Home » Fan trabajos, fanfics

El Amor de la Rosa Eterna Capítulo 195

1 October 2012 5,201 views

 

LAMENTO LA TARDANZA PENSABA QUE ESTA FUERA LA PRIMERA PARTE DEL CAP FINAL HABER QUE OPINAN

CAPITULO 195

EL PASAR DEL TIEMPO.

El tiempo… el tiempo es lo único con lo que no podemos pelear en esta vida pensaba Terry mientras recordaba todo lo vivido desde aquel día en que decidió dejar ir a Candy, esa noche en que toco las mieles de éxito al igual que las hieles del amor no podía dejar de recordar cada detalle muchas de las cosas que Candy le conto le habían pasado en Paris otras tantas que las imagino cómo fue que pudieron haber sido, Terry tenía la mirada clavada en el atardecer del

horizonte mientras sonreía alguien se acerco a él.

Candy – Amor que haces – le cuestiono hincándose detrás de él para abrazarlo –

Terry – Recordaba el día que Adén nació – tomo las manos de su esposa que sujetaban el cuello –

Candy – Si aun lo recuerdo – se río – te veías tan tierno con nuestro hijo en brazos –

Terry – Me parece que fue ayer que lo vi tan pequeño – suspiro –

Candy – Y cuando Nodely nació también te pusiste tan contento – se río –

Terry – Tantas cosas que hemos vivido – Candy recargo su cabeza en la de él –

Candy – Mañana vendrán toda la familia – le recordó –

Terry – Me alegro tanto que las cosas estén tan bien –

Candy – Irás a recoger a Adén al puerto – le pregunto –

Terry – Si – hizo una pausa – Isaac ira conmigo, tiene que recoger a Alerick – Candy se acomodo a un lado de él y este la abrazo, ella recargo su cabeza en el hombro de su esposo –

Candy – Me alegro que después de tanto tiempo la relación entre ustedes haya mejorado – acaricio el brazo de Terry – sobre todo que Alerick y Adén se lleven tan bien – sonrío –

Terry – Si, más que primos parecen hermanos – le agradaba la idea de que el hijo de Isaac y Ane se llevaran bien – lo único que no me gusta es que la hija de Elisa busca a Adén – dijo molesto –

Candy – Pero Adén no está interesado en Irisa – suspiro aliviada –

Terry – No le he conocido ninguna novia – se quedo pensativo –

Candy – Terry que dices – se alejo de él y lo miro sorprendida – Adén es un niño – no le pareció el comentario de Terry –

Terry – Candy Adén tiene la misma edad que yo cuando te conocí – Candy se quedo pensativa –pasa algo pecas – le cuestiono al ver su reacción –

Candy – Me estoy haciendo vieja – se llevo las manos a la cara –

Terry – Ja, ja, ja, – se rio la abrazo y le planto un apasionado beso – para mi eres la más hermosa –la miro a los ojos –

Candy – Te sigo gustando – le pregunto curiosa –

Terry – Mucho más que antes – sujeto el rostro de ella – aun que muchas veces te dije que no fruncieras la nariz o te harías viejita mas rápido – se río burlonamente, se puso de pie y se echo a correr –

Candy – Terry ven acá – se puso de pie y lo correteo, comenzaron a jugar como dos chiquillos enamorados en aquella playa solitaria –

Isaac – Que miras Ane – le cuestiono al verla con la mirada fija en la ventana –

Ane – A Candy y Terry – suspiro – siguen igual de enamorados que el primer día – limpiaban unos cubiertos –

Isaac – Tanto como nosotros – se coloco detrás de ella y la tomo por la cintura –

Ane – Isaac estamos en casa ajena –le dijo cuando este le beso su cuello –

Isaac – Nadie más nos mira – le susurro al odio –

Yénora – Papa ya estamos aqu….í – se quedo boquiabierta al ver a sus padres ya que no era muy común verlos tan cariñosos –

Ane – Yénora que te he dicho siempre toca la puerta – se alejo un poco de Isaac y dejo la servilleta con la que limpiaba los cubiertos y se acerco a su hija –

Yénora – Lo siento mamá – se disculpo –

Isaac – No saludas a papa – le extendió los brazos, la chica corrió a abrazarlo –

Ane – No la mal eduques – le reprocho a su esposo –

Isaac – Es mi niña hermosa – le dio un tierno beso en el pelo, Ane puso cara de seriedad –

Yénora – Mamá mañana que llegue Alerick podrás abrazarlo todo lo que quieras – se aferraba a los brazos de sus padre, Ane había tenido mellizos después de su dar a luz ya no pudo encargar más familia, fueron interrumpidos por unas traviesas rizas –

Candy – Te dije que no me ganarías – estaba ruborizada y algo agitada –

Terry – Creo que ya no estoy en edad para correr así – se recargo en la puerta –

Isaac – Te pesan los años – se río en ese momento Candy y Terry recordaron que estaban ahí –

Yénora – Tía Candy – soltó a su papa y corrió a los brazos de su tía –

Candy – Como estás sobrina – la abrazo y acaricio su negra cabellera, Yénora era una adolecente de ojos grises y cabello negro rizado –

Isaac – Un vaso con agua – le ofreció a Terry –

Laureen – Yénora ayúdame por favor – le grito desde afuera –

Yénora – La abuela se me olvido – puso cara de preocupación –

Isaac – La abuela venía contigo – se sorprendió –

Yénora – Quería que le ayudaran con unas bolsas – Isaac salió corriendo – lo siento – dijo cuando vio la cara de recriminación de Ane –

Laureen – Yénora que hacías – dijo cuando entro a la casa –

Yénora – Lo siento abuela – se disculpo –

Candy – Hola mamá – le ayudo con una bolsa que llevaba en la mano, Isaac entro detrás de ella cargando tres grandes bolsas – mamá para que trajiste tantas cosas – movió la cabeza negativamente –

Laureen – Terry puedo ir por lo demás – le pidió de favor –

Terry – ¡Más! – dijo sorprendido ya que lo había llevado era como para un comer un mes – claro suegra – miro a Candy y puso cara de pocos amigos, Candy con la mirada le ordeno que fuera –

Laureen – Pero solo traje lo indispensable para la reunión de mañana – dijo seriamente –

Candy – Gracias mamá pero no creo que necesitemos un libro para mañana – saco de un bolso un libro y lo mostro –

Laureen – Ese es para Adén – le explico – no he visto a mi nieto en mucho tiempo así que tenía que obsequiarle algo –

Candy – Madre solo se fue poco más de un mes de vacaciones con sus abuelos a Londres – le recordó, Isaac comenzó a buscar entre las bolsas que ya había dejado en una mesa –

Isaac – No me digas mamá esto es para Alerick – saco un cuaderno de dibujo y algunas pinturas –

Yénora – Y a mí que me compraste – comenzó a buscar entre las bolsas –

Ane – Hija no seas mal educada – la reto –

Laureen – Lo que te compre a ti esta en el auto viene envuelto en una caja color rosa – Yénora salió corriendo de la casa, en el camino choco con Terry y casi lo tira –

Ane – No sé a quién salió esta niña – seguía sería –

Laureen – No lo sé – miro a Candy y sonrió – a qué hora llegaran las visitas – pregunto para cambiar el tema –

Candy – Mañana como a las diez – empezó a sacar lo que había en las bolsas – esto huele horrible mamá – hizo gesto de asco – que cosa es – metió la mano –

Laureen – Ten cuidado que son muy finos – se acerco para ayudarle a su hija –

Candy – ¿Quesos? – dijo con sorpresa – se supone que tienen que tener un sabor agradable – los alejo de ella –

Laureen – Nunca cambiaras – suspiro resignada –

Ane – Entre más fuerte el aroma mejor es producto – explico –

Candy – Esto sí que esta rico – saco algunas frutas de otra bolsa –

Terry – Pecas tu siempre tan sincera – se río del comentario que había hecho –

Isaac – Mamá esto es todo lo que quedaba – esperaba que sí ya no quería cargar más bolsas –

Laureen – Sí es todo – se sentó Ane le servía un vaso de agua – por cierto donde esta Nodely – les cuestiono a Candy y Terry –

Candy – No debe de tardar hace dos horas que salió del colegio – miro el reloj sin imaginar que Nodely se encontraba en la escuela Stratford, a ella le gustaba mucho la profesión de su padre pero Terry sabía cómo era ese medio no le permitía estudiar actuación, Nodely era una joven de cabello castaño y ojos verdes muy hermosa con una gran sonrisa y una elegancia inigualable, era evidente que había sacado el porte de su padre, no tenía muchas amigas ya que era muy seria y en veces llegaba ser hasta arrogante, Terry se disculpo un momento llamo a Candy con la mirada subieron las escaleras para ir a su habitación mientras Yénora entraba con dos cajas color rosa –

Yénora – Abuela son dos – le enseño las cajas –

Laureen – Una es para Nodely – le explico – la tuya es la que tiene el moño más pequeño – le afirmó –

Yénora – Gracias abuela – sonrió y se dirigió para abrazarla – y la prima Nodely no ha llegado – pregunto curiosa –

Laureen – Me dijiste que había ido a la biblioteca – Yénora puso cara de haber cometido una indiscreción – sabes donde esta Nodely – le cuestiono mientras Candy y Terry hablaban en su habitación –

Terry – Pero en cuanto la vea me escuchara – se notaba molesto –

Candy – Pero que de malo tiene que le guste la actuación – intento calmar a su esposo –

Terry – Yo sé bien como es este medio – caminaba de un lugar a otro –

Candy – ¿Y según tu cómo es? – Terry la miro desconcertado con la pregunta –

Terry – Como me preguntas eso – no sabía que responder –

Candy – Pues tu eres quien me lo está diciendo – se paro frente a él para que dejar de dar de vueltas como león en una jaula –

Terry – Candy sabes que para una mujer es mucho más difícil hacerse un nombre en la actuación – le explico mientras se dirigió a la cama para sentarse – no quiero que mi hija ande en boca de todos – se llevo una mano a la cabeza –

Candy – Nodely tiene buenos principios – le recordó – la hemos educado con buenos principios y valores – intento calmarlo recordó la última discusión entre Terry y su hija dos semanas atrás –

Terry – Es que me desobedece – se dejo caer en la cama, Candy se sentó junto a él –

Candy – Y tu no desobedecías a tu padre – Terry cerró los ojos –

Terry – Candy no empieces con eso por favor – dijo seriamente – además yo soy hombre – remarco –

Candy – Hombre o mujer no importa mientras cumplas tus sueños – se recostó a un lado de él –

Terry – Candy tu madre no aprobaría que Nodely se convirtiera en actriz – suspiro –

Candy – Lo que importa es lo que nuestros hijos elijan – se recostó junto a él – y no lo que los demás quieran, Terry debemos respetar sus decisiones sin importar cuales sean – él la miro con ternura le dieron ganas de darle un beso, en eso estaban cuando Laureen toco alarmada –

Laureen – Candy hija ven por favor – Candy se puso de pie de inmediato, Terry apretó los labios mientras cerraba los ojos de frustración –

Candy – Por qué tanto escándalo – abrió la puerta mientras fruncía el ceño –

Laureen – Nodely está en la escuela esa de actuación – lo dijo despectivamente, detrás de ella estaba Yénora Ane y Laureen la habían retado –

Yénora – Lo siento tía – miraba al piso – pero Nodely no quería que supieran donde esta – dijo melancólica –

Terry – Voy por mi hija – remarco la palabra hija –

Laureen – Espero Terry que le haga entender las cosas – dijo seriamente –

Terry – Regreso luego Candy – ni siquiera volteo a ver a Laureen salió de la habitación, Ane se fue junto con Yénora y dejo a Candy sola con su madre –

Laureen – Como puedes permitir que estas cosas pasen – le reprocho –

Candy – Mamá por favor no es tan grave – dijo sin mayor preocupación –

Laureen – ¿Hablas en serio? – puso cara de sorpresa – Candy tu sabes que fama tiene las actrices – casi lo grito –

Candy – La madre de Terry por mucho tiempo fue actriz y fue muy respetable siempre – le afirmo no dejaría que ofendiera a su suegra –

Laureen – Yo no hablo de la madre de Terry – dijo molesta –

Candy – Mamá tu ya educaste a Isaac y te agradezco mucho lo que has hecho por mí y no quiero que te ofendas y mucho menos que terminemos peleadas pero ten presente que Nodely es hija de Terry y mía y creo que somos nosotros quienes debemos… – Laureen se quedo sin palabras –

Laureen – Entiendo no digas más – intento controlarse, Isaac había escuchado todo pero en algo Candy tenía razón el tiempo de educar de su madre ya había pasado – creo que será mejor que me vaya – dio la vuelta –

Candy – Madre no te enojes – intento detenerla –

Laureen – Te veré mañana – suspiro y se fue del lugar –

Candy – Mamá – quiso alcanzarla pero Isaac la detuvo –

Isaac – Candy mamá tiene que entender – la abrazo –

Candy – Tú estás de acuerdo con lo que Nodely quiere – le cuestiono –

Isaac – Mientras tú y Terry lo estén que importa lo que los demás digan – ella le respondió el abrazo –

Candy – Gracias hermano – mientras Ane despedía a la Laureen, Yénora miro partir a su abuela –

Yénora – Lo siento mamá – se disculpo – pero Nodely no pudo resistirse al pasar por el teatro –

Ane – No quiero tener problemas con tu abuela mucho menos con tu padre y tus tíos – la miro recriminatoriamente –

Yénora – Que hay de malo que Nodely quiera ser actriz – no estaba de acuerdo con lo que pensaba su abuela –

Ane – No me dirás que a ti te gustaría ser médico – Yénora se quedo callada – no lo puedo creer –

Yénora – Que hay de malo mamá en querer seguir los pasos de papa – le respondió – él es uno de los más prestigiados médicos de este país – Ane miro a su hija – se ha ganado el respeto de todos no te gustaría que yo hiciera lo mismo – dijo segura de sí misma –

Ane – Tú estás recibiendo otro tipo de educación – le recordó –

Yénora – Claro – dijo enfadada y miro recelosa a su madre – quieres que me convierta en una ejemplar ama de casa como tú… – Ane sintió un balde de agua fría –

Ane – Te avergüenza que sea solo una ama de casa – su voz se quebró – me he entregado por completo a mi familia – no creía que pensaras eso de mí – se volteo para que su hija no la viera llorar –

Yénora – Mamá lo siento – sabía que había hecho mal en decirle eso, pero le hubiera gustado que su madre fuese como su tía Candy que se dio la oportunidad de cuidar de sus hijos y también de trabajar en lo que más le gustaba –

Isaac – ¿Qué pasa? – dijo al verlas tan serias a ambas –

Ane – Nada – estaba cabizbaja – creo que será mejor ir a casa – dijo a su marido –

Isaac – Pero si no tiene mucho que llegamos – le recordó –

Ane – Me dolió un poco la cabeza – se llevo la mano a esta – voy a despedirme de Candy – subió las escaleras –

Isaac – Paso algo con tu madre – le cuestiono a su hija que tenía una cara de culpa que no podía con ella –

Yénora – Lo mismo de siempre papa –se encogió de hombros – sabes que no aprueba mi decisión de ser médico – suspiro, su padre la abrazo –

Isaac – Que voy hacer con ustedes – le dio un tierno beso a su hija, Ane bajaba la escalera junto con Candy –

Candy – Estoy intentando convencer a Ane de quedarse – dijo a su hermano pero al verlo a los ojos supo que algo estaba pasando –

Isaac – Mañana vendremos después de recoger a Alerick en el puerto – Candy asintió con la cabeza – despídete de tu tía – le dijo a la chica –

Yénora – Tía que tengas linda tarde – se acerco a ella y le dio un beso, Candy extendió los brazos la chica de inmediato se refugió en ellos –

Ane – Se hace tarde – hablo muy seria –

Candy – Sonríe – le dijo a su sobrina –

Isaac – Te veo mañana – abrió la puerta y se dirigieron a su auto, Candy solo pudo verlos marchar espera que Terry no reprimiera a su hija y también esperaba con ansias el volver abrazar a su hijo Adén mientras miraba el cielo oscureciendo -

El sol ya se había ocultado los chicos habían cenado y regresado a su camarote Adén se preguntaba por qué Alerick durante el trayecto de regreso se ausentaba tanto, pensó que quizá haba conocido a alguna chica y por eso su ausencia, esa tarde Alerick se había quedado dormido, Alerick era un chico de cabello negro y ojos azules al igual que los de su madre, mientras que Adén era la imagen viva de Terry pero en tenía el carácter de su madre.

Adén – No saldrás a dar tu paseo nocturnal – le aventó un cojín a Alerick –

Alerick – Hoy no tengo muchas ganas – desde la tarde estaba muy serio –

Adén – Te peleaste con tu noviecita – Alerick se quedo estupefacto al escuchar eso –

Alerick – Yo no tengo novia – dijo algo molesto –

Adén – Desde tu llegada de Paris a Londres has actuado muy extraño – le recordó y me gustaría saber por qué – Alerick enmudeció – ahora tendrás secretos conmigo – dijo seriamente – es la primera vez que me ocultas algo – se había molestado –

Alerick – Adén no lo tomes a mal pero… – se quedo callado –

Adén – Esta bien – dijo secamente – si no quieres decirme no importa – tomo su chaqueta y salió del camarote muy molesto ya que era la primer vez que Alerick no le confía algo, que de malo tiene que me diga que hay una chica que le gusta, pensaba Adén mientras caminaba por los pasillos solitarios del barco, había decidido ir a cubierta a tomar un poco de aire le había molestado mucho la actitud de su primo, el viento arreciaba y había un poco de neblina mientras caminaba se encontró a unas cuantas personas que se dirigían a sus respectivos camarotes, algunos marines que hacían rondas uno le dijo que debería se retirarse a descansar pero quiso caminar para así despejar su mente en eso estaba cuando entre la espesa bruma vio una silueta femenina estaba de espaldas así que solo pudo ver su rubia y risada cabellera, entonces se escucho un sollozo, era evidente que la chica lloraba pero el curioso como siempre se pregunto ¿Por qué?, se acerco un poco a ella tal vez necesitaba hablar con alguien pero luego se arrepintió dio la vuelta camino unos cuantos pasos la chica escucho ruido y pregunto –

Fabienne – ¿Hay alguien ahí? – Adén se quedo inmóvil al ser descubierto –

Adén – Lo siento no quise interrumpirte – se disculpo en una sonrisa – se te notaba muy triste –

Fabienne – Yo triste – la chica comenzó a reírse, Adén se quedo sorprendido ya que pensaba que ella estaba llorando – en que estas pensando niño curioso – dijo como burlándose de él –

Adén – ¿Crees que soy un niño? – dijo molesto –

Fabianne – ¿Por qué no vas con tu mami debe estar buscándote? – dijo airosa –

Adén – ¿Quién te crees para hablarme así? – frunció el ceño –

Fabianne – Ja, ja, ja – se rio – cuando frunces la nariz se te notan alguna pecas – Adén no supo que responder –

Adén – Eres una atrevida – fue lo único que se le ocurrió decir –

Fabianne – Adiós pecoso – se dio la vuelta y se alejo del lugar – Adén se quedo pensando en quien era esa pasajera tan extraña pero tan delicada y hermosa, no dijo más y se regreso a su camarote, después que entro azoto la puerta ante la mirada de perplejidad de Alerick –

Alerick – Primo que te pasa – le cuestiono al verlo más molesto que cuando se fue, pero Adén no respondió – entiendo que no quieras hablarme – insistió –

Adén – Mejor ya duérmete mañana tendremos un día algo agitado – se recostó el su cama le dio la espalda a su primo quien en verdad sentía culpa pero no podía contarle que estaba pasando, Alerick había llegado junto con Adén a Londres una semana después partió a París para visitar la tumba de su abuelo cada año iba con sus padres y hermana pero esta ocasión ellos no habían podido acompañarlo así que fue solo, lo que Adén no sabía era que no solo visitaban la tumba de su abuelo si no también a dos viejos amigos de su padre y a su hija de estos, una bella chica de cabello rizado y rubio además de unos hermosos ojos azules una chica con la cual había hecho una linda amistad pero que sin pensarlo se había convertido en algo más al menos para Alerick, Fabianne entro al camarote y cerró y se recargo en la puerta –

Richard – Pasa algo hija – le pregunto al verla tan nostálgica –

Fabianne – Para qué preguntas si sabes que si – le respondió secamente –

Richard – Se que lo que está pasando con tu madre no es algo fácil para ti – se acerco a ella intento abrazarla pero esta lo rechazo –

Fabianne – Se que es lo mejor papá pero no deja de dolerme – se sentó en la pequeña salita de té que ahí había –

Richard – Las cosas con ella ya no estaban bien – intento explicarle –

Fabianne – Si eso también lo sé – suspiro – pero tenía que poner tierra de por medio – lo miro desafiante –

Richard – Recuerda que te dije que si te querías quedar con ella estaban e tu derecho – le recordó se sentó frente a ella –

Fabianne – Pero en París tenias un gran prestigio – sentía que lloraría en cualquier momento – además con ella o contigo da igual – dijo con indiferencia, pero la realidad es que Richard y Nicole nunca se llevaron bien los celos obsesivos de ella terminaron por fastidiarlo pues a pesar de todo nunca llego a amarla con aquella chica de ojos verdes y Fabianne sabía que sería un infierno vivir con su madre – me voy a dormir estoy cansada – se puso de pie –

Richard – Te pelaste con Alerick – le pregunto –

Fabinne – Si pero no es por el que estoy así – se dio la vuelta y se dirigió a su habitación una empleada le ayudaba a ponerse la ropa de dormir luego le ayudo le peino el cabello mientras esto pasaba ella no dejaba de pensar en aquel chico de ojos azul-verdoso – “es buen mozo” – pensó en voz alta –

Empleada – Me hablo señorita – le cuestiono –

Fabianne – Puede retirarse – dijo arrogantemente, ella tomo el cepillo, se sentó en la cama y mientras se peinaba recordaba el breve encuentro con aquel joven tan atractivo – ¿Quién será? – se cuestiono dejo el cepillo en un mueble junto a la cama y se recostó, cerró los ojo y el rostro de ese chico volvía aparecer en su mente ella sonrío sin imaginar que ese chico era hijo de la mujer que nunca había dejado ser feliz a su madre y su padre, esa mujer que sentía le había quitado la oportunidad de tener un hogar con dos padres que se amaran, esa mujer por la cual sentía un gran odio el cual había cultivado su madre al hablarle mal de ella, esa mujer de la cual nunca se le olvidaria el nombre “CANDY WHITE ANDREY” –

CONTINUARA…

LEER EL SIGUIENTE CAPÍTULO

 

 

Comentarios

comentarios

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading ... Loading ...

13 Comments »

  • manzana9 dice:

    Astareth les pide una disculpa por la tardanza. Ha tenido problemas con su compu. Lo importante es que ya está aquí el capítulo.

  • MARTHA dice:

    HOLA ASTARETH
    GRACIAS POR EL CAPITULO, PARECE EL COMIENZO DE OTRA NUEVA HISTORIA Y ESTARIA INTERESANTE SABER LA REACCION DE PADRES E HIJOS CON LAS NUEVAS RELACIONES QUE PODRIAN SURGIR, CLARO ES SOLO UNA OPINION, OJALA Y PUDIERAN SER ALGUNOS CAPITULOS MAS.
    TE MANDO MUCHOS SALUDOS

  • josselin dice:

    ESTUVO MUY LINDO GRACIAS X TU HISTORIA

  • golondrina 1201 dice:

    Hola Astareth! Acabo de leer este capitulo, seria bueno que subieras otros capitulos, solo para saber que sucede despues… Aunque estoy un poco desconcertada, pense que las cosas entre Nicole y Candy habian quedado claras….
    Por favor no tardes mucho en subir el proximo capitulo, tu historia ha sido muy buena, no la abandones…. Saludos….

  • samanta dice:

    gracias estare esperando el final. saludos

  • Christina dice:

    estubo bien, pero…no esta tan interesante como antes :(, sin ofender, es solo mi opinion, espero que la segunda parte del capitulo se ha un poco mejor

  • Mayra dice:

    gracias por fin la continuacion solo espero que no sufran los hijos de candy e isaac gracias nuevamente no tardes tanto en el proximo

  • PATTY G B dice:

    HOLA ASTARETH. QUE BUENO QUE PUDISTE PUBLICAR ESTE NUEVO CAPITULO, YA NOS TENIAS MUY ABANDONADOS CON LA HISTORIA. ESPERO QUE PRONTO SUBAS LA O LAS CONTINUACIONES DE ESTA LINDA HISTORIA, QUE PARECE VA TOMANDO OTRO CAMINO PERO AHORA CON LOS HIJOS DE LOS PROTAGONISTAS. SALUDOS.

  • janet dice:

    valio la pena la espera de este capitulo. gracias por cada capitulo cada vez mas bonito. esperaremos el otro capitulo esta muy padre.

  • Melany Arzola dice:

    Hola Astareth, llevo leyendo este fic desde que lo comenzaste a escribir, esperaba con ancias este capitulo, pero no se, no fue lo que esperaba, queria leer algunas cosas sobre aden, cuando estaba pequeño, y que el final fuera asi como aden fue creciendo y blabla, no me esperaba que pasaras tanto el tiempo y repitieras la historia del barco, eso deja muchas intrigas, espero que el ultimo capitulo me saque de dudas.

  • B.TORRES dice:

    hola como puedes ver estoy atrazada en los capitulos pero no importa pronto me pondre al corriente…..muy interesante el cap. y bastante riesgoso lo del barco pareciera que se repite la historia pero muy interesante……. sorprendenosssssssss…..

  • Carmen dice:

    Por favor sube el siguiente capítulo. Nos tienes desesperados. Espero que estés bien y no tengas ninguna dificultad. Perdón por que tal vez te presionamos pero créeme que es por que en verdad adoramos tu historia. Gracias por hacernos soñar. Que Dios te bendiga y esperamos pronto el próximo capítulo.:D

  • sandra dice:

    que lindo me gusto la escena de aden y fabianne

 

Si te gustaría conocer fans de Candy Candy de todo el mundo te invitamos a unirte a la comunidad de Candy Candy Online

¿Te gustó el fan trabajo? Deja tu comentario! También puedes inscribirte para recibir los nuevos comentarios via RSS.

Sé amable. Escribe comentarios constructivos de lo contrario no serán aprobados para salir aquí.