Home / fanfics / Aun en el tiempo y la distancia,… al final habremos de encontrarnos Capítulo 29

Aun en el tiempo y la distancia,… al final habremos de encontrarnos Capítulo 29

Primer intento…

“Yo sé que siempre se sigue adelante, y que nos llenamos de otros nuevos días, y al eventual transcurrir de las tardes, un día vi el batir de las alas del ayer…”

Habían pasado seis semanas ya desde que Candy había llegado al Medical Center Hospital de Nueva York, todo este tiempo se le había ido sin sentirlo entre ponerse al tanto de sus actividades y – por consejo de la Señorita Mc Arthur – ponerse a estudiar nuevamente. Ese nuevo ritmo de vida casi no le dejaba tiempo para nada, por un lado, los pacientes que tenía a su cargo eran tres veces más que los que tenía en el hospital anterior, cada uno con padecimientos y tratamientos diferentes que tenía que conocer a la perfección, y por otro lado, al regresar a su casa tenía que estudiar libros de enfermería de distintas áreas, por la advertencia que le hizo el doctor Sanderson de que en algún momento, podría cambiar de área. La bella pecosa terminaba tan cansada que solo podía pensar en darse un baño y meterse a la cama.

Una tarde, al estar ya por terminar su jornada de trabajo, la señorita Mc Arthur la llamó:

– ¿Me buscaba señorita Mc Arthur?

– Si señorita White, pase por favor y tome asiento

– Si, gracias.

– Señorita White, hace 6 semanas que usted llegó a este hospital y no se ha tomado ninguno de los días de descanso, ¿puedo peguntarle por qué?

– Si, es porque en estas semanas me he esforzado mucho por ponerme al corriente y conocer bien mis actividades señorita.

– Comprendo, sin embargo, debe usted de tomar sus días de descanso como el resto del personal, así que por estas semanas tomará usted tres días de descanso. Y el día jueves se pondrá a las órdenes del doctor Mc Gregor

“Más no partió tu recuerdo incesante, y aún me despierta el eco de tu voz, doy vuelta atrás, donde creo que estás, pero me doy cuenta que eres mi futuro, y en mi presente te voy a buscar”

La mañana siguiente Candy se levantó muy temprano. Después del desayuno, salió y se detuvo en un puesto de revistas que había cerca. Buscó alguna publicación que hablara de Terry, pero solo encontró un pequeño artículo donde se mencionaba que en unos meses estrenaría una nueva obra de teatro, la pecosa esperaba encontrar algún indicio de donde estaría ensayando, pero por más que leyó el artículo, este no decía nada al respecto.

– Bueno, supongo que no puede ser tan fácil – pensó

Siguió caminando pensando de qué manera podría saber la dirección de Terry. Recordaba muy bien que en aquellas viejas cartas que se habían enviado hacía ya tantos años estaba su dirección, pero, ¿sería posible que siguiera siendo la misma?, se había enterado por Terry que él y Albert se habían escrito durante mucho tiempo pero…

– ¡Pero Candy!, ¿Cómo se te ocurre pensar en echar mano de Albert para poder tener su dirección? ¿Acaso eres una cínica?- se regañó la rubia mientras se daba un golpe en la cabeza con su puño-

– Albert… ¿Dónde estarás?, ¿Qué estarás haciendo? – Se preguntaba la pecosa mientras seguía caminando- No he querido hacerte saber nada de mí en todo este tiempo porque no tengo el valor suficiente de verte a los ojos… Te herí mucho sin quererlo. Pensé que podría llegar a ser feliz a tu lado si encerraba mis sentimientos por Terry en el fondo de mi ser, pero… ¡Esa nunca habría sido la forma de corresponder a tu amor! Tu mereces a alguien que te quiera a ti, sin querer a nadie más, y desgraciadamente yo no podía corresponderte así. Con solo verlo de nuevo, me di cuenta que nada había cambiado entre él y yo, y que ese fuego, esa fuerza que tanto amaba de él, seguía siendo tanto o más fuerte que en el pasado.

No niego que traté de guardar ese sentimiento dentro de mí, pero… hoy comprendo que es algo que rebasa a mis fuerzas completamente. Espero algún día poder mirarte de frente y pedirte perdón por todo el daño que te hice sin quererlo…

Su mente iba entretenida en sus pensamientos, mientras iba atravesando por un parque, se detuvo un momento junto a la fuente que adornaba el centro de aquel bello lugar y mientras escuchaba el murmullo del agua cayendo, una idea vino a su mente…

– Tal vez resulte – se dijo a sí misma – meditó por unos instantes más lo que iba a hacer, se remojó las manos y la cara con el agua cristalina y se levantó decidida a llevar a cabo su plan mientras una pequeña esperanza comenzaba a llenar de calor todo su ser.

Candy apretó el paso y se dirigió rumbo a la terminal de trenes, cuando llegó se acercó a la taquilla y se dirigió al encargado:

– ¡Buenos días!,

– Buenos días señorita, ¿En qué puedo ayudarla?

– Quisiera saber ¿qué tren me puede acercar a Broadway?

-El tren que sale en 10 minutos puede dejarla ahí, tendría que bajarse en la cuarta estación.

– ¿En verdad? -dijo la pecosa muy emocionada abriendo sus verdes ojos – bien, entonces deme un boleto por favor.

– Con gusto señorita.

La bella pecosa se dirigió muy emocionada al andén donde estaba ya el tren esperando los últimos minutos antes de partir. Encontró asiento junto a una de las ventanas y después de acomodarse, el tren inicio su marcha.

Conforme avanzaba el recorrido del tren, Candy iba pensando en un sin fin de cosas, ¿qué haría en el momento en que nuevamente se reencontrara frente a Terry?, ¿Cómo debía dirigirse a él?, ¿Debía mostrarse recatada o habría de dar rienda suelta a sus sentimientos y correr a abrazarlo y besarlo? ¡Le diría que lo amaba con todo su ser y que finalmente era libre para poder amarlo!

Estaba tan emocionada que no se dio cuenta cuando el tren llegó a su primera estación y que ahora iba rumbo a la segunda… parecía que los minutos se habían confabulado entre ellos para transcurrir lo más lento posible… o al menos eso era lo que sentía.

Fijo su mirada en la ventana y se entretuvo viendo como el paisaje pasaba corriendo ante sus ojos… de pronto y sin pensarlo, una duda comenzó a invadir su mente:

– ¿Qué pasaría si Terry ya se hubiera olvidado de ella?, ¡qué es lo que haría si Terry la rechazaba al verla?, después de todo, ella misma le había pedido que se fuera y la dejara… ¿Cómo podría?, ¿cómo le diría que la perdonara si él se negaba a hablar con ella?…

– ¡Basta Candy!, – se regañó a sí misma – ¡No debes llenar tu mente de ese tipo de pensamientos! No pienses en eso, y mejor pon en tu mente cosas positivas, Terry es noble y sé que sabrá comprenderme.

El camino continuó y después de un rato, llegó por fin a la cuarta estación, Candy descendió del tren y se alejó por un momento, para observar el lugar y ver si lograba recordar algo de aquella vez que estuvo ahí. Las cosas no podían ser tan diferentes, sin embargo a pesar de que trató, no pudo recordar nada… en aquella ocasión estaba tan emocionada por ver a Terry que francamente no se percató de nada de lo que había a su alrededor, así que ahora le resultaba difícil poder recordar algún detalle… se fue caminando hacia la salida, y antes de salir, alcanzó a ver a uno de los encargados de la estación. Caminó rápido hacia donde se encontraba y le preguntó qué salida tomar para llegar a Broadway.

– Señorita, puede tomar cualquiera de las salidas, ¿a qué teatro va?

Candy no supo que responder, así que bajó apenada la mirada mientras le respondía al encargado.

– La verdad no sé cuál estoy buscando, estoy tratando de encontrar a alguien que sé que trabaja en Broadway

– Entonces, eso le va a costar bastante trabajo – dijo el encargado, en los teatros trabajan cientos de personas.

– Pero, yo estoy buscando a un actor – exclamó la pecosa al señor que la miraba.

– ¡Ah! Bueno, tal vez así sea un poco más sencillo… y ¿a quién busca señorita?, si se puede saber

– Busco al actor Terriuce Grandchester, que está con la compañía de teatro Strafford.

– ¿Terriuce Grandchester?… mmm, no, nunca había oído hablar de él – dijo el encargado –

– ¡Pero si es uno de los actores más reconocidos de Broadway! – contestó la bella rubia un poco ofuscada al escuchar que no conocía a Terry.

– Pues yo no lo he escuchado mencionar antes señorita – dijo en tono burlón aquel hombre – sin embargo, si he escuchado del grupo teatral Strafford, si no me equivoco hay tres teatros en los que se presentan, el teatro Imperial en la calle 45, el teatro Majestic en la calle 44, o el teatro Ambassador en la calle 49, pero creo que también podrían estar en el Teatro Broadway en la calle 53.

– ¿Y están muy lejos de aquí esos teatros? – preguntó Candy

– Tendrá que caminar algunas calles, pero no, no están tan lejos, la salida de la izquierda la llevará a Times Square, y de ahí hacia la derecha comenzará a ver las grandes marquesinas.

– No sabe cuánto le agradezco su ayuda señor, así no tendré que buscar en todos los teatros de Broadway

– Espero que encuentre a su amigo señorita, y no lo olvide, están en la calle 44, 45, 49 y 53

– No lo olvidaré, muchas gracias y hasta luego.

Candy salió corriendo hacia la salida de la izquierda que le había indicado el encargado y leyó en una de las esquinas

-“Times Square”… bien ahora hacia la derecha…

Candy caminaba entretenida observando las marquesinas de los teatros que iban apareciendo uno a uno ante ella. Había muchas obras anunciadas por todas partes, lo cual por momentos la hacía sentirse aturdida. Se preguntaba cuál de ellos sería aquel donde encontraría a Terry, cuando veía a personas salir de los teatros se quedaba atenta por si reconociera en alguno de ellos a su amado Terry, pero sus esperanzas se desvanecían pronto al no encontrar el bello rostro del joven inglés. Las calles en Broadway eran bastante largas, pronto llegó a la calle 44 y se encontró ante la entrada del “Majestic Theatre” se acercó a la puerta para ver si lograba ver algo o a alguien en el teatro. Candy estaba tan concentrada tratando de descubrir algo dentro del teatro que no se percató cuando la silueta de un hombre se acercó a ella:

– ¿Puedo ayudarla en algo señorita?

Al verse descubierta, la rubia dio un pequeño salto al mismo tiempo que momento su rostro comenzaba a enrojecer.

-¡Ay!… perdone, disculpe, eso solo que estaba tratando de descubrir si había alguien en el teatro.

– El acceso a cualquier persona ajena a la compañía está prohibido por el momento señorita. Le ruego que se retire por favor.

– Disculpe señor, puedo preguntarle, ¿qué compañía es la que se está presentando en este teatro?

– La compañía de teatro Becker señorita.

– ¡Ah! Ya veo… -.exclamó la pecosa un poco desilusionada al escuchar un nombre distinto al que ella esperaba escuchar.- bueno, le agradezco mucho la información señor, con su permiso.

– Para servirle madame. – respondió el hombre.

La rubia siguió caminando rumbo al siguiente teatro: el “Imperial Theatre”, el cual se encontraba a unos metros del “Majestic”, pero a diferencia del primero en este si pudo pasar al recibidor, donde vio los grandes afiches que anunciaban la obra que se estrenaría en unas semanas en aquel lugar. Bajó su mirada y comenzó a leer uno a uno los nombres del elenco de la próxima obra, pero no logró encontrar el nombre de Terriuce allí.

Se dirigió hacia el “Ambassador Theatre” caminando un poco más aprisa, las horas seguían transcurriendo y pronto llegaría el momento en que tendría que regresar a la estación para emprender el viaje de regreso a casa. Al atravesar la siguiente calle escuchó la conversación de dos jovencitas:

– Entonces, ¿estás segura de que el grupo Strafford está ensayando en el teatro “Broadway”?

– Si, porque Amy me dijo que su novio Ian le dijo que su amigo Howard le comentó que su primo Harold McLain está ensayando ahí para la nueva obra de teatro. Y que tiene uno de los roles principales.

– ¡Harold! ¡Ahhh… qué joven tan buen mozo!

-Mmm… si es cierto, pero para mí los más atractivos son Joseph La Marc y Terriuce Grandchester.

– Pues yo pienso que Harold es más apuesto que Terriuce.

Candy estuvo a punto de decirle a esas chiquillas que no había hombre más apuesto sobre la faz de la tierra que Terriuce Grandchester, pero se contuvo a sí misma, porque la intrusa en aquella conversación era ella, se alejó un poco de aquellas jovencitas mientras meditaba la información que acababa de obtener.

– Teatro Broadway… Sí, eso fue lo que digo esa señorita… pero, ¿dónde queda ese teatro?,¡ estoy segura que el oficial me lo mencionó, pero no logro recordar en qué calle me dijo que estaba!… bueno, trataré de encontrarlo, me queda poco tiempo y debo apurarme si quiero alcanzar el tren de regreso y llegar antes de la medianoche a la casa-

La bella rubia de ojos verdes se metió por una callecita para tratar de dar con el teatro “Broadway”, pero las calles eran largas y con varias salidas hacia otras calles, lo cual ocasionaba que las personas que no conocían aquellos rumbos fácilmente lograran perderse, mientras caminaba por aquellos lugares Candy iba encontrando algunos teatros, uno a uno, fue preguntando cuál de ellos era el que buscaba, pero no lograba dar con el correcto; las personas a las que preguntaba le indicaban el camino, pero con tanta gente y tantos nombres distintos, solo logró confundirse más. Habían pasado cerca de dos horas y media desde que había escuchado a aquellas jovencitas comentar sobre Terry, el día poco a poco comenzaba a ceder el turno a la noche, lo cual ponía ante los ojos de la bella pecosa un mundo diferente: las marquesinas de los teatros poco a poco comenzaban a iluminarse con los nombres de actores y las puestas en escena del momento… parecía que a medida que la noche extendía su manto, una nueva vida surgía ante sus ojos, una vida de la que el hombre que amaba formaba parte y a la cual no era ajeno. Candy seguía caminando hasta que por fin encontró el

“Broadway Theatre”, pero su rostro se llenó de desilusión al ver que en la marquesina no figuraba el nombre del apuesto joven inglés. Candy se acercó a la taquilla y preguntó a la señorita encargada:

– Buenas tardes, disculpe señorita, ¿me podría decir si el actor Terriuce Grandchester es parte del elenco de la obra que se muestra aquí?

– Buenas tardes madame, permítame revisar el programa por favor… no, ese actor no trabaja aquí.

-¿No sabe usted en donde podría estar trabajando?

– Lo desconozco madame, además, esto es Broadway, debe haber demasiados lugares en donde podría estar si es que aun trabaja aquí.

-Se lo agradezco mucho de cualquier manera señorita- respondió Candy mientras comenzaba a bajar la pequeña escalinata que daba a la calle. La noche había llegado y tendría que tomar un carruaje para llegar a la estación si quería alcanzar el último tren de regreso.

La bella pecosa dio unos pasos, cuando de pronto la voz de una mujer la llamaba a lo lejos

– Madame!, ¡Madame! ¡Espere por favor!

Candy se detuvo para ser alcanzada por la joven que hacía unos momentos la había atendido en la taquilla.

– Madame, me comentó mi compañera que el actor que busca si trabajó en el teatro, pero de eso hace ya dos temporadas, que se fue a Boston y que hace poco leyó que regresó y que pronto estrenará una nueva obra de teatro con su compañía, pero no sabemos en qué teatro pueda ser o si sea en Broadway-

– Le agradezco mucho que me de esta información- dijo Candy mientras se esforzaba porque las lágrimas no asomaran a su aperlado rostro.

– Bien, me retiro madame, que pase una buena noche.

– Gracias, igual le deseo a usted.

Candy buscó un carruaje que la llevara de vuelta a la estación del tren, el día había llegado a su fin y no había sido exitoso, su pequeña esperanza se había esfumado otra vez, no había podido encontrar a Terry y eso le hacía sentir en lo profundo de su corazón un fuerte dolor.

Llegó a la estación de trenes, compró su boleto de regreso y mientras el tren iniciaba su camino, la rubia joven dirigía su mirada hacia la ventana que dejaba ver en ella el correr del paisaje nocturno al paso del tren al mismo tiempo que sus mejillas poco a poco se iban humedeciendo.

– ¿Es que acaso no voy a lograr encontrarlo? – se cuestionaba a sí misma. Terry, ¿dónde estás?, ¿Es que acaso no podré verte de nuevo?, pensé que podría encontrarte fácilmente, pero… pero…

El murmullo del tren poco a poco iba adormeciendo a la bella joven, hasta que al fin sucumbió a sus agotadas fuerzas y se quedó dormida evocando en su mente el delicado rostro del hombre que el destino al parecer quería seguir manteniendo lejos de ella, mientras que, en otra parte de la ciudad, un hermoso joven de cabellos castaños, abrigado por una capa azul, se retiraba del “Ambassador Theatre” después de otro largo día de ensayos.

“Y no pude encontrarte… y mis manos nuevamente se llenaron de frío al faltarles tu calor, mis labios palidecieron, y mis ojos se llenaron de llanto… el sabor de la desesperanza es tan amargo que me consume, y me pierdo en el dolor y la desesperación”

El trayecto de la estación hacia su departamento, fue tan solitario y triste como el de aquella noche de invierno, parecía que una vez más, Nueva york no tenía más que amargura para ella, al caminar, miraba sin ver a las personas apuradas en llegar a sus casas, sus ojos se llenaban de un llanto silencioso cuando encontraba a alguna pareja caminando juntos, la desilusión de no haber podido encontrarlo fue algo que la había devastado. Una vez dentro de su departamento, se cambió su ropa por el pijama y se quedó sentada en el pequeño sillón de la sala, apagó la luz y en la penumbra comenzó a llorar amargamente.

– ¿Por qué?… esa es siempre la pregunta… es cierto que no podía ser tan fácil, jamás me imaginé que Broadway fuera tan grande… ni cuando estuve con él ahí recordaba haber visto tantos teatros, creo que fui muy ilusa al pensar que lo podría encontrar tan fácilmente, si después de todo recorrí los cuatro teat… – de pronto una sensación de sobresalto invadió su mente – ¡Candy eres una tonta!, ¡Solo fuiste a tres de los cuatro teatros que te mencionó el policía!… – gritó regañándose a sí misma – ¡pero qué tonta eres!… por hacer caso de la conversación de esas muchachas me distraje y me fui a otra parte… ¿y si Terry hubiera estado en el otro teatro?, después de todo el guardia dijo que solo en esos cuatro era donde se presentaba la compañía Strafford… ¡Arrrhhh!… pero… ¿cuál era el nombre del otro teatro?… – se quedó pensando – ¡no puedo acordarme!… ¡Qué tonta eres Candy! ¡La señorita Mary Jean tenía toda la razón cuando te decía que eras una torpe!… ¡no puede ser! He estado sufriendo y todo por culpa mía, por mis distracciones… esto es toda tu culpa Candy torpe – ja,ja,ja…

La risa de la pecosa resonaba en el oscuro departamento… cuando paró de reír, su semblante había cambiado totalmente, la esperanza volvía a su ser y con ella la tranquilidad.

– Terry, no me voy a dar por vencida tan fácilmente… fue mi primer intento, y fallé, pero te prometo que lo volveré a intentar, tarde o temprano he de encontrarte, te lo juro.

Con esa nueva convicción en su mente, la tristeza que sentía poco a poco fue abandonándola. – no me debo de rendir, tengo que creer más en mí, voy a lograrlo, de eso no hay duda alguna… ¿verdad Terry? Pronto habremos de estar juntos.

Y así, con el rostro del apuesto joven inglés en su mente, se fue a dormir, rogando a Dios que pronto volviera a estar junto a él.

Los días siguientes de descanso Candy se dedicó a poner en orden varios pendientes, desde hacer limpieza general de su departamento hasta hacer las compras de sus víveres para varios días. A pesar de no haber podido encontrar a Terry y aun no poder recordar el nombre del cuarto teatro, se sentía llena de ánimo… dentro de unas semanas nuevamente lo volvería a intentar y su optimismo le daba el aliento suficiente para no rendirse y ser feliz… a final de cuentas, eso era parte de lo que él tanto amaba de ella, esa tenacidad y perseverancia esa eran su verdadera forma de ser.

Continuará…

LEER EL SIGUIENTE CAPÍTULO

Comentarios

comentarios

Check Also

Caminos del destino Capítulo 33

CAMINOS DEL DESTINO POR SHELSY Capitulo 33   Rencor La luz del sol iluminaba la …

27 comments

  1. Tu historia es una de la mas encantadora que he leido. Te agradesco por el tiempo y la dedicacion que le dedicas a tu trabajo y estoy completamente segura que no soy la unica que valora tu calidad de escritura. Te felicito por eso y espero que sigas deleitandonos con mas trabajos.
    Este fue un capitulo que me dejo con un sabor agridulce debido a que nuestros actores no se han encontrado. Me siento muy contenta por ello yaque me alegra saber que esta historia es buena haciendome sentir alegria, tristeza o frustacion en distintas ocaciones. Solo espero que no pierda el encanto llenandose de alargamientos no necesarios. Estoy segura que toda persona que escribe sabe darse cuenta cuando la historia pierde su esencia
    Muchos saludos y felicitaciones

  2. ESPERO TE ENCUENTRES MUY BIEN, TARDASTE MUCHO TIEMPO EN PONER ESTE CAPITULO, ME TENIAS ACOSTUMBRADA A QUE PRONTO PONIAS LAS CONTINUACIONES Y AHORA QUE SE PONE MAS EMOCIONANTE TE RETRASAS MUCHO, OJALA Y QUE PUDIERAS PONER PRONTO LOS CAPITULOS COMO AL PRINCIPIO PARA NO PERDER LA EMOCION DE TU HISTORIA,
    TAMBIEN QUE YA SE REENCUENTREN CANDY Y TERRY, CUANDO ELLA LO BUSCO LA PRIMERA VEZ LLEGÓ HASTA EL DEPARTAMENTO DE TERRY SOLO QUE EL SE ACABABA DE IR DE VIAJE ESTA VEZ ¿PORQUE NO LO BUSCÓ AHÍ?
    POR FAVOR PON PRONTO LA CONTINUACION
    SALUDOS

  3. PORQUE NO HACE RONDA EN EL DEPARTAMENTO DE TERRY EN ALGUN MONENTO VA LLEGAR O ACASOSE VA A QUEDAR A DORMIR EN EL TEATRO; PUES YO LO ESPERARIA EN EL DEPARTAMENTO POR CARPA Y TODO O CON PANCARTAS JAJAJA. PUES SE VALE NO VAYA HACER QUE LA ACTRIZ ESA SE LO GANE.-PERO TE FELICITO POR LA HISTORIA.- VOY A ESPERAR CON ANCIAS

  4. esta muy emocionante te felicito ojala escribas pronto la continuacion me guataria que al fin terry y candy se reencontraran y que mi albert pueda ser feliz eres fantasticas por regalarnos de tu maravilloso talento graciasssss!!!!!!!

  5. Que alegria ver que ya subiste un nuevo capitulo, por fa que pronto logren encontrarse.
    Gracias por tomarte tu tiempo para escribir esta historia

  6. hola sakura me tenias preocupada ya que tardaste en actualizar sera que estabas enferma!!!me gusto el capitulo,pero por fa has que se reecuentre por fin candy y terry!!! cuidate.

  7. pon la conti por favor

  8. YO OPINO LO MISMO Q LAS DEMAS. LA CONTI PLEASE!!! GRASIAS X BRINDARNOS TAN BONITA HISTORIA, DE VERAS ERES MUY BUENA PARA ESTO DE LA ESCRITURA. “FELICIDADES”:) 🙂 YA ME ANDA DE Q CANDY Y TERRY SE ENCUENTREN Y DEN RIENDA SUELTA A SU AMOR. ELLOS MERECEN SER FELICES. PLEASE, NO TARDEZ NO SEAS MALITA. XOXOXO 😉

  9. Hay nooo!!:( ya quiero q se encuentren Candy y Terry. Q se le prenda el foco a la pecas, y valla y se plante en el departamento de Terry, hasta q el llegue. Q no espere mas. 😉 ya quiero accion entre esos dos. 😉 La conti. Please no tardes. 🙂

  10. la contiiiiiiiiii porfavorrrrrrrrrr

  11. ha pasado ya muchos dias espero que subas pronto el siguiente capitulo

  12. Hola Sakura!!!!de todo corazon espero que te encuentres muy muuuy bien, sabes? hace ya un tiempito que estoy esperando la continuacion o saber algo de tu parte y pues nada. espero que pronto que pronto pongas la conti porque tu historia es grandiosa y estoy ansiosa de saber qe pasara con Candy, Terry, albert y las otras dos chicas que vienen a poner todavia mas interesante la historia, porfa no nos hagas esperar tanto, te mando muchos saludos y mis mas sinceras felicitaciones por este maravilloso trabajo que haces como escritora.
    gracias!!!

  13. por favor avisenme cuando salga el capitulo 30 ya quiero q se reencuentren candy y terry

  14. me gusta tu historia solo q ya quiero saber pasa logra ver candy a terry

  15. es muy bello pero por favor si vas a dejar a candy con albert o sola me causarias un gran dolor es claro que teery va a tratar de olvidar a candy ahora introdujuste a un personaje femenio que estara muy cerca de terry y albert seguro de que candy no lo quiere tratara de olvidarla . segura

  16. Hola espero que pronto escribas el proximo capítulo, y porfavor ya que se encuentren…. que angustia me da el saber tan cerca y que no se puedan encontrar.. te felicito es muy buena tu historia..

  17. Q bella historia por favor ya sube el próximo capítulo no tardes mucho quiero saber q pasa con albert candy y terry

  18. ALGUIEN SABE QUE LE PASA A SAKURA, O TU SAKURA DINOS QUE PASA X QUE YA NO HAZ ACTUALIZADO TU HISTORIA QUE ES FANTASTICA, APARTE DE EXTRAORDINARIAMENTE BIEN NARRADA, PARECES PROFESIONAL,COMUNICATE CON NOSOTROS DINOS ALGO, NO NOS TENGAS ASI, TAN POQUITO TE IMPORTAMOS?

  19. HOLA TU HISTORIA ME GUSTA PERO VEO Q YA LLEVAS ALGO DE TIEMPO SIN ACTUALIZARLA ESPERO Q PRONTO SUBAS OTRO CAPITULO NO NOS TENGAS CON ESTE PENDIENTE SALUDOS

  20. HOLA
    SE ACUERDAN DE ESTA HISTORIA? ME GUSTARIA SABER SI YA NO VA A HABER CONTINUACION, ES BUENA PERO ES UNA LASTIMA QUE LA AUTORA SE HAYA DESAPARECIDO POR COMPLETO, CLARO ESPERO SE ENCUENTRE BIEN, CREO QUE DEBE DAR UNA EXPLICACION DE QUE TENGA MUCHO TIEMPO QUE NO SUBE CAPITULOS Y DE QUE VA A PASAR SI SIGUE O YA NO. ESPERO NOS PUEDA DAR UNA RESPUESTA
    SALUDOS

  21. tienes razon desde el anio pasado ke mo escribe

  22. Sakura. Espero que te encuentres bien y puedas deleitarnos con el prox capitulo porfa….ya fue mucho tiempo espero que pronto tengamos noticias tuyas….

  23. HOLA SAKURA!!!!SABES? ESTOY UN POCO PREOCUPADA POR TI XQ NO HEMOS SABIDO NADA NADITA DE TI Y YA HA SIDO BASTANTE TIEMPECITO. YO ESTOY ANSIOSA DE LEER EL PROXIMO CAPITULO, ESPERO QUE TE ENCUENTRES MUY BIEN Y QUE PRONTO COMO ANTES NOS PUEDAS COMPARTIR MAS DE TU MAGNIFICA HISTORIA, PORQUE EN VERDAD LA ESTAMOS ESPERANDO.
    SALUDOS Y BUENA VIBRA, ESTAREMOS ESPERANDO!!!!

  24. HOLA FELICIDADES POR ESTA MARAVILLOSA HISTORIA
    PERO PORFAVOR YA SUBE EL PROXIMO CAPITULO QUE ME TIENES EN SUSPENSO
    ¿O YE NO LA VAS A CONTINUAR? OJALA QUE SI POR ESTA LINDA
    PORFA SIGUE ESCRIBIENDO ASI Y NO TE TARDES MUCHO OK

  25. hola Sakura, me gusta mucho tu historia pero ya tenemos 3 meses 14 días que no sabemos nada de ti, ya no nos hagas esperar más, por favor, se que es mucho trabajo lo de la mudanza pero ya dedícanos un tiempecito. please. Saludos.

  26. Hola a Todas!

    No tengo cara para disculparme con ustedes por tanto retraso… mil cosas me han pasado que me han impedido seguir escribiéndoles esta historia, pero, espero ya muy pronto poder continuarla, la musa se fue y durante mucho tiempo, aunada a las muchas situaciones que me han robado gran parte de mi tiempo. La verdad, no quería darles una historia improvisada o mal pensada, sobretodo porque tengo muy en cuenta sus comentarios, y porque yo misma al irla escribiendo me voy imaginando las muchas sitaciones que podrían suceder. Me he decidido a seguir escribiéndola, por lo que les pido que me tengan un poquito más de paciencia para publicarles la continuación, NO LA VOY A DEJAR IMCOMPLETA! eso se los aseguro.

    Sakura Hayashi.

  27. bueno gracias por habernos dicho que si la continuarias y espero que no tardes demasiado porque la historia me encanto…. y espero demasiado el siguiente capitulo y mis felicitaciones por tan esplendida historia gracias

Leave a Reply

Your email address will not be published.