Home / Fan trabajos / Caminos del destino Capítulo 32

Caminos del destino Capítulo 32

CAMINOS DEL DESTINO

POR SHELSY

 

Trenes

La gripe Española seguía cobrando vidas, tras dos días de luchar contra el virus finalmente Wendy perdió la batalla, sus pulmones terminaron desangrándose, en vano fueron los esfuerzos por suministrarle los medicamentos ya que iba en una situación muy grave. Shanon había permanecido a su lado hasta el último momento, tenía un sentimiento de culpa pero también entendía que todos somos dueños de nuestras propias decisiones, la situación con Wendy le había dado una dura lección, dejaría atrás esa vida y comenzaría de nuevo, la cercanía con John durante esos dos días también la habían hecho recapacitar, no entendía muy bien pero empezaba a sentir algo por el galeno, el amor era un buen aliciente para empezar a cambiar su vida.

Si el amor era un buen motivo para recomenzar también eso entendía Paty, quien después de cuatro días pudo disfrutar nuevamente de su vida cotidiana, ni siquiera espero la visita de John para retomar sus actividades, quería sentir el calor del sol en su piel y el cálido abrazo de los niños, lo primero que hizo fue salir y disfrutar la belleza de la colina, respirar el aire puro que llenaba sus pulmones. La abuela Martha agradecía a Dios por la salud de su nieta y pedía también por aquellos que no habían logrado salvar su vida. La joven maestra visito la tumba de la pequeña Alice por quien dijo una oración en silencio, después de eso volvió al Orfanato para ayudar a preparar los alimentos, justo antes de la llegada de John a quien esperaban para agradecerle con un pequeño gesto tantas atenciones recibidas.

Laila Connor también estaba recuperada por completo, en días posteriores iría a visitar a Paty para agradecer y también quería indagar mas sobre la doctora en tanto recibía respuesta del Conde Rosell, antes de asegurar cualquier cosa necesitaba reunir todas las pruebas necesarias, un presentimiento le hacía saber que estaba muy cerca de la verdad. Sin embargo el Conde Giraldi estaba decidido a encontrar antes a la hija de Rosell, por lo que hizo llamar a Tadeo uno de los hombres de mayor confianza para darle instrucciones especificas para evitar ese encuentro, aquel hombre era robusto y alto, su semblante bastante sereno siempre y bajo cualquier circunstancia, apenas llego y Giraldi aseguro la puerta

  • Te hice venir porque tengo una nueva misión para ti – dice en tono muy bajo – pero antes de decirte lo que quiero, necesito que me digas todos los detalles sobre aquel día cuando robaron a la hija de Rosell, quiero saber cada detalle de ese dia – dijo acomodándose en la silla delante del escritorio
  • Detalles? – pregunto – se lo conté todo cuando volvimos
  • Lo sé, pero quiero saber cómo iba vestida la bebe, la manta que llevaba o alguna prenda en especial – repone

El hombre comenzó a recordar ese día, como podía olvidarlo….

 

>>>>>>>>>>><<<<<<<<<<<

 

Varios hombres estaban reunidos alrededor de una fogata, afuera de una vieja choza en medio del bosque en algún lugar de Australia, las chispeantes flamas aminoraban un poco el frio del mes de Septiembre, uno de ellos se puso de pie para prepararse a marchar apenas amaneciera – Luciano solo tu vendrás conmigo – indica con voz ronca y clara

  • Pienso que deberías llevar más hombres – repone uno de ellos
  • No necesito más gente – dice enfundando su pistola
  • Podrías necesitar apoyo – insiste
  • Claro – exclama burlón – un bebe de unos meses suena muy peligroso ¿tú qué piensas? – pregunta a Luciano

Se ríe también – si suena peligroso, sobre todo sabiendo que una mujer débil y cansada está cuidando de ella – agrega con ironía

  • Está bien no discutiré – dice resignado el hombre volviendo a su asiento
  • Nos iremos antes del amanecer, a esa hora la mujer sale a buscar alimento – indica – será de lo más fácil, una vez con la niña ya veremos que hacemos – concluye

Así pues como lo había planeado emprendieron su camino, no estaban muy lejos por lo que llegaron muy a tiempo, aquella mujer se encontraba adormilada, miro a su pequeña bebe y la abrazo contra su pecho, luego le dio la bendición y puso algo sobre su pecho, se levanto y se retiro en busca de un poco de alimento, sus ropas rasgadas y sucias eran una muestra de los días que había pasado en el abandono. Apenas se retiro y Luciano corrió al lugar donde estaba la bebe, Tadeo lo siguió vigilando sigilosamente que nadie estuviera cerca, tomaron a la bebe y se escabulleron entre el bosque, pero antes de llegar a la choza aquel hombre robusto le pide a su compañero que se detengan – pero que sucede – inquiere Luciano

  • No te parece que es una infamia lo que nos ha pedido el Conde – pregunta

El hombre mira a la bebe que tenía en sus brazos afirmando con la cabeza – pero si no hacemos lo que nos dice….. nos tiene en sus manos, podría hacerle daño a mi familia – asegura con miedo

  • Entonces es correcto que muera un bebe para preservar la vida de nuestras familias – repone con su acostumbrada tranquilidad
  • No entiendo, ¿qué me quieres decir’ – pregunta – creí que tú eras uno de los hombres más fieles del Conde, ¿qué pretendes que haga? – inquiere
  • Mira – dice apretando sus labios – sucede que…… yo conozco bien al Conde, se varios secretos y además se como dejarlo conforme tras algún percance que pudiera suceder en cada misión que nos manda – indica el hombre
  • ¿Qué quieres decir Tadeo?, se claro conmigo no me confundas – dice mirando hacia todas partes cuidando que no viniera nadie
  • Estas tan nervioso – dice el hombre – Aquí en esta maleta tengo suficiente dinero para que te vayas a cualquier parte del mundo, para que desaparezcas – dice mirándolo fijamente – también una carta de tu esposa – dice sorprendiendo a Luciano
  • ¿De mi esposa? – pregunta intrigado – pero que tienes que hacer con una carta de mi esposa
  • Ella te espera en el puerto aquí en Australia – dice con suficiencia – de todos los hombres en ti es en quien más confío – continua – no puedo permitir esta clase de actos así que te pido que tomes el dinero y a tu familia y te desaparezcas para siempre, es dinero suficiente para darte una vida decente, pero sobre todo libre
  • No entiendo Tadeo – dice confundido – como puedo estar seguro que no le dirás donde estoy, querrá matarme en cuanto se entere – dice con miedo
  • Nadie mata dos veces a la misma persona – indica – le diré que hubo una riña y que otros hombres buscaban a la niña, que los enfrentamos y que desgraciadamente te fuiste por un cañón hasta el fondo cuando te aventaron de la carreta en donde huían

El hombre se queda pensativo, comenzaba a convencerse – y, ¿por qué no huyes tú?, si me vas a dar dinero quiere decir que no tienes necesidad para quedarte al servicio del Conde – pregunta desconcertado

  • Yo aun tengo un asunto pendiente con el – repone – he esperado años y tendré que esperar otros tantos para poder concluir con lo que tengo pendiente – dice algo desanimado
  • Está bien – dice resignado – no voy a desperdiciar la oportunidad
  • Solo te pido que te lleves la carreta a todo galope – indica – todo debe ser creible entiendes, yo me encargo de la bebe – dice pensativo
  • Bien pues entonces suerte Tadeo y gracias por esta oportunidad
  • Anda vete ya – dice con voz fuerte y tomando entre sus brazos a la pequeña bebe, acomodo la muñeca entre sus ropas y luego caminó por entre el bosque hasta donde estaba una humilde casa, ya había estudiado la situación y tomo sus precauciones, llamo a la puerta y una mujer de color abrió, no se sorprendió al verlo
  • Señor – dijo mirando la bebe – pensé que ya no venia
  • Necesito que te vayas de inmediato – ordena
  • Pero no se a donde ir, soy una simple vendedora
  • Arréglatelas, te daré un poco de dinero pero júrame que te iras de aquí
  • Está bien señor, tomare algunas cosas y me iré, esta pequeña no tiene porque morir la cuidare con mi vida

Después de eso aquel hombre salió y busco un pequeño barranco que tenía también visto, todo tenía que ser creíble por lo que se dejo caer golpeándose en varias ocasiones, su ropa quedo desgarrada, como pudo se incorporo y volvió a la choza junto con sus otros amigos quienes al verlo de inmediato lo atendieron

  • ¡Pero qué demonios¡ – expreso uno alarmado
  • ¿Qué sucedió? – pregunto otro
  • Nos emboscaron – Tadeo comienza a relatar todo tal cual lo planeo, aquellos hombres ingenuos creían todo lo que les decía – y es así como Luciano murió – concluye
  • Debemos ir por el cuerpo – dice uno sorprendido
  • Y qué tal si vuelven con mas hombres – replica el herido – podrían acabar con nosotros eran cuatro los que nos atacaron y no dudo que regresen
  • Pero entonces ¿qué le diremos al Conde? – pregunta uno nervioso
  • Yo me encargo – repone Tandeo – fue un accidente y ellos tienen a la niña, no sabemos si iban a salvarla o solo la querían para venderla
  • Es verdad – dice uno convencido – tal vez observaron a la mujer y decidieron robarla para venderla eso es muy común en estos rumbos
  • Entonces es mejor empacar y largarnos de aquí – dice determinante, todos obedecieron y antes de medio día se encontraban abordando un barco rumbo a Inglaterra…

 

>>>>>>>>>>>>><<<<<<<<<<<<<

 

El Conde lo saco de sus pensamientos – y bien ¿qué es lo que recordaste? – pregunta impaciente

  • Lo mismo que le conté hace casi veinte años, aquellos hombres nos tomaron por sorpresa, se llevaron a la niña tal vez para venderla – repone con seguridad
  • Pero la criatura traía algo puesto en sus ropas, algún juguete …. – pregunta desesperado
  • No señor, que yo recuerde solo la manta – repone secamente
  • Está bien, ya no te atormentare mas con preguntas – dice resignado – ahora quiero pedirte otra cosa
  • Diga usted ¿qué es lo que necesita de mi?
  • Mi nieta Fanny estará algún tiempo con nosotros y quiero que la lleves a los lugares donde ella desee, por la situación ella pudiera ser agredida así que te encargaras de su seguridad – dice el anciano
  • Bien como usted diga – dice finalmente
  • Es todo ya puedes retirarte – antes de salir aquel hombre se quedo algo pensativo
  • Amo – dice con seriedad
  • ¿Qué sucede? – pregunta con curiosidad
  • Anoche estuvo muy inquieta, se escuchaban sus gritos por todo el castillo – señalo Tadeo
  • Si lo sé – dice apretando la boca – debí dejarla morir hace años – murmura
  • Si la Srita. Estephany permanecerá una temporada aquí será mejor trasladarla a otro lugar
  • Si tienes razón – dice pensativo – hay un nivel más abajo las paredes son muy anchas y no creo que traspase el ruido, llévala ahí y ordena a uno de los hombres que lleve el alimento y agua.
  • Bien así lo hare – dice el hombre y sale de la habitación

El Conde Giraldi se quedo un momento más pensando en sus asuntos “ Rebeca pobre de ti, cuanta fue tu ambición que terminaste viviendo en la celda de mi castillo y pensar que Fanny esta tan cerca de ti y no puedes siquiera saberlo”, “ es el precio que pagaste por matar a Emilia la esposa de Lissandro, yo solo me apiade de ti “ dice burlón “ hubieses muerto aunque no hay mucha diferencia estas muerta en vida” dice maliciosamente.

Fuera del Castillo Tadeo esperaba pacientemente a la joven que de ahora en delante estaría bajo su protección, apenas llego y subieron al coche que los condujo hasta el centro de la ciudad de Londres para que la joven y caprichosa dama hiciera las compras necesarias, durante el trayecto no dudo en interrogar al hombre que trataba de ignorarla ya que no le agradaba mucho la idea de estar a su servicio.

  • Usted lleva mucho tiempo trabajando para mi abuelo ¿no es así? – inquiere con curiosidad
  • Si, desde antes que usted y el joven Jean Paul nacieran – repone
  • Entonces debe saberle muchos secretos a mi abuelo – dice mirándolo fijamente
  • ¿Secretos? – pregunta con indiferencia
  • Sabemos que mi abuelo guarda muchísimos secretos, eso es algo innegable – continuaba la joven
  • Si es tan obvio no entiendo porque lo pregunta
  • Sabe que anoche escuche gritos muy fuertes, gritos que erizaban la piel casi no pude dormir – dijo recordando

Tadeo se sorprendió un poco pero sabia controlar la situación – el castillo es muy grande y hace mucho que se mando construir sobre lo que era un convento no dudo que se escuchen los ecos que durante el día se acumulan en sus paredes, además yo no escuche nada

  • Pues yo sí, parecía como si pidiera ayuda – dijo sintiendo un escalofrío por su cuerpo
  • Estaré atento esta noche, para que nada interrumpa su sueño – dice con serenidad
  • Tadeo – dice la joven mirándolo fijamente – sabemos que no simpatizamos pero ya que mi abuelo insistió tanto en tener protección y siendo usted uno de sus hombres más confiables soportare su compañía – dice la joven dando por concluida la conversación

El hombre solo asintió con la cabeza, sabía que era una labor difícil ya que estaba acostumbrado a salir solo a cualquier sitio.

Una vez que llegaron a la ciudad se condujeron hacia las tiendas más exclusivas donde Fanny pudo olvidarse del mundo y dedicarse solo a ella. En otro punto de la ciudad un caballero bien disfrazado caminaba por las calles acompañado de su fiel amigo Mark quien al paso de los años se había convertido en un adolescente aunque con su mismo sentido del humor, Terry no soportaba el encierro y sabia bien como pasar desapercibido para las personas, una simple gorra y una barba artificial lo hacían ver mucho muy diferente.

  • Iremos a la librería necesito algunos títulos, ya he leído bastantes de la biblioteca de mi padre – dice el joven entrando en el pequeño establecimiento
  • Si Terry, además recuerda que debemos llegar por las telas de Katherine – agrega Mark
  • Tienes razón entonces debemos darnos prisa quiero aprovechar la tarde para cabalgar un poco

Al terminar sus asuntos en la librería se condujeron al almacén donde recogerían las telas que ya estaban pedidas, fuera de la tienda un hombre robusto caminaba de un lado a otro desesperado, el inglés lo miro con curiosidad al pasar junto a él, ambos jóvenes entraron y se dirigieron con el encargado quien de inmediato salió en busca del paquete. Frente a los estantes una joven dama miraba fascinada las sedas y los shiffones – Desearía llevarlos todos – dice emocionada a la empleada que la atendía pacientemente

  • Creo que será mejor salir de aquí – murmura en voz muy baja el joven
  • ¿Qué sucede? – pregunta el inglés con curiosidad
  • Aquella joven que esta por allá es la nieta de Giraldi, debe venir acompañada por alguno de sus matones no creo que se haya atrevido a salir sola – explica

Terry se sorprende pensativo, tal vez las oportunidades venían solas sin buscarlas – ¿estás seguro que es ella? – pregunta

  • Claro que si, le conozco bien es una chica muy conocida en Escocia y Londres – dice convencido
  • Entonces lo más correcto será ponerme a sus pies – dice el joven conduciéndose hasta donde se encontraba la joven, para esto el joven de ojos azules se deshizo de la barba que ocultaba su rostro – Disculpe señorita – dice captando la atención de la dama
  • ¿Es a mí? – pregunta sorprendida y casi sin aliento al ver la hermosura de aquel hombre
  • Si es a usted, perdone mi atrevimiento pero no puedo evitar presentarme y ponerme a sus ordenes – dice el joven haciendo una reverencia que dejo casi paralizada a aquella dama
  • Ho, pues es un placer conocerlo Señor?… –
  • Terruce llámeme Terruce Graham – dice el joven depositando un beso en la mano de la joven
  • Mi nombre es Estephany pero me puede llamar Fanny – dice la joven nerviosa aun
  • No le molesto mas, me retiro solo espero verle de nuevo – dice el joven sabiendo que había logrado su propósito, Mark desde el mostrador casi no creía lo que había hecho su rebelde amigo, tomo el paquete y salieron del lugar, la joven dama aun lo siguió con la mirada a través de la ventana.
  • Me quieres decir ¿qué fue todo eso? – pregunta en tono serio
  • Fue un plan de último momento – dice el inglés – no pude dejar escapar la oportunidad creo que esto será mucho más sencillo de lo que pensé – agrega
  • No te entiendo, aun después que te dije que ella era la nieta de Giraldi tú haces tal cosa, cuanto se entere tu padre se pondrá muy molesto – decía el joven pero el inglés sonreía complacido
  • Mark tranquilo es que no entiendes – dice llegando al coche donde ambos abordan
  • Es evidente que no entiendo, no se a que viene una chica tan engreída como Fanny – dice algo mortificado
  • Si lo que quiero es que Giraldi pague por lo que le hizo a mi padre la única forma es estando cerca de él, sabiendo sus movimientos y sin que el sepa quién soy yo, por eso me presente como Terruce Graham, ¿entiendes ahora?
  • No lo sé – dice el joven negando con la cabeza – te puedes meter en verdaderos problemas si se llega a enterar que eres hijo del Duque
  • Pero no se va a enterar –dice lanzando una mirada fulminante al pobre joven que se sumía en su asiento.
  • Debes ser muy cuidadoso entonces con cualquier cosa que hagas, esa chica es de cuidado es lo único que te puedo decir – refunfuña
  • Yo también soy de cuidado o se te olvida también eso – dice satisfecho de su acto
  • Si lo sé también – el joven se quedo un momento pensando – entonces ya te olvidaste de Candy, yo pensé que… – pregunta pensativo

El inglés se queda casi paralizado – no deberías pensar – lo interrumpe – debo concentrarme en lo que hare – dijo sintiendo una gran tristeza porque sabía bien que si quería llevar a cabo sus planes tenía que olvidarse de su amada pecosa.

Continuo manejando hasta llegar a la Cabaña donde se escondían, por la tarde salió a cabalgar para aclarar sus pensamientos y planear su próximo movimiento. Mientras Fanny llegaba al castillo una constante sonrisa inquietaba a Tadeo pero entendía que siento una chica tan frívola todo era normal en ella, apenas llegaron y el hombre salió casi disparado a los túneles, camino al interior en el segundo nivel llegando hasta donde se encontraba un hombre ya mayor – Tadeo hace tiempo no te veía por aquí – dice con gusto al verlo

  • He tenido muchos asuntos que atender – indica – El Conde me ha encargado hacer varias cosas – ¿Cómo está? – pregunta con curiosidad acercándose a una celda
  • Estos últimos días ha empeorado – repone – anoche debiste escucharla ¿no?
  • Si por eso vine, la llevare al nivel de abajo, antes de salir di órdenes para que le prepararan una celda que fuera más acogedora que esta – dice mirando a la indefensa criatura que estaba en posición de feto sobre un montón de trapos sucios – ¿cada cuando la bañan? – pregunta
  • Lo más seguido que podemos, ella misma no se deja y nadie quiere venir a ayudar – indica el hombre
  • Ábrela por favor – dice indicando a la cerradura

El hombre abre mucho los ojos sorprendido – Pero ¿estás seguro, no se pondrá agresiva?

  • No, conmigo no se pondrá agresiva – dice tranquilizándolo
  • Está bien – dice mientras abre la puerta, apenas entro Tadeo y aquella mujer se abalanzo sobre el
  • Tranquila, tranquila – decía mientras acariciaba sus cabellos – Madame le llevare a otra habitación entiende, más limpia y donde tendrá algunas cosas que le gustaran – dice mirando a aquella mujer que solo balbuceaba – vamos acompáñeme, ambos salieron y caminaron un nivel más abajo, sus piernas estaban lastimadas y caminaba con dificultad, pero sabía que ese hombre le había salvado la vida y no la dejaría sola, abajo las paredes eran tan anchas que sería imposible que alguien le escuchara, al llegar la habitación tenía una cama con sabanas blancas, un taburete y una mesita con algunos objetos – mira hay hojas de papel y un tintero puedes dibujar lo que quieras, pero antes te darán un buen baño y te cortaran los cabellos – indica – la mujer negaba con la cabeza resistiéndose a sus ordenes – Rebeca no le puedo ayudar más, si quiere recuperarse entonces debe cooperar, me es difícil atenderla a usted ya que debo estar a las ordenes del Conde – aquella mujer entendía dentro de su cabeza, aquel accidente la había dejado sin habla, solo emitía sonidos que manifestaban su estado de ánimo, pero algo no podía olvidar que el causante de su desgracia era el Conde Giraldi y ahora solo le quedaba conformarse con la ayuda que su protector le pudiera dar, una vez limpia y con el cabello corto, le llevaron alimentos y la dejaron una vez más en esa celda que sería su nuevo hogar.
  • Madame tratare de venir con más frecuencia – indica Tadeo despidiéndose de su protegida, se dirigió con el hombre que cuidaba esa parte del castillo – Sr. Pil quiero pedirle que esté atento a cualquier cosa que necesite o que note usted que se requiera, después de todo no tiene a nadie que cuide de ella – indica el hombre

El hombre asiente con la cabeza – usted y yo sabemos que si tiene a alguien, pero bajo estas circunstancias – dice mirando a la mujer – hare todo lo que pueda para que no se altere – Tadeo se despide y regresa a sus múltiples ocupaciones.

En su habitación Estephany terminaba de guardar todo lo que había comprado y sonreía constantemente recordando al caballero que conoció en el almacén, realmente quedo absorta con su presencia, soñaba despierta y ansiaba volverle a ver.

 

Varios días pasaron y en Chicago Wendy trabajaba como voluntaria en el Hospital, después de lo sucedido con Shanon tomo la decisión de ayudar aun si no recibía paga por parte del Hospital, Sara se encargaba de darle lo necesario para sobrevivir en lo que la situación mejoraba en los Estados Unidos. John miraba con aprobación el trabajo de la dama, pero ella lo único que deseaba era acercarse más al galeno, sin embargo el corazón del joven doctor ya había sido conquistado por alguien más; y precisamente la dueña de sus pensamientos había preparado una sesta con galletas y una botella de vino para agradecer las atenciones recibidas durante su enfermedad, caminaba apresuradamente por las calles cubriendo su boca para evitar contagio, entro al hospital y pregunto en recepción por el galeno dándole las indicaciones de forma inmediata ya que era bien conocida en el Hospital. Ese día Wendy se encontraba en el consultorio con John ayudaba a cambiar un vendaje y hacer una curación, la joven aprendía rápido lo que complacía al joven doctor, al terminar la joven limpio todo impecablemente – has hecho un muy buen trabajo Wendy – dice el joven mirándola con aprecio

  • Es poco con todo lo que he recibido por parte de ustedes, nunca olvidare la atención que le dieron a Shanon – dice con tristeza – además de darme la oportunidad de ayudar y devolver un poco de lo recibido – dice acercándose un poco a John que se encontraba recargado en el escritorio
  • Tal vez debas considerar estudiar para enfermera, estoy seguro que serias una excelente enfermera – dice moviéndose un poco en su lugar
  • ¿Tú crees? – dice con sorpresa y acercándose aun mas al joven
  • Bueno es solo mi punto de vista – dice un poco nervioso – se nota cuando alguien tiene vocación, además – dice pensativo – así no tendrías que volver a hacer lo que ya sabes … – dice un poco más nervioso

La joven asiente sonrojada – era la única forma de sacar un poco de dinero – luego lo mira a los ojos – lo único bueno de todo fue que te conocí – se acerca más a él logrando rozar sus ropas, a lo que John se puso de pie dando un paso hacia un lado – ¿acaso te pongo nerviosa? – dice la joven acercándose más y aspirando su aroma

  • Wendy sabemos que esto no podría ser jamás – dice el joven tratando de evitar a la joven que había puesto sus manos sobre su pecho
  • Siempre te quise John, pero sabía que no era bueno sentir nada por los clientes – dice recorriendo con sus dedos la solapa de la bata del joven
  • Siento mucho haberte causado daño, pero en ese tiempo ni yo mismo sabía lo que hacía – dice con su voz temblorosa y sintiendo un calor que recorría su cuerpo
  • No me causaste daño alguno – repone de inmediato – por ti supe lo que es sentirse amada – sigue recorriendo su bata hasta llegar al cuello – hace tanto tiempo que no te tenia así de cerca – dice mirándolo a los ojos y rosando sus labios con la yema de sus dedos – hace tanto que no pruebo tus labios – finalmente se atrevió a besarle intensamente, el joven respondió a la caricia sin siquiera haberlo planeado tal vez estaba sensible, tal vez también sentía la misma necesidad, dentro de sus pensamientos imaginaba que era su amada maestra quien estaba entre sus brazos y su beso se transformo y se hizo más intenso, la abrazaba y recorría su espalda con sus manos; afuera Paty caminaba por el pasillo hasta el consultorio de John, tenía ganas de verlo y más que nada deseaba confesar sus sentimientos, sin embargo lo que encontraría detrás de esa puerta le rompería el corazón, tomo la manija la giro y dio un paso adentro, se encontró con aquella escena escalofriante, John realmente estaba sumergido en los labios de aquella mujer, envolvía su cuerpo con sus brazos, la canasta cayó al piso alertando a los amantes que parecían comerse uno al otro, el galeno la miro asustado y mudo no articulaba palabra alguna, la joven miraba la reacción entre ambos – Señorita no le enseñaron a tocar la puerta antes de entrar – dijo separándose del caballero
  • Perdón, me equivoque de consultorio – dijo de inmediato saliendo del lugar

John corrió tras ella – Paty espera – pudo decir

  • John pero, ¿qué sucede? – pregunto la dama tratando de detenerlo
  • Debo hablar con ella – grito saliendo del consultorio

En el trayecto Paty paso junto a Sara sin siquiera verla, la joven Doctora se alarmo al verla corriendo y llorando, atrás John venia quien no pudo darle alcance – John pero que sucedió – pregunta al llegar junto a la joven

  • Sara – dijo lamentándose – ella nos encontró a Weny y a mi…. besándonos – dijo con vergüenza

La joven se sorprendió abriendo mucho sus ojos – que lamentable – murmuro – creí que Wendy era parte de tu pasado – agrega

  • Y lo es – dijo recobrando la tranquilidad – mi presente y desearía que mi futuro sea Paty, debo ir al Orfanato y hablar con ella, iré a ver mi último paciente y me retirare – explica

Sara asiente con la cabeza, no dijo nada sabía que John había cambiado pero también tenía sus dudas respecto a su fidelidad, le conoció varias mujeres y nunca tuvo nada serio con alguna sin embargo desde que conoció a la joven maestra noto un cambio en el y tenía la esperanza de verlo feliz por fin.

Al llegar al consultorio el galeno miro a Wendy quien aun esperaba – lo que paso fue un error jamás debió suceder, te pido que por favor no vuelvas a intentar nada, desde hoy te pasare con otro Doctor para que te asigne las actividades – dijo secamente

  • Pero John – expresa con sorpresa – yo pensé….

El la interrumpe – pensaste mal, lo único que deseo es estar con ella – dijo mirándola a los ojos

La joven se sintió humillada – pero tú respondiste a mi beso – trato de explicar

  • Cometí un error y créeme que no volverá a suceder – dice el joven molesto – ahora déjame solo que necesito terminar aquí – indico

La joven bajo la mirada con un nudo en la garganta, salió del consultorio de inmediato y busco un lugar para estar a solas y poder digerir el rechazo del hombre que creía amar. También Paty busco la manera de desahogar su tristeza, tomo un coche hacia el Orfanato y antes de llegar bajo para caminar un poco antes de ver a su abuela y a las religiosas, fue a la colina y entendió porque Candy amaba tanto ese lugar, ese lugar era cómplice de alegrías y tristezas, bajo el abrigo del padre árbol se sentía más protegida y más tranquila, lloro un poco y pensó en lo que debería hacer ahora, necesitaba alejarse para poder olvidar, entendió que el amor no se forzaba y equivocadamente creyó que John amaba a la joven con quien lo encontró, tomo la decisión de volver a Boston ya era tiempo de regresar a casa, le dolía dejar a la
Hermana Maria y a la Srita. Pony pero confiaba en que Albert estaría al pendiente de ellas y de los niños, regreso y al entrar estaban las ancianas como de costumbre platicando de todo y de nada, se paro frente a la puerta y las miro sentadas en la mesa con una taza de te mientras los niños jugaban afuera, al verla saludaron cariñosamente pensando que había tenido un agradable encuentro con el galeno

  • ¿Cómo te fue en el Hospital, hay alguna novedad? – pregunto la abuela Martha con su acostumbrado animo
  • Bien … – tomo aire – todo es una locura allá – agrego tratando de evitar hablar del joven Doctor – De regreso medite y pensé sobre lo mucho que extraño Boston – termino de decir

La Srita. Pony se sorprendió pero también entendió que algo sucedía – Has pasado mucho tiempo aquí Paty, imagino que allá dejaste amistades y mas familia – dijo aun sorprendida

  • Si de hecho quiero volver – dijo para sorpresa de las mujeres
  • Pero Paty yo no quiero regresar – replico la abuela – aquí me siento más útil y más viva, allá solo estaba buscando algún trabajo o algo que me distrajera, aquí hay mucho que hacer, yo no quiero regresar – dijo con determinación
  • Está bien abuela, si no te quieres regresar por mí no hay problema

La Srita. Pony respiro con tranquilidad – entonces se quedan con nosotros un tiempo más – agrego

  • Solo mi abuela – contesto la joven maestra – yo volveré a Boston
  • Pero hija como te vas a ir sola hasta Boston – expreso su abuela – es peligroso además allá la casa está sola, ¿qué harás allá?
  • Abuela he viajado sola varias veces no será la primera vez y además quiero regresar y lo hare esta misma tarde – dijo sorprendiéndolas aun mas
  • Pero es que ¿cómo pudiste tomar una decisión tan pronto? – pregunto la abuela – algo sucedió entonces con John – aseguro
  • No tiene nada que ver John, además es solo un amigo no tiene por qué afectar en mis decisiones – trato de explicar – solo quiero volver así que hare mi maleta y me iré esta tarde
  • Paty – dijo la Srita Pony algo triste – porque no descansas un poco hoy y esperas a mañana para que no sea tan apresurado todo
  • Lo pensé muy bien, alcanzo el tren de las seis y llego antes de medio día de mañana – dijo más tranquila – solamente escribiré una carta para Albert agradeciendo sus atenciones y pidiendo disculpas por la manera tan abrupta de marcharme
  • No puedes irte y dejarme hija – trato de persuadirla la anciana – vine a hacerte compañía y ahora resulta que te vas y otra vez solas se supone que prometí a tus padres cuidar de ti
  • Ya estoy bastante mayor me has cuidado muy bien, no te preocupes por mi, sé que aquí estarás bien acompañada dijo mirando a la religiosa, solo pido que me entiendan – dijo mirándolas a ambas, en ese momento la Hermana María entraba con algunas cestas con vegetales
  • ¿Por qué tienen esas caras? – pregunto al verlas tan serias
  • Paty ha decidido volver a Boston – dijo la Srita. Pony
  • Pero Paty es una verdadera lástima que tengas que regresar, pero confío en que sea lo que sea te va ir muy bien – dijo entendiendo a la joven
  • Si tiene razón la Hermana María – recapacito la Srita. Pony – Candy se marcho y casi es un Doctora, ahora Paty deberá ir en busca de su destino – dijo con melancolía
  • Está bien hija – dijo la abuela – no sé que haya pasado pero confío en tu buen juicio, respetare tu decisión y te veré en Boston pronto – dijo encogiendose de hombros
  • Me alegra tanto saber que me entienden, no queda mucho tiempo – advirtió – me daré prisa para terminar la maleta – dijo finalmente, se retiro a su habitación y comenzó a empacar sus pertenencias con la convicción de que era la mejor decisión que había tomado.

En otra parte de Chicago John hacia lo posible por terminar sus compromisos para ir en busca de la joven maestra, pero un paciente herido de gravedad necesitaba con urgencia una cirugía, sin pensarlo dos veces se preparo para entrar al quirófano y operar al hombre, tardo casi dos horas antes que terminara, finalmente todo salió bien y por fin veía la hora de salir del hospital, apenas y faltaban diez minutos para las seis de la tarde se preparo y abordo su coche rumbo al Orfanato. La joven maestra esperaba el momento de abordar su tren, la abuela Martha la acompaño y la animo en todo momento sabía bien que algo había pasado pero no quería agobiar a su nieta con preguntas incomodas, pensó que un tiempo lejos también le haría mucho bien , pronto el silbato de la locomotora anunciaba su salida, se despidió cariñosamente de su abuela prometiendo volverse a ver, iba nerviosa, triste pero con la esperanza de olvidarse de aquel hombre, jamás imagino que podría llegar a amar a alguien con tal fuerza, entonces creyó que todo lo que había escuchado mientras ella deliraba había sido solo parte de un sueño, un hermoso sueño.

El joven galeno llego al Orfanato, la Hermana María preparaba la merienda mientras la Srita. Pony estaba al exterior cuidando de los niños – John pero ¿qué le trae por aquí? – pregunto al verlo

  • Buenas tardes Srita. Pony, quisiera hablar con Paty si me lo permite – dijo algo nervioso
  • Pero es que ella no le dijo que se marchaba – inquirió con curiosidad
  • ¿Cómo? – pregunto sintiendo una punzada en el pecho – se marcho – dijo sin entender
  • Si esta misma tarde su tren salió para Boston – respondió la anciana
  • No puede ser – se lamento – a qué hora salió su tren
  • Debe estar saliendo – agrego, pero el joven apenas la escucho y corrió hacia el coche – hijo maneja con cuidado

El joven manejo lo más rápido que pudo, al llegar a la estación busco entre la gente, la abuela Martha ya regresaba cuando lo miro corriendo hacia la zona de abordar, pero el joven solo corría gritando el nombre de Paty, entonces entendió que algo mas grave había pasado para que su nieta tomara esa decisión, fue a buscarlo para explicarle que ella se había marchado ya, cuando lo encontró solo miraba a lo largo de las vías del tren con una gran tristeza – John – dijo – el tren salió hace cinco minutos

  • Cinco minutos – repitió con tristeza – fui un imbécil – se lamento
  • Hijo ella solo se marcho a Boston y sea lo que sea que sucedió con ustedes piensa en que todo tiene solución en esta vida menos la muerte – trato de confortarlo
  • Iré a buscarla a Boston entonces – respiro con alivio – jamás pensé que me enamoraría – agrego
  • Es Cupido que dispara cuando menos lo imaginas – dijo con gusto la anciana – ahora si me harías el favor de llevarme de regreso al Orfanato
  • Claro que si vamos – dijo ofreciendo su brazo – mañana mismo iré a Boston no quiero perder más tiempo, le debo una explicación a Paty y si usted me lo permite quisiera su dirección por favor.
  • Por supuesto hijo me da tanto gusto saber que solo fue un mal entendido, pero Paty es así toma decisiones sin pensar

Ambos regresan al Orfanato y una vez con la dirección John vuelve al Hospital para pedir un permiso especial por un par de días, por la tarde se preparo para salir en el primer tren hacia Boston. Al caer la noche la joven maestra trataba de conciliar el sueño, sabía bien lo que iba a hacer por lo que decidió que al llegar a Boston solo recogería algunas cosas y un poco de dinero para viajar a Detroit a buscar su destino y abrirse camino como maestra, poco a poco el sueño la fue venciendo hasta la mañana siguiente.

En la estación de tren el joven doctor esperaba ansioso abordar, iba lleno de esperanzas y de planes, tenía todo planeado, formalizar su noviazgo con Paty y luego de seis meses pedir su mano para casarse con ella, pero ignoraba la sorpresa que se iba a encontrar al llegar a Boston.

 

En Francia Candy también preparaba maletas, el tiempo había pasado tan rápido que llego el día en que se marcharía a Escocia, tenía la esperanza de ver a Terry y eso le hacía sonreír, Frank también preparaba maletas pensaba constantemente en la promesa que le hizo a Daniel, tenía la certeza que el joven haría lo imposible por cuidar de su hermana y realmente quería que Candy tuviera la vida que se merecía y el titulo que por derecho le correspondía, la mañana siguiente tomarían un tren hacia Calais para embarcarse a Dover, algunos médicos y enfermeras también viajarían para regresar a sus hogares.

A las cinco de la mañana la rubia ya estaba preparada y había ido a despedirse de su amiga Flammy que junto con Michael Girard le desearon un buen viaje, Flammy decidió quedarse en Francia a ejercer la medicina como lo había venido haciendo desde hacía varios años, era reconocida y respetada pero sobre todo ahora había encontrado en el Dr. Girard un compañero de vida, las jóvenes se despidieron y con lagrimas en los ojos la rubia abordo el coche que los llevaría a la estación.

Callada durante el trayecto solo pensaba en una sola cosa “ pronto te veré de nuevo” y tocaba su dije con el corazón que le había regalado Terry – vamos Candy – Frank la distrae de sus pensamientos – llegamos a la estación – indica

  • Si vamos – susurra

Al subir al vagón se acomoda en su asiento y a su lado Frank – ¿nerviosa? – pregunta el rubio

  • No lo sé, han pasado tantas cosas que un poco de tranquilidad me hará mucho bien
  • Mi tía Esther es una gran persona estoy seguro que te recibirá con mucho gusto – asegura el joven
  • Muchas gracias, hare todo por ser la mejor enfermera – agrega la joven

Durante el trayecto de ese día la rubia se mostro distraída pero también tenía un extraño presentimiento, trato de dormir un poco, pero las horas eran lentas.

En Escocia Esther terminaba de arreglar la habitación de huéspedes – quedo linda tiene una hermosa vista – le dice a su empleada

  • Si solo espero que esa joven realmente la merezca, eres demasiado confiada Esther así que debes tener cuidado con las personas que entran en la casa
  • Mi sobrino me la está recomendando para cuidar de ella, seguramente que no me traería a nadie indeseable a mi casa – dijo con seguridad – dijo que era linda y una muy buena persona
  • Eso lo veremos, yo misma te lo diré en cuanto la vea – dijo la mujer
  • Si claro – murmuro – bien es todo vamos a tomar el te Lia – le invita
  • Vamos – agrega

En otra parte de Escocia entre el bosque un joven trepado en una rama estaba pensativo, deseaba tanto dar su siguiente paso, habían pasado ya varios días desde el encuentro con Fanny y quería hacerse presente por lo que decidió que mandar una nota a la joven citándola en el lago, ese sería el escenario perfecto para su siguiente paso, dio un brinco y entro a su habitación escribió unas líneas y busco a Maik para que le llevara la nota.

  • Sigues con esa necedad – dijo al recibir la orden
  • Y tú debes obedecerme sin preguntar nada – le dijo con seriedad
  • Bien – replico haciendo una mueca
  • Y asegúrate que ella la reciba – le grito

Maik solo movía la cabeza en señal de afirmación, el inglés volvió a la Cabaña su padre mejoraba favorablemente y la noticia de que las tropas alemanas habían sido derrotadas en Somme era una señal que la Guerra pronto terminaría, sus hermanos lo miraban con curiosidad pero con cariño, Richard salía de vez en cuando para visitar a Margaret, Jeremy y Katherine recibían clases por las mañanas y por las tardes aprovechaba para conocerlos un poco más.

Al día siguiente por la mañana el inglés se levanto con muchos ánimos para su cita, se vistió de manera casual y tomo su caballo, galopo hasta el lago y espero pacientemente, mientras Fanny también había elegido un hermoso vestido, pidió que nadie la acompañara y de la misma manera tomo un caballo para llegar al lugar indicado, el inglés escucho el caballo y escuchaba el crujir de la hierba acercarse, ahí estaba fresca, hermosa y con una inevitable sonrisa – Señor Terruce – dijo aun sonriendo

El joven se acerco complacido y beso su mano enguantada – a sus pies Estephany – dijo mirándola a los ojos

  • Fue muy atrevido que me citara en este lugar – dijo caminando por el lugar
  • Más atrevido es que haya venido – le dijo sonriendo
  • La curiosidad mato al gato – agrego

Así pues comenzó una amena platica, en donde cada palabra del caballero y cada movimiento era seguido por la dama, se sentía entre nubes cada vez que escuchaba esa seductora risa, el inglés sabía lo que hacía y lo único que quería era que la joven cayera rendida a sus pies y lo estaba logrando, así pasaban los minutos que se convirtieron en horas, parado frente al lago con sus manos en los bolsillos el silencio se apodero de ambos, pero una extraña sensación sacudió al joven, una angustia lo invadía dentro de su bolsillo su mano retorcía el pañuelo que la rubia le había dado, que sucedía no se lo podía explicar – perdón pero que sucede te has puesto pálido

  • Disculpa pero debo irme ahora mismo, yo te busco – dijo alejándose de aquel lugar, monto su caballo y galopo a toda prisa sin rumbo fijo, la angustia era cada vez más fuerte, que extraño sentimiento le invadía no lo sabía solamente quería ver a Candy en alguna parte, cerro sus ojos y trato de imaginarla.

En Francia unas horas antes de llegar a Calais una mina estallo bajo los rieles del tren en donde viajaban los doctores, varios vagones se salieron de las vías todo era confusión, Candy no supo que sucedió estaba dormida cuando el desastre paso, lo mas angustiante era que cerca de ella no estaba Frank, durante el viaje en varias ocasiones había ido a ver a algunos colegas en otros vagones por lo que desconocía el estado de salud de su amigo, su vagón había salido disparado algunos metros las personas que estaban cerca estaban conscientes pero heridas, algunos ya estaban ayudando a salir de los vagones, sentía un fuerte dolor en la frente y estaba algo mareada, se sentó nuevamente tratando de recuperarse y en ese momento alguien llegaba a brindar ayuda – por favor todos los que puedan caminar vaya saliendo – indico, varias personas se pusieron de pie y entre ellas la rubia su malestar era más fuerte casi no tenía fuerzas pero quería salir de ahí, al ir caminando se desvaneció aquel joven cargo a la rubia hasta afuera donde había varias personas dando auxilio.

Por la mañana en Escocia Terry sentía un dolor en su pecho, fue hasta el puerto para tratar de investigar algo que hubiese sucedido sobre la Guerra en Francia, varias personas hablaban del tema pero nada que le diera tranquilidad, por fin paso cerca de algunos hombres que platicaban sobre un tren – al parecer había aun minas sobre las vías, dicen que hay varios muertos – dijo uno – por lo que escuche venían varios doctores de Francia – dijo otro, al escuchar esto el inglés sintió una mayor angustia y se acerco a los hombres – ¿qué están diciendo? – pregunto

  • Sobre el accidente en Calais – dijo uno
  • Pero ¿qué sucedió? – pregunto ansioso
  • Una mina exploto en las vías del tren cuando este pasaba, venían doctores y hay muchos muertos – agrego, pero antes que terminara el inglés salió a toda prisa, llego a la Cabaña y tomo un cambio de ropa para tomar un barco a Calais, ni siquiera le aviso a su padre, su único propósito era ver a Candy quien estaba sumida en un profundo sueño.

En otra parte del tren un joven rubio estaba tirado, su hombro atravesado por una varilla le impedía moverse, antes de terminar de ayudar a sacar a todos los heridos hubo un asentamiento de vagones acompañado de un fuerte estallido que provoco que una varilla hiriera al joven, por fin escucho que alguien venia a brindarle ayuda y poco a poco también perdió el conocimiento.

 

LEER EL SIGUIENTE CAPÍTULO

Comentarios

comentarios

Check Also

Caminos del destino Capítulo 33

CAMINOS DEL DESTINO POR SHELSY Capitulo 33   Rencor La luz del sol iluminaba la …

29 comments

  1. Me alegro que estés de regreso y que andes bien de salud. Ya se te extrañaba. Este capítulo me causó muchas cosas. Primero: pobre patty, toda decidida a confesar sus sentimientos y se encuentra a john con otra(por cierto al principio del cap. Tu mencionas que Wendy muere y más adelante pones que murió shanon O.o) Dos: Fanny no se que me da con ella. Se enamorará de terry! No quiero que sea un obstáculo para ellos T.T Tres: el accidente de los trenes. Candy que este bien por favor y que terry pueda verla!

    Dios!! Espero pronto el Sig. Capítulo. Saludos!

  2. Mira la hora y yo aquí leyendo 5:04 am :3

  3. Hola me alegro que allas podido actualizar y estes mejor espero leer otro cap. pronto porque realmente me tienes atrapada con esta historia

  4. Hola gracias por sus comentarios, Brendiss tienes toda la razón asi andaba pero queira terminar, bueno es Wendy la que se murio, gracias por la observación.

  5. Exelente regreso no abandones

  6. Hola me da gusto que hayas actualizado porfavor no tardes tanto en actualizar. Solo espero que la tal fanny no se interponga entre candy y terry ya no los hagas sufrir y ojala que terry pueda encontrar a candy y que no vaya a tener consecuencias el accidente. Saludooos espero la continuacion.

  7. Diosssssssss por aparteciste mujer… Yo pense que la historia iba a quedar inconclusa, pero bueno aqui estas de vuelta con el cap 32 me encantanto.
    Tu historia tiene mucha trama, hay tantos secretos e intrigas, con razon te pierdes tanto, jejeje. pero buela la espera valio la pena. me encanta, me entanca ME ENCANTA TU HISTORIA.

  8. me encantaria leer tu historia caminos del destino pero no encuentro el capitulo 1 me podrias mandar el link a mi correo para poder leer los capitulos saludos

  9. Me gusto mucho me encanto lo unico q no me gusta esq tengo q esperar otra vez para leer el proximo cap. Ojala y actualices pronto aqui te espera tu fiel seguidora bendiciones y grasias por continuar

  10. Griselda tapia ponce

    Cuando públicas es capítulo 33?

  11. Terminando el siguiente capitulo me faltan unas hojitas para dejarlas otra vez picadas, este fin de año mi cerebro también vacaciono.
    Feliz año nuevo para todas y muchísimas gracias por sus comentarios.

  12. Hola me encata tu historia espero y la continues… Felicidades y saludos…

  13. hola Shelsy espero te encuentres bien, y ya habras terminado las hojitas que faltaban, no seas mala y continua no esperes mucho para actualizar, es muy bonita la historia.

  14. o x dios desde q empece se m erizo la piel y un hueco tengo en el estomago .pero q buena esta la historia xfa actualiza pronto

  15. Hola que tal, hace días envie capitulo no se que pase….

  16. Pues las invitare a mi blog no se que mas hacer no me responden las administradoras y no encuentro otra solución, que opinan.

  17. hola Shelsy y nos puedes decir como te buscamos y como tenemos acceso?
    gracias

  18. Hola como podemos buscar tu blog, compártenos el capítulo 33

  19. Hola claro que les paso el dato, voy a poner todos los capítulos y como no dejan poner direcciones de paginas tendrá que ser por separado y pues juntan todo el texto, además tengo algunos mini fic y poemas que podre compartir con ustedes eso me emociona mas, bien aquí les dejo la info
    http : / / ideas – sofi . blogspot . mx /

  20. Solo les pido que me den esta semana para subirlos todos, Gracias.

  21. Qué pasa? por qué la administración no sube los capítulos? Oww de verdad que quiero saber lo que sucede en el siguiente cap.

    Si lo vas a subir a tu blog avisa nos por favor.

    :/

  22. Alguien me puede decir donde encuentro el capitulo 33 por favor

  23. Hola Shelsy por que ya no has actualizado la historia… Entre al blog que haces mención pero no hay nada que ver con la secuencia de tu historia de Candy. Por favor termina la historia

  24. Hola chicas, tengo noticias sobre este sitio, primeramente se cambiaron las administradoras por lo que hubo un periodo de tiempo en el que nadie hacia el trabajo en este sitio, ahora parece que me dieron la administración y espero poder accesar, tengo problemas con la contraseña pero en cuanto me re establezcan comenzaremos a trabajar y darle vida a este hermoso sitio, tan querido por las Candy Fans.

  25. Hola ne encanta esta pagina alguien que me pueda guiar donde encuentro el capitulo 30 y la continuacion del fic. Gracias.

  26. Hola me podrían decir como puedo leer el siguiente capitulo

  27. Adriana Garay García

    que pasa? no esta el cap 33 porqué?

  28. Adriana Garay García

    O dónde lo puedo encontrar? me quede intrigada por favor!

  29. ?? y el siguiente capitulo?

Leave a Reply

Your email address will not be published.