Home / Fan trabajos / Inicia una nueva vida Capítulo 12

Inicia una nueva vida Capítulo 12

CAPITULO 12

 

El Anillo de Compromiso

 

YaYannise McCalister
Sra GSra Georgina McCalister
WhitSr Whitman, jardinero en Lakewood
GaGaston 

 

La fiesta seguía, ya era la hora de comer, cada uno comenzó a tomar los bocadillos que deseaba y a acomodarse donde más le gustaba, los grupitos se formaban en todas partes. Stear, Archie, Annie, Patty, Elizabeth, Michael y Candy estaban comiendo, Albert llego y se acomodo junto a Candy, siguieron comiendo y conversando y unos minutos después Candy se levanto supuestamente por mas bocadillos, pero ya no regreso al grupo, en lugar de eso, se fue a comer con los niños a otro sitio, a lo que Albert solo apretó la boca, pues se dio cuenta de que Candy había pasado algún tiempo tratando de evitar el estar con él, Patty y Annie también lo notaron.

Al –Bueno, pues tengo que retirarme, debo regresar a la oficina, y se levanto para despedirse.

An –No te despedirás de Candy?

Al –Por favor despídeme de ella, se ve que está muy entretenida. Nos veremos luego en casa. Adiós

Y con un gesto de resignación y tristeza se retiro de la misma forma en que había llegado.

St –Y porque se fue Albert?

An –Dijo que tenía que regresar a la oficina, supongo que tenia cosas pendientes aun.

Ar –Que extraño, me había dicho que no regresaría a la oficina, que no había dejado pendientes.

St –Entonces tal vez, irá a ver a Alison, no creen?

Patty se molesto por el comentario y le dio un codazo a Stear para que se callara

St –Que dije?

Annie y Patty voltearon a verse como intrigadas, y se levantaron para ir con Candy

Ar –Y ahora qué pasa?

————————————————————————————-

An –Candy?

Ca –Si Annie

An –Paso algo con Albert?

Ca –Con Albert? Porque?

An –Porque ya se fue, y no iba muy contento.

Ca –mmmm, supongo que tendría algo que hacer en la oficina.

An –Y no te importa que no se despidiera de ti?

Ca –Tendría prisa.

Pa –No será más bien que te molesto algo de lo que dijo cuando estabas sentada allí con él?

Candy volteo a ver a Annie como preguntando porque Patty le cuestionaba eso

An –Patty y yo los vimos cuando platicaban hace un rato, parece que te dijo algo que te molesto.

Ca –Molestarme, no claro que no, porque habría de molestarme que Albert quiera tener 4 o 5 hijos con Alison, no veo porque deba molestarme. –dijo con ironia.

An Pa –Que? Con Alison?

Pa –El te dijo que quería tener 4 o 5 hijos con Alison?

Ca –Bueno no, pero se sobre entiende si ella es su prometida, o no?

An –Candy, él no menciono el nombre de Alison verdad?

Ca –Este… no, creo que no. Pero es igual ella es…

An Pa –Candy!

Ca –Que?

An –Es ya muy necesario que ustedes hablen.

Pa –Si, es urgente!

Y Patty y Annie se dieron la vuelta para dirigirse a otro lado. Candy no entendió que había sucedido, pero como los niños llegaron para jugar con ella, pues se olvido del asunto.

An –No es posible que Candy no entendiera lo que Albert le dijo.

Pa –Pero crees que él se refería a ella? Tal vez Candy tiene razón.

An –Vamos Patty no me dirás que no has visto como Albert mira a Candy y cómo ve a Alison, es obvio de quien está enamorado.

Pa –Pensé que eran figuraciones mías, con todas esas historias románticas que me cuenta la abuela, pensé que me lo estaba imaginando.

An –Esta noche será la cena con Terry y los McCalister, debemos hacer algo para que Alison y Albert no estén todo el tiempo juntos o que Candy no los vea.

Pa –Pero que podemos hacer?

————————————————————————————-

Se Escucho cerrarse una puerta y…

Ge –Albert? Que haces aquí?, dijiste que te quedarías en la fiesta del hospital.

Al –Era mi idea, pero cometí un error, y mejor regrese.

Ge –Un error, pues que sucedió?

Albert le contó la historia sobre los niños y lo que le había dicho a Candy

Ge –Ya veo. Pues pienso que debes de hablar con ella lo antes posible, si sigues con este juego te arriesgas a que Candy se fije en alguien más, recuerda que en el hospital hay muchos doctores a los que les agrada Candy.

Al –George, tratas de ayudarme?

Ge –Solo digo que no dejes pasar mucho tiempo.

Al –Bueno, y con respecto a eso, pudiste averiguar algo de Gastón?

Ge –Mira, hasta en eso tienes suerte, Gastón esta aquí en Chicago.

Al –En Chicago, pero como lo sabes?

Ge –Porque de hecho vino a buscarte ayer.

Al –A buscarme a mi?

Ge –Al parecer recordó tu apellido y vino a buscarte aquí a la oficina.

Albert y George platicaron sobre encontrar a Gastón, llevarlo con Alison y esperar a que todo se resolviera favorablemente.

Ge –Solo que será mañana, recuerda que hoy tienes la cena con ellos y Terry.

Al –Entonces mañana le pediré a Alison vernos para que Gastón este allí y ellos puedan hablar, espero que todo salga bien entre ellos.

Ge –Bueno entonces terminemos esto de aquí que….

Al –No, es más urgente que lo localices y lo traigas ya mismo, me interesa saber que tiene que decirme y más aun lo que yo tengo que decirle.

Ge –Esta bien, pero esto hay que verlo –dijo sonriendo de forma burlona.

Al –George, por favor, sabes que es más urgente lo otro, vete ya!

Ge –jajaja, está bien, pensé que ya lo habías dejado pasar tanto tiempo, que no importaba una o dos semanas más.

Al –Semanas?, No, ya no más tiempo, por favor.

Ge –Entonces me voy, oye y le gusto a Candy el obsequio que le trajiste de San Francisco?

Al –El obsequio, olvide dárselo, han sido tantas cosas que.

Ge –Upss, primera vez que no le das algo, a ver si no se molesta y empieza a hacer más amigos en el hospital.

Al –Basta George no me tortures.

Ge –jajaja, ahora que puedo sí. Ya me voy, nos veremos al rato.

Al –Si, avísame lo que sepas de Gastón.

Albert se quedo pensando, “Todo mundo se ha dado ya cuenta de que la amo, y yo no quería aceptarlo, que estúpido!, pero ahora estoy decidido, con compromiso o sin el, o lo que sea, voy a decirle a Candy que la amo, ya no puedo ni quiero callarlo mas, cada día recuerdo más ese beso y deseo darle otro igual”.

Ya por la tarde después de aquella alegre fiesta para los niños, todos se encontraban en Lakewood

Ca –Fue una hermosa fiesta

An –Todos los niños estuvieron muy contentos.

Pa –Archie no pensé que te gustaran los niños, al grado de poder ensuciar tu ropa por jugar con ellos.

Ar –En realidad Patty, yo tampoco lo sabía, pero me divertí mucho.

Ca –Y Stear, que buenas historias les contaste, recuerdas al pequeño Freddy?, pues al final de la fiesta me dijo que cuando sea grande quiere ser piloto como tú.

St –En serio? Nunca imagine que pudiese oír eso –y por su mejilla rodó una lagrima que fue vista por Patty.

Pa –Que pasa Stear? –dijo limpiando su mejilla.

St –Es que en verdad agradezco estar aquí y poder vivir todo esto, me arrepiento del tiempo que perdí, pero ahora si soy feliz.

Ar –Eso es lo importante, yo por eso te admiro mucho hermano.

St –Como?

Ar –Si, nunca se lo he dicho a nadie, pero en realidad te Admiro, tu decisión, tu valentía y tu animo, yo no creo nunca poder pasar por todo lo que tú has pasado, no puedo ni soñarlo en realidad.

St –Archie

Ar –A veces me he sentido avergonzado de mi mismo, al compararme contigo.

St –Pero no tienes porque hacerlo, a diferencia de mi, tu eres muy bueno en los negocios, yo no podría soportar estar allí encerrado con tanto papel y cosas que hacer, no sé como lo soportas.

Ar –Lo único bueno es que puedo lucir la buena ropa que me gusta.

Jajaja

Todos siguieron conversando y divirtiéndose hasta que llego la hora de arreglarse para la cena.

Annie, Patty y Candy, decidieron instalarse en la habitación de Candy para arreglarse para la cena, como Patty no traía consigo muchos vestidos, Candy le prestaría uno, así que entre todas estaban decidiendo que ponerse.

An –Si Patty ese se te ve muy bien.

An –Vamos Candy es solo una cena, decídete por alguno.

Patty y Annie voltearon a verse para jugarle una broma a Candy

An –O acaso quieres arreglarte tanto para volver a conquistar a Terry?

Ca –A Terry? No claro que no!

An –O más bien a Albert?

Ca –Este, no, para eso está su prometida, no yo! Aunque al inicio de la contestación su rostro se ruborizo.

An Pa –Candy!

Ca –Que?

An –Ponte este vestido azul con mangas largas, está bien para la cena.

Ca –Este? Y se quedo recordando que aquel era el primer vestido que Albert le había obsequiado aquella ocasión en que Neal la engaño y tubo que nadar desde la orilla de aquel risco.

Pa –Candy, Candy!

Ca –Como?

An –En que piensas?

Ca –En que este fue el primer vestido que me regalo Albert cuando aun vivíamos en el departamento.

An –Entonces póntelo. No se diga más.

Pa –Ahora el peinado, le dijiste a Terry que llevarías el cabello peinado de forma diferente

An –A ver veamos….

Y se pusieron a ver qué peinado era el más apropiado, no muy formal, no muy informal

Las chicas terminaron de alistarse y bajaron para reunirse con los chicos que se encontraban en la sala.

Stear, Archie y Albert platicaban sobre cualquier cosa cuando las chicas llegaron, los tres se levantaron como forma de respeto, Stear se levanto y extendió su mano para que Patty, se sentase con él, Archie y Albert se acercaron a Annie y Candy para acompañarlas a sentarse junto a cada uno, mientras Albert y Candy se acercaban a uno de los sillones, Albert volteo para admirar a Candy, y al sentarse, él se acerco a ella para decirle.

Al –Ese peinado te hace ver muy hermosa.

Candy sonrojada contesto –Gracias.

Al poco tiempo George entro en la sala anunciando que los McCalister habían llegado ya.

Al –Hazlos pasar aquí por favor George.

Ge –Si.

Walter, su esposa y sus 4 hijas entraron, la pequeña Rebeca corrió hacia Albert para saludarlo y él la levanto en brazos.

Al –Bienvenidos buenas noches, pasen por favor, y tomen asiento en un momento pasaremos al comedor, solo esperaremos a Terry.

Cuando Albert volteo para regresar a sentarse con Candy, se dio cuenta de que ella se había pasado al otro sillón con Annie y Archie, por lo que solo la volteo a ver y bajo la mirada, para segundos después volver a voltear hacia los McCalister.

Walter jalo a su hija Alison, para que se sentara junto a Albert, Candy solo pudo cerrar sus puños disimulándolo al lado de su vestido, Annie le dio un ligero y discreto codazo para que disimulara y Candy se calmo.

Al -Ya conocen a todos menos a la señorita Patricia O´Braian

Pa –Es un gusto, buenas noches.

Wa –Y supongo que usted es la tan nombrada novia de Stear verdad?

Pa –Disculpe?

Wa –Es que la última vez que venimos, Stear nos contaba mucho sobre usted

Stear solo se puso algo sonrojado y Patty hizo una caricia en su cara como señal de ternura simplemente.

Pa –Si, yo soy Patty.

Wa –Pues ustedes dos hacen una linda pareja.

Pa –Gracias.

Re –Y también eres ciega?

Sra G (Señora Georgina McCalister) –Hija, por favor, como preguntas eso

Pa –No se preocupe, no lo soy, porque lo preguntas?

Re –Porque también usas lentes como él

Pa –Bueno a decir verdad si me los quito en realidad no veo muy bien.

Jajaja

Al –Y que les pareció la obra?

Yannise la segunda hija de Walter fue la primera en contestar.

Ya –Estuvo muy impresionante, es magistral ver la actuación de todos ellos, la fuerza de sus diálogos, la calidad de su trabajo, la pasión que ponen en cada detalle, todo estuvo maravillosos, las luces, la música, todo.

Al –Veo que te gusto –dijo con cara de asombrado por aquella tan completa respuesta.

Sra. Ge –Es que a mi hija le apasiona el teatro

Ya –Me encantaría poder ser actriz de teatro, sería fabuloso, es tan apasionante.

Ca –Pues quizás Terry pueda aconsejarte

Ya –En serio lo crees posible? El actuó tan bien.

Ge –El señor Terry Granchester llego.

Ya –En serio?, parece increíble.

Sra. G –Yannise tranquilízate.

Yannise se sentó ruborizada –lo siento mama.

Albert se acerco a la entrada de la sala para esperar a su amigo, al que recibió con un fuerte abrazo.

Al –Terry, te presento a la familia McCalister, El señor Walter su esposa la señora Georgina, sus hijas, Alison, Yannise, Jade y Rebeca.

Terry haciendo una reverencia saludo. –Tanto gusto, buenas noches.

Al –A los demás ya los conoces

Te –Que tal buenas noches.

Como vio que Alison estaba sentada junto a él entonces decidió hacerlo rabiar y se dirigió a sentarse junto a Candy.

Te –Candy, buenas noches –dijo mientras daba un beso en su mano.

Ca –Terry.

Te –Puedo sentarme aquí?

Ca –Si.

Terry se sentó y volteo a ver la cara de Albert con una sonrisa de burla. Albert entendió la intención de Terry y lo vio solo levantando discretamente una ceja, Candy noto que el rostro de Terry también tenía un pequeño golpe.

Ca –Que te paso aquí? Dijo mientras acercaba su mano a su rostro

Te –Este, un accidente con una de las escenografías, -dijo mientras tomaba la mano de Candy, -porque?

Ca –Porque traes un golpe.

Te –Ya sabes que los accidentes ocurren –comento sin soltar su mano y volteando a ver la cara de Albert que lo miraba fijamente.

En ese preciso momento George anuncio que la cena estaba lista y podían pasar al comedor.

Todos se levantaron, los caballeros ofrecieron el brazo a sus damas y Terry hizo lo propio con Candy, sin dejar de ver el rostro de Albert con su sonrisa burlona y Albert contestándole con esa ceja levantada, ya parecía una conversación conocida entre dos amigos.

Albert hizo una pausa con Alison para comentarle algo

Al –Te tengo un sorpresa -dijo como jugando

Ali –A mi? Cual?

Al –Es sobre Gastón

Alison abrió los ojos muy muy grandes y antes de contestar recordó donde estaba y en voz baja dijo.

Ali –Que es? dime!

Al –Mañana a las 10:00 te espero en el café Venecia, el que está a dos cuadras de tu hotel. Te parece?

Ali –Si, está bien

Y volvieron a caminar hacia el comedor, cuando entraron la mayoría de los presentes ya estaban sentados, había dos lugares disponibles que obviamente Walter había reservado para su hija y él, y frente a ellos estaba Candy, Terry y Yannise sentada junto a Terry.

Albert se dio cuenta de que el juego de sonrisas y caras seguiría durante toda la cena con su amigo y así fue.

Te –Te vez muy hermosa con ese peinado, hace resaltar tus ojos.

Candy ruborizada contesto –Gracias

Al –Terry, te comentamos que los McCalister verían hoy tu representación?

Terry sonrió para sí, dándose cuenta de la intención de Albert.

Te –No me habías comentado, -y volteando a ver a Walter pregunto –Y fue de su agrado la obra?.

Yannise contesto de inmediato.

Ya –Si nos gusto mucho, fueron muy buenas las representaciones y su actuación fue la mejor.

Sra. G –Yannise!

Te –Jajaja, le pareció así, señorita?

Ya –Dígame Yannise por favor.

Te –En ese caso dígame Terry, -dijo coquetamente

Candy le dio una patada por debajo de la mesa a la que Terry solo reacciono cerrando los ojos por un segundo y volteando a ver a Candy

Candy en voz muy baja, mientras los demás hablaban dijo –Compórtate Terry! Para que nadie pudiera ver aquella riña, pero todo, absolutamente todo era visto por los ojos azules de Albert.

Re –Mi hermana Yannise quiere ser actriz de teatro –le dijo a Terry

Te –En serio?, se necesita mucha disciplina y trabajo.

Ya –Si lo sé, pero en Escocia no hay compañías de teatro, donde pueda comenzar, me gustaría aquí en América.

Te –Pues si quieres podemos hablar con el director para que te haga una prueba, claro, si tu padre está de acuerdo, -dijo volteando a ver a Walter.

Ya –Si papa? Puedo?

Wa –Pero para que, si…

Sra. G –Si fuera tan amable señor Granchester, se lo agradeceríamos.

Ya –Si gracias, gracias. Dijo totalmente ilusionada.

La cena continuo, las risas se escuchaban, y las miradas y sonrisas entre amigos continuaban hasta que Walter hizo una pregunta bastante incómoda.

Wa –Bueno William y para cuando piensas formalizar tu compromiso con Alison, no podemos quedarnos aquí por mucho tiempo.

El silencio se hizo evidente, Candy apretó su servilleta, Annie y Patty se voltearon a ver la una a la otra y luego las dos hacia Candy, Terry vio fijamente a Albert como esperando su reacción, Alison se quedo paralizada, al igual que sus hermanas pues sabían que el corazón de Alison tenía el nombre de Gastón en el.

Albert tomo aire y dijo –Con ese respecto Walter, quisiera yo hablar con usted el miércoles que viene.

Wa –Me parece perfecto.

Candy bajo la mirada, y Terry vio a Albert pero ahora el de la mirada fija era Terry hacia Albert como reprochando el comentario, y al ver la cara de Candy, de inmediato dijo

Te –Pero señor McCalister, no pensaran regresar de inmediato a Escocia o si? Recuerde que Yannise puede tener una oportunidad en teatro

Wa –Pero yo ….

Sra. G –Esperaremos lo suficiente para escuchar la opinión del director con respecto a Yannise y veremos qué es lo que haremos.

————————————————————————————-

La cena termino y Terry dijo –Tendrán que disculparme, pero mañana habrá un desayuno con la prensa y el día fue algo agotador, quisiera descansar, así que me retiro y levantándose dio las buenas noches y dijo –Candy puedes acompañarme por favor.

Ca –Si, -Candy se levanto y ambos se dirigieron a la puerta del comedor. Albert también iba a levantarse, recordaba la amenaza de Terry sobre robarse a Candy y no quiso dejarlo a la suerte, pero Walter le dijo.

Wa –Bueno William, también nosotros nos retiramos, ya es algo tarde. Albert reacciono y se levanto para acompañar a todos a la puerta, de paso vería que Terry no se llevara a Candy.

Como Walter y su familia tardaron en despedirse de todos, Albert comenzó a inquietarse porque Candy no había regresado.

Al acercarse a la puerta principal Albert vio que Candy y Terry conversaban más cerca de lo que a él, le hubiera gustado, pero como venía con Alison, no podía apresurarse para separarlos.

Te –Candy, a pesar de todo, tu y yo somos amigos, verdad?

Ca –Si Terry.

Te –Y sabes que puedes contar conmigo para cualquier cosa, cierto?

Ca –Que sucede Terry?

Te –Nada es solo que yo… -Terry no termino la frase porque vio que se acercaban los McCalister y Albert.

Wa –Terry, podemos llevarlo hasta su hotel si lo desea, será un gusto para nosotros

Te –En ese caso, agradezco su oferta y la acepto.

Walter volteo para despedirse de Albert

Wa –Bueno William, lo estaré esperando el miércoles entonces.

Al –Si Walter.

Wa –Vamos Alison despídete de tu prometido.

Albert tomo la mano de Alison para darle un beso, pero Walter dio un empujón a Alison para que la despedida fuera menos formal, y, para que no cayera, Albert la sostuvo entre sus brazos, y esa escena fue demasiado para Candy.

Ca –Disculpen buenas noches, necesito tomar un vaso con agua. -Y se apresuro a dirigirse de vuelta al comedor.

Albert y Alison se separaron y la Señora McCalister, conociendo los sentimientos de su hija, dijo algo para salvar la situación.

Sra. G –Vamos Walter no seas pesado por favor. Alison, vamos.

Ali –Si mama, buenas noches –y dio la vuelta para irse con su madre.

Terry se aproximo a Albert para despedirse con un abrazo y decirle discretamente algo.

Te –William -y dándole el abrazo dijo –No la lastimes.

Al –Terry –y contestando su comentario –No lo haré.

Al fin los invitados se fueron, Albert apresuro el paso para regresar al comedor y hablar de una vez con Candy.

Al –Y Candy?

Ar –Tomo un vaso con agua y dijo le dolía la cabeza, subió a su habitación.

Al –Iré a ver si se siente bien, permiso

Ar –Albert, quería yo preguntarte si…

Al –Mañana Archie, por favor, -y se retiro del comedor.

Ar –Que sucede, porque Candy se fue así y Albert va a buscarla?

An –Por nada querido, ya te explicare después

Y Patty comenzó la conversación para distraer la atención de Archie.

Albert subió las escaleras lo más aprisa que pudo, llego al cuarto de Candy y toco la puerta, pero nadie contesto, insistió y nada, así que dijo.

Al –Candy, por favor abre, soy yo.

Pero tampoco obtuvo respuesta.

Al –Esta bien Candy, buenas noches.  – y se retiro a su habitación.

Candy Se encontraba sumida entre los almohadones de su cama y lloraba tristemente –“Parece que ya no puedo hacer nada, el próximo miércoles formalizara su compromiso con Alison, y a demás desea ya tener hijos con ella, que mas puedo hacer, no debo interponerme, si su felicidad esta con ella, entonces no hay nada más que yo deba hacer” y siguió llorando hasta quedarse dormida.

Al siguiente día a pesar de ser domingo decidió irse muy temprano al hospital, deseaba ocuparse la mayor parte del tiempo, tanto para no toparse con Albert, como para distraerse y no pensar en él, se alisto, bajo a la cocina desayuno algo y se fue, mucho antes de las 08:00, pues sabía que en ocasiones Albert se levantaba temprano.

Albert también ese día se levanto temprano, pero no lo suficiente para alcanzar a Candy, toco en la puerta de su habitación y no obtuvo respuesta, pero él sabía que quizás podía estar dormida, así que le dejaría una nota, y sigilosamente entro.

Al –Es extraño, ya no está.

Recogió su nota y bajo al comedor, tal vez estaba allí

Al –Buenos días.

Buenos días señor William

Al –Alguien sabe dónde está Candy?

Jp –No señor, tal vez fue ella la que desayuno, porque aquí hay una taza, pero aun no estábamos aquí.

Al –“Ya desayuno?”. –Esta bien, la buscare en el jardín, gracias.

Llego al jardín, dio una vuelta por todo el lugar y ella no estaba allí, así que se sentó en su banca a pensar

Whi –Buenos días señor William

Al –Señor Whitman buenos días, -dijo sobresaltado por la sorpresa.

Whi –Siento haberlo sorprendido, no fue mi intención.

Al –No se preocupe, está bien.

Whi –Tiene algún problema señor?

Al –Problema?, no, no en realidad

Whi –Entonces esos pensamientos son por una dama

Al –Como dice?

Whi –Cuando alguien se adentra en sus pensamientos como usted, es por problemas o por una dama que le quita el sueño.

Albert sonriendo contesto –Si, tiene razón, pero será mejor que me vaya, nos veremos luego

Whi –Señor

Al –Si?

Whi –Llévele esta flor a su dama, seguro le gustara. Dijo extendiéndole una Dulce Candy que empezaba a florecer.

Al –Gracias, y vio la flor pensando en ella.

Whi –Y hable ya con la señorita Candy, para que pueda usted dormir. –dijo mientras seguía arreglando otras flores.

Albert levanto la vista y abriendo los ojos vio a Whitman como preguntándole como es que sabía que pensaba en Candy

Whitman entendió su mirada y dijo –Usted solo me deja que corte estas rosas para la señorita Candy, para nadie más, cuando ha necesitado otras flores me lo especifica, inclusive para la señorita Alison no quiso dulce Candy.

Al –Gracias Whitman, me iré ahora, y espero ya poder dormir esta noche, adiós

Entro a la casa para tomar algunas cosas e irse para encontrarse con Alison, pero primero llevaría la nota y la rosa para Candy.

An –Buenos días Albert

Al –Annie, buenos días

An –Puedo hablar contigo unos minutos por favor.

Al –Ahora?

An –Si solo serán unos minutos, es importante

Al –Esta bien, dime

An –Podemos pasar a la sala por favor

Albert extrañado por la petición acepto y se dirigieron a la sala, y después de tomar asiento.

Al –Que sucede Annie?

An –Tomo aire y dijo –Seré directa aunque me da mucha pena platicar contigo de esto.

Al –Vamos Annie por favor.

An –Tu amas a Candy o vas a casarte con Alison?

Albert abrió los ojos sorprendido por aquella pregunta.

Al –Porque preguntas eso?

An –Lo siento, pero es que, no!, primero contéstame.

Al –Esta bien, en realidad no pienso casarme con Alison

An –Ufff, pero amas a Candy verdad?

Al –Estee, Si Annie, si la amo –dijo cerrando los ojos por unos segundos al verse descubierto.

An –Me alegra saberlo, entonces te pido que por favor hables con Candy, dile lo que sientes, ella está sufriendo por todo esto. 

Al –Como dices?

An –Ella está muy enamorada de ti, y no sé lo que ha pasado entre ustedes, pero ella está segura de que te casaras con Alison y que deseas tener muchos hijos con ella

Al –Hijos con Alison?, ya recuerdo, lo dices por ayer

An –Si, ella estaba muy triste porque le dijiste que querías tener 4 o 5 hijos con Alison.

Albert se levanto para que Annie no pudiera ver su rostro, pues no era muy fácil para él confesar sus sentimientos.

Al –Ya veo, en realidad lo que quise darle a entender es que me gustaría tener 4 o 5 hijos pero con ella, solo que con toda esta situación de Alison, Candy malinterpreto mi comentario.

An –Ella ha tratado de hablar contigo pero veo que no ha podido ser, y anoche ella se dio por vencida después de que dijiste hablarías con Walter sobre lo de tu compromiso.

Al –Si hablare con él, pero para terminarlo, no para formalizar.

An –Pues entonces búscala y hablen, por favor, y discúlpame por meterme en esto pero no quiero ver sufrir a Candy, me entiendes verdad?

Al –Si Annie, te entiendo y te lo agradezco, de hecho voy a buscarla al hospital en este momento para dejarle una nota y verla en la tarde, por ahora tengo que arreglar algo mas con Alison y su novio.

An –El novio de Alison? No entiendo?

Al –Ya les explicare a todos, por ahora tengo que irme. Annie?

An –Si?

Al –Gracias por decirme que Candy también me ama, ahora estoy seguro de poder decirle todo lo que siento por ella sin temor a perderla. Gracias

An –De nada, ahora vete ya.

Al –Tu y los chicos alcáncenos a Candy y a mí en la pequeña Italia para la hora del almuerzo, si todo sale bien, estaremos festejando el día de hoy, de acuerdo?.

An –Esta bien, los veremos allí, adiós.

Albert salió corriendo porque ya era el tiempo justo para ver a Gastón y Alison, así que tendría que pasar a dejarle a Candy la nota después.

Al –Joshua buenos días, vámonos por favor al café Venecia, rápido.

Jh –Si señor.

Albert llego justo a tiempo, entro al café y vio a Gastón sentado allí, tal y como habían quedado, la vez que se conocieron y pudieron hablar, Albert esperaría a Alison afuera del café para sorprenderla cuando entraran.

Ali –Hola Albert, espero no haber llegado tarde.

Al –No, no te preocupes.

Ali –Entramos?

Al –Si, pero espera, quisiera preguntarte algo.

Ali –Dime

Al –Si pudieras estar nuevamente con Gastón, regresarías con él?

Ali –Albert por favor, eso ya no puede ser, no insistas

Al –Bueno es solo un pregunta, porque pienso que aun lo amas, no es verdad?

Ali –Si, aun lo amo, y si él me disculpara, yo hablaría con mi padre, pero él no lo hará, así que no tiene caso, obedeceré a mi padre y eso es todo.

Al –Correcto, entonces entremos.

Albert ofreció su brazo a Alison, quien llevaba la mirada hacia el suelo, pensando en Gastón, y no se dio cuenta de que Albert la llevo justo frente a él, cuando se detuvieron Alison levanto la mirada y al ver a Gastón:

Ali –Gastón!

Ga –Alison, amor!

Después de un efusivo abrazo y beso que dejo admirado a Albert, y un tanto envidioso, tomaron asiento y comenzaron a platicar.

Ali –Pero Gastón, que haces aquí?

Ga –Yo estaba muy molesto porque no quisiste que hablara con tu padre sobre nosotros, como te dije, si tu venias a América yo me olvidaría de ti, pero no pude, pensé en buscarte, pero sabía que tu padre se opondría, más aun porque tu no le dirías nada.

Ali –Pero y entonces?

Ga –Tu madre y tus hermanas me escribieron, explicándome que me amas, pero  que no te atreverías a contradecir a tu padre, y que si yo te amaba verdaderamente debía hablar con él, y me dijeron donde encontrarlos y vine lo más rápido que pude, pero antes de buscar a tu padre decidí hablar con el señor Andrew y explicarle que yo te amo y que tu compromiso con él no debía ser.

Ali –Entonces ustedes dos ya hablaron?

Al –Si Alison, hablamos, y como te dije, yo estoy dispuesto a romper el compromiso, por eso pedí a tu padre hablar con él este miércoles.

Ali –Pero él no va a querer, se enojara mucho y…

Al –No te preocupes, todo se arreglara, solo dime que estas dispuesta a ser feliz con Gastón y eso es todo.

Ali –Con una condición.

Al –Condición? Cual?

Ali –Que tú seas feliz con Candy!

Al –Como?

Ali –Los dos han sido muy respetuosos y discretos para que mi padre no se diera cuenta de que ustedes están enamorados, pero la verdad es que si lo están

Al –Veo que lo que yo pensé un secreto, todo mundo ya lo sabe, en ese caso, te lo prometo, hoy mismo hablare con Candy para aclarar todo y pedirle que sea mi novia.

Ali –Me alegro mucho, desayunas con nosotros?

Al –Por supuesto.

Desayunaron, platicaron, rieron y acordaron que el miércoles Albert, Alison y Gaston hablarían con Walter, para hacerlo entender todo en realidad.

Ali –Albert, desayunaste muy poco, porque?

Al –Porque pienso ir a buscar a Candy para llevarla a comer y decirle lo que siento por ella.

Ali –En ese caso, vete ya, no tardes más.

Al –Esta bien, me voy, solo déjame pagar y listo.

Ga –No Albert, por favor, permíteme a mí, y muchas gracias por todo, no pensé que los americanos fueran tan amables.

Al –Recuerda que también tengo sangre de escocés.

Jajajaja

Ga –Entonces nos veremos el miércoles. Y suerte con tu dama.

Al –Gracias, adiós. –subió rápidamente al auto y…

Al –Joshua vamos al hospital San Julián

Jh. –Sí señor.

Llegaron al hospital y Albert bajo y despidió a Joshua, entro y pregunto por Candy en la recepción.

Al –Buen día señorita, quisiera hablar con la enfermera Candy White, por favor.

En –Temo que será un poco difícil, acaban de llegar varios heridos de accidente y está ocupada, pero puede dejarle un mensaje si lo desea.

Al –Le agradezco, en ese caso, puede permitirme una tarjeta para dejarle una nota?, gracias, puede entregársela con esta flor?, ella sabrá de quien es.

En –Si con gusto.

Y Albert se dijo, “bueno no se a qué hora se desocupe, será mejor que la espere en el restaurante”, y caminando se dirigió hacia allá.

Una par de horas después, la emergencia había pasado, Candy se disponía a salir a comer algo y descansar, cuando en la recepción la vieron y le llamaron.

En –Candy, Candy.

Ca –Si?

En –Me pidieron que te entregara esto, toma –dijo, mientras le entregaba la nota y la flor.

Ca –“Es de Albert” –Gracias.

Y salió para leerla.

 

Querida Candy.

 

Es urgente que hablemos, hay muchos malos entendidos entre nosotros,

necesito decirte algo muy importante, te espero en la pequeña Italia,

te suplico que vayas, te estaré esperando.    Albert.

Ca –“Malos entendidos?, está bien, iré y hablaremos lo que tengamos que hablar”.

Candy se dirigió hacia el restaurante, pero nunca imagino lo que vería allí.

Albert estaba sentado en la mesa favorita de él y Candy, la espera lo hacía ponerse cada vez más nervioso, incluso pensaba en lo que le diría, con que empezar.

Al –“Primero le diré que la amo y …”, no tan directo, “será mejor comentarle de los malos entendidos” o “mejor le pregunto porque no fue al comedor en el barco” , sus pensamientos fueron interrumpidos por una voz conocida, pero no esperada.

Ali –Albert?

Al –Alison, que hacen aquí?

Ali –Es que tanto me hablaste de este lugar, que decidimos venir aquí a festejar, pero no pensé encontrarte aquí, esperas a alguien?

Al –Si, pero, festejar?

Ali –Si mira, -dijo extendiendo su mano y mostrando el anillo de compromiso que Gaston acababa de darle. –soy tan feliz Albert. –dijo mientras le daba un abrazo a él.

Esa frase fue escuchada por Candy quien se quedo paralizada al ver la mano de Alison con la de Albert, el anillo y lo que ella decía, y más aun por lo que él dijo.

Al –Yo también, soy muy feliz…

Ca –Albert!, y llorando salió corriendo del lugar.

Al –Candy?!, no, espera! Lo siento Alison, disculpa

Ali –Alcánzala Albert, corre!

Albert salió corriendo del lugar para alcanzarla, volteo a ambos lados de la calle y la vio corriendo, se apresuro para seguirla, detrás de él, salieron Alison y Gaston, que se quedaron parados en la puerta del restaurante esperando el desenlace de aquella situación.

Al –Candy, Candy espera por favor, Candy.

Pero la desesperación de Candy era más, a tal grado, de que cruzo la calle sin fijarse y en ese momento un automóvil iba pasando, ocurriendo lo inevitable.

Al –Noooo!! Candy.

LEER EL SIGUIENTE CAPÍTULO

Comentarios

comentarios

Check Also

Caminos del destino Capítulo 33

CAMINOS DEL DESTINO POR SHELSY Capitulo 33   Rencor La luz del sol iluminaba la …

13 comments

  1. Que?! No puede ser ya que todo se iba a arreglar diganme que no es cierto. Saludos

  2. Waooooooooooooooooo,superr.tu.historia;
    me.encanta(aunque.no.sea.Terry).

    FElicidades,esta.quedando.muy.linda.

  3. hay cali esta vez nos has dejado en ascuas que pasara con candi y albert no tardes en publicar el sig cap.yo creo no poder dormir hasta leer lo que sigue.

  4. Hola Cali!!! Espero que estes disfrutando estas vacaciones, quiero agradecerte esto tan lindo que hiciste por todas nosostras, mira que darnos estos dos capitulos maravillosos cuando nosotras creiamos que seria hasta el lunes, que buena eres con nosotras tus seguidoras y como no tengo llenadera te pido que si no es mucha molestia jeje ps no te tardes con el otro o los otros( uff seria fantastico) capitulos. ahora dejame decirte noooooooo! que le va a pasar a candy, ay no a mi Albert no le estan resultando las cosas yo ya espero ansiosa la frase que dijiste de que candy se va con terry a londres, pero solo como amigos oie que Albert le sufra un poquito( solo un poquito ehhh, no se te pase la mano con mi ojiazul)porque candy ya tuvo bastante. cada vez quedo mas intrigada Cali, sin duda eres la mejor, suigue asi y gracias por hacerme feliz en estas vacaciones con mi Albert.
    esperare por lo que sigue, te mando muchos saludos, ya sabes desde Nayarit!!
    Lupita!!!

  5. Que pena!!! nooo, porqué?
    A esperar el siguiente capítulo, ya que todo puede pasar, gracias y felicitaciones, sigue muy entretenida la historia.

  6. Por Dios que le paso a Candy o me vas a decir que el accidentado fue Albert nooooo. Espero pronto el siguiente capitulo te felicito

  7. suuuuuper! Albert y Candy 4ever!!!

  8. nooooooooo manches k onda, ahora k se iba areglar todo jaja bueno espero k se arregle pronto esto porfavor y espero k sigas escribiendo seguido estupendo este capitulo eh eres genial feñlicidades….

  9. hay cali.cali,cali, como nos haces sifrir atadas yo siento que tardas tanto o es que tu fantic a gustado que si tardas 3 o 4 dias sufrimos mucho por que queremos que aldia siguiente de ver leido uno lugo lugo sea pubicado otro lo sieto si te presiono pero siempre nos dejas comiendo uñas.GRACIAS SIGUE DISFRUTANDO DE LAS VACACIONES BAY

  10. haahahaha continualaaa es muy bna tu historia 🙂

  11. hay cali no nos hagas sufrir tanto por fis ya sube el sig cap.gracias

  12. Me encanta aunq como te dije la otra vez terry no se comporta como normalmente se conportaria terry, no parece el.

  13. Q horror!! Pero Albert sigue siendo mi preferid.

Leave a Reply

Your email address will not be published.