Home / fanfics / Dolorosa verdad parte 2

Dolorosa verdad parte 2

Richard – Gracias – seguía desconcertado – de donde conoce Candy a la madre de Terry – se preguntaba así mismo, se encamino hacia el bar del hotel, necesitaba un trago para digerir lo que le acababan de decir, se sentó en una mesa desde ahí se podía mirar quien entraba y salía, pero eso a él no le interesaba, necesitaba saber de dónde se conocían, se llevo el vaso a la boca y tomo el whisky rápidamente, tanto que le raspo la garganta estaba por pedirse otro cuando vio que alguien bajaba rápidamente de las escaleras y salía del hotel – Esa es Candy – saco unos billetes y los dejo en la mesa y salió para ver a donde iba con tanta prisa, ella abordo un automóvil rápidamente, no se dio cuenta de que Richard la había visto – A dónde va – se pregunto, entonces paro otro carro y pido que siguiera al otro automóvil, Candy estaba hundida en sus pensamientos, tanto que ni siquiera supo en qué momento llego a su destino, el chofer se le quedo mirando cuando ella no respondía a su llamado –
Chofer – Srita. Se siente bien – casi lo grito, ella reacciono –
Candy – Si creo que si – observo si era ese el sitio, enfrente había un automóvil estacionado – si gracias, puede esperar por favor – le pidió –
Chofer – Claro que – Candy salió del auto temerosa de lo que pudiera pasar, pero necesitaba hablar con él, decirle como es que pasaron las cosas, que ahora entendía su dolor, que la perdonara y también lo mucho que lo amaba, Candy camino entre la maleza verde, frunció la nariz cuando sintió el olor del mar, hizo a un lado la última rama para mirar la suave arena blanca, de inmediato busco debajo del árbol, ahí estaba él tenía puesta su chaqueta café, miraba el horizonte como si buscase una respuesta una salida, Candy camino lentamente hasta llegar a donde Terry, tomo aire, necesitaba mucho valor para verlo de frente después de lo que paso –
Candy – Hola – dijo suavemente, el chico volteo a mirar de inmediato al reconocer aquella voz –
Terry – ¿Qué haces aquí? – sus ojos estaban llenos de tristeza – ¿Cómo me encontraste? – parecía un reclamo –
Candy – Tú me dijiste una vez que cuando te sentías triste venias a este lugar – le recordó, Terry dejo de mirarla –
Terry – Te vienes a burlar de mi – apretó los labios –
Candy – Terry necesito hablar contigo – su voz comenzó a quebrarse y bajo la mirada –
Terry – De que, acaso piensas invitarme a tu boda – se puso de pie –
Candy – No me hagas sentir peor de lo que ya me siento – sus ojos verdes se llenaron de lagrimas –
Terry – Te sientes mal – se acerco a ella – y cómo crees que me siento yo – le grito –
Candy – Nunca tuve una respuesta tuya – evito mirarlo – estuve esperando mucho tiempo –
Terry – De qué demonios me estás hablando – no entendía a la chica – durante todo este tiempo te he estado buscando, queriendo saber de ti, pero nadie dijo nada y ahora veo el por qué – sin notarlo se acercaba cada vez más a la chica –
Candy – Terry por favor perdóname por todo – levanto la mirada, para esos instantes la distancia entre ellos era mínima – nunca quise hacerte daño, no deseaba ser un estorbo entre Susana y tú – le dolieron esa palabras, él la miro a los ojos quedando atrapado en el verde de su mirada –
Terry – Candy – Terry no podía sentir desprecio ni odio por ella, a pesar de todo su dolor, no soporto más y rodeo la cintura de la chica – te necesito tanto – acerco su rostro a el de ella que no se negó ante las caricias de Terry –
Candy – Terry yo… – Terry callo a la chica –
Terry – Candy no digas más por favor – sentía unas inmensas ganas de besarla – acaricio el labio inferior de Candy con uno de sus dedos – mi tarzan con pecas – ella sonrío suavemente gesto que Terry no pudo soportar y siendo tan impulsivo la beso apasionadamente, ella respondía ante las caricias de él rodeando su cuello con sus finos brazos, están disfrutando tanto ese momento pero el crujir de una rama los hizo reaccionar rompiendo el beso, ambos voltearon a observa de que se trataba, los ojos de Candy se aterrorizaron, Terry no la soltó –
Candy – Richard que haces aquí – no quitaba la cara de sorpresa –
Richard – Eso quisiera saber yo – intento mantenerse sereno –
Candy – Deja que te explique – intento zafarse de los brazos de Terry pero este no lo permitió, Richard miro a Terry –
Terry – En verdad quieres saber que pasa – su voz sonaba molesta, Richard movió la cabeza afirmativamente –
Candy – Deja que yo le explique… – le dijo a Terry, parecía una súplica –
Richard – Y bien – apretaba los puños de las manos, mientras controlaba su respiración –
Terry – Lo que sucede es que pusiste tus ojos en la mujer equivocada – dijo de golpe –
Richard – ¿Qué? – su corazón no paraba de latir –
Terry – La chica de la cual yo siempre te hable es Candy – lo miro desafiante –
Richard – Pero cómo – parecía decirse a sí mismo –
Candy – Terry no seas tan duro – le reclamo el modo en que estaba explicando las cosas ya que Richard se había portado bien con ella –
Richard – No es verdad – se llevo una mano al rostro queriendo cubrir las lagrimas –
Candy – Richard escúchame – sus ojos se llenaron de lágrimas –
Terry – Creo que sales sobrando aquí – dijo de modo despectivo – así que sugiero que te vayas – dio un beso en la mejilla a Candy –
Richard – Candy – ahora lloraba, se llevo una de sus manos al pecho cerca de donde estaba su cicatriz, pensado en que si esa bala le hubiese dado en el corazón le hubiese dolido menos que lo que dolía ahora, Candy supuso lo que Richard pensaba – porque Terry – le grito –
Terry – Yo no te quite nada – también respondió – al contrario por tu culpa yo estoy sufriendo –
Richard – No, no puede ser cierto – se dejo caer de rodillas sobre la suave arena –
Candy – Richard no quise mentirte – no soportaba el dolor del chico –
Terry – Ya le contaste tu pasado – Richard lo miro al igual que Candy – veo que no –
Candy – De que pasado hablas – se sentía tan confundida –
Terry – Así que no le has contado que tienes una hermana – Richard quería írsele encima a Terry, pero se contuvo por Candy –
Candy – ¿Cómo? – dijo con asombro –
Terry – Sabes quién es la hermana de Richard – miro a Candy – Susana Marlowe – Candy sintió que la sangre se le helaba de inmediato volteó a mirar a Richard, que bajo la cabeza como señal afirmativa de lo que dejo Terry –
Candy – Richard dime que es mentira – por fin logro zafarse de los brazos de Terry –
Richard – Te odio Terry – tomo un puño de arena que se resbalaba lentamente por su mano –
Terry – Vete – dijo con mucho coraje – tú no tienes nada que hacer aquí, regresa a Francia y desaparece de nuestras vidas – sonó como una orden, Richard no pudo mas con esa humillación, se levanto y salió corriendo desapareciendo entre la maleza –
Candy – ¡Richard! – grito estaba por ir tras él cuando Terry la detuvo del brazo –
Terry – Déjalo que se vaya – se notaba molesto –
Candy – Como puedes ser tan cruel – le reclamo –
Terry – Lo vas a defender – la soltó –
Candy – El ha sido un caballero conmigo – intentaba contener el llanto –
Terry – Pero es un mentiroso – quería hacerla entender –
Candy – Pero lo heriste – se limpio los ojos –
Terry – Y lo que él me hizo como se llama – casi lo grito –
Candy – Pero él no sabía nada – quiso justificarse –
Terry – Acaso te importa mucho lo que sienta – no le gustaba el modo en que Candy lo defendía –
Candy – Hay muchas cosas que tú no sabes – se llevo una mano a su costado sobre la herida que qué había dejado la bala –
Terry – Si vas tras él entenderé que te importa más que yo – parecía que la haría elegir –
Candy – Pero… – se sentía entre la espada y la pared – espero que entiendas una cosa Terry, Richard siempre estuvo al pendiente de mi y no me parece justo que le hayas dicho las cosas de esta manera – busco el camino –
Terry – Si te vas no vuelvas a buscarme – quiso detenerla –
Candy – Por favor Terry deja de ser un egoísta – sentía tanta desesperación – no puedo dejar que tenga una mala impresión de mi – también necesitaba hablar con Laureen e Isaac antes de que le preguntase a Richard sobre lo que paso – Te veré luego – le dijo a Terry sin mirarlo, luego de eso corrió para subir a su automóvil, dejando a un Terry aun mas confundido, el chico bajo la mirada mientras sus ojos se llenaban de lagrimas, nunca pensó que Candy saliera corriendo detrás de Richard, miro el horizonte mientras la brisa marina golpeaba suavemente su rostro determinante, Candy alcanzo a Richard, este estaba por entrar al hotel se notaba agitado y desconsolado – Por favor Richard espera – dijo antes de que este atravesara la puerta –
Richard – Déjame Candy – Evito mirarla –
Candy – Deja que te explique las cosas – lo tomo de la mano –
Richard – No tienes que explicar nada, todo quedo claro – su rostro reflejaba el dolor –
Candy – Te la debo has sido tan bueno conmigo – Richard por fin volteo a mirar a Candy –
Richard – Dilo que tengas que decir – intento serenarse –
Candy – Podemos hablar en otro lado – le suplico con la mirada –
Richard – En la esquina hay un café – le sugirió, caminaron el silencio hasta ese lugar, luego se adentraron, no había mucha gente, se sentaron en una mesa lo más alejada posible –
Candy –Richard… – se detuvo no sabía cómo empezar –
Richard – Porque nunca me dijo nada – apretaba los labios –
Candy -¿Qué? – puso cara de confusión –
Richard – Cuando lo conocí me platico toda la historia – suspiro – pero nunca quiso decirme el nombre de la chica de la cual estaba enamorado – Candy parecía no entender – si lo hubiese sabido – se llevo las manos a rostro –
Candy – Richard yo nunca quise mentirte – le dijo para disculparse –
Richard – Lo sé – tomo la mano de ella, pero luego se arrepintió – Yo tampoco – bajo la mirada – nunca te quise hablar de mi pasado porque pensé que no valía la pena – se disculpo con ella –
Candy – La que debe pedir pendón soy yo – comenzaba a llorar – nunca debí ilusionarte, tu siempre estuviste al pendiente de mi desde que nos conocimos, me defendiste e Isaac cuando él me trataba mal – sonrío tristemente – me hiciste pasar momentos felices, casi logro olvidar mi dolor, me salvaste la vida y aun así te he pagado mal – comenzó a llorar amargamente –
Richard – Candy no es tu culpa, ni la de Terry, ni la mía – ella lo miro – el destino es muy cruel en ocasiones Candy y nos juega mal, eso es lo que paso con nosotros, yo entenderé las cosas, soy un hombre que Te Ama sinceramente, pero no voy a sacrificar tu felicidad por la mía – le dolía tanto lo que estaba diciendo – sé que me arrepentiré de lo que estoy haciendo – parecía hablar consigo mismo – Candy Te Amo – le dijo el chico mientras unas lagrimas se derramaban por sus mejillas, tomo la mano de Candy y la beso tiernamente, luego saco unas monedas de su saco, las dejos sobre la mesa, se levanto sin decir palabra alguna y salió de lugar dejando a una Candy sorprendida, la había dejado libre de compromiso para que ella fuese feliz con Terry –

Siguiente capítulo

Comentarios

comentarios

Check Also

Caminos del destino Capítulo 33

CAMINOS DEL DESTINO POR SHELSY Capitulo 33   Rencor La luz del sol iluminaba la …