Home / fanfics / El amor de la rosa eterna – Cap 120 continúa

El amor de la rosa eterna – Cap 120 continúa

Tanto tiempo esperar este momento que en solo unos instantes se termina, pensó Eleonor, se sentía feliz porque por fin volvían a ser una familia, la sra Rose entro en la sala.

Sra Rose – Permiso, la mesa esta puesta –

Eleonor – Gracias, caballeros podemos pasar a la mesa –

Duque – Espero te guste la casa – se dirigió a su hijo – le pedí a tu madre que buscara algo que te agradara –

Terry – Me gusta – afirmo el – y mucho –

Duque G – Algo excéntrica –

Terry – Madre creo que alguien ya no confía en tu buen gusto – ella sonrío – solo creo que es demasiado grande para mí – sus padres lo miraban desconcertados – mi departamento es pequeño, pero a veces me parece enorme, sé que voy hacer yo solo en un lugar tan grande – sabía que su única compañía seria la soledad –

Duque G- Puedes formar una familia – ahora estaban en el comedor, Terry torció su sonrisa y movió la cabeza negativamente –

Terry –Si claro Susana sería la más feliz, pero yo no qui…- su padre lo interrumpió –

Duque G – Me refería a Candy –

Terry – No puedo, tengo un compromiso con Susana, se lo prometí a Candy –

Eleonor – Candy te pidió que no dejaras a Susana –

Terry – No exactamente, prometimos ser felices –la nostalgia se reflejo en sus ojos –

Duque G – ¿Y lo son? –

Terry guardo silencio no tenía ni la menor idea de que responder a sus padres, era evidente su infelicidad al menos Candy demostró mas fortaleza que el –

Terry – Susana es feliz con eso basta –

Duque G –Yo no estoy hablando de ella – era insistente, Terry puso cara de fastidio, su madre se dio cuenta de ello así que con un gesto le hizo saber al duque que dejara ese tema –

Duque G- Sabes una Terry – el joven puso atención a su padre – el amor es muy complejo, tiene adversidades , recuerdo que cuando era tan joven como tú me enamore de una hermosa chica, aunque no fui el único, tuve algunos rivales, sentía seguro el amor de ella pero un día apareció alguien más en su vida, una mala jugada del destino hizo que alguien a quien yo consideraba como un hermano se enamorara de ella, me complico mucho la existencia, llegue a pensar en que la había perdido, entonces me decidí mande al diablo todos mis deberes, compromisos por ella, la busque y nueve meses después naciste tu. Fui tan feliz durante 5 años, pero tu abuelo se encargo de destruir esa felicidad, casi en su trampa, me enveneno el alma, las circunstancias se prestaron a mal interpretaciones, un día tu abuelo me dijo que tu madre me engañaba con mi amigo, clavo esa duda en mi, tu madre se la pasaba todo el día ensayando con el – se refería a su amigo – llegaba tarde a casa, comenzaba a destacar en la actuación. Una noche fui a recogerla al teatro cuando entre a su camerino se abrazaba, él le decía que no se preocupara, que yo nunca me enteraría de lo que ahí había pasado, sentí tanta rabia, coraje que esa misma noche deje la casa llevándote conmigo, al día siguiente me embarque hacia Inglaterra llevándote, separándote de tu madre – su voz parecía lamentarse por eso, Terry estaba boquiabierto ante semejante confesión miraba a su madre con sorpresa, su padre prosiguió – al poco tiempo mi padre murió, en su agonía me confesó que había ido a buscar a tu madre la misma noche que yo la vi con mi amigo, la insulto, la humillo, la golpeo, si mi amigo hubiera intervenido tal vez la habría matado, fue cuando comprendí que ellos no me traicionaron, lo que ella no quería que supiera era sobre la visita de mi padre, el solo la consolaba y yo como un idiota me deje llevar por la mentiras y los celos – apretaba los puños de sus manos – era demasiado tarde para arrepentirme, me case con Rebeca y ella estaba embarazada, nunca me he perdonado ese error –

La respiración acompasada de Terry era lo único que se escuchaba, sus padres esperaban alguna reacción, se estaban asustando pues parecía haber entrado en estado de shock.

Terry – ¿Quién era tu amigo? –al fin hablo –

Eleonor – Eso no importa ya cariño – dijo avergonzada –

Duque G – Te resulta familiar el nombre de Robert Hathaway – Eleonor miro con recelo al duque –

Terry – ¿Qué? –dijo una mas sorprendido –

Eleonor quería desaparecer en ese instante, que pretendía el padre de Terry con semejante confesión, ponerlo en su contra, esperaba los reproches de su hijo.

Terry – Robert Hathaway es tu amigo – pregunto –

Duque G – Si mío y de tu madre también, un amigo en común, ironías de la vida –respondió –

Terry no hizo más preguntas, todo fue silencio durante los siguiente minutos, el chico parecía perdido en sus pensamientos, Eleonor miraba al duque con expresión interrogante, para que le conto eso en que le ayudaría a su hijo, se suponía que intentarían convencerlo de buscar a Candy –

Duque G- Terry, me estas escuchando –

Terry – ¡eh! – Dijo al reaccionar – lo siento que me decías – sintió un objeto de metal en su mano –

Duque G – Busca tu felicidad –

Terry observo el pequeño objeto que su padre había depositado en su mano, una llave de color plata, la misma que su madre le dio para abrir la puerta de esa mansión –

Terry – Gracias – le sonrío a su padre –

Eleonor – Quieres ver tu recamara – dijo entusiasmada pero el duque la detuvo con la mirada –

Duque G – Terry nos tenemos que ir, tu madre me invito a su casa a tomar el té – Terry y Eleonor miraron sorprendidos al duque ¿Cuándo hice eso? Se preguntaba ella –

Eleonor – Sra Rose – esta acudió al llamado de inmediato – la chaqueta del señor – se levantaron de la mesa –

Duque – Me voy mañana pero te visitare pronto – le dio el brazo a Eleonor que sin dudarlo lo tomo –

Terry observo cómo sus padres se alejaban rumbo a la puerta, parecían como dos enamorados viviendo un sueño, el tan caballeroso, seductor, ella tan tímida pero feliz, solo se oyó cuando la puerta se cerró detrás de ellos, estando a fuera de la casa ella le cuestiono.

Eleonor –Tomar el té en mi casa, no recuerdo haberlo mencionado.

Duque – Nuestro hijo necesita su privacidad –

Eleonor – Es una pena – suspiro –

Duque G – ¿Qué es una pena? –

Eleonor – Que te marches tan pronto –

Duque G – Sabes quiero conocer una isla llamada Puerto Rico dicen que es muy hermosa, me preguntaba si no estás muy ocupada, quisiera que me acompañaras –

Eleonor – Unas vacaciones no me vendrían mal – sonrío y sonrojo –

Duque G – Me gustaría que lo consideraras mas como el viaje de bodas que te prometí una vez – ella se sonrojo a un mas ante el comentario, abordaron el auto que los esperaba tan caballeroso el que ayudo a la dama a entrar al auto que emprendió su marcha con rumbo desconocido para Terry. El observaba por la ventana como el auto se perdía entre los demás la Sra Rose seguía parada, esperando alguna orden.

Terry – ¿A dónde va ir a parar?

Sra Rose – Perdón joven dijo algo –

Terry – Se suponía que se odiaban –

Sra Rose – El amor se disfraza de muchas maneras –

Terry – ¿Qué es lo que harán juntos? –

Sra Rose – Joven que cosas pregunta – se sonrojo –Se le ofrece algo –

Terry – Se puede retirar – estaba desconcertado ante la reacción de la Sra Rose, no creía haber dicho algo malo, solo deseaba saber a dónde iría parar esa reconciliación ¿Dónde pueden terminar un par de enamorados? Se pregunto, entonces como si alguien le hubiera aventado un balde de agua fría adivino la respuesta, supo que hubiera sido mejor no averiguarlo, sacudió la cabeza para echar afuera esos pensamientos.

Al abrir los ojos pudo apreciar la inmensidad de la casa, sentía que era demasiado para él, la soledad empezaba aflorar, miro la escalera, se acerco lentamente a ella, toco la fina madera del barandal que contrastaba con el mármol de los escalones, que se desplegaban tal cual abanico en una delicada manos. En cada escalón un suspiro una duda, una gran curiosidad, cuando faltaba solo uno para llegar al corredor que lo llevaría a las habitaciones dudo, dio vuelta e intento bajar, algo lo detuvo, sin pensarlo más subió, se dirigió a lo se suponía sería la recamara principal, dudando aun, tomo la perilla de la puerta la giro y con un leve empujón la abrió.

Ante sus ojos estaba una sublime habitación, obra del exquisito gusto de su madre, los muebles de madera parecían flotar en nubes de mármol, cada detalle era perfecto, las cortinas hacia juego con las sabanas rojas, caían como una cascada de pétalos de rosas sobre la nieve o tal vez sobre la suave piel blanca de una hermosa mujer. Miles de pensamientos atrevidos pasaron por su mente imaginándola compartiendo ese lugar con él, es una estupidez, pensó, reprochándose aquellos deseos, nunca podrá ser, golpeo la cómoda, se miro al espejo, odiándose por ser un cobarde, algo se reflejo que llamo su atención, volteo, se dirigió a la cama, sobre ella se encontraba un cofre de madera, se imaginaba que eran la pruebas de las que le había hablado su padre, pero no fue eso lo que llamo su atención, junto al cofre ya hacia una cajita de color negro, debajo de ella una hoja doblada en dos, con sus varoniles manos tomo la caja, la abrió, sus ojos se deslumbraron ante tal belleza, se sentó en el borde de la cama, saco el pequeño pero valioso objeto, un anillo con un extraordinario diamante que daba la apariencia de ser una rosa, sobre una argolla de oro azul de 24 quilates, ¿Qué significa todo esto? Dijo en voz baja, Terry sabia que ese era el anillo que su padre le había regalado a Eleonor cuando le propuso matrimonio, entonces Terry desdoblo la hoja y leyó lo que decía.

Terry cariño este es un regalo mío te lo doy esperando se lo entregaras a la persona correcta. Confiamos en tu decisión.

Eleonor B.
Siguiente capítulo
Todos los capítulos de este fanfic

Comentarios

comentarios

Check Also

LA PROMESA DEL OCÉANO… CAPITULO 3

CAPITULO 3 Voces lejos, muy lejos apenas perceptibles gritando con desesperación, unos brazos fuertes que …

12 comments

  1. que lindo todo esto, me encanta toda la historia, ojala pudieras terminarla, de verdad me interesa mucho y gracias por tomarte tiempo para hacerlo que estes bien

  2. hola:
    ps solo quiero decirte q esta mui padre la historia y mis respetos por tu forma de escribir me encanta este capitulo esta bien lindo.
    la verdad ere genial eeee y ya estoy esperando el final q de seguro va a ser super bueno bye
    cuidate mucho.

  3. solo una cosa esta hermoso, me imagino al leer todo y es como si la viera en anime, lo maximo de veras.

  4. Se me caen las lagrimas!!

  5. Mee encantaaaaaaaa!!!!!! como ayer solo empece a leer este fanfic pense que eran solo 116 117 118 y 119 pero despues veo que es hasta 162! bueno tendre paciencia tal vez lo termine en junio pero con la rapidez que tengo creo que terminare a finales de mayo! saben: en la serie dice: CAndy cumple en mayo porque anthony fijo su cumpleaños ese mes Bueno yo tambien cumplo en mayo! jjajaaja me muy bonito capituloo ojala ese anillo sea de candy!

  6. Que bello ese detalle de Eleanor, te quedo muy bonito y romantico.

  7. wuau que linda!!! He leido otras muy buenas por cierto pero esta mmmm que puedo decir esta genial =D sigue asi amiga la historia esta muy buena!!!

  8. me gusta porque esta muy bonita la historia de candi candi y yo ya yege al capitulo 20 de candi ami me gusto en el capitulo 09 cuado conose ha antonio es tan guepo

  9. Mil Gracias!!!! En verdad fue traumante para mi el saber que ya no había más Candy y Terry, Te felicito!!! Escribes increíble, Dios te Bendiga por haber puesto un final feliz!!!

  10. Me encanta leer y releer Tu historia!!!

  11. yo me caso con terry si Candy nolo quiere

  12. que bello esta super me encanta mucho felicidades…

Leave a Reply

Your email address will not be published.