Home / Fan trabajos / Aun en el tiempo y la distancia…, al final habremos de encontrarnos Capítulo 7

Aun en el tiempo y la distancia…, al final habremos de encontrarnos Capítulo 7

Capítulo 7

Como en un sueño sentí tu piel

Ella se alejaba a toda prisa de ese lugar, mientras sus ojos eran totalmente presos de sus lágrimas, el correr le hacía tanto bien…, necesitaba sacar la emoción que sentía y que mejor forma de liberarla que esta, después de unos minutos se detuvo, y la realidad de lo que acabada de vivir llegó a su mente, era obvio que nada quedaba entre ellos. Seguramente Terry estaba casado con Susana y ella pronto se desposaría con Albert, más no podía dejar por un lado la emoción y fuerte sentimiento que había ocasionado el verlo después de tantos años más alto, más recio, convertido en todo un hombre con ese porte indefinido un tanto cínico pero tan apasionado, su cuerpo comenzó a temblar nuevamente, había estado en su presencia después de tantos años, tantas veces repasó por su cabeza lo que diría cuando ese encuentro llegara, y nada la había preparado antes, para verlo así sin más y ahora precisamente que al fin había decidido olvidarlo, pero, ¿por qué estaba él ahí? ¿Acaso sabía de su boda? Tantas dudas invadían su mente causando un remolino de recuerdos de situaciones vividas y de argumentos por decir que habían quedado frente su presencia en nada.

–Candy aquí estas – le dijo Archie ya habiéndola encontrado – ¿qué te pasa?-

Al escucharlo ya a sus espaldas limpió rápidamente sus lágrimas y volteó a mirarlo con una enorme sonrisa 

–Nada Archie salí a caminar y perdí la noción del tiempo, lo siento. 

–Debes tener más cuidado, la tía abuela está muy molesta

–Lo sé Archie, lo siento, es solo que me siento un poco nostálgica, con todo esto de la boda me emociono y me pongo a recordar, lo siento.

–Oh Candy no te sientas mal, es normal que sientas eso, – le decía mientras la tomaba en un abrazo haciéndole saber con éste el apoyo de un amigo, ella sintió el cariño proporcionado y de pronto se sintió un poco aliviada, pensó en decirle lo que acababa de vivir pero la fuerte rivalidad que había entre Archie y Terry en el colegio pasó por su mente haciéndola contener el comentario. –

– ¿Nos vamos a casa? 

–Sí, un carruaje nos espera aquí cerca.

Al llegar a la mansión Candy bajó del carruaje y fue directamente a su habitación, al poco rato, Annie fue a buscarla ya que la tía abuela la había mandado llamar, pero esta vez Candy tenía demasiado en qué pensar, seguía aun tan aturdida que no tenía ganas de escuchar un sermón sobre su comportamiento, y pidió a Annie la disculpara con ella y le explicara que tenía un fuerte dolor de cabeza, al salir Annie se quedó bastante preocupada por el semblante que tenía Candy y la forma en la que le había pedido evadir a la tía abuela.

Regresó a su dormitorio después de haber pedido eso a Annie, estaba totalmente a oscuras y sacó de un cajón el pequeño cofre donde guardaba sus recuerdos tomó entre sus manos el prendedor de su príncipe, de Albert. imaginó la vida que le esperaba al lado de él, siempre había disfrutado su compañía, imaginó cómo sería tener una vida totalmente ligada a él, imaginó poder despertar a su lado y una sonrisa brilló en su rostro, hacía ya casi un mes que no lo veía y lo extrañaba tanto, tenía tantas ganas de abrazarlo y despejar su mente en ese abrazo…, el la había ayudado a levantarse después de la ruptura con Terry, siempre había sido su mejor medicina el contarle a él sus problemas, y esperaba que esta vez fuera igual, pensar en él era una forma tan bella de escapar de su realidad, aferrarse a su sentimiento lograba hacerla olvidar por un instante lo que el ver a Terry había logrado remover en su corazón, se aseguraba a ella misma no haber nada entre ellos, mas no contaba con que ese pañuelo otra vez se colaría en su mente cayendo sin razón alguna del cofre, lo levantó y por sus ojos pasó el encuentro acabado de vivir, sin saber exactamente qué la impulsaba al tomarlo se levantó y comenzó a avanzar hacia su ventana, desde ahí lograba divisar la villa de Terry, no pudo evitar preguntarse si él estaría ahí, podía divisarse una luz encendida en ese lugar, y no sabía si era tan fuerte el deseo de querer verlo, que sus ojos seguramente la estaban engañando, pero la luz venía de la habitación donde habían compartido esa tarde de lluvia y frió a la luz de las llamas, su mente sin querer volvió a esa tarde, que compartió con él, eran solo un par de niños en aquel entonces, pero a pesar de todo su sentimiento era tan real, tan intenso y tan puro, que recordaba perfectamente los ojos de Terry iluminados por la chimenea, veía claramente ese azul intenso devorado lentamente por la sombra de las llamas en ellos.

Al cerrar los ojos podía verlo como si volviera a vivir ese momento, vestido completamente de blanco, tan elegante, como todo un caballero arreglado perfectamente para su fiesta blanca…, esa linda fiesta que vivieron juntos, una fiesta poco convencional a lo que la sociedad marcaba pero que para ellos era la mejor, otra vez era víctima de sus recuerdos, todo lo vivido con Terry después de ese día volvió a su cabeza, una extraña sensación atacaba su cuerpo, podía sentir claramente ese hormigueo, que sentía cada que lograba escaparse de las clases de verano para ir a buscar a Terry en el lago, o cuando en los descansos del colegio pasaban horas platicando en su segunda colina de Pony, el mismo que se intensificó poco a poco, el momento en el que el la tomó en sus brazos y depositó la primer caricia de amor en ella, el mismo que en alguna ocasión logró recorrer todo su cuerpo al acudir a ese encuentro que traía consigo la promesa de una vida juntos, el pensarlo como ahora lo había visto, la hizo imaginar lo que sería hundirse ahora en ese pecho, en esos brazos que seguramente la protegerían y le curarían cualquier herida, más las lágrimas que derramó el día en que su primer desencuentro sucedió en el muelle de Inglaterra cuando comprendió que lo que sentía por el era mucho más allá que cariño, las mismas que desgarraron su alma esa noche de invierno en Nueva York se hacían presentes con la misma intensidad provocando tanta inseguridad, sus deseos de acudir cuanto antes a un nuevo encuentro se hacían tan presentes, tenía tantas ganas que sus deseos fueran reales que esas ansias locas de que este encuentro fuera solo el comienzo de un reencuentro en su amor…,

¡No quería pensar así!, se atormentaba pues sabía perfectamente que eso sería imposible, ya no podía permitirse esos anhelos, ahora sus vidas eran totalmente opuestas…, ya no había tiempo ni lugar, en ninguna de ellas para un reencuentro. Ellos lo habían decidido así tiempo atrás, y todo había cambiado desde entonces, ella tenía ahora una promesa con Albert, con el bueno y dulce Albert, y no faltaría a su palabra. Ella sería feliz a su lado así como seguramente Terry lo era al lado de Susana. 

Imaginó por un instante, la posibilidad de que precisamente ahora él estaría con ella, que esa luz encendida en la villa se debía a que compartían un momento más juntos, un recuerdo más entre ellos que simplemente se sumaría a los muchos que ya tenían. Y la sola idea por un instante la dejó helada, mas las lágrimas que seguía derramando le daban una extraña sensación de aceptación, nada más podía hacer, así lo habían decidido y así sería…

LEER EL SIGUIENTE CAPÍTULO

Comentarios

comentarios

Check Also

LA PROMESA DEL OCÉANO… CAPITULO 3

CAPITULO 3 Voces lejos, muy lejos apenas perceptibles gritando con desesperación, unos brazos fuertes que …

5 comments

  1. noooooooooo fue muy corto y muy cruel este capituloooooooo kiero mas k valla k se arriesge a verlo k se juege todo por el todo porfavor no es justo k candy este con alguien solo por agradecimeinto porfas eres muy buena espero k sigas escribiendo y no tardes jajaja grasias….

  2. Muy lindo, pero triste me hizo recordar muchos capitulos de la serie.Felicitaciones que gran talento para escribir!!!

  3. Me encanta!, no te habias posteado pero sigo cada capítulo casi en el mismo día que lo subes.

    No nos dejes tanto tiempo en ayunas, jejeje, queremos más!!!

    Confío en que nos darás un fic muy entretenido y con un final feliz (eso espera mi corazón terrytano, ups!!!)

    Felicidades por tan buena inspirtación y espero leerte pronto.

    Geo

  4. NO CANDY ESTAS MAL!
    AAH! PORQUE SE QUIERE CASAR CON ALBERT ESTANDO TOTALMENTE ENAMORADA DE TERRY! NO QUIERO QE CANDY SE CASE CON ALBERT, PERO TAMPOCO QUIERO QE ALBERT SUFRAA! ERES BRILLANTE NO PARES DE ESCRIBIR PORFAVOOR 🙂
    SALUDOS A TODAS :p
    C@taa!

  5. muy lindo en verdad y también emocionante que ira a pasar?? espero un final “FELIZ” para todos 🙂 excelente trabajo

Leave a Reply

Your email address will not be published.