Home / fanfics / El amor de la rosa eterna – Cuarta parte continúa

El amor de la rosa eterna – Cuarta parte continúa

El amor de la rosa eterna
Por Astareth

Continuación 119 – FANTASMAS DEL PASADO

Albert – Estas segura no será muy duro para ti.

Candy – Bueno quien te entiende quieres que vaya o no – lo dijo muy segura –

Albert – Claro que si – le sonrió a la chica aunque se dio cuenta de la preocupación que había en sus ojos – Candy quiero que sepas que … – alguien toco a la puerta para avisarle a Albert que tenia un telegrama –

Candy – Me voy, les tengo que decir a la srita Ponny y a la Hermana Maria que me voy de viaje.

Albert – Esta bien Candy, te veré luego –contesto mientras leía el telegrama –

Candy abordo el automóvil que aguardaba por ella, ya no quiso discutir con Albert sabia que tarde que temprano la convencería de ir a Paris, claro no sin antes de hacer una breve escala en Nueva York, solo de pensar en que el estaba ahí, como iba a controlarse para no salir corriendo a buscarlo. Se llevo las manos al rostro, comenzó a llorar, el chofer solo la observo, como le aterraba la sola idea de estar en la misma ciudad que él, sobre todo le aterraba el no poder evitar buscarlo en cuanto pusiera un pie en la ciudad. Candy no te queda otra cosa más que enfrentar los fantasmas del pasado, el pasado no se puede remediar por lo cual no podemos vivir en el, solo nos queda luchar por el presente para lograr un mejor futuro, se dijo la joven así misma, mientras el auto seguía su marcha miro por el espejo retrovisor la casona que dejaba atrás y ese hermoso jardín de rosas.

Candy – Samuel – se dirigió al chofer – por favor lléveme al cementerio – el asintió con la cabeza – gracias Samuel – en un largo y melancólico suspiro dejo escapar de sus dulces labios un nombre – Anthony – sus ojos parecían observar el paisaje, pero su mente estaba perdida en algún lugar del pasado abrumador que aun dolía –

Terry llamo a la puerta de aquella casa tan grande como lujosa, una empleada del servicio abrió y lo dejo pasar.

Terry – Le puede avisar que estoy aquí por favor, estaré en el despacho – la empleada subió por la escaleras mientras el joven se dirigía a una habitación, el resplandeciente sol de mayo se filtraba por los ventanales, en el lugar había varios libreros con una enorme cantidad de piezas de teatro, Terry se dirigió hacia una pequeña mesita donde ya hacían varias licoreras, tomo una se sirvió un trago de whisky, le dio un sorbo necesitaba algo fuerte, la noticia del periódico le impacto demasiado, se sentó en el sofá de caoba que estaba junto a la mesita, con la copa en una mano mientras la otra se postraba en su frente, su larga y oscura cabellera caía sobre su camisa blanca, tenía el rostro desencajado, no podía ocultar su tristeza y preocupación.

Maldición ¿Cuándo paso esto? ¿Cómo sucedió? Lo que habrá sufrido ella y yo que no puedo ir a buscarla – pensaba para sí mismo, ahora su cabeza ya hacia recargada en el respaldo del sofá, un suspiro se escapo de sus labios.

Eleonor – Me puedes decir quién robo ese suspiro –dijo mientras le daba un beso sobre su cabellera castaña –

Terry – Tu mejor que nadie lo sabe, yo no sé para que me lo preguntas

Eleonor – Terry no deberías de ser tan grosero cuando respondes – le quito el vaso de las manos y lo puso sobre el escritorio – sabes que esto no te hace bien Terry.

Terry – No me digas y también me darás de comer en la boca o me agarraras a nalgadas – dijo sarcásticamente y burlándose.

Eleonor – Basta Terry – dijo con voz dura – si no quieres que te trate como un adolecente malcriado compórtate como hombre – Terry la miro fríamente – Eres imposible Terry, por favor no quiero pelear contigo, si te pedí que vinieras es porque quiero que me acompañes a un lugar que quiero conozcas.

Terry se levanto del sofá, le ofreció el brazo a su madre, ella pidió su bolso a una empleada del servicio, se dirigió del brazo de su hijo al automóvil, el chofer estaba a punto de abrir la puerta pero Terry lo detuvo ya que el mismo le abrió la puerta a su madre.

Eleonor – Gracias cariño – le sorprendió el gesto de Terry ya que pensaba se había molestado con ella –

Terry – Me dirás a donde vamos.

Eleonor – Es una sorpresa.

Terry – Mamá ya estoy grandecito para las sorpresas no lo crees.

Eleonor – No desesperes Terry.

En el auto reinaba el silencio, Eleonor no pronunciaba palabra alguna, Terry por su parte estaba sumergido en sus pensamientos, un agradable aroma capto la atención del joven.

Terry – Orquídeas – dijo mientras su rostro esbozaba una gran sonrisa, Eleonor asintió con la cabeza – es mi aroma preferido.

Eleonor – No lo sabía, siempre pensé que eran las rosas.

Terry – Pues te equivocas madre, se nota que te falta mucho por conocerme.

El carro negro en el que viajaban fue llegando a un lugar que Terry conocía bastante bien aunque realmente no sabía que hacían ahí.

Terry – Manhattan, me puedes decir que hacemos aquí.

Eleonor – Ya casi llegamos amor – Terry puso cara de fastidio, pasaron por Washington Square Park entonces reconoció nuevamente la calle a la que se dirigían.

Terry – La 5ta avenida, acaso visitaremos a algún amigo millonario tuyo –

Ella no respondió, el prefirió observar la catedral de San Patricio que lucía más hermosa de lo habitual, con ese estilo neo – gótico que le encantaba a Terry que fugazmente se imagino saliendo de ella habiendo desposado a una hermosa chica de ojos verde esmeralda, su fugaz fantasía se vio cortada de tajo cuando su madre le hablo.

Eleonor – Llegamos Terry 

El auto se detuvo en una mansión que aparentemente se encontraba deshabitada, la fachada de la casa era muy parecido a la catedral, pero Terry no comprendía aun que estaban haciendo ahí, cuando salieron del auto se dirigieron a la escalinata que los llevaría hasta la puerta.

Eleonor – Me harías el favor – decía mientras le daba una llave que obviamente eran de la mansión, Terry la tomo y abrió la puerta.

Como lo sospechaba la casa estaba deshabitada, aunque estaba toda amueblada aparentemente alguien se mudaría pronto, sus expresivos ojos se abrieron ante semejante belleza.

Terry – Es hermosa madre

Eleonor – Te gusta – pregunto ella –

Terry – Claro es muy afortunado el dueño, no siempre se puede apreciar arquitectura como esta pero ¿me dirás que hacemos aquí?

Eleonor – No te lo imaginas – le sonrió –

Terry – ¿Qué es lo que quieres decir? Ya basta de este juego y explica que hacemos aquí

Eleonor – Terry, tomo asiento por favor – tomo una campana la hizo sonar, una mujer como de unos 50 años apareció de la nada –

Sra Rose – Diga usted señora –

Eleonor – Por favor traiga una taza de té para mí y tu Terry – El movió el dedo índice en señal de negativa, la sra Rose se retiro –

Terry – Ahora me doy cuenta, que tonto soy.

Eleonor ¿Qué dijiste?

Terry – Esta muy linda tu nueva adquisición madre, pero si piensa que me vendré a vivir contigo estas muy equivocada, sabes que me gusta vivir solo, independiente, no quiero que empiecen las habladurías, no sea que se manche tu buen nombre – su último comentario fue sarcástico –

Eleonor – Si tienes razón en que deseo que la ocupes, pero en algo te equivocas – Terry enarco una ceja en modo interrogante –

Terry – ahora sí que no entiendo.

Eleonor – En realidad la compramos para ti, es un regalo y no aceptamos un no como respuesta – Terry miro sorprendido a su madre – mi hijo tu siempre has vivido bien y no nos gusta la forma en la que vives ahora.

Terry – Y que tienes contra mi forma de vida – se levanto del sofá parecía que iría en ese instante pero su madre lo detuvo –

Eleonor – Espera no lo mal interpretes – en respuesta él le aventó la mano y la miro desafiante –

Terry – Gracias madre pero no puedo aceptar, no quiero que digan que necesito de ti para poder darme estos lujos, ya una vez rechacé la ayuda de papá como para que ahora acepte la… un momento dijiste ¿compramos?

Eleonor –Terry por favor escúchame, no quiero que te alteres – lo volvió a tomar de la mano y lo hizo que se sentara junto a ella, estaba asustada no sabía cómo reaccionaría ante lo que estaba a punto de decirte –

Eleonor – Terry alguien ha estado muy preocupado por ti, me pidió que te buscara un mejor lugar donde vivir.

Terry – No me digas que ahora tengo que agradecerle al Duque de Grand chéster su buena acción.

Eleonor –Tu padre solo quiere ayudarte, se preocupa por ti.

Terry – Ja, ja, ja, es fue un buen chiste Eleonor – ella sabía que estaba molesto pues solamente la llamaba así cuando su mal genio salía a relucir – si realmente me hubiera querido ayudar lo había hecho cuando se lo pedí en Londres para que no echaran a Candy del colegio, si él hubiera intervenido yo no estaría separado de ella y pasando todo este martirio.

Eleonor – Terry se que te hemos hecho demasiado daño pero entiende nos preocupas.

Terry – Y con una casa quieren absolver sus culpas –

Eleonor – Hay cosas que tú no sabes y creo que es tiempo de decírtelas.

Terry – Cállate ya Eleonor, que pretendes que le bese los pies a las dos personas que más daño me han hecho, tu no sabes lo que es vivir con el dolor de tantos años, con esos fantasmas que me atormentan, con esos errores que tu y el cometieron, que ahora recaen sobre mí, el asco de ser humano que soy es gracias a ustedes, lo único bueno que tenía mi vida se perdió el invierno pasado – le gritaba a su madre –

Alguien le ordeno que se callara desde la escalera, el rostro del chico se endureció, su mirada penetrante, furiosa se descargaron sobre esa figura que descendía poco a poco por la escalera, sus puños se cerraron, las venas sobresaltaban en su piel blanca parecía que se reventarían, su mirada desafiante llena de odio, resentimiento asustaron a su madre, era como una pistola cargada solo un jalón al gatillo necesitaba para descargar todo lo que en su ser habitaba.

Terry – ¿Qué haces aquí? No te quedo claro que jamás te quería volver a ver – dijo de modo despectivo –

Eleonor – ¡Cálmate Terry! –su voz estaba cargada de pánico –

El ambiente que reinaba en aquella casa había hecho que se tornara fúnebre, solo se podía respirar el odio, el dolor la desesperación, la angustia de un joven y adolorido corazón. El mismo demonio le hubiera temido a Terry ante aquella cruel y fría mirada. Pero aquella persona que se postro frente a él ni siquiera mostraba rasgo alguno de miedo.

Siguiente capitulo
Todos los capítulos de este fanfic

Comentarios

comentarios

Check Also

Caminos del destino Capítulo 33

CAMINOS DEL DESTINO POR SHELSY Capitulo 33   Rencor La luz del sol iluminaba la …

9 comments

  1. estuvo bueno pero porque no termino esta parte que paso despues con terry y su padre candy pudo ver a terry de nuevo fue con albert para paris con patty y albert quisiera saber como termina ok

  2. De todos los fanfics este es mi favorito, pero me dejo totalmente intrigada con lo que va pasar, ya quiero saber como termina

  3. Dios mio!! cada vez me vuelvo más adicta a los fanfics y verdaderamente hay dos autoras que me han cautivado: Maryluz y Astareth. Son geniales, muy buena trama simplemente maravillosas. Pero no sean así!!! no la dejen a uno en vilo viendo que va a pasar….por favor continuen escribiendo el amor de la rosa eterna…muero por terminar de leerlo. Felicidades!!! son geniales para escribir!!

  4. Me gusto mucho, pero tambien me gustaria saber que paso después con los personajes. La verdad es que he leido una gran cantidad de fanfics y la mayoria no los terminan y es como caer en lo mismo; ES FRUSTANTE!!! porque en realidad son muy buenos. Pero este en especial me gusto mucho, espero no tardes mucho en publicar la continuación. POR FAVOR!!!!!!!! gracias.

  5. me encanta este fanfic y el de el retorno de anthony plis continuen la historia

  6. hola quisiera agredecerles por todas las historias que han escrito son muy buenas aunque algunas estan sin terminar cuando mas interesante se pone no sabemos que es lo que pas a despues pero el nque mas me gusto fue la de ” el amor de una rosa eterna” e incluso hasta me puse triste junto con los personajes quiera que porfavor terminaran de escribir la continuacion y no dejarnos con la intriga de lo que pasa porfa

  7. ah candy fanaticas me da mucha alegria poder estar en esta pagina ni saben komo me gustaba candy bueno me sigue gustando tengo todo s los apitulos de ella en 1 solo disco jiji bueno acerca de esta continuacion me parece muy buena siganle echando ganas va sigan como:
    ¡¡¡¡¡¡CANDY WHITE ANDREW!!!!!!!

  8. Me encanto quede fascinada cuando lo leí, que no podía dejar de leerlo pero me quede con la intriga el no saber como termina me encantaría saberlo

  9. YA QUIERO LEER LA CONTINUACION

Leave a Reply

Your email address will not be published.