Home / Fan trabajos / Capitulo 164

Capitulo 164

CAPITULO 164

SETIEMBRE… UNA EXTRAÑA FORMA DE HACER UNA TREGUA

Terry y Candy miraban desde la colina el bello paisaje, entre risas recordaban todo lo que había pasado para poder estar ahí juntos, Candy miro hacia el hogar, Ane le hacía señas a lo lejos, sabía que era hora de regresar al hogar, ella suspiro profundamente no quería ocultarle nada a Terry pero si sabía que Richard había estado ahí seguramente se pondría furioso y pensaría que también la fue a buscar a Chicago.

Candy – Terry vayamos al hogar – le dijo mientras acariciaba un mechón de su cabello –
Terry – No podemos quedarnos así otro rato – dijo tiernamente ya que estaba disfrutando el momento –
Candy – Me gustaría – sonrío – pero no he saludado a la Srita. Pony ni a la hermana María – le explico –
Terry – Que remedio – se levanto –
Candy – No te quejes – él le dio la mano para que ella se levantara –
Terry – Tu hermano se sintió mal – le pregunto mientras bajaban la colina –
Candy – No – dijo despreocupadamente –
Terry – Entonces porque corrió al hogar en cuanto llegamos – Candy no sabía que decir –
Candy – No le pregunte bien a Ane – se escudo en su amiga –
Terry – Están tramando algo – le pregunto, Candy tomo su mano para tranquilizarlo mientras en el hogar –
Hermana María – Entendieron – les dijo a los niños –
Cáterin – Porque tenemos que ocultar que Richard vino al hogar – le cuestiono –
Srita. Pony – No es que lo ocultemos solo debemos no mencionarlo frente a Candy y Terry – se notaba nerviosa –
Mark – Acaso no es como decir una mentira, ustedes nos han dicho que eso es malo – les recrimino –
Srita. Pony – Bueno es que… – ya no sabía que mas decir –
Isaac – Miren niños – ellos voltearon a verlo – no es una mentira, solo mantengamos en secreto esto hasta que Terry se vaya – los niños parecieron no comprender – el tiene un carácter pésimo, se enoja demasiado y no queremos que eso pase – sonrío – si él se entera que Richard estuvo aquí tal vez se enoje mucho y pele con Candy y nosotros no queremos que eso pase o acaso quieren ver llorar a Candy – los niños movieron la cabeza en señal de negativa – entonces si el enojón de Terry pregunta sobre sus regalos diremos que alguien los dono, les parece – esperaba poder convencerlos –
Cáterin – Disculpe cuando yo sea grande voy a poder tener dos novios como Candy – Isaac ya no supo que responder, Ane entro en su ayuda –
Ane – Ella no tiene dos novios – le explico – Richard es solo su amigo – la niña sonrío – quieren chocolates – los niños pusieron cara de felicidad y siguieron a Ane –
Isaac – Lamento que esto pasará – les pidió una disculpa a la hermana María y a la Srita. Pony –
Srita. Pony – No hay nada de que disculparse solo son casualidades – dijo serenamente, en ese momento la risa de Candy se escucho –
Candy – Srita. Pony – soltó la mano de Terry y la abrazo – que felicidad verlas –
Hermana María – Candy nos alegra tanto verte – sonrío –
Candy – A mi también – también la abrazo –
Srita. Pony – Joven Grandchester – lo saludo –
Terry – Como están – saludo amablemente, en ese momento Mark entraba con un chocolate en la mano, miro a Terry y le saco la lengua –
Mark – Si se enoja con Candy yo la defenderé – intento verse molesto –
Hermana María – Mark no seas grosero – lo reto pero el niño se fue corriendo y la hermana de tras suyo –
Candy – Que le pasa – cuestiono curiosa –
Isaac – Es que Terry no puede ocultar su pésimo carácter – dijo a modo de burla y se fue da ahí para alcanzar a Ane –
Terry – Mira quien lo dice – le contesto con sarcasmos – frunces tanto el ceño que se te ven las pecas – le replico, Isaac lo volteo a ver desafiante, Candy y la Srita Pony se les quedaron viendo –
Srita. Pony – Gustan un poco de té – intervino – Candy por que no llevas a Terry al comedor – le sugirió –
Candy – Vamos Terry – lo tomo del brazo y se lo llevo –
Terry –Tu hermano me exaspera – dijo entre dientes –
Candy – Tu estuviste de acuerdo en que viniera – le recordó, en ese momento el sonar de una carreta se escucho muy cerca –
Cáterin – Es Tom – se asomo por la ventana, todos los niños salieron corriendo del lugar –
Terry – Tom – se quedo pensando – recuerdo ese nombre – enarco una ceja – acaso Pony Flash no era un caballo de su granja – Candy lo miro –
Candy – Si así es – le sonrío –
Tom – Hola Candy – dijo muy eufórico cuando entro y la vio, fue directo a abrazarla –
Candy – Hola Tom – respondió del mismo modo mientras Terry los miraba –
Terry – MMM – hizo un sonido para llamar su atención –
Candy – Tom quiero que conozcas a alguien – lo dejo de abrazar – el es Terry Grandchester mi prometido – se sonrojo –
Tom – Si supe que te casaras – se acerco a Terry – cuanto lo siento – lo abrazo como lamentándose – nunca me imagine que encontrarías a alguien que soporte tu carácter – se burlo –
Candy – Eres un tonto – se enojo mientras Terry miraba confundido –
Tom – Ja, ja, ja – no te enojes Candy sabes que todo es broma – se disculpo –
Candy – Pues no me gustan tus bromas – le dio un golpe en la cabeza –
Terry – Ja, ja, ja – se rio –
Candy – De que te ríes – le cuestiono sorprendida –
Terry – De nada – la abrazó para calmarla –
Tom – Me alegra tanto verte y sobre todo tan contenta – se paro junto al marco de la puerta –
Cáterin – Hola Tom – lo saludo con su tierna voz – porque tardaste tanto – le cuestiono –
Tom – Es que cuando venia para acá me encontré a… – se quedo callado – una persona deseaba ir a la estación de tren y la lleve – miro a Candy –
Ane – Tom que gusto verte – se acerco a saludar –
Tom – Hola Ane hace tanto que no venias – le sonrío – dime como esta Archie – Isaac lo miro –
Ane – Tom Archie y yo terminamos hace mucho – se acerco a Isaac – el es mi novio – tomo el brazo del chico –
Tom – Como cambian las cosas – parecía confundido –
Srita. Pony – Gracias por traer la leche – le dijo amablemente al chico –
Tom – Nada que agradecer – recordó que tenía que bajar los recipientes, el sonido de un motor se escucho cerca, Candy se asomo por la ventana –
Terry – Llegan demasiado tarde – le dijo a su novia –
Candy – Si, pero al menos no tendremos que caminar hasta la casa de Albert – le guiño el ojo –
Isaac – Tranquilo Grandchester ya no tendrás que caminar con el equipaje de Candy – se volvía a burlar de ella –
Tom – Así que estarás unos días por acá – se dirigió a la chica –
Candy – Oye Tom nos puedes prestar unos caballos para salir mañana a cabalgar un rato – Ane, Isaac y Terry la miraron confundidos –
Tom – Claro que si – le aseguro –
Candy – Gracias – se río –
Tom – Me tengo que ir, Candy a qué hora quieres los caballos – le pregunto –
Candy – Como a las diez de la mañana – se acerco a Terry –
Tom – Ahí estaré a esa hora – se dirigió a la salida, luego de bajar la leche, Tom se marcho mientras los niños corrían detrás de su carreta, la hermana María y la Srita Pony les dieron un poco de leche fresca a sus invitados –
Candy – Que rico – dijo gustosa y se tomo el contenido del vaso –
Srita. Pony – Candy no es que deseemos que se marchen pero pronto anochecerá – le dijo a la chica –
Ane – Será mejor irnos antes de que eso pase – se puso de pie –
Terry – Muchas gracias – se dirigió a las damas –
Isaac – Fueron tan amables – también se levanto –
Terry – Candy creo que debes entregarles algo – le recordó –
Candy – Es cierto – saco algo de su bolso – Srita. Pony, Hermana María, Terry y yo queremos entregarles esto – extendió un sobre –
Srita. Pony – Gracias – lo tomo, la hermana se acerco a ver que era ambas sonrieron – la invitación de tu boda – se pusieron felices – que felicidad Candy – se le llenaron sus ojos de lágrimas –
Hermana María – Felicidades a ambos – abrazo a Candy, los chicos se despidieron y abordaron el auto que ya los esperaba y que los llevaría a la casa de Albert, las miradas que se lanzaban Isaac y Terry parecían filosas navajas queriendo herirse una a otra –
Candy – Hace mucho que tenía ganas de montar – dijo para entablar conversación –
Terry – En verdad crees que sus caballos aguanten el paso – parecía dudarlo –
Candy – Los caballos que se crían en el racho de Tom son excelentes – frunció el ceño –
Isaac – Sera interesante – sonrío maliciosamente – veremos si cabalgas tan mal como cuando estábamos en el colegio – le recordó, Terry lo miro fríamente mientras apretaba los puños de sus manos – acaso ya olvidaste cuantas veces Teodora te tiro – enarco una ceja –
Ane – Isaac por favor – tomo su mano para calmarlo –
Candy – Terry es muy bueno montando a caballo – lo defendió –
Isaac – Eso ya lo veremos mañana – se volteo, Terry no dijo nada ya que lo que había dicho Isaac era cierto, si no hubiese sido porque el mismo Isaac fue quien le enseño a cabalgar lo hubiese golpeado en ese momento, no mas palabras ni conversaciones, solo silencio e incomodidad por parte de los dos chicos, Candy levanto la vista, comenzó a reconocer aquel camino, miro hacia el frente ahí estaba a unos metros aquel hermoso portal de rosas –
Candy – Ya casi llegamos – su voz sonaba alegre –
Ane – Las rosas aun no caen – dijo al observar el portal –
Terry – ¡Rosas! – parecía sorprendido –
Isaac – Acaso no sabías que esta casa fue donde Candy creció – Terry lo miro, al parecer Isaac si lo sabía – ya lo veo – creo que te falta mucho por saber de ella – se río burlonamente –
Terry – Ese jardín de rosas debe ser – se dijo en voz baja y comenzó a recordar cuando Candy le hablo de Anthony –
Candy – Todo está tal como lo recuerdo – el auto entro al jardín –
Isaac – Parece que alguien nos espera – les hizo saber –
Ane – Seguramente Albert aviso que vendríamos – sonrió, Isaac no dejaba de mirar a Terry ya que parecía ausente –
Candy – Es Dorothy – el auto se detuvo, Candy bajo de inmediato para abrazar a su antigua amiga – hola Dorothy – corrió hacia ella –
Dorothy – Candy que gusto verte – abrió los brazos para recibirla, Candy la abrazo cuidadosamente –
Candy – Dorothy – le dijo al ver su abultado vientre –
Dorothy – Me case hace un año – le explico mientras acariciaba su vientre –
Candy – Que bien – sonrío –
Isaac – Candy – la llamo en ese momento la chica recordó que había llegado con ellos –
Candy – Lo siento – se disculpo –
Ane – Ella es así – le explico a su novio –
Isaac – Tu no dices nada – se dirigió a Terry –
Terry – Buenas tardes – dijo secamente –
Dorothy – El Sr. Williams nos dijo que vendrían – abrió la puerta – pasen sus habitaciones están listas – el chofer saco las maletas del auto –
Candy – Dorothy no seas tan formal – le recrimino –
Dorothy – Las cosas cambian – le dijo Candy se quedo callada, todos se adentraron a la casa, Candy miro que seguía igual que la última vez que la visito eso había sido cuando se entero quien era en realidad Albert, Dorothy los guio a las habitaciones – Esta es donde tu dormías – le dijo a la chica –
Candy – Yo me quedare con Ane – Isaac y Terry se miraron –
Dorothy – Los llevare a sus habitaciones – les dijo a los dos chicos, primero dejo a Isaac en una elegante habitación –
Isaac – Gracias – le dijo amablemente a la chica –
Dorothy – En un momento traerán su equipaje – cerró la puerta – sígame – le dijo a Terry – junto a esa habitación estaba otra – esta será su habitación – le dijo a Terry – en un momento traerán su equipaje –
Terry – Gracias – no se notaba muy feliz – disculpe quisiera hacerle una pregunta – la chica se quedo parada junto a la puerta – ¿De quién era esta habitación? – le cuestiono –
Dorothy – Esta habitación perteneció al Srito. Anthony – Terry puso cara de molestia al saberlo – desea el joven algo más – Terry movió la cabeza negativamente, Dorothy cerró la puerta, Isaac estaba parado a las afueras de la habitación – se le ofrece algo – le pregunto al verlo ahí –

Continuación del capítulo 164

Comentarios

comentarios

Check Also

LA PROMESA DEL OCÉANO… CAPITULO 3

CAPITULO 3 Voces lejos, muy lejos apenas perceptibles gritando con desesperación, unos brazos fuertes que …