –Stear creo que tú eres el indicado para decirle.

St –Yo? Porque?

Ar –Por ser el ma…

St –Por ser el mayor, siempre usas la misma excusa, está bien, iré yo.

Toc toc.

Ar –Si Joseph que sucede?

Js –Pues quisiéramos hablar con ustedes joven Archie?

Ar –Pasen

Martha –Joven Archie, usted sabe que apreciamos mucho a la señorita Candy y en general a todos ustedes, quisiéramos pedirle un favor.

Ar –De que se trata Martha?.

Wh –Quisiéramos saber si es posible que podamos acompañarlos a la fiesta de compromiso del señor William y la señorita Candy, sabemos que es algo informal en el hogar de Pony, por eso nos atrevemos a pedírselo.

St –Seria agradable que todos asistieran, pero el problema es que no hay vehículos suficientes para todos.

Wh –Yo puedo conseguir un camión donde podamos subir todos, por eso no hay problema.

An –En ese caso iremos todos, será una fiesta muy linda.

Pa –Joseph, hicieron comida suficiente para todos?

Js –Si señorita Patty.

Ar –Pues entonces solo falta la tía Elroy

SE –Yo falto de que Archie? Porque hay tanto alboroto tan temprano?.

St –Siéntese tía, le tenemos una buena noticia.

SE –De que se trata?

St –Archie, lee el telegrama

Archie leyó nuevamente el telegrama y.

SE –Pero porque allí, la fiesta debería de ser aquí

Ar –Tía recuerde que la señorita Pony y la hermana María son como las madres de Candy, Albert, quiere hacer las cosas correctamente e ir a hablar con ellas.

SE –Es cierto, en ese caso, preparemos todo, hay poco tiempo para salir.

St –Ya todo está listo, solo faltaba avisarle a usted tía.

SE –Pero cómo? Si apenas anoche recibieron el telegrama

An –Todos estuvimos despiertos toda la noche para preparar todo.

SE –En ese caso, iré por mi chal y partiremos de inmediato.

Ar –Usted nos acompañara tía?

SE –Acaso no puedo ir?, también quiero estar presente.

St –Si tía, claro que puede ir, de hecho nos alegra que nos acompañe.

Todos en silencio dentro de la sala se alegraron de oír eso

SE –Whitman que espera? vayan por el camión, no queremos llegar tarde.

Wh –Si señora, ya voy.

La Tía Elroy bajo, los coches estaban listos, el camión llego y todos subieron en el, así que comenzó el viaje, al llegar a la división para el camino y la ciudad, uno de los autos se desvió.

SE –Stear a donde se dirigen Archie y Annie?, el camino es hacia el otro lado.

St –Si tía, lo que sucede es que Albert siempre que va al hogar, lleva dulces y juguetes a los niños, y Archie y Annie van por ellos.

SE –Entiendo, ustedes deberían dormir un rato, porque si pasaron toda la noche trabajando supongo que no han dormido nada.

Pa –No señora Elroy no hemos dormido, pero yo estoy tan emocionada que no tengo sueño.

St –A mi me pasa lo mismo.

SE –Entonces esto ya es un hecho, William y Candy se casaran.

St –Eso le molesta tía?

SE –No, en realidad me alegra, he visto tan contento a William, que no podría molestarme nada con respeto a su compromiso con Candy, a demás ella ha demostrado que puede comportarse como toda una Dama y que tiene otras cualidades que ahora yo aprecio realmente, a diferencia de Eliza pienso que Candy ha sido una buena influencia en todos nosotros.

St –Me alegra mucho escuchar eso tía, en realidad no puedo creer que haya cambiado de forma de pensar respecto a Candy, Anthony estaría feliz de ver ese cambio.

SE –Si Stear, supongo que sí.

——————————————————————————-

An –Archie, debemos darnos prisa,

Ar –Porque Annie, que sucede?

An –No quiero llegar después que Candy.

Ar –Esta bien Annie

An –Pusiste el telegrama para George?

Ar –Si, hace un momento lo hice, John, vámonos lo más rápido posible por favor.

Jn –Si señor, ya está todo en la cajuela, si me permite conozco un atajo para tomar el camino que lleva al hogar.

Ar –Vámonos entonces.

———————————————————————————-

En el restaurante del hotel Albert y George ya estaban esperando a Candy.

Mensajero –Señor George?

Ge –Si, soy yo.

Men –Es un telegrama para usted.

Ge –Gracias.

George abrió el telegrama y lo leyó en voz alta.

Albert.

Todo listo para fiesta, nos veremos allá, llevamos tu kilt y todo Lakewood presente.

                     Archie.

Al –Todo Lakewood presente? Qué querrá decir con eso?

Ge –No lo sé, pero me imagino que todos asistirán.

Al –Sera una agradable sorpresa, que bueno que se les ocurrió llevar mi kilt, entonces podre darle su anillo en la colina, donde la conocí.

Ge –Pero como harás para cambiarte sin que ella se dé cuenta.

Al –Los niños me ayudaran con eso.

Ge –Shhss allí viene ella.

Ca –Buenos días, se levantaron muy temprano, como te sientes Albert?

Al –Muy emocionado

George dio una patada por debajo de la mesa a Albert para que recordara que todo era sorpresa.

Ca –Como?

Al –Mejorado, muy mejorado.

Ca –Te entendí otra cosa.

Al –Te pedí un té negro con leche, está bien?.

Ca –Si que rico.

Mesero –Señorita Andrew, El joven Arthur Albistegui pregunta por usted en la entrada.

Ca –Si gracias, dígale que pase por favor.

Me –Si señorita.

At –Buenos días

Ca –Arthur siéntese por favor.

At –Gracias.

Ca –Ellos son William Andrew y George.

At –Si los recuerdo del barco, aunque no tenía el placer de conocerlos en persona, es un gusto.

Al –El gusto es nuestro Arthur, Candy nos comento lo que ustedes platicaron ayer, que has pensado al respecto?.

At –Bueno, yo estoy muy entusiasmado con la oportunidad y le aseguro que daré todo mi empeño señor.

Al –Estoy seguro de ello, confió en el gran sentido de responsabilidad de los jóvenes soldados voluntarios que estuvieron en esta guerra, mi sobrino es uno de ellos y por eso creo plenamente en todos.

At –Se refiere a Stear?, no los acompaña?

Ca –No, Stear se quedo en Chicago arreglando algunos asuntos en un instituto.

At –Acaso ya recupero la vista?

Al –No, en realidad no, pero está trabajando con el instituto de la ceguera para fundar una escuela para niños ciegos.

At –Es increíble, ahora entiendo porque confía en la responsabilidad de los soldados, si toma como ejemplo a su sobrino, entonces nos está dejando un fuerte ejemplo a seguir, y le aseguro que no los defraudare.

Al –Me alegra oír eso, entonces te platicare de que se trata este asunto, pero dime nos acompañas a desayunar.

At –Solo con un té por favor.

Todos desayunaron y conversaron con respecto al trabajo.

Al –Tal vez en una semana el joven Joshua Baker, se encontrara con usted aquí en la planta para ver que se necesita y como va todo, está usted de acuerdo?.

At –Si señor.

Al –En ese caso iremos a la planta y hablare con el gerente, de cualquier forma aquí le dejamos la dirección a donde nos puede enviar cualquier comunicado que sea necesario, y bienvenido a las empresas Andrew.

At –Se lo agradezco mucho señor Andrew y a usted señorita Candy.

Ca –Me alegra mucho que nos puedas ayudar.

Los cuatro llegaron a la planta y visitaron al señor Larrison, presentaron a Arthur y dieron con él otra vuelta en la planta, firmaron los papeles pertinentes y se despidieron.

George manejaba y se dirigían hacia el hogar de Pony.

Ca –Pronto estaremos en el hogar, lo bueno que queda de camino a Chicago.

Al –Si, pronto llegaremos. “espero que no antes que los demás”.

——————————————————————————–

Annie y Archie habían llegado ya al hogar, pero no vieron vehículo alguno.

An –Acaso no han llegado, pasaría algo tal vez?

Ar –No lo sé, bajemos y averigüemos que sucede.

Al ver otro auto la señorita Pony salió del hogar

Po –Annie eres tú, pensamos que Candy y Albert llegaban.

An –Entonces los demás ya llegaron a avisarles?

Po –Si, pero como dijeron que todo era una sorpresa y Tomm estaba aquí, se fueron al rancho del señor Steve para preparar todo allá y que no se dieran cuenta cuando ellos llegaran.

Ar –Que susto, perdón, buenos días señorita Pony.

Po –Buenos días Archie.

Ar –Entonces dejare aquí su Kilt, su gaita y la caja, por si él decide darle primero el anillo, que me imagino así quiere que sea esto.

An –Pues si no, será sorpresa para los dos.

Po –Pero váyanse, si no, ella vera el auto y sospechara, Annie recuerdas el camino para el rancho de Tomm?

An –Si señorita Pony, y los niños?

Po –Están adentro, es hora de clase aun.

An –Es cierto, lo olvide

Po –Pero váyanse ya.

An –Si señorita, nos veremos más tarde.

Subieron al auto y se dirigieron al rancho, pero a la mitad del camino, encontraron que Tomm regresaba en su carreta, detuvieron el auto y Tomm bajo.

To –Annie, hola, ya llego Candy?

An –No aun no, debieron salir como a las 10 de allá así que aún estamos a tiempo, pero a dónde vas?

Stear y Patty salieron de atrás de la carreta.

Pa –A Stear se le ocurrió una idea para sorprender aun más a Candy.

St –Archie, traes los Kilt y las gaitas?

Ar –El de Albert lo deje en el hogar, porque?

St –Entonces trae los trajes y las gaitas, suban a la carreta y vámonos.

Tomm explico a John como llegar al rancho y ellos siguieron su camino.

St –Nosotros utilizaremos los Kilt y cuando vengamos de camino hacia el rancho tocaremos las gaitas.

Ar –Si está bien. Pero hay que apurarnos.

Tomm y los demás llegaron al hogar y pidieron permiso para esconderse dentro. Tomm dejo la carreta afuera como cualquier día de visita.

———————————————————————————

Ca –Tenemos que pasar a comprar los dulces para los niños, si llego con las manos vacías se molestaran.

Al –Este, si, dulces, George donde veas alguna dulcería nos podremos detener por favor.

George entendió aquella petición, pero sabía que los otros llevarían los dulces como él lo había pedido en el telegrama.

Ge –Creo que por aquí no hay ninguna, pero si veo me detendré.

———————————————————————————-

An –Ya estoy muy nerviosa.

Ar –Lo malo es que no sabemos a qué hora salieron de allá.

Pa –Pero es camino a Chicago así que deben de llegar antes del atardecer.

An –Pero y si salieron mas tarde.

To –De cualquier forma tienen que llegar

Hm –Viene un auto en el camino, tal vez sean ellos.

Annie y Patty gritaron de emoción.

Ar St –Shssss, guarden silencio.

Hm –Niños ya saben qué hacer, todos saldrán y…..

El plan con los niños estaba trazado, solo era que ellos se acordaran.

Hm –Si, son ellos, estén callados.

Ca –llegamos, allí está el hogar.

Albert vio hacia todos lados y no vio ningún auto.

Al –George enviaste el telegrama que te pedí para avisar que llegaríamos hoy por la noche?

George entendió a que telegrama se refería –Si, si lo envié.

Al –Que bien, gracias. “Sera que aun no llegan?”

———————————————————————————

Los jóvenes que se encontraban escondidos, ya estaban vestidos y listos, esperando en silencio.

To –Yo no me pondría un trajecito de esos, se me hace muy incomodo.

An –Tomm, no seas grosero.

Ar –Shssss.

Toc toc.

Po –Candy? Que sorpresa, Albert, bienvenidos, George, pasen por favor.

Se escucharon los gritos de los niños

Niños –Candyyyy.

Y todos salieron corriendo para jalar a Candy y Albert, y los separaron lo suficiente para que uno de ellos diera un mensaje a Albert, al cual jalo hacia abajo y le dijo –Tienes que ir al baño allá adentro.

Albert no entendió el porqué, pero ante la insistencia lo hizo.

Al –Candy, espérame aquí por favor, tengo que ir al sanitario.

Ca –Esta bien.

Niños –Vamos Candy, vayamos al padre Árbol.

Albert entro y el niño lo llevo a la otra habitación y entraron.

Al –Están aquí, pensé que no habían recibido el telegrama, hola Tomm

Ar –Si ya está todo listo, pero cámbiate, rápido.

Al –Pero donde están todas las cosas.

An –En el rancho de Tomm, si las poníamos aquí, Candy las vería cuando ustedes llegaran.

Al –Excelente. Jimmy

Ji –Si,

Al -Ve con Candy y todos los chicos, llévenla a la colina del lado sur y jueguen a las escondidillas con ella, cuando vean que nos acercamos…

Ji –Si

Jimmy salió corriendo y dijo a los niños el plan, uno a uno se fueron pasando la voz para que Candy no se diera cuenta.

Al –Listo, ya estoy vestido.

An –Déjame arreglarte esto.

Al –Ya que ustedes también traen sus Kilt, me acompañaran.

An –Y nosotros? –dijo refiriéndose a Patty, Tomm y ella

Al –Iremos todos, cuando Candy se encuentre contando, comenzaremos a tocar las gaitas con la melodía de la familia, para sorprenderla.

Ar St –Si,

An –Salgamos por la cocina para que no nos vea Candy, yo sé cómo llegar por atrás de la casa.

Al –Oigan, Gracias a todos por estar aquí.

Pa –Esto es tan emocionante.

An –Vámonos ya.

Los niños llevaron a Candy hacia la colina, y comenzaron a jugar, ella decía que tenía que saludar primero a la hermana María y a la señorita Pony y luego jugarían, pero Jimmie sabía que los otros venían para acá así que supo con que hacer desistir a Candy.

Jimmie –Las saludaras después, o te quieres ir porque tienes miedo de que te ganemos en las escondidillas.

Ca –Que? Miedo yo? Está bien, yo contare.

Jimmie –Pero ponte aquí donde no puedas hacer trampa y tapate bien los ojos.

Candy comenzaba a contar y Albert y los otros se encontraban ya detrás de unos arbustos.

Jimmie –No Candy tienes que contar más lento, hay niños más pequeños.

Ca –Esta bien, 1, 2, 3,

Albert con una seña hizo que prepararan sus Gaitas, Patty ayudo a Stear a prepararse y todo estaba listo

Ca – 13, 14, 15

La música de las Gaitas se escucho, los niños se agruparon junto a unos arbustos para ver la escena, Albert se aproximo hacia ella y los otros cuatro se quedaron detrás.

Ca –Que sucede? Dijo levantándose y buscando el origen de la música.

Ca –Albert?

Al –Si Candy.

Ca –Que sucede porque esta música?, a qué hora te cambiaste de ropa?

Al –Candy, Quiero preguntarte algo.

Ca –Como?

Mientras la música de las gaitas continuaba, Albert tomo aire y aproximándose a ella, tomo su mano, la beso y puso una rodilla en el suelo, saco la caja color vino y se la presento abierta, diciéndole.

Al –Candy White Andrew, quieres casarte conmigo?

Candy abrió los ojos tan grandes como pudo al ver aquel anillo dentro de esa caja y al escuchar las palabras de Albert, sus ojos brillaron y una lágrima corrió por su mejilla, y dijo con toda la voz que la emoción le permitía emitir.

Ca –Si, si quiero!

Albert se levanto y la beso, y los niños y los jóvenes comenzaron a gritar y brincar de alegría.

Los jóvenes se aproximaron para felicitarlos y llevarlos hacia la casa, los niños gritaban y brincaban y querían escuchar la música de las gaitas, los 3 jóvenes con el Kilt y las gaitas comenzaron a tocar y Annie y Patty iban junto a Candy, quien aun no podía salir de la sorpresa, Tomm iba con los niños.

Po –Escucho la música, ya vienen hacia acá.

Hm –Estoy tan emocionada.

Po –Yo también hermana María, yo también.

Ge –También yo

Jajaja

Cuando llegaron a las puertas del hogar las dos monjas se encontraban afuera esperándolos, junto a George

Ca –Hermana María, señorita Pony, -corrió Candy mientras las llamaba, y llego a darles un fuerte abrazo.

Hm Po –Felicidades hija.

Ca –Ustedes sabían todo esto?

Po –Los chicos llegaron muy temprano y nos avisaron sobre los planes que había.

Candy volteo a ver a Albert

Ca –Cuando planeaste todo esto?.

Al –Ayer por la noche y enviamos un telegrama para avisarles.

To –Pero tendrán tiempo de platicar en el rancho vámonos.

Candy volteo a ver a Albert nuevamente.

Ca –Que mas planeaste?.

Al –Esto también es sorpresa para mí, no sé de qué se trata.

Ar –Stear, Albert, vayamos a cambiarnos.

An Pa –No, no

An -Quédense así, se ven muy bien con sus trajes de gala.

Niños –Si, queremos más música.

To –Vamos suban ya a la carreta.

Al –Señorita Pony, Hermana, vayan ustedes en el auto, con los niños más pequeños, nosotros iremos en la carreta con los más grandes.

Niños –Siii –y salieron corriendo cada quien al vehículo mencionado.

Ca –De que se trata todo esto chicos?

An –Es una pequeña sorpresa eso es todo.

Al –Toquemos nuestras gaitas entonces.

Y el camino se lleno de música y alegría, en el rancho todos estaban a la expectativa cuando el pequeño John llego corriendo –Ya vienen ya vienen, todos guardaron silencio y cuando la carreta se aproximo, antes de entrar al jardín trasero, todos bajaron de la carreta y Archie tapo los ojos de Albert y Annie los de Candy, y los llevaron caminando hasta la entrada del jardín donde todos los esperaban, Patty conto 1, 2, 3 y destaparon los ojos de la pareja.

Todos –Sorpresa!!!!!

Ca –Waoow, que es todo esto?.

Al –Ahora entiendo que todo Lakewood está presente.

Todos los felicitaron y rieron y saludaron a la pareja, todos se acomodaron en las mesas que estaban preparadas y arregladas con la comida y las flores, se disponían a comer cuando Albert pidió la palabra.

Al –Les agradezco a todos el estar aquí presentes hoy, pero antes de comenzar esta celebración necesito hacer una pregunta.

Todo mundo guardo silencio y

Al –Señorita Pony, Hermana María, para Candy ustedes son sus madres, y como tal, deseo pedirles formalmente la mano de su hija, para que sea mi esposa.

Po –Con toda la alegría de nuestro corazón, te concedemos su mano y deseamos que sean muy felices.

Hm –Cuídense mucho el uno al otro y ámense siempre.

Al –Lo haremos y  gracias, -y levantando su copa dijo -Salud!!

Todos –Salud!

Después del brindis todos comenzaron a comer y disfrutar de aquella fiesta.

Al –Tía Elroy, me da mucho gusto que usted esté aquí.

SE –No quería perderme esta fiesta William, la verdad es muy diferente de lo que acostumbro pero es muy divertida.

Ca –Me alegra  mucho escuchar eso Tía Elroy.

Al –Archie, Chicos, gracias por esto, no esperaba yo algo tan grande, a qué hora pudieron hacer todo esto?.

Ar –No es nada, solo son algunas cosas y la comida que Martha, Joseph y los demás, prepararon

SE –En realidad se pasaron toda la noche haciendo todo esto, Joseph me dijo que Annie, Patty y él hicieron el pastel y entre todos trajeron todo lo que hay aquí.

Ca –Es una gran fiesta chicos, se los agradezco, Albert vayamos a agradecerles a Martha y los demás por favor.

Al –Si Candy, vamos, permiso.

Ca –Buenas tardes.

Wh –Señorita Candy, señor William buenas tardes.

Al –Sigan sentados por favor.

Ca –Queremos agradecerles esta hermosa sorpresa y todo el trabajo que hicieron para esta fiesta.

Martha –Lo hicimos con mucho cariño señorita Candy.

Js –Ustedes saben que los apreciamos mucho, y esto es solo una forma de que ambos los sepan.

Al –Lo sabemos y lo valoramos mucho, gracias a todos.

Wh –Gracias a ustedes por permitirnos compartir su felicidad con nosotros.

Ca –Desde que llegue a casa de los Leegan ustedes siempre han estado conmigo y eso lo valoro mucho, gracias por todo.

Do –Tú siempre has sabido ganarte el cariño de la gente Candy, y por eso estamos aquí.

Wh –Brindemos por su felicidad, Salud!

Ca Al –Salud! Y gracias.

Todos comieron y rieron, y la música comenzó.

Ca –Albert ven, bailemos.

Al –Que?, espera yo no sé bailar esto –Pero Candy ya lo había jalado al centro.

An –Ven Archie, también quiero bailar

Ar –No, espera no, yo tampoco sé bailar esto.

St –Patty, no se te ocurra por favor.

Pa –No Stear, yo no sé bailar.

Algunos mas se animaron y bailaron la música que se toca en el rancho, la fiesta estuvo muy animada, la tía Elroy aplaudía y reía al ver a sus sobrinos intentar bailar este nuevo ritmo para ellos.

Ca –Vamos amor no es tan difícil, mira solo es…

Al –Lo intento, lo intento.

Ar –Annie por favor, no entiendo esto.

An –Vamos Archie si te encanta bailar tanto como a mí.

St –Patty, como se ven bailando?

Pa –Es de lo más gracioso, Archie se confunde entre su izquierda y la de Annie y Albert no sabe para donde va, jajajaja

St –Me encantaría poder verlos.

Pa –Vamos amor, no te sientas mal.

St –Si Patty, -y un beso en la mano de Patty devolvió su sonrisa.

La tarde paso muy divertida y llego la hora de partir, entre todos levantaron las cosas y guardaron todo en los autos.

Ca –Steve, Tomm, muchas gracias por todo esto.

Ste –De nada Candy, nos alegra que se divirtieran y no dejen de invitarnos a la boda.

Al –Claro que no.

To –No tengo que pedirte que la hagas feliz, porque ya lo veo, pero si cuídala mucho por favor, ella es como mi hermana.

Al –Lo hare, te lo prometo.

To –Yo llevare a la señorita Pony, la hermana María y los niños al hogar.

Al –Te lo agradezco.

Ca –Nos veremos pronto, adiós.

Todos subieron a los vehículos.

Patty, Stear y la Tía Elroy, se fueron en un auto, Archie y Annie en el otro y Candy, George y Albert en el otro, los demás subieron al camión y se acomodaron para regresar.

Ca –Fue una hermosa fiesta.

Al –Nunca espere algo así, fue un buen detalle de parte de todos, me divertí bastante.

Ge –Albert?

Al –Si George?

Ge –En realidad te imaginaste alguna vez una fiesta de compromiso como esta?

Al –No nunca, pensé que yo no pasaría por una fiesta de compromiso, o que sería como aquellas a las que asiste mi tía, pero esta ha sido la mejor de todas.

Ge –Ahora solo falta anunciarlo a los diarios.

Al –En que piensas Candy?, estas muy callada.

Ca –Recordé el comentario de Richard, sobre aquello de que llevamos el mismo

apellido, eso sí parece extraño y no creo que la prensa diga algo bueno de eso.

Ge –Tienes razón Candy

Al –Que podríamos decir?, si no explicar cómo sucedieron las cosas.

Ca –Pero pensarían lo mismo que Eliza, de que soy una…

Al –No lo digas Candy, eso no es cierto.

Ge –Pero ella tiene razón habrá que ser muy cuidadosos con lo que se diga a los diarios, no será bien visto el compromiso de la señorita Andrew y el señor Andrew.

Al –Si, se oye extraño.

Ca –Ahora si estoy convencida de que deseo dejar de ser hija adoptiva de los Andrew

Al –Pero Candy…

La conversación continuo, y ya por la noche todos llegaron a Lakewood, bajaron las cosas y se dirigieron a sus habitaciones completamente exhaustos.

Bostezando Annie se despidió –Buenas noches a todos.

Ar –No me despierten mañana temprano por favor.

St –Tampoco a mí.

Al –Martha avisa a todos en la cocina, que mañana tienen el día libre, no es necesario que preparen nada por favor.

Martha –Si señor, muchas gracias. Buenas noches.

Ge –Estas planeando algo verdad?.

Al –Ya lo veraz mañana, descansa tu también. Buenas noches.

Ca –Dime que planeas?

Al –Pienso levantarme relativamente temprano e ir a comprar algo de pan, panecillos y cosas para el desayuno, eso es todo.

Ca –Entonces despiértame y te acompañare, regresaremos y prepararemos el té.

Al –Segura de que te levantaras?

Ca –Oye, puedo levantarme temprano cuando me lo propongo.

Al –Esta bien, entonces mañana temprano saldremos de aquí.

Ca –Dulces sueños príncipe.

Al –Descansa amor.

LEER EL SIGUIENTE CAPÍTULO

Comentarios

comentarios

Check Also

Caminos del destino Capítulo 33

CAMINOS DEL DESTINO POR SHELSY Capitulo 33   Rencor La luz del sol iluminaba la …

14 comments

  1. me encanta simplemente me encanta y te felicito ademas ya kiero ver los demas capitulos por favor 🙂 no tardes mucho

  2. MWE ENCANTA CADA DIA MAS….QUE MARAVILLOSO TENER DOS CAPITULOS DE UNA SOLA VEZ TE PASASTE….GRACIAS TOTALES…..

  3. Que emocionante, todo el tiempo estuve a la expectativa de lo que pudiera pasar, la verdad me diverti mucho leyendo este capitulo, esta muy bueno.

    ¡¡¡Felicidades por tu trabajo!!!

    Bye…

  4. un poco aburridos los dos capitulo pues no paso nada importante esperare el sig. capitulo gracias por tu historia esta muy linda bye

  5. me gustó mucho, en verdad, fue muy divertido la manera en que todos hicieron que la fiesta de compromiso fuera perfecta para Candy y Alber 🙂

  6. saludos chicas

    A TODAS LAS QUE SON MAMÁS Y MAMACITAS, UNA ATRASADA FELICITACIÓN DEL 10 DE MAYO.

    Rita, no seas tan dramática, la vida no siempre es tan intensa, dales un ratito de tranquilidad, en el capitulo 19 comienza la trama para un nuevo drama que se desarrollara plenamente cuando todos viajen a México, donde habrá un asesinato, y leerán de boca de Albert: (No Candy, basta de mentiras, yo te amo, pero si tu quieres tanto a … como dices, yo te dejo el camino libre con él, hemos terminado! Adiós!)

    Claro son varios los capítulos entre el 19 y donde aparece esa frase, pero tranquilas, no todo es drama. diviértanse un ratito también.

    Aun faltan muchas cosas, espero les gusten saludos a todas. Cali

  7. Hola Cali!!! Me da mucho gusto cuando interactuas con nosotras, me siento escuchada jaja. Espero q te encuentres muy bien. La espera valió la pena y tus nuevos capítulos fueron muy divertidos. No me canso de repetirlo tu fic me gusta me gusta me gusta!!! Esta vez hasta me salieron unas sonricitas picaronas con eso de q subió la temperatura, yo espero paciente y se q cada vez se pondrá mejor y a lo q dices ya viene Terry a escena. Uuuuuyy se pone buena!!! Aquí andaré esperando lo que sigue, se agradecen estos 2 CAP juntos. Saludos desde Nayarit de tu amiga Lupita.

  8. muy leendo0 segui asi

  9. Si muy linda y muy tierna tu historia Cali, pero como que se esta empezando a tornar aburrida, tu dices que en la vida no todo es drama pero ESTO NO ES LA VIDA REAL es una historia, casi como una novela y no todo es felicidad por eso como que ya hace falta maaaas accion y falta lo mas importante Terry.
    arriba Terry.

  10. que lindo y romantico la peticion de mano!!!! hay me hubiera gustado mas descripcion de como estaba adornado el lugar, las flores, la mesa, pero es muy romantico este capitulo y las gaitas!!!!!! imaginar el sonido de las gaitas que lindo!!!!

  11. hola cali esta muy bonito este capitulo y divertido me imajino la cara de todos hasta me hace reir pero tomate tu tiempo para los detalles que te hacen falta o se te pasan como el encuentro de terry con candy que fue algo simple y despues de tantos años, que siga la historia hasta como ahora va Alvert es muy bueno y que siga con candy.
    felisitaciones estare esperando los demas capitulos.

  12. Hola Cali, que más te puedo decir que no te hayan dicho ya las chicas, realmente te pasaste, la historia cada vez está mejor,y eso de que escribas de vez en cuando y cuentes lo que se viene es aún mejor, aunque debo confesarte que me da un poco de pena saber que Candy y Albert pueden sufrir, soy muy romántica y prefiero el amor y la paz, pero como tú dices, hay que divertirse un poco y el drama tiene que existir para hacer las cosas más entretenidas. Un beso y gracias por regalarnos entretención e ilusión.

  13. awwww.. que bella tu hostoria de verdad, amo los detalles de toda la historia, eres muy buena escribiendo…. que cosa tan bella la que escribes, que inspiracion tan limpia y generosa, esto es exactamente lo que Albert y Candy realmente son.. ademas los otros personajes… me haces volar con tu bello fic.. muchisimas gracias :))))))

  14. Q emocionanteby lindo ala vez todo salio perfecto

Leave a Reply

Your email address will not be published.