Home / fanfics / El amor de la rosa eterna – Parte 15

El amor de la rosa eterna – Parte 15

INTRUSA

El viaje parecía haber sido más corto , Candy miraba por la ventana del carruaje, sentía como el viento chocaba con su rostro, alborotando su cabello, Richard admiraba cada gesto que ella hacía, comenzaba a sentir más que una simple atracción, sentía la necesidad de tocarla aunque no se atrevía, pero ella parecía tan distante, aunque se daba cuenta en ocasiones como lo miraba, “acaso le gusto se preguntaba él” y eso hacía que creciera le esperanza de poder conquistarla.

Richard – Te vez algo melancólica – en el trayecto a París la confianza en ellos había crecido, el estaba sentado frente a ella –

Candy – Estoy lejos de mi país, en una ciudad que no conozco y todos hablan un idioma diferente al mío – torció el gesto, él comprendió lo que ella quería decir –

Richard – Yo te ayudare, no te preocupes por eso – le sonrió – bonjour –

Candy – ¿Qué? – dijo confundida –

Richard – Quiere decir hola en francés – le explico – repite conmigo – le dijo y ella torció el gesto –

Candy – Que locura – se burlo –

Richard – Anda repite conmigo, au revoir – le dijo amablemente para que ella repitiera –

Candy – Au revoir – dijo torpemente y se rio – bien y que dije –

Richard – Adiós en francés – no podía creer que ella estaba ahí –

Candy – Es increíble – dijo en un suspiro –

Richard – ¿Qué cosa Candy? – pregunto con gran curiosidad –

Candy – Que una ciudad tan hermosa como esta se vea opacada por la guerra – recordó el panorama en los alrededores, todo era demasiado triste –

Richard – Es verdad, he vivido mucho tiempo aquí y me entristece ver lo que pasa – también sonaba nostálgico –

Candy – Me puedes decir por qué tardaste en la estación – Candy recordó que cuando llegaron a la estación Saint Lazare el
fue al correo a dejar un sobre –

Richard – Tuve que enviar una carta a un amigo – le explico – lo conocí en Nueva York es un chico muy agradable, aun que algo voluble – Paris tiene muchos lugares atractivos que visitar en la noche, me gustaría invitarte al teatro, sabes mi amigo es un gran ac… – estaba a punto de hablar de él cuando Candy lo interrumpió –

Candy – Richard no me gusta el teatro mucho menos los actores – dijo ella con una expresión de molestia y él se dio cuenta de ello – que me decías de tu amigo – le recordó –

Richard – Nada no es nada importante – prefirió dejar las cosas así – Candy me gustaría que conocieras mi casa – esperaba que ella aceptara la invitación –

Candy – Me estas invitando a tu casa – le dijo interrogante –

Richard – En el hospital te esperan por la noche, pensé que tal vez te gustaría… – se estaba ruborizando ya que no sabía que decir –

Candy – Claro que me gustaría – le dijo entre una risa, se había dado cuenta que el estaba nervioso –

Cuando llegaron a la casa de los Brower, Candy se quedo sorprendida de ver lo hermoso que era el hogar de Richard, una empleada lo esperaba en la entrada de la puerta, se veía contenta de volverlo a ver.

Richard – Pasa Candy está también es tu casa – como todo un caballero le cedió el paso, Candy le respondió con una sonrisa, cosa que a él lo ponía nervioso –

Candy – Tienes una muy linda casa – No dejaba de ver a su alrededor, le llamo la atención un hermoso piano de cola color negro estaba en el vestíbulo –

Richard – Te gusta – vio el gesto de ella cuando miro el piano –

Candy – Es muy bello, es de tu padre – pregunto curiosa –

Richard – No, él me lo regalo me gusta mucho tocar el piano, he hecho algunas composiciones – te gustaría escuchar –

Candy – Tal vez en otro momento, veo que tienes también un jardín – se podía apreciar desde el interior –

Richard – Vamos te lo mostrare – la tomo de la mano, Candy se paralizo ante ello – perdón Candy – la soltó –

Candy – No te preocupes – evito mirarlo, caminaron hasta el jardín era muy grande lleno de vida con muchas flores de todo tipo y colores – es bellísimo Richard – le recordó el jardín de Anthony –

Marie – Monsieur – dijo la empleada de Richard –

Richard – Marie s´il vous plait – le dijo, ella asintió con la cabeza –

Marie – Lo esperan en el vestíbulo – dijo claramente, Candy se sorprendió de que la chica hablara su idioma –

Richard – Gracias Marie, iré en un momento – le apenaba dejar a Candy sola – no quiero dejarte sola – le dijo –

Candy –Que le dijiste a la chica – ella respondió con una pregunta –

Richard – Que francés no por favor – le explico – ella habla muy bien nuestro idioma – espera un momento no tardo – se introdujo en el interior de la casa, cuando entro un chico ya hacía sentado en el banco que estaba junto al piano, de cabello corto de un negro intenso, de piel blanca, nariz respingada, labios carnosos y unos ojos grises increíblemente seductores –

Isaac – Bonjour Richard – se puso de pie al ver a Richard, se veía contento de verlo – bienvenue

Richard – Bonjour Isaac – le dio un abrazo fraternal – puedes dejar el francés – Isaac enarco una ceja –

Isaac – Puedo saber por qué – le pregunto interrogante – algún motivo en especial – Richard se encogió de hombros – cuéntame cómo te fue en tu viaje –

Richard – Bien – dijo a secas, Isaac noto que algo pasaba con su amigo, muy pocas veces le pedía hablar en su idioma, el se notaba nervioso, además de que en su mirada había un brillo diferente –

Isaac – Algo que me quieras contar – le dijo con curiosidad –

Richard – Podemos hablar en otro momento estoy… un poco ocupado – Isaac no compendia a su amigo, al parecer Richard se quería deshacer de él –

Isaac – Te noto diferente – quería saber cuál era el motivo –

Richard – Isaac créeme este no es un buen momento – apretó los labios, Isaac lo miraba esperando una respuesta – está bien quieres saber qué me pasa – este asintió afirmativamente – Isaac estoy enamorado – le dijo de golpe, este se quedo frío ante la respuesta de Richard, como si le hubieran dado un duro golpe en el estomago, al parecer eso no le agradaba –

Isaac – ¿Qué? – Dijo estupefacto – ¿Cómo?, ¿De quién? – preguntaba desesperado –

Richard – Muchas preguntas no crees – vio como Isaac cambio de ánimo ante lo que le dijo – ven vamos al jardín – le señalo con la mirada, Isaac camino junto a su amigo, acaso Richard había cambiado de opinión con el asunto de… Estando en el jardín se dirigieron a la fuente que había en medio de este, una dama aguardaba sentada en la orilla de la fuente, traía puesto un sombrero para cubrirse del sol quemante, Isaac tembló por dentro al ver esa silueta femenina que esperaba, tenía miedo de que fuera… –Ya estoy aquí – dijo, ella se levanto y volteo a mirarlos, Isaac se quedo sorprendido al ver a la chica –

Candy – Creí que me dejarías abandonada aquí – le sonrío, miro que no estaba solo – perdón pensé que venias solo – Isaac no dejaba de mirarla –

Richard – Isaac te presento a mi amiga la Srita Candy White Andley – ella le extendió la mando –

Candy – Mucho gusto de conocerlo – Isaac la miraba fríamente tanto que la intimido –

Richard – Candy el es mi amigo Isaac Veruck – Isaac no respondía –

Isaac – Enchanté mademoiselle – dijo secamente –

Richard – Isaac ella no habla francés – le explico –

Isaac – Encantado Srita – torció el gesto – Richard puedo hablar un momento contigo, se alejaron de donde estaba Candy – ¿Es una broma? – le susurro molesto –

Richard – Claro que no, verdad que es hermosa, pero no fuiste muy cortés – le reclamo –

Isaac – Creí que te referías a Ni… – Richard lo interrumpió –

Richard – Claro que no ella solo es una amiga, tu mejor que nadie sabe que no puedo verla de otra forma – le recordó –

Isaac – Le romperás el corazón – Candy los miraba de lejos, se había dado cuenta de que estaban discutiendo –

Richard – Yo jamás le di esperanzas – se veía enojado – si me permites tengo que atender a mi visita –

Isaac – Richard piénsalo bien – ahora parecía suplicar –

Richard – En el corazón no se manda Isaac – se dirigió hasta donde Candy –

Isaac – Que va hacer cuando se entere – se dijo así mismo, puso una mano en su frente – Richard me tengo que ir te veré luego – le dijo, Richard asintió con la cabeza, Isaac abandono el jardín algo nervioso, preocupado, se dirigió hasta la puerta, cuando la abrió alguien mas estaba por tocar, sus ojos casi abandonaron sus orbitas al ver de quien se trataba – ¿Qué estás haciendo aquí? – dijo nerviosamente, tuvo que tragar saliva ya que sentía que la garganta se le había secado –

Nicole – Eres muy malo Isaac – le dijo graciosamente se veía muy feliz, Nicole era una chica muy hermosa con una gracia cual cisne, de delgada y fina silueta, su cabello quebrado llegaba hasta media espalda de color castaño, su rostro era perfecto y sus ojos color pardos la hacían lucir más bella – ¿Por qué no me avisaste que Richard llegaba hoy? – Pregunto en modo de reclamo, se introdujo al interior de la casa – ¿Dónde está? – buscaba con la mirada, se veía completamente emocionada por el hecho de que Richard hubiera regresado –

Isaac – Nicole creo que es mejor que lo dejemos solo por ahora – intento hacer que se fuera –

Nicole – No digas tonterías Isaac – lo miro se veía nervioso – me tiene una sorpresa verdad, por eso quieres me vaya, no me digas ya se dio cuenta de que… – no dejaba de hablar, Isaac no pudo evitar mirar hacia el jardín – está en el jardín – dijo emocionada, se dirigió corriendo hacia el jardín tenía la ilusión de que por fin Richard le declarara su amor –

Isaac – Nicole espera –fue tras ella, sabía que se llevaría una gran desilusión, Nicole se quedo parada en el marco de la puerta ahí estaba él, tan apuesto como lo recordaba, se notaba feliz, disfrutando el sol de ese día, estaba parado frente a una de las jardineras miraba hacia abajo, ella sentía que el corazón le latía más rápido Isaac se había quedado parado atrás de ella, esperando lo inevitable, Nicole estaba a punto de hablarle a Richard cuando repentinamente una chica se levanto, Richard la miraba con asombro, como si fuera la primera vez que viera la luz del sol, a Nicoles nunca la miro así, la veía con un gran amor, Isaac puso su mano en el hombro de Nicole, ella lo miro interrogante, sus ojos se había llenado de lagrimas – lo siento Nicole – solo pudo decir eso –

Nicole – Dime que no es verdad – apretaba la falda de su vestido con sus manos –

Isaac – Sera mejor que no vayamos – le dijo pero ella no quiso –

Siguiente capítulo
Todos los capítulos de este fanfic

Comentarios

comentarios

Check Also

Caminos del destino Capítulo 33

CAMINOS DEL DESTINO POR SHELSY Capitulo 33   Rencor La luz del sol iluminaba la …