Home / Fan trabajos / Inicia una nueva vida Capítulo 14

Inicia una nueva vida Capítulo 14

CAPITULO 14

 

Los Planes de Eliza

 

MeMelina Johnson

  

Al –No Candy, sería la primera vez que tendría una familia mía, bueno me refiero a …

Ca –Te entiendo.

Al –Y no quisiera que fuéramos pocos, me gustan las familias grandes, aunque no la he tenido, se que los niños me harían muy  muy feliz, por favor Candy si?

Ca –Pero entonces piensas tenerme embarazada mucho tiempo?

Al –Bueno, si no quieres, podríamos adoptar alguno.

Ca –Albert! Sería muy lindo.

Al –Bueno mi primera experiencia en adopciones fue buena o no?

Ca –Oye!

Jajajaja.

Al –Pero en serio Candy, piénsalo, si?

Ca –No tengo nada que pensar, yo también quiero una familia grande, y más si podemos adoptar a uno o dos.

Al –Por eso te amo! -Y como siempre un beso sello aquella frase.

Ca –Albert, podrías pasarme mi pastilla por favor

Al –Si claro, bueno señorita es hora de dormir! Buenas noches.

Ca –Buenas noches.

Albert se dirigía a la puerta cuando.

Ca –Príncipe?

Al –Si?

Ca –Te amo!

Al –Y yo a ti! dulces sueños.

La mañana de jueves lucia preciosa, todos estaban apurados, limpiando y acomodando todo para la llegada de la tía Elroy, conforme se acercaba la hora de su llegada Candy se ponía más y más nerviosa.

An –Vamos Candy tranquilízate.

Ca –No puedo Annie, no puedo, no me imagino que irá a decir.

Dorothy toco y entro.

Do –La señora Elroy llego

Ca –Dios mío, que nervios

Do –Y viene la señora Eliza con ella

Ca An –Eliza?

Ca –Esto es peor de lo que esperaba, nada bueno será tener aquí a Eliza, no es posible.

——————————————————————————–

SE –Pero William que te sucedió?

Al –No es nada tía, me golpee contra algo, y me fracture la mano eso es todo

SE –Y Candy porque no está aquí para recibirme?, acaso esta en el hospital?

Al –No tía ella se encuentra en su habitación….

Ez –Candy nunca cambiara es una grosera!

Al –Se encuentra allí, porque se fracturo una pierna y no puede bajar.

SE –Como? Que le sucedió?, llévame a verla

Ez –Pero Tía

SE –Eliza, espera aquí, no quiero incomodar a Candy

Ez –Que?

Archie y Stear rieron sigilosamente para que la tía no los viera., la tía subió y Archie, Stear y Patty se quedaron con Eliza.

Ez –Patty, no te había visto, no me dirás que ahora vienes a cuidar a este inválido

Ar –Eliza!

St –Déjala Archie su veneno no me afecta.

Pa –He venido a trabajar junto con él en el instituto de la ceguera.

Ez –Trabajar junto con él, que ridículo.

Pa –Pero veo que a ti te ha ido bien, cuantos meses tienes de embarazo?

Ez –Si, estoy muy bien, mi esposo es un importante ejecutivo en los bancos de New York, y estamos formando una familia, tengo casi 6 meses.

Ar –Así que decidiste casarte para evitar trabajar en algo productivo?

Ez –Las damas sabemos que nuestro hogar es más importante, a demás los eventos de caridad son los lugares que las verdaderas señoras solemos frecuentar.

St –Para perder el tiempo y el dinero de sus esposos (dijo en voz baja hacia Patty).

Pa –Pues me alegro por ti!

Ez –Pero díganme, supongo que ustedes ya conocen a la prometida del tío William, supongo que es una mujer de clase y de buena familia.

Ar –Si, es de muy buena familia.

Patty y Stear, apretaron los labios para no reírse, pues sabían que Eliza se enojaría muchísimo al enterarse de la verdad, pero tampoco querían adelantarle nada.

—————————————————————————–

Toc toc.

Ca –Adelante.

SE –Pero Candy, estas bien?, que te sucedió?

Ca –Tranquilícese tía, solo fue un accidente.

SE –Seguramente fue por treparte a esos árboles verdad?

Ca –Este si… eso es, pero le prometo que ya no lo hare, aprendí mi lección.

SE –Me alegra escuchar eso, me hubiera gustado que cenaras con nosotros, pero comprendo que no puedas.

Al –Si bajara tía, le pediré a Joshua y John que le ayuden a bajar.

SE –Esta muy bien, en ese caso nos veremos más tarde, quisiera platicar contigo sobre tu compromiso William.

Candy paso saliva y se quedo muda.

Al –Si no tiene inconveniente eso podemos platicarlo durante la cena, de cualquier forma toda la familia está enterada ya.

SE –Correcto, entonces hablaremos durante la cena, ahora me retirare a mi habitación, quiero descansar, William, dile a Joshua que suba las maletas de Eliza a la habitación azul.

Al –Annie está instalada allí, sus padres están de viaje y me han pedido que la hospede con nosotros un tiempo, y en la otra habitación esta Patty, su abuela tuvo que regresar para vender la propiedad de SunVille, y también se hospeda con nosotros.

SE –Vender la propiedad? Acaso tienen problemas financieros?

Ca –No tía, La Abuela Martha desea vender su propiedad para comprar algo aquí en Chicago, ella y Patty, se mudaran aquí para abrir una escuela para los niños ciegos, y que Patty pueda estar con Stear.

SE –Entiendo, es un noble gesto.

An –Señora Elroy, pero si me lo permite, quisiera quedarme en la habitación con Candy, para que Eliza pueda ocupar la habitación Azul.

SE –Te lo agradezco Annie, se que a Candy no le molestara.

Ca –No, de ninguna forma.

SE –Bien, entonces me iré a mi habitación, dile a George que venga, necesito hablar con él.

Al –Si tía.La tía se encontraba en su habitación y George entro.

Ge –Me mando llamar señora?

SE –Si George, pasa, toma asiento.

Ge –Deseaba hablar de algo en especial?

SE –Si George, cuéntame cómo le fue a William ayer con Walter, hubo algún problema?

Ge –No señora ninguno, el compromiso quedo roto y todo arreglado.

SE –Me Alegro, supongo que William quiere hablar sobre eso durante la cena.

Ge –Si señora.

SE –Y por lo que me cuenta afortunadamente el accidente de Candy no fue de consecuencias pero sirvió para que William se decidiera a hablar con ella.

Ge –Si, la verdad pasamos un gran susto por el error del hospital, pero afortunadamente ya todo salió bien. Aunque en realidad estoy intrigado por qué es lo que le dirá.

SE –Si yo también, pero en realidad era muy obvio lo que William siente por Candy, ya decía que tanto interés por ella, era por algo más que agradecimiento, pero porque lo callo tanto tiempo?

Ge –Al principio ni el mismo se atrevía a aceptarlo, supongo que ha estado tanto tiempo solo, que le costaba trabajo pensar en la felicidad junto a alguien, pero yo lo veo ahora muy feliz.

SE –Debo de aceptar que desde que esa niña llego a nuestra familia, muchas cosas han cambiado, y sobre todo, he visto un gran cambio en él, ya no es el mismo joven serio, ahora ya le veo una mirada con brillo y eso es más que suficiente para mí.

Ge –Pero Candy es la que está muy nerviosa, piensa que usted se opondrá.

SE –He de confesarte que en otros tiempos si me hubiera opuesto, pero ella ha demostrado ser una joven de gran valor, aunque no provenga de una familia de alcurnia, pero la prefiero a ella y no a una supuesta dama como Eliza se ha creído.

Ge –Le recuerdo que proviene de una de las mejores familias, es una Andrew.

SE –Tienes razón, jajaja.  Por cierto, sabes cuánto está pidiendo la abuela de Patty por su propiedad en SunVille?

Ge –No señora, pero no estará pensando comprarla?, ya tiene una propiedad en Florida

SE –Lo sé, pero SunVille es mejor aun.

Ge –Lo averiguare y le avisare “aunque sé que su propiedad es mejor, se también porque le interesa esa propiedad” –pensó para sí.

SE –Eso es todo George, puedes retirarte.

Ge –Si señora.

SE –George, gracias por todo.

Ge –Es un placer señora.

Eliza se instalo en la habitación azul, no sin molestarse porque la habitación de Candy tenía mejor vista que la de ella, pero aun así, se quedo y descanso el resto de la tarde, para esperar la hora de la cena.

Annie y Candy conversaban en la habitación, Stear y Patty estaban en el instituto, y Archie, Albert y George se encontraban en la oficina. Para la hora de la cena todos llegaron a tiempo, y entraron al comedor, el acomodo de lugares había sido dispuesto, pero tampoco agrado a Eliza.

Ez –Tía Elroy, mi lugar no debería de ser este, yo no soy una visita, soy parte de esta familia y me corresponde el lugar junto al tío William

Al –Eliza, por favor, bien sabes que ese es el lugar de Candy

Ez –Si me preguntas, yo diría que su lugar sigue siendo en el establo.

SE –Eliza!

Al –No te preocupes Eliza, de cualquier forma este no seguirá siendo su lugar por mucho tiempo, -dijo con una sonrisa.

Y aunque Eliza no comprendió el porqué, prefirió quedarse callada ante la mirada de la Señora Elroy.

Terminaban el plato principal cuando la tía Elroy pregunto a Albert por el tan esperado tema.

SE –Bueno William puedes comentarme entonces como resulto tu visita ayer a Walter para lo de tu matrimonio con Alison.

Candy paso saliva, tomo agua y aun así el calor era mucho, Annie la noto tan nerviosa que por debajo de la mesa tomo su mano para brindarle seguridad, de hecho todos hicieron un gran silencio ante lo que sucedería.

Al –Desea platicarlo ahora o tomando el té en la sala tía?

SE –No son cuestiones financieras, no veo porque no podamos hablarlas ahora

Al –Esta bien tía, en ese caso le diré que fue una reunión cordial que termino en buenos términos

SE –“Este muchacho está más nervioso de lo que creí” Pero dime, entonces ya fijaron la fecha de la boda?

Al –De hecho tía, -Y tomo aire – El compromiso se disolvió, no habrá ninguna boda con Alison McCalister.

SE –Pero cómo?

Al –Recuerda que le comente que si ella no deseaba casarse conmigo, yo mismo rompería el compromiso, pues así fue.

Ez –Pues debe ser una persona muy tonta para no darse cuenta a quien rechazo.

SE –Explícame que sucedió.

Al –En realidad Alison, está enamorada de otro caballero que también es de Escocia, y desea casarse con él.

SE –Pero y Walter como pudo permitir eso?

Al –Walter estuvo de acuerdo porque se trata de la felicidad de su hija, y no de algo financiero.

Candy, se ponía cada vez más nerviosa, pronto se tocaría el tema de su relación con Albert y la tía Elroy se disgustaría muchísimo, incluso pidió que su maletín estuviese lo más cerca posible por si la presión de la tía se alteraba en demasía.

SE –“Veo que tendré que ser más directa para que me diga las cosas” –Pero William, pronto cumplirás los 31 años, y no puedes no estar casado.

Al –Bueno tía, tampoco he dicho que no me casare, si lo hare, pero a su debido tiempo.

SE –Pero un compromiso que se respete debe de ser de más de 1 año, acaso ya tienes alguna dama a la que pretendas cortejar?

Al –De hecho sí.

Candy sintió que todos la miraban y ella quería desaparecer en ese instante, se imagino cuantos gritos daría la tía Elroy al enterarse, y ayudada por Eliza aquello seria más que un caos.

Ez –Por lo menos es de mejor familia que los McCalister?, espero que sí, hace falta que una dama con clase y buena casta, sea parte de esta familia, porque mis primos prefieren a una hija de Pony por novia, verdad Archie?

Annie comprendió el comentario y bajo la mirada sin decir palabra alguna, pero de igual forma la mano apretando la suya la hizo sentir mejor.

Ar –Eliza! No te permito que…

Al –Basta!, Eliza te voy a recordar que en esta casa eres una invitada, y que no permitiré que ofendas a las personas que se encuentran aquí presentes.

SE –Bueno William, cuando podremos conocer a esa señorita, espero que nos pueda acompañar a cenar una noche, sabemos algo de su familia?

Ez –Archie dijo que es de una de las mejores familias, es cierto?

Al –Si, si lo es, y no es necesario esperar para conocerla. –Albert se levanto de su lugar.

SE –A que te refieres William?

Al –A que quiero pedir su permiso tía, para que me permitas cortejar formalmente a la mujer que amo

SE –Mi permiso?

Eliza no comprendía aquella escena, no se imaginaba de que podía estar hablando él, pedirle permiso?, que era aquello que sucedía?

Al –Si tía, deseo pedirle permiso para cortejar a Candy, pues es a ella a quien amo!

Ez –QUE! ESTO ES UNA BURLA, tía, no puede ser cierto! Es un insulto.

SE –William explícate

Candy no sabía dónde meterse, esperaba escuchar las quejas de la tía.

Al –Si tía, me he dado cuenta de que amo a Candy, y de que es la mujer con quien deseo casarme.

Ez –CON UNA SIRVIENTA, UNA HUÉRFANA, NO ES POSIBLE.

SE –CÁLLATE ELIZA.

Ez –Pero tía, ellos dijeron que era de buena familia.

SE –Recuerda que ella es una Andrew.

Ez –Pero tía, no es posible, se están burlando de usted, Candy lograste lo que querías, verdad? –decía mientras la miraba fría y acusadoramente.

Ca –Como?

Ez –Primero con Anthony, ahora no te conformas con heredar parte de la fortuna la quieres toda y por eso te enredaste con el tío William eres una….

Candy, solo cerró los ojos esperando el insulto de Eliza

Al –Eliza, cállate!, no permitiré que la insultes, retirarte de una vez.

Ez –Acaso es muy dura la verdad?, porque eso es lo que es, una trepadora, una…

SE –Que te calles Eliza, no estoy dispuesta a soportar tus insultos hacia Candy!

Ez –COMO? Pero tía?

SE –William, me alegra escuchar que por fin te hayas dado cuenta de tus sentimientos hacia Candy y hayas actuado, pensé que no te decidirías.

Al –No me diga que usted también?

SE –Que yo también me di cuenta de lo que sientes por ella?, si William, desde hace ya algún tiempo.

Ez –ESTO ES DEMASIADO, -y se paro para dirigirse a su habitación, pero aunque ella esperaba que alguien dijera algo para que se quedara, nadie la tomo en cuenta, así que mas indignada que antes, se marcho.

Al –Pero como tía?

SE –Después de tu accidente, cuando regresaste y me contaste todo, siempre que hablabas de ella, tu mirada se iluminaba, y aquel tiempo en que ella estuvo en el hogar de Pony, y luego en el departamento, se te veía triste como antes, era solo cuando hablabas con ella que volvías a sonreír, por eso acepte que viniera a vivir aquí, lo único que quiero es verte feliz William.

Al –Pero tía, y esto del compromiso?

SE –Eso es algo que Walter y yo planeamos hace algún tiempo, porque su hija estaba en la misma situación que tu, y pensamos que si un compromiso de matrimonio no los hacía recapacitar, entonces nada lo haría.

Al –Pero entonces no fueron planes de mi padre y Walter?

SE –No, no lo fueron, pero algo teníamos que decir.

Candy no podía creer aquellas palabras, la tía la apoyaba y estaba de acuerdo en su compromiso con Albert.

SE –Candy

Ca –Si?

SE –Desde hace algún tiempo me he dado cuenta de que muchas de mis ideas tienen que cambiar, me has demostrado que una dama no depende de su apellido ni de su fortuna para ser una persona digna, así que me siento muy feliz de que William se haya fijado en ti para mejorar a la familia Andrew, espero que su compromiso sea feliz.

Dos lágrimas brotaron por los ojos de Candy, y solo pudo contestar –Gracias Tía Elroy.

SE –Albert

Al –Si tía?

SE –Traten de ser muy felices por favor, y espero que no tarden mucho en casarse, deseo conocer a mis sobrinos nietos!

La Cara de Candy se sonrojo, y no dijo nada, pero Albert todo orgulloso contesto, Si tía, yo también deseo que los conozca.

SE –Stear, Archie

St Ar – Si tía?

SE -Eso mismo va también para ustedes.

Annie y Patty bajaron las miradas con sus rostros totalmente sonrojados y…

St  Ar –Si Tía.

SE –George trae una botella de Champagne, esto debemos celebrarlo.

Y todos muy contentos brindaron y festejaron por un buen tiempo. 

SE –Bueno, es ya muy tarde, y este vino me ha dado sueño, no se acuesten noche, nos veremos mañana para el desayuno. Buenas noches.

Todos –Buenas noches.

Albert con gran alegría se acerco a Candy y le dijo, -vez, todo salió bien, ya no hay ningún problema.

Ca –No puedo creerlo, esto es un sueño!

Al –No amor, el sueño apenas empieza. Y un dulce beso termino la frase.

Stear, Archie, Patty y Annie se retiraron a sus habitaciones, con el pretexto de que Albert buscaría a Joshua y John para ayudar a subir a Candy, pero en cuanto Archie y los otros se perdieron de vista, Albert regreso al comedor.

Ca –Que no ibas a buscar a Joshua y John?

Al –Si pero más tarde, ven vamos.

Ca –A donde vamos?, ten cuidado no te vayas a lastimar.

Albert no le dijo a Candy a donde iban, pero la llevo a uno de los salones que tenían vista al jardín, pero antes de entrar, entro él y serrando la puerta le dijo esperara unos segundos allí, Candy espero, y cuando Albert regreso entraron y Candy se dio cuenta de lo que Albert tramaba.

Ca –El jardín! –dijo ella emocionada.

Al –No podemos ir hasta el jardín por ahora, pero por lo menos lo veremos, extraño nuestras pláticas, y como Annie está ahora contigo en tu habitación, pues no puedo escabullirme para darte un beso de buenas noches.

Ca –Eres un loco!

Al –Por eso me quieres, o no?

Ca –Mucho!

Candy se quedo mirando las flores muy pensativa, Albert la observo un momento, pero no pudo dejar pasar la oportunidad de preguntarle que pensaba

Al –Candy, en que piensas?.

Ca –En las palabras de la Tía Elroy.

Al –Cuales?

Ca –La opinión que ahora tiene de mí, la verdad nunca espere escucharla hablar así de mí.

Al –Te la has ganado, tu bien sabes que ella es muy dura, pero justa, las buenas obras y tu actitud, le han hecho comprender que no solo los apellidos definen a una dama.

Ca –Si, pero me siento mal por Eliza.

Al –Mal por Eliza?

Ca –Si, bueno, es que para ella el ser una dama de sociedad lo es todo, y siempre me ha odiado, ahora con la actitud de la tía, sé que me odia más.

Al –Mas bien siento que te envidia, porque tú has sabido ganarte a la gente y ella no, empezando por Anthony y los chicos y ahora la tía Elroy.

Ca –Pero no deja de ser duro para ella.

Al –Recuerda que se le dio una oportunidad para cambiar y no la quiso, su actitud ya está fuera de nuestras manos.

Ca –Si lo sé, es solo que ahora con su bebe, me gustaría verla feliz, pero parece que no es así.

Al –Las envidias y el odio, son demasiado fuertes para que pueda entrar en ella la felicidad, solo espero que ese bebe, la haga cambiar.

Ca –También eso espero.

Al –Pues yo me siento muy feliz y satisfecho por la opinión que tiene la tía Elroy de ti, y me alegra que me haya dicho que no pude escoger mejor dama para que sea mi esposa, aunque muchas veces la desobedezco, el obtener ahora su aprobación es realmente satisfactorio.

Ca –Yo me siento igual.

Al –Pero aun me falta pedirle permiso a alguien más para formalizar esta relación

Ca –A alguien más?

Al –Si, a la señorita Pony y la hermana María.

Ca –Es cierto, pero podemos esperar por favor?

Al –Esperar?, acaso aun tienes dudas sobre nosotros?

Ca –No es eso, solo que no quiero que me vean en esta silla, podemos ir cuando ya esté caminando bien, si?

Al –Si, tienes razón, así también me evito el que me riñan por tu accidente.

Ca –A no, en ese caso, vamos mañana!

Al –Quieres que me riñan entonces?

Ca –Si!

Al –Gracias. Aunque prefiero mil veces que me riñan porque estas lastimada a tener que recriminarme toda la vida el haberte perdido en ese accidente y por mi culpa.

Ca –Vamos Albert ya habíamos hablado de eso,

Al –No Candy, en realidad no te imaginas como fue ese poco tiempo, realmente recordé las palabras de Terry.

Ca –De Terry?

Al –Si, cuando me dijo que si te perdía sentiría deseos de morir, fue muy cierto, tal vez si Annie no me saca del shock, me hubiese perdido definitivamente, y luego al escuchar lo que Annie me dijo, también no sabía dónde meterme, sabía que todos me recriminarían si algo te hubiese pasado, yo mismo no me hubiese perdonado nunca –y una lagrima rodo por sus mejillas.

Ca –Ven aquí! –Y lo acerco hacia ella, seco la lagrima y tomando su rostro entre sus manos y viéndolo fijamente dijo –Ya todo paso, deja eso en el pasado por favor, ahora tenemos muchos planes y una vida por delante y juntos, así que quita esos ojos tristes porque si no, la tía Elroy, me reñirá a mí, por verte así.

Al –Entonces déjame darte otro beso para que pueda volver a sonreír.

Ca –Tonto!. –beso

Los enamorados platicaron un rato mas y después Joshua y John llegaron para subir a Candy a su habitación.

——————————————————————————

A la semana siguiente casi todo era armonía en Lakewood, pero Eliza no podía quedarse tranquila por lo sucedido, Candy y Albert ya estaban recuperados de sus lesiones y habían vuelto al trabajo cotidiano.

Ez –“No es posible que esto esté sucediendo, todo le sale bien, es la favorita de todos y ahora hasta la tía Elroy la prefiere, no es justo, pero me las pagara, si cree que se quedara con toda la fortuna de los Andrew está muy equivocada”.

Eliza pidió su desayuno en su habitación y pidió que John la llevara a la ciudad, cuando llegaron le dijo a John que esperara en cierta parte de la ciudad, ella se escabullo y fue en otra dirección, pues lo que tenía planeado hacer no debía saberlo nadie, llego a cierta parte de la ciudad donde los lugares no eran frecuentados por damas de sociedad, cerca de uno de esos sitios vio salir a una joven que por sus ropas se veía que el dinero no le llegaba a manos llenas, por lo que Eliza pensó que la necesidad de aquella chica quedaría muy bien con aquello que necesitaba.

Ez –Hola, disculpa, tal vez tú podrías hacerme un favor.

Me –Diga usted señora.

Ez –Mira, mi tío tiene una novia que no es una buena persona, pero él no lo sabe, ella esta solamente interesada en su dinero, pero tiene un amante con la que lo gasta todo, yo quiero mucho a mi tío y quisiera que esa mujer lo dejara en paz, yo se que ella es muy celosa, y que no soportaría verlo con otra mujer, me ayudarías a fingir que tu y mi tío tienen una relación para que ella los vea y ella se vaya de una vez de su vida?.

Me –Pero señora, yo no podría pasar por la novia de un caballero rico –dijo mostrando sus ropas.

Ez –Por eso no te preocupes, mira te traje 2 de mis vestidos para que te pongas alguno para ese día, te parece?.

Me –Y yo como podría saber quién es él, o acercarme a él?

Ez –Aquí tengo una foto de él, y puedes acercarte si le dices que necesitas hablar con él con respecto a su novia, lo citas en el café Robinson y yo arreglare que ella te vea allí con él.

Me –Pero, yo, no sé qué le diré.

Ez –Mira si aceptas yo te diré lo que tienes que decir y aparte podrás quedarte con este dinero, es muy poco comparado con la felicidad de mi tío.

Cuando la chica, Melina, vio la foto inmediatamente reconoció a Albert, con quien tenía una cuenta pendiente, y tal vez esta era la oportunidad de saldarla.

Me –Esta bien, pero puedo quedarme con todo esto?

Ez –Si claro, todo es tuyo.

Eliza le platico todo el plan que había elaborado, los horarios y todo lo necesario para tenderle esa trampa a “la novia de su tío”, la cita seria dentro de 5 días, cuando ella regresara a la ciudad para visitar al médico, todo estaba listo ya.

Un día antes de la cita, en las oficinas Andrew.

Toc toc.

Al –Adelante.

Ge –Albert, tienes visitas, pero me pidió que te entregara esto antes de entrar.

Albert recibió la nota.

Sr. William.

Necesito hablar con usted urgentemente, soy hermana de Mario Johnson.

Al -Trajo esto personalmente?

Ge –Si, de hecho está afuera esperando para entrar.

Al –Entra con ella y quédate.

Ge –Si.

Toc toc.

Al –Adelante.

Me –Buenas tardes señor William.

Al –Pasa y toma asiento por favor.

Me –Gracias.

Al –Si no mal recuerdo tu nombre es Melina, cierto?

Me –Si señor.

Al –Bueno, cuéntame de que deseas hablar?

Me –Bueno, es que, alguien quiere hacerle daño a usted y a su novia.

Al –Como dices?

Me –Ayer una señora me encontró a la salida del lugar donde trabajo y …

Melina le conto toda la historia de lo que hablo con Eliza y luego.

Me –Cuando vi la foto, yo lo reconocí, usted ayudo a mi hermano a salir de esa pandilla de delincuentes y le dio un trabajo en su empresa.

Al –Si, Mario me ayudo en alguna ocasión, y yo solo correspondí a su ayuda.

Me –Pues ahora mi hermano es una buena persona y el dinero que gana, ayuda mucho a mi familia, así que yo no podía llevar a cabo lo que esa señora me pedía, pero sabía que si me negaba, le pediría a alguien más que le ayudara con su plan, por eso acepte su propuesta, pero no quiero hacer lo que me pidió, usted la conoce?

Al –Si, si la conozco.

Me –Pues cuídese de ella, no es una buena persona, y por favor dele esto que me dio, yo no quiero aceptar su dinero para causarle problemas a usted.

Al –Te lo agradezco mucho Melina, pero quisiera pedirte un favor.

Me –Si señor.

Albert platico con Melina sobre seguir con el plan de Eliza, pero ahora la que caería en la trampa seria ella, así que elaboraron otro plan con el que sí estuvo dispuesta a colaborar.

Melina se despidió y George la acompaño, cuando regreso…

Ge –Que piensas hacer con Eliza?, ella seguirá tratando de crear problemas, y tu tratas de ayudar a su esposo, y ella no los deja en paz.

Al –Lo sé George, pero ella es así, pensare que se puede hacer, pero dime está solucionado el problema con Richard?

Ge –Si pudo solucionarse antes de que las autoridades se enteraran, pero piensas seguir ayudándolo?

Al –No lo sé George, no lo sé. Ahora iré por Candy para almorzar y comentarle esta situación, no quiero hablar de esto en casa, y mucho menos que se entere la tía Elroy.

Ge –Esta bien, yo terminare esto, no es necesario que regreses si no quieres.

Al –Me estás dando la tarde libre?

Ge –Tal vez el zoológico de Chicago sea un buen lugar para platicar con Candy sobre el plan de mañana.

Al –Suena bien. En ese caso te veré en casa para la cena.

Albert salió de la oficina y se dirigió por Candy a San Julián, sabía que ella no tardaría en salir a su descanso y que tendría la oportunidad de pasar con ella el resto de la tarde.

Ca –Albert! Que haces aquí?

Al –Vine por ti para ir a almorzar. Y le mostro una canasta de picnic que llevaba en la mano.

Ca –Un pic nic, hace mucho que no comemos así

Al –Entonces vamos?

Ca –Si, y adonde iremos.

Al –Sube y lo veras.

Albert llevaba el auto que utilizaba cuando él deseaba manejar y estar a solas con Candy, se dirigieron al zoológico y encontraron un lugar apacible para almorzar.

Al –Ya extrañaba comer al aire libre.

Ca –Si también yo, pero te veo algo pensativo, pasa algo?

Al –De hecho si, también por eso quería hablar contigo.

Ca –Que sucede?

Albert le platico a Candy todo lo que Melina le había comentado y lo que habían acordado hacer y lo que ella debía hacer el día de mañana.

Ca –Eliza nunca cambiara, me da tanta pena que no pueda ser feliz con lo que tiene.

Al –O lo que aparenta tener más bien.

Ca –A que te refieres.

Al –El esposo de Eliza está teniendo problemas financieros y no están en una situación económica muy favorable, aunque creo que Elisa no sabe qué tan mal está la situación en realidad.

Ca –Porque lo dices.

Al –Cuando regresamos de Francia y me entere que Eliza se había casado, pedí a George que averiguara sobre su esposo Richard, sabemos que su familia tenía una fortuna, pero los malos negocios lo han llevado casi a la quiebra, él ha hecho unos negocios no muy buenos y casi lo arrestan, ahora está tranquilo, pero no dudo que lo vuelva a intentar.

Ca –Y tú piensas seguir ayudándolo?

Al –Mientras Eliza está embarazada, espero poder ayudarlo para que ella este tranquila, pero aun así, pienso hablar con él, le he pedio a George que le escriba y le pida que venga.

Ca –Eres muy bueno Albert.

Al –Es tranquilidad para la familia, pero también estaría en juego el prestigio de nuestro negocio, porque saben que parentesco tienen ahora con los Andrew.

Ca –Aun así, se que también lo haces por la tía Elroy, y eso es muy noble de tu parte.

Al –Bueno, pero ya no hablemos de eso, disfrutemos de nuestra tarde, quieres?

Ca –Si.

Al –Demos una vuelta

Ca –Si, ouchh.

Al –Te lastimaste?

Ca –No, pero olvide que apenas acaban de quitarme el yeso, eso es todo.

Al –Sera entonces un buen pretexto para que camines de mi brazo, -y ofreciéndole el brazo dijo –ouchh,

Ca –Lo siento, te lastime?, oye!! Ese no es tu brazo lastimado

Al –jajaja ahora no te engañe, jajaja

Ca –Tonto!

Dieron un paseo por todo el zoológico y tomaron un descanso en una de las bancas, a los pies de Albert rodo una pelota, y tras de ella, llego una pequeña niña de lindo cabello rubio y ojos azules, con diminutas pecas en la nariz, Albert levanto la pelota y al dársela a ella, la niña sonrió y agradeció que se la diera, después dio la vuelta y regreso corriendo al lado de sus padres que con la mano agradecieron el gesto de Albert hacia su hija. Albert se quedo perdido mirando a la pequeña, hasta que Candy después de verlo por un momento lo trajo de vuelta a la realidad.

Ca –Príncipe!

Al –Como?

Ca –En que te quedaste pensando.

Albert solo contesto “Stefanía”

Ca –Que?

Al –Viste a esa pequeña?

Ca –Si claro, es muy simpática.

Al –Pues así quiero una hija, que tenga tus pecas o el color de tus ojos, o los míos, que sea parte de los dos, y quisiera ponerle Stefanía.

Ca –Stefanía? Es un lindo nombre, en ese caso así se llamara nuestra primera hija, yo también he soñado con un nombre, pero para niño.

Al –A si, y cuál es?

Ca –Alexander

Al –Alexander William Andrew, se escucha muy bien.

Ca –William?

Al –Bueno es como tradición, pero si no te gusta no se lo pondremos.

Ca –No, está bien, suena bien la combinación.

Al –Candy, te gustaría que nos casáramos en Julio?

Ca –Tan pronto?

Al –Bueno no es tan pronto, pero las rosas del jardín están en todo su esplendor en ese mes.

Ca –Quieres una boda en el jardín?

Al –Solo la ceremonia.

Ca –Seria lindo, pero aun pienso que es muy poco tiempo, ni siquiera hemos anunciado nuestro compromiso y a la tía no le parecerá que sea tan poco tiempo,

Al –Yo la convenceré, pero entonces, si?, que sea en Julio?

Ca –Si, en Julio. Pero porque tienes tanta prisa?

Al –Porque quiero 5 hijos lo recuerdas?, y quiero disfrutarlos a todos.

——————————————————————————-

La noche llego, todos estaban reunidos en el comedor para la cena y la conversación era interesante.

SE –William, cuando podrá abrirse el área de heridos de guerra del hospital San Julián?

Al –Estará lista en dos semanas y podremos hacer la apertura.

St –Albert, quisiera pedirte un favor.

Al –Si Stear, dime.

St –Te agradezco la intención de ponerle mi nombre a esa área, pero quisiera saber si es posible, que se pusiera el nombre de Thommy, después de todo a él le debo la vida.

Al –Esta bien Stear, si así lo quieres, dale el nombre completo a George, y donde encontrar a su familia y su novia, tal vez les agrade venir a ver este lugar.

St –Si Albert, muchas gracias.

Ez –Mmm, esto es patético, ahora resulta que nadie sabrá que esa área fue creada por los Andrew, llevara el nombre de un cualquiera.

St –Eliza! No te permito que le faltes el respeto a Tom, como te atreves!

Ez –Pues después de todo solo era un soldadito o no?

Al –Eliza!, guarda silencio o retírate a tu habitación por favor.

LEER EL SIGUIENTE CAPÍTULO

Comentarios

comentarios

Check Also

Un día de luna de miel 2

Un día de luna de miel (2) Por Manzana9 Otro día más de la luna …

15 comments

  1. muy bna hiistoria ojala la actualizes pronto jajaja la cara d eliza cuando todo se le regrese ya m la imagino

  2. Ohhh… muy buena, muy buena sigue la historia, me gusta Terry, pero más me gusta Albert, ya quisiera tener un novio asíííí, felicidades, te pasaste.

  3. buenisimo no me imagino la cara de eliza cuando se entere de todo actualisa pronto 😀

  4. Que mas puedo decir
    Creo que con leer solamente el relato se da uno cuenta
    de tu talento.

    Felicidades!!!!!!

    Que bien que la tia Elroy no se haya puesto histerica, jejeje
    estuvo bien su actuacion, y de Eliza que puedo decir es muy mala y creo que nunca se le va a quitar, jejeje Arbol que nace torcido jamas
    se endereza…

    Bye, cuidate mucho

  5. muy buena tu historia cali la verdad me gustaria un beun final de tu hstiria en donde todos sean felices y los malos tengan un castigo sebero , y espero que no pongas a candi con su domingo siete la verdad me gustaria que se casara vien como dios manda.PORFIS MANZANITA NO TARDES EN PUBLICAR EL SIGUIENTE CAPITULO SI YA LO TIENES GRACIAS ALAS DOS POR SUS FANTICS BAY.

  6. Es genial que eliza no va a poder hacer de las suyas para separar a candy y albert 🙂

  7. hola me a gustado mucho tu historia y en seguimiento que le has dado cada capitulo me a dejado con ganas de segir y segir leendo espero que continues haciendolo y los nombres que elegistes son geniales Stefania y Alexander. estare esperando con ancias el proximo capitulo.

  8. No me canso de leer una y otra vez toda tu historia esta muy buena y muy linda

  9. Albert es lo maximo!!!

  10. lo vuelvo a repetir una y otra ves..Amo a Albert!!♥♥

  11. lo mas chistoso es que hasta la tía Elroy sabía del gran amor que hay entre Albert♥ y Candy XDDD..

    aaaaaah!!! no te tardes en subir los demas capitulos! me qede super prendada de este fanfic desde q comence a leerlo…

  12. stefania!!!!! me gusta el nombre que lindo pensar en los hijos en el futuro!!!! que bonito y que tierno, lastima que eliza siga dando lata pero… es la que le da sabor a todo jajaja, fabulosa simplemente que linda manera de contar la segunda parte de la historia , ya la quiero leer completa!!!!!! y leer la boda de Albert y Candy!!!

  13. Alexander, tengo 16 anios y cuando estuve en primero de secundaria ese era el nombre del chico q mas e amado y tmb por el q mas e sufrido. Ese nombre me trae muchos recuerdos y un poco de coraje x haberlo perdido enves de luchar x el. 🙁

  14. ES RARO VER UN FANFIC DE ALBERTE TERMINANDO CASADO CON CANDY, COMO QUE LAMANCUERNA TRADICIONAL ES CANDY-TERRY. SIN EMBARGO HACE UNOS DIAS ENCONTRE ESTA LINDA HISTORIA Y SE HA PUESTO MUY INTERESANTE. A LA AUTORA GRACIAS POR ESCRIBIR AHORA DE ALBERT QUE EN TODO MOMENTO ESTUVO CON CANDY PARA APOYARLA Y COMO QUE EL TAMBIEN MERECE SER FELIZ A LADO DE LA MUJER QUE AMA. DEFINITIVAMENTE MUY LINDA TU HISTORIA.
    SOLO UNA CUESTION, EN LA LISTA DE FANFIC DE ESTA PAGINA NO APARECE ESTA HISTORIA ASI QUE TENGO QUE ENTRAR A TRAVES DE LA BARRA DE INTERNET E IR PONIENDO LOS CAPITULOS EN QUE ME QUEDO PARA PODE ACCESAR. SABES POR QUE NO APARECE EN LA LISTA DE ESTA PAGINA?

  15. Esa Eliza es una pirana.

Leave a Reply

Your email address will not be published.