Home / Fan trabajos / Dos almas, un corazón – Capítulo 42

Dos almas, un corazón – Capítulo 42

CAPITULO 42

UNA NUEVA VIDA – ALEXANDER

Escocia

Lisbeth – ya todo esta listo para nuestro regreso tia.

Señora Elroy – te agradezco mucho tu ayuda.

Lisbeth – no tienes porque tia, yo seria la que tendría que agradecerte por todo lo que has hecho por mi y mis niños.

Señora Elroy – hablando de ellos, a donde habrán ido.

Sean – fueron al pueblo.

Stear – buenas noches ya estamos de vuelta –dijo entrando al lugar.

Patty – buenas noches –dijo tras su novio.

Señora Elroy – ya era hora que vinieran, ya está obscureciendo.

Lisbeth – no mucho tía –dijo levantándose de su lugar- iré a ver si ya está lista la cena.

Sean – que bueno que vinieron a tiempo, hubo un cambio de planes.

Eliza – permiso –dijo ingresando al lugar, seguida de su novio.

Bobby – madam Elroy –dijo haciendo una reverencia.

Señora Elroy – todo un caballero como siempre.

Stear – a que cambio de planes te refieres papá.

Sean – saldremos mañana a América.

Patty – como dice.

Eliza – tan pronto, pensamos que.

George – recibimos un telegrama de William.

Sean – al parecer Candy va a tener a su bebé.

Patty – como tan pronto –dijo sorprendida.

Señora Elroy – asi que partimos mañana a primera hora, entre más pronto mejor…le has dicho a tus padres Eliza.

Eliza – si tia, recién les envie un telegrama.

Señora Elroy – muy bien.

Stear – yo le envie uno a Archie.

Sean – me parece bien, asi que si no han hecho maletas creo que deberán hacerlo pronto.

Patty – si, vamos Eliza…ayudándonos creo que terminaremos pronto.

Eliza – tienes razón.

Bobby – yo también haré lo mismo, me retiro.

Stear – voy contigo.

George – solo espero que la señora Candy esté bien.

Señora Elroy – lo estará, es una chica muy fuerte…bueno será que mejor vaya a descansar tendremos que salir muy temprano.

Lisbeth – si tia…pasa algo George.

George – no nada señora.

Sean – bueno creo que debemos arreglar nuestro equipaje.

Lisbeth – si…con permiso.

George – es propio –dijo haciendo una reverencia- espero que la señora Candy este bien –dijo asi mismo.

New York

Eleanor – como está –dijo al ver a su hijo caminar hacia ellos.

Terry – bien, solo un poco cansada pero dice Edward que es normal; ha sabido como hacer las cosas no por algo es enfermera.

Richard – ya lo creo.

Terry – bueno debo regresar, solo vine a decirles eso –dijo dándose la vuelta.

Richard – ve con ella, te necesita mucho.

Terry – si.

Eleanor – hijo.

Terry – si mamá.

Eleanor – por favor mimala mucho en estos momentos es lo que mas necesita.

Terry – si lo haré –dijo caminando hacia la habitación de su esposa.

Eleanor – aahh –dijo sentándose en una de las sillas.

Richard – que te pasa –dijo alertado acercándose a ella.

Eleanor – solo me siento un poco mareada.

Richard – quieres que llame a Edward.

Eleanor – claro que no…es solo.

Pamela – buenas tardes –dijo haciendo una reverencia- supongo que ustedes son los padres de Terry.

Richard – asi es.

Pamela – mucho gusto, soy amiga y enfermera de Candy.

Eleanor – mucho gusto.

Pamela – yo estaré informándoles sobre la salud de Candy.

Richard – está bien, gracias…debo hacer una llamada puedo encargarle a Eleanor.

Pamela – claro señor.

Richard – oohh discúlpame Richard…Richard Grandchester.

Pamela – no se preocupe señor Grandchester yo me encrgaré de su esposa.

Eleanor – pero yo no.

Richard – en un momento vuelvo querida –dijo retirándose del lugar

Pamela – se siente bien –dijo acercándose a ella

Eleanor – solo me dio un mareo, se supone que a estas alturas ya no debería sentirlos.

Pamela – que quiere decir –dijo frunciendo el ceño.

Eleanor – que estoy embarazada –dijo sonriendo de lado.

Pamela – como dice –dijo abriendo los ojos como platos.

Eleanor – tanto te sorprende.

Pamela – claro que no, es solo que.

Eleanor – no esperabas que alguien mayor como yo pudiera…ayyy –dijo quejándose fuertemente.

Pamela – que le pasa señora –dijo tocando su hombro.

Eleanor – no lo se, es solo un fuerte dolor.

Pamela – por favor –dijo corriendo hacia donde estaba una camilla- debemos revisarla.

Carl – pero.

Pamela – por favor.

Carl – si –dijo acercándose a ella- puede pararse.

Eleanor – creo que si.

Pamela – yo le ayudo –dijo subiéndola a la camilla, para luego llevarla a una de las habitaciones.

Mientras que en otro lugar de la ciudad.

Mary – si mi lord…hace un momento vino un telegrama para usted de su hijo Richard; si mi lord como ordene –dijo abriendo el sobre para luego leer el contenido del mismo- Querido padre: ya estoy en camino hacia New York, espérame en una semana.Richard G. en seguida mi lord como usted ordene –dijo colgando el auricular- Joseph…Joseph –dijo gritando fuertemente.

Joseph – que pasa mujer porque gritas.

Mary – debes ir a poner un telegrama urgente…son ordenes de lord Grandchester.

Joseph – iré en seguida.

Chicago

Dorothy – que, estas segura.

Joice – si, escuche a los señores hablar que partirán mañana a primera hora.

Dorothy – Candy –dijo conteniendo las lágrimas, para luego salir de la habitación.

Joice – que haces.

Dorothy – iré a hablar con el señor William.

Joice – no le dirás que yo.

Dorothy – no te preocupes –dijo cerrando la puerta tras de si.

Mientras que en otro lado de la mansión.

Albert – no se si debería avisarle a la señorita Pony y la Hermana María.

Archie – seria lo mejor, recuerda que ellas siempre están al pendiente de Candy.

Albert – entonces mañana les enviaré una carta.

Archie – creo que mejor me voy, debemos levantarnos temprano.

Albert – te ocurre algo –dijo seriamente.

Archie – no nada.

Albert – verás que no le pasará nada, es una chica muy fuerte…talvez nos estamos preocupando más de lo necesario.

Archie – tienes razón.

Dorothy – toc, toc.

Albert – adelante.

Dorothy – buenas noches señor William, señor Archie –dijo haciendo una reverencia- disculpen que venga tan tarde pero.

Albert – ya te contaron lo de Candy cierto.

Dorothy – si, quisiera que me dejara ir con ustedes.

Archie – como dices.

Dorothy – no les causaré molestias, quiero ayudarles en lo que pueda.

Archie – tu quieres mucho a Candy cierto.

Dorothy – si –dijo agachando la cabeza.

Albert – puedes ir con nosotros.

Dorothy – gracias –dijo sonriendo- le prometo que.

Albert – no tienes que agradecer nada, al contrario nosotros estamos agradecidos por el tiempo que cuidaste de mi pequeña.

Archie – a ti debemos agradecerte; además tu eres parte de la familia.

Dorothy – gracias –dijo con lágrimas en los ojos.

Albert – ve a arreglar tus cosas, partimos mañana a primera hora.

Dorothy – si señor y gracias de nuevo a ambos –dijo haciendo una reverencia saliendo del lugar.

Archie – es muy buena.

Albert – le ha sido fiel a la familia por muchos años.

Archie – bueno me voy, te veo mañana.

New York

Mark – creo que ahí vienen –dijo asomándose por la ventana, para ver a un automóvil que se detenia frente a la casa.

Señora Katherine – déjame ver.

Mark – Candyyy –dijo corriendo hacia la puerta principal.

Señora Katherine – no corras.

Mark – Candy, Terry –dijo abriendo la puerta.

Charles – que tal jovencito –dijo alborotando su cabello.

Mark – pero si eres.

Charles – se que no esperabas que fuera yo.

Señora Katherine – que paso –dijo uniendo sus manos.

Charles – el señor me pidió que volviera a casa, y que este al pendiente de su llamado.

Mark – que quieres decir.

Señora Katherine – y la señora.

Charles – en el hospital, pronto va a nacer el bebe –dijo sonriendo.

Señora Katherine – que alegría.

Mark – pronto vamos a tener al bebe en casa.

Señora Katherine – si hijo, si.

Mientras que en otro lado de la ciudad.

Candy – y tus padres.

Terry – afuera, esperando noticias –dijo acariciando su rostro.

Candy – no es necesario que estén aquí.

Terry – no se quieren perder el momento –dijo sonriendo.

Candy – Terry.

Terry – necesitas algo –dijo alertado.

Candy – solo a ti –dijo sonriendo- te amo tanto.

Terry – y yo a ti –dijo dándole un beso.

Edward – como esta mi paciente favorita –dijo ingresando al lugar.

Candy – muy bien.

Terry – se está portando muy bien.

Edward – a ver veamos –dijo acercándose a una de las máquinas, tomando el reporte en sus manos- muy bien Candy eres muy valiente…ya falta poco, muy poco.

Candy – si lo se.

Terry – podré quedarme con ella cuando llegue el momento.

Edward – claro que si amigo, se que no quieres perderte el show.

Terry – claro que no.

Pamela – con permiso –dijo ingresando al lugar.

Edward – adelante.

Pamela – Candy como te sientes.

Candy – muy bien.

Pamela – me alegro, si necesitan algo por favor pueden llamarme.

Terry – gracias.

Pamela – Edward, puedo hablar contigo.

Edward – claro, te veo luego.

Pamela – ahora regreso.

Candy – si.

Edward – que pasa –dijo caminando con su novia a la salida.

Pamela – ve a revisar a la madre de Terry.

Edward – que le pasa.

Pamela – parece que esta muy agotada, ve mientras yo me quedo con ellos.

Edward – en seguida –dijo saliendo del lugar.

Londres

Isabella – te veo mañana –dijo despidiéndose de su amiga, después de un día tan agitado en el hospital caminaba a casa, pensando en tomar un baño para relajarse y de paso pensar el aquel chico que le ha robado hasta los suspiros, del que nunca se imagino enamorar algún dia; a pesar de la diferencia de edades el la hace sentir como una quinceañera, mimada y amada…definitivamente para ella el encontrarlo había sido lo mejor le pudiera pasarle en mucho tiempo. Seguia soñando y suspirando por Ricky camino hacia su casa hasta que.

Delincuente – señorita.

Isabella – que quiere –dijo deteniendo su paso.

Delincuente – deme todo lo que trae –dijo sacando al mismo tiempo un cuchillo, el cual brillaba en la obscuridad.

Isabella – está bien lo haré –dijo seriamente, para luego poco a poco fue dejando su bolso en el suelo- ahí esta.

Delincuente – dije todo –dijo furiosamente acercándose a ella.

Isabella – pero no tengo nada más.

Delincuente – si no quiere morir deme también esos pendientes.

Isabella – como dice –dijo sorprendida- como se dio cuenta –dijo para si misma- está bien…se los daré –dijo dando un paso hacia atrás.

Delicuente – no se mueva, yo mismo lo haré –dijo acercándose a ella maliciosamente.

Isabella – no –dijo nerviosamente- no se acerque.

Delincuente – vaya si eres una chica muy linda –dijo sonriendo.

Isabella – no se atreva a tocarme –dijo respirando agitadamente- yo lo hago –dijo cerrando por unos segundos los ojos recordando el momento en que le habían hecho ese valioso obsequio.

-flash back-

Ricky – siento llegar tarde –dijo sentándose a su lado.

Isabella – pensé que no vendrías –dijo mirando hacia otro lugar.

Ricky – discúlpame pero tuve que hacer algo importante primero.

Isabella – importante…tan importante era que hiciste que te esperara.

Ricky – pero no tan importante como tu –dijo sonriendo- discúlpame.

Isabella – no entiendo.

Ricky – feliz navidad –dijo extendiéndole una pequeña caja de terciopelo.

Isabella – que –dijo sorprendida.

Ricky – feliz navidad y que este nuevo año todos tus deseos se cumplan –dijo sin dejar de sonreir- anda tomala.

Isabella – pero.

Ricky – vamos no seas tímida –dijo dándosela en la mano, para luego darle un beso en los labios.

Isabella – gracias –dijo sonrojándose, observando la pequeña caja que tenia en sus manos.

Ricky – vamos ábrela.

Isabella – si –dijo abriendo la pequeña caja lentamente, rápidamente sus ojos se abrieron como platos al ver el contenido de la misma.

Ricky – te gustan.

Isabella – son hermosos pero no debiste, han de ser muy valiosos.

Ricky – claro que no, es una pequeñez –dijo sonriendo- póntelos quiero que los luzcas para mi.

Isabella – pero.

Ricky – vamos.

Isabella – está bien –dijo tomando en sus manos unos hermosos pendientes de oro en forma de flor al centro se encontraba una pequeña pero hermosa esmeralda.

Ricky – se te ven muy bien –dijo sonriendo.

Isabella – no debiste gastar tanto.

Ricky – no lo hice, mi padre me los dio para ti…me dijo que eran perfectos para que tu los usaras.

Isabella – no te merezco –dijo bajando la cara- yo no puedo darte un obsequio asi.

Ricky – no digas eso –dijo tomando su barbilla- te quiero por lo que eres y no por lo que puedas darme…vamos sonríe, sabes cuanto me gusta verte así.

Isabella – oohh Richard –dijo abrazandolo- te quiero.

Ricky – y yo a ti –dijo deshanciendo el abrazo para luego darle un beso haciendo que ese amor que crecia en los dos se fortaleciera aun más- prométeme que los cuidarás muy bien.

Isabella – te lo prometo –dijo sonriendo.

-fin flash back-

Delincuente – anda dámelos que esperas –dijo acercándose a ella.

Isabella – no lo haré –dijo corriendo rápidamente, huyendo a toda prisa al mismo tiempo que pedía ayuda.

Delincuente – no vas a escapar de mi –dijo corriendo tras ella, para luego alcanzarla y tomarla del brazo.

Isabella – nooooo –dijo gritando- suélteme.

Delincuente – ahora vas a morir.

New York

Robert H. – vine lo más rápido que pude.

Richard – gracias.

Edward – señor Grandchester –dijo caminando hacia donde el se encontraba.

Richard – como está Eleanor.

Edward – solo esta cansada, por lo pronto tendrá que estar en reposo…pero ella y el bebe se encuentran bien.

Richard – gracias –dijo golpeando su hombro.

Edward – no hay porque, puede pasar a verla.

Robert H. – ve yo esperare aquí.

Richard – si, ahora regreso.

Edward – es amigo de la familia.

Robert H. – si, Roberth Hathaway a sus ordenes.

Edward – gracias, mucho gusto soy Edward Cullen.

Robert H. – como esta Candy.

Edward – muy bien, solo esperando el momento.

Robert H. – ya lo creo.

Edward – Terry está con ella, le diré que usted está aquí.

Robert H. – está bien gracias.

Edward – con permiso, me retiro.

Robert H. – claro.

Carlisle – hijo.

Edward – papá que haces aquí –dijo sorprendido- le paso algo a Esme.

Carlisle – no ella está bien…estuvimos esperándote y como no llegaste te llame, y Pamela me conto.

Edward – Candy está bien, solo hay algo que me preocupa –dijo caminando hacia otro lugar.

Carlisle – que pasa.

Edward – está muy agitada, antes de venir se quejo mucho que le dolia el pecho…se le dificulta mucho respirar.

Carlisle – puede ser la presión, si es así sabes que corre riesgo al nacer su hijo.

Edward – si lo se.

Carlisle – quieres que me quede contigo.

Edward – no, te preocupes pase lo que pase sabré manejarlo.

Carlisle – bueno volveré a casa, si hay novedades por favor avísame.

Edward – lo haré…supongo que se irán mañana.

Carlisle – si, en el tren del medio dia.

Edward – espero poder ir a despedirlos en la estación.

Carlisle – no te preocupes, te comprendo –dijo sonriendo- vendré temprano a ver como va todo.

Edward – si gracias papá y cuida mucho a Esme.Carlisle – lo haré hijo.

Londres

Policía – está bien señorita.

Isabella – que paso –dijo abriendo los ojos lentamente.

Policía – escuche su llamado de auxilio, pero cuando vine el delincuente logró escapar.

Isabella – ya recuerdo…aahh –dijo quejándose, para luego poner su mano en un costado de su abdomen- pero que.

Policía – debo llevarla a un hospital inmediatamente…puede caminar –dijo ayudándole a levantarse.

Isabella – si, no se preocupe…yo trabajo en el hospital del centro.

Policía – está bien la llevaré ahí.

Isabella – gracias.

Policía – siento mucho no haber podido alcanzarlo…esto fue lo que pude recuperar -dijo entregándole su bolsa.

Isabella – como dice…entonces.

Policía – me parece raro que no se la haya llevado.

Isabella – pero se llevo algo más importante –dijo tristemente.

Océano Atlántico

Mesero – disculpe que lo moleste joven Grandchester, pero llego este telegrama como urgente para usted.

Ricky – esta bien gracias –dijo recibiendo el pequeño trozo de papel.

Mesero – con permiso –dijo saliendo del lugar.

Ricky – que habrá pasado –dijo iniciando la lectura- Richard: Candy ya está dando a luz, Terry está con ella. Te esperamos pronto. Richard T.Grandchester. Pero que alegría –dijo guardando en su bolsillo el telegrama- pronto voy a ser tío –dijo sonriendo- imagino la cara de Terry solo espero que todo este bien, tengo que avisarle pronto a Isabella –dijo levantándose de su lugar- Isabella…mi querida y amada Isabella –dijo tomando en sus manos un broche el cual acariciaba lentamente para luego abrirlo y ver en el la fotografía de su amada- a cabo de dejarte y ya te extraño, me hubiera gustado traerte conmigo, talvez será en otra ocasión –dijo sonriendo mientras miraba su imagen.

New York

Candy – aahhh –grito fuertemente.

Terry – que te pasa –dijo alertado, al mismo tiempo que veía como corría un líquido por la sábana.

Candy – creo que ya llego el momento –dijo agitada.

Terry – voy por Edward no te muevas.

Candy – no lo haré te lo aseguro –dijo sonriendo con dificultad.

Terry – Edward –dijo corriendo por el pasillo, buscándolo por todos lados.

Edward – que pasa –dijo saliendo de una de las habitaciones.

Terry – tienes que ir a ver a Candy.

Edward – si enseguida –dijo dejando entre abierta la puerta de la habitación- enseguida regreso.

Terry – mamá –dijo abriendo los ojos como platos para luego entrar al lugar- mamá estas bien –dijo acercándose a ella.

Eleanor – si cariño.

Terry – porque estás aquí.

Eleanor – bueno.

Pamela – solo esta un poco cansada, además que no ha comido muy bien –dijo ingresando al lugar con una charola en sus manos.

Terry – es cierto eso.

Eleanor – si cariño…estamos muy bien –dijo sonriendo.

Pamela – tiene que comer –dijo poniendo la charola sobre la mesa.

Eleanor – está bien…como está Candy.

Terry – muy bien, pronto nacerá el bebe.

Eleanor – ve con ella, te necesita.

Terry – si –dijo dándole un beso en la frente- cuídate por favor…y tu –dijo acercándose al vientre de su madre- no le des problemas eehh –dijo para luego darle un beso en el vientre- te veo luego –dijo saliendo a toda prisa del lugar.

Mientras que en otro lugar.

Edward – debemos llevarla a la sala lo más pronto posible.

Enfermera – si –dijo preparando la camilla.

Candy – en donde está Terry.

Edward – con su madre, pero vendrá pronto –dijo ayudándole a subir.

Candy – pero.

Edward – no te preocupes…tranquilízate, sabes mis padres te mandan saludos.

Candy – gracias.

Edward – también el jefe de Terry está aquí…el señor.

Candy – Hathaway.

Edward – asi es –dijo al mismo tiempo que caminaba hacia la sala de partos- también quiero decirte que pronto estará toda tu familia aquí.

Candy – Albert –dijo agitadamente.

Edward – si…ya estas lista –dijo ingresando al lugar.

Candy – más lista que nunca.

Terry – mi amor –dijo ingresando rápidamente al lugar.

Candy – Terry.

Edward – podrás estar aquí pero tendrás que permanecer en silencio, no quiero que la preocupes.

Terry – no te preocupes amigo –dijo nerviosamente.

Edward – bien voy a preparme.

Londres

Isabella – gracias por sus atenciones.

Policía – no tiene porque señorita.

Isabella – me llamo Isabella.

Policía – mucho gusto mi nombre es Brian Mckenzie –dijo sonriendo- fue un placer conocerla, espero verla de nuevo.

Isabella – bueno yo.

Rose – amiga –dijo corriendo hacia ella- estas bien.

Isabella – si, solo.

Rose – vamos pronto tendremos que curar esa herida, y tendrás que contarme que paso.

Isabella – si.

Brian – hasta pronto.

Isabella – hasta pronto.

Rose – vaya que buen mozo…tienes suerte amiga.

Isabella – no digas eso tu sabes que.

Rose – si Richard –dijo sonriendo de lado.

Chicago

Albert – ya está Archie abajo –dijo mirando por la ventana- ya estas lista princesa.

Karen – si –dijo saliendo del baño.

Albert – bajaré nuestro equipaje.

Karen – está bien –dijo al mismo tiempo que se ponía el abrigo- aahh –dijo deteniéndose de la pared- que pasa…que pasa –dijo quejándose- espera mi amor espera por favor –dijo acariciando su vientre.

Dorothy – señora ya esta lista –dijo ingresando al lugar.

Karen – si.

Dorothy – se siente bien.

Karen – si es solo que…que hora es.

Dorothy – son las seis.

Karen – bien, vámonos.

Dorothy – si señora.

Archie – ya están listos.

Albert – si –dijo guardando el equipaje.

Archie – sabes Annie está muy ansiosa, no durmió en toda la noche…dice que está muy preocupada.

Albert – creo que no debería estarlo.

Archie – lo mismo le dije pero aun así esta intranquila.

Karen – hola Archie –dijo acercándose a el.

Archie – hola…como te sientes.

Karen – bien –dijo sonriendo- bueno ya estoy lista –dijo caminando hacia el vehiculo.

Albert – ten cuidado.

Dorothy – no se preocupe señor, yo estoy al pendiente.

Albert – gracias.

Karen – hola Annie –dijo introduciéndose al automóvil.

Annie – Karen.

Karen – te pasa algo –dijo viendo el semblante de su amiga.

Annie – es que no pude dormir en toda la noche.

Karen – porque.

Annie – estoy muy angustiada por Candy.

Karen – no deberías estarlo, recuerda que es muy valiente.

Annie – si.

Albert – bueno nos vamos.

Todos – si.

Escocia

Lisbeth – no olvidan algo.

Stear – no mama.

Sean – bien, por favor pueden subir al automóvil.

Patty – está bien.

Bobby – yo voy por Eliza –dijo caminando hacia donde ella se encontraba.

Sean – no tarden por favor.

Lisbeth – vamos cariño.

Stear – si.

Bobby – te pasa algo –dijo abrazándola por detrás.

Eliza – no estoy bien –dijo sonriendo.

Bobby – segura.

Eliza – si…es solo que.

Bobby – dime, recuerda que puedes confiar en mi.

Eliza – lo sé…es solo que no quiero que pienses mal de mi.

Bobby – porque debería pensarlo.

Eliza – bueno es que no te conte lo que paso con Nickolas.

Bobby – paso –dijo deshanciendo el abrazo- que fue lo que paso.

Eliza – es que yo…acepte que me besará y le correspondi.

Bobby – como dices –dijo frunciendo el ceño.

Eliza – es que pensaba que ya no volveria a verte y quise darme una oportunidad.

Bobby – está bien, te entiendo.

Eliza – como a caso no te molesta.

Bobby – claro que no.

Eliza – lo que hice no fue lo correcto.

Bobby – y lo que yo hice tampoco lo fue, pero no quiere decir que no me ames.

Eliza – oohhh Bobby –dijo abranzandolo- no sabes cuanto significas para mi.

Bobby – nos esperan, lista.

Eliza – si.

New York

Edward – ya estás lista.

Candy – si.

Terry – no voy a dejarte sola -dijo tomando su mano- siempre voy a estar para ti.

Edward – bien Candy cuando te de la indicación empezaras.

Candy – se como debo hacerlo -dijo agitadamente.

Pamela – Edward -dijo acercándose a el, hablándole al oído- su presión arterial está subiendo rápidamente.

Edward – como dices? -dijo levantando la mirada hacia la máquina que tenia a su lado, observando el movimiento de esta- pero porque está pasando esto -dijo asi mismo.

Candy – Edward -dijo sacando a su amigo de sus pensamientos.

Edward – lista Candy… ahora.

Candy – aaahhh -dijo gritando fuertemente, al mismo tiempo que lo dolores que sentía eran tan intensos que empezaba a acalorarse, mientras que su corazón se aceleraba cada vez más y su presión seguía subiendo.

Edward – lo estás haciendo muy bien -dijo mirándola a los ojos- ahora descansa un poco.

Pamela – muy bien Candy -dijo limpiando su rostro, al mismo tiempo que veía la máquina.

Terry – vas muy bien amor –dijo sosteniendo su mano.

Candy – lo dices porque no entiendes cierto -dijo sonriendo agitadamente.

Terry – tienes razón -dijo nerviosamente.

Edward – aqui vamos de nuevo…vamos Candy con fuerza tu puedes.

Candy – aaahhh -dijo gritando con todas sus fuerzas, mientras que Terry la veía nerviosamente y saber que no podría hacer nada para ayudarle- aaahhh -dijo cayendo de nuevo sobre la cama cansada por el esfuerzo.

Edward – ya falta poco, veo su cabeza -dijo sonriendo.

Terry – en serio -dijo sorprendido.

Candy – Edward…no creo poder más -dijo agitadamente.

Edward – no digas eso -dijo mirando de reojo la maquina observando que seguía subiendo la presión arterial de su amiga- tengo que acabar con esto lo más pronto posible.

Terry – tu puedes mi amor, tu puedes…confió en ti -dijo dándole un beso en la frente, sin dejar de soltar su mano.

Pamela – respira tranquila.

Candy – no…no puedo, siento que.

Edward – vamos Candy solo una vez más -dijo interrumpiéndola- ahora tendrás que hacerlo con todas tus fuerzas entendido.

Candy – sí, está…está bien -dijo agitadamente.

Edward – lista -dijo haciendo una señal con su cabeza.

Terry – vamos mi amor ya falta poco.

Candy – aaahhhh -dijo gritando fuertemente, como pudo con todo su cuerpo pujo lo más fuerte que podría hacerlo, pero pronto empezó a sentir que el aire se le agotaba, pero no le importo seguir haciéndolo; por un momento cerro los ojos lentamente empezó a decaer hasta que escucho algo que la saco de esa ensoñazon.

Edward – es un niño -dijo sonriendo, al mismo tiempo que lo tomaba en sus brazos.

Terry – un niño –dijo con lágrimas en los ojos.

Candy – mi hijo –dijo sollozando- un niño –dijo sonreía sin poder contener las lagrimas que caían incesantemente en su rostro.

Edward – vaya si no es tu hijo Terry, es muy escandaloso.

Terry – tiene que serlo…un niño, un niño no puedo creerlo -dijo sonriendo al mismo tiempo que caía una lágrima en su mejilla.

Pamela – felicitaciones amiga.

Candy – gracias, creo que quiere llamar la atención -dijo sonriendo- quiero…quiero verlo -dijo moviendo su mano.

Edward – es todo tuyo, bueno de ambos -dijo acercandose a ella, para entregarselo.

Pamela – bien hecho -dijo sonriendo, para luego alejarse de su amiga.

Terry – es hermoso -dijo sonriendo, mientras lo observaba detenidamente.

Candy – si mucho -dijo tomandolo en sus brazos, para luego darle un beso en la frente- hola amor soy tu madre.

Terry – yo soy tu padre -dijo dandole un beso en la cabeza- tiene tu nariz y tus pecas.

Candy – su cabello -dijo agitadamente- tiene tu cabello -dijo acariciando la cabecita del pequeño, quien segundos después abrió lentamente los ojos mirando a su alrededor- tiene…tiene tus ojos -dijo sonriendo- solo espero que…que no sea un pequeño rebelde como tu.

Terry – si no lo es, no sería un Grandchester -dijo dandole un beso a su esposa, para luego tomar la pequeña mano del bebe.

Pamela – Edward -dijo en forma de susurro- su presión sigue subiendo.

Edward – no entiendo porque -dijo mientras miraba a su amiga- voy a revisar eso mientras tu lleva al bebe al control.

Pamela – si.

Terry – me haz hecho el hombre más feliz del mundo -dijo rozando sus labios.

Candy – soy muy feliz en tenerlos en mi vida -dijo agitadamente.

Pamela – lo siento, pero tengo que llevármelo a cuidados prenatales, pero pronto lo traeré de regreso.

Candy – está bien -dijo dándole un beso en su pequeña manita, para luego entregárselo a su amiga.

Pamela – no te preocupes estaré a cargo de el.

Candy – confió en ti., ve con el Terry -dijo soltando su mano.

Terry – pero.

Candy – solo…ve -dijo agitadamente.

Terry – está bien -dijo caminando hacia la puerta, pronto las máquinas empezaron a hacer un sonido ensordecedor, llamando la atención de el- que pasa -dijo alertado caminando hacia donde se encontraba su esposa.

Edward – tienes que salir de aquí -dijo poniendo su brazo alejándolo de ahí.

Candy – E…Edward -dijo agitadamente- no…no puedo respirar.

Edward – tranquila Candy -dijo mirándola detenidamente- no es posible tiene hemorragia -dijo así mismo.

Terry – dime que es todo eso y porque quieres que salga.

Edward – Pamela por favor saca a Terry y al bebe de aquí.

Terry – no iré a ningún lado.

Edward – saca al bebé de aquí rápido…necesito que me ayudes.

Pamela – está bien -dijo corriendo saliendo del lugar.

Mientras que en otro lugar.

Eleanor – aún no hay noticias.

Richard – no -dijo caminando de un lado hacia otro- creo que mejor iré a ver que pasa -dijo saliendo de la habitación, para toparse con Pamela.

Pamela – señor Grandchester -dijo nerviosamente con el bebe en brazos.

Richard – es mi nieto -dijo sonriendo- ya nació.

Pamela – si, es un hermoso niño.

Richard – le diré a Eleanor.

Pamela – podrán verlo después ahora debo llevarlo a que lo revisen.

Richard – está bien, pero dime como está Candy.

Pamela – bueno.

Richard – que pasa -dijo al ver la expresión del rostro de la chica- está todo bien.

Pamela – lo siento tengo prisa, pero le prometo que pronto le traeré noticias de la salud de Candy -dijo corriendo alejándose del lugar.

Richard – esta bien -dijo frunciendo el ceño.

Eleanor – que pasa querido -dijo desde adentro de la habitación.

Richard – ya nacio nuestro nieto y es un niño -dijo cerrando la puerta tras de si.

Eleanor – que alegría -dijo juntando sus manos a la altura de su pecho- y como es.

Richard – no pude verlo muy bien, pero me dijo la enfermera que pronto podremos verlo.

Eleanor – pasa algo -dijo viendo la expresión de su rostro.

Richard – no…nada -dijo sonriendo de lado- vamos a esperar aquí hasta que podamos ver al bebe.

Eleanor – si, imagino que Terry estará muy feliz.

Richard – no lo dudo.

Chicago

Archie – te pasa algo -dijo fijando la mirada en su esposa.

Annie – no se, siento algo en el pecho que no se que es -dijo poniendo su mano cerca del corazón.

Archie – te sientes mal.

Annie – no, solo estoy angustiada -dijo mirando hacia afuera.

Archie – no te preocupes, en unas horas estaremos en New York y verás que nos recibirá con una gran sonrisa como siempre.

Annie – tu lo crees.

Archie – claro que si.

Mientras que en otro lugar del tren.

Karen – supongo que a esta hora ya abra nacido el bebe.

Albert – creo que si -dijo mirando su reloj.

Karen – que abra sido, niño o niña.

Albert – no lo se -dijo sonriendo.

Karen – solo espero que no se parezca a Grandchester -dijo sonriendo.

Albert – la verdad no imagino a quien podrá parecerse el bebe…pero pronto lo sabremos.

Chicago

Hogar de Pony

Hermana María – señorita Pony trajeron esta carta urgente para usted, la manda el señor Andrey.

Señorita Pony – urgente, veamos que dice -dijo abriendo el sobre leyendo el contenido de la carta.

Hermana María – que pasa señorita Pony -dijo viendo la expresión en su rostro.

Señorita Pony – es sobre Candy -dijo sonriendo.

Hermana María – que pasa con ella.

Señorita Pony – ya va a nacer su hijo -dijo suspirando- nuestra niña a estas horas ya se ha convertido en madre.

Hermana María – que alegría -dijo uniendo sus manos a la altura de su pecho- iré a rezar por ella y la salud de su hijo.

Señorita Pony – solo.

Hermana María – pasa algo.

Señorita Pony – no nada -dijo pensativamente.

Hermana María – los niños se podrán muy contentos cuando lo sepan.

Señorita Pony – si lo se, le avisaremos a Tom y Jimmy; precisamente ellos me preguntaban por Candy.

New York

Edward – tranquilízate por favor -dijo mientras seguía el sonido de las maquinas por toda la sala- para poder administrarte el medicamento tienes que tranquilizarte.

Candy – lo se, pero…pero no puedo más.

Pamela – ya estoy de regreso -dijo acercandose a su amiga.

Edward – trata de parar la hemorragia.

Pamela – si -dijo nerviosamente- oohh por Dios -dijo asustada- ha perdido mucha sangre -dijo para si misma, pero eso no le impediria ayudar a su amiga.

Edward – su presión arterial está llegando al límite -dijo horrizado al ver que las pulsaciones de su amiga aumentaban considerablemente haciendo que su respiración se dificulte cada vez más.

Pamela – si lo se.

Edward – debemos estabilizarla a como de lugar.

Candy – Te…Terry.

Terry – aqui estoy mi amor no voy a alejarme de ti -dijo tomando su mano- dime que le pasa a mi esposa.

Edward – preeclampsia -dijo a secas, para luego ver a su amiga.

Candy – como…como dices -dijo agitadamente.

Terry – de que estás hablando…no entiendo.

Candy – por favor Terry quiero que cuides a nuestro pequeño Alexander.

Terry – Alexander -dijo abriendo los ojos como platos- pero que estás diciendo -dijo frunciendo el ceño- como puedes pedirme eso.

Candy – es el nombre que escogí…espero no te importe -dijo agitadamente.

Terry – claro que no, pero hablaremos luego de eso, tendrás que darme muchas explicaciones pecosa -dijo alertado.

Edward – vamos Candy lucha eres una chica muy fuerte.

Pamela – vamos amiga, tu puedes -dijo tratando de parar la hemorragia- ya casi falta poco.

Candy – creo que ya no lo soy -dijo cerrando sus ojos lentamente- tu sabes que no podré.

Terry – haz algo Edward…que esperas -dijo nerviosamente, asustado al ver lo que pasaba con su esposa.

Edward – estoy intentándolo todo, pero no puedo detener esto.

Candy – prométeme que vas a cuidar de Alexander.

Terry – no digas eso…lo haremos los dos.

Candy – Terry te amo -dijo agitadamente.

Edward – demonios -dijo tratando de controlar la presión de su amiga, luchando con todo lo que tenia al alcance por lograr estabilizarla.

Terry – no te duermas…despierta -dijo tocando su rostro- no cierres los ojos.

Candy – no…no puedo más, te amo -dijo cerrando los ojos, para luego escucharse en la sala un largo sonido agudo saliendo de las máquina indicando que sus signos vitales habian sido detenidos; los rostros de los presentes no podian creer lo que habia pasado en ese lugar; un silencio sepulcral se apoderó del lugar, ni un solo suspiro o una respiración.

Chicago

Archie – al fin logro dormirse -dijo mirando a su esposa.

Dorothy – creo que el te le cayo muy bien.

Archie – creo que si -dijo sonriendo.

Dorothy – creo que ire por más -dijo levantandose de su lugar.

Archie – esta bien gracias.

Dorothy – Candy -dijo repentinamente asustada, al mismo tiempo que dejaba caer de sus manos una taza.

Archie – que pasa.

Annie – nooooo -dijo gritando.

Archie – pero que -dijo asustado- Annie despierta, despierta -dijo moviendola suavemente.

Annie – Archie -dijo abriendo los ojos lentamente- Archie -dijo llorando.

Archie – que te paso -dijo abrazandola.

Annie – Candy.

Archie – queee -dijo mirando a Dorothy, quien habia pronunciado su nombre segundos atras.

Dorothy – lo siento yo -dijo titubeando- voy por el te de la señora -dijo saliendo del lugar- que es este sentimiento en mi pecho -dijo angustiada- espero que no le haya pasado nada.

Archie – ya tranquila, ella esta bien.

Annie – fue…fue horrible.

Archie – solo fue una pesadilla, ya olvidalo -dijo acariciandola.

Annie – eso espero -dijo sollozando.

Chicago

Hogar de Pony

Hermana María – señor quiero pedirte -dijo quedandose en silencio por un momento- Candy -dijo abriendo los ojos como platos- que es esto que siento en mi pecho.

Señorita Pony – yo tambien lo sentí -dijo mirando a su lado- tengo un presentimiento.

Hermana María – a caso pudo pasarle algo a Candy -dijo mirando hacia arriba.

Señorita Pony – vamos a seguir orando por su salud.

Hermana María – si.

New York

Carlisle – bien ya estas lista para irnos.

Esme – si, pensé que Edward vendría.

Carlisle – dijo que nos alcanzaría en la estación.

Esme – espero todo este bien con Candy.

Carlisle – yo también…aahh -dijo tocando su pecho.

Esme – que te pasa -dijo acercandose a el.

Carlisle – de pronto sentí una punzada en el corazón.

Esme – creo que mejor debemos quedarnos.

Carlisle – no, estoy bien -dijo incorporandose- estoy bien solo es cansancio.

Esme – estas seguro…además aun tenemos tiempo es muy temprano; mejor descansa un poco más.

Carlisle – está bien, quedémonos un rato más.

Esme – será lo mejor.

Carlisle – Rosalie -dijo suspirando- que es esto que siento en mi pecho -dijo asi mismo.

Mientras que en otro lugar cercano.

Terry – Candyyyyyy -dijo gritando fuertemente haciendo que se escuchara por todo el lugar, para luego aferrarse a ella- noooo dime que no es cierto, despierta pecosa…despierta -gritaba fuertemente.

Edward – hazte a un lado -dijo empujando a Terry- no voy a permitir que me la arrebates -dijo tomando el cardiodisfibrilador- a ella no, a ella no.

Pamela – por fin pude detener la hemorragia -dijo agitadamente -dijo secando su frente.

Candy Pov

Candy – en donde estoy -dijo mirando todo el lugar, el cual no podía reconocer; hasta que pronto escucho una melodía conocida para ella, caminaba guiada por la música que escuchaba, a lo lejos pudo ver la silueta de un hombre que no pudo identificar sino hasta que.

Anthony – eres mucho más linda cuando ríes que cuando lloras -dijo volteando quedando frente a ella, al mismo tiempo que se detenía la melodía.

Candy – Anthonyyyy -dijo fuertemente corriendo hacia donde el estaba.

Anthony – hola Candy -dijo sonriendo- me da gusto verte de nuevo.

Candy – Anthony -dijo abrazandolo.

Anthony – mi dulce Candy -dijo recibiendola gustosamente- ya eres toda una linda dama -dijo observandola detenidamente.

Candy – tu crees que logre serlo -dijo separandose de el.

Anthony – claro que si, conseguiste mucho más que eso.

Candy – porque tuviste que dejarme sola…porque, porque -dijo sollozando.

Anthony – no pude detener mi destino, pero nunca estuviste sola ellos siempre estuvieron contigo -dijo señalando hacia el frente, mostrando el rostro de sus amigos y familia- y el también -dijo señalando una imagen en particular.

Candy – Terryyy -dijo asombrada- o sea que tu.

Anthony – si, el era un alma solitaria como tu antes de conocerte, era la persona ideal para ti…necesitaba de tu alegría, calidez y amor para ser feliz.

Candy – pero -dijo llorando- tu.

Anthony – si lo nuestro no pudo ser pero tampoco quise ser egoísta alejándote de la felicidad que merecías.

Candy – cada dia vivia con tu recuerdo -dijo llorando.

Anthony – por favor ya no llores por mi, no sabes que eso me hace daño -dijo acariciando su rostro- ya es hora que me dejes ir…quiero que seas completamente feliz no quiero ser una sombra más en tu mente…no deseo interferir en tu vida con el.

Candy – pero tengo tantas cosas que decirte y agradecerte -dijo sollozando.

Anthony – no tienes porque hacerlo, te debo mucho por lo que hiciste en mi en vida; pero ahora estoy feliz aquí junto a mi madre -dijo sonriendo- mis rosas.

Candy – Anthonyy.

Anthony – déjame ir Candy ya es hora…promete que seguirás siendo la misma chica alegre que conocí hace tiempo, que serás feliz con Terry y tu hijo; con Albert,Stear,Archie,Annie Patty…y los demás, todos te necesitan no puedes alejarte de ellos.

Candy – está bien te lo prometo -dijo sonriendo.

Anthony – asi me gusta -dijo acariciando su rostro- ahora tengo que irme Candy pero entiende que no puedes quedarte aquí.

Candy – que quieres decir.

Anthony – adiós Candy -dijo sonriendo.

Candy – cuando volveré a verte.

Anthony – cuando sea el momento -dijo desapareciendo como una sombra que se la lleva el viento.

Candy – Anthony -dijo cayendo de rodillas- no te vayas no me dejes sola aquí.

Fin Candy’s Pov

Edward – está respirando -dijo mirándola fijamente.

Terry – Candy me escuchas…Candy respóndeme.

Pamela – su presión está regresando a la normalidad.

Edward – lo logre -dijo limpiando su frente- pude hacerlo, ha vuelto.

Terry – pero porque no responde -dijo mirando a su amigo.

Edward – déjame ver -dijo revisando sus ojos- tiene dilatadas sus pupilas, su pulso se ha normalizado…pero.

Terry – pero.

Edward – temo decirte que ha caído en coma.

Terry – queeee -dijo alertado.

Pamela – ha perdido mucha sangre, aún está débil.

Edward – debemos conseguir un donador.

Terry – yo lo seré.

Edward – tu no podrás serlo, sabes que tipo de sangre tiene.

Terry – no…no lo se, maldita sea -dijo golpeando la pared con su puño.

Edward – tendremos que realizarle un exámen para saber que tipo de sangre tiene…por favor Pamela ayúdame a trasladarla a cuidados intensivos.

Pamela – claro.

Edward – yo me encargaré de lo demás.

Pamela – como tu digas.

Edward – lo siento pero debo pedirte que salgas de aquí…lo peor ya paso podrás verla luego cuando este instalada en la otra habitación, ahora ve con tu hijo el te necesita.

Terry – está bien, gracias por lo que has hecho y perdóname por lo que te dije por la forma en que te hable.

Edward – no te preocupes, todos estabamos nerviosos…ahora ve.

Terry – si -dijo saliendo de la habitación no sin antes darle un beso a su pecosa.

Pamela – va a estar bien.

Edward – si, eso espero.

Pamela – ojala y despierte pronto.

Edward – es lo que más deseo.

Londres

Rose – estas segura que puedes irte sola.

Isabella – si, no te preocupes.

Rose – le dirás a Richard.

Isabella – aun no, hasta que llegue a New York…temo que se moleste porque perdí los aretes que me dio.

Rose – no te preocupes por eso ahora amiga, lo importante que no te paso nada.

Isabella – no sabes cuan valiosos son -dijo tristemente- son parte de las joyas familiares…creo que no debi aceptarlos.

Brian – buenos días -dijo asomandose por el lugar.

Rose – buenos días que se le ofrece -dijo acercandose a el, no dejando ver a su amiga de quien se trataba.

Brian – vine a ver como está Isabella.

Rose – quien pregunta por ella.

Brian – soy el policia que le ayudo anoche.

Isabella – que tal como estas -dijo caminando hacia donde se encontraban.

Brian – veo que estas bien -dijo sonriendo.

Isabella – si, no es nada de que preocuparse…no fue nada serio.

Brian – me alegra escucharlo.

Rose – vas a irte a casa.

Isabella – si, quiero descansar un poco.

Brian – si gustas puedo acompañarte.

Isabella – pero tu trabajo.

Brian – tengo el día libre.

Isabella – gracias…bueno amiga -dijo despidiéndose de ella- te veo en unos días.

Rose – aquí estaré esperándote, que te mejores y recuerda llamarme cuando estés en casa.

Isabella – lo haré -dijo caminando hacia la salida.

Brian – con permiso -dijo siguiendo a la chica.

Isabella – quiero agradecerte por lo que hiciste por mi.

Brian – no hay porque, es mi deber ayudar…más a las damiselas en peligro -dijo sonriendo.

Isabella – ya lo creo, imagino que a todas le has dicho lo mismo.

Brian – claro que no…tu eres a la única que podría haber dado la vida.

Isabella – como dices -dijo sonrojándose.

Brian – puedes hacerlo tu sola -dijo caminando a su lado, para luego tomar su brazo apoyándolo en el de el.

Isabella – gracias.

Mientras que en otro lugar de la ciudad.

Margareth – que está diciendo -dijo golpeando fuertemente el escritorio.

Abogado – lo que escucho, lord Grandchester no le está dejando otra salida más…firma el divorcio o la enjuiciarán.

Margareth – maldito.

Abogado – ahora esta en sus manos la decisión que tomará, ya no puedo hacer nada.

Margareth – entonces Terrence no puso ninguna objeción con tomar el ducado.

Abogado – no, al contrario esta totalmente de acuerdo en unos meses se mudará definitivamente a Londres.

Margareth – tengo que pensar en algo rápido.

Abogado – le aconsejo que acepte la oferta de lord Grandchester.

Margareth – es una insignificancia lo que quiere darme.

Abogado – es lo suficiente para que viva cómodamente el resto de su vida…o prefiere ir a la cárcel.

Margareth – claro que no, solo eso me faltaba…aparte de eso Richard está saliendo con esa mujer tan vulgar la doctora esa.

Abogado – pero lord Grandchester aprobó esa relación.

Margareth – si pero yo no voy a permitirlo, es una interesada solo está buscando el dinero de mi hijo…el dinero que me pertenece.

Abogado – madam por favor.

Margareth – puede retirarse.

Abogado – entonces firmará.

Margareth – déjeme pensarlo, le llamaré cuando esté lista.

Abogado – le recuerdo que no tiene mucho tiempo.

Margareth – no me presione quiere -dijo frunciendo el ceño.

Abogado – está bien, estaré al pendiente con permiso -dijo haciendo una reverencia para luego salir del lugar.

Mucama – madam.

Margareth – ahora que.

Mucama – la busca un caballero que.

Mike – hazte a un lado -dijo ingresando al lugar.

Margareth – déjanos solos.

Mucama – si madam -dijo saliendo del lugar.

Margareth – como se atreve a venir a mi casa.

Mike – el trabajo ya está hecho -dijo dándole un pañuelo- ahora quiero mi paga.

Margareth – la tendrá pero primero debo asegurarme que lo haya hecho bien.

Mike – está bien, ahi está la prueba -dijo sonriendo maliciosamente.

Margareth – vaya que si supo hacer su trabajo -dijo tomando en sus manos los pequeños pendientes.

Mike – ahora quiero la otra parte de mi paga.

Margareth – lo tendrá -dijo sentándose en la silla, para luego sacar un sobre de la gaveta del escritorio- pero antes debe darme los detalles.

Mike – logre quitarle los aretes no.

Margareth – si pero.

Mike – solo logre herirla porque se aparecio un policia y.

Margareth – lo vio -dijo seriamente.

Mike – lo dudo, hui de ahi lo más rápido que pude pero no me alcanzo.

Margareth – muy bien…aqui tiene lo acordado -dijo entregandole el sobre.

Mike – gracias -dijo revisandolo- me voy.

Margareth – es mejor que no se aparezca por aquí.

Mike – claro que no, pero estoy a sus ordenes por si necesita otro trabajito sabe donde buscarme.

Margareth – lo tendré en cuenta.

Mike – con su permiso -dijo saliendo del lugar.

Margareth – como pudiste Richard darle estos pendientes a tu hijo para que se los diera a esa mujer; no quisiste darmelos; sino son mios no serán de nadie…creo que conseguire buen dinero con ellos -dijo observandolos detenidamente, al mismo tiempo que reia.

Continuará…

Leer capítulo anterior

Leer todos los capítulos

Comentarios

comentarios

Check Also

Caminos del destino Capítulo 33

CAMINOS DEL DESTINO POR SHELSY Capitulo 33   Rencor La luz del sol iluminaba la …

19 comments

  1. Duos mio! Cuando subiras los siguientes, me tienes enlazada, que paso con candy y el bebe!!!??

  2. Por favor más capítulos….esto estos están super bien!

  3. Wow y más wow estos capítulos están fantásticos, valió la pena la espera, sólo deseo que los siguientes capítulos no se tarden tanto. Tú historia se ha quedado muy interesante. Felicidades!!!! Por favor haz que despierte Candy please!!! ^~^ Saludos

  4. Hola como estas? Por favor sigue ya con la historia no puedo esperar a ver que sigue; yo estoy postrada en un a cama y estas historias son las que me dan ánimo por favor sigue subiendo ya todos los capítulos! Y Muchas gracias.

  5. Gracias por estos capítulos, está muy emocionante, por favor no tardes en subir más capítulos.
    Saludos

  6. Muy buena está interesante,hojala dubas rápido el siguiente capitulo

  7. Hola, ojalá pronto subas los siguientes capítulos. Saludos

  8. FELICITACIONES MUY INTERESANTES, EMOCIONANTES LOS CAPITULOS ESPERO PERO NO TE DEMORES EN SUBIR MAS CAPITULOS

  9. Te felicito estuvieron buenisimos estos capitulos pero nos dejastes en Los mas interesante en un suspenso horrible solo espero q candy dispierte. Grasias por continuar espero pronto subas mas cap. Feliz ano Nuevo !! Te deseo muchas bendiciones

  10. Hola. Que pena que no haya la continuación todavía. Ojalá no tardes en subirla. =) SALUDOS:-)

  11. Como quisiera no dejar de leer la historia asta finalizar (TODO QUIERO VERDAD)pero estoy emocionada.Esta super felicidades.

  12. hola cuando subes el proximo capitulo lo espero con ansias

  13. hola chicas si entran a candy y terry fanfic dos almas un corazon ahi ya esta terminada la historia.

  14. Entré al fanfic y fui capitulo por capitulo y nada,lleué hasta aqui el cap 42.

  15. hola
    me da mucha pena con ustedes, pero ya hace meses que envie mi información para que mi editora asignada subiera los capitulos restantes, inclusive los envie todos hasta el final…la verdad mil disculpas que no se la razon por la cual no han podido ser publicados, espero no tener problemas pero esta historia la pueden encontrar en fanfiction.net con el nombre de DOS ALMAS UN CORAZON, el mismo de aquí van a encontrar dos archivos pero solo uno es el que contiene la historia finalizada y completa ya que me habia hackeado la otra y es por eso que se quedo así, de nuevo mil disculpas espero su comprensión a todas y en verdad espero no tener problemas con mi editora en esta página…muchas gracias por sus comentarios y preferencia espero sigan la historia, la cual he creado con mucho cariño para todas

    Que esten muy bien, se les quiere

    Angie

  16. ANGIE:
    GRACIAS POR LA INFORMACION Y ATENCION CON TUS SEGUIDORAS O SEGUIDORES. OJALA PRONTO LA PUEDAN SUBIR A ESTA PAGINA AL IGUAL QUE LAS OTRAS HISTORIAS QUE ESTAN PENDIENTES.
    ESPERAMOS QUE EN BREVE ESTAS HISTORIAS TENGAN SU CONTINUACION. GRACIAS Y SALUDOS.

  17. Angie
    Hola de nuevo…en verdad me da mucha pena con ustedes he tratado de comunicarme con mi editora pero no me ha sido imposible localizarla…mil disculpas a todas se que esperan la continuación de la historia en esta página con ansias pero no puedo hacer nada no ahora no está en mis manos, gracias por sus comentarios y por estar al pendiente; se les quiere

    Angie 🙂

  18. HOLA ANGIE.
    GRACIAS POR TU ATENCIÓN Y ESPEREMOS QUE PRONTO SUBAN TU CONTINUACION Y LAS DE LOS OTRAS HISTORIAS.

  19. Por favor a quien sea q ponga las historias.acaben de ponerlas e estado esperando mucho tiempo. =(

Leave a Reply

Your email address will not be published.