Home / fanfics / Capítulo 4: Elisa cae en su propia trampa

Capítulo 4: Elisa cae en su propia trampa

CAP. 4/119 “ELIZA CAE EN SU PROPIA TRAMPA”

Narrador.- Candy regreso a la mansión de los Andley llena de nostalgia. Al llegar a la mansión Annie y Archy la recibieron con emoción.

—Archy, al ayudar a Candy a bajar de la limusina quedo encantado con
su belleza; piensa que se ve tan bella como el día en que la conoció.
Annie al ver a Candy se sintió un poco insegura, pero al final su amor de
hermana pudo más que ese sentimiento…—

Archy.- Bienvenida Srta. Candis White Andley…

—…Archy besa la mano de Candy gentil y caballerosamente mientras le
ayuda a bajar. Candy se sonroja y sonríe un poco intimidada…—

Candy.- Gracias Archy…

—…Annie toma a Candy de la otra mano y con su voz tenue le dice…—

Annie.- Candy querida estas muy bella, te sienta muy bien el rosado y tu cabello luce muy bien suelto con el detalle de la cinta.
Candy.- Gracias Annie tu tambien te ves hermosa, el Azul te queda de maravilla…

—…Candy Abraza a Annie con mucha fuerza… Como cuando eran
niñas…—

Archy.- Y que no me dicen nada a mi, yo tambien estoy hermoso…

—…Los tres ríen por el comentario algo egocéntrico de Archy…

Candy.- Claro Archy si estas hermoso… tan varonil con tu kilt; el atuendo escocés de gala. Igual que la vez que Stear y tú me invitaron a una fiesta de los Andley por primera vez esa fue mi primera fiesta…

—…Archy y Candy recuerdan nostálgicamente la primer fiesta de Candy
con los Andley…—

Candy.- (Piensa)…Anthony, Stear, Archy los tres me hicieron sentir tan bien a pesar de todo y tu Anthony me mirabas con tanto amor mientras bailábamos por primera vez. Los extraño tanto a ti y a Stear como quisiera que estuvieran conmigo en este momento y disfrutar plenamente de nuestra amistad…

Archy.- (Piensa)… Que bellos recuerdos como extraño a Stear hermano me hacen tanta falta tus ideas graciosas e inventos descabellados y Anthony como olvidarte eras la persona que traía la cordura a nuestras vidas; siempre tan dedicado a las rosas de tu madre…

—…Los dos hacen una pausa; Annie intuitiva se da cuenta de la
situación y les dice…—

Annie.- Se en quienes piensan chicos, Stear y Anthony están con nosotros pues viven en nuestros corazones; ellos con su inigualable forma de ser nunca se irán… estarán aquí a cada instante acompañándonos siempre pero; se que a ellos no les gustaría vernos tristes así que porque no hablamos de otra cosa, tenemos tantas cosas por hablar… que les parece si disfrutamos de la noche que estará llena de sorpresas… comenzando con lo linda que luces Candy. ¿Que te pareció el vestido? Archy y yo lo escogimos para ti…

Candy.- ¿Pero como que tu y Archy lo han elegido para mi? Si la caja decía que era de parte de Albert…
Archy.- Si Candy; Pero Albert ha confiado en mi buen gusto para vestir y yo le he pedido a Annie que me aconsejara pues ella te conoce mejor que nadie y sabe lo que a ti te gusta. Así que cuando decidimos que vestido enviarte lo hicimos con el nombre de Albert, pues el ha sido el de la idea y no quisimos desacreditarlo…
Candy. Hay chicos… esta vez si que me han hecho muy feliz; el vestido es muy bonito gracias, y yo que pensaba que esta ves el Abuelo William si había recordado que soy una chica…

—…Candy comenta sarcásticamente y guiñe un ojo. Los tres ríen
alegremente y Candy les comenta lo bien que pasaron los chicos de
Pony cuando la encontraron probándose el vestido. Mientras tanto
alguien aviso a Eliza que Candy había llegado; Eliza que había estado
distraída presumiendo su costoso vestido no se había dado cuenta de
que Candy lucia muy bien. Eliza como siempre, deja a la gente que la
acompañaba sin ninguna cortesía, corre hacia donde se encuentra
Candy con toda la intención de dañarla con sus impertinentes
comentarios. Al llegar frente a Candy llama la atención hablando con la
voz en un tono muy alto para que todo mundo la escuchara; su ansiedad
por avergonzarla no le permitió darse cuenta de que Candy venía
apropiada para la ocasión y sin más dijo…—

Eliza.- ¡Pero miren quien llego! Es Candy con su disfraz de cenicienta ¡Que mal gusto tienes querida! Mira que venir a una reunión de la alta sociedad con esos harapos pero si pareces una…

—…En este momento Eliza, después de tanto escándalo se da cuenta de la situación; sorprendida y molesta comienza a decir…—

Eliza.- ¡Pero como!… ¡Que es esto! ¿De donde has sacado ese vestido si tu no tienes ni en que caer muerta? Seguro lo has robado al igual que lo hacías cuado vivías en mi casa como mi sirvienta… De veras crees que llevando ese vestido realmente eres una dama… estas muy equivocada si piensas que eres mejor que yo… y no me importa si vienes en harapos o en un vestido costosísimo para mi siempre serás una huérfana adoptada de el hogar de Pony donde tus padres te abandonaron ya que no te querían…

Archy.- ¡Eliza! Será mejor que dejes de molestar a Candy este no es el momento para tus comentarios absurdos, además por que es tu enojo acaso será porque Candy luce mucho mas bella que tu… porque déjame que te diga querida el modelo que llevas esta fuera de moda su temporada ha pasado hace mucho o acaso es algún vestido viejo que tendrías por ahí…

Eliza.- ¡Cállate Archy! Si he mandado comprar este vestido especialmente para la ocasión…
Archy.- Pues no parece querida mas bien parece que lo has sacado del baúl de la abuela… jajaja…

—Eliza hace sus ya conocidos berrinches de niña consentida—

Eliza.- Archy será mejor que dejes de molestarme o se lo contare todo a la tía abuela…

—…La gente que estaba a las afueras de la mansión no estaba muy
sorprendida por la actitud de Eliza pues ya todos sabían el carácter que
tenía la chica y comenzaron a hacer comentarios en negativos hacia ella.

Gente.- ~ Pero que chica tan desagradable los Leagan han gastado dinero en balde para su educación…~

Gente.- ~ Claro pero que se puede esperar de una muchachita tan consentida…~

Candy en ningún momento hizo acción alguna por seguirle el juego; al
contrario de contestar exaltada; con voz tranquila le comento…—

Candy.- ¿No te ha gustado mi vestido Eliza? Creo que entonces la que tiene muy malgasto no soy yo, y no creo que a la gente le desagrade el vestido tan hermoso que el mismo Sr. William me ha obsequiado, sabes a mí realmente me gusta y estoy muy orgullosa de que una persona tan distinguida y elegante como mi padre adoptivo haya tenido un detalle tan especial hacia mí; y a ti querida, quien te ha hecho el honor de pensar en ti eligiéndote tan hermoso vestido…

—… Eliza esta tan molesta que hecha chispas pues ahora en su
esfuerzo por hacer quedar en ridículo a Candy; es ella misma quien ha
caído en su trampa. Candy sutilmente le ha hecho ver que a ella nadie le tiene consideración pues su carácter tan despectivo hacia los demás la hace ser aborrecida. La gente y la prensa que están atentos a lo que
ocurre no dejan de murmurar el mal gusto y la poca educación que Eliza
ha mostrado. Ahora gracias a Eliza todos se han dado cuenta de que
Candy ha llegado mas hermosa que nunca y al guardar la calma ante la
situación ha quedado como una toda una dama.

Eliza no puede soportar la humillación y sin mas entra corriendo a la
mansión envuelta en llanto y rabia arrojando a todo aquel a su paso,
pues se siente menos que Candy. Por su parte Candy, Archy y Annie ríen
discretamente; aunque el gran corazón de Candy se siente mal por lo
ocurrido…—

Candy.- (Piensa) Pobre Eliza esta tan sola, no creo que entre sus amistades tenga a un amigo sincero, ella siempre trata de hacer sentir mal a la gente que la rodea. Si ella quisiera yo podría ayudarla a ver la vida diferente… pero es que es tan orgullosa y cabeza dura que no creo que cambie…

Narrador.- Eliza ha pasado un mal rato a causa de su afán por humillar a Candy. Candy siente mucha pena a pesar de lo mal que Eliza se ha portado con ella, mientras tanto la gente que se encuentra en el lugar no deja de comentar el incidente. ¿Que nuevas experiencias tendrá Candy durante la fiesta.

Leer más capítulos de este fic

 

 

Comentarios

comentarios

Check Also

LA PROMESA DEL OCÉANO… CAPITULO 3

CAPITULO 3 Voces lejos, muy lejos apenas perceptibles gritando con desesperación, unos brazos fuertes que …