Home / fanfics / Capítulo 3: Regreso a la mansión de los Andley

Capítulo 3: Regreso a la mansión de los Andley

CAP. 3 “REGRESO A LA MANSION DE LOS ANDLEY” (lo que sería el episodio 118 de la serie)
por Adriana Peña

 Narrador.-   Candy recibió un hermoso vestido para usar el día de la fiesta, ella esta feliz porque pronto podrá ver a sus mejores amigos por fin decidió ir al evento. El tiempo transcurro rápidamente, hoy es el gran día.

 —La mansión de los Andley esta llena de bullicio y movimiento pues se están terminado los preparativos para el gran festín…—

 Elisa.- ¡Coloque esas flores allí!   —Ordena prepotente y grosera— y tenga cuidado con los cubiertos que son muy finos ¡hum! Esta servidumbre de agencia, se nota que no están acostumbrados a manejar cosas finas y delicadas. —mientras tanto piensa— Que mala suerte que la mugrosa de Candy este invitada al festejo, no merece estar aquí después de haber despreciado a Neal; auque de cierta manera me alegro de que lo haya hecho porque eso de tenerla como parte de la familia Leagan no me parecía del todo…

 —…Elisa levanta una ceja y sonríe malvadamente…—

 …Pero ya vera, esta vez he mandado comprar un vestido europeo, el mas elegante que pude encontrar… seré el centro de atención de toda la sociedad… ella seguro no tiene mas que sus harapos viejos y como la conozco aun así vendrá, la haré sentir tan mal, la dejare en ridículo. Cuando baje del auto haré ver lo vulgar que se ve justo como la huérfana que es.

—…Mientras, una limusina de los Andley espera a Candy en las afueras de la casa de Pony. Candy se despide de las hermanas…—

Candy.- Hermana Pony, Hermana Maria, estoy muy nerviosa deséenme suerte por favor… 

H. Maria.-    Claro Candy te deseamos toda la suerte del mundo, ten mucha fe en que todo saldrá bien, además te ves hermosa…

H. Pony.-     Si hija estas hermosa pareciera que te vas a casar o algo así…

Candy.- ¡Oh! Srta. Pony me sonroja…

—…Candy toca su cabeza sonrojada; las tres sonríen…—

H. Maria.-   Aunque no se cual es el motivo para que estés nerviosa…

Candy.-  ay hermana, es que hace tanto tiempo que no asisto a una reunión tan elegante que me siento como si fuera la primera vez, además voy a ver a Albert… hace tanto que no lo veo, tengo muchas ganas de abrazarlo y platicar largamente con el…

H. Maria.-  Claro has estado tanto tiempo con nosotras alejada de todo… solo recuerda que debes ser tu misma… mmm… bueno no tan tu misma, solo ten prudencia ante cualquier situación…

Candy.-  Comprendo hermana, haré todo lo posible por portarme bien… —guiñe su ojo—   

H. Pony.- Mira hija tengo algo para ti, es algo que no te habíamos entregado pero pensamos que ya es hora de que lo tengas…

Candy.-  ¿De que se trata Srta. Pony?

H. Pony.- Toma…

—…La Hermana Pony entrega a Candy una cadenita muy fina con un pequeño dije circular de oro el cual tenia una rosa tallada y una letra al reverso…—

Candy.-  ¿Es para mi?…

H. Pony  No Candy, no es para ti… siempre ha sido tuya…

Candy.-  ¿Pero como?… —-pone una cara sorprendida—

H. Pony.-  Cuando te encontramos, la llevabas puesta sobre tu cuello; nosotras decidimos guardarla por si alguien llegaba a adoptarte no hubiese algún problema por ella, ahora después de tanto tiempo creemos que lo mejor es que la lleves contigo…

Candy.-  Pero porque no me habían dicho nada…

H. Pony.-  Bueno es que en realidad lo habíamos olvidado pues había pasado ya mucho desde la última vez que la vimos pero ahora haciendo la limpieza en mi oficina la volvimos a encontrar y pensamos que te gustaría tenerla…

Candy.-   Claro este seria el único recuerdo que tengo de quienes fueran mi familia…

  —Con una sonrisa enorme Candy recoge su cabello hacia un lado, la hermana Pony coloca el dije sobre el esbelto cuello de Candy. Un rayo de sol lo hace resplandecer. El dije aunque es pequeño luce hermoso en el escote discreto del vestido…—

 Candy.-  Gracias mama Maria, mama Pony…

—Candy las abraza, las hermanas se sorprenden al escuchar a Candy llamándolas “mama”; Pues aunque no es la primera vez, ahora lo sienten mas, pues Candy ya es toda una mujer. Las tres se unen en un abrazo maternal; sus ojos no soportaron y las lagrimas ruedan sobre sus mejillas…—

H. Pony.-  Vamos hija que tienes que irte ya, debes portarte con seriedad y modales para que todo salga bien. Disfruta de la fiesta.

Candy.-   ¡Si! 

 —…Candy se dirige rápidamente a la limusina limpiando las lagrimas de su rostro, sube cuidadosa y resplandeciente. Durante el camino observa complacida el paisaje; va contentísima pues ha recibido un recuerdo de su familia lo cual nunca imagino llegar a tener, el viento acaricia su rostro y juguetea travieso con su cabello; ahora cierra sus ojos y piensa.…—

Candy.-  Mmm… Que día tan calido y agradable, justo como las tardes en que acompañaba a Anthony a cuidar las rosas del portal… Anthony como te extraño…

—… Candy recuerda con nostalgia aquellos ojos azules como el profundo mar; el rostro del chico aparece en su memoria entre las rosas Dulce Candy

Candy.-   …Pronto volveré a verte reflejado en la belleza de tus rosas… aquellas rosas dulce Candy que me regalaste cuando fijaste mi cumpleaños en mayo. Que época tan feliz… que hubiese pasado si no hubieses muerto… talvez nunca hubiera coincido a Terry… Terry que estarás haciendo en estos momentos, deseo tanto poder estar a tu lado… seguro estas junto a Susanna… como desearía estar en su lugar… Terry mi amor…

 —… Candy llora callada y amargamente mientras recuerda a sus dos grandes amores. El corazón de Candy esta tan susceptible que cualquier recuerdo del pasado le hace sentirse muy triste, y no es para menos pues tras haber sufrido la perdida de su primer amor; ahora sufre por laseparación entre ella y Terruce.

En un instante se encuentra frente al portal que por tanto tiempo estuvo cerrado, el cual esta lleno de fragantes rosas que recién crecieran. A Candy se le ilumino el rostro con tan solo ver de lejos el

lugar que le traía tantos recuerdos…—Candy.-  Hemos llegado, todo esta igual… las rosas… sufragante aroma… mmm que aroma tan delicioso…

—… De pronto mira hacia la elegante entada principal…—

Candy.-   Pero si es Annie y Archy mis amigos del alma me esperan para recibirme… debo ser fuerte no deben notar que he estado llorando…

—…Limpiando sus ojos y con una sonrisa, hace desaparecer la tristeza de su rostro.   Por su parte la odiosa de Eliza espera entre la gente para hacer su fechoría, pobre, cual será su sorpresa al ver a Candy tan hermosa.   La limusina se detiene en la entrada principal, Archy y Annie se acercan para recibir a Candy, el chofer abre la puerta de la limusina.

Archy se acerca mas para ayudar a Candy a bajar y al ver la belleza de Candy queda encantado y piensa…—

Archy.-  ¡Candy…! Tan bella como el día en que te vi por primera vez…

 —… Archy recuerda con emoción aquel día en que conoció a Candy…—

 Archy.-  (recordando) Oye señorita gatita eres muy bonita, me gustas… ¿Quién eres? He… —Archy recuerda el momento en que besa la mano de Candy y como todo un donjuán se despide arrojándole otro beso— Hasta pronto yo soy Archy.

 —…Así vienen a sus recuerdos tantos instantes como el día en que le declaro su amor…—

 Archy.-  (recordando) ¡No quiero perderte por Terry…! —Alza la voz molesto parado junto a un árbol—

Candy.-  ¡Que dices Archy! —Contesta sorprendida—

Archy.-  Por ese malcriado… Candy yo te Amo…

Archy.-  (Pensando) Candy que hubiese pasado si hubieras correspondido a mi amor, talvez ahora estaríamos juntos y no hubieses sufrido tanto por la perdida de Terry… Yo te hubiera protegido para que nada te dañara… Que lindo hubiese sido; y mira como da vueltas la vida, ahora estamos aquí con un cariño realmente sincero y desinteresado, un cariño que solo se da entre hermanos. Ahora yo estoy enamorado como un tonto de Annie pues ella con su dulzura ha sabido ganarse mi corazón… y tú mi pequeña gatita, ¿Seguirás enamorada de Terry?… Sabes Annie y yo te tenemos una sorpresa…

 —…Mientras tanto Annie piensa insegura pero con amor y admiración…—

 Annie.-   Candy estas tan bella y elegante… te has convertido en toda una dama, como envidio tu fortaleza y ganas de vivir… Candy mi hermana querida…

Narrador.    Candy ha llegado a la mansión de los Andley llena de emoción por ver a sus viejos amigos. Archy y Annie esperaban a Candy con ansia. Que reacción tendrá Eliza al ver a Candy tan hermosa.

Leer más capítulos de este fic

 

 

Comentarios

comentarios

Check Also

Caminos del destino Capítulo 33

CAMINOS DEL DESTINO POR SHELSY Capitulo 33   Rencor La luz del sol iluminaba la …