Home / Fan trabajos / Capítulo 166

Capítulo 166

CAPITULO 166

TESTIGOS DE NUESTRO AMOR

Terry abría los ojos lentamente, suspiro, se quito el edredón de encima, miro el reloj que estaba en un buro estaban por dar las ocho de la mañana, dejo caer nuevamente su cabeza en la almohada se llevo un brazo a la frente, una lágrima resbalo de sus ojos hasta caer sobre el bordado de la almohada, se puso de pie tomo su bata salió de la habitación y bajo las escaleras, miro algo confundido a su alrededor el bullicio que había en la sala de su casa.
Eleonor – Buenos Días hijo – le saludo cuando este bajo las escaleras –
Terry – Hola Madre – le respondió con un tierno beso, Eleonor se quedo sorprendida –
Eleonor – Veo que te levantaste de muy buen humor –
Terry – Y como no voy a estarlo madre – no pudo evitar abrazarla – si hoy por fin me casare con Candy – dijo emocionado –
Eleonor – Si mi niño hoy se casa – sus ojos se llenaron de lágrimas –
Terry – Madre no deberías de llorar este día – seco los ojos de su madre –
Eleonor – Tu padre no tarda en llegar porque no te arreglas un poco – dijo mientras acomodaba el cuello del pijama – pediré que preparen tu desayuno – Terry la miro –
Terry – Gracias por todo madre – dijo con mucho sentimiento en ese momento llego la Sra. Rose –
Sra. Rose – Sra. donde irán las flores – le cuestiono –
Eleonor – Has lo que te dijo mientras yo me encargo de esto, Terry obedeció a su madre, después de tomar su baño, luego bajo a desayunar aunque solo jugó con la comida ya que se encontraba sumamente nervioso – Terry no piensas comer más – le cuestiono –
Terry – Mamá estoy nervioso – le confesó –
Eleonor – Hijo eso es normal te lo aseguro – sonrío, en ese momento llamaron a la puerta, la Sra. Rose fue abrir –
Terry – He ansiado tanto este día – se recargo en la silla –
Eleonor – Puedo imaginármelo – suspiro, Terry se percato de ese detalle –
Terry – Mamá a ti te había gustado casarte con papa – Eleonor lo miro y se sonrojo –
Eleonor – Terry eso fue hace mucho tiempo – bajo la mirada – ambos tomamos caminos distintos y ahora ya es tarde para eso – dijo entristecida –
Terry – Y si él te lo propusiera – Eleonor se quedo pensativa –
Eleonor – Eso no pasara – dijo en un susurro –
D.Grandchester – Buenos Días – saludo Eleonor se puso de pie conmovía al escuchar su voz –
Terry – Papá pensábamos que llegarías más tarde – también se incorporo –
Eleonor – Richard – dijo su nombre emocionada –
D. Grandchester – Me pareció que hablaban de mi – Eleonor se sonrojo –
Terry – A si es, verdad madre – Eleonor ya no supo que decir muy oportunamente llego una chica del servicio –
Mucama – Sra. puede venir a ver donde acomodaremos los muebles – Eleonor se disculpo –
Eleonor –Tengo que checar algunos detalles – sonrío y se fue dejando al padre e hijo solos –
Terry – Creo que aun la pones nerviosa – se rio –
D. Grandchester – En verdad lo crees – parecía dudar –
Terry – Porque nunca le pediste que se casara contigo – le cuestiono –
D. Grandchester – Porque nunca tuve el valor de enfrentarme a mi familia – Terry lo miro – es algo que tengo que aprender de ti – sonrío –
Terry – Tal vez no sea tan tarde – le sugirió –
D. Grandchester – Entonces crees que le guste esto – saco del bolso de su saco una cajita y mostro el contenido a Terry –
Terry – Por Dios es hermoso – abrió los ojos de la impresión –
D. Grandchester – Me sorprende tanto que te hayas levantado tan temprano – Terry lo miro confuso – me imagino que son los nervios – le dio una palmada en la espalda –
Terry – Me pregunto que estará haciendo Candy – suspiro, mientras en casa de Eleonor Laureen despertaba a Candy –
Laureen – Candy despierta dormilona – abrió las cortinas –
Candy – Otro rato mamá – se metió entre el edredón –
Laureen – Candy acaso ya no recuerdas que día es hoy – la miro interrogante –
Candy – Es viernes – dijo adormilada –
Laureen – Si y es el día de tu boda – Candy aventó las cobijas –
Candy – Es verdad mamá se me hará tarde para arreglarme – se puso de pie y comenzó a buscar sus pantuflas –
Laureen – Calama hija aún es temprano – se río – desayuna – le señalo la mesita que estaba junto a la ventana sobre ella había una charola –
Candy – Gracias mamá – intento controlar su respiración –
Laureen – Me imagino que estarás nerviosa – le cuestiono –
Candy – La verdad si – suspiro – nunca me imagine que llegaría este día – se llevo las manos al pecho –
Laureen – Lo amas demasiado verdad – lo afirmo –
Candy – Desde la primera vez que lo vi – le confesó –
Laureen – Me alegro tanto que por fin lo que ambos deseaban se cumpla – no pudo evitar que sus ojos se llenaran de lágrimas –
Candy – Porque lloras – le cuestiono –
Laureen – Hace apenas unos meses te encontré ahora te vuelvo a perder – se lamento –
Candy – Pero ahora ya sabes dónde encontrarme – intento consolarla –
Laureen – Hija espero que seas muy feliz – Candy la abrazo –
Candy – Mientras este con Terry lo seré – se veía muy segura –
Laureen – Anda come algo ya que aún faltan muchas cosas por hacer – se limpio los ojos – Cédric vendrá para ver que todo esté bien con el vestido – Candy la miro –
Candy – El vestido quedo hermoso – sonrío –
Laureen – Cédric es el mejor diseñador que hay – afirmo – Emily prepara el baño en un rato más, luego vendrá quien te maquillara y te ayudara con el peinado, Laureen dejo a su hija sola, en el fondo le dolía que ella se casara tan pronto ya que sentía que no había disfrutado lo suficiente a su hija, pero no había marcha a tras, Candy no parada de dar vueltas en su habitación ya que los nervios la estaban consumiendo, solo miraba el reloj quiso salir un rato pero no se atrevió de solo imaginar tanta gente se arrepintió, los minutos lentamente mientras se preguntaba ¿Qué estará haciendo Terry?, como a las tres de la tarde Emily fue a preparar el baño, Candy se baño mientras por su mente se remontaban todos los pasajes vividos desde que lo conoció, Cédric llego para ayudar a la chica a vestir, no paraba de alabarse a sí mismo por el maravilloso trabajo que había hecho en verdad Candy lucia hermosa, si ese era el vestido de la boda civil Candy no se imaginaba como sería el del enlace religioso, luego llego una chica que le ayudo a maquillarse, luego le ayudo con el peinado, Cédric sugirió que lo llevara sujeto en media coleta, solo unos broches de esmeraldas lo adornaban, el vestido era largo hasta el tobillo con una hermosa caída de la falda, era color champaña una cinta de seda color verde adornaba la cintura, cuando terminaron de arreglarla Cédric se maravillo aun mas cuando miro lo delicada y elegante que se veía la novia –
Cédric – Ve a llamar a Laureen – le ordeno a Emily –
Candy – En verdad hizo un gran trabajo – acaricio su vestido, en ese momento entro Laureen –
Laureen – hija luces hermosa – se llevo las manos al pecho –
Candy – Tu también – le dijo al verla –
Cédric – Es porque tu madre tiene es garbo y porte de una duquesa – le aseguro – la cual tu también heredaste –
Laureen – Isaac esta aquí – Candy sonrío –
Candy – Quiero verlo – se encamino hacia la salida –
Cédric – Niña no corras que arruinaras el vestido – le llamo la atención –
Candy – Lo siento – le guiño el ojo y se fue –
Cédric – Tu hija es una calamidad – le hizo saber a su amiga –
Laureen – Si ese es su encanto personal – se río –
Cédric – Nos vamos – le dijo a la dama –
Laureen – Si creo que ya es hora de irnos, él novio debe estar angustiado de que la novia no llega – se lo imaginaba –
Isaac – Candy te ves hermosa – le dijo en cuanto la vio –
Candy – Gracias – se ruborizo – lo dices porque eres mi hermano, hola Ane – la saludo –
Ane – Candy en verdad te ves preciosa – Candy le sonrió –
Laureen – Vamos tu novio debe estar nervioso – bajaba las escaleras junto con Cédric –
Isaac – Si ya espero por tanto tiempo creo que una hora mas no le hará daño – se burlo –
Candy – No digas tonterías – se puso nerviosa –
Isaac – Sería bueno que lo hicieras esperar un rato – la seguía molestando, ella frunció el seño – está bien vamos – reconocía esa mirada – mientras ellos se alistaban para salir en casa de Terry todo estaba listo, el banquete, algunos invitados empezaban a llegar, entre ellos Albert, Archie claro que cada uno iba acompañado de su respetiva pareja, Albert llego acompañado de Eugénie mientras que Archie llego con Eurídice, ambos se notaban felizmente entusiasmado, luego llegaron Stear, Paty con la pequeña Stephania, minutos después llegaron Los Legan junto con la tía abuela, al mismo tiempo llego Robert con su esposa y algunos conocidos de Terry y de su madre, Eleonor fue a ver a su hijo –
Eleonor – Terry puedo pasar – toco la puerta –
Terry – Adelante – se estaba acomodando la corbata –
Eleonor – Que buen mozo te vez – se acerco a su hijo – los invitados empiezan a llegar – Terry la miro –
Terry – El juez ya llego – cuestiono nervioso –
Eleonor – A un no – dijo tranquila –
Terry -¡Cómo! – Casi grito – se supo que Candy no tarda en llegar – se puso nervioso – si no llega no habrá boda –
Eleonor – Calma hijo – lo detuvo al ver que estaba por irse – toma ponte el saco – le dio la prenda – te aseguro que llegara al igual que tu novia – le sonrío –
Terry – Gracias por todo – tomo aire y se puso el saco –
Eleonor – Así está mucho mejor – le dio un tierno beso en la mejilla, en ese momento llamaron a la puerta – Adelante – era la Sra. Rose –
Sra. Rose – Llego el juez Sra. – le aviso, Terry dio un suspiro de alivio –
Eleonor – Te lo dije y tú que ya estabas preocupado – miro a la empleada – en un momento bajamos – ahora solo a esperar que llegue la novia – Terry se volvió a poner nervioso, el bajo junto con su madre solo sus amistades más allegadas estaban presentes, los único con cara de pocos amigos eran Elisa y Nial, Terry no dejaba de mirar la puerta de la entrada, solo esperaba a que ella llegara –
Albert – Estas nervioso – le dijo a su amigo en cuanto se acerco a él –
Terry – Para qué negarlo – sonrío –
Albert – Espero que la hagas muy feliz – parecía una petición –
Terry – Lo será te lo aseguro –dijo firmemente, en ese momento llamaron a la puerta, Terry se estiro para ver si era Candy quien llegaba, pero eran Laureen, Cédric y Ane, Terry o dudo en ir a preguntar por su novia – ¿Dónde esta Candy? – les cuestiono a los recién llegados –

Continuación capítulo 166

Comentarios

comentarios

Check Also

LA PROMESA DEL OCÉANO… CAPITULO 3

CAPITULO 3 Voces lejos, muy lejos apenas perceptibles gritando con desesperación, unos brazos fuertes que …