Home / Fan trabajos / Inicia una nueva vida Capítulo 10

Inicia una nueva vida Capítulo 10

CAPITULO 10 

Sorpresas para todos

LuLuci, parte del servicio en Lakewood
Sr TDueño del departamento
ReRebeca McCalister

An –Candy?

Ca –Si?

An –Y ya hablaste con Albert?

Ca –No, no he podido –dijo bajando la vista

An –Bueno pero esta noche si hablaras con él, verdad?

Ca –Si, espero que si, pero…

An –No Candy, sin peros, tienes que decirle que lo amas.

Ca –Tienes razón, se lo diré.

La tarde llego, y Archie, Annie y Candy se presentaron en la estación un poco antes para verificar la llegada del tren, cuando fue la hora exacta y el tren llego, cada uno se dispuso en el andén, separándose para poder localizar a Patty y la Abuela Martha.

An –Patty, Patty –dijo al verla bajar del tren

Pa –Annie, que haces aquí?.

Archie y Candy al escuchar a Annie se acercaron.

Pa –Archie, Candy, que hacen ustedes aquí? a quien esperan?

Ar –A ti y a la abuela Martha.

Ca –Abuela Martha.

AM –Candy, Annie, Archie, que gusto verles, pero que hacen aquí?

An –Escribimos un telegrama para pedirles que vinieran, pero su mayordomo nos contesto que de hecho llegarían hoy, por eso venimos por ustedes.

Ca –Dijo que venían con referente a un aniversario, de que se trata?

Pa –Dentro de una semana, Stear cumplirá un año de ….

Ca –Vamos Patty, no debes entristecerte, mira ….

Archie y Annie a espaldas de Patty, hicieron señales a Candy para que no dijera nada de Stear, pero la abuela Martha si las vio, aunque comprendió que debía guardar silencio.

Ca –Mira la vida continua y es mejor recordarlo con alegría, vamos Patty, recuerda que a Stear no le gustan… gustaban las lloronas.

Pa –Si Candy, tienes razón.

Ar –Bueno pues entonces vamos a casa, se quedaran allí.

An –No!, no, ahora es turno de que se queden en mi casa, siempre se quedan con ustedes, ahora yo quiero que se queden conmigo.

Dijo Annie, mientras Candy, daba un discreto pero nada suave puntapié a Archie.

Ar –Hayy… que buena idea Annie. Vamos entonces.

Archie y Annie llevaban a Patty hacia el auto mientras la abuela Martha sostenía a Candy para interrogarla.

AM –Candy, porque están actuando tan extraño?, algo sucede aquí, que es?

Ca –Extraño?, nooo, es su imaginación Abuela Martha.

AM –Candy!!!.

Ca –Esta bien, pero es una sorpresa, no quiero arruinarla.

AM –Es Stear verdad? Él está con vida cierto?

Ca –Como?, porque dice eso?

AM –Porque no veo nada de tristeza en ustedes sobre Stear y a parte no quieren que vallamos a tu casa, porque allí esta él, verdad?

Ca –Pero guarde el secreto de acuerdo! Dijo mientras le guiñaba un ojo.

AM –Que felicidad  -dijo en voz muy alta.

Pa –Abuela, que sucede?.

AM –Nada Patty solo que estoy feliz de ver a los chicos, eso es todo.

————————————————————————–

Candy y Archie llegaron a Lakewood era ya de noche, así que la tía Elroy ya estaba en su habitación.

Archie se despidió y subió a su dormitorio.

Candy fue por un bocadillo y se dirigió a la sala, desde donde se podía ver en el momento en que Albert llegara, estaba decidida a hablar con él, paso el tiempo, Candy se quedo dormida y cuando se levanto se dio cuenta de que pasaba más de media noche, decepcionada por la espera, subió a las habitaciones llegando a la de Albert, pensó que tal vez estaría allí, así que entro sigilosamente para cerciorarse, pero no había llegado, tomo una hoja de su secreter y escribió una nota, la cual dejo como siempre con una flor, sobre su cama:

De igual forma salió de la habitación de Albert y se fue para dormir con lagrimas en sus ojos

Toc toc.

Ca –“Tal vez sea Albert”, -dijo limpiando sus ojos –Adelante.

St –Candy, puedo pasar?

Ca –Claro, Stear pasa.

St –Siento molestarte tan tarde pero… pero quería preguntarte…

Ca –Preguntarme sobre Patty?

St –Si, como esta ella?

Ca –Bien.

St –Solo bien? Candy por favor.

Ca –jajaja, lo siento, aun deprimida, te comento Archie, porque vino antes de que nosotros le llamáramos

St –Si, no pensé que ella aun…

Ca –Aun pensara en ti?, ya ves que si, te das cuenta de que fuiste muy egoísta con ella y con todos nosotros?

St –Por favor, sabes que eso es lo que no quería, ser egoísta, y en serio deseo que ella sea feliz, aunque no sea conmigo.

Ca –Stear, por favor, en realidad crees que lo sea?

————————————————————————–

Al siguiente día, Candy se levanto, se dio un baño y después de vestirse se dispuso a bajar para encontrarse con los chicos quienes estaban en el comedor.

Ca –Buenos días

Buenos días

Ar –Pensamos que tendríamos que esperarte más tiempo, pero en vista de que bajaste temprano, te daré lo que Joseph preparo para ti.

Archie estiro hasta ella, una bandeja con cuernitos de chocolate, los favoritos de Candy.

Ca –Que rico, y comenzó a desayunar.

Ca –Y Albert ya se fue?

St –No, desde ayer que no regresa, George dijo que pasarían la noche en la finca y después regresarían para viajar a San Francisco.

Candy por poco se ahoga con semejante noticia

Ca –Viajar a San Francisco? Cuando?

St –Se Irán hoy por la tarde.

Ca –Quienes se Irán?

St –George me dijo que viajaban solo él y Albert, porque?

Ca –No, yo… pensé que la tía Elroy también iría, entonces tendría que revisarla antes del viaje.

St –No, tengo entendido que harán un viaje muy corto, de ida y vuelta, regresaran el jueves por la tarde.

Ca –Hasta el jueves?

Ar –Que pasa Candy?, porque tanta pregunta?

Ca –Bueno, es que…. El viernes es la obra de Terry, y quedo de que todos iríamos a verlo.

St –Es cierto.

Candy pensaba mientras tanto “Creo que no podré hablar con él, hasta el jueves”

Ar –Bueno vámonos, nos esperan en el instituto.

Todos subieron al auto y se dirigieron por Annie y luego al instituto de la ceguera.

Ca –Annie y que les dijiste a tus padres sobre Patty y la tía Martha?

An –Bueno les dije la verdad y les pedí que las mantuvieran ocupadas hasta mi regreso.

———————————————————————–

Alison y Albert daban un paseo a caballo por la finca, y su hermana la más pequeña, Rebeca, los acompañaba como chaperona.

Al –Alison, puedo preguntarte algo?

Ali –Si.

Al –En realidad te soy tan desagradable como compañía?

Ali –Este no, porque dices eso?

Al –Bueno las pocas oportunidades que hemos tenido para platicar, has sido muy… callada, me da la impresión de que te molesta mi presencia.

La pequeña Rebeca escuchaba la conversación y como buena niña pequeña de apenas 8 años dijo.

Re –Lo que pasa es que extraña a su novio Gastón

Ali –Niña Cállate!

Al –A su novio Gastón? –dijo volteando a ver a Rebeca para que le siguiera contando la historia.

Re –Si Gastón y ella eran novios, pero él se enojo con ella, cuando Alison le dijo que viajaríamos a América, porque papa le había dicho que debía ya comprometerse contigo.

Ali –Rebeca Cállate!

Al –Así que Gastón sabia del compromiso?

Re –Si papa se lo dijo en alguna ocasión en una fiesta o algo así, y él le dijo que debía decirle a papa, sobre su relación, pero ella no dijo nada y Gastón se enojo al ver que viajaríamos a América.

Al –Y entonces ella extraña a Gastón, pero aun así se casara conmigo?

Re –Es que no nos atrevemos a decirle que no a Papa, se enojaría mucho.

Ali –Rebeca ya cállate, vete de aquí! Dijo mientras se acercaba a ella y la pequeña movió a su potrillo para escapar al lado contrario.

Al –Y tu amas a Gastón no es así?

Ali –Pero eso ya no puede ser, porque si papa se entera de que yo lo desobedezco se enojara conmigo.

Al –Y si le decimos la verdad?

Ali –Papa se enfurecería!, nunca le dije nada sobre Gastón.

Al –Bueno, también puedo decir que soy yo el que no desea casarse contigo, y tu podrás regresar a Escocia con Gastón!

Ali –Bueno, eso ya tampoco puede ser, porque Gastón me dijo que si venía a América, él se casaría con otra chica de la comarca.

Al –Entonces tu estas dispuesta a casarte conmigo por darle gusto a tu papa?

Ali –Tu estás haciendo lo mismo, no es cierto?

Al –Creo que tienes razón. Pero te prometo que esto se arreglara.

———————————————————————————-

Cuando Albert regreso a Lakewood, vio que nadie estaba, ni siquiera la tía Elroy, así que le dijo a George que preparara todo para salir hacia San Francisco.

Subió a su habitación para ducharse y cambiarse, se tiro sobre la cama y vio aquella nota

Al –Es de Candy –dijo inmediatamente al ver la flor.

Albert:

Es importante que hablemos, por favor.

Candy.

Albert leyó la nota y pensó “De que querrá que hablemos?” así que antes de bajar del piso superior fue al cuarto de Candy y también le dejo una nota con su flor.

La tarde del sábado paso demasiado rápida, tanto que no pudieron traer a Patty para ver a Stear, así que tendrían que dejarlo para el día siguiente.

An –Nunca imagine que se pudiera aprender tanto en un día.

Ar –Si en realidad hay muchas cosas que hacer

St –Eso me da más ánimos, creo que después de todo me mantendré ocupado

Ca –Esa es la actitud, lo que más me impresiono fue sobre la forma de escritura y lectura.

St –Si, espero poder aprenderlo rápido, bueno yo estoy muy cansado, me iré a dormir. Buenas noches.

Ar –Quieres que te acompañe a tu habitación?

St –No, ya me estoy aprendiendo el camino, mejor acompaña a Annie a su casa sus invitadas deben de estar intranquilas.

An –Patty y la Abuela Martha, lo había olvidado, vámonos Archie.

Archie y Annie se fueron, Stear subió a su habitación y Candy se quedo conversando un rato con Martha y Joseph en la cocina, poco tiempo después subió a su habitación porque también se sentía cansada y mañana iría a San Julián a presentarse como enfermera para el área de heridos de guerra, también vería a Michael y Elizabeth para ver lo del departamento y a Patty, era un día muy ocupado para ella.

Tenía la costumbre de saltar para caer sobre esa cama tan grande y mullida y así lo hizo, pero cuando ella cayo, la flor que estaba sobre la cama, voló por el aire y cayó sobre su rostro, haciéndola brincar nuevamente.

Ca –Que es esto? Una flor? Albert debió dejarme una nota, si, aquí esta.

Candy

Siento no haberme despedido, es un viaje rápido a San Francisco, regresare a tiempo para ir al teatro, y platicaremos con calma.

Ponte tu vestido azul para el teatro, te traeré algo para que lo uses ese día.

Albert.

Ca -Bueno por lo menos me dejo una nota, mi vestido azul? Que estará pensando?

Y pensando en eso se quedo profundamente dormida sobre la colcha de su cama. Hasta el día siguiente que se levanto corriendo porque siempre se le hace tarde para cualquier cosa.  Se baño, se vistió y bajo corriendo pero

SE Candy!! Deja de correr por los pasillos!

Ca –Si tía, lo siento

Y volvió a subir para saludar a su tía y preguntar cómo estaba

Ca –Buenos días tía Elroy, como se siente esta mañana? Veo que ya está fuera de cama?

SE –No es correcto hacer tantas preguntas juntas, una dama debe de hablar con propiedad y calma.

Ca – Lo siento. –dijo haciendo una mueca.

SE –Me siento mejor, mucho mejor, así que bajare para desayunar, y mis muchachos donde están?

Ca –Supongo que en el comedor.

SE –Bajemos entonces.

Se escucho el abrir de una puerta y unos pasos apresurados hacia las escaleras

SE –Archie! No se corre en los pasillos.

Ar –Lo siento tía, me quede dormido.

SE –Los modales en esta casa están cada día peor. 

Terminando la frase otra puerta se abrió, pero se escucho mas cuando se cerró.

Stear trataba de caminar lo más rápido que podía, sin tirar nada de lo que había en el pasillo.

Archie y Candy se voltearon a ver y decidieron saludarlo en coro para espantarlo.

Ca Ar -Buenos días Stear.

St –Que susto me dieron, pero bajen la voz, si no la tía Elroy nos reñirá por levantarnos tan tarde.

SE –Veo que también te quedaste dormido Stear.

St –Este… buenos días tía

Jajaja, rieron sigilosamente Candy y Archie detrás de la tía.

SE –Vamos ya, bajemos a desayunar todos.

Ar –Usted también se quedo dormida, verdad tía?

SE –No, yo no, solo que nadie había bajado.

Al llegar al comedor Lucía la mucama los esperaba en la puerta del comedor.

Lu -Buenos días, Buenos días señora Elroy me pareció que no bajaría a desayunar, se levanto más tarde hoy, verdad?

Detrás de ella tres risas silenciosas se hacían notar.

SE –Buenos días, no solo que espere a que estos muchachos bajaran.

El desayuno transcurrió tranquilo, una plática ligera sobre lo de ayer de la clínica y todos se despidieron para realizar sus actividades independientes.

Ar –Candy no olvides que iremos por Patty en la tarde

Ca –Esta bien, no se vayan sin mí, de acuerdo?

Ar –Pero no tardes.

Candy salió como siempre corriendo y aunque no acostumbra utilizar alguno de los automóviles, Joshua se cruzo por su camino y la vio tan apurada que le dijo

Jh –Vamos Candy, yo te llevare será más rápido.

Ca –Esta bien, hoy si me serás de ayuda

Llego con Michael y Elizabeth a las puertas del hospital San Julián y se presentaron en la recepción, donde había una enfermera que tenía muy mal humor.

Ca –Buenos días señorita, queremos ver al Director, veni…

Enf –Buenos día, el director no les puede atender vengan otro día.

Ca –El director si puede atendernos, venimos para el área de heridos de guerra.

Enf –Pues el está muy ocupado, deje su solicitud y venga después.

Candy comenzaba a enojarse por la actitud de esta enfermera, y aunque no le gusta utilizar su nombre para obtener algo, en esta ocasión sería diferente.

Ca –Bueno entonces dígale que la señorita Candy White Andrew –enfatizando esto último –vino a verle. Gracias  -dijo dándose la vuelta.

La enfermera salió corriendo por la puerta al ver que ella se alejaba.

Señorita Andrew, porque no me dijo que era usted, el director los está esperando pasen.

Ca –Gracias, permiso.  Y volteo a ver a Michael y Elizabeth guiñando el ojo.

Mi –Así que de vez en cuando si sirve utilizar los apellidos verdad?

Ca – Si

Jajaja

Se presentaron con el director y después de recorrer brevemente el área se dirigieron al departamento donde antes vivían ella y Albert.

Ca -Sr. Thomas buen día.

Sr.T –Buen día Candy, que haces por estos lugares?

Ca –He traído a unos amigos que están interesados en rentar el departamento, aun está disponible?

Sr. T –Si Candy, -y asomándose para ver a la pareja dijo –Pero ellos si están casados o también son paciente y enfermera?.

Ca –No, no es así, de hecho quienes vivirían aquí, serian ella y su padre, él simplemente es su novio y la acompaña a ver el departamento.

Sr. T –En ese caso si está disponible, pasen

Candy subió con Elizabeth y Michael, pues quien mejor que ella para mostrarles el lugar.  Elizabeth y Michael lo recorrían todo, Candy se quedo junto a la chimenea y mirando el lugar comenzó a recordar.

Ca “Albert, estabas tan desesperado por recuperar tu memoria”, -pensaba mientras veía a la ventana, -“pero Puppe siempre te hacia alegrarte, y aquella vez que llegue tarde y tu ya tenias la cena lista, la verdad cocinas mejor que yo”, y como me cuidaste cuando enferme de aquella vez que regrese de ver a Terry, yo creo que fue por eso por lo que ahora te Amo, siempre me cuidaste, pero cuando estuvimos aquí juntos, fue tan especial, aunque no recordabas quien eras y mucho menos sabias quien era yo, te preocupabas por mí, en ese momento no eras el tío abuelo William, simplemente Albert, y cuidabas de mi, era tan divertido platicar contigo y verte cocinar”…. Sus recuerdos hicieron brotar una lágrima que rodó por su mejilla.

Mi –Candy, Candy, estas bien?

Ca –Como? Este sí.

Mi –Sucede algo Candy?

Ca –No, es solo que recordaba buenos tiempos aquí, eso es todo. Pero que les pareció el lugar, es lindo no?

Eli –Si, la verdad es muy lindo, creo que papa y yo estaremos muy a gusto aquí y en realidad queda muy cerca de la escuela, crees que me acepten?

Ca –Si me aceptaron a mí, no dudo de que estén felices contigo? Jajaja

Candy volteo a ver el reloj, -que tarde es, otra vez llegare tarde.

Mi –No te preocupes Candy, nosotros nos quedaremos hablando con el señor Thomas, ve a donde necesitas y nos veremos después.

Eli –Si Candy, vete, gracias por traernos.

Ca –Esta bien, me voy entonces.

Candy salió corriendo como siempre, inclusive olvido que Joshua la esperaba afuera en el auto. Al verla salir corriendo Joshua encendió el auto y la alcanzo.

Jh –Señorita Candy! Candy!

Ca –Joshua, lo siento, soy tan distraída que olvide que estabas aquí, pero me alegro de que así sea, vámonos, quede de verme con Archie y los chicos.

Al poco tiempo en Lakewood.

Ar –Candy, por Dios, siempre llegas tarde.

An –Patty y la abuela deben estar desesperadas, vámonos.

Ca –Y Stear ya está listo?

Ar –Si el pobre está muy nervioso, lo dejamos en su habitación.

Un rato después en casa de los Britter.

Pa –Pensamos que nuevamente no vendrían.

Ca –Lo siento, fue mi culpa, acompañe a unos amigos a que vieran el departamento, ahora ellos vivirán allí.

Ar –Pero vamos, todo está listo en casa para tomar el té.

AM –Estoy tan emocionada!

Pa –Porque abuela?

AM –Este, porque por fin conoceré aquella gran mansión de la que tanto me has hablado Patty.

An –Bueno pues entonces vámonos ya.

Pa –Porque tienen tanta prisa por llegar?

Ar –Este…

An –Porque si no comemos pronto Candy se pondrá de mal humor, ya sabes como es.

Ca –Annie! Jajaja, bueno en realidad si tengo hambre.

Y así partieron de regreso a Lakewood.

Al llegar pasaron al jardín donde había una mesa dispuesta ya con todo lo necesario para tomar el té.

Ar –Bueno Patty pero antes te tenemos una sorpresa, acompáñanos.

Pa –Una sorpresa para mí?

An –Si, vamos, ven.

Candy y Annie tomaron de las manos a Patty y la llevaban rápidamente escaleras arriba. Archie hizo lo mismo con la abuela, pero era ella quien llevaba más aprisa a Archie. Al estar frente a la puerta de la habitación de Stear, Patty se quedo parada, no quería entrar.

Ca –Vamos Patty entra.

Pa –No Candy es el cuarto de Stear, no quiero entrar.

An –Pero tu sorpresa esta allá adentro.

Pa –De que se trata?

Ar –Stear dejo algo para ti, y queremos que lo veas, entra.

Pa –Esta bien.

Stear ya había escuchado la charla afuera así que todo nervioso, se sentó en un sillón que Archie había colocado frente a la puerta a una distancia considerable, para que cuando entrara Patty, lo primero que viera fuera a él.

Patty tomo aire y abrió la puerta. Cuando vio a Stear no podía creerlo. Se quedo congelada al verlo y dijo

Pa –Stear??

Stear al escucharla volteo instintivamente hacia donde provenía la voz de Patty y dijo su nombre. Archie, Candy, Annie y la Abuela ya se encontraban dentro de la habitación no querían perderse ningún detalle de aquel encuentro.

St –Patty!!

Pa –Stear!, -grito ella y corrió hacia él, y lo beso tan intensamente que Candy y Annie en coro, dijeron su nombre como signo de admiración.

An Ca –PATTY!

Archie que se encontraba detrás de ellas con los ojos totalmente abiertos ante aquella situación, solo pudo tener el reflejo de tapar las bocas de Annie y Candy, y fue cuando sintieron que la abuela Martha los empujaba a los tres hacia la salida, mientras decía, ¡que romántico!. Salieron los cuatro de la habitación aun con cara de asombro y a propósito la abuela Martha dejo la puerta entre abierta para escuchar la conversación de esos enamorados.

Pa –Stear, Stear estás vivo!

Stear tuvo que tomar aire después de aquel beso tan efusivo para poder responderle –Si Patty estoy… pero antes de terminar la frase sintió una fuerte bofetada en su mejilla.

Pa –Te odio!, cómo pudiste no decirme nada! Casi un año, un año de llorarte todos los días y tu estas vivo!

St –Ouchh, -dijo silenciosamente, mientras se sobaba.

Afuera la cara de asombro y los hombros levantados por escuchar aquella bofetada y reclamo fue igual en las cuatro personas que se encontraban allí.

St –Patty, déjame explicarte, cálmate.

Pa –Explicarme!, que me vas a explicar?, si no querías verme, por lo menos me hubieses escrito para no llorar por ti todo este tiempo.

Decía esto mientras se dirigía hacia la puerta,  Stear al sentir que se iba se levanto y dijo.

St –Patty espera por favor, si quería verte, pero no puedo, Patty.

Patty se sorprendió de que Stear no la hubiese alcanzado y al voltear para ver lo que sucedía, lo vio levantarse y ayudarse con su bastón, se quedo sin habla, impactada ante lo que veía.

Pa –Stear, que te sucedió, que tienes?

St –Patty por favor déjame explicarte, ven por favor, y extendió su mano para que Patty la tomara.

Patty avergonzada ante sus reclamos, regreso y tomo la mano de Stear, el cual le pidió acercara una silla para poder platicar. Como aquella conversación se realizaba en un tono de voz bajo, las cuatro pendientes personas que se encontraban afuera ya no podían escuchar nada, así que la abuela Martha cerro sigilosamente la puerta y todos bajaron al jardín para esperarlos con una taza de té.

Ca –Patty me sorprendió, nunca pensé que reaccionaria con ese beso.

Ar –Ni con esa bofetada.

AM –Pues yo me alegro mucho, nunca había visto a Patty tan viva.

Los cuatro siguieron conversando animosamente y después de un tiempo Stear y Patty llegaron al jardín junto con ellos.

Al verlos llegar tomados de la mano.

Ar –Así que ya se arreglaron las cosas?

St –Si, ya todo está bien, verdad Patty?

Pa –Si, gracias por la sorpresa chicos.

Archie se acerco a Stear, y Patty tomo asiento.

Ar –Stear, que tienes aquí en el rostro?.

St –En el rostro? No sé, que es?

 Archie en forma de burla dijo –Parece una mano! Qué extraño

Pa –Archie, -dijo totalmente ruborizada y todos comenzaron a reír.

Pa –Candy, Stear me contó todo, gracias por traerlo de vuelta

Ca –Patty, por favor, no tienes que agradecer nada, todos queríamos de vuelta a Stear.

Pa –Y porque no me dijeron antes?.

Ar –Porque mi hermano aun tenía miedo de tu reacción, y ahora veo porque.

An –Archie! En realidad primero quería ver el instituto y ver que su futuro era algo bueno para él y por lo tanto para ti, así que nos pidió esperar hasta que fuéramos al instituto.

Pa –Si ya me comento que ayer fueron y que está muy interesante, de hecho yo iré con él para aprender a leer y escribir con ese nuevo método.

AM –Patty, pero no podemos quedarnos tanto tiempo en un hotel

Pa –Tienes razón abuela, no lo había pensado. –dijo bajando la mirada.

AM –Lo que si podemos hacer es vender la casa de SunVille, y mudarnos para acá, así también podemos empezar a ver algún proyecto interesante que podamos hacer.

Ca –Será genial, entonces vivirán aquí en Chicago!

Pa –Pero abuela mudarnos aquí? A ti te gusta vivir en SunVille.

AM –El lugar no importa, si tú vas a estar contenta, a demás aquí puedo regresar a mis antiguos empleos

Tres voces en coro se escucharon.

An Ca Pa –No!!

Pa –No Abuela a los tres empleos no! Es una locura.

Ca –Pero puede buscar el proyecto del que habla, eso la mantendrá ocupada.

Los días de la semana se pasaron volando, hoy era jueves, Candy esperaba el regreso de Albert para hablar con él, aunque a veces lo dudaba, se decía a si misma

Ca –“Annie y Patty han cambiado, ya no son esas niñas tímidas y miedosas, ahora ellas muestran interés en lo que quieren, en otros tiempos Annie hubiera salido corriendo y llorando al ver a Archie con esa Nathalie y Patty se hubiera desmayado al ver a Stear, pero ahora ellas defienden lo que sienten y quieren, debo seguir su ejemplo, yo amo a Albert y no me iré como hice con Terry, no voy a estar corriendo cada vez que algo se interponga entre el hombre que amo y yo, pero, y si Albert no me ama? Y si fue un error aquel beso? Mmmm, de cualquier forma debo de saberlo, así podré continuar con mi vida, y si se casa con Alison, me iré de Lakewood a buscar un lugar para mi sola”.

Así como los días anteriores Candy fue a San Julián, y daría una vuelta por la tarde en la clínica feliz, vio a algunos pacientes que venían por heridas leves, incluso vio a una pequeña niña de cabellos rizados de ojos tan azules como los de Albert, y al verla se imagino todo un mundo aparte.

Ca – “Esta pequeña tiene los ojos tan azules como los de Albert, si nos casáramos y tuviésemos una hija, sería como ella, con mi cabello rizado y sus ojos, y así pequeña y risueña y…..”

DM –Candy, Candy! No es necesario que le vendes todo el brazo, solo tiene un raspón en el codo.

Ca –Lo siento, -dijo haciendo una mueca y mostrando la lengua de forma graciosa.

Ya era tarde, aquel día Candy había pedido a Joshua que pasara por ella a la clínica, pero como siempre lo había olvidado, así que se despido del Dr. Martin y salió, nuevamente Joshua la alcanzo y ambos regresaron a Lakewood, Candy entro a la casa y escucho ruido en el comedor, pensó que Albert había llegado, así que se apresuro a ir a encontrarlo, pero sin correr para evitar que la tía Elroy le riñera de nuevo.

Ca –Buenas noches.

Buenas noches.

Candy entro al comedor y con tristeza vio que Albert no estaba allí, solo Archie, Stear y la tía Elroy.

SE –Candy procura llegar a tiempo para la cena, una dama no debe demorarse tanto.

Ca –Lo siento tía, pero una pequeña llego de último momento y no pude decirle que no.

SE –Entiendo, en ese caso está bien.

Terminaron la cena y todos se retiraron a su habitación, todos menos Candy que fue al jardín y se sentó en su banca con la esperanza de que Albert llegara en cualquier momento y pudieran hablar, mientras, pensaría que le diría.

Ca -Albert te amo!  No Candy no tan directo, primero pregúntale sobre su viaje, luego haz platica, habla del jardín y las flores, tal vez sea bueno que primero le preguntes sobre su relación con Alison, que tal si te dice que se casan en un mes y tu diciéndole que lo amas, no eso no puede ser, pero si, tienes que decírselo, vamos Candy, tranquilízate….. -Candy se quedo pensando un rato mas en que decir, hasta que el frió la hizo entrar.

Ca –“Creo que no llegara”  -Y se retiro a dormir aunque no muy tranquila.

——————————————————————————–

Al –Creo que ya no llegamos para la cena.

Ge –Lo veo algo preocupado, tenía una cita?

Al –No precisamente una cita, pero si, quería ver a Candy

Ge –A Candy o Alison?

Al –Veo que no te he contado lo que sucedió en la finca, verdad?

Ge –En este viaje no tuvimos mucha oportunidad de hablar, parecía que deseaba acabar lo antes posible

Al –De hecho si, quería llegar para la cena, pero no pensé que el tren me jugara una mala pasada.

Ge –Pero bueno que es lo que querías comentarme sobre lo que paso en la finca.

Al –Al parecer no me casare con Alison.

George abrió los ojos y aunque sereno puso mucha atención en la plática.

Ge –Como dices? Decidiste romper el compromiso?

Al –En realidad aun no, pero hay una probabilidad de que todo se resuelva favorablemente.

Albert platico a George lo que Rebeca y Alison habían platicado sobre Gaston y que él no quería presionar a Alison sabiendo que amaba a alguien más.

Ge –O será más bien que Gaston vino a resolver un problema que tu no sabias resolver?.

Al –Vamos George, no me riñas, por favor.

Ge –Esta bien. Bueno pero ahora noto mucho ánimo por ver a Candy, acaso hay algo más?

Al –Si, cuando regrese de la finca, y subí a mi habitación había una nota de Candy donde me pedía que habláramos, así que como quiere que hablemos y esto con Alison se arreglara, pues entonces si le diré lo que siento por ella, de hecho quiero empezar a demostrárselo nuevamente, creo que será una forma de que ella vaya viendo que en realidad me interesa.

Ge –Ella sabe que te interesa, después de todo eres su tutor.

Al –Bien sabes a que me refiero.

Ge –No, no lo sé –dijo con cara de inocencia.

Al –Esta bien, me refiero a que le diré que la Amo, y que en realidad me interesa de esa manera!

Ge –Vaya, te habías tardado en admitirlo.

Al –George.

Ge –Es una buena manera, veo que traes un obsequio pero no se para quién es?

Al –Bien sabes que siempre que viajamos traigo algo para Candy.

Ge –Será que nunca dejas de pensar en ella?, porque en cada tienda que paramos, siempre hay algo “lindo que le gustara”, según me dices.

Al –En realidad soy tan evidente?.

Ge –Algo si

Jajaja.

Al –George, se que tú te habías dado cuenta de que la amo, pero desde cuando lo notaste?

Ge -Después de que recuperaste la memoria y te pusiste en contacto conmigo, fue cuando lo note, incluso antes los sospechaba, pero allí lo confirme.

Al –Desde entonces, no George, apenas fue en el barco cuando fuimos por Stear.

Ge –Apenas en el barco te lo hice notar, pero desde antes ya estabas enamorado de ella.

Al –Como dices?

Ge –Te diré porque, cuando ella se fue del colegio San Pablo, en todas las cartas que escribías, preguntabas siempre por ella, no sé cuantas veces me dijiste que contratara mas investigadores para encontrarla, después cuando recuperaste la memoria y me contactaste, y pediste el auto para tu uso, que fue lo que dijiste, “-Quiero que Candy sea la primera en dar una vuelta conmigo” y después cuando pasaste por aquella tienda donde viste ese vestido azul con mangas largas “ese vestido se le vera muy lindo a Candy”, y no quisiste regresar inmediatamente a Lakewood, porque Candy aun se sentía enferma y no querías dejarla sola, y luego cuando…

Al –Ya entendí, ya entendí, por lo visto tienes razón, creo, después de todo que perder la memoria fue de gran ayuda.

Ge –Así parece.

Al –Es que Candy tiene una forma de ser que, que…

Ge –Que hizo que te enamoraras de ella, lo sé. Lo que no entiendo es porque no quisiste darte cuenta y aceptarlo

Al –Supongo que estoy tan acostumbrado a estar solo que pensé que sería difícil que ella se interesara en mi, a decir verdad, no lo sé.

Ge –Bueno pero ya estas decidido, supongo que se lo dirás en cuanto lleguemos no?

Al –Pues si el tren nos deja llegar a tiempo espero poder decírselo antes de ir al teatro.

Ge –Es cierto, mañana es la obra. Y no te preocupa que ella vea a Terry?

Al –No, creo que no, ella dijo estar segura de no amarlo más, pero será mejor cerciorarme, después de todo, ella no lo ha visto en algún tiempo.

Ge –En ese caso ya todo está arreglado, si te dijo no amarlo, estoy seguro de que así es.

—————————————————————————————–

El viernes transcurrió como cualquier día, para la hora de la cena Archie, Annie, Stear, Patty, estaban en la sala esperando a Candy para ir al teatro.

Ar –Esta mujer nunca llegara a tiempo?

An –De hecho ella fue la primera en estar lista, incluso ya ha bajado dos veces

St –Y entonces porque no baja?, ya es hora de irnos.

An –Iré por ella.

Annie subió a la habitación de Candy, toco la puerta pero no obtuvo respuesta, así que entro y vio a Candy dando vueltas sobre la alfombra.

An –Candy, que sucede?

Ca –Hay! Annie me espantaste, porque no tocaste a la puerta?

An –Lo hice pero no respondiste, que te pasa?

Ca –Es que Albert no ha llegado, se supone que llegaría ayer, tal vez algo le paso?

An –Vamos Candy, su tren se retraso, Joshua te lo ha dicho ya, tres veces.

Ca –Si pero ya debería estar aquí, será mejor que vaya a la estación del tren a ver qué sucede.

An –Vamos Candy, no te preocupes, mejor vámonos al teatro, seguro habrá una buena explicación para esto.

Ca –Tienes razón, vamos. 

Al poco tiempo llegaron al teatro la gente ya estaba adentro, algunos habían ocupado ya sus lugares y algunos otros aun estaban entrando.

 LEER EL SIGUIENTE CAPÍTULO

Comentarios

comentarios

Check Also

Un día de luna de miel 2

Un día de luna de miel (2) Por Manzana9 Otro día más de la luna …

14 comments

  1. Muy bien por candy y por albert que ya se decidieron a aceptar lo que sienten, espero que todo siga asi de bien y que el compromiso entre albert y alison de deshaga, excelente trabajo.

    Esperare anciosa el siguiente capitulo

  2. Esta genial te felicito y por favor no te demores tanto para subir el siguiente capitulo

  3. ay nooooo!!! solo un pequeño capitulito cali? ay no seas mala!!! me encanto pero ya espero que Albert y Candy vuelvan a tener algo aunque sea una platicadita, pero creo que se va aponer aun mejor porque va a enntrar en escena Terry verdad? pero aqui mi favorito es mi amado Albert.
    espero pronto, muy muy pronto una continuacion porfa, ahora si dame un bonito fin de semana y pon la conti sip?
    Eres maravillosa y de nuevo te digo, gracias x compartir tu historia.
    saludos desde Nayarit.
    LUPITA

  4. Fantastico!
    eres genial me encanta la forma en la que vas uniendo a los personajes el contenido su historia todo!
    me encanta tu historia gracias x no hacernos esperar tanto como
    otras escritoras!

    Felicitaciones es un gran trabajo, no t demores en colgar el siguiente capitulos todas estaremos esperandolo ansiosas!

    🙂

  5. va muy bien tu historia por fis no tardes tanto en publicar el sig. capitulo gracias

  6. si!! que bien que ya se van a declarar sus sentimientos espero que tenga una hermosa continuación esta historia es genial 🙂

  7. oye que honda con tigo ya tardaste mucho ya no vas a terminar el fantc contesta porfis bay.

  8. Hola querida Cali!!! Ya se que ya te habia dejado mi comentario antes pero esque la verdad es que yo ya me muero por leer la continuacion y mas ahora que nos dejas con una intriga bien grande de que pasara con Candy y Albert y claro tambien con paty, stear, archie y los demas. eres una fascinante escritora y se que tienes una vida asi como todas nosotras y tal vez no tienes tanto tiempo libre pero yo como tu gran fanatica te pido que no tardes tanto porque no quiero que luego se me vaya el rollo como con algunas historias alas que les dan continuacion alas quinientas, se que es por el tiempo que todas ustedes como escritoras aveces no tienen pero hasta la fecha tu no tardas tanto y eso me encanta. solo queria dejarte este comentario porque estuve entrando para checar, casi diario entro pero los fines los aprovecho para leer agusto y aunque no hubo nada nuevo se que prontito estara listo. gracias por esta historia que me hace soñar con mi Albert.
    saludos desde Nayarit!!!

  9. Hola querida Cali!!!ya se que ya te habia dejado comentario antes pero esque la verdad me muero dde ganas de leer la continuacion y mas ahora que nos has dejado mucho mas intrigadas sobre que pasara con Albert y Candy y claro con paty, stear, Archie y los demas y como entre a revisar haber si habia algo nuevo se me antojo escribir jeje. entro casi a diario pero los fines los aprovecho para leer con mas calmita y hubiera querido que pusieras para el fin la conti pero estoy segura de que prontito la vas a poner, y comprendo que tienes una vida y tal vez no tienes tanto tiempo libre, es solo que algunas historias le ponen continuacion alas quinientas y se que es por el tiempo y se agradece que lo hagan de verdad. pero tu hasta la feha nunca nos haces esperar casi nada y eso me hace muy feliz porque asi puedo soñar con mi dulce y amado Albert. gracias por compartirnos esta hermosa historia Cali!!!
    Eres una escritora fascinante, realmente me llega tu historia.
    saludos desde Nayarit.

  10. Saludos Chicas.

    Que bueno que la historia les esta gustando, la comparto con ustedes con cariño y agradezco mucho sus comentarios, como bien dicen, trato de no tardarme en enviar los capitulos para que ustedes los lean, pero en esta ocasion la editora saldra 1 semana de descanso, asi que el proximo capitulo, el 11, donde ya aparece Terry (mas maduro), con una de sus clasicas peleas, aparecera hasta el lunes 25, asi que porfis, tengan paciencia, esperen un poquito y veran que vale la pena, a demas vienen mas cosas, bodas, bebes, 2 muertes, y….

    Son fantasticas chicas y les agradezco sus comentarios, Lupita, socia, sigue soñando con Albert, pero reservame algunos sueños para mi,

    Nos leemos pronto! Cali

  11. hola…estoy fascinada con eta historia,ademas de ansiosa esperando la continuacion…..¿que paso con el cuadro de la familia de albert?…tengo tantas ganas de seguir leyendo la continuacion…..¡¡¡¡FELICITACIONES!!!!

  12. me da gusto que hayas contestado espero que despues del 25 ya no tardes mucho hojala y puedas subirel cap.11,12,13al mismo tiempo bueno bay y gracias por contestarnos y seguire soñando con candi y albert

  13. Hola,
    Cali realmente esta muy buena la historia, estoy fascinada y contenta, pero por fa no hagas sufrir a Albert, si él es tan bueno… me gusta mucho Terry, pero más me gusta Albert.
    Ahora a tener paciencia hasta el 25… chao y que estés bien!!

  14. Albert es mi favorito asi q me encanta. Me alegra q Stear ya este junto a Paty.

Leave a Reply

Your email address will not be published.