Home / fanfics / Aun que no estés conmigo -Parte 2

Aun que no estés conmigo -Parte 2

Aun era muy temprano y los primeros rayos del sol se asomaban por la ventana posándose en el rostro de una bella durmiente, como queriéndole dar los buenos días, Candy sintió el calor en su cara y fue abriendo los ojos muy lentamente, quería creer que todo lo que había vivido unos pocos días atrás era solo un mal sueño, pero unos golpes muy fuertes le hicieron terminar de despertar, como pudo tomo su bata y se dirigió a abrir la puerta, la abrió y ya no había nadie solo un paquete mediano forrado de color negro sobre el había una carta , la tomo y cerro la puerta, puso el paquete sobre  la mesa y tomo temblorosa  entre sus manos la carta , suspiro… se armo de valor y comenzó a leer…
Agente Dulce Pecas….
Esperamos haya descansado muy bien, ya que sus actividades comienzan el día de hoy por la noche, tendrá que dirigirse al Museo de Arte, donde se llevara acabo una exposición de pinturas en la cual asistirá gente muy distinguida,  usted entrara a la oficina del Sr. Andrew Hino, un empresario japonés que es anfitrión de este evento, buscara en su oficina unos papeles que se encuentran guardados en un sobre rojo, cuando los obtenga los depositara, en el árbol que esta en medio del jardín del museo, después de eso desaparezca y espere noticias nuestras , cualquier error ya sabré lo que puede pasar.
Para llevar a cabo su misión en el paquete encontrara un traje debe usarlo y recuerde no se deje ver por nadie, y deshágase de cualquiera que intervenga en sus misión.
Con cariño
Su mejor amigo….

Candy-¿Robar? No puedo…no soy una ladrona…Terry… se que me comprenderías…
 Candy tiro la carta y se dejo caer de rodillas al piso,  comenzó a llorar pero sabia que es lo que tenia que hacer, no dejaría que nada le pasara a Terry
El paquete contenía un pantalón, sweater, guantes  en color negro, unos zapatos bajos del mismo color, una gorra y antifaz en color rojo para no ser vista de la cara, además de algunas cuerdas y material necesario para que pudiera trepar y maniobrar libremente.
++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
Terry miraba por la ventana de su habitación, habían pasado unos días desde que llego a ese hotel y se sentía desesperado por no poder salir mientras tomaba un poco de café escucho que alguien llamaba a la puerta.
Terry-¿Quién es?
Del otro lado de la puerta solo contestaron PAQUETE PARA EL DUQUE REBELDE.
Terry corrió a abrir pero cuando lo hiso ya no había nadie, solo un paquete en el piso forrado de color negro y con una carta sobre el. Lo tomo y cerro la puerta, sin tardar un momento más abrió la masiva y comenzó a devorarla con los ojos.
Agente Duque Rebelde….
Esperamos haya descansado muy bien…
Con cariño
Su mejor amigo….

El paquete que le dieron a Terry contenía lo mismo que el de Candy a diferencia de que el antifaz era de color azul
Terry arrugo la carta entre sus manos y maldijo por su suerte
Terry- Candy te prometo que estarás bien…
++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
Esa noche en el museo…
Candy había logrado escabullirse por los pasillos del museo y llego hasta la oficina del Sr. Hino, entro sigilosamente y cerro la puerta con mucho cuidado encendió una pequeña lámpara pero para su sorpresa ya había alguien más dentro.
ADR(Terry)-¿Quién demonios eres tu?-Pregunto fingiendo la voz –
Candy se sintió descubierta pero no perdió la postura.
ADP(Candy)-Mejor dime quien eres tu…
Terry se planto frente a ella y los dos sintieron que el corazón les dio un brinco, se sentían muy nerviosos, pero no eran unos nervios de terror, era algo diferente, su corazón y su alma se reconocieron pero ellos no  se explicaban que ere esa sensación de paz. Candy salió del trance en el que se encontraba y corrió hacia el escritorio abrió uno de los cajones y pudo divisar el sobre rojo que necesitaba, lo tomo y salió trato de escabullirse por la ventana.
Cuando Terry se percato de lo que pasaba corrió a detenerla, la tomo del brazo y la sacudió con fuerza, pero con la delicadeza de no lastimarla. Al solo contacto una corriente de choques eléctricos corrió por el cuerpo de ambos.
Candy aprovecho la confusión de el y se soltó de su brazo, pero Terry pronto la tomo nuevamente.
ADR-¿Qué crees que haces?
ADP-¿Acaso no es obvio? ya tengo lo que necesito así que ahora me voy.
ADR-No tan rápido pequeño rufián.
ADP-¿pequeño rufián?-pensó….- este tipo cree que soy un chico y rio de su suerte.
ADR-Da la casualidad de que yo necesito ese sobre y lamento decepcionarte pero seré yo quien me lo lleve.
ADP-Inténtalo si puedes.
Terry se confió de su estatura ya era  que mas alto que su contrincante, pero el pequeño logro tomar su brazo y clavar sus dientes en el antebrazo de Terry, al mismo tiempo que lo empujaba con una fuerza que ignoraba tener logrando derribar a Terry.
Candy salió por la ventana y corrió con todas sus fuerzas subió al árbol y dejo el sobre como le había indicando, después de hacerlo huyo del lugar, pero en su mente una nueva incertidumbre se hacia presente ¿Quién era ese muchacho y por que tuvo esas sensaciones al tenerlo tan cerca?
Cuando Terry logro levantarse escucho unos pasos que se venia acercando peligrosamente, corrió a la misma ventana y salió del museo.
Mientras corría por las calles se maldijo por haberse confiado y haber perdido ante un pequeño. ¿Pero quien era ese chico y por que sentía que lo conocía?
Terry-Candy perdóname te eh fallado nuevamente pero no permitiré que te hagan daño mi pequeña pecosa.
++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
Ya en su departamento Candy toma un te para los nervios y se disponía a tomar un baño cuando vio como una carta se deslizaba bajo su puerta, la tomo entre sus manos y comenzó a leerla.
MUY BIEN HECHO AGENTE DULCE PECAS, EXELENTE TRABAJO PUEDE DESCANSAR ESTA VES, SU QUERIDO DUQUESITO ESTA BIEN POR ESTA NOCHE
Candy- Terry…Oh Terry…
+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
Terry-Maldita sea como pude ser tan estúpido, ahora que pasara con Candy…Tengo que protegerla
Terry se paseaba por su habitación, maldiciendo una y otra ves su estupidez, cuando una carta se deslizo por debajo de su puerta, la tomo y comenzó a leer.
QUE PENA AGENTE DUQUE REBELDE, NO SE VE QUE AME A ESA NIÑA YA QUE LA A PUESTO EN PELIGRO, ES UNA PENA QUE NO SEPA HACER SU TRABAJO…
PERO ESTA VES EL JEFE A DECIDIDO PERDONARLO Y DARLE OTRA OPORTUNIDAD, ASI QUE APROVECHELA… PRONTO TENDRA NOTICIAS NUESTRAS…

Terry pudo darle descanso a su pobre corazón con esa nueva oportunidad, no la desaprovecharía y quitaría a quien le estorbara en su camino.
++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
Pronto paso un mes…Un mes difícil  para ambos tuvieron varias misiones, y siempre se topaban con aquel que quería interferir en ellas, por alguna extraña razón los dos tenían que cumplir el mismo objetivo, algunas veces ganaba él otras tantas ganaba ella, pero esos encuentros eran placenteros para ambos, a pesar del peligro al que estaban expuestos, no tenían miedo cuando se encontraban frente a frente  era como sentir una seguridad de que nada malo podría pasar, aun que el contrincante se amotinara el tesoro. Como era de esperarse siempre terminaban peleando, pero hasta pelear era placentero, aun que no dudarían es hacer lo posible por no ser vencidos y mantener la vida de sus amados a salvo.
Pero pronto pasaría algo que les cambiaria aun mas la vida…
++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
Candy se encontraba camino a casa después de un día  de mucha actividad en el hospital, le había tocado estar a cargo de los niños y esa siempre era una aventura. Estaba llegando a su departamento cuando un niño de unos diez años se acerco a ella.
Niño-¿Es usted la Srta. Candy Andley?   
Candy-Así es pequeño ¿En que puedo ayudarte? Candy le regalo una de sus mejores sonrisas.
Niño-Es usted muy bonita, aun que tenga la cara llena de pecas.
Candy-¿Mi cara llena de Pecas?-no pudo evita pensar en cierto chico rebelde que le dijera años atrás la mismo sobre sus pecas-Me gustan mucho mis pecas… y si las colecciono…ah estoy viendo la manera de conseguir mas!!!
Niño-Jajaja me alegra, se vera mas linda… tenga, esto es para usted.-le entrego una carta y salió corriendo-
Candy-¿Qué es esto? Oye espera quien te a enviado,- corrió tras de el pero no logro alcanzarlo-¿Qué raro nunca había visto a ese niño por aquí? miro la carta que tenia en sus manos y palideció al ver su seudónimo como destinatario. “Dulce Pecas”. Subió a prisa por las escaleras y entro a su departamento como si alguien la siguiera, aventó su bolso al sillón y abrió la masiva muy despacio, no era la primera ves que recibía ese tipo de cartas pero esta ves era diferente su corazón le decía que algo estaba apunto de cambiar su destino.
Agente Dulce Pecas
Es un placer para mí informarle que este es el último trabajo que realiza para nosotros, de esto depende su felicidad, así que asegúrese de no fallar o se puede arrepentir toda la vida.
 Tiene que presentarse el día de mañana por la noche a la recepción en honor a Eleanor Baker, donde se le entregara un valioso collar de esmeraldas y rubíes único es su clase, la recepción tendrá lugar nada menos que en los salones de la mansión Andley el collar lo hallara en la biblioteca. Sabemos del parentesco entre Terruce y la Sra. Eleanor y el aprecio que usted siente por ella, pero veamos que tan grande es el amor que usted tiene por la joven estrella de Broadway, si me refiero a su querido Duquecito.
Después de que tenga el collar en su poder debe dirigirse a las caballerizas y dejarlo oculto dentro del pajar, del lado contrario de este debe encontrar una pintura que tendrá que dejar en el despacho de su padre y después salir del lugar. Cuando nos hayamos asegurado que cumplió su misión se le notificara que puede gozar nuevamente de su libertad y de la estabilidad de Terruce.
Mucha suerte mi querida Agente Dulce Pecas.

Candy-¿Qué, que? Pero que se han creído son unos cretinos, no podría hacerle eso a Eleanor y en mi propia casa.
“Aun que no sabia que en la mansión abría una fiesta, que raro nadie me dijo nada tal ves Albert lo ordeno pues sabe que me aleje de todo recuerdo de Terry y seguro no quiso que me entristeciera con la presencia de ella ”-se explico -Están locos si piensan que hare tremenda canallada-la chica se quedo pensando por unos minutos-Pero si no lo hago Terry estará en peligro, ¿Qué hago Dios ayúdame?…Tal ves  si después de que me asegure que Terry esta a salvo pueda contarle todo a Eleanor y ella comprenda, se que es mucho mas valiosa la vida de su hijo que un collar. Si eso hare…Eleanor perdóname por favor.
Debo preparar todo para la noche, no puedo fallar.
++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
Terry se encontraba  frente al hospital  Santa Juana, pensando que Candy podría estar detrás de esas rejas pedía con toda el alma que ella saliera y pudiera verla tan solo por un momento “Dios solo unos segundos no te pido mas solo unos segundos por favor”- pensaba-, quería correr y llevársela lejos, muy lejos donde nadie pudiera encontrarlos casarse con ella y así poder consumar su amor, pero sabia que si lo hacia pondría su vida en peligro, además su dulce pecosa estaba comprometida y no podría robarle su felicidad al menos eso es lo que el creía, así que mejor opto por regresar al hotel, salió de su escondite y comenzó a caminar entre la larga calle, con las manos entre las bolsas de su pantalón y con la cabeza baja, por eso no se percato que alguien venia de frente y choco contra el.
Terry-¿Vea por donde va?
Persona-Eso mismo debería hacer usted
 Tomo a Terry por los brazos lo volteo y lo puso contra la pared, Terry tardo en reaccionar pero  cuando lo hiso ya era demasiado tarde, el tipo ya lo tenia sujeto y le era casi imposible escapar de su agarre, el tipo coloco una masiva en el  la bolsa trasera de pantalón, después de eso lo lanzo por los aires y hecho a correr. Terry se puso de pie quiso seguirlo pero el tipo ya había desaparecido en la oscuridad, llevo su mano a la bolsa de su pantalón y pudo notar un pequeño bulto, lo tomo entre sus manos y supo que no fue coincidencia aquel accidente, la carta traía su seudónimo, “Duque Rebelde”, abrió rápidamente la carta sabia que algo estaba apunto de suceder.
Agente Duque Rebelde
Es un enorme placer comunicarle que esta será la última vez que trabaja para nosotros, hemos conseguido lo que necesitamos así que solo le queda una última misión.
Mañana por la noche abra una recepción para homenajear a su querida madre Eleanor Baker, deberá acompañarla  ya que será en casa de su gran amigo Albert Andley, sabemos que el millonario cuenta con una obra de arte valuada en millones de dólares, esta pintura es de su humana Rosemary y se encuentra en el despacho de su amigo, después de tomarla debe ir a las caballerizas y dejarla del lado contrario de donde esta el pajar, encontraras entre el pajar un collar de esmeraldas y rubíes, lo tomaras y lo dejaras en el cuarto que ocupas en el hotel River abandonando  el lugar inmediatamente.
Tendrás noticias nuestras devolviéndole su libertad y asegurando la estabilidad de la Srta. Andley.
Un gusto trabajar con usted.

Terry-Son unos cretinos…esa pintura es el retrato de su hermana, Albert debe tenerle un gran cariño… como han sido capaces de pedirme algo así…-después de un rato de meditarlo se dijo-Albert se que me perdonarías, es la pintura de tu hermana que ya esta en un lugar mejor, o la vida de Candy y se que tu querida hermana también comprendería.
Debo prepárame para la gran noche, camino hacia la mesita que estaba al lado de su cama y tomo el teléfono…Con la Sra. Baker por favor…

Leer Siguiente Parte

Comentarios

comentarios

Check Also

LA PROMESA DEL OCÉANO… CAPITULO 3

CAPITULO 3 Voces lejos, muy lejos apenas perceptibles gritando con desesperación, unos brazos fuertes que …

One comment

  1. mmmmmmmmmmm o tall vez sean eleonor y albert

Leave a Reply

Your email address will not be published.